22 septiembre, 2016 | 14:17

Berlín: la maratón de los récords mundiales

KIMETTO Berlín 2014Fiesta maratoniana este domingo en Berlín. Algunos de los mejores del mundo, circuito completamente llano, gran inversión económica, fichajes estelares, decenas de miles de atletas populares… récords del mundo. La capital de Alemania celebra el que podríamos llamar Maratón de los Récords. Parece que para superar una plusmarca haya que viajar a Berlín. Casi es una verdad absoluta.

Lo cierto es que en los 42.195 metros se han batido en Berlín siete récords del mundo, entre ellos los seis últimos. Y se han superado allí las barreras de las dos horas y cuatro minutos y de las dos horas y tres minutos.

Estas son las plusmarcas:

2h 06:05 Ronaldo Da Costa (Brasil), en 1998

2h 04:55 Paul Tergat (Kenia), en 2003

2h 04:26 Haile Gebrselassie (Etiopía), en 2007

2h 03:59 Haile Gebrselassie (Etiopía), en 2008

2h 03:38 Patrick Makau (Kenia), en 2011

2h 03:23 Wilson Kipsang (Kenia), en 2013

2h 02:57 Dennis Kimetto (Kenia), en 2014.

En este último caso, por cierto, fue segundo Emmanuel Mutai, con 2h 03:13, la segunda mejor marca mundial de la historia. Eso da una idea del potencial tremendo que tiene la carrera berlinesa.

Por ejemplo, a lo largo de la historia se han conseguido cinco marcas inferiores a las dos horas y cuatro minutos, por cinco atletas distintos. Se ha corrido en una docena de ocasiones por debajo de 2h 05:00, por nueve atletas diferentes. Y en 19 ocasiones en menos de 2h 06:00, por trece corredores diferentes.

Las cuatro mejores marcas de la historia de esta carrera la tienen atletas kenianos. El primero que no pertenece a este país es, lógicamente, Haile Gebrselassie. El primer no africano en el ránking de Berlín es el brasileño Ronaldo da Costa (se lió a dar volteretas al entrar en la meta tras hacer 2h 06:06, récord mundial de entonces) y el primer europeo es el belga Vincent Rousseau, que hizo 2h 07:20 y fue segundo en 1995.

Y el mejor español fue Toni Peña, que en el año 2000 entró segundo en la meta con un tiempo de 2h 07:47, superado únicamente por el keniano Simon Biwott, con cinco segundos menos. Toni Peña hacía excelentes marcas, pero nunca las refrendó con buenos éxitos competitivos en los grandes campeonatos.

Berlín es tan potente que la media de sus diez mejores marcas es nada menos que 2h 03:49, marca que era récord mundial hace sólo cinco años. Tiene una holgada ventaja sobre el resto de los grandes: Londres (2h 04:34), Chicago y Dubai (ambos con 2h 04:40) y Rotterdam (2h 04:52).

El domingo, nuevo espectáculo.

PRÓXIMO POST:

¿Sabes la historia de la Great Court Run? Sebastian Coe, Steve Cram, Harold Abrahams, Lord Burghley...

19 septiembre, 2016 | 12:16

El atletismo debe salir más a la calle

PERTIGA TORRE EIFFEL

El atletismo es mucho más que atletas compitiendo en un estadio. Se sabe desde hace tiempo por la gente más innovadora y de hecho está en la calle desde siempre: cross, maratón, media maratón, carreras de 20 o de 10 kilómetros, millas urbanas (todo fuera de los estadios, obviamente), exhibiciones… Pero el atletismo debe salir aún más y más frecuentemente a la calle. Y también en velocidad, en saltos, en lanzamientos…

Hay un interesante intento en este sentido protagonizado por el G5, un grupo de federaciones europeas que componen España, Francia, Gran Bretaña, Alemania e Italia. El proyecto se llama Fly Europa y comenzó el pasado día 11, en Berlín, junto a la Puerta de Brandeburgo, con pruebas de 60 metros, longitud y pértiga. Seguirá en París el día 24 y el año próximo se extenderá al resto de países, España incluida, lógicamente.

El atletismo en pista es maravilloso, pero nuestro deporte debe extenderse más, sobre todo en los países donde la afición es más escasa, como es el nuestro. El atletismo en la calle crea afición y debe extenderse lo más posible. No es una competencia para el atletismo que podríamos llamar clásico, sino un complemento necesario.

Aparte de las carreras urbanas, ya muy frecuentes, y que, en el caso de las millas, sirven para redondear los ingresos de los atletas de élite, me vienen a la memoria espectáculos como el de Usain Bolt corriendo en una pista montada en la playa brasileña de Copacabana, en la que a punto estuvo de batir el récord mundial de 150 metros, una vez, y de bajar de diez segundos en el hectómetro, en otra. El Relámpago, por cierto, se prodiga bastante, alentado por Puma, su marca comercial: ha corrido con niños, con una campeona invidente, con cuyas facultades se quedó maravillado…

También me acuerdo de la exhibición bellísima de Renaud Lavillenie y de otros pertiguistas junto a la Torre Eiffel, que propició espectaculares imágenes; el lanzamiento de peso de la Weltklasse de Zúrich, que se hace en el inmenso hall de la Estación Central, un recinto que conozco bien, lleno de vida…

Y entre la tradición y la exhibición (más de lo primero que de lo segundo) está la famosa Carrera de las Doce Campanadas del Trinity College de Cambridge, que recoge magistralmente la película Carros de Fuego. Esa carrera la reeditaron Sebastian Coe y Steve Cram, con vestimenta deportiva de los años veinte. Un grandioso espectáculo, transmitido por la BBC y con amplísima repercusión no sólo en Gran Bretaña, sino en medio mundo. 

En España se realizó hace tiempo una exhibición de pértiga en la calle disputada en Madrid, con la presencia de los mejores entre los nuestros, que fue un grandísimo éxito. Pero, sobre todo, siempre recordaré una milla celebrada en La Castellana en 1984, no mucho después de que José Manuel Abascal conquistase el bronce en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles, y con la presencia, también, de los mejores, incluido José Luis González.

En La Castellana, un domingo por la mañana, se concentraron 50.000 personas, unas pocas en una grada montada a tal efecto, y millares desperdigadas por todo el recorrido. Ganó Abascal y, en mujeres, la chilena afincada entonces en Madrid Alejandra Ramos, una atleta de gran calidad, que venció más de una vez en los Campeonatos de España, aunque fuera de concurso, lógicamente. Cuando regresó a su país me envió una carta muy afectuosa agradeciéndome mis críticas perioíisticas sobre ella, que siempre fueron elogiosas. Un dama del atletismo y perdonad el paréntesis. 

Volviendo a La Castellana. Hasta se presentó allí, por sorpresa, Ernest Lluch, ministro de Sanidad y Consumo en aquellos momentos y, por desgracia, posteriormente asesinado en un atentado terrorista. La carrera fue noticia de portada en muchos periódicos y su repercusión mediática fue enorme en radio y en televisión. José María Fernández-Matinot, un amigo ya fallecido al que todos llamábamos Mati, fue el alma mater de aquello. 

Una anécdota: Valentín Rocandio, entonces atleta, presenció la carrera subido a un árbol, ante la tremenda aglomeración de público. El fotógrafo de AS que me acompañó para hacer la información le hizo una foto, que yo le regalé al guipuzcoano. Luego, Rocky llegaría a ser responsable de relevos en el Comité Técnico de la RFEA y dejó huella de calidad en su trabajo. 

Las competiciones en la calle hacen afición, dan espectáculo, atraen patrocinadores, abren las puertas del atletismo a más y más gente, que es lo que necesitamos, tanto como conseguir medallas. El atletismo español debe romper sus costuras, abrirse más a la sociedad, popularizarse…

Las exhibiciones vienen de antiguo: en el viejo estadio del Real Madrid de fútbol se hicieron alguna vez carreras en el césped durante el descanso, en el siglo XIX ya había exhibiciones y duelos con mucho dinero en apuestas en Gran Bretaña y Estados Unidos, y Jesse Owens corrió contra trotones después de sus cuatro medallas olímpicas en Berlín. Y no hay que olvidar la maravillosa carrera 

¿Os imagináis una competición de salto de altura femenino, por ejemplo, en un lugar emblemático de España protagonizada por Ruth Beitia y por alguna atleta extranjera de élite, además de las otras mejores españolas. Por supuesto con una fecha que no interfiriera en la preparación de las atletas ni en su descanso. Hay días adecuados para hacerlo, por supuesto.

Sería fantástico. ¿No, Ruth?

PRÓXIMO POST:

¿SABÉIS DE DONDE PROVIENEN LAS ESTRELLAS MÁS JÓVENES DEL ATLETISMO MUNDIAL?

15 septiembre, 2016 | 20:59

Sotomayor aguanta el ataque de la nueva generación

SOTOMAYOR SALTANDOEl 27 de julio de 1993 el cubano (ahora español) Javier Sotomayor saltó 2,45 metros en altura en Salamanca, en las pistas aledañas al Estadio Helmántico. Han pasado 23 años. Un récord mundial que estuvo muy amenazado, pero que sigue vigente.

Ha sido objetivo de sucesivas generaciones de saltadores y hace muy poco que casi todos pensábamos que tenía los días contados, por la aparición, básicamente, del qatarí Mutaz Essa Barshim y del ucraniano Bohan Bondarenko. Y en esta temporada olímpica no ha sufrido ataques de relevancia.

¿Cómo fue aquel récord? Pues vamos a ello.

De los 2,45 de Javier Sotomayor guardo un recuerdo permanente porque tuve la suerte de estar allí ese día. Fue la tercera plusmarca consecutiva del cubano, tras los 2,43 de la misma Salamanca (8 de septiembre de 1988, también lo vi en directo) y los 2,44 que hizo al año siguiente en los Campeonatos del Caribe, celebrados en Puerto Rico.

Los 2,45 los consiguió a las 19:30 horas y necesitó cinco saltos: 2,23, 2,32 y 2,38 a la primera y los 2,45 a la segunda. Tras él se clasificaron el bahamés Troy Kemp, el búlgaro Georgi Dakov y Arturo Ortiz, los tres con la misma altura:2,26. Por cierto, desde la creación de la IAAF en 1912 sólo el estadounidense Ed Besson había alcanzado un récord mundial en menos intentos, en este caso tres, que culminaron en 2,01 metros nada menos que en 1914. Utilizó un estilo arcaico llamado western roll.

Los ataques en años siguientes fueron de escasa consistencia y cuando comenzamos a pensar claramente que esos 2,45 eran vulnerables fue, sobre todo, en 2013 y 2014. En el primero de estos años, y referido siempre al aire libre, el ucraniano Bohdan Bondarenko saltó 2,41 en la Athletissima de Lausana (4 de julio) y en el Mundial de Moscú (15 de agosto). En ambos casos intentó, sin fortuna, los 2,46. El 26 de julio, en la Diamond League de Londres venció con 2,38, puso el listón a 2,43, falló falló el primer ensayo y en un hecho difícil de entender se jugó sus otros dos intentos en 2,47. Derribó. Antes de eso, el 1 de junio, el qatarí Essa Mutaz Barhsim había saltado 2,40 en el Prefontaine Classic de Eugene.

Al año siguiente Barhsin superó 2,43 el 5 de septiembre, en el Memorial Van Damme de Bruselas. Intentó 2,46, pero la marca de Sotomayor resistió. Ese año el asiático saltó cuatro veces por encima de los 2,40 metros. Pero es que esta misma temporada se produjo un torrente de marcas por encima de los 2,40: Bondarenko, 2,42; el ruso Ivan Ukhov, 2,41; el canadiense Derek Drouin, 2,40, y el ucraniano Andriy Protsenko, la misma altura. Jamás en la historia cinco atletas habían saltado más de 2,40 metros el mismo año. Y entre los cinco sumaron una docena de saltos por encima de esa barrera.

En 2015 la escalada se frenó. El líder del año (hablo siempre al aire libre) fue Barshim, con 2,41 metros, en Eugene, el 30 de mayo. Y no hubo ningún atleta más por encima de 2,40. ¿Y en este 2016? Pues en el momento de escribir este post es Barshim, con 2,40, logrado en Opole (Polonia), el 11 de junio. Y nadie más por encima de esos 2,40 que siguen siendo una barrera colosal. Y Sotomayor sigue en lo más alto

 

¿Sabes que…?

Doce atletas han saltado 2,40 metros o más a lo largo de la historia: Javier Sotomayor (Cub), 2,45; Mutaz Essa Barshim (Qat), 2,43; Patrick Sjöberg (Sue) y Bohdan Bondarenko (Ucr), Igor Paklin (Urss) e Ivan Ukhov (Ucr), 2,41, y Rudolf Povarnitsyn (Urss), Sorin Matei (Rum), Charles Austin (Usa), Vyacheslav Voronin (Rus), Derekc Drouin (Can) y Andriy Prtoseko (Ucr).

Rudolf Povarnitsyn, soviético y luego ucraniano, fue el primer hombre en superar 2,40 metros. Lo hizo el 11 de agosto de 1985 en las semifinales de la Copa de la Unión Soviética, en el Lokolotiv Stadium de Donetsk. Lo hizo a la tercera y utilizó trece saltos en el concurso. Fue absolutamente sorprendente, porque su marca personal era hasta ese momento de 2,26 metros. En los Juegos de Seúl 1988 fue medalla de bronce.

Cuarenta y una veces se ha saltado a lo largo de la historia por encima de 2,40 metros. Sotomayor lo ha hecho en 17 ocasiones, Barshim y Bondarenko en siete, Sjöberg en dos y los demás atletas en sólo una. Reitero que todos los datos son de competiciones al aire libre.

 

14 septiembre, 2016 | 13:46

Usain Bolt y la Isla de la Velocidad

_BOLT, Río 4x100Usain Bolt, Yohan Blake, Asafa Powell, Omar McLeod, Elaine Thompson, Veronica Campbell-Brown, Shelly-Ann Fraser-Pryce... Purasangres venidos al mundo en Jamaica, la Isla de la Velocidad. Entre todos ellos y otros muchos (velocistas en lisos y en vallas, que no olvidemos que los vallistas también son velocistas) suman en la última década 49 medallas en los Campeonatos Mundiales (24 de ellas de oro) y 33 en los Juegos Olímpicos (quince del metal dorado). Una barbaridad.

Y en un país que no llega a los tres millones de habitantes. ¿Quiénes son? ¿De dónde proceden? ¿Cómo consiguen sus éxitos? ¿Dónde viven? ¿Cómo es la isla en la que han nacido?

¿Quienés son esos genios de la velocidad?

Usain Bolt, conocido como El Relámpago, tiene el récord mundial de 100 y 200 metros (9.58 y 19.19), lo ha ganado todo en ambas distancias y en el relevo corto y su penúltima hazaña es el triplete en los Juegos de Río, con lo que se convierte en el único velocista de la historia en ganar tres Juegos consecutivos en las tres distancias.

Su único borrón fue la salida nula en los 100 metros de los Mundiales de Daegu 2011. Probablemente sabía que su compañero de entrenamientos Yohan Blake estaba muy fuerte y forzó la partida de los tacos al máximo. En su ausencia venció Blake, cumpliendo el pronóstico que hizo el técnico de ambos (Glenn Mills) meses antes del Campeonato del Mundo: "En Daegu habrá fuegos artificiales en honor de Yohan".

Asafa Powell, por su parte, es el hombre que más veces ha bajado de los diez segundos en los 100 metros (en 97 ocasiones reglamentariamente), aunque habitualmente fracasa en las altas competiciones y de hecho en Río no compitió en la prueba individual porque ni siquiera conquistó su plaza en los Trials.

Entre las mujeres, las más destacadas son Elaine Thompson, la nueva estrella (campeona olímpica en 100 y 200 y plata en 4x100), Shelly-Ann Fraser-Pryce, que ha marcado una época y que venció en Pekín 2008 y en Londres 2012 y fue bronce en Río en la distancia corta, y una histórica como Veronica Campbell-Brown, coleccionista de medallas.

¿De dónde proceden?

Son negros descendientes de los esclavos que llegaron al Caribe desde el Oeste de África, donde los indígenas nacen con fibras blancas en sus músculos, las explosivas, las que les hacen veloces. Los negreros (británicos, en su mayoría) eligieron a los mejor dotados físicamente, les hacinaron en barcos de vela en condiciones miserables y casi la mitad de ellos no sobrevivió al viaje a través del Atlántico, que duraba entre seis y doce semanas, según los vientos oceánicos. Sólo los mejores llegaron vivos, y sólo los mejores volvieron a sobrevivir en los duros trabajos de las plantaciones de caña de azúcar. Y cuando llegaron a ser libres, eran una raza poderosa. Se calcula que quince millones de africanos fueron conducidos a Jamaica (desembarcaban en Kingston) en la época de la esclavitud. Una inmensa mayoría murió.

¿Cómo consiguen sus éxitos?

La calidad natural no es la única explicación. Jamaica tiene un sistema muy elaborado de prospección de valores. No tanto como el cubano, pero minuciosamente desarrollado. Se observa a los niños en las escuelas, se capta a los mejores, se le comienzan a dar los medios necesarios para entrenarse sistemáticamente con técnicos jamaicanos de alta calidad, se les envía a competir fuera y la masa inicial es cribada meticulosamente hasta que aparece alguien como Usain Bolt, como Yohan Blake, como Elaine Thompson... y todos los demás. Participann, con mucho éxito, en los Carifta Games, una competición para menores de 20 años que acoge a los países caribeños de habla inglesa.

¿Dónde viven?

Jamaica es una de las grandes Antillas, aunque inferior en tamaño a Cuba. Fue descubierta por Cristóbal Colón en 1494, cuando por los nativos cubanos supo que había una isla llamada Xaymaca, cuyo nombre significaba ‘lugar del oro bendecido’, aunque allí no había oro, sino bauxita. Jamaica fue española hasta 1655, año en que fue conquistada por los británicos. Perviven algunos nombres españoles, como Ocho Ríos, una de las ciudades principales. Se independizó de Gran Bretaña el 6 de agosto de 1962. Pertenece a la Commonwealth y su jefe de Estado es la reina Isabel.

Los atletas residen habitualmente en Kingston, la capital, donde están los dos grandes grupos de entrenamiento de la isla, los que lideran los técnicos Glen Mills y Stephen Francis. En el primero, llamado Racer Track Club, están Usain Bolt, Yohan Blake, Warren Weir… El segundo (MVP Track Club) acoge a Elaine Thompson, Asafa Powell, Shelly-Ann Fraser Pryce…

Los atletas de éxito son unos privilegiados, porque gozan de un nivel económico que la inmensa mayoría de sus compatriotas no podrá alcanzar jamás. Jamaica es un país pobre, con la práctica totalidad de la población de raza negra. Gente alegre, a pesar de todo, dinámica, con ganas de prosperar, aunque algunas ciudades son peligrosas. Personas que hablan inglés, pero también patois, un conglomerado de palabras británicas actuales, otras del siglo XVI, trufadas con vocablos africanos, españoles y franceses.

El ídolo nacional histórico no es Usain Bolt, sino Bob Marley, omnipresente en toda la isla. Es el país del reggae, de la marihuana, de los rastafaris, del ron, del café, de la caña de azúcar, de las playas increíbles, de los huracanes ocasionales, de los diluvios a media tarde, de la vegetación exuberante, de los delfines con los que puedes nadar y jugar, de los papagayos...

¿Qué densidad de atletas tienen en velocidad y vallas?

La velocidad no es sólo Usain Bolt, obviamente, aunque sea un atleta deslumbrante. Algunos datos estadísticos a título indicativo. En la categoría masculina, catorce hombres han bajado a lo largo de la historia de 10.00 en 100 metros; diez de 20.00 en 200; once de 45.00 en 400; dos de 13.00 en 110 metros vallas y una docena de 49.00 en 400 metros vallas.

En mujeres: doce por debajo de 11.00 en 100; cinco por debajo de 22.00 en 200; ocho en menos de 50.00 en 400; ocho por debajo de 12.70 en 100 mv y seis en menos de 54.00 en los 400 mv. Impresionante, desde luego.

11 septiembre, 2016 | 22:36

Nacionalizados en atletismo: gana Bahrein y pierde Kenia

FARAH HIJA¿Qué países salen ganando con nacionalizaciones en este mundo global y cuáles salen perjudicadas por el mismo motivo? He chequeado a todos los finalistas de los recientes Juegos Olímpicos de Río y me salen veinte cambios de nacionalidad, salvo que se me haya pasado alguno.

Pues bien, los países beneficiados son Bahrein (cuatro atletas que provienen de otros países), Turquía (3), Estados Unidos y Canadá (2). Hasta trece países tuvieron al menos un finalista nacido con otra nacionalidad.

En el plano contrario, la más perjudicada es Kenia (siete finalistas nacieron allí, pero compitieron con otro país), seguida de Cuba (3), Somalia y Eritrea (2). Hay un total de diez países que han cedido a sus atletas finalistas a otros equipos.

Los tres atletas de Turquía proceden de tres países diferentes: Azerbaiyán, Kenia y Cuba. Por su parte, Kenia ha perdido a sus atletas en beneficio de Bahrein (4), Estados Unidos (2) y Turquía (1).

Por pruebas, en la que más cambios de nacionalidad ha habido es en los 5.000 metros, con nada menos que cinco entre los ocho finalistas. Le siguen las vallas, con tres, entre ellos el medallista de plata, Orlando Ortega, que vistió la camiseta de España. De todos nuestros nacionalizados fue el único que logró colocarse en puestos de privilegio.

Estos fueron los atletas nacionalizados que brillaron en los Juegos de Río:

Hombres

Ramil Guliyev (Turquía), octavo en 200

Nació en Bakú (Azerbaiyán) y tiene 26 años. Se marchó de su país natal hacia Turquía el 26 de abril de 2011 y compite por el país de acogida desde el 1 de marzo de 2014. Se le acusó de cobrar 200.000 dólares por cambiar de nacionalidad, lo que su entrenador turco, Fitrek Cetinkaya, ha negado: “Vino a este país porque en el suyo no le prestaban atención”. Plata en los Europeos de Amsterdam, por detrás de nuestro Bruno Hortelano. Representando a su país de origen fue campeón europeo júnior en Novisad 2009.Marca personal: 19.88 (-0,4), en Zagreb el 8 de septiembre de 2015. Marca del año: 20.09 (-0,3), en Río el 17 de agosto.

Mo Farah (Gran Bretaña), oro en 5.000 y 10.000

Nació en Mogadiscio (Somalia) y se alejó de la guerra para reunirse con su padre en Londres cuando tenía diez años. Ahora es un veterano de 33. En sus primeros años fue ayudado económicamente por Paula Radcliffe, la plusmarquista mundial de maratón. Junto a Usain Bolt, el mejor atleta mundial de la actualidad, con dos victorias olímpicas consecutivas en 5.000 y 10.000 metros, algo que sólo ha alcanzado el finlandés Lasse Viren (Múnich 1972 y Montreal 1976).

5.000 m. Marca personal: 12:53.11 en Mónaco el 22 de julio de 2011. Marca del año: 12:59.29 en Londres el 23 de julio. 10.000 m: Marca personal: 26:46.57 en Eugene, el 3 de junio de 2011. Marca del año: 26:53.71 en Eugene, el 27 de mayo.

Paul Kipkemoi Chelimo (Estados Unidos), plata en 5.000

Cumplirá 27 años el próximo 27 de octubre. Nació en Iten (Kenia), a 2.400 metros de altitud, y recibió una beca en 2010 para estudiar en el Shorter College de Estados Unidos, desde el que pasó a la Universidad de Carolina del Norte, en Greensboro. Le concedieron la nacionalidad norteamericana tras alistarse en el Ejercito como experto en potabilizar agua.

Marca personal: 13:03.90 en Río, el 20 de agosto de 2016.

 Mohamed Ahmed (Canadá), cuarto en 5.000

Nació hace 25 años en Mogadiscio (Somalia), la misma ciudad en la que vino al mundo Mo Farah. Vive en Canadá desde que era adolescente. Estudió en Saint Catherine College, lugar en el que reside actualmente. Amplió estudios en la Universidad de Wisconsin.

Marca personal: 13:01.74 en Eugene el 20 de mayo de 2016.

Bernard Lagat (Estados Unidos), quinto en 5.000

Un atleta legendario en las pruebas de mediofondo y fondo. Nació en Kapsabet (Kenia) y es un superveterano de 41 años. Ciudadano estadounidense desde 2005, tiene un pasado un poco turbulento: fue expulsado de la universidad norteamericana que le había becado por competir por dinero, algo prohibido, y posteriormente dio positivo con EPO. Adquirió la nacionalidad en 2005 y su historial deportivo es impresionante. Entre otras cosas: bronce olímpico en 1.500 en Sidney 2000 y plata en Atenas 2004; subcampeón mundial en Edmonton 2001, oro en Osaka 2007 en esta distancia y en 5.000, bronce en Berlín 2009 en el kilómetro y medio y plata en 5.000, plata en la distancia larga en Daegu 2011… En 1.500 metros tiene 3:26.34 desde 2001, lo que le convierte en el segundo del ránking mundial de siempre, tras Hicham El Guerrouj (3:26.00).

Marca personal: 12:53.60 en Mónaco el 22 de julio de 2011. Marca del año: 13:06.78 en Río el 20 de agosto.

Albert Kibichii Rop (Bahrein), séptimo en 5.000

Nacido en Kapsabet (Kenia). Tiene 24 años. Tiene la ciudadanía del país asiático desde el 2 de abril de 2013 y puede competir con él desde el 1 de abril del año siguiente. Hasta ahora su mejor resultado en la alta competición era el undécimo puesto en los Mundiales de Pekín 2015.

Marca personal: 12:51.96 en Mónaco el 19 de julio de 2013. Marca del año: 13:04.87 en Shanghai el 14 de mayo.

Tadesse Abraham (Suiza), séptimo en maratón

Era ciclista en su Eritrea natal. Nació en Asmara hace 34 años. En 1997 sufrió una caída de la bicicleta y comenzó a correr. Empezó a competir en 2002. Vive en Suiza desde los 21 años y representa a este país desde el 24 de julio de 2014. Fue campeón de Europa de media maratón en Amsterdam 2016.

Marca personal: 2h 06:40 (20 de marzo de 2016)

Orlando Ortega (España), plata en 110 mv

Nació hace 25 años en Artemisa, un barrio de La Habana (Cuba) y abandonó la disciplina del equipo caribeño en 2013, tras los Mundiales de Moscú, y tiene la nacionalidad española desde el 9 de septiembre de 2015. No pudo debutar con nuestra Selección hasta los mismos Juegos Olímpicos de Río, en los que consiguió la medalla de plata tras el jamaicano Omar McLeod. Ganador de la Diamond League de este año. Se entrena con su padre, del mismo nombre.

Marca personal: 12.94 (+0,5), en París el 4 de julio de 2015. Marca de 2016: 13.04 (0,0), en Mónaco, el 15 de julio.

Jonathan Cabral (Canadá), sexto en 110 mv

Nació en Northridge (California, Estados Unidos) hace 23 años, pero creció en Agoura Hill, en el mismo estado norteamericano, y posteriormente estudió en la Universidad de Oregón. Su padre, John Cabral, es estadounidense y ha sido siempre su entrenador, desde que comenzó a practicar vallas con ocho años, edad a la que sus padres se divorciaron. Su madre, Ghrislaine Cabral, nacida con el apellido Coté, masajista de profesión, es canadiense.

Marca personal: 13.39 (+1,9), en Norwalk el 16 de abril de 2016

Milan Trajkovic (Chipre), séptimo en 110 mv

Atleta de origen serbio, nacido hace 24 años en Surdulica, una población que cuando él tenía siete años sufrió un terrible bombardeo de la OTAN, oficialmente debido a un error, en el que hubo veinte muertos. No he podido confirmar el dato, pero presumiblemente sus padres emigraron a Chipre para huir de la guerra. Estudiante en la Universidad de Tecnología de Chipre, fue quinto en el Europeo de Amsterdam 2016, sin que anteriormente hubiera conseguido resultados de alta calidad. Protagonizó un detalle humano en Río, muy apreciado por el público brasileño: llovía intensamente durante la competición, una voluntaria lo estaba pasando mal, y Milan la arropó con su chándal.

Marca personal: 13.31 (+0,3) en Río, el 16 de agosto de 2016

Yasmani Copello (Turquía), bronce en 400 mv

Nació hace 29 años en Escobar (Cuba) Vive en Turquía desde 2012 y adquirió la nacionalidad de este país euro-asiático el 21 de octubre de 2013, y recibió la autorización para competir como turco el 30 de abril de 2014. Un gigante de 1,96 que pertenece al Fenerbahce. Campeón europeo este verano en Amsterdam por delante de Sergio Fernández.

Marca personal: 47.92 en Río, el 18 de agosto de 2016.

Ashraf Amgad El-Seify (Qatar), sexto en martillo

Con quince años se proclamó campeón juvenil egipcio y fue invitado por Qatar a entrenar en este país bajo la dirección del técnico ruso Alexey Malyukov. Presuntamente las autoridades deportivas del país asiático pagaron a su familia para conseguir su nacionalización y ya como qatarí fue campeón mundial júnior en Barcelona 2012 y Eugene 2014. En la actualidad tiene 21 años.

Marca personal. 78,19 en Doha el 27 de marzo de 2016.

 Mujeres

 Libania Grenot (Italia), octava en 400

Nació en Santiago de Cuba hace 33 años y adquirió la nacionalidad italiana el 18 de marzo de 2008 tras casarse en 2006 con Silvio Scafetti, un agente comercial. Campeona europea en Zúrich 2014 (donde fue bronce otra cubana de origen, la española Indira Terrero) y Amsterdam 2016.

Marca personal: 50.30 en Pescara el 2 de julio de 2009. Marca del año: 50.43 en Amsterdam el 7 de julio.

Sifan Hassan (Holanda), quinta en 1.500

Natural de Adama (Etiopía). Tiene 23 años. Llegó a Holanda como refugiada a los quince años y compite por el país europeo desde el 29 de noviembre de 2013. Fue bronce en los Mundiales de Pekín 2015 y en los Europeos de Zúrich consiguió el oro en 1.500 y la plata en 5.000. En Amsterdam 2016 fue subcampeona en la primera distancia.

Marca personal: 3:56.05 en Mónaco el 17 de julio de 2015. Marca del año: 3:57.13 en París el 27 de agosto.

Meraf Bahta (Suecia), sexta en 1.500

Llegó a Suecia desde Eritrea como refugiada cuando tenía 20 años. Ya hacía atetismo y fue protegida por Ulf Friberg, entrenador de Mustafa Mohamed. Nació hace 27 años en Dekishahay. Campeona de Europa de 5.000 en Zúrich 2014 y plata en Amsterdam 2016.

Marca personal. 4:01.34 en Zúrich el 26 de agosto de 2014. Marca del año: 4:02.62 en Londres el 22 de julio.

Yaremin Can (Turquía), sexta en 5.000 y séptima en 10.000

Nació en Kenia, con el nombre de Vivian Jemutai, pero jamás compitió internacionalmente por el país africano. Se nacionalizó turca el pasado 13 de marzo. Fue campeona de Europa de 10.000 metros en Amsterdam 2016. Tiene sólo 19 años.

Marcas personales: 5.000 m: 14:37.61 en Roma el 2 de junio. 10.000 m: 30:26.41 en Río el 12 de agosto.

Eunice Jepkirui Kirwa (Bahrein), plata en maratón

Originaria de Kenia. Una veterana de 32 años que se nacionalizó por el país asiático el 11 de diciembre de 2013 y que adquirió la posibilidad de competir por él el 15 de julio del año siguiente. Fue medalla de bronce en la maratón de los Mundiales de Pekín 2015.

Marca personal. 2h 22:08 en Nagoya el 8 de marzo de 2015. Marca del año: 2h 22:40 en Nagoya el 13 de marzo.

Rose Chelimo (Bahrein), octava en maratón

Otra atleta baharaní nacida (y comprada, de una manera u otra) a Kenia. Tiene 27 años y es profesional de la carrera sobre asfalto desde 2010, año en el que encadenó varias victorias y puestos de relevancia en Francia.

Marca personal: 2h 24:14 en Seúl el 20 de marzo de 2016.

Ruth Jebet (Bahrein), oro en 3.000 metros obstáculos

Nació en Kenia y su apellido original era Chebet. Consiguió la nacionalidad baharaní el 19 de mayo de 2013 y pudo competir con este país un año después. Tiene 19 años y fue campeona mundial júnior en 2014. Esta temporada ha batido el récord mundial.

Marca personal. 8:52.78 en París el 27 de agosto de 2016.

Hanna Knyazyeva-Nimenko (Israel), quinta en triple

Nació hace 27 años en Periaslav-Khmelnytsky (Ucrania) y emigró a Israel en su condición de judía, con lo que adquirió la nacionalidad del país, que es asiático, pero que en las competiciones internacionales compite por Europa. Está casada con el decatleta Anatoliy Mimenko, acreditado en 7.046 puntos. Compite por Israel desde el 12 de mayo de 2013. En los Juegos de Londres 2012 ya se clasificó en la cuarta posición y en los Mundiales de Pekín 2015 alcanzó la medalla de plata.

Marca personal: 14,78 (-0,1) en Pekín el 24 de agosto de 2015. Marca del año: 14,68 (+1,5) en Río el 14 de agosto.

10 septiembre, 2016 | 10:00

Anita Wlodarczyk: la 'bombardera' de los 80 metros

WLODARCZYKRécord mundial en la final del lanzamiento de martillo en los Juegos de Río y victoria clara y contundente, casi seis metros sobre la china Wenxiu Zhang, medallista de plata. La polaca, nacida hace 31 años en Rawicz, lanzó 82,29 metros en su tercer tiro. Su idilio con los ochenta metros, esa barrera colosal para las martillistas, se inició el 1 de agosto del año pasado en la localidad polaca de Cetniewo (81,08) y siguió 26 días después en los Mundiales de Pekín. Y en este 2016 otros tres lanzamientos más allá de esa barrera: 80,26 en Cetniewo el 12 de julio, esos 82,29 de Río y 82,98, otro récord mundial, el 28 de agosto en Varsovia.

Su superioridad en el ránking es absoluta, la mayor del atletismo actual: tiene las doce mejores marcas de esta temporada. Y colecciona éxitos competitivos: ha sido campeona de Europa en Helsinki 2012, Zúrich 2014 y Amsterdam 2016; oro mundial en Berlín 2009 y Pekín 2015, y ahora ha logrado su primer título olímpico. En Londres 2012 había sido plata y en Pekín 2008 terminó sexta.

Anita Wlodarczyk fue la gran estrella individual en el sector de lanzamientos, pero por países el más fuerte en el medallero fue Croacia, con dos oros: Sandra Perkovic en disco y Sara Kolak en jabalina. Sin embargo, por finalistas la victoria correspondió a China, aunque consiguió una sola medalla de plata, por la martillista Wenxiu Zhang.

Medallero

  1. Croacia: 2 (2-0-0)
  2. Estados Unidos y Polonia: 1 (1-0-0)
  3. China, Francia, Nueva Zelanda y Sudáfrica: 1 (0-1-0)

Finalistas

  1. China, 21
  2. Croacia y Estados Unidos, 16
  3. Polonia, 13
  4. Alemania, 12

Otros europeos

  1. Francia, 7
  2. Bielorrusia, Gran Bretaña y Hungría, 6

HEPTATLÓN: DOS MUJERES DE 1,98 EN ALTURA

Nafissatou Thiam, hija de senegalés y belga, y nacida en Bruselas, se impuso a la británica Jessica Ennis-Hill, campeona olímpica en Londres 2012 y mundial en Pekín 2015. Llama la atención que saltase 1,98 metros en altura, cuando el título lo consiguió en la prueba individual Ruth Beitia con un centímetro menos. El bronce fue para la canadiense Brianne Theisen-Eaton, esposa del estadounidense Ashton Eaton, campeón en decatlón.Por medallas se impuso, lógicamente, Bélgica, pero por finalistas la mejor fue Gran Bretaña, porque, además de la plata de Ennis-Hill, Katarina Johnson-Thompson acabó en la sexta posición. Por cierto, también saltó 1,98 en altura.

 Medallero

  1. Bélgica: 1 (1-0-0)
  2. Gran Bretaña: 1 (0-1-0)
  3. Canadá: 1 (0-0-1)

Finalistas

  1. Gran Bretaña, 10
  2. Bélgica, 8
  3. Canadá, 6
  4. Letonia, 5
  5. Alemania, 4
  6. Cuba, 2
  7. Hungría, 1

MARCHA. CHINA, LA MÁS FUERTE

Oro y bronce para las chinas Homg Liu y Xiuzhi Lu, en una carrera muy apretada en la que el primer puesto y el tercero estuvieron separados sólo por siete segundos. La plata para la mexicana María Guadalupe González, que rescata la tradición marchista del país norteamericano. China, además de esas dos medallas, añadió un quinto puesto de Shijie Qieyang, lo que le da una superioridad abrumadora.

Mención especial para Beatriz Pascual, que consigue diploma por terceros Juegos consecutivos, lo que habla bien a las claras de su capacidad competitiva. Grandísima atleta, que terminó en la octava posición.

Medallero

  1. China: 2 (1-0-1)
  2. México: 1 (0-1-0)

Finalistas

  1. China, 18
  2. México 7
  3. Italia, 5
  4. Portugal, 3
  5. Brasil, 2
  6. España, 1

08 septiembre, 2016 | 13:33

Chapado, Odriozola, Hornillos, Manel... elecciones

CHAPADO, Raúl INEFEste pasado miércoles estuve en la presentación de la candidatura de Raúl Chapado a la presidencia de la Federación Española de Atletismo. Fue un acto brillante y muy profesional, como lo fueron en su momento los de Manel González e Isidoro Hornillos. Y multitudinario, con presencia, incluso, de deportistas relativamente ajenos al atletismo, como José Luis Llorente, con el que tengo una buena amistad desde los años setenta, nada menos, cuando a mí me entrenaba Paco López, que también era el preparador físico del Real Madrid de baloncesto, en el que él jugaba de extraordinario base.

Hubo personas que trabajan en el equipo técnico de la RFEA (Jorge González Amo, Luis Miguel Martín Berlanas, Arturo Oliver, Juan Carlos Álvarez…), representantes de atletas (Julia García, Miguel Ángel Mostaza, Jesús Oliván, Alberto Armas, que dio noticias esperanzadoras de Bruno Hortelano…), Vicente Añó, ex candidato a la presidencia y hombre fuerte en Valencia, atletas y ex atletas (Carlota Castrejana, Joan Lino, Ángel David Rodríguez…), técnicos como Antonio Serrano... Y muchos más, que no se trata de hacer listas exhaustivas.

Raúl se desmarcó de José María Odriozola, pero siempre de forma absolutamente respetuosa, como es natural en un hombre inteligente y educado, virtudes que siempre admiro y que Chapado comparte con Hornillos y Manel.

Al ex triplista le persigue la fama de ser un hombre de continuidad y, de hecho, en la entrevista que le hice hace meses ya le pregunté sobre el tema, no porque lo sospeche, sino porque estaba, y sigue estando, en el ambiente. Algún compañero de los medios informativos se lo preguntó también en la rueda de prensa posterior a su presentación.

Se desmarcó del actual presidente y tesorero de la IAAF, insisto. De forma elegante, como debe ser. Dijo que no estaba de acuerdo con algunas de sus decisiones.

Me gustó la claridad de sus ideas y su defensa cerrada del juego limpio, la misma que hacen sus dos adversarios, que no enemigos, porque los tres se conocen perfectamente y creo que se aprecian y se valoran. Lo cierto es que coinciden en lo básico, me parece: convicción de que se entra en una época nueva; respeto a José María Odriozola, que les honra; condena clara y rotunda del dopaje y admisión de que algunas cosas se han hecho mal en este aspecto; propósito de extender la afición al atletismo, deporte al que amo profundamente, pero que reconozco desde hace años que tiende a encerrarse en sí mismo de forma casi suicida; intención de aumentar los ingresos a través del patrocinio privado, y conciencia clara de que algo falla en la política comunicativa de la RFEA.

Y aquí mi opinión: ese fallo no se debe a las personas que trabajan en ese departamento, todas altamente cualificadas y muy profesionales y dedicadas en cuerpo y alma a un trabajo que adoran. Les conozco y doy fe de ello, sin matices, porque les conozco hace muchos, muchos años.

Creo que los problemas tienen un origen más alto: Odriozola, que vislumbra enemigos mediáticos casi por todos lados y que confunde la crítica a su gestión con ataques al atletismo, como llegó a decir en la última Asamblea General, donde a algunos periodistas (sin citarnos, pero claramente identificables), nos acusó poco menos que de querer hundir este deporte. Confunde desde hace tiempo el atletismo y la Federación con su propia persona. Y eso es peligroso e insalubre.

Hay que recordar que todos los dictadores confunden la crítica a su persona con el ataque al país, por ejemplo, que despóticamente dominan. Es una constante.

Volviendo a Raúl Chapado: se resiste a facilitar nombres de su equipo, que yo supongo que tiene configurado. Esa estrategia es idéntica a la de Isidoro Hornillos y distinta a la de Manel González, que ha facilitado los nombres de quienes le acompañarán en la candidatura, aunque, que yo sepa, sin cargos asignados. Son fáciles de adivinar, en todo caso.

Chapado hizo la presentación en el GoFit Vallehermoso, donde estaba ese estadio en el que todos los relacionados con el atletismo residentes en Madrid (y otros muchos) hemos pasado miles de horas, en la pista, en las gradas, y que ya no existe, en contra de la promesa pública hecha por Alberto Ruiz-Gallardón cuando era alcalde de la capital de España. Hornillos hizo su presentación en un hotel y Manel en el INEF de Madrid. También aquí sus estrategias difieren, aunque este sea un tema meramente anecdótico. En los tres casos estuvieron rodeados de una amplia representación de gente ligada al atletismo desde siempre. Buena señal.

Y quiero terminar insistiendo en una idea que he expresado aquí varias veces: el atletismo español está de enhorabuena. Cualquiera de los tres candidatos (ya no habrá más, creo, una vez que ha desistido Carlos Burón) será un excelente presidente. Estoy absolutamente convencido.    

06 septiembre, 2016 | 11:40

Bruno Hortelano regresará y correrá más rápido

HORTELANO, plata 2016Lo que he escrito en el título de este post es un deseo, una convicción y un pronóstico. El accidente de Bruno Hortelano ha sido grave, pero me temo que pudo ser peor. Su mano derecha ha quedado casi destrozada, pero parece que el resultado de la intervención quirúrgica ha sido bueno. Yo estoy convencido, repito, de que Bruno volverá a correr velozmente, aunque evidentemente va a necesitar un tiempo.

Una lesión o un percance en la mano es más importante de lo que parece para un velocista. En primer lugar, porque en la posición de “¡Listos!” casi todo el peso del cuerpo reposa en las dos manos. De hecho, muchos sprinters fortalecen especialmente sus manos para aguantar ese peso.

En segundo lugar, los brazos, y, en consecuencia, las manos, sirven para equilibrarse bien durante la carrera, tanto en las curvas como en las rectas.

Y en tercer lugar, las manos, obviamente, son fundamentales en los relevos. Yo espero, deseo y pronostico que Bruno Hortelano se recuperará a plena satisfacción, aunque ahora esté pasando un momento terrible. El accidente de tráfico ha afectado a su mano derecha y Bruno, en el relevo 4x100 metros español, competiría en la última plaza, de forma que tendría que recibir el testigo con la mano izquierda.

Para los que no estéis familiarizados con estas cosas: los relevistas en curva corren con el testigo en la mano derecha y los que lo hacen en recta, en la izquierda. Aunque a veces algunos que compiten en la última, como Carl Lewis, se pasan el testigo de la mano izquierda a la derecha, en un gesto técnico poco recomendable.

Y sobre las manos en la posición de “¡Listos!” me viene a la memoria una anécdota histórica. El soviético (ucraniano) Valeriy Borzov, campeón olímpico de 100 y 200 metros en Múnich 1972 hubo un momento (no en aquellos Juegos) en que salía apoyando sólo un brazo en el suelo en la posición previa a la salida. Como tenía justa fama de que todos sus movimientos técnicos estaban meticulosamente milimetrados por los mejores científicos de la URSS, algunos comenzaron a imitarle. Luego se supo que había adoptado esa posición de partida precisamente por una lesión en una mano. Ahora, por cierto, es obligatorio salir con las dos manos apoyadas en el suelo, según el artículo 162 del Reglamento de Competición.

Volviendo al inicio. Estoy deseando ver de nuevo a Bruno volar sobre la pista.

Te esperamos con paciencia y con esperanza.

04 septiembre, 2016 | 13:39

Estados Unidos se lleva todo sin la mejor del mundo

HARRISON, Kendra récordEstados Unidos consiguió el triplete en los 100 metros vallas a pesar de que no estaba en el equipo (fracasó en los Trials) Kendra Harrison (en la imagen), plusmarquista mundial con 12.20. El potencial norteamericano es tan tremendo en esta prueba que pueden permitirse ese lujo sin resentirse en el medallero. Ya sabéis, y ha sido comentado aquí muchas veces por vosotros y por mí mismo, que la normativa estadounidense en los Trials es inflexible y no tiene excepciones: acuden los tres primeros, sin otra consideración. Pues bien, acudieron las tres mejores de esas pruebas selectivas y venció Brianna Rollins (oro mundialista en Moscú 2013), por delante de Nia Ali y de Kristi Castlin.

Estados Unidos también se llevó el oro en 400 metros vallas. Venció Dalilah Muhammad, nacida en Jamaica, pero no en la isla caribeña, sino en un vecindario del barrio de Queen, en Nueva York, musulmana e hija de musulmanes de raza negra. Esta Jamaica es un lugar de clase media, de más de 200.000 habitantes, donde alrededor del 70% de la población es afroamericana o hispana. La danesa Sara Slott Petersen, plata, fue la única mujer no estadounidense en llevarse una medalla en el sector de vallas.  

Medallero

  1. Estados Unidos: 5 (2-1-2)
  2. Dinamarca: 1 (0-1-0)

Finalistas

  1. Estados Unidos, 35
  2. Jamaica, 9
  3. Gran Bretaña, 8
  4. Dinamarca, 7
  5. República Checa, 5
  6. Alemania, 4
  7. Bahamas, 3
  8. Canadá, 1

SALTOS: TRES MEDALLAS DE HABLA ESPAÑOLA

Ruth Beitia fue oro en altura, la colombiana Catherine Ibargüen venció en triple y la venezolana Yulimar Rojas se llevó la plata en esta especialidad. Tres medallas de habla española y dos de ellas fabricadas en nuestro país: Ruth Beitia en Santander y Yulimar en Guadalajara, dirigida por Iván Pedroso, el mito cubano de la longitud. En cuanto a Ibargüen, que desde la final olímpica de Londres sólo ha perdido una vez, se prepara en Puerto Rico con el entrenador cubano Ubaldo Duany.

Por países el dominio fue abrumador de Estados Unidos, único país que alcanzó tres medallas. Todos los demás se quedaron en una. Las norteamericanas basaron su potencial en longitud, con un doblete para Tianna Bartoletta y Brittney Reese, y en pértiga, donde falló Jennifer Shur (séptima con 4,60, mismo puesto y misma medida que la cubanita Yarisley Silva), pero donde se llevó la plata Sandi Morris. La pértiga, por cierto, fue una prueba extraña, donde no creo que haya acertado el podio ningún hipotético apostante. No me gustó la declaración previa a la competición de Yelena Isinbayeva (a la que como sabéis admiro profundamente) menospreciando a la campeona futura porque ella no estaba en competición. No son declaraciones dignas de una buena deportista. Y siento escribir esto.

Medallero

  1. Estados Unidos: 3 (1-2-0)
  2. Colombia, España y Grecia: 1 (1-0-0)
  3. Bulgaria y Venezuela: 1 (0-1-0)
  4. Croacia, Kazastán, Nueva Zelanda y Serbia: 1 (0-0-1)

Finalistas

  1. Estados Unidos, 33,5
  2. Grecia, 9
  3. Colombia y España, 8
  4. Australia y Bulgaria, 7

Otros europeos

  1. Alemania, 6,5
  2. Serbia y Croacia, 6
  3. Gran Bretaña, 5

03 septiembre, 2016 | 13:09

Ramón Torralbo: el maestro de Ruth Beitia

BEITIA-TORRALBO MOSCU 2014 2
Pues sí, Ruth ganó su segundo diamante
en una temporada maravillosa en la que ha sido, cronológicamente, subcampeona mundial indoor en Eugene, oro en los Europeos de Amsterdam, oro en los Juegos Olímpicos de Río y ahora ganadora en la Diamond League. En el Diario AS de papel y en as.com tenéis una magnífica entrevista a Ramón Torralbo, el hombre que esculpió a Ruth, hecha por mi compañero Juanma Bellón. La podéis leer aquí: http://masdeporte.as.com/masdeporte/2016/09/02/atletismo/1472849242_824002.html

Es la mejor del mundo, sin discusión. Por cierto, y a propósito de la ausencia de las atletas rusas del panorama internacional: la Diamond League del año pasado la ganó con ellas en acción y las ha batido no a menudo, sino muchas veces. Beitia es oro de relumbrón y diamante de fulgor. Y limpia como la patena. Y un ejemplo espléndido no sólo para el atletismo, sino para el deporte español. En AS tuvimos el honor de concederle el premio a la mejor deportista de 2015, por votación de nuestros lectores. Tuvimos el orgullo de tenerla como nuestra invitada, siempre encantadora, siempre amable, siempre con una sonrisa. ¿Repetirá en este año? Mi voto ya lo tiene.

En este post quiero recordar una charla que tuve hace meses con Ramón, en Madrid, y con ella presente, al terminar unas Jornadas Técnicas de la Escuela Nacional de Entrenadores, a las que asistí como siempre que puedo. Forman un dúo excepcional. Y es que siempre hay un grandísimo entrenador detrás de un grandísimo atleta.

“Conocí a Ruth cuando ella tenía once años y era fondista. Yo preparaba a su hermano mayor, que era saltador de altura. Ruth aparecía por las pistas, rodaba y a veces hacía algunos saltos, hasta que su entrenador me la pasó, de acuerdo con ella”, me contó en su momento Ramón Torralbo describiendo los inicios de una relación entrenador-atleta que ha cumplido ya los 26 años y de la que han salido grandísimos éxitos nacionales e internacionales.

Ruth recuerda a menudo que una vez apareció por Santander Javier Sotomayor, el todavía plusmarquista mundial de salto de altura, y vio cómo saltaba aquella chiquilla de once o doce años y le dijo a Ramón: “Esa chica es buena, tiene muy buenos tobillos”, a lo que Ramón le contestó que ya lo había notado, desde luego. Ruth y Javier son muy amigos desde hace años.

Ramón lo tuvo claro desde el principio: “Me di cuenta de que era buena, pero buena, buena. Era rápida y fuerte, le gustaban los entrenamientos y tenía una gran tipología de saltadora. (Ruth mide 1,92 metros oficialmente, aunque Ramón siempre habla de un centímetro menos). Nuestro primer objetivo fue superar 1,90 . En aquellos tiempos sus duelos con Marta Mendía eran tremendos”. Marta que era y sigue siendo una de sus mejores amigas, como lo era a nivel internacional la belga Tia Hellebaut, campeona olímpica en Pekín 2008, entre otros éxitos.

Ruth superó esos 1,90 metros en 2001, pero no fue la primera española en hacerlo, porque en 1999 precisamente su amiga Marta había saltado 1,91 en el Campeonato de España en pista cubierta, en Sevilla, y luego 1,90, ese verano, al aire libre.

Poco a poco las expectativas de Ruth y de su técnico se fueron agrandando y “la meta pasó a ser los dos metros en altura, ser la primera mujer en España que conseguía superar esa barrera”.                                                                    

Y lo consiguió el 26 de julio de 2003, en el Complejo Deportivo El Quirinal, en Avilés. Aquel día hizo dos récords de España: 1,97, en primer lugar, y 2,00, después. Insaciable, intentó a continuación 2,02, pero sin éxito. Se celebraba el Campeonato de España de Federaciones Autonómicas.

Y pieza clave en los éxitos de esta cántabra que ahora tiene 37 años ha sido Ramón Torralbo. Una relación que trasciende lo profesional: “Ruth es como una hija para mí y, de hecho, tengo una hija de edad parecida. Hemos pasado muchas horas juntos, ella venía a mi casa y a veces, cuando entrenaba en doble sesión, pasaba más horas conmigo que con su familia”.

Ramón destaca las virtudes de la atleta: “Tiene grandes condiciones físicas y psicológicas. Cuenta con todos los valores necesarios para ser una gran deportista, incluido el espíritu de sacrificio. Ha sabido compaginar su vida como atleta con su vida aparte de las pistas”.

Pero también tendrá algún defecto, le apunté. Su respuesta, entre risas: “Pues creo que no… Si los tuviera, de verdad que te los diría, pero no”.

Y luego aporta algunas otras claves para explicar una carrera tan larga y exitosa: “Apenas ha tenido lesiones, y eso es muy importante para un atleta, porque permite llevar un entrenamiento sin parones durante muchos años. Y está aguantando tanto al máximo nivel porque la preparación nunca ha sido muy exigente, ni siquiera hemos apurado a tope en el entrenamiento con pesas “. Por cierto, que hace medias sentadillas con una sola pierna, algo que confieso que ni sabía que existiera hasta que Ramón lo contó en esas Jornadas Técnicas a las que me he referido anteriormente.

Y ahí está Ruth, en lo más alto.

Y de la magnífica entrevista de Juanma Bellón me quedo con una frase de Torralbo respecto al futuro inmediato: “Habrá que marcar objetivos, que no tiene el oro en unos Mundiales…”. Pues ya tenemos esa nueva meta. ¿Os imagináis a Ruth con el título europeos, con el olímpico y con el mundial? Yo sí.

En el próximo post, repaso olímpico a las vallas y los saltos femeninos.

Categorías

septiembre 2016

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Estás en Carros de fuego, un blog sobre atletismo y todo lo que lo rodea: historia, competición, actualidad, debate... Todo lo que te interesa del atletismo y que no podrás encontrar en ningún otro sitio.

Suscríbete a RSS

RSS Añadir este sitio a RSS

¿Qué es RSS?
Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

publicidad

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00