as.com Ver todos los blogs >

BOX27

Tu blog de formula1

Estás en BOX27, el blog de Carlos Miquel, enviado especial del diario AS a los Grandes Premios del Mundial de Fórmula 1.

Categorías

Calendario

julio 2010
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

« junio 2010 | Inicio

viernes, 30 julio 2010

Por Carlos Miquel

A la caza del “justiciero F-1”

Hola a todos. La pregunta en el paddock de Hungría se repetía una y otra vez: “¿Os ha llegado un mensaje de justiciero F-1?”. Eso fue el jueves, porque el viernes comenzó la caza y la investigación de colegas ingleses y franceses para saber quién era el autor de un texto que denuncia la hipocresía de la Fórmula 1 y de alguna prensa británica.

Se trata de un e-mail mandado a buena parte de la prensa internacional en el que se explican los últimos casos de órdenes de equipo sin investigar, se le da la razón a la sanción de la FIA y se denuncia el trato que sufrió el asturiano. Está en tres idiomas, español, italiano e inglés. Y el personaje, o personajes en cuestión, es un misterio, ya ha tenido un diálogo con uno de los periodistas británicos que le ha pedido por Tweeter que dé la cara. Incluso, como el teléfono estropeado, nos llegaron a preguntar si ese personaje anónimo era un periodista español. Increíble y alucinante y, a la luz de la lectura de algunos párrafos,  algo que parece incierto.

Massa barrichello blog

Por su interés, os ofrezco el mensaje de este ‘Zorro’ de Internet que ha conmocionado a muchos de nuestros colegas internacionales:

“Os hago llegar este mail para daros a conocer la opinión de la que podría ser la voz de España en relación a la actitud de la prensa inglesa hacía la Scuderia Ferrari y especialmente, hacia Fernando Alonso por lo sucedido en el pasado Gran Premio de Alemania de Fórmula 1. Indigna mucho el ver cómo una orden de equipo ha repercutido hacia todos. Cierto es que las órdenes de equipo se prohibieron después de los hechos acontecidos en 2002 con Michael Schumacher y Rubens Barrichello, pero a pesar de ello, hemos seguido viendo órdenes de equipo y hemos podido comprobar cómo a través de los años se han ido “actualizando” las formas de dar esas órdenes.

En primer lugar, decir que estamos de acuerdo con la sanción impuesta a la Scuderia Ferrari y que 100.000$ es más que correcto. La Scuderia Ferrari puede que no tuviera tacto a la hora de realizar su orden de dejar pasar a Fernando, pero no por ello las demás escuderías de la Fórmula Uno no han realizado lo mismo, porque parece curioso, que en un deporte donde existe la máxima tecnología nos encontramos con errores de cálculo en el depósito de gasolina de los monoplazas y los pilotos, misteriosamente, se ven obligados a bajar su rendimiento cuando tienen a su compañero de equipo detrás, y de cómo milagrosamente, se consigue la gasolina necesaria. Teniendo en cuenta el consumo medio de los circuitos es de 4 litros/vuelta añadiendo el necesario para la vuelta de reconocimiento y la vuelta a boxes, puede haber siempre, en las escuderías que luchan por el mundial, unos “errores de cálculo” que afectan siempre a los mismos. Ya pudimos ver cómo en Turquía a Lewis Hamilton le dijeron que ahorrara combustible a pesar del miedo del inglés a que Button le adelantara, y que cuando sucediera aquello, a Button le dijeran lo mismo. ¿Acaso Lewis consiguió milagrosamente la gasolina necesaria en tan poco tiempo? Sinceramente, no lo creo. Y nombro ésta orden de equipo por no nombrar muchas otras, como pudo ser con Webber y Vettel también en Turquía, Button en Alemania, y si nos vamos un poco más lejos: Brasil 2008 con Kimi Räikkönen, Brasil 2007 con Felipe Massa, etc.

A continuación os dejo como dato las decaraciones entre Lewis Hamilton y su equipo en el GP de Turquía:

·        MCLAREN: lewis we need you to save fuel both cars are doing the same

·        LEWIS: jenson is closing in on me you guys

·        MCLAREN: understood lewis

·        LEWIS: if i back off, is jenson gonna pass me or not?

·        MCLAREN: no lewis, no

·        Después de que Button adelantara a Lewis y que él se lo devolviera:

·        MCLAREN: Jenson we need you to save fuel, fuel is quite critical

Hamilton blog

En cuanto a la actitud mostrada por la prensa inglesa, debo decir que la poca imparcialidad que muestran cada vez es mayor. Una ventaja de internet es el acceso a la información y poder comprobar como unas declaraciones se  contradicen entre una carrera y otra, de cómo se habla de igualdad en Red Bull y que Mark Webber diga públicamente que es el piloto número 2, o sin ir más lejos, de ver cómo a Fernando Alonso se le ha atacado por todos lados en Alemania por una orden que realizó el equipo, y en cambio ver como a Lewis Hamilton no le dijeron gran cosa en relación a su incidente con el Safety-Car en Valencia, tan solo una pregunta y además respondió “que no se acordaba que sucediera”.

MARK WEBBER: “Not bad for the number two driver”

¿Cómo es posible que un periódico inglés llame tramposo a Fernando Alonso cuando entre ellos tienen al piloto que puede tener el mejor palmarés en su poco tiempo en pista, pero también el mayor número de infracciones? Ya se ha convertido en rutina preguntarnos en cada Gran Premio ¿qué ilegalidad cometerá Hamilton? O ¿qué sanción se inventará la FIA? Aunque desde hace ya mucho tiempo la frase “es la última vez que se hace esto” es casi tan común como la de “save fuel” en esta temporada. Con las órdenes de equipo, bien es cierto que Ferrari fue muy clara, pero ¿acaso no se acuerda la prensa inglesa de Hockenheim 2008 cuando Heikki Kovalainen dejó pasar a su compañero Lewis Hamilton en la misma curva que Fernando adelantó a Felipe? Y de ver cómo el finlandés defendió a su escudería diciendo que fue idea suya y ver al día siguiente su renovación por un año. ¿No resulta extraño ver como en la última carrera de los mundiales 2007 y 2008 el rendimiento del Ferrari que iba en primera posición bajaba considerablemente al finalizar su primera parada en boxes de tal manera que el otro Ferrari conseguía adelantarlo? Podría pasarme día y noche mostrándoles motivos por los cuales existen y seguirán existiendo las órdenes de equipo, porque, aunque no lo parezca, más vale obedecer a tu escudería y que no ocurra nada a que acabe el casillero a 0 como con Sebastian Vettel en Turquía cuando le dijeron a Webber, si, la famosa frase de “save fuel”. ¿Por qué si la FIA investiga las órdenes de equipo y los accidentes no investigan el “save fuel” de cada carrera? Porque en mi opinión, ellos deben tener acceso a cualquier tema relacionado con el monoplaza.

Desde aquí quiero dejar claro que no estoy en contra de McLaren, Red Bull o Ferrari, ni mucho menos en contra de pilotos como Lewis Hamilton o Sebastian Vettel, de lo que sí me encuentro en contra es de la actitud que ha mostrado, y desgraciadamente seguirá mostrando la prensa inglesa hacia los pilotos españoles, y tener que ver como el piloto de MI país se debe defender solo, y de cómo la gente es muy valiente fuera de las cámaras, pero no detrás de un bolígrafo o en la televisión.

Este último mensaje va dirigido única y exclusivamente hacia la prensa inglesa. Si de verdad pensáis que Fernando es un campeón sucio, si de verdad pensáis que la Fórmula uno es un Fraud-ula Uno, ¿por qué defendéis a capa y espada a un piloto que de cada carrera buena hace 3 o 4 maniobras fuera de la legalidad? ¿Por qué no atacáis a la FIA de la misma forma que atacáis a Fernando Alonso? Parece que sois como los matones del colegio, que buscáis al más débil, y en este caso es la prensa española, que en vez de mojarse por su piloto solo copia las declaraciones que ponéis vosotros insultando a nuestro piloto y añaden al final un “es una falta de respeto” y no muestra defensa alguna.

Espero y deseo que alguno de vosotros haya leído esta humilde opinión y si es posible, conocer también la vuestra, y aunque parezca imposible, quisiera comprobar que haya más paz en la Fórmula Uno de la que debería haber, porque puede que este deporte esté más amañado, pero algunos seguimos teniendo fe en que todo vuelva a ser como era antes. Pedimos también que haya una igualdad a la hora de entrevistar y tratar a los pilotos y escuderías de la Fórmula Uno".

 Atte. MiniDrivers & Spy Paddock

Archivado en

miércoles, 28 julio 2010

Por Carlos Miquel

¿Quién es el mánager de Felipe Massa?

Massatodt

Hola a todos. Durante la carrera de Hockenheim no se produjo ningún mensaje de la dirección de carrera sobre una investigación del incidente entre los coches siete y ocho. Por eso, llegué a pensar que no se produciría una investigación, igual que no la hubo en Turquía con Red Bull, a pesar de los intentos de la prensa inglesa. Entonces, como ahora, disfrazan de amor al deporte sus intereses partidistas, en busca de una exclusión que beneficie a sus estandartes, McLaren y Lewis Hamilton. Tampoco nadie hizo entonces nada contra McLaren, que ordenó la posición de sus pilotos después de un conato de rebeldía de Button.



¿Llamó alguien para que investigaran a la escudería italiana? Creo que el detonante, al margen de la insistencia del realizador de televisión en demostrar gráficamente con un cuentarevoluciones que Massa había dejado de acelerar, fueron las palabras finales de Rob Smedley, el ingeniero de pista de Felipe: “Gracias, Felipe, has sido magnánimo”. Y hubo un curioso receso mayor del habitual entre el unilateral de televisión y la rueda de prensa. Si había una investigación en curso, las declaraciones de los protagonistas también iban a ser útiles para los comisarios. ¿Qué ha cambiado de Turquía a Alemania? Al margen de la torpeza de Smedley y la actitud de Massa, da la casualidad, la increíble casualidad, que el mánager del brasileño es Nicolas Todt, el hijo del presidente de la FIA. A la escudería de Maranello le sancionaron por indicios, demasiado grotescos y mal gestionados, pero sólo indicios. Nadie le dijo al brasileño: “Tienes que dejarte pasar”. El torpe de Smedley se acercó con lo de “confirma que has entendido el mensaje”. Pero nada más.



Con la sanción, la FIA recupera el mando frente a una Ferrari que estaba presionando muy fuerte después de los expolios de Silverstone y Valencia. Aunque no habrá nada que afecte al resultado en el apartado de los pilotos, y menos la víspera de la carrera de Monza. El Consejo Mundial será el diez de septiembre. Con esta sanción el mánager Todt protege a su pupilo, que aparece ante el mundo como una víctima, pese a ser más lento, entre dos y tres décimas por vuelta en su mejor día, que Alonso. No tiró lo suficiente en carrera y Vettel comenzó a ser una amenaza para los coches rojos. Jean habría hecho lo mismo que Domenicali, pero lo hubiera hecho en boxes. O con una parada extra Made in Ross, pero significaba perder el doblete o, simplemente, tardando un segundo y medio más en la primera detención. No nos hubiéramos enterado. Además, el cable al brasileño que apadrina su hijo es importante, porque, en caso de volver a necesitar dar órdenes, necesitarán ser mucho más sibilinos.



Mucho se ha hablado de la rueda de prensa, muy bien contada por Jaime Rodríguez (El Mundo) o Jacobo Vega (Grand Prix). Gracias a ambos. Fue una vergüenza para el periodismo. El micrófono volaba de británico a británico y los insultos a Alonso subían cada vez más de tono: “¿Está a la altura este triunfo de Singapur 2008?” “En 2006 dijo que la F-1 no era nunca más un deporte. ¿Es esto deporte?” La FIA alargaba una rueda de prensa eterna, en la que un agitador británico  traspasó los límites del respeto: “¿Qué tiene que decir a los que sostienen que esta ha sido una victoria sucia y usted sería por tanto un sucio campeón?”. “Usted no ha sido capaz de ganar en pista, se lo ha regalado su equipo”. Cuanto menos les daba la razón Alonso más subían de tono. Querían que se picara, estallara y dijera: “Sí me he beneficiado de las órdenes de equipo, ¿y qué?”. Vettel le decía: “Vaya la que te está cayendo”. Pero él sonreía, se estiraba el mono, sus patrocinadores, el escudo y le decía: “Tranquilo, tranquilo”. La prensa italiana estaba acobardada, sin preguntar… Y yo intervine porque odio los linchamientos públicos. Que pregunten a Domenicali sobre las órdenes si quieren… Algunos me criticaron por no sumarme al linchamiento y me miraron con odio cuando fui a felicitar al justísimo ganador de Hockenheim.



Me da igual lo que piensen, cuando Kovalainen se dejó pasar de manera descarada por Hamilton ante un consejo parecido (“Lewis va más rápido que tú”) en 2008, recuerdo que dije lo mismo en la radio, que Heikki, que no luchaba por el título, debía dejarse pasar. Aunque critiqué la forma, demasiado descarada y que podía costarles una investigación. En el doble rasero habitual, no la hubo. En aquella rueda de prensa nadie le dijo a Lewis que podía ser un sucio campeón. A mí ni siquiera se me ocurriría. Son deportistas, grandes deportistas, y se merecen todos un respeto. Con Ferrari y Fernando Alonso se han juntado los dos grandes enemigos de los ultras de la prensa británica (también hay algunos majos no quiero generalizar) y también del lobby inglés. Si gana Webber les hace gracia, pero si el asturiano vuelve a ganar se acongojan.



A la estrella española le repudiaron en 2007 por colaborar con la FIA en la denuncia de un caso de espionaje. Eran estos mismos defensores de la pureza en el deporte los que le crucificaron porque se rebeló contra Ron Dennis. Aquel año el mejor piloto de los dos de McLaren fue sometido a su escudería para que ganara el inglés, y anularon así a su número uno, el mejor y más completo piloto del equipo. Las órdenes de equipo sólo son bastardas cuando dos hombres luchan de tú a tú por el título.  Y, especialmente, si se decantan por el piloto más lento. Por eso, por su apuesta equivocada, lo perdieron todo aquel año. Y, si Ferrari mantiene la calma y sigue la remontada que empezó en Hockenheim, también podrían perderlo todo en este.



PD: La última es el desahogo de Whitmarsh para criticar a Ferrari, y también de Horner, ambos dando constantemente órdenes de equipo (“Ahora gasolina”). El primero paró el domingo a sus pilotos y el segundo le pidió a Webber que se mantuviera a cinco segundos de Button. D e esa forma Vettel tenía un colchón por si debía hacer una parada extra.  Pero sus quejas forman parte de la terrible guerra de este año por el título. Intentan sacar ventaja de la única debilidad que vieron el domingo en las filas rojas.

Archivado en Deportes

jueves, 15 julio 2010

Por Carlos Miquel

Unidos bajo una misma bandera

Alonsorosaalguer 

 

Después de un terrible domingo en Silverstone, con Alonso 14º y Alguersuari y De la Rosa fuera de carrera, a las siete y media de la tarde la familia española de la F-1 se juntó en el motorhome de Ferrari para ver jugar la final de la Selección de fútbol contra Holanda. Allí estaba un Alonso recuperado ya de su enfado después de la carrera. También Carlos Sainz, su hijo Carletes, Andy Soucek, Maxi Cortés (que entrena al hijo del bicampeón de rallys) y Jaime Alguersuari padre. Su hijo se fue a la fiesta de cumpleaños de Christian Horner, y vio allí el partido. Pedro de la Rosa vio la prórroga en casa después de marcharse pitando a su casa a las siete de la tarde. El caso es que, para mí, fue mágico ver a catalanes, valencianos, manchegos, madrileños, gallegos… Todos unidos bajo una misma bandera. Cuando viajas fuera de casa a seguir a tus deportistas, es difícil no sentir como propios sus éxitos o hincar la rodilla con sus dificultades. Este año, por ejemplo, he tenido cuatro alegrías, la victoria de Fernando en Bahrain, y su segundo de Barcelona unido al punto de Jaime Alguersuari ante su público. En la última vuelta. Fue un subidón. También di un respingo con el noveno puesto en la parrilla de Silverstone de Pedro de la Rosa. Después, puedo tener simpatía a la cruzada de Mark Webber por un título mundial que ya han determinado desde su equipo que no es para él. O por el talento no suficientemente reconocido de Kubica, la simpatía de Button o Barrichello… Pero al final, los pilotos con los que hablas cada día de gran premio, a los que les ves sufrir (uno con un Mundial que empieza a estar cuesta arriba, otro con su mal fario crónico y el tercero, con las calificaciones) y también alegrarse (los podios de Fernando, Pedro por delante de Kamui en calificación, Jaime adelantando a Hulkenberg por fuera…) son los que más te llegan. Son nuestra ‘Roja’ de las carreras. Igual le pasa a la prensa británica, a la francesa (con Renault), a la brasileña (que protege a Massa de las polémicas), a la italiana (que se muere por Ferrari)… La antigua competición de naciones se da fuera de la pista y los periodistas juegan también su papel.   

 

 

Cuando España perdió con Suiza, hubo muchos cortoplacistas que comenzaron a criticar su juego por un gol de rebote. No quiere decir que no se pueda criticar (hay que contarlo todo, lo bueno y lo malo), pero yo estaba más con los que detectaron los nervios con los que jugaron ante Honduras o Chile, que con los arribistas del resultado. El ejemplo de la Copa del Mundo me hace creer en que las cosas pueden cambiar. Veo a Jaime y a De la Rosa en los puntos, y el título, aunque muy difícil, aún es posible para Alonso. Vi a Fernando con la moral que le da la experiencia. En Monza 2006 pensó que el Mundial se le esfumaba después de recibir la sanción más absurda de su vida. Le retrasaron en la parrilla por molestar la vuelta de Massa, pero iba más de 200 metros delante de él. Al día siguiente entró en Monza con el pulgar hacia abajo, y pensó que aquel título mundial no iban a dejárselo ganar: “Nunca más diré que la F-1 es un deporte”. Lo venció. En Hungría 2007 la FIA se inventó una sanción que no estaba en ningún artículo del reglamento, la de la obstrucción de Alonso a Hamilton en boxes. Le quitaron la pole y le retrasaron cinco puestos en la parrilla. Parecía imposible ganar ese título. Y más aún después de quedarse en Japón 2007 (tras un terrible accidente), a doce puntos de Hamilton. Sólo quedaban dos carreras y veinte en juego. Al final empataron y sólo le faltó uno para ser campeón. El campeón Kimi venía a 17 por detrás.


En este momento Alonso está a 47 puntos del líder Hamilton, que se está mostrando más sólido que nunca, pero eso equivale a 18 puntos con el sistema antiguo. Quedan nueve carreras y, aunque hay cuatro pilotos delante, todo es posible. Eso sí, todo pasa por lograr al menos una victoria en las dos carreras que quedan antes del parón y no bajarse del podio. Habrá que olvidar, aunque no demasiado, que un coche de seguridad mal sacado le impidió terminar segundo a Alonso en Valencia (o quinto si no falla el muro rojo). O que a Hamilton no le costó nada adelantar a un Safety. En 2006 en GP2 sí le impusieron bandera negra por ello. En el trazado español no sacaron un safety con botellas en pista, justo cuando debía el inglés cumplir su sanción. Si lo llegan a hacer, habría perdido diez puestos. Con Alonso sí lo sacaron por las piezas desprendidas y, en lugar de una posición, perdió doce. Pero no conviene centrarse en los árbitros, esto es algo que resta energía y descentra. Ahora, como ha dicho Montezemolo, sólo hay que pensar en ser mejores que el resto. Como en aquel hermoso y recordado Mundial de 2006. O como ha hecho la Selección en el verano inolvidable de Sudáfrica.  

Archivado en Deportes

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00