27 abril, 2017 | 07:00

Paula Radcliffe: ¿es batible su récord mundial de maratón?

El récord mundial de RADCLIFFE  RÉCORD EN LONDRES 2003 Paula Radcliffe en maratón está en 2h 15:25 desde la edición de Londres 2003 (en la imagen). Marca estratosférica. La diferencia con la segunda atleta de la historia era de tres minutos y doce segundos… hasta el pasado domingo: la escudera de la británica era la keniana Mary Jepkosgei Keitany, con 2h 18:37, registro conseguido también en la capital de Gran Bretaña en 2012. El récord de Paula se consideraba imbatible.

Lo que sucedió hace unos días, de nuevo en Londres, ha cambiado las perspectivas. De nuevo Londres, digo, y de nuevo Mary Jepkosgei Keitany. Ganó la carrera con 2h 17:01, la segunda mejor marca de la historia, a un minuto y 36 segundos de la plusmarca. Es bastante, pero mucho menos que antes.

Además, esta es la mejor marca en una carrera exclusivamente femenina, porque el récord de Radcliffe se hizo en una carrera mixta. Desde hace un tiempo sólo se admiten récords de mujeres en carreras en las que compitan ellas solas. En las grandes maratones hombres y mujeres salen separadamente. Incluso se barajó la posibilidad, en su día, de anular el récord de Paula, pero se descartó casi de inmediato porque era un desbarajuste jurídico: las leyes no pueden tener carácter retroactivo. La mejor marca anterior para mujeres solas la tenía la keniana Catherine Ndereba, con 2h 19:26 en Chicago 2002.

Pero en Londres no sólo corrió como los ángeles Keitany, sino la etíope Tirunesh Dibaba, que también bajó de 2h 18:00, algo que sólo había hecho anteriormente la británica: fue segunda con 2h 17:56. Keitany suma tres carreras por debajo de 2h 20:00, las mismas que Ndereba, y una menos que Paula Radcliffe.

¿Es batible el récord mundial del maratón femenino? Antes tenía mis dudas, pero actualmente creo que sí, que en un buen circuito, con excelentes atletas, con condiciones meteorológicas adecuadas, se puede superar. Y el mejor circuito femenino, según las estadísticas, es precisamente Londres. Seis de las ocho mejores marcas de la historia se han hecho allí: la primera (2h 15:25, Radcliffe, 2003), la segunda (2h 17:01, Keitany, 2017), la cuarta (2h 17:42, Radcliffe, 2005), la quinta (2h 17:56, Dibaba, 2017), la sexta (2h 18:37, Keitany, en 2012 y la octava (2h 18:56, Radcliffe, 2002). Nada menos.

De las 29 carreras que se han disputado por diversas atletas en la historia por debajo de 2h 20:00, diez se disputaron en Londres, seis en Berlín, cuatro en Chicago y en Dubai y una en Rotterdam, Pekín, Tokio, Seúl y Xiamen.

En la carrera del pasado domingo Keitany fue camino del récord claramente en la primera parte de la carrera: pasó la media maratón en 1h 06:54, mientras que Radcliffe hizo un parcial de 1h 08:02 el día de su plusmarca, pero pinchó posteriormente. Parece que Mary midió mal sus fuerzas y fue demasiado optimista. Quizá con una primera mitad más prudente el récord hubiera estado aún más cerca.

Keitany obtuvo su mejor resultado internacional en la alta competición en los Juegos de Londres 2012, en los que fue cuarta con 2h 23:56. En media maratón fue segunda en el Mundial de Udine 2007 y campeona en Birmingham 2009.

Progresión de Keitany

2010: 2h 29:01, Nueva York

  1. 2h 19:19, Londres

2012: 2h 18:37, Londres

2013: Estuvo embarazada

2014: 2h 25:07, Nueva York

2015: 2h 23:40, Londres

2016: 2h 24:26, Nueva York

2017: 2h 17:01, Londres

19 abril, 2017 | 13:31

Maratón: Kathy Switzer y otras pioneras femeninas

Kathy-Switzer-Boston-Maraton-1967Kathy Switzer compitió el pasado lunes en la Maratón de Boston 50 años después de que lo hiciese por primera vez, en una carrera que tenía absolutamente prohibida la presencia femenina. Ya he contado la historia en Carros de Fuego alguna vez: en 1967 se inscribió con sus iniciales, para no ser identificada como mujer, el organizador trató de expulsarla de la prueba, la protegió su novio, un fornido jugador de fútbol americano, y consiguió terminar. Una pionera en la carrera anual más antigua del mundo. Pero hubo otras pioneras, muchas más, algunas de ellas en años bastante más remotos. Quiero recordar aquí a algunas de ellas, a riesgo de olvidarme alguna, porque la lista podría ser larguísima si en vez de un post esto fuera un libro.

Vamos con ello, cronológicamente.

 

Violet Piercy (Gran Bretaña): Primera mujer que la IAAF reconoce como plusmarquista mundial. El 30 de octubre de 1926 corrió entre Windsor y Chiswick en un tiempo de 3h 40:22.

Elisabeth Bonner (Estados Unidos): Primera en bajar de las tres horas. Lo consiguió en Nueva York (en carrera celebrada en un circuito de Central Park, sin salir al exterior del parque) con un tiempo de 2h 55:22. Fue el 19 de septiembre de 1971. La segunda atleta, la estadounidense Nina Kusczik, también rompió esa barrera: 2h 56:04.

Chantal Langlace (Francia): Hizo un tiempo de 2h 35:14.4 en el Campeonato de España celebrado el 1 de mayo de 1977 en Oyarzun. Fue décimo cuarta en una carrera mixta en la que se proclamó campeón de España Santiago Manguán con 2h 21:33.

Lourdes Gabarain (España): Primera plusmarquista española reconocida por la RFEA. Hizo un tiempo de 4h 51:32 en Burdeos, el 16 de octubre de 1977.

Grete Waitz (Noruega): Rompió la barrera de las dos horas y media, con 2h 27:32.6, en Nueva York el 21 de octubre de 1979. Grete, ya fallecida, venció múltiples veces en la carrera neoyorquina.

Rosa Talavera (España): Primera española en bajar de las tres horas. Lo consiguió el 20 de julio de 1980 en Oyarzun, con 2h 59:30.

Iciar Martínez (España): La mujer que impulsó en gran medida la prueba de maratón en España. Una innovadora. Hizo tres récords de España: 2h 49:02 en Nueva York el 15 de marzo de 1981; 2h 43.32 en San Francisco el 6 de junio de 1982, y 2h 42:36, de nuevo en Nueva York, el 24 de octubre de 1982.

Rosa Talavera (España): De nuevo. Primera campeona de España según los datos de la RFEA. Ganó en Oyarzun el 12 de julio de 1981 con 2h 58:32.

Rosa Mota (Portugal): Venció en el debut de la maratón en una gran competición internacional: los Europeos de Atenas 1982. Rosa lo consiguió el 12 de agosto, con 2h 36:04. Fue un momento histórico, un hito en la equiparación del atletismo femenino con el masculino.

Grete Waitz (Noruega): De nuevo la atleta nórdica. Fue la primera campeona mundial de la historia, al vencer en Helsinki el 7 de agosto de 1983 con un registro de 2h 28:09. Y en un estadio mítico.

Joan Benoit (Estados Unidos): Ganadora de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984, primera edición en la que se disputaron los 42.195 metros. Venció con 2h 24:52. La carrera fue impresionante, porque segunda fue la noruega Grete Waitz (2h 26:18), que había ganado los siete maratones disputados anteriormente; el bronce se lo llevó la portuguesa Rosa Mota (2h 26:57) y la cuarta plaza fue para la noruega Ingrid Kristiansen (2h 27:34). Cuatro de las mejores maratonianas de la historia. Corrieron 50 atletas de 28 países. Un momento clave en el deporte femenino.

Mónica Pont (España): Rompió por primera vez para una española el tope de las dos horas y media. Lo consiguió en Boston, el 18 de abril de 1994, en una carrera en la que fue sexta. La prueba tiene un desnivel de 139 metros, lo que la inhabilita para récords.

Ana Isabel Alonso (España): Plusmarquista actual con un tiempo de 2h 26:51, conseguido en la Maratón de San Sebastián el 15 de octubre de 1995.

Tegla Loroupe (Kenia): Primera africana en batir el récord mundial. Lo alcanzó en Rotterdam el 19 de abril de 1998. Tenía 24 hermanos, porque sus padres pertenecían a la etnia Pokots, que admite la poligamia, y su progenitor tenía cuatro esposas.

Naoko Takahashi (Japón): Bajó de las dos horas y 20 minutos por primera vez el 30 de septiembre de 2001, en Berlín, donde hizo un tiempo de 2h 19:46. Esa barrera sigue siendo hoy en gran medida la que marca la entrada en la superélite.

Paula Radcliffe (Gran Bretaña): Plusmarquista actual y mujer que exploró nuevos horizontes en la maratón, con una marca de 2h 15:25 hecha en Londres el 13 de abril de 2003, lo que la coloca a distancia abismal de todas las demás especialistas mundiales. Nunca consiguió su sueño de ser oro olímpico.

Pioneras. Mujeres luchadoras y valientes que engrandecieron el atletismo.

16 abril, 2017 | 13:22

Maratón de Boston: gloria y tragedia

BOSTON  Maratón 2013 AtentadosEste lunes se celebra la Maratón de Boston, que, para su desgracia, es conocida entre los poco aficionados por el horrible atentado que sufrió hace cuatro años. Pero Boston es mucho más que eso. Mañana estará dotada con 830.500 dólares en total, de los que los ganadores masculino y femenino se llevarán 150.000 cada uno. También hay 50.000 dólares si se hace la mejor marca mundial de la historia, aunque los récords no son homologados en Boston porque se corre con una diferencia de altitud de 139 metros entre la salida y la meta. También se otorgan 25.000 euros por batir el récord de la prueba.

Aquí tenéis una aproximación a una carrera impresionante. 

Una maratón clásica sacudida por el horror, persecución de los asesinos, más muertes, un juicio al terrorista sobreviviente, que es declarado culpable de todos los cargos, pena de muerte. Y en eso aparece una religiosa católica, para ayudar a un asesino musulmán. Una religiosa que escribió un libro de éxito, obra que dio origen a una película dura y maravillosa, o maravillosamente dura. Una historia del deporte, de la condición humana, de la maratón, de la intransigencia religiosa, de atletismo, de la lucha por seguir adelante…  

La monja: Hellen Prejean, de las Hermanas de San José de la Medalla. De religión católica. Tiene 78 años y está considerada como una de las más importantes activistas por la derogación de la pena de muerte. Ha sido consejera espiritual de varios condenados a ser ejecutados. Fundó una asociación llamada Sobrevive, destinada a ayudar a víctimas de delitos violentos. Su libro Dead Man Walking (Hombre Muerto Caminando) dio origen a la película Pena de Muerte. Hellen Prejean asiste espiritualmente a Dzhokhar Tsarnaev. 

El terrorista vivo: Dzhokhar Tsarnaev, nacido hace 23 años en Kirguistán, de padre checheno y de madre ávara, una comunidad caucásica. Musulmán, cuya fe ha derivado paulatinamente hacia posiciones integristas y violentas. Sus progenitores pidieron asilo político en Estados Unidos. Les fue concedido y reagruparon a su familia. Causó una masacre en la Maratón de Boston y posteriormente fue detenido por la policía.

La Maratón: La prueba de Boston se celebra un lunes de abril, desde 1897, en el Día del Patriota. Nació a imagen y semejanza de la carrera olímpica de Atenas 1896. En 2013, dos bombas caseras colocadas en las cercanías de la línea de meta causaron la muerte de tres personas y heridas a 282, algunas con gravísimas amputaciones. El cerebro de la operación fue Tarmerlán Tsarnaev.

El terrorista muerto: Tarmerlán Tsarnaev, que tenía 27 años cuando ideó y ejecutó el atentado en Boston. Hermano mayor de Dzhokhar, sobre el que tenía una gran influencia psicológica, y al que condujo hacia el integrismo más agresivo. Tras el atentado huyó junto a su hermano, mató a un agente de seguridad y posteriormente fue abatido por la policía. Dzhokhar fue juzgado en la misma ciudad en la que cometió el atentado.

El juez: George A. O’Toole preside el Tribunal Federal de Boston. Dzhokhar fue declarado culpable de 30 cargos y condenado a la pena de muerte, vigente en el Estado de Massachusetts. El alegato de la fiscal fue contundente y demoledor.

Nadine Pellegrini: La fiscal. Calificó al acusado de “la peor pesadilla para Estados Unidos”, le definió como “imperturbable y sin remordimientos” y se preguntó: “¿Por qué la pena de muerte es apropiada para él?”, para responderse: “Porque tramó un complot para matar. Consideraba a la gente que estaba allí como sus enemigos. Creía en el terrorismo”. Reforzó su alegato con un vídeo amateur en el que se veía a gente derribada en el suelo con sangre alrededor y se podía escuchar el llanto desesperado de algunos niños. Hubo tres muertos y 282 heridos, bastantes de ellos con graves amputaciones.

Krystle M. Campbell: Gerente de un restaurante, de 29 años. Fallecida.

Lü Lingzi: Una mujer china de 23 años, estudiante en la Universidad de Boston. Fallecida.

Martin Richard: Un niño de ocho años. Fallecido. Como las anteriores víctimas mortales, estaba en la grada viendo llegar a los corredores. Su madre y su hermana de seis años sufrieron heridas.

Judy Clarke: La abogada defensora. Experta en juicios en los que se solicita la pena de muerte. Ante las claras evidencias de que su defendido era culpable, orientó su estrategia a librarle de la pena capital. Para ello argumentó que era dependiente psicológicamente de su hermano Tarmerlán, el fallecido.

De nuevo la monja: Ante el fracaso de su línea de defensa, Judy Clarke optó por tocar el corazón del Jurado y este lunes hizo declarar en el juicio a Hellen Prejean, que ha visitado al terrorista varias veces en la cárcel y que aseguró que Dzhokhar Tsarnaev “lamenta verdaderamente lo que hizo”. Una historia que se repite, porque la religiosa también defendió en 1980 a Robert Lee Willie, que, junto a su amigo Jesse Vaccaro violó a una joven de 18 años y posteriormente raptó a una pareja, violó a la chica de 16 y disparó al chico, que quedó paralítico. La religiosa también se relacionó con Patrick Sonnier, condenado a muerte en 1982 por el asesinato de dos adolescentes. No consiguió salvarle de la pena capital. Contó sus experiencias en el libro que fue inspiración de la película que en España se estrenó con el nombre de Pena de Muerte.

Tim Robbins: Director, guionista y productor de la película, estrenada en 1995. Un clásico del cine carcelario y jurídico, ganadora del Oso de Plata en Berlín, que también premió a Sean Penn, el actor que encarnó al asesino, y nominada a cuatro Oscars, de los que ganó uno.

Susan Sarandon: La mujer que dio vida a Hellen Prejean en Pena de Muerte. Hizo una interpretación fantástica que le valió el Oscar a la mejor actriz principal.

Otra vez la Maratón: Boston es una carrera clásica, la más antigua de celebración anual y una de las más prestigiosas de cuantas se celebran en el mundo, junto a Nueva York, París, Londres o Berlín. En 2014, doce meses después del atentado, corrieron miles de personas más que el año del atentado, desafiando al miedo en una ciudad blindada. Llegaron a la meta algunos heridos por las bombas de 2013, aclamados como héroes por el público. Fue una fiesta deportiva, un ejemplo de cómo se puede combatir el terror. Y la prueba continúa, impulsada por auténticos héroes.

Rebekah Gregory: Resultó herida aquel 15 de abril de 2013. Se ha sometido a 35 intervenciones quirúrgicas y ha perdido la pierna izquierda. Utiliza una prótesis a la que llama Felicia y permite a su hijo Noah, que también fue herido, que juegue con esa pierna artificial algunas veces. Felicia tiene las uñas pintadas de azul, haciendo juego con las del pie derecho, y con ella corrió Rebekah los últimos tres kilómetros y medio de la maratón bostoniana. Aunque a un precio terrible, esa heroína ha derrotado al terrorismo.

13 abril, 2017 | 12:02

Martín Fiz, la leyenda de un maratoniano

ANTONFIZas.com ha puesto en marcha una serie de informaciones que tratan de ponernos al día sobre qué ha sido de deportistas que fueron estrellas en su momento, ya retiradas de la primera línea. Ha iniciado la serie mi compañero y amigo Enrique Ojeda con Maisa Lloret y Ernesto Pérez Lobo, gimnasta diez y judoca con medalla olímpica, respectivamente. Y me corresponde tomar el relevo con Martín Fiz, cuyos éxitos conoceréis de sobra y cuya información saldrá de inmediato.

De Martín guardo muchos recuerdos, pero sólo voy a destacar cuatro. Por orden cronológico.

Primero. Su victoria en aquella apoteosis de los Europeos de Helsinki 1994, en los que ganó el oro por delante de Diego García y de Alberto Juzdado. Diego, antiguo pescador, falleció años después mientras rodaba tranquilamente, ya retirado. Una tragedia. Alberto había sido ilustrador de Niños Jesús y luego fue contratado por Paco Perela, fundador de Mapoma, como sabéis, en su empresa de embutidos. Tanto Martín como Alberto portaron a hombros, entre otros, el féretro de su rival y amigo. 

Segundo recuerdo, un año después. En los Mundiales de Gotemburgo 1995, Fiz y el mexicano Dionicio Cerón iban en cabeza a pocos kilómetros de la meta y el centroamericano dio un tirón brusco y se marchó hacia la meta. El alavés, en lugar de responder al ataque, que es lo que todos pensábamos que iba a hacer, se mantuvo tranquilo. Miró su pulsómetro y, según aclaró después, estaba seguro de que su oponente iba muy por encima de sus posibilidades. Tenía razón. Dionicio (no Dionisio) pinchó espectacularmente y Martín le adelantó como un ave a un tren de mercancías. Y venció.

Tercer recuerdo. Atlanta 1996. Cuarto puesto. El mejor conseguido jamás en los Juegos Olímpicos por un maratoniano español, aunque para él fue una decepción. Pudo ser mejor, pero el responsable de la especialidad (no quiero decir el nombre) le equivocó al señalar a un coreano como “el malo” cuando resulta que el coreano se que se había distanciado era el bueno. Y le quitó la medalla a Martín Fiz. 

No se me olvidarán las lágrimas de Martín en el estadio de la capital de Georgia. Y jamás se me borrará de la memoria su frase lapidaria poco después, en la zona mixta de prensa: “He perdido un tren que sólo pasa cada cuatro años”. Lo perdió, cierto.

Cuarto recuerdo. Atenas 1997. Mundiales sobre el circuito clásico de la maratón, ese que se supone que recorrió Feidípides (o Filípides) con motivo de la batalla en la que Milciades derrotó a los persas en aquellas guerras intermitentes e interminables entre el imperio asiático y los griegos, fueran atenienses o espartanos o una suma de éstos y de otros.

Carrera tremenda, bajo condiciones infernales, con temperaturas inhumanas. Se quedaron en cabeza Martín Fiz y Abel Antón, codo con codo, pero siempre con el vitoriano tirando. Se distanciaron de todos los demás de forma clara. Martín era consciente de su menor velocidad terminal, de forma que tentaba a Abel: “Dame relevos”. Y Antón le dijo que no. “Martín, los demás vienen muy lejos”. Cada uno intentaba jugar sus cartas, como en una partida de póquer. Cuando faltaba poco para la llegada Antón se distanció sin problemas. Martín ni siquiera reaccionó. Oro y plata, en todo caso.

Yo estuve en todas y cada una de estas batallas y lo único que puedo decir, con independencia de quien ganara o perdiera, es que estoy tremendamente agradecido por haberlas presenciado.  

04 abril, 2017 | 12:46

Mapoma: qué mañana la de aquel día

MAPOMA2017Hace cuarenta años que se celebró la primera edición de la Maratón de Madrid y en este 2017 se cumplen 50 del nacimiento del Diario AS. Un buen motivo para establecer una alianza, que me hace feliz, porque prácticamente toda mi vida profesional ha estado ligadao al Diario AS y porque siempre seguí con afecto, emoción, simpatía y admiración la Maratón de Madrid, en cuya organización llegué a ser vocal de comunicación. 

Este miércoles se presenta la carrera en el Casino de Madrid, pero no en el de Torrelodones, sino en el de la calle Alcalá, como es tradicional. Edificio bellísimo por dentro y por fuera, por cierto. 

Recuerdo como si fuera ahora mismo la gestación de la Maratón de Madrid, organizada por Mapoma. Paco Perela telefoneó a algunos de sus mejores amigos el 28 de diciembre, Día de los Inocentes, para comunicarles su idea de organizar una carrera de 42.195 metros por las calles de Madrid. Casi todos pensaron que era una broma, pero iba mucho más que en serio. Perela y Blanco, dos amigos, fueron los que me comunicaron una noche, después de unas pruebas en pista cubierta celebradas en el Palacio de los Deportes (el antiguo, el que se incendió) la idea. Me parecieron dos locos, aunque les prometí que les apoyaría.

Cuando la cosa se puso en marcha y se abrió el plazo de inscripción, recuerdo algunos titulares del Diario AS: "Las inscripciones llegan a las 100 personas". Nos parecía tremendo. Al final compitieron alrededor de 8.000, aunque la gran mayoría no llegó a la meta. ¡Hubo gente que se presentó vestida de calle!

La organización, precaria, se vio absolutamente desbordada. La salida fue en el Paseo de Coches de El Retiro y ante la avalancha de gente deseosa de correr, Mauricio Blanco repartió dorsales tirándolos al aire. Le vi llorar, porque consideraba aquello un fracaso. Y le hice ver, a su lado, que era un éxito, que miles y miles de personas se habían sumado a su idea y a la de Paco Perela.


Tres periodistas del Diario AS compitieron (es un decir) en aquella primera edición. Los tres están ya jubilados: Antonio Alcoba, Eloy Castañares y Ramón Sánchez. Éste no llegó a salir de El Retiro; Eloy se retiró y fue rescatado por el coche de una emisora de radio y de Alcoba no recuerdo qué pasó, pero no llegó a la meta. Muchos años después sí consiguió terminar la prueba Chema Mela, experto en motociclismo.

La carrera de aquel día fue una fiesta absolutamente popular, sin ningún atleta de alto nivel. Ahora todo ha cambiado y las marcas han progresado exponencialmente, tanto para los ganadores como para aquellos de clase media. Un gran paso adelante, aunque alguno de los padres fundadores de la carrera no opinen lo mismo.  

Y, por cierto, gran iniciativa del Diario AS: una carrera de relevos de 42 atletas, cada uno de los cuales correrá un kilómetro, y que estarán junto a los líderes de la prueba. Resultará bonito. 

31 marzo, 2017 | 19:08

Carros de Fuego regresa: Odriozola, Chapado...

Chariots-of-fire-2Tras una larga interrupción, regresa Carros de Fuego con más fuerza e ilusión que nunca. Este parón se ha debido a que he sufrido una doble intervención quirúrgica en los ojos, que se complicaron en cierta medida y que ha resultado más larga de lo previsto. Tenía prohibido al principio utilizar el ordenador y leer y más tarde los doctores me fueron racionando el tiempo, siempre en casa y sin excesos.

Pero regresa Carros de Fuego, digo. Hoy me reincorporo al trabajo.

Y he sentido mucho que esta pausa obligada haya coincidido con hechos muy importantes en nuestro atletismo. sustitución de José María Odriozola por Raúl Chapado, campeonatos de Europa y del mundo en cross, más cosas sobre dopaje...

Este reinicio de Carros de Fuego va a ser breve y simbólico, pero no me resisto a comentar el cambio en la presidencia de la RFEA. Odriozola fue un grandísimo presidente, pero en vez de ir a más fue a menos, a mucho menos, hasta caer, creo yo, en el descrédito. Yo no diría que ha salido por la puerta grande, ni mucho menos. Y que conste que fui el último de mi periódico que confió en él. Hasta que sus métodos me abrieron definitivamente los ojos.

Y hay una cosa que me molestó especialmente de él: que confundiese las críticas a su gestión con un ataque al atletismo por parte de AS y de El País. Odriozola siempre ha sido pelín dictador y como tal tiene esa característica básica: confundir la crítica a su gestión con la crítica a su deporte. Y no quiero profundizar más ni hacer comparaciones que serían dolorosas.

Y sobre Raúl Chapado: va a ser un grandísimo presidente. Ya lo está siendo. Por lo que sé, y desde una obligada distancia, me parece que ha tomado decisiones correctas y sensatas, que ha huido de la confrontación y del hermetismo de que ha alardeado su predecesor, con el que era imposible hablar.

Creo que Raúl, al que conozco desde hace muchos años, lo va a hacer de maravilla. Y, de hecho, presiento que se respira aire fresco. Chapado no ha hecho una revolución, sino que, como él mismo indica, va a hacer una evolución. Creo que es el buen camino, sinceramente, para evitar saltos en el vacío que serían insensatos.

Bueno, pues aquí está de nuevo Carros de Fuego. Y gracias por vuestra fidelidad incluso en estos meses de inactividad.

23 octubre, 2016 | 13:04

Pipe Areta, Jonathan Edwards y otras cuestiones religiosas

ARETA, PipeViene este post a propósito de un excelente reportaje publicado este domingo por Alberto Martínez, mi compañero de la delegación del Diario AS y as.com en Cataluña: Litus Ballbé, olímpico en hockey hierba, es ahora cura en Mataró. Lo podéis leer (atención a la fotografía)) en

http://masdeporte.as.com/masdeporte/2016/10/23/polideportivo/1477194052_288706.html

Y con este reportaje de human interes, que dirían los periodistas anglosajones, me viene a la memoria la historia de Pipe Areta, un mito del atletismo español, que fue diploma olímpico en Tokio 1964 y que posteriormente fue sacerdote. Y de otras historias olímpicas con la religión por medio.

Luis Felipe Areta (San Sebastián, 74 años, en la imagen) fue saltador olímpico en tres Juegos, batió varios récords de España, alcanzó títulos nacionales y posteriormente se ordenó sacerdote. El guipuzcoano, conocido popularmente como Pipe, jugó primero al baloncesto, de la mano de Josean Gaska, pero luego se inclinó por los saltos horizontales. En longitud llevó la plusmarca hasta 7,77 y en triple hasta 16,36 metros. Eran los años sesenta.

Cuando tenía 17 años solicitó ser numerario del Opus Dei, una de las tendencias más poderosas e influyentes de la Iglesia Católica. Como tal acudió ya a los Juegos Olímpicos de Tokio 1960 y México 1968 y en los de la capital japonesa consiguió diploma olímpico, al clasificarse sexto en longitud. Fue miembro de una gran generación de atletas, entre los que destacaban Mariano Haro, Ignacio Sola (récord olímpico en pértiga en 1968), Luis María Garriga, Javier Álvarez Salgado… Pipe Areta se retiró en 1972, a los 30 años, a causa de una lesión en la espalda.

En 1980 se ordenó sacerdote en el Monasterio de Torreciudad (Secastilla, Huesca), junto a otros numerarios del Opus y con la asistencia de 5.000 personas. Admirador profundo de monseñor Escrivá de Balaguer, le regaló algunas de sus medallas deportivas “para poder conocerle”, según ha declarado. Trabajó como profesor y director espiritual del colegio Gaztelueta, en Bilbao.

Actualmente disfruta del deporte en televisión y es más de Messi que de Ronaldo. Anecdóticamente, en sus años de estudiante coincidió en el Colegio Mayor Aralar, de Pamplona, con el periodista Iñaki Gabilondo, con el que compartió un grupo musical amateur.

Y otras historias, contadas casi telegráficamente.

En los Juegos de París 1900 ganó la calificación (en sábado) el estadounidense Meyer Prinstein con 7,17. En aquel tiempo esa marca servía para la final y como ésta era en domingo, el atleta, muy religioso, decidió no competir, seguro de que iba a vencer. Pero su compatriota Alvin Kraenzlein llegó a 7,18 y se llevó el título. Prinstein, en la grada, saltó a la pista y se enfrentó verbalmente con el ganador, primero, y físicamente, después, en una actitud poco religiosa, desde luego. Les tuvieron que separar.

En los siguientes Juegos, los de Saint Louis, se decidió que no habría competiciones en domingo, para evitar la repetición de situaciones semejantes.

Forrest Smithson ganó en domingo los 110 metros vallas de los Juegos de Londres 1908, pero como era muy creyente y tenía remordimientos de conciencia, compitió con una Biblia en la mano. Debió recibir ayuda divina, porque ganó por la mayor diferencia histórica, hasta hoy mismo (siete décimas) y batió el récord del mundo con 15.0.

Erik Liddel era pastor protestante y tenía previsto competir en los 100 metros de los Juegos de París 1924, pero renunció al coincidir la prueba en domingo. La película Carros de Fuego se hace ver que el atleta se enteró al tomar el barco en Gran Bretaña con destino a Francia, pero es una bella licencia dramática, porque lo cierto es que ya lo sabía anteriormente. Venció en 400 metros. Años después murió en un campo de concentración en China, donde trabajaba como misionero.

La reina Guillermina de Holanda fue siempre contraria a que Amsterdam organizase los Juegos en 1928. Sus asesores le describieron el acontecimiento como una ceremonia pagana y de culto al cuerpo. La monarca se negó a acudir a la Ceremonia Inaugural. Poco a poco debió cambiar de idea, porque en la jornada final entregó las medallas.

Cornelius Warmerdam, pertiguista estadounidense de la época del bambú, era conocido como El Pastor Volador, por su condición de religioso protestante. Un día compitió por la tarde y lo hizo mal. Preguntado por las causas, respondió: “Esta mañana he oficiado tres misas, Estoy cansado. ¿Qué esperábais que saltase?”. Batió tres récords mundiales con esas pértigas de bambú entre 1940 y 1942 y llegó a 4,77, lo que deja de ser impresionante.

Otro británico, Jonathan Edwards, no participó en los Mundiales de Tokio 1991 porque la prueba se disputaba en domingo. Antes de la cita japonesa tenía la segunda mejor marca del mundo. Sigue teniendo el récord mundial de triple salto.

Y aunque no tenga nada que ver con el atletismo, pero sí con el Olimpismo (este es un blog de ambas cosas), me permitiréis que os cuente un curiosidad de judo. En los Juegos de Seúl 1988 los coreanos, muy creyentes, se entrenaban en un cementerio, para recibir fuerzas de los fallecidos. Les dio resultado: fueron la segunda potencia de este deporte tras Japón, donde nació esta modalidad deportiva.

19 octubre, 2016 | 14:07

Bolt-Van Niekerk: ¿Quién será el 'Balón de Oro' del atletismo?

BEITIA, ORO RÍO.Ya tenemos a los diez hombres y diez mujeres nominados para el premio a Mejor Atleta del Año. Lo elige la IAAF con un sistema mixto de votación, que más abajo explicaré. Entre las elegidas en estas primarias está Ruth Beitia, nuestra campeona olímpica de altura. El equivalente el Balón de Oro en fútbol, ese que acaparan en los últimos años Cristiano Ronaldo y Leo Messi. 

La atención se centra en quiénes serán los elegidos. ¿La IAAF premiará las tres medallas olímpicas de Usain Bolt o el récord estratosférico del sudafricano Wayde van Niekerk en los 400 metros? Creo que entre ellos está la elección.

En la categoría femenina las cosas son más complicadas, porque hay atletas con superioridad absoluta en su especialidad (la martillista polaca Anita Wlodarczyk, además con dos récords del mundo), plusmarquistas universales en fondo y en vallas, ganadores de tres medallas olímpicas, como la nueva estrella del sprint, la jamaicana Elaine Thompson… La elección será complicada.

Algunos datos curiosos. Por continentes mandan América (ocho nominados) y África (7), seguidos de Europa (4) y Asia (1). Por países el más representado es Kenia (3), seguido de Estados Unidos y Jamaica (3). Por especialidades se imponen las de mediofondo y fondo (8), seguida de los saltos (4) y de la velocidad (3).

Y ahora, el sistema de elección. El Consejo de la IAAF representa el 50% de la valoración final y la otra mitad lo aporta la votación popular, que se puede hacer a través de las redes sociales de la IAAF, y la llamada Familia Olímpica, compuesta por miembros de las Federaciones Nacionales, de los diversos Comités, de directores de grandes reuniones internacionales, de embajadores del máximo organismo atlético, managers, atletas de élite, periodistas, miembros del staff de la IAAF y de sus patrocinadores.

Se puede votar hasta el 1 de noviembre. Posteriormente la IAAF a conocer el nombre de los tres finalistas hombres y mujeres y entregará el premio a los mejores el 2 de diciembre, en la tradicional Gala que se celebra en Mónaco.

HOMBRES

USAIN BOLT (Jamaica), 100, 200 y 4x100 metros

Triple campeón olímpico por tercera vez consecutiva. En 100 m: 9.81 (+0,2), segundo del ránking mundial tras el estadounidense Justin Gatlin (9.80, con +1,6). 200 m: 19.78 (-0,3), tercero de las listas tras los norteamericanos LaShawn Merritt (19,74, con +1,4) y Justin Gatlin (19.75, con +1,6). 4x100 m: 37.27, líder mundial. Treinta años.

THIAGO BRAZ DA SILVA (Brasil), pértiga

Oro en los Juegos de Río. Marca personal de 6,03, líder mundial. En los Campeonatos Mundiales en pista cubierta de Portland terminó en la duodécima posición. Veintidós años.

ASHTON EATON (Estados Unidos), decatlón

El hombre más completo en los Juegos Olímpicos. Líder mundial con 8.893 puntos, marca que le coloca como líder mundial de la combinada. Campeón mundial indoor en Portland. Veintiocho años.

MO FARAH (Gran Bretaña), 5.000 y 10.000 metros

Segundo doblete en los Juegos del atleta de origen somalí. Líder mundial en 5.000 metros con 12:59.29 y segundo en la distancia superior con 26:52.71, tras el etíope Yigrem Demelash. Treinta y tres años.

ELIUD KIPCHOGE (Kenia), maratón

Campeón olímpico de maratón. Segundo en el ránking mundial con un registro de 2h 03:05, superado sólo por el etíope Kenenisa Bekele (2h 03:03). Tiene 31 años.

CONSELSUS KIPRUTO (Kenia), 3.000 metros obstáculos

Venció en los Juegos de Río. Marca personal de 8:00.12, con la que encabeza el ránking del año. Tiene los cinco mejores registros mundiales del año. Nació hace 21 años.

OMAR MCLEOD (Jamaica), 110 metros vallas

Se impuso en Río al español de origen cubano Orlando Ortega. Líder de la temporada con 12.98 (+1,2). Campeón mundial indoor en Portland. Único hombre en la historia que ha bajado de 13 segundos en vallas y de 10 en lisos. Tiene 22 años.

DAVID RUDISHA (Kenia), 800 metros

Vencedor en los Juegos Olímpicos de Río y primero de las listas mundiales con una marca de 1:42.15. Nació hace 27 años.

CHRISTIAN TAYLOR (Estados Unidos), triple salto

Campeón olímpico en Río y líder mundial de la temporada con 17,86 metros. Ha conseguido las cuatro mejores marcas de la temporada. Veintiséis años.

WAYDE VAN NIEKERK (Sudáfrica), 400 metros

Vencedor en los Juegos Olímpicos de Río con récord mundial de 43.03, en la frontera de la barrera colosal de los 43 segundos. Tiene 24 años.

MUJERES

 

ALMAZ AYANA (Etiopía), 5.000 y 10.000 metros

Oro olímpico en la distancia larga y bronce en la corta. Marcas de 14:12.59, con las tres mejores marcas mundiales y de 29:17.45, récord mundial. Nació hace 24 años.

RUTH BEITIA (España), altura

Campeona olímpica en Río y europea en Amsterdam. Plata en los Mundiales en sala de Portland y vencedora, por segundo año consecutivo, de la Diamond League. Proclamada mejor atleta europea de 2016. Tiene 37 años.

VIVIAN CHERUIYOT (Kenia), 5.000 Y 10.000 metros

Plata olímpica en 5.000 y oro en 10.000 metros. Tercera en el ránking mundial en la primera distancia (14:26.17), tras la etíope Almaz Ayana (14:12.59) y la keniana Hellen Obiri (14:25.78) y segunda en los diez kilómetros (29:32.57), únicamente superada por Ayana (29:17.45). Nació hace 33 años.

KENDRA HARRISON (Estados Unidos), 100 metros vallas

No se clasificó en los Trials Usa para los Juegos de Río. Anteriormente había batido el récord mundial con una marca de 12.20 (+0,3). Octava en los Mundiales de pista cubierta de Portland. Tiene 24 años.

CATERINE IBARGÜEN (Colombia), triple

Oro olímpico en Río y líder mundial de la temporada con un mejor salto de 15,17 metros (+0,4). Nació hace 32 años.

RUTH JEBET (Baharein), 3.000 metros obstáculos

Campeona de 3.000 metros obstáculos en Río. Ha batido el récord mundial con 8:52.78. De origen keniano. Tiene sólo 19 años.

SANDRA PERKOVIC (Croacia), disco

Venció en los Juegos de Río. Este año ha lanzado 70,88 y conseguido las cinco mejores marcas de la temporada. Campeona europea en Amsterdam. Tiene 26 años.

CASTER SEMENYA (Sudáfrica), 800 metros

Campeona olímpica en los Juegos de Río. Ha hecho en este 2016 una mejor marca de 1:55.28 y logrado las tres mejores de la temporada. Fue suspendida temporalmente para investigar una presunta anomalía sexual. Veinticuatro años.

ELAINE THOMPSON (Jamaica), 100, 200 y 4x100 metros

La nueva reina de la velocidad. Ganó en Río en 100 y 200 y fue plata en el relevo, tras Jamaica. Marcas del año: 10.70 (+0,3), con los tres mejores registros de la temporada, 21.78 (-0,1) y 41.36. En las pruebas individuales fue líder mundial y en el relevo las caribeñas fueron segundas tras Estados Unidos (41.01). Tiene 24 años.

ANITA WLODARCZYK (Polonia), martillo

Campeona olímpica en martillo. Ha batido dos récords mundiales, con sendos disparos de 82,29 y 82,98 metros. Tiene las doce mejores marcas de la temporada, la mayor superioridad mundial en este aspecto. Ganó en el continental de Amsterdam. Tiene 31 años.

17 octubre, 2016 | 13:53

¿Es Bekele el mejor fondista de siempre? ¿Y Gebrselassie?

BELEKE, kenenisa. Berlín 16alRegreso de las vacaciones (los post que habéis podido leer estaban programados) con ganas de escribir sobre Kenenisa Bekele, que rozó en Berlín, siempre Berlín cuando hablamos de maratón, la plusmarca mundial de Dennis Kimetto. Seis segundos separaron los tiempos del keniano y del etíope. ¡Seis segundos en una carrera de 42.195 metros! ¡Seis segundos en un tiempo de dos horas y tres minutos, redondeando! Segunda mejor marca de todos los tiempos: 2h 03:03.

Leo en algunos sitios que Kenenisa debe ser proclamado como el mejor de la historia en las largas distancias. Es posible que lo sea, pero, ¿y Haile Gebrselassie?

De entrada es muy difícil comparar atletas de una misma época, porque unos logran algunas cosas en las que otros han fracasado, o que no han intentado. Y es imposible, en mi opinión, comparar a deportistas de épocas distintas. ¿Cómo hacerlo con Paavo Nurmi, Emil Zatopek, Lasse Viren y otros grandes de las largas distancias con las estrellas actuales? Cierto que aquellos hacían marcas muy inferiores a éstos, pero las circunstancias eran muy diferentes, las pistas distintas, el calzado rudimentario, los métodos de entrenamiento primitivos en algunos casos, la asistencia médica inexistente…

Kenenisa Bekele es un portento y está claro que tiene el récord mundial de maratón en sus piernas. Es una evidencia. Y también está claro que los seleccionadores etíopes erraron al no elegirle para el terceto que compitió en los Juegos Olímpicos. Su duelo con el keniano Eliud Kipchoge hubiera sido descomunal. Fue un error no incluirle. Ya dijo Haile Gebrselassie, su padre deportivo, que si hubiera tenido que elegir a sólo un atleta para Río hubiera señalado con el dedo a Kenenisa.

¿Quién es el mejor fondista de todos los tiempos? Yo no sabría decirlo. Además de los citados anteriormente hay que acordarse de Paul Tergat, por ejemplo, o Eliud Kipchoge, y otros varios.

He querido comparar en este post a Kenenisa y a Haile, nacidos en la misma región de Abisinia, la presunta tierra de la reina de Saba. Una comparación entre dos gigantes, que en unos casos se decanta a favor de uno y en otros a favor de su oponente.

Por ejemplo, en marcas (los datos generales los tenéis más abajo) gana Bekele por 5-3, considerando las pruebas al aire libre de 1.500, 3.000, 5.000, 10.000, media maratón y maratón, y las indoor de 1.500 y 3.000. En récords mundiales es muy superior Gebre: 15-4, en las mismas distancias. En títulos olímpicos gana Bekele (3-2), en oros mundiales también (5-4), en Mundiales de Cross apabulla Kenenisa (10-0) y en media maratón gana Haile (1-0).

Aquí tenéis los datos:

BEKELE

Marcas personales

1.500 m: 3:32.35 (2007)

3.000 m: 7:25.79 (2007)

3.000 m (pista cubierta): 7:30.57 (2007)

5.000 m: 12.37.35 (2004)

5.000 m (pista cubierta): 12:49.60 (2004)

10.000 m: 26:17.53 (2005)

Media Maratón: 1h 01:11 (2016)

Maratón: 2h 03:03 (2016)

Récords del mundo

5.000 m: 12.37.35 el 31 de mayo de 2004 en Hengelo (vigente). 10.000 m: 26:20.31 el 8 de mayo de 2004 en Ostrava y 26.17.53 el 26 de agosto de 2005 en Bruselas (vigente). En pista cubierta: 12:49.60 en 5.000 metros el 30 de febrero de 2004 en Birmingham

Medallas en grandes competiciones

Juegos Olímpicos

5.000 m: Plata en Atenas 2004 y oro en Pekín 2008. 10.000 m: Oro en Atenas 2004 y Pekín 2008

Mundiales al aire libre

5.000 m: Bronce en París 2003 y oro en Berlín 2009. 10.000 m: Oro en París 2003, Helsinki 2005, Osaka 2007 y Berlín 2009

Mundiales de Cross (Carrera Larga)

Oro en Dublín 2002, Lausana 2003, Bruselas 2004, Saint-Galmier 2005 y Fukuoka 2006.

Mundiales de Cross (Carrera Corta)

Plata en Ostende 2001 y oro en Dublín 2002, Lausana 2003, Bruselas 2004, Saint-Galmier 2005 y Fukuoka 2006.

Mundiales en pista cubierta

Oro en 3.000 metros en Moscú 2006

GEBRSELASSIE

Marcas personales

1.500 m: 3:33.73 (1999)

3.000 m: 7:25.09 (1998)

3.000 m (pista cubierta): 7:26.15 (1998)

5.000 m: 12:39.36 (1998)

5.000 m (pista cubierta):12:50.38 (1999)

10.000 m: 26:22.75 (1998)

Media Maratón: 58:55 (2006)

Maratón: 2h 03:59 (2008)

Récords del mundo

5.000 m: 12:56.96 el 4 de junio de 1994 en Hengelo; 12:44.39 el 16 de agosto de 1995 en Zúrich; 12:41.86 el 13 de agosto de 1997 en Zúrich y 12:39.74 el 22 de agosto de 1997 en Bruselas. 10.000 m: 26:31.32 el 4 de julio de 1997 en Oslo; 26:22.75 el 1 de junio de 1998 en Hengelo; 26:20.31 el 8 de junio de 2004 en Ostrava. Media Maratón: 58:55 el 15 de enero de 2006 en Tempe. Maratón: 2h 04:26 el 30 de septiembre de 2007 en Berlín y 2h 03:59 el 28 de septiembre de 2008 en Berlín. En pista cubierta: 3.000 metros: 7:30.32 el 4 de febrero de 1996 en Stuttgart y 7:26.15 el 5 de enero de 1996 en Karslruhe. En 5.000 m: 13:10.98 el 27 de enero de 1996 en Sindelfingen; 12:59.04 el 20 de febrero de 1997 en Estocolmo y 12:50.38 el 14 de febrero de 1999 en Birmingham

Medallas en grandes competiciones

Juegos Olímpicos

10.000 m: Oro en Atlanta 1996 y en Sydney 2000

Campeonatos Mundiales al aire libre

5.000 m: Plata en Stuttgart 1996. 10.000 m: Oro en París 2003, Helsinki 2005, Osaka 2007 y Berlín 2009

Mundiales de Cross (Carrera Larga)

Bronce en Budapest 1994

Mundiales en pista cubierta

3.000 m: Oro en París 1997, Maebashi 1999 y Birmingham 2003

Mundiales de media maratón

Oro en Bristol 2001

YA SOMOS UN MILLÓN

Tengo que daros las gracias, una vez más. Y es que Carros de Fuego ha superado el millón de entradas desde su creación. lo que nos convierte en un blog de referencia en el atletismo, con toda la modestia. Es gracias a vosotros, exclusivamente. 

10 octubre, 2016 | 07:04

Coe, Cram, Lord Burghley y la Carrera de las 12 Campanadas

Carros de fuego carrera cambridgeLa mítica Great Court Run se recoge con maestría en la película Carros de Fuego, que me imagino que la mayoría de los que seguís este blog, del mismo nombre y en su honor, habréis visto. Se trata de una carrera que se disputa en el patio del mítico Trinity College de la Universidad de Cambridge, de cuyas aulas salió Newton, además de varios presidentes del gobierno británico y bastantes premios Nobel. Consiste en dar una vuelta a ese patio el día en que se celebra la Cena de Matriculación, destinada a aquéllos que se incorporan al centro.

Pero la prueba se hace al mediodía, mientras suenan las doce campanadas del reloj de la torre ese patio, aunque se inicia en los cuartos. Las doce campanadas, en realidad, no tañen cada segundo, sino que emplean entre 43 y 44 segundos.

Es tradicional que aquellos estudiantes que se inclinan por el atletismo prueben a correr los 367 metros en menos de esos 44 segundos, nada fácil, por cierto, porque el patio es cuadrangular y hay que frenar y casi pararse en las esquinas.

La Great Court Run se hizo famosa internacionalmente al ser recogida en Carros de Fuego, esa joya del director Hugh Hudson con maravillosa música de Vangelis, que ganó el Oscar a la mejor película en 1981.

La película es extraordinariamente fiable y está perfectamente ambientada, hasta el punto de que coinciden con la realidad las calles por las que corrió cada uno y el número de los dorsales… pero tienen licencias dramáticas, porque es una película, no un tratado de historia del atletismo o del Olimpismo.

Y una de las licencias más claras (hay varias) atañe a esa carrera en el patio del Trinity College. En la versión fílmica (se rodó en Eaton, porque en Cambridge no obtuvieron permiso)  vence Harold Abrahams, el hombre que iba a ser campeón olímpico de los 100 metros en París 1924, y era segundo Lord Lindsey, el mismo que aparece en otra escena de la película entrenándose en vallas con copas de champán puestas encima de los obstáculos. En su inmensa mansión, por supuesto.

En realidad, Abrahams nunca venció en la carrera y Lord Linsey era el nombre ficticio de Lord David George Brownlow Cecil Burghley (nada menos), sexto Marqués de Exeter, que fue campeón olímpico en Amsterdam 1928 con récord olímpico de 53.4. En París, cuatro años antes, no sólo no fue campeón olímpico en 400 mv, sino que corrió en 110 y fue eliminado a la primera. Si Abrahams nunca venció en la Great Court Run, sí lo hizo Lord Burghley, pero en 1927, y fue el segundo que dio la vuelta al patio en menos tiempo del que tardaron en sonar las campanadas. El primero en conseguir la hazaña fue sir Walter Borley Fletcher, en 1890, aunque entonces las campanadas duraban cinco segundos más.

El hecho de que se retocase la realidad en la película Carros de Fuego, presentando a Lord Burghley como perdedor, provocó su enojo y juró que nunca vería la película. Murió en ese 1981 en que el film ganó el Oscar. Por cierto, que el hecho de que pusiera copas de champán en las vallas también es una dramatización del film, pero está basada en un hecho cierto: ponía cajas de cerillas y se obligaba a no rozar la madera, porque en aquel tiempo derribar una valla era motivo de descalificación. Su hija, Lady Victoria Leatham, fue contundente al respecto en una entrevista: “Mi padre no probó el champán en su vida”.

Lord Burghley podría inspirar un libro... que seguramente está escrito, aunque lo desconozco. Dio la vuelta a la cubierta del Queen Mary en 57 segundos, vestido de calle; fue elegido para el Parlamento en 1931, pero expulsado en 1932 por ausentarse para competir en los Juegos de Los Ángeles 1932, en los que fue cuarto; fue gobernador de las Islas Bermudas, presidente de la federación británica, presidente de la IAAF, miembro del COI y jefe de la organización de los Juegos Olímpicos de Londres 1948.

La Great Court Run resucitó en el recuerdo de los aficionados cuando el 24 de octubre de 1988 compitieron alrededor del patio del Trinity College nada menos que Sebastian Coe y Steve Cram, dos mitos del atletismo. El duelo se organizó para recaudar fondos para el hospital infantil de Great Ormond. Seb Coe corrió vestido de forma similar a la que se utilizaba en los años veinte y Cram como se hace actualmente.

La BBC televisó la carrera en directo. Justo antes de las doce del mediodía, el príncipe Eduardo, nieto de la Reina Isabel II de Inglaterra, se dirigió a los ilustres competidores: “Caballeros, empiecen cuando suene la primera campanada”. Y así lo hicieron. El objetivo de ambos era llegar el primero a la esquina inicial, porque quien ocupase esa posición tendría las máximas posibilidades de ganar, ya que los adelantamientos son casi imposibles. Y fue Coe quien lo logró, sobre un piso de losas y cantos rodados. Había cerca de dos mil espectadores y el griterío impidió establecer con precisión si Coe (el vencedor) y Cram terminaron antes de que sonase la última campanada. Sin embargo, el juez de la prueba, Norris McWhirter, fue contundente: “Cruzó la línea antes de que el reloj dejara de tañir”.

Coe y Cram hicieron declaraciones por los micrófonos y, en tanto, sonaba una música.

¿Sabéis cuál? Sí. Ésa. Carros de Fuego.

Categorías

abril 2017

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Estás en Carros de fuego, un blog sobre atletismo y todo lo que lo rodea: historia, competición, actualidad, debate... Todo lo que te interesa del atletismo y que no podrás encontrar en ningún otro sitio.

Suscríbete a RSS

RSS Añadir este sitio a RSS

¿Qué es RSS?
Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

publicidad

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00