28 julio, 2014 | 13:38

Grandes Nacionales y grandes Mundiales júniors

Muy buenos Campeonatos de España y muy buenos Mundiales júniors en Eugene (Estados Unidos). En Alcobendas (Madrid) se jugaba la Selección que competirá en los Europeos de Zúrich y, como siempre, se tomaba el pulso al atletismo español en su conjunto. En la ciudad norteamericana se mostraban los talentos presentes, en la categoría de menores de 20 años, que serán, en gran medida, los talentos del futuro.

No hay que olvidar que de los Mundiales júniors han salido grandes estrellas: Usain Bolt, Veronica Campbell, Yelena Isinbayeva… y Fermín Cacho, por ejemplo, entre muchos otros a cada cual mejor.

Los Campeonatos de España ofrecieron pruebas bonitas y competidas y un ramillete de marchas notables. No quiero ser exhaustivo, pero me gustaron mucho Samuel García en 400 (45.50); Kevin López en 800 y Manuel Olmedo en 1.500; Antonio Abadía y Roberto Alaiz en 5.000; Javier Colomo en 110 metros vallas (13.74, con un metro de viento en contra); Sergio Fernández en 400 mv (49.90); Víctor García en 3.000 metros obstáculos; Eusebio Cáceres en longitud (8,08, con +0,1 y una gran respuesta al desafío de Okutu); Pablo Torrijos en triple (16,87 con +0,2); Miguel Ángel López en marcha y, sobre todo, Borja Vivas en lanzamiento de peso. Sus 21,07 metros son la gran marca de los Nacionales, a cuarenta centímetros del récord nacional de Manolo Martínez, ahora responsable de la especialidad. Además, estuvo arropado por Yioser Toledo (20,25) y Carlos Tobalina (20,15). 

Y entre las chicas también hubo muchas cosas interesantes. Me gustaron mucho Indira Terrero en 400 (51.77); Caridad Jerez en 100 metros vallas (13.09, con -0,3); Laura Natalí Sotomayor, 57.17 en 400 mv; Naroa Agirre, una ilustre veterana que se elevó en pértiga por encima de 4,42 y que luego intentó su propio récord español,(4,57); Mari Mar Jover en longitud (6,59, con +0,5), Ruth Marie Ndoumbe en triple (14,15, con +1,6); Berta Castells en martillo (68,10) y, por supuesto, Julia Takacs en 10.000 metros marcha, con un récord nacional de 42:23.37.

Y seguro que me dejo algo por ahí. Un gran Campeonato, sin duda.   

Vamos con los Mundiales júniors. Sí, España ha dado un paso al frente. En estas edades me interesan más los finalistas que los medallistas, por eso digo que España ha tomado fuerza en Eugene. Cierto que cambiamos, respecto a la pasada edición (Barcelona 2012) el oro de Ana Peleteiro en triple por la plata de Diego García en 10.000 metros marcha, pero también es verdad que cambiamos cuatro finalistas por siete, en total. Y me quedo, sobre todo, con este dato.

Entre los siete finalistas hay saltadores (Ana Peleteiro), vallistas (Francisco López), marchadores (Diego García, Laura García-Caro y María Pérez) y lanzadoras (June Kintana y Arantza Moreno). Hay una cierta diversidad, pero echo de menos a velocistas y mediofondistas. En la primera modalidad siempre hemos tenido carencias; en la segunda, todo lo contrario. Por eso me preocupa este dato.

De inmediato, y en este blog de Carros de Fuego, análisis detallado de los Mundiales júniors. 

25 julio, 2014 | 21:09

En Eugene medalla; en Alcobendas, récord

Diego García y Julia Takacs: dos alegrías. La marcha tuvo que ser. Diego, plata en los 10.000 metros marcha de los Mundiales de Eugene; Julia, récord en la primera prueba de los Campeonatos de España que se disputan este fin de semana en Alcobendas.

Ana Peleteiro sólo pudo ser sexta en la final de triple salto. Fue campeona hace dos años, en Barcelona. Ha retrocedido, sí, pero sigo confiando en ella. Creo que es una grandísima atleta y creo que tiene un grandísimo entrenador. No es fácil vencer en dos Campeonatos del Mundo júniors consecutivos. Tiene ante sí un gran futuro. 

Diego García nos ha llevado al medallero en los Campeonatos Mundiales júniors de Eugene (Oregón, Estados Unidos). Plata en los 10.000 metros marcha en pista con récord español: 39:51.59. Grandísimo resultado. Nos ha dado un empujón fantástico.

España suma ya 25 medallas en la historia de los Mundiales júniors, esos campeonatos que nos muestran el futuro, que nos señalan por dónde van las cosas.

A mí, los de Eugene, me están pareciendo unos Mundiales de gran calidad y los españoles se están mostrando fuertes en muchas ocasiones. Cierto es que la Selección era amplia y que muchos estaban predestinados a sucumbir a la primera. A mí no me importa mucho que esto suceda en estas edades. Hay que sembrar. Llevar a los jóvenes a que ganen o a que pierdan. A que aprendan. El futuro de nuestro atletismo está en sus manos y en manos de sus entrenadores.

Ya me parece meritorio que con el tiempo en el que vivimos, unos chicos y chicas menores de veinte años se dediquen a un deporte tan bello como el atletismo, pero, al mismo tiempo, tan poco recompensado, tan ingrato, tan duro, tan lejos de las bambalinas, con mucha gente dispuesta a criticar y muy poca a elogiar...

Perdonadme la cursilería, pero doy las gracias a estos chicos por estar ahí, por emocionarnos con su esfuerzo.

Diego García ha llegado a la medalla. Otros no lo harán, la inmensa mayoría. Pero todos deben tener en cuenta que atletas que nunca subieron a un podio mundial júnior fueron luego grandes estrellas. A los que consigan medalla, adelante; a los que no la consigan o ni siquiera lleguen a ser finalistas, ánimo. El futuro también puede ser vuestro.

Sólo con estar ahí ya sois muy grandes.

El medallero ya comienza a conformarse definitivamente. Manda Estados Unidos, con 17 metales (ocho oros, cuatro platas y cinco bronces), seguido por Rusia, con cinco (3-1-1),Francia, con tres, todas de oro; Kenia, con once (2-3-6) y China (2-2-2). España es la vigésimo octava, por esa plata de Diego García.  

Y comenzaron los Campeonatos de España. Primera prueba, primer récord. Julia Takacs se superó a sí misma, con la plusmarca en los 10.000 metros marcha en pista. Un registro sensacional: 42:23.37. Sin embargo, no estará en los Europeos de Zúrich, para el que son fijas, en 20 km en ruta, Beatriz Pascual, Raquel González y María José Poves.

Julia es una marchadora fantástica, pero ha coincidido en el tiempo con atletas de grandísima calidad. 

Por cierto, en un día dos éxitos para José Antonio Quintana, que dirige tanto a Julia como a Diego. Y es que tenemos unos grandísimos entrenadores. Lo sé desde que comencé a practicar atletismo en tiempos que ya me parecen remotos.

OTRAS COSAS

Aquí tenéis algunas cosillas cogidas por aquí y por allá:

Markus Rehm, saltador paralímpico alemán, ha vencido en los Campeonatos de su país, con una prótesis de la rodilla hacia abajo. Ha saltado 8,24 y probablemente competirá en los Europeos de Zúrich. Un caso similar a Oscar Pistorius.

El noruego Andreas Torkildsen, de 32 años, ha puesto fin a su temporada a causa de una lesión. No podrá añadir en Zúrich los títulos europeos ganados en Gotemburgo 2006 y Barcelona 2010.

Tadesse Abraham, nacido en Eritrea y con nacionalidad suiza, podrá competir con el país europeo en el continental de Zúrich, según ha comunicado la IAAF. Tiene una mejor marca personal en maratón de 2h 07:45, desde el año pasado, lo que le convierte en favorito a la medalla de oro. 

El británico Mo Farah no competirá en los Juegos de la Commonwealth, porque durante este mes ha tenido dolores abdominales que le llevaron al hospital y, aunque está recuperado, su estado de forma no es bueno, según ha reconocido desde Font Romeu, donde se está entrenando. 

La rusa Darya Klishina (campeona europea en pista cubierta en longitud), se prepara en Viena a las ódenes de su entrenador, que es el estadounidense Loren Seagrave.  

 

 

 

 

 

 

 

21 julio, 2014 | 19:33

Peleteiro y Mundiales júniors: mirada al futuro

Fermín Cacho, Mari Cruz Díaz, Valentí Massana, Manolo Martínez, María Vasco, Marta Domínguez, Reyes Estévez, Paquillo Fernández, Yago Lamela, Juanma Molina, Natalia Rodríguez, Ruth Beitia, Concha Montaner, Antonio Reina, Bea Pascual, Arturo Casado, Manuel Olmedo, Eusebio Cáceres…

Una lista maravillosa de atletas maravillosos. Todos ellos destacaron en los Mundiales júniors y después lo hicieron poderosamente como séniors. Y seguro que me dejo alguno.

Los Mundiales júniors son el atletismo de superélite del futuro. En unos pocos años tendremos a los chicos y chicas que compiten a partir de en la tarde-noche-madrugada de este martes en Eugene (Oregón, Estados Unidos) en lo más alto del atletismo mundial, como Usain Bolt y Yelena Isinbayeba anunciaron en su momento, cuando no habían llegado a los veinte años, aquello con que nos iban a sombrar años después.

Siempre me gusta mirar con lupa el Mundial Júnior. Porque ahí está el futuro. Y el futuro no son sólo los que ganan medalla, porque el recordado y añorado Yago Lamela nunca subió al podio, y mirad luego hasta donde llegó como sénior.

Los Mundiales Júniors nos orientan por donde va el porvenir. Nos dejan ver a algunos de los que van a ser grandes. Pero no sólo miréis al que gana, fijaros en otros que están ahí, entre los mejores, aunque no lleguen a las medallas. Por ejemplo, María Vasco nunca subió a un podio júnior (sexta en Seúl 1992 y cuarta en Lisboa 1994, pero luego fue medalla de bronce olímpica). Arturo Casado fue sólo sexto en Kingston 2002 (los de Usain Bolt) pero llegó a campeón de Europa en Barcelona 2010, entre otras cosas.

Y estos Mundiales júniors nos ofrecerán una radiografía de por dónde va el potencial de cada país. Es una mirada al futuro. ¡Qué el futuro nos sea favorable!  

Cuando acaben, aquí tendréis un análisis completo. Y antes, alguna que otra cosa.  

19 julio, 2014 | 13:55

1.500 metros de vértigo: 7 atletas por debajo de 3:30.00

 

La carrera de 1.500 metros que se disputó en la Diamond League de Mónaco fue la más veloz de la historia en su conjunto, aunque no si tenemos en cuenta sólo los puestos delanteros. De entrada, nunca, jamás siete atletas habían bajado de los tres minutos y medio en una misma carrera. Ayer ese fue el número de mediofondistas que quebraron esa barrera, que sigue siendo colosal.

Además, fue bonita y disputada. La victoria, ya sabéis, fue para el keniano Silas Kiplagat, con 3:27.64 (fue plata en los Mundiales de Daegu 2011 y séptimo en los Juegos de Londres 2012, entre otras cosas), que arrolló en la recta final a su compatriota Asbel Kiprop, segundo con  3:28.45 (campeón olímpico en Pekín y mundial en Daegu 2011 y Moscú 2013, también entre otras cosas).

Una demostración tremenda de sprint final, realizado en una competición a un ritmo endiablado. 

De la magnitud del nivel medio de la carrera da idea el hecho de que, anteriormente, sólo tres atletas (en lugar de siete) habían bajado en la misma prueba de esos tres minutos y medio. Ha sucedido en cuatro ocasiones.

Aquí tenéis la estadística pertinente:

Mónaco, 18 de julio de 2014

1. Silas Kiplagat (Ken), 3:27.64; 2. Asbel Kiprop (Ken), 3:28.45, 3. Ronald Kwemoi (Ken), 3:28.81; 4. Ayaleh Sopuleiman (Dji), 3:29.58; 5. Abdalaati Iguider (Mar), 3:29.83; 6. Aman Wote (Eti), 3:29.91; 7. Nicholas Willis (NZl), 3:29.91.

Bruselas, 24 de agosto de 2001

1. Hicham El Guerrouj (Mar), 3:26.12; 2. Bernard Lagat (Ken), 3:26.34; 3. William Chirchir (Ken), 3:29.29.

Zúrich, 1 de agosto de 2000

1. Hicham El Guerrouj (Mar), 3:27.21; 2. Noah Ngeni (Ken), 3:28.12; 3. Bernard Lagat (Ken), 3:28.51.

Mónaco, 19 de julio de 2013

1. Asbel Kiprop (Ken), 3:27.72; 2. Mo Farah (GBr), 3:28.81; 3. Caleb Mwangangi Ndiku (Ken), 3:29.50.

Zúrich, 13 de agosto de 1997

1. Hicham El Guerrouj (Mar), 3:28.91; 2. Fermín Cacho (Esp), 3:28.95; 3. Venuste Niyongabo (Bur), 3:29.43.

Algunas precisiones:

La de Bruselas ha sido la única carrera hasta ahora con dos atletas por debajo de 2:27.00.

En la de Zúrich 1997 Fermín Cacho batió el récord de Europa y se quedó más cerca que nunca del marroquí Hicham El Guerrouj, a sólo cuatro centésimas. Hicham batió entonces el récord de su país, arrebatándoselo a Said Aouita.

En la de Mónaco, Mo Farah batió la plusmarca europea de Cacho, aunque Fermín sigue siendo el mediofondista nacido en Europa más rápido, porque Farah vino al mundo en Mogadiscio (Somalia).

Además de estas carreras magnícas, celebradas todas ellas en reuniones internacionales, me gustaría recordar la de los Mundiales de Sevilla 1999, porque ha sido la prueba más veloz de 1.500 metros en unos grandes Campeonatos.

Se celebró el 24 de agosto de ese 1999, en el Estadio de la Cartuja, o Estadio Olímpico, que ahora ya apenas se utiliza. Tuve la suerte de estar allí. Venció Hicham El Guerrouj con 3:27.62. La medalla de plata fue para el keniano Noah Ngeni (3:28.73) y la de bronce para Reyes Estévez (3:30.57). Cuarto fue Fermín Cacho (3:31.34) , quinto Andrés Díaz (3:31.83), sexto el keniano Laban Rotich (3:33.32), séptimo su compatriota David Lelei (3:33.82), octavo el francés Driss Maazouzi (3:34.02), noveno el estadounidense Steve Holman (3:34.32), décimo el canadiense Graham Hood (3:35.35 y undécimo el marroquí Adil El Kaouch (3:47.05), que hizo de liebre de El Guerrouj, lo que ocasionó en su momento cierta polémica. Se retiró el argelino Noureddine Morceli. Tremendos resultados para un Campeonato Mundial, en los que suelen predominar las carreras tácticas. El récord de los Campeonatos Mundiales lo tenía hasta ese momento, Noureddine Morceli, con 3:32.84, de Tokio 1991. Es decir, que siete atletas rompieron en aquella carrera inolvidable el récord de los Campeonatos.

Y estas son las mejores marcas por puestos:

1º. Hicham El Guerrouj (Mar), 3:26.00. Roma, 14 de julio de 1998.

2º. Bernard Lagat (Ken), 3:26.34. Bruselas, 24 de agosto de 2011.

3º. Bernard Lagat (Ken), 3:28.51. Zúrich, 11 de agosto de 2000.

4º. Ayaleh Souleiman (Dji), 3:29.58. Mónaco, 18 de julio de 2014.

5º. Abdalaati Iguider (Mar), 3:29.83. Mónaco, 18 de julio de 2014.

6º. Aman Wote (Eti), 3:29.91. Mónaco, 18 de julio de 2014.

7º. Nicholas Willis (NZl), 3:29.91. Mónaco, 18 de julio de 2014.

8º. Leonel Manzano (Usa), 3:30.98. Mónaco, 18 de julio de 2014.

9º. Matthew Centrowitz (Usa), 3:31.09. Mónaco, 18 de julio de 2014.

10º. Henrik Ingebritsen (Nor), 3:31.46. Mónaco, 18 de julio de 2014.

Carrera tremenda la de Mónaco, desde luego, pero el récord mundial sigue en poder del inolvidable Hicham El Guerrouj: 3:26.00 el 14 de julio de 1998, en el Estadio Olímpico de Roma. El marroquí, además, ha bajado en total cinco veces de 3:27.00. Una leyenda.

Y ESTA TARDE…

Reunión de buen nivel en Moratalaz, que estrena pista. No os la perdáis. 

15 julio, 2014 | 21:40

Powell, con el freno de mano. Y Moratalaz con nueva pista

POWELL LUCERNA788_noticia_grande
Asafa Powell, ayer en la reunión de Lucerna.

Bueno, pues por fin Asafa Powell regresa y nos encontramos con que hace 10.30 en los 100 metros, algo que debería ser un paseo para él. En estos momentos no cuento con los datos concretos de la carrera: viento, humedad, frío, calor... Me perdonaréis por ello. Con lo que sí cuento es con que dos atletas consiguieron ganarle con marcas también mediocres.

Vamos, que pienso que Asafa está ya descartado para grandes cosas, aunque quizá me precipite. No lo sé, pero me lo parece. Lo mismo vale para Sherone Simpsom, su compatriota, compañera de entrenamientos y compañera de dopaje. Una pena.

Y vamos con la inauguración de la pista (azul) del Polideportivo de Moratalaz, en la que el próximo sábado se disputará el tradicional mitin de Madrid. Los aficionados que estaban por allí, los medios de comunicación y otras gentes esperamos bajo un sol tremebundo (alguien dijo que estábamos en una sartén, pero no a fuego lento) a que la alcaldesa llegase al recinto, con casi media hora de retraso. No pasa nada. El dossier de Prensa, perfecto, nos sirvió de abanico y de sombrilla, según los casos.

A la alcaldesa hay que agradecerle que el Ayuntamientode Madrid se haya gastado más de medio millón de euros en la pista, que se estrenará el sábado, directamente, sin rodaje previo. Bueno, ayer la estrenaron mi admirado Mark Ujakport y Begoña Garrido, dos cuatrocentistas. Una vueltecilla, después del disparo de la pistola, para un acto protocolario que me pareció bien.

Lo que me pareció raro fue que José María Odriozola, presidente de la Federación Española, ejerciese de entrevistador de Ujakport y de Begoña... ¡y de la propia alcaldesa! una cosa un poco esperpéntica, pero nada novedosa: en ruedas de prensa de otros mítines llegó a ejercer de traductor del ingés al español.

Pero antes de todo esto alguien de Moratalaz me dijo que le parecía que había "bultos" en la pista, que nos les habían dejado ni tocar. Yo la pisé tras la presentación, y me pareció blanda. Pero es una sensación momentánea, sin mayor relieve técnico. 

El sábado, eso sí, un buen mitin. Moratalaz os espera.  

14 julio, 2014 | 11:56

100 metros: Año 'negro', pero no lento

 Gatlinro
Justin Gatlin.

Un montón de circunstancias se han dado la mano para que en este 2014 la prueba de los 100 metros, máximo atractivo del atletismo mundial en los últimos años, haya cedido el protagonismo a la de altura. Por un lado, la coincidencia en el tiempo y en las pistas de un grupo de grandísimos saltadores, capaces de volar por encima de 2,40 metros y de amenazar de forma reiterada los 2,45 que el cubano Javier Sotomayor tiene como plusmarca mundial desde 1993.

Por otro, el hecho de que los positivos del estadounidense Tyson Gay y del jamaicano Asafa Powell les hayan dejado fuera de competición o fuera de ritmo. A lo que se añaden las lesiones arrastradas de los caribeños Yohan Blake (que volvió a romperse hace unos días) y que sólo tiene esta temporada 10.02, y de Usain Bolt, el récordman mundial, la estrella rutilante de los últimos seis años.

Un año un poco negro, pero que no está siendo tan lento como podría pensarse vista la ausencia o escasa presencia de los cuatro mejores atletas de siempre en el ránking mundial: Bolt (9.58), Gay y Blake (9.69) y Powell (9.72).

Pero a pesar de este cúmulo de desgraciadas coincidencias, el año no es lento, y eso se debe a la extraordinaria calidad de aquellos atletas a los que podríamos llamar lugartenientes de los más grandes.

Por ejemplo, el mejor registro mundial del año hasta el momento de escribir este post lo tiene Justin Gatlin en 9.80, mientras que el año pasado por estas fechas el hombre más veloz era el jamaicano Nesta Carter (9.87).

En este 2014 han bajado dos velocistas de los 9.90, el mismo número que en 2013, siempre hablando en idénticos periodos de tiempo. Y once lo han hecho en la presente temporada de 10.00, mientras que el año pasado eran ocho.

En 2014 ha habido cuatro marcas sub 9.90 y diecisiete por debajo de los diez segundos, y en 2013 fueron de tres (una menos) y 27 (diez más).

En conjunto, la presente temporada está siendo mejor que la anterior, a pesar de las bajas, importantísimas, citadas. Y creo que se va a animar en los próximos tiempos. Estoy expectante por ver cómo vuelve El Relámpago.   

LOS MEJORES DE 2014 (Hasta el 13 de julio)

En negrita, la primera vez que aparece un atleta en la lista. Entre paréntesis, tras la fecha, el puesto ocupado en la carrera)

9.80 (+0,1). Justin Gatlin (Usa), Lausana, 3 de julio (1º)

9.82 (+1,7). Richard Thompson (Tri), Puerto España, 21 de junio (1º)

9.86 (-0,4). Justin Gatlin (Usa), Ostrava,17 de junio (1º) 

9.87 (0,0). Justin Gatlin (Usa), Pekín, 21 de mayo (1º)

9.91 (+0,4). Justin Gatlin (Usa), Roma, 5 de junio (1º)

9.92 (0,0). Justin Gatlin (Usa), Shanghai, 18 de mayo (1º)

9.93 (+1,8). Kemarley Brown (Jam), Walnutt, 17 de mayo (1º)

9.93 (+0,1). Tyson Gay (Usa), Lausana, 3 de julio (2º)

9.95 (+1,7). Jimmy Vicaut (Fra), Aix-les-Bains, 18 de mayo (1º)

9.95 (+1,4). Richard Thompson (Tri), Hengelo, 8 de junio (1º)

9.96 (+1,4). Chijindu Ujah (GBr). Hengelo, 8 de junio (2º)

9.97 (+1,8). Travyon Bromell (Usa). Eugene, 13 de junio (1º)

9.97 (+0,3). Nickel Ashmeade (Jam), Glasgow,11 de julio (1º)

9.97 (+0,3). Mike Rodgers (Usa), Glasgow, 11 de julio (2º)

9.98 A (+1,4). Simon Magakwe (Rsa), Pretoria, 12 de abril (1º)

9.98 (+0,1). Mike Rodgers (Usa), Lausana, 3 de julio (3º)

9.98 (+0,3). Nesta Carter (Jam), Glasgow  11 de julio (3º)

 

CUATRO NUEVOS EN EL ‘CLUB DE LOS 10.00’

 Kemarley Brown (Jam): 9.93. Tiene 22 años. Marca en 2013: 10.34.

Chihind Ujah (GBr): 9.96. Cuenta 20 años. En 2013 corrió en 10.32, pero tenía 10.26 desde 2012.

Travyon Bromell (Usa): 9.97, récordman mundial júnior. Cumplió 19 años el pasado 10 de julio. Es la joven estrella del sprint. Además de esos 9.97 ha corrido en 10.01 (+1,5), en Austin, el 29 de marzo; 10.02 (+0,9), en la misma ciudad, el día antes; 10.07 (+1,2), en Eugene, el 5 de julio; 10.08 (+1,4), en el mismo sitio e idéntico día, y 10.09 (+0,1), en Lubbock, el 17 de mayo. Al día siguiente, también en esa localidad texana, hizo 9.77… con un viento favorable antirreglamentario de 4,2. Podéis ver la carrera del 9.97 aquí: https://www.youtube.com/watch?v=kqgZIYdNuqQ

Simon Magakwe (RSa): 9.98 A. Tiene 28 años. En 2013 corrió en 10.23, pero su marca personal era de 10.06 (2012).

La lista de miembros de este Club de los 10.00 asciende en estos momentos a 84.

OTRAS COSAS

Patricia Sarrapio ha confirmado su mínima para los Europeos de Zúrich al saltar 13,96 metros en Ávila. Tenía ya el registro exigido con 14,05 en pista cubierta, del año pasado. También tienen la marca exigida (13,95) Ana Peleteiro y Ruth Marie Ndoumbe.

Ana Peleiro, precisamente, es protagonista en la página web de la Federación Internacional, con un reportaje firmado por Emeterio Valiente, un experto en atletismo al que tengo el gusto de conocer desde hace muchos años. Es muy bueno. No os lo perdáis en http://www.iaaf.org/news/feature/ana-peleteiro-eugene-iaaf-world-junior-champi

La reunión de Moratalaz  se presenta este martes (día 14) en el Polideportivo Municipal de esta barriada madrileña, con José María Odriozola y la alcaldesa Ana Botella como anfitriones. Se estrena pista de color azul. 

No os perdáis este vídeo de as.com sobre los 3.000 metros obstáculos del Campeonato de España de Federaciones. Yo nunca había visto algo así: http://as.com/videos/2014/07/13/portada/1405263497_145904.html

Luis Fernando Serrano, con esclerosis múltiple (le hicimos un reportaje en el Diario AS y en as.com) terminó el Ironman de Vitoria con 13h 13:38. Mi aplauso y mi admiración. 

08 julio, 2014 | 13:05

Luisfer, esclerosis múltiple... ¡qué grande es el deporte!

El deporte no son sólo los Mundiales de Fútbol, los Juegos Olímpicos, Wimbledon, el Tour de Francia... El deporte es mucho más, aunque, por razones obvias hay una parte de la actividad física, la puramente competitiva y de altísimo nivel, que se asoma más a los medios de comunicación. 

Confieso que disfruté enormemente haciendo el reportaje a Luis Fernando Serrano en el Campo de las Naciones, ayer por la mañana. Es ese tipo de trabajos que me llena especialmente, que se salen fuera de lo habitual.

También confieso que al principio yo estaba un poco cortado. No conocía personalmente a Luisfer y me abrumaba un poco hablar con él de una enfermedad tan cruel como la esclerosis múltiple, que, por desgracia, le ha atrapado. Fue él quien rompió el hielo, quien relataba con naturalidad cosas terribles.

Luisfer es un hombre inteligente y un grandísimo luchador. Se ha enfrentado a un drama con la cara por delante. No se ha resignado a la desgracia: lucha contra ella. Y, entre otros ámbitos, lucha con el deporte como instrumento.

Lejos de quedarse en un sofá, aguardando tristemente lo que el futuro quisiera depararle, siguió haciendo deporte y el domingo se atreve, nada menos, que con Ironman, una de las competiciones deportivas más duras del mundo, si no la que más. Lo hará en Vitoria. Ironman es una palabra inglesa que significa Hombre de Hierro. Nada más apropiado en este caso.

Recordemos e insistamos: se trata de nadar cuatro kilómetros, de pedalear 180 y de terminar con un maratón: 42.195 metros. Es para Hombres de Hierro, desde luego. Y más si tienes la enfermedad que ha atrapado a Luisfer. Él es más de hierro que todos los demás.  

Otros dos afectados por esta enfermedad estaban listos para competir también en la capital alavesa y el reportaje se pensó inicialmente para los tres. Pero dos han tenido problemas y tendrán que esperar a otra ocasión. 

Luisfer ni se plantea hacer una marca determinada. Sólo se pone como objetivo llegar a la meta. Yo creo que ya ha ganado, aunque no llegue. Para mí el hecho de que Luisfer llegue a la meta o no tiene un valor relativo. Y él me perdonará por lo que acabo de escribir. Lo aclaro: el mérito es que un hombre joven con esclerosis múltiple no se ha quedado en ese sofá que le recomendó un médico, sino que ha frecuentado piscinas, carreteras, parques... para nadar, pedalear y correr. A partir de ahí, casi es anecdótico si llega a la meta (yo deseo que así sea, por supuesto). Lo principal es lo que va a hacer. Que no se rinde. Que pelea contra la adversidad. 

Sí, ¡qué grande es el deporte! El deporte permite este tipo de cosas, este tipo de superaciones. Me decía Luis Fernando Serrano que si la gente afectada por la enfermedad se entera de este reportaje y se pone en marcha, si una sola persona lo hace, ya estaría feliz. Pues eso.

06 julio, 2014 | 13:39

Blanka Vlasic y otras chicas de altura

 
 Vlasic
Blanka Vlasic.

En el Mitin Areva de París hubo marcas mundiales del año y algunas carreras muy buenas, pero me quedo con los dos metros saltados en altura por la croata Blanka Vlasic. No sólo por esos dos metros, marca que en sí misma no es muy importante para ella (tiene un mejor registro personal de 2,08) sino por lo que supone de reafirmación de sus posibilidades, de que el reciente y oscuro pasado, con lesiones pertinaces, ha pasado a la historia.

Sí, Blanka volvió a bailar de nuevo sobre la pista y eso es una muy buena señal para aquellos a los que nos gusta el atletismo. Salvando las distancias, que son muchas, Vlasic tiene un carisma similar al de la pertiguista Yelena Isinbayeva, aunque la rusa lo multiplique. Son atletas que llegan mucho más allá del atletismo, y eso es siempre bueno para nuestro deporte, que no puede ni debe estar reducido a sus aficionados incondicionales.

Sólo he entrevistado una vez a la saltadora nacida hace 30 años en Split, una ciudad croata a orillas del mar Adriático, en la que tuvieron lugar los Campeonatos Europeos de 1990, ya con la Guerra de los Balcanes cociéndose en las inmediaciones. La entrevista, hecha hace unos años en Madrid, fue muy cordial y entretenida y ella me pareció una mujer inteligente y ambiciosa, a la par que sencilla y accesible. Todo fue muy bien, salvo la hora a la que me citó: las ocho de la mañana… Y es que quería ir de compras y suponía que las tiendas abrían muy pronto.

Blanka, que mide 1,92 metros, lo mismo que Ruth Beitia, por ejemplo, tiene un historial impresionante, que voy a resumir a sus medallas: plata en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008; campeona mundial en Osaka 2007 y Berlín 2009 y plata en Daegu 2011; campeona europea en Barcelona 2010; oro mundialista júnior en Santiago de Chile 2000 y Kingston 2002; campeona europea Sub 23 en Bydgoszcz 2003, y oro en los Mundiales en pista cubierta de Valencia 2008 y Doha 2010, plata en los de Moscú 2006 y bronce en los de Budapest 2004.

Impresionante, desde luego, y eso que se perdió los Juegos de Londres 2012 a causa de una lesión, entre otras competiciones.

En cuanto a marcas, también llaman fuertemente la atención los números de Blanka Vlasic. Tiene un registro personal de 2,08 metros, hecho el 31 de agosto de 2009, en Zagreb. Esta marca estratosférica la convierte en la segunda mujer que más ha saltado en la historia, sólo por detrás de la búlgara Stefka Kostadinova, la plusmarquista del mundo con 2,09 metros.

Por cierto, que Stefka hizo esa marca en un día muy especial: el 30 de agosto de 1987, en el Estadio Olímpico de Roma, en la final de los Mundiales y unos pocos minutos después de que Ben Johnson ganase los 100 metros con 9.83, por delante de Carl Lewis. Más de un año después se supo que Big Ben iba hasta los topes de dopaje. Johnson hizo esa plusmarca a las 18:40 y Stefka saltó aquellos 2,09 a las 18:56.

Pues bien, Vlasic ha intentado superar esos 2,09 nada menos que en 60 ocasiones. Y siempre infructuosamente. No sé si existirá alguna saltadora en la historia que se haya peleado con más tenacidad contra un récord, sin poder batirlo.

Más datos sobre Blanka: en esta Diamond League de París sumó su concurso número 104 con dos metros o más, desde que sobrepasase esa medida por primera vez (2,01) el 15 de agosto de 2003, en la Weltklasse de Zúrich hasta este pasado 5 de julio, en París. Y logró una impresionante racha de 42 concursos consecutivos con más de dos metros entre julio de 2007 y febrero de 2009. Pero, en total, ha saltado más de dos metros en 172 ocasiones, porque en alguno de sus concursos repitió, lógicamente, sobre esa medida.

Son datos que casi marean y que describen a una de las mejores saltadoras de altura de todos los tiempos, aunque le falte el remate del récord y un oro olímpico para coronarla como la mejor de la historia.  

Su padre (y entrenador en el plano físico) se llama Josko y fue un decatleta internacional por Yugoslavia. Llegó a sumar 7.659 puntos en 1983 y asistió a los Juegos Mediterráneos de Casablanca. Volvió tan enamorado de la ciudad atlántica marroquí que quiso ponerle a la hija que esperaba (la croata nació el 8 de noviembre de ese año) el nombre de Casablanca… pero una abuela de Vlasic terció para que se quedase en Blanka.

La saltadora balcánica es una enamorada de España y en aquella entrevista confesó que le gustaba venir de vacaciones a Madrid.  

La de altura es una prueba que ha proporcionado al atletismo deportistas míticas. Aquí están algunas, sin ánimo de ser exhaustivo.

 Ethel Catherwood (Canadá): primera campeona olímpica de la historia, en Amsterdam 1928, con 1,595 metros (se midió así en aquellos Juegos). Era una chica grácil y guapa, que hizo cambiar a muchos la idea masculinizante que tenían del atletismo.

Fanny Blankers Koen (Holanda): la primera en saltar más de 1,70. Lo consiguió en Amsterdam, en 1943, en plena ocupación de la Alemania Nazi. Era una mujer muy completa, que en Londres 1948 ganó cuatro medallas olímpicas de oro en 100, 200, 80 metros vallas y relevos 4x100 metros, siendo ya madre de dos hijos. La maternidad no era, entonces, algo usual entre las deportistas. Proclamada como la mejor atleta del siglo XX.

Yolanda Balas (Rumanía): La llamaban La Mujer Tijera, porque saltaba a tijereta. Llevó el récord mundial desde 1,75 metros (1956) hasta 1,91 (1961), con los breves interregnos de la estadounidense Mildred McDaniel (1,76 en 1956) y la china Cheng Feng-jung (1,77 en 1957).

Ilona Gusenbauer (Austria): la primera mujer en batir el récord mundial saltando a rodillo, con 1,92 en Viena, en el año 1971. Fue el puente entre dos estilos: la arcaica tijereta y el entonces novedoso fosbury.

Ulrike Meyfart (Alemania): primera plusmarquista de la historia con este estilo. Saltó 1,92 en los Juegos Olímpicos de Múnich 1972, con sólo 16 años, plusmarca mundial. Entró luego en un periodo de ostracismo, hasta que renació de sus cenizas y ganó el oro en Los Ángeles 1984 (se benefició, eso sí, de la ausencia de algunas saltadores del Este europeo, que secundaron el boicot soviético) además de batir dos veces el récord mundial: 2,02 en 1982 y 2,03 en 1983. Era una atleta escultural, que trabajaba como modelo. Y, en ocasiones, posó semidesnuda.

Rosemarie Ackerman (RDA): la primera mujer en saltar más de dos metros. Lo hizo con su nombre de soltera: Witschas. El hecho histórico se produjo el 16 de agosto de 1977, en Berlín Oeste. Saltaba a rodillo. Antes había superado el récord mundial en siete ocasiones, entre 1974 (1,94) y ese 1977 (2,00).

Sara Simeoni (Italia): una de las grandes damas de la especialidad, con una elegancia insuperable. Devolvió el récord del mundo, ya para siempre, al estilo fosbury. Llegó a 2,01 metros, por dos veces, en 1978.

Stefka Kostadinova (Bulgaria): la actual plusmarquista, con 2,09 desde 1987. Como se ha visto antes, ha resistido el ataque de las atletas de inmejorable nivel. Pero esos 2,09 continúan en lo más alto.

KOSTADIN
Stefka Kostadinova, la plusmarquista mundial.

Y seguro que me dejo en el tintero a otras chicas de altura de extraordinario relieve, pero ya he escrito antes de que este recorrido no iba a ser excesivamente exhaustivo.

Para terminar, aquí tenéis a las diez mejores de todos los tiempos:

2,09. Stefka Kostadinova (Bulgaria). Roma, 30 de agosto de 1987.

2,08 pc. Kajsa Bergqvist (Suecia). Arnstadt, 4 de febrero de 2006.

2,08. Blanka Vlasic (Croacia). Zagreb, 31 de agosto de 2009.

2,07. Lyudmila Andonova (Bulgaria). Berlín, 20 de julio de 1984.

2,07 pc. Heike Henkel (Alemania). Karlsruhe, 8 de febrero de 1992.

2,07. Anna Chicherova (Rusia). Cheboksary, 22 de julio de 2011.

2,06. Hestrie Cloete (Suráfrica). Saint-Denis, 31 de agosto de 2006.

2,06. Yelena Slesarenko (Rusia). Atenas, 28 de agosto de 2004.

2,06. Ariane Friedrich (Alemania). Berlín, 14 de julio de 2009.

2,05. Tamara Bykova (Rusia). Kiev, 22 de junio de 1984.

2,05. Inga Babakova (Ucrania). Tokio, 15 de septiembre de 1995.

2,05 pc. Tia Hellebaut (Bélgica). Birmingham, 3 de marzo de 2007.

2,05. Chaunté Lowe (Estados Unidos). Des Moines, 26 de junio de 2010. 

03 julio, 2014 | 23:15

Sotomayor sigue siendo el rey de la altura

Un nuevo ataque a los 2,45 metros de Javier Sotomayor y un nuevo fracaso. Si es que de fracaso se puede calificar el que alguien afronte una altura descomunal como los 2,45 metros del cubano sin poderlos saltar. Hablamos de fracaso, pero en realidad no lo es. Nunca puede ser un fracaso no batir un récord, aunque nos permitamos la licencia periodística de utilizar esta palabra. Sabreis comprenderlo.

Bueno, pues los 2,45 del Soto siguen en la cima. Y van camino de los 21 años. Le faltan ya pocos días para cumplirlos. Todavía me parece ayer cuando le vi saltarlos en las pistas del Estadio Helmántico, en Salamanca. Fue un día emocionante, pero con Sotomayor hubo otros días también inolvidables, que contaré en su momento.

De ayer me quedo con la inclusión de Andriy Protsenko en el Club de los 2,40 metros. Ucraniano, como Bondarenko. Tiene 26 años, mide 1,90, pesa 65 kilos, es biotecnólogo y no ha conseguido ninguna medalla en competiciones de nivel absoluto. Fue noveno en los Juegos de Londres 2012 y en los tres Mundiales en los que ha actuado, ni siquiera alcanzó la final: fue el 25º en Berlín 2009, el 27º en Daegu 2011 y el 23º en Moscú 2013. Sin embargo, sí ha obtenido buenos resultados en categoría menores: bronce en el Europeo sub 23 de 2009 y plata en el Europeo júnior de 2007.

¿Y en los 100 metros? Me gustó Justin Gatlin, con unos muy buenos 9.80 y viento prácticamente nulo. Salió bien y aguantó bien. Se medía a Tyson Gay, el hombre que volvía tras su dopaje. Fue segundo con 9.93. No me parece un mal resultado, porque es lógico que la inactividad se note. Y atención a Kim Collins, el eterno, el abuelo de St. Kitt and Navis, el velocista que nunca se acaba: fue cuarto con 10.13.

Lausana volvió a dar un gran espectáculo. El sábado nos espera otro, en París. En un año sin Mundiales ni Juegos Olímpicos, la Diamond League es lo único que ofrece competiciones de altísimo nivel internacional. También cuentan los Europeos, claro, pero esta es otra historia.

01 julio, 2014 | 16:46

Hipocresía de Odriozola ante el dopaje

Natalia Rodríguez, la gran dama del mediofondo español, pasa a ser campeona de Europa en pista cubierta. Cambia su plata de Turín 2009 en los 1.500 metros por la de oro. Allí venció la rusa Anna Alminova, pero fue descalificada porque su pasaporte biológico demostraba que se había dopado.

Celebro que se haga justicia, aunque con retraso. Y me apena que esa medalla de oro no la recibiera Natalia en lo más alto del podio, en aquel marzo de 2009, y no tiempo después. Aunque en los historiales da igual lo uno que lo otro (o casi), emotivamente todo es distinto.

José María Odriozola se alegró legítimamente en su día de que Natalia subiese ese escalón por el dopaje de su oponente. Y yo también me alegré, como no puede ser menos.

Pero me pregunto: ¿por qué Odriozola dio por buena la sanción a Anna Alminova en base a las alteraciones de su pasaporte biológico y, sin embargo, rechaza el castigo a Marta Domínguez por parecidas circunstancias? Lo que es bueno para sancionar a una rusa, ¿no es bueno para sancionar a una española, aunque sea la niña de sus ojos? Odriozola reclamó en su día la creación del pasaporte biológico, al que ahora pone en duda... en el caso de Marta. ¿Por qué?

Yo no lo entiendo. Como no entiendo todas las pegas jurídicas que ha puesto Marta a todo el asunto, hasta convertirlo en un galimatías, cuando, como senadora, votó a favor de la ley antidopaje. Si votó a favor se supone que la aprobaba… ¿para los demás? ¿No para ella?

Y así seguimos. Ya casi da igual que a Marta se la sancione o no (creo que va a ser castigada por las instancias internacionales) porque ella misma, con sus actos, se condena un poco cada vez que actúa.

Y vuelvo a Natalia Rodríguez, una atleta por la que siempre he tenido una gran admiración. Se convierte en la sexta atleta española campeona de Europa en pista cubierta. Antes que ella lo fueron, por orden cronológico, Reyes Sobrino en 3 kilómetros marcha (Budapest 1988), Sandra Myers en 400 metros (Génova 1992), Marta Domínguez en 3.000 (Viena 2002) y Carlota Castrejana en triple salto (Birmingham 2007). Y después que ella lo ha sido Ruth Beitia en altura (Gotemburgo 2013).

Por cierto, Natalia, que está lesionada y se perderá toda esta temporada, deja de entrenarse con su técnico de toda la vida, José Miguel Escalona, y pasa a hacerlo con Antonio Serrano, aunque seguirá residiendo en Tarragona. Tuvo un magnífico entrenador y ahora tendrá a otro magnífico técnico.

Y sigo pensando que nunca debió ser descalificada en aquella final mundialista de Berlín 2009, en la que ganó. Se lo dije entonces a Natalia y se lo repito ahora: ella era la campeona.

Categorías

julio 2014

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
Estás en Carros de fuego, un blog sobre atletismo y todo lo que lo rodea: historia, competición, actualidad, debate... Todo lo que te interesa del atletismo y que no podrás encontrar en ningún otro sitio.

Suscríbete a RSS

RSS Añadir este sitio a RSS

¿Qué es RSS?
Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

publicidad

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00