« noviembre 2012 | Inicio | enero 2013 »

29 diciembre, 2012 | 13:26

¿Bajar de 19 segundos?

L’Equipe, el diario deportivo francés, ha premiado a Usain Bolt como mejor deportista mundial del año, por delante del nadador estadounidense Michael Phelps y del futbolista argentino del Barça Lionel Messi, y en una entrevista recoge el nuevo desafío del sprinter jamaicano: bajar de los 19 segundos en los 200 metros. ¿Es posible hacerlo?

Yo creo que sí, aunque desde luego la tarea es digna de titanes. Sé que otros opinaréis que no es factible conseguir una marca así. Es comprensible. El récord lo tiene el caribeño en 19.19 y os recuerdo que ese mismo registro era impensable hace sólo unos cuantos años y que cuando Michael Johnson corrió la media vuelta a la pista en 19.32 en la final de los Juegos de Atlanta también muchos pensaron que era una barrera prácticamente infranqueable. Y ya ha quedado atrás.

Cierto que bajar 19 centésimas en una distancia tan corta parece un salto de gigante, y lo es, pero es que Bolt es un portento de la naturaleza. Hay que recordar, además, que ese récord mundial lo hizo con ligero viento contrario: 0,3 metros por segundo. Usain Bolt tiene 26 años, de forma que aún tiene algunas temporadas en la élite. Eso sí: cada vez menos.

Yo creo que veremos a un atleta bajar de los 19 segundos. La cuestión es si a Bolt le da tiempo a hacerlo antes de que empiece su inevitable declive o si hay que esperar a que otro hombre pulverice esa barrera. El tiempo lo dirá, pero no olvidéis que marcas que parecieron imposibles en muchas pruebas del atletismo se han ido superando, como los 8,90 metros de Bob Beamon en longitud. Aquello sí que parecía algo que nunca sería superado, hasta que llegó Mike Powell.

22 diciembre, 2012 | 21:28

Ruth es un ejemplo

        El hecho de que Ruth Beitia siga en el atletismo es una de las mejores noticias que nos ha deparado 2012, un año triste por muchos aspectos. Siento una gran admiración la saltadora cántabra: es una gran persona, una excelente atleta y una competidora perfecta. Iba a terminar su vida deportiva en la élite en este año olímpico, pero finalmente se ha decidido a seguir. “Me lo ha pedido todo el mundo”, dice. Yo tengo el honor de habérselo pedido también, en este blog.

Ruth tiene una actitud competitiva que me gusta mucho. Sabe estar en la pista, sabe leer la prueba, es muy buena técnicamente y es partidaria de competir en el circuito mundial de la Diamond League, lo que aprecio especialmente.

No voy a enumerar todos sus títulos ni sus marcas, porque las conocéis de sobra, algunos, seguro, mucho mejor que yo, pero sí quiero incidir en el ejemplo que ha dado a todos los atletas, por su dedicación, por su entrega continua, por su calidad… El atletismo español necesita a deportistas como ella, como necesitaba a Manolo Martínez, por ejemplo, o a Mayte Martínez. Y a tantos otros.

Ruth ya ha hecho historia: es la primera y única mujer española que ha saltado más de dos metros y la que mejores resultados internacionales ha conseguido. Yo deseo que esa trayectoria se enriquezca aún más en este 2013 que comenzará en unos pocos días y que espero que, en todos los sentidos, sea más dulce que el que ahora termina.

16 diciembre, 2012 | 18:34

Ramón Cid sí me ilusiona

José María Odriozola venció con mucha facilidad a Vicente Añó en las elecciones a la presidencia de la Federación Española. Enhorabuena. Confieso que me equivoque. Pensaba que Añó iba a plantear una batalla más peligrosa para el presidente que rige el atletismo desde hace 23 años, pero no ha sido así. Las elecciones han sido limpias y ha ganado el preferido por la Asamblea. Nada que objetar, salvo alguna pequeña cosa por allí y por allá. Pero Odriozola es el vencedor legítimo.

En todo caso debe considerar que tiene un importante grupo de oposición: 44 votos le fueron esquivos, más tres abstenciones. Debe reflexionar sobre ello, aunque sus 96 sufragios a favor le dan absoluta legitimidad. Yo no me fijo en los años que lleva en el cargo, sino en lo que hace. Ya lo sabéis. Sobre lo primero, nada que objetar, sobre lo segundo, en los últimos tiempos…

Se ha cumplido lo previsto y Ramón Cid va a ser su director técnico. Conozco a Ramón casi desde siempre y le considero un gran profesional y una magnífica persona. Tuvo el récord español de triple salto y para mí es uno de los mejores  especialistas de la historia de España, medallista en un Europeo júnior. Lo va a hacer bien. He coincidido con él en la Selección española, cuando éramos atletas (él mucho mejor que yo, evidentemente) y sé de su categoría como persona y como técnico. Una buena elección de Odriozola. Pero, ¿por qué no le nombró antes? No se sabe. El reto de Ramón es conseguir independencia frente al presidente. Espero y deseo que lo consiga.

El resto del equipo técnico, bastante renovado, me merece mucho respeto. Creo que puede hacer un buen trabajo. Hago una mención especial a Antonio Sánchez, un amigo con el que coincido de vez en cuando en el Novelti, un café situado en la Plaza Mayor de Salamanca, visita obligada para mi mujer y para mí cuando vamos por la ciudad en la que nací y de la que ella está enamorada. En el Novelti hay una estatua de tamaño natural de nuestro admirado Torrente Ballester, a quien saludamos reverentemente. Si no habéis leído Los Gozos y las Sombras, acudid rápido a una librería y comprarlo. 

Perdonadme este inciso personal, por cierto.  

Bueno, pues Odriozola ha ganado y yo respeto siempre, siempre, el resultado de las elecciones, esté de acuerdo o no con el resultado. Yo creo que esta nueva etapa de Odriozola va a ser más de lo mismo, quizá con algunas matizaciones hechas por Ramón Cid en el plano técnico. Vienen tiempos malos. Veremos cómo capeamos el temporal. Yo creo que la única ilusión viene del nuevo Comité Técnico, más que de otra cosa. Espero con ansiedad ver sus primeras decisiones y sus primeras manifestaciones.  

 

15 diciembre, 2012 | 20:54

Día clave

Este domingo es un día clave para el atletismo español. En el Auditorio Goyeneche del Comité Olímpico Español la Asamblea Extraordinaria de la Federación Española va a elegir al hombre que regirá nuestro deporte en los próximos cuatro años. Ya sabéis: la continuidad de José María Odriozola frente al cambio tranquilo de Vicente Añó. Esa es la disyuntiva. El ser o no ser. O al revés. 

Odriozola parte como favorito por varios motivos: presenta más avales que su rival; tiene a su favor el hecho de haber sido presidente durante 23 años, lo que le ha permitido ejercer un control férreo del atletismo español, y hay mucha gente que le teme. Ha colocado en la Asamblea a personas de su confianza, pero no a todas las que él hubiera querido. Además, me da la impresión de que el aparato federativo no está siendo muy neutral al respecto. Y debería serlo. Pero puede haber sorpresas.

Vicente Añó fue su mano derecha en los tiempos en que Odriozola era un grandísimo presidente. Es un gestor eficaz y reconocido, que hizo un trabajo excelente en los Campeonatos Mundiales de Sevilla 1999, por ejemplo. Y es un hombre sensato, que no es poco. Además, renuncia a cobrar el sueldo de presidente. Un gesto valioso en estos momentos. También ha colocado en la Asamblea a personas favorables, pero tampoco a todas las que hubiera deseado. Pero mantiene sus contactos de cuando era vicepresidente.

Con él va Fermín Cacho, distanciado en los últimos tiempos de Odriozola, y que, en principio, iba a presentar candidatura propia acompañado de Martín Fiz, que ha renunciado. 

El que gane hoy tiene ante sí un Mihura: crisis económica, recortes drásticos e inevitables, malos resultados deportivos, cambio generacional no resuelto, distanciamiento entre la mayoría de los medios de comunicación y el atletismo (Odriozola no habla con AS, por ejemplo, salvo en ruedas de prensa, en las que a veces me llevo un rapapolvo que admito con educación), malas relaciones institucionales con el Consejo Superior de Deportes… Un negro panorama.  

Mi opinión es libre y creo que Vicente Añó puede cambiar ciertas cosas, aunque no lo va a tener fácil. Odriozola es más de lo mismo. El uno me ilusiona; el otro no. Ambos han anunciado que nombrarán un director técnico, cargo que hasta ahora desempeñaba el propio Odriozola. Añó no da nombres, Odriozola tampoco, pero por ahí circula el nombre de un gran ex atleta, con el que tuve el honor de coincidir en la Selección española y del que tengo excelente opinión.

Los resultados se sabrán alrededor de la una de la tarde. Los podréis ver en as.com. 

09 diciembre, 2012 | 18:28

Sonrisas, pero lágrimas

Vaya por delante mi enhorabuena a la Selección española que se ha proclamado campeona de Europa de cross por equipos en el circuito nevado de Budapest, entre antiguos molinos de viento. Y también a la Sub 23, que arañó una plata. Y, por supuesto, a las chicas, que acariciaron el bronce. Buena actuación en un momento de crisis y de posible cambio en la cúpula directiva de la Federación Española. Nuestros atletas han demostrado que son sólidos y consistentes y han hecho valer su calidad colectiva. Ninguna medalla individual en la capital húngara, pero dos por equipos. ¡Enhorabuena!

Sin embargo, en estas sonrisas, que comparto alegremente porque tengo la suerte de poder escribir del deporte que más me gusta desde que era niño, se cuela alguna lágrima. Y hay que describirla.

Por ejemplo, no hemos subido al podio individualmente, y eso era algo que no sucedía desde Bruselas 2008. En Budapest, y en la categoría júnior, las chicas fueron duodécimas cuando el año anterior habían sido séptimas, y los chicos acabaron undécimos, tres puestos peor que su clasificación en Valenje 2011. Y en Sub 23 femenino hace un año terminamos sextos y ahora hemos retrocedido a la novena plaza.

Repito la enhorabuena a los que mejor lo han hecho, pero hay que hacer notar también que en las edades más jóvenes nos encontramos ante un problema. Difícil de resolver, probablemente, pero que hay que encarar.

Por cierto, me maravilló la capacidad inmensa de Gran Bretaña, país que consiguió metales en todas las categorías. España terminó quinta en el medallero, con un oro y una plata, por detrás de Gran Bretaña (dos oros, tres platas y cinco bronces), Rusia (2-1-1), Irlanda (2-0-0) y Francia (1-3-1).

En definitiva, buena actuación española, pero con algunas sombras, sobre todo en las categorías inferiores. Ahí tenemos dificultades.

Y entramos en la recta final antes de la elección el domingo del presidente del atletismo español para los próximos cuatro años. Ya sabéis: la disyuntiva está entre José María Odriozola, que lleva en el cargo desde principios de 1989, y Vicente Año, que fue su vicepresidente y que ahora opta al cargo para "renovar" este deporte. Ya habrá tiempo para hablar de esta contienda, fundamental para el futuro del atletismo español.

06 diciembre, 2012 | 21:11

Otro error de Odriozola

José María Odriozola ha expedientado a Chema Martínez porque el fondista corrió el Medio Maratón de Alicante, una prueba que está fuera del calendario porque, como otras, se niega a pagar el canon establecido por la Federación Española, al que algunos llaman "impuesto revolucionario". Chema ha recurrido y por ahora no hay respuesta federativa. Otro error del presidente, que ahora no lo es de la Española, sino de su Junta Gestora. Pero en la Avenida de Valladolid número 81 no se mueve un papel sin que él dé su visto bueno. 

Creo que vuelve a errar. Chema no compitió en Alicante, en el sentido estricto de la palabra, porque ni aparece en la lista de salidas, ni en la de llegados a la meta, ni utilizó dorsal alguno. Sí recibió un homenaje. ¿También está eso prohibido? La RFEA lleva un determinado tiempo sumando equivocaciones. Reaccionó muy tarde y muy mal ante la Operación Galgo, no pocos atletas tienen la sensación de que se protege más al sospechoso que al limpio, obliga a las carreras populares a pagarle dinero sin que ella aporte nada, alteró su propia normativa electoral para beneficiar a la candidatura de Odriozola, ahora expedienta a uno de sus atletas más emblemáticos. ¿Hasta donde vamos a llegar? 

Por cierto, a las 13:00 de hoy Vicente Añó presentará en la sede federativa los avales que le capacitan para ser candidato. Ya sabéis que las elecciones se celebrarán el domingo día 16. Vicente me dijo ayer que tiene más de setenta, aunque quizá no los presente todos, porque la cifra es muy superior a la necesaria. Odriozola guarda silencio con este periódico, aunque personas de su confianza apuntan a una victoria abrumadora. Yo no sé lo que va a pasar porque, como ya os he dicho, hay gente que dice una cosa en un sitio y la contraria en otro. Sobre la presentación de avales de Añó contaré cosas mañana. Sobre la de Odriozola lo contaré si él quiere.  

MARTÍNEZ, MEDALLA OLÍMPICA

Me vais a permitir que recupere párrafos del post anterior, porque me parece importante, y que añada alguna otra cosa. Medalla olímpica de bronce para Manolo Martínez en los Juegos de Atenas 2004. Me alegro por partida doble. Primero, por él. Se lo merece. Ha sido un atleta ejemplar, en el que se han mirado los chavales jóvenes. Ha hecho mucho bien al atletismo, porque era carismático, grandísimo competidor y ha conseguido traspasar las fronteras del atletismo para ser conocido incluso por aquellos a los que el lanzamiento de peso no interesaba. Manolo lo ha popularizado. Y, además, es un estudioso del atletismo en general y de su prueba en particular.

En segundo lugar, me alegro porque ha caído un tramposo: el ucraniano Yuriy Bilonog. Fue campeón en Olimpia, en esos Juegos de Atenas. Ahora pasa a formar parte de aquellos deportistas que nos avergüenzan. Al menos a mí. Tendrá que devolver la medalla de oro. Y Manolo deberá recibir la de bronce. Se ha hecho justicia.

Y es que la lucha contra el dopaje es cada vez más intensa y cada vez más sofisticada. Desde Atenas (sospecho que incluso desde antes) las muestras se congelan y se espera a un nuevo avance técnico en la detección de sustancias prohibidas para analizarlas de nuevo. También se ha hecho en Londres, evidentemente. Y se hizo en Pekín. Poco a poco habrá sorpresas y tendremos que reescribir la historia. Por cierto, la lista de campeones olímpicos, mundiales o plusmarquistas del mundo que se han visto involucrados en casos de dopaje es tristemente amplia. Algún día la recordaré en este blog.

Por cierto, ayer hablé largo y tendido con Carlos Burón, el entrenador de toda la vida de Manolo. Carlos y yo nos conocemos desde que éramos casi adolescentes, pertenecíamos ambos a la Unión Deportiva Salamanca, y hemos compartido muchas experiencias, accidente de tráfico incluido en un viaje desde Madrid a la capital charra. Bueno, pues Charli, me dijo ayer cosas interesantes, algunas de las cuales tenéis en as.com y en el periódico en papel. Estas son otras:

"Estoy muy satisfecho y siento alegría porque Manolo haya entrado en la historia de los medallistas olímpicos. Han pasado ocho años, pero más vale tarde que nunca. Lo que sí es una pena es que no haya podido recibir la medalla allí, en Olimpia. Creo que no sería la única medalla que nos tendrían que devolver. Con Bilonog empezamos a competir en 1991 y Manolo le ganaba siempre, hasta que de repente dio un salto de dos metros en sus marcas. Yo creo que ya tenía energía nuclear antes de Atenas 2004. Nosotros entrenábamos mucho más que él. Mientras estábamos trabajando, Bilonog estaba poco menos que tomando el sol". 

Bueno, pues se ha hecho justicia, con ocho años de retraso. Yo espero que a Manolo se le entregue su medalla de bronce con el ceremonial que merece. 

Categorías

octubre 2014

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Estás en Carros de fuego, un blog sobre atletismo y todo lo que lo rodea: historia, competición, actualidad, debate... Todo lo que te interesa del atletismo y que no podrás encontrar en ningún otro sitio.

Suscríbete a RSS

RSS Añadir este sitio a RSS

¿Qué es RSS?
Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00