« marzo 2012 | Inicio | mayo 2012 »

27 abril, 2012 | 22:12

Los otros jamaicanos

Jamaica es la isla de la velocidad, aunque algunos de sus grandes atletas han logrado medallas y récords lejos de esa isla mágica, obligados a emigrar, por problemas económicos en la mayoría de los casos. Pero sus genes eran los mismos de Usain Bolt, Yohan Blake,  Asafa Powell o Veronica Campbell. Entre esos emigrantes de lujo, me quedo con unos pocos y os cuento someramente sus hazañas.

Linford Christie: Británico. Nació en Saint Andrews (Jamaica) y se crió con su abuela, porque sus padres habían emigrado a Londres. A los siete años se reunió con ellos. Fue oro olímpico en los Juegos de Barcelona 1992 y campeón mundial en Stuttgart 1993, pocos días después de haber sido abuelo, a los 33 años. Hizo allí una marca de 9.87, entonces récord de Europa. En los Mundiales de Roma 1987 fue bronce y en los Juegos de Seúl 1988, plata. En ambos casos tras la descalificación de Ben Johnson, jamaicano de nacimiento y canadiense de nacionalidad.    

Donovan Bailey: Canadiense. Nació en Manchester (Jamaica). Campeón mundial en Gotemburgo 1995, oro olímpico en Atlanta 1996 (con récord mundial de 9.84) y plata en los Mundiales de Atenas 1997, por detrás del estadounidense Maurice Greene, que dio la sorpresa. Emigró a Canadá con sus padres cuando tenía 14 años y allí se hizo atleta.

Merlene Ottey: Eslovena, aunque consiguió la mayoría de sus éxitos como jamaicana, lo que la diferencia claramente del resto de atletas que enumero en este post. Nació en Cold Spring (Hanover, Jamaica). En 1998 se marchó a vivir a Eslovenia, para entrenarse con Srdan Dordevic y en 2002 adquirió la nacionalidad de ese país balcánico. Su historial es impresionante y no queda más remedio que resumirlo: en pruebas individuales ha ganado en los Juegos Olímpicos dos platas y cinco bronces; en Mundiales, dos oros, tres platas y otros cinco bronces, y en Mundiales en pista cubierta, tres oros, dos platas y un bronce. Sus mejores marcas son de 10.74 en los 100 metros y 21.64 en 200.

Sanya Richards: Estadounidense. Nació en Kingston, el actual centro mundial de la velocidad. Abandonó Jamaica a los doce años y compite como norteamericana desde 2002. Tiene 10.97 en 100, 22.17 en 200 y 48.70 en 400. En esta última distancia ha sido campeona mundial en Berlín 2009 y plata en Helsinki 2005, además de bronce en Pekín 2008.

Ben Johnson: Para el final dejo al garbanzo negro de la familia. El conocido como Big Ben asombró al mundo con récords impresionantes (9.83 en los Mundiales de Roma 1987 y 9.79 en los Juegos de Seúl 1988), pero en la ciudad coreada dio positivo y fue sancionado. Perdió sus marcas y se convirtió en el prototipo de atleta maldito. Posteriormente volvió a competir, y dio nuevamente positivo. Nació en Falmouth (Jamaica) y emigró a Canadá con catorce años, junto a su madre, Gloria, y a sus seis hermanos. Sus duelos contra Carl Lewis fueron míticos.

Sí, Jamaica, isla de la velocidad. Cuna de grandes sprinters pasados, actuales y futuros.

26 abril, 2012 | 01:28

Kenia, el Dream Team del maratón

Kenia presentará en los Juegos Olímpicos de Londres el mejor equipo de maratón formado jamás por un país en cualquier competición. Un auténtico Dream Team dispuesto a todo, incluso a monopolizar las seis medallas. Y eso que el plusmarquista mundial, Patrick Makau, se queda fuera de la selección al haberse retirado en Londres por culpa de unas molestias en la parte trasera de la rodilla. Los seleccionados kenianos han demostrado muchas veces que no se fijan en los nombres de sus atletas, sino en sus resultados, y en otras ocasiones también han dejado fuera de sus equipos a atletas que eran los mejores del mundo en esos momentos.

Este es el equipo keniano en hombres:

Wilson Kipsang: Tiene 30 años y una marca personal de 2h 03:42 (Frankfurt 2011), segunda mejor marca de todos los tiempos. Este año ha corrido en 2h 04:44, marca con la que venció en Londres el pasado domingo. Es la segunda mejor marca del año, tras los 2h 04:23 del etíope Ayele Abshero. Su mejor puesto en un gran campeonato fue la cuarta plaza en el Mundial de Medio Maratón de Birmingham 2009.

Moses Mosop: Su mejor marca es de 2h 05:03, lograda en Rotterdam, este año, carrera en la que terminó tercero. Tiene 26 años. Sus mejores actuaciones internacionales son la séptima plaza en 10.000 en los Juegos de Atenas 2004, la medalla de bronce en la misma distancia en Helsinki 2005 y la plata en el Mundial de Cross de Mombasa 2007.

Abel Kirui: Tiene 29 años y una marca personal de 2h 05:04 desde Rotterdam 2009. Este año ha corrido en un tiempo de 2h 07:56, que le dio la sexta plaza en Londres. Se le ha elegido, fundamentalmente, por su carácter competidor: fue campeón mundial en Berlín 2009 y Daegu 2011.

Y esta la selección femenina:

Mary Keitany: Líder del año y tercera maratoniana de todos los tiempos con los 2h 18:37 con los que venció en el Maratón de Londres. Tiene 30 años. Fue plata en el Mundial de Medio Maratón de Udine 2007 y oro en Birmingham 2009.

Edna Kiplagat: Tiene 32 años. Fue segunda en Londres, con 2h 19:50 y es la actual campeona mundial de maratón, ya que venció en Daegu 2011. Ya destacó en la categoría júnior: plata en 3.000 en los Mundiales de Sydney 1996 y bronce en los de Anncy, dos años después.

Priscap Jeptoo: Tercera en Londres, el pasado domingo, con marca personal de 2h 20:14. Tiene 27 años. Es la actual subcampeona mundial. 

Impresionante, ¿no os parece?

 

24 abril, 2012 | 02:00

Números mágicos en Londres

Os prometí un trabajo estadístico como consecuencia del Maratón de Londres, y aquí lo tenéis. Tengo que aclarar que la mayoría de los datos del trabajo han sido elaborados por el japonés Ken Nakamura, un genio de estas cosas que intercambia información con la Asociación Española de Estadísticos de Atletismo, de la que me precio de ser socio fundador. Yo he aportado alguna cosilla, pero de carácter menor.

Bueno, pues ahí van algunos datos que supongo que interesarán, sobre todo, a los amantes de los números.

Wilson Kipsang: el keniano se ha convertido en el segundo maratoniano de la historia en romper tres veces la barrera de las dos horas y cinco minutos, por detrás del etíope Haile Gebreselassie. Sus marcas: 2h 03:42 (Frankfurt 2011), 2h 04:44 (Londres 2012) y 2h 04:57  (Frankfurt 2010). Gebre ha bajado de 2h 05:00 en estas ocasiones: 2h 03:59 (Berlín 2008), 2h 04:26 (Berlín 2007) y 2h 04:53 (Dubai 2008). El promedio de las cinco mejores marcas de Kipsang es de 2h 05:22. 

Mary Keitany: es la tercera mujer en correr más de una vez por debajo de 2h 20:00. La keniana lo ha hecho en Londres 2011 (2h 19:19) y Londres 2012 (2h 18:37). La preceden en méritos la británica Paula Radcliffe y la keniana Catherine Ndereba. La europea ha roto esa barrera en cuatro ocasiones: 2h 15:25 (Londres 2003), 2h 17:18 (Chicago 2002), 2h 17:42 (Londres 2005) y 2h 18:56 (Londres 2002). La africana, en tres: 2h 18:47 (Chicago 2001), 2h 19:26 (Chicago 2002) y 2h 19:55 (Londres 2003). Keitany consiguió en Londres el paso más rápido en un parcial de cinco kilómetros en un maratón de superélite: 15:45 entre el kilómetro 35 y 40. Paula Radcliffe hizo en ese mismo tramo 15:55 en 2003 y su récord está en 15:47 en los primeros cinco kilómetros, en 2005. Keitany es la mujer más rápida de la historia a los 30 años, por esos 2h 18:37 de Londres. Paula Radcliffe corrió en 2h 17:42 a los 31 años y la rusa Liliya Shobukhova en 2h 18:20 a los 33.

Jaouab Gharib: el marroquí es el corredor de 39 años más rápido de todos los tiempos, con los 2h 07:44 que le dieron la quinta posición en Londres. El portugués Carlos Lopes era anteriormente el hombre más veterano en romper la barrera de las dos horas y ocho minutos: 2h 07:12 con 38. Gharib es el maratoniano más rápido de la historia con 36, 37 y 39 años de edad.

Edna Kiplagat: fue segunda en Londres con 2h 19:50 y se convierte en la mujer más rápida de la historia a los 32 años. Irina Nikitenko, alemana nacida en Kazakhstán, logró una marca de 2h 19:19 a los 36 años.

Mujeres en Londres: El promedio de las diez marcas históricas de la carrera británica es de 2h 18:59, la mejor de cualquier carrera en el mundo. Después de la prueba londinense, una docena de mujeres ha roto la barrera de las dos horas y veintidós minutos en una misma temporada, algo inédito hasta ahora.  

 

23 abril, 2012 | 01:26

Madrid y Londres: emoción y magia

Fiesta maratoniana en Madrid, como todos los años por estas fechas. Las calles se llenaron de corredores, de espectadores, de alegría, de deporte, de vida saludable, de compañerismo, de camaradería. En Madrid no se pueden hacer grandes marcas, por la orografía de la capital y por su altitud, pero sí se puede celebrar una fiesta. Es de lo que se trata.

Llegaron a la meta 9.817 corredores, de los que trece bajaron de las dos horas y media y 304 de las tres horas. Victorias kenianas: en hombres ganó Patrick Korir (2h 12:07); en mujeres Margaret Agai (2h 32:23). Esta vez no hubo récords de la prueba. Por cierto, que a la campeona femenina sólo la superaron ¡catorce hombres! La cubanita Dailin Belmonte estaba exultante: fue cuarta con 2h 41:07 y, según dijo, esa marca le llevaba a los Juegos Olímpicos de Londres. ¡Enhorabuena!

Ya sabéis que los españoles de élite brillaron por su ausencia, porque han buscado o van a buscar esa mínima olímpica en carreras más propicias para hacer marca. El primero de los nuestros fue Elías Salvador Domínguez, duodécimo con 2h 28:44, y la primera española clasificada resultó ser Irene Lorenzo, con 2h 55:38.

Me gustó el maratón, pero casi siempre acabo pensando que se puede llegar un poco más lejos, que se pueden hacer mejores marcas de las que se hacen, que podría haber más corredores de los que hay, que podría haber más espectadores en las aceras, que podría haber mejor información a la Prensa, mejor promoción… No quiero que esto suene a crítica. Se trata de no conformarse, de seguir mejorando.

Y ahora vamos con lo más emocionante. Carlos García Espada, el hombre de 36 años afectado por una Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), llegó a la meta en el puesto 7.568, con un tiempo oficial de 4h 26:35 y un tiempo neto de 4h 15:11. Le empujó su amigo y compañero de trabajo Manuel Domínguez. Los que seguís AS, as.com y este blog ya tenéis noticias de ellos. “Ha salido todo genial, aunque en algunos tramos del recorrido a Carlos le dolía mucho el cuello, porque había baches en la calzada, sobre todo en la zona de la Casa de Campo. En total hemos hecho paradas técnicas de entre 20 y 25 minutos, así que en realidad el tiempo efectivo de carrera ha sido de algo menos de cuatro horas. Hemos terminado cansados, pero muy contentos”, me contó Manuel después de la carrera. Y estaba emocionado: “Nos ha apoyado todo el mundo, tanto los corredores como los espectadores. Ha sido muy emotivo”.

Cosas del maratón, porque, insisto, el maratón es solidaridad.

 LONDRES: MARCAS DE LUJO

 Los vencedores en el Maratón de Londres han conseguido registros de alto nivel. En hombres, triunfo de Wilson Kipsang, con 2h 04:44, muy por delante del también keniano Martin Lel (2h 06:51), que batió al sprint al etíope Tsegaye Kebede (2h 06:52). Les siguieron los marroquíes Adil Annani (2h 07:43) y Jaouab Gharib (2h 07:44) y los kenianos Abel Kirui, campeón mundial (2h 07:56) y Emmanuel Mutai, el ganador en Londres el año pasado (2h 08:01), que se recuperaba de la enfermedad del tifus.

Zersenay Tadesse, bien conocido por los españoles, acabó décimo cuarto, con 2h 10:41. No acaba de adaptarse bien a los 42.195 metros. Peor le fue al plusmarquista mundial, Patrick Makau, que se retiró en el kilómetro 15, a causa de una lesión en la parte de atrás de una rodilla. Había pasado los 5 kms en 14:38, los 10 en 29:36 y los 15 en 44:32, así que no iba nada mal.

La carrera femenina fue deslumbrante. Victoria de la keniana Mary Keitani (2h 18:37), que precedió a sus compatriotas Edna Kiplagat (2h 19:50), Prisca Jeptoo (2h 20:14) y Florence Kiplagat (2h 20:57). Dos mujeres por bajo de las dos horas y veinte minutos en la misma carrera. El récord en este sentido está en tres atletas rompiendo esa barrera, en Dubai, el 27 de enero de este mismo año. Allí venció la etíope Aselefech Mergia (2h 19:31), por delante de la keniana Lucy Wangui Kabuu (2h 19:34) y la también etíope Mare Dibaba (2h 19:52).

Mary Keitany, de 30 años, perteneciente a la tribu baringo, se coloca tercera del ránking mundial de todos los tiempos, sólo por detrás de la británica Paula Radcliffe  (2h 15:25) y de la rusa Liliya Shobukhova (2h 18:20). Batió el récord keniano por diez segundos. El anterior lo tenía Catherine Ndereba nada menos que desde el año 2001.

Tengo mucha curiosidad por conocer la decisión de los seleccionados kenianos de maratón, porque las cosas se les han complicado un poco. Veremos. Y me froto las manos pensando en el maratón olímpico. 

PARA MAÑANA: Os anunció un post dedicado a algunas curiosidades estadísticas del Maratón de Londres. Por ejemplo, ¿sabéis que Wilson Kipsang se ha convertido en el segundo corredor de la historia en bajar tres veces de 2h 05:00, siguiendo la estela de Haile Gebrselassie? ¿O que Mary Keitany hizo el parcial de 5.000 metros más rápido de la historia entre el kilómetro 35 y 40, con 15:45? Y algunas cosas más.  

 

20 abril, 2012 | 22:12

El maratón es vida

No existe ninguna competición en el atletismo, y me atrevería a decir que en el deporte, que tenga tantas facetas distintas, y tan bellas, como el maratón. Es una carrera que nació de una batalla entre griegos y persas; que fue de superélite al principio y que se prohibió a las mujeres; que luego se abrió a lo que ahora llamamos atletas populares (años setenta, en Estados Unidos); que acogió luego con los brazos abiertos a las chicas deportistas; que paralizó y paraliza ciudades… y en la que compiten personas con minusvalías, unos por sus propios medios, otras, las que las tienen más severas, ayudadas por amigos.

Es el caso de Carlos García Espada, afectado por una terrible Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), que va a recorrer los 42.195 metros en una silla, empujado por un amigo y compañero de trabajo llamado Manuel Domínguez, con el que he tenido el placer de charlar. Me emociona la entereza de Carlos y también la de Manuel. Un ejemplo de solidaridad extrema que propicia el maratón. Y es que esa carrera es mucho más que una competición. Los que la practican enseñan un sistema de vida, una forma de solidaridad, una ausencia de egoísmo. Me emociona, sí.

Por eso, al menos en las vísperas del Rock and Roll Madrid Marathon, me quiero fijar más en estos detalles que en la nómina de atletas africanos con marcas respetables que van a impulsar la carrera. Algunos no estaréis de acuerdo, y lo respeto, pero yo el domingo me voy a fijar sobre todo en Carlos García Espada, un hombre anclado en una silla de ruedas que le han diseñado y regalado sin pedir nada a cambio, ni siquiera publicidad, un hombre con el cuerpo destrozado, pero con una mente lúcida y serena. Y emocionada. Y me fijaré en Manuel Domínguez, que se ha entrenado empujando peso para hacer llevar a su amigo a la meta. Otros cinco corredores les acompañarán. Alguno puede relevar a Manuel en algunos momentos.

Saldrán los últimos, para no estorbar. Y no habrá sólo cinco corredores acompañando a Carlos y a Manuel. Serán decenas. Y les estaremos esperando en la meta. Para mí, los dos serán los ganadores del Maratón de Madrid. 

 

18 abril, 2012 | 14:29

Blake ya tiene 9.90

Usain Bolt habla con mucha fe en sí mismo en una entrevista concedida a la BBC, en la que habla de correr en Londres “en 9.4 en 100 metros y 19 segundos en 200”. Hace bien. Yo, si fuera Usain, también tendría mucha confianza en sí mismo. ¡Cómo no tenerla! Pero creo que el jamaicano es hombre inteligente (muy inteligente) y él sabe que los Juegos olímpicos de la capital británica no van a ser un paseo militar, ni mucho menos, aunque yo le sigo considerando, en principio, como el gran favorito, si llega en forma y sin problemas físicos. Si su famosa escoliosis (“tengo la columna vertebral como una S”, ha dicho alguna vez) le deja en paz.

Pero hay que recordar que su compatriota, amigo y compañero de entrenamientos Yohan Blake ya ha corrido en 9.90. Lo hizo el pasado 14 de abril, en Kingston, con 1,6 metros de viento favorable. Una marca espléndida para estas alturas de la temporada. De hecho, nadie había corrido tan rápido antes de un 14 de abril. Asafa Powell hizo ese mismo registro el día 16 de este mismo mes de 2011, en Starkville (Estados Unidos), y el trinitense Ato Boldon voló en 9.88 el 19 de abril de 1988, en Kuala Lumpur, y con ligero viento de cara: 0,1.

Regresando a Usain Bolt. Dice que si vence en Londres se convertirá en una leyenda. Yo creo que ya lo es y pienso que no hay quien lo dude. Sus marcas nos han asombrado a todos cuando las vimos conseguir y nos siguen dejando perplejos cuando las vemos en lo más alto del ránking. Sinceramente, nunca pensé que iba a ver a un hombre cubrir los 100 metros en 9.58 y los 200 en 19.19. Ni por lo más remoto.

Pero hay que tener en cuenta una cosa. El número de títulos olímpicos de Bolt (dos individuales y uno en el relevo 4x100 metros) es aún escaso y una de las razones es su juventud. No olvidemos que sólo tiene 25 años. El Relámpago tiene largo recorrido por delante, porque en Río de Janeiro tendrá 29, una edad en la que se puede brillar en velocidad, sin problemas, y, además, tiene la posibilidad de subir a los 400 metros. Usain es una leyenda, pero tiene potencial para engrandecerla. 

 

16 abril, 2012 | 00:33

Primavera maratoniana

Ayer se consiguió un festival de marcas en carreras de maratón. Las mejores, en Rotterdam, con un brillante doblete etíope protagonizado por Yemane Adhane (2h 04:48) y Tiki Gelana (2h 18:58, récord de Etiopía). A Adhane le siguieron su compatriota Getu Feleke (2h 04:50) y los kenianos Moses Mosop (2h 05:03) y Stephen Kibet (2h 08:05). Con los dos abisinios, son ya media docena los atletas que han bajado de 2h 05 en lo que va de año. Una barbaridad. A todo lo largo de 2011 esa barrera se quebró en sólo tres ocasiones, aunque en dos de ellas se bajó de 2h 04.

Yo creo que el maratón va a deslumbrarnos en este 2012. El efecto llamada de los Juegos Olímpicos de Londres, el más fuerte en las últimas ediciones, va a poner los ránkings al rojo vivo. Ya lo están, y llevamos sólo tres meses y medio de competición. Y faltan por disputarse la mayoría de las grandes carreras y, por supuesto, los Juegos, donde yo no descarto que se dispute la mejor carrera olímpica de la historia. Más que no descartarlo, la espero.

Nunca en la historia se ha visto tal acumulación de talento en los 42.195 metros. Los jóvenes acceden ya directamente al maratón, sin los pasos previos por los 5.000 y los 10.000 metros, que antes parecían obligados. Ahora los africanos van directamente a la distancia más clásica del atletismo y consiguen registros fascinantes. Y están rompiendo todas las marcas. El etíope Ayele Abshero, líder del ránking de esta temporada con 2h 04:23, tiene tan sólo 21 años, por ejemplo.

Otro dato es la contestación rotunda de Etiopía al dominio abrumador de Kenia en la temporada pasada. En aquella, los veinte primeros atletas de las listas fueron kenianos; en ésta, los cinco primeros son etíopes. Y están dando la batalla nada menos que con Gebrselassie fuera de juego.

Y se acaba de disputar el Maratón de Boston, el segundo más antiguo del mundo, tras el olímpico. Hace un año el keniano Geoffrey Mutai voló en 2h 03:02, por debajo del récord del mundo. La marca no tiene validez a efectos de ránking porque fue conseguida en un circuito descendente: 136,29 metros entre la línea de salida y la de llegada, cuando el máximo permitido es 42. Los organizadores insisten en mantener el mismo recorrido. Y Geoffrey Mutai insisitó en competir allí, a sabiendas de que si bate el récord mundial, no le valdrá. Pero a sabiendas, también, de que su registro sería tenido en cuenta por los seleccionadores kenianos cara a los Juegos de Londres.

Puese bien: decepción. Un calorazo de 28 grados ha roto la carrera. Mutai se retiró en el kilómetro 30, con calambres y su selección olímpica peligra, Venció el también keniano Wesley Koriri, con 2h 12:40, seguido de sus compatriotas Levy Matebo (2h 13:06) y Bernard Kipyego (2h 13:13). En mujeres la mejor fue Sharon Cherop, también keniana, con 2h 31:50. Un desastre para una carrera que crearon corredores americanos que fueron olímpicos en Atenas 1896.  

¡Ah! Y Nacho Cáceres fue noveno en Rotterdam, mejoró su marca personal y con 2h 11:58 consiguió la marca mínima. Otra gran noticia, aunque los españoles, y los europeos en general, nos movamos, en esto del maratón, a otra velocidad. 

 

10 abril, 2012 | 11:53

Álvaro Martín: el futuro debe ser suyo

Charlar con Álvaro Martín, la nueva figura de los 20 kilómetros marcha, supone inhalar aire fresco. Durante la entrevista que sirvió de base a la información de hoy en AS y en as.com, el discípulo de José Antonio Quintana (17 años, no se olvide) me pareció un chico serio, inteligente y con los pies en el suelo. Se ilusiona con acudir a los Juegos Olímpicos, como no puede ser menos, pero mantiene como objetivos principales de la temporada, de acuerdo con su entrenador, la Copa del Mundo de Saransk y el Campeonato Mundial Júnior de Barcelona, donde, lógicamente, aspirará a medalla. "Juego en casa y la temperatura me acompaña, porque me gusta el calor", comenta durante la conversación, en las pistas del Consejo Superior de Deportes. 

Repito que me gustaría verle en Londres, pero la decisión de mantener esos objetivos me parece sabia y muy procedente. Hay que ir poco a poco, sin quemar más etapas de las necesarias. Tiene mucho tiempo por delante en una especialidad en la que se puede brillar cuando se es un veterano. Cuando se le pregunta por sus marchadores españoles favoritos hace un guiño a sus compañeros de entrenamiento, Julia Takacs y José Ignacio Díaz, "aunque en la historia de la marcha española hay muchos ilustres".

Piensa que su futuro "se ha abierto mucho tras la marca que he conseguido" y confiesa que su entrenador "me habla de los 50 kilómetros". Me gustan también sus declaraciones sobre la sanción a Paquillo Fernández, porque están cargadas de razón, pero de respeto hacia un marchador que ha sido muy grande. 

El atletismo español tiene problemas para reemplazar a sus grandes estrellas, pero también es cierto que vienen por atrás chicos y chicas de inmensa calidad, aunque en menor medida que la deseada. De ellos va a depender nuestro futuro a medio y largo plazo. Y yo creo que el futuro va a ser de Álvaro, impresionante en su debut sobre la distancia, con una marca de 1h 22:12. En el ránking mundial sólo hay dos atletas con mejor registro este año, y ambos son chinos: Jiaxing Yin (1h 21:07, nacido en 1994) y Tianiel Li (1h 21:01 (1995). 

Categorías

diciembre 2014

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Estás en Carros de fuego, un blog sobre atletismo y todo lo que lo rodea: historia, competición, actualidad, debate... Todo lo que te interesa del atletismo y que no podrás encontrar en ningún otro sitio.

Suscríbete a RSS

RSS Añadir este sitio a RSS

¿Qué es RSS?
Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00