« marzo 2017 | Inicio

19 abril, 2017 | 13:31

Maratón: Kathy Switzer y otras pioneras femeninas

Kathy-Switzer-Boston-Maraton-1967Kathy Switzer compitió el pasado lunes en la Maratón de Boston 50 años después de que lo hiciese por primera vez, en una carrera que tenía absolutamente prohibida la presencia femenina. Ya he contado la historia en Carros de Fuego alguna vez: en 1967 se inscribió con sus iniciales, para no ser identificada como mujer, el organizador trató de expulsarla de la prueba, la protegió su novio, un fornido jugador de fútbol americano, y consiguió terminar. Una pionera en la carrera anual más antigua del mundo. Pero hubo otras pioneras, muchas más, algunas de ellas en años bastante más remotos. Quiero recordar aquí a algunas de ellas, a riesgo de olvidarme alguna, porque la lista podría ser larguísima si en vez de un post esto fuera un libro.

Vamos con ello, cronológicamente.

 

Violet Piercy (Gran Bretaña): Primera mujer que la IAAF reconoce como plusmarquista mundial. El 30 de octubre de 1926 corrió entre Windsor y Chiswick en un tiempo de 3h 40:22.

Elisabeth Bonner (Estados Unidos): Primera en bajar de las tres horas. Lo consiguió en Nueva York (en carrera celebrada en un circuito de Central Park, sin salir al exterior del parque) con un tiempo de 2h 55:22. Fue el 19 de septiembre de 1971. La segunda atleta, la estadounidense Nina Kusczik, también rompió esa barrera: 2h 56:04.

Chantal Langlace (Francia): Hizo un tiempo de 2h 35:14.4 en el Campeonato de España celebrado el 1 de mayo de 1977 en Oyarzun. Fue décimo cuarta en una carrera mixta en la que se proclamó campeón de España Santiago Manguán con 2h 21:33.

Lourdes Gabarain (España): Primera plusmarquista española reconocida por la RFEA. Hizo un tiempo de 4h 51:32 en Burdeos, el 16 de octubre de 1977.

Grete Waitz (Noruega): Rompió la barrera de las dos horas y media, con 2h 27:32.6, en Nueva York el 21 de octubre de 1979. Grete, ya fallecida, venció múltiples veces en la carrera neoyorquina.

Rosa Talavera (España): Primera española en bajar de las tres horas. Lo consiguió el 20 de julio de 1980 en Oyarzun, con 2h 59:30.

Iciar Martínez (España): La mujer que impulsó en gran medida la prueba de maratón en España. Una innovadora. Hizo tres récords de España: 2h 49:02 en Nueva York el 15 de marzo de 1981; 2h 43.32 en San Francisco el 6 de junio de 1982, y 2h 42:36, de nuevo en Nueva York, el 24 de octubre de 1982.

Rosa Talavera (España): De nuevo. Primera campeona de España según los datos de la RFEA. Ganó en Oyarzun el 12 de julio de 1981 con 2h 58:32.

Rosa Mota (Portugal): Venció en el debut de la maratón en una gran competición internacional: los Europeos de Atenas 1982. Rosa lo consiguió el 12 de agosto, con 2h 36:04. Fue un momento histórico, un hito en la equiparación del atletismo femenino con el masculino.

Grete Waitz (Noruega): De nuevo la atleta nórdica. Fue la primera campeona mundial de la historia, al vencer en Helsinki el 7 de agosto de 1983 con un registro de 2h 28:09. Y en un estadio mítico.

Joan Benoit (Estados Unidos): Ganadora de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984, primera edición en la que se disputaron los 42.195 metros. Venció con 2h 24:52. La carrera fue impresionante, porque segunda fue la noruega Grete Waitz (2h 26:18), que había ganado los siete maratones disputados anteriormente; el bronce se lo llevó la portuguesa Rosa Mota (2h 26:57) y la cuarta plaza fue para la noruega Ingrid Kristiansen (2h 27:34). Cuatro de las mejores maratonianas de la historia. Corrieron 50 atletas de 28 países. Un momento clave en el deporte femenino.

Mónica Pont (España): Rompió por primera vez para una española el tope de las dos horas y media. Lo consiguió en Boston, el 18 de abril de 1994, en una carrera en la que fue sexta. La prueba tiene un desnivel de 139 metros, lo que la inhabilita para récords.

Ana Isabel Alonso (España): Plusmarquista actual con un tiempo de 2h 26:51, conseguido en la Maratón de San Sebastián el 15 de octubre de 1995.

Tegla Loroupe (Kenia): Primera africana en batir el récord mundial. Lo alcanzó en Rotterdam el 19 de abril de 1998. Tenía 24 hermanos, porque sus padres pertenecían a la etnia Pokots, que admite la poligamia, y su progenitor tenía cuatro esposas.

Naoko Takahashi (Japón): Bajó de las dos horas y 20 minutos por primera vez el 30 de septiembre de 2001, en Berlín, donde hizo un tiempo de 2h 19:46. Esa barrera sigue siendo hoy en gran medida la que marca la entrada en la superélite.

Paula Radcliffe (Gran Bretaña): Plusmarquista actual y mujer que exploró nuevos horizontes en la maratón, con una marca de 2h 15:25 hecha en Londres el 13 de abril de 2003, lo que la coloca a distancia abismal de todas las demás especialistas mundiales. Nunca consiguió su sueño de ser oro olímpico.

Pioneras. Mujeres luchadoras y valientes que engrandecieron el atletismo.

16 abril, 2017 | 13:22

Maratón de Boston: gloria y tragedia

BOSTON  Maratón 2013 AtentadosEste lunes se celebra la Maratón de Boston, que, para su desgracia, es conocida entre los poco aficionados por el horrible atentado que sufrió hace cuatro años. Pero Boston es mucho más que eso. Mañana estará dotada con 830.500 dólares en total, de los que los ganadores masculino y femenino se llevarán 150.000 cada uno. También hay 50.000 dólares si se hace la mejor marca mundial de la historia, aunque los récords no son homologados en Boston porque se corre con una diferencia de altitud de 139 metros entre la salida y la meta. También se otorgan 25.000 euros por batir el récord de la prueba.

Aquí tenéis una aproximación a una carrera impresionante. 

Una maratón clásica sacudida por el horror, persecución de los asesinos, más muertes, un juicio al terrorista sobreviviente, que es declarado culpable de todos los cargos, pena de muerte. Y en eso aparece una religiosa católica, para ayudar a un asesino musulmán. Una religiosa que escribió un libro de éxito, obra que dio origen a una película dura y maravillosa, o maravillosamente dura. Una historia del deporte, de la condición humana, de la maratón, de la intransigencia religiosa, de atletismo, de la lucha por seguir adelante…  

La monja: Hellen Prejean, de las Hermanas de San José de la Medalla. De religión católica. Tiene 78 años y está considerada como una de las más importantes activistas por la derogación de la pena de muerte. Ha sido consejera espiritual de varios condenados a ser ejecutados. Fundó una asociación llamada Sobrevive, destinada a ayudar a víctimas de delitos violentos. Su libro Dead Man Walking (Hombre Muerto Caminando) dio origen a la película Pena de Muerte. Hellen Prejean asiste espiritualmente a Dzhokhar Tsarnaev. 

El terrorista vivo: Dzhokhar Tsarnaev, nacido hace 23 años en Kirguistán, de padre checheno y de madre ávara, una comunidad caucásica. Musulmán, cuya fe ha derivado paulatinamente hacia posiciones integristas y violentas. Sus progenitores pidieron asilo político en Estados Unidos. Les fue concedido y reagruparon a su familia. Causó una masacre en la Maratón de Boston y posteriormente fue detenido por la policía.

La Maratón: La prueba de Boston se celebra un lunes de abril, desde 1897, en el Día del Patriota. Nació a imagen y semejanza de la carrera olímpica de Atenas 1896. En 2013, dos bombas caseras colocadas en las cercanías de la línea de meta causaron la muerte de tres personas y heridas a 282, algunas con gravísimas amputaciones. El cerebro de la operación fue Tarmerlán Tsarnaev.

El terrorista muerto: Tarmerlán Tsarnaev, que tenía 27 años cuando ideó y ejecutó el atentado en Boston. Hermano mayor de Dzhokhar, sobre el que tenía una gran influencia psicológica, y al que condujo hacia el integrismo más agresivo. Tras el atentado huyó junto a su hermano, mató a un agente de seguridad y posteriormente fue abatido por la policía. Dzhokhar fue juzgado en la misma ciudad en la que cometió el atentado.

El juez: George A. O’Toole preside el Tribunal Federal de Boston. Dzhokhar fue declarado culpable de 30 cargos y condenado a la pena de muerte, vigente en el Estado de Massachusetts. El alegato de la fiscal fue contundente y demoledor.

Nadine Pellegrini: La fiscal. Calificó al acusado de “la peor pesadilla para Estados Unidos”, le definió como “imperturbable y sin remordimientos” y se preguntó: “¿Por qué la pena de muerte es apropiada para él?”, para responderse: “Porque tramó un complot para matar. Consideraba a la gente que estaba allí como sus enemigos. Creía en el terrorismo”. Reforzó su alegato con un vídeo amateur en el que se veía a gente derribada en el suelo con sangre alrededor y se podía escuchar el llanto desesperado de algunos niños. Hubo tres muertos y 282 heridos, bastantes de ellos con graves amputaciones.

Krystle M. Campbell: Gerente de un restaurante, de 29 años. Fallecida.

Lü Lingzi: Una mujer china de 23 años, estudiante en la Universidad de Boston. Fallecida.

Martin Richard: Un niño de ocho años. Fallecido. Como las anteriores víctimas mortales, estaba en la grada viendo llegar a los corredores. Su madre y su hermana de seis años sufrieron heridas.

Judy Clarke: La abogada defensora. Experta en juicios en los que se solicita la pena de muerte. Ante las claras evidencias de que su defendido era culpable, orientó su estrategia a librarle de la pena capital. Para ello argumentó que era dependiente psicológicamente de su hermano Tarmerlán, el fallecido.

De nuevo la monja: Ante el fracaso de su línea de defensa, Judy Clarke optó por tocar el corazón del Jurado y este lunes hizo declarar en el juicio a Hellen Prejean, que ha visitado al terrorista varias veces en la cárcel y que aseguró que Dzhokhar Tsarnaev “lamenta verdaderamente lo que hizo”. Una historia que se repite, porque la religiosa también defendió en 1980 a Robert Lee Willie, que, junto a su amigo Jesse Vaccaro violó a una joven de 18 años y posteriormente raptó a una pareja, violó a la chica de 16 y disparó al chico, que quedó paralítico. La religiosa también se relacionó con Patrick Sonnier, condenado a muerte en 1982 por el asesinato de dos adolescentes. No consiguió salvarle de la pena capital. Contó sus experiencias en el libro que fue inspiración de la película que en España se estrenó con el nombre de Pena de Muerte.

Tim Robbins: Director, guionista y productor de la película, estrenada en 1995. Un clásico del cine carcelario y jurídico, ganadora del Oso de Plata en Berlín, que también premió a Sean Penn, el actor que encarnó al asesino, y nominada a cuatro Oscars, de los que ganó uno.

Susan Sarandon: La mujer que dio vida a Hellen Prejean en Pena de Muerte. Hizo una interpretación fantástica que le valió el Oscar a la mejor actriz principal.

Otra vez la Maratón: Boston es una carrera clásica, la más antigua de celebración anual y una de las más prestigiosas de cuantas se celebran en el mundo, junto a Nueva York, París, Londres o Berlín. En 2014, doce meses después del atentado, corrieron miles de personas más que el año del atentado, desafiando al miedo en una ciudad blindada. Llegaron a la meta algunos heridos por las bombas de 2013, aclamados como héroes por el público. Fue una fiesta deportiva, un ejemplo de cómo se puede combatir el terror. Y la prueba continúa, impulsada por auténticos héroes.

Rebekah Gregory: Resultó herida aquel 15 de abril de 2013. Se ha sometido a 35 intervenciones quirúrgicas y ha perdido la pierna izquierda. Utiliza una prótesis a la que llama Felicia y permite a su hijo Noah, que también fue herido, que juegue con esa pierna artificial algunas veces. Felicia tiene las uñas pintadas de azul, haciendo juego con las del pie derecho, y con ella corrió Rebekah los últimos tres kilómetros y medio de la maratón bostoniana. Aunque a un precio terrible, esa heroína ha derrotado al terrorismo.

13 abril, 2017 | 12:02

Martín Fiz, la leyenda de un maratoniano

ANTONFIZas.com ha puesto en marcha una serie de informaciones que tratan de ponernos al día sobre qué ha sido de deportistas que fueron estrellas en su momento, ya retiradas de la primera línea. Ha iniciado la serie mi compañero y amigo Enrique Ojeda con Maisa Lloret y Ernesto Pérez Lobo, gimnasta diez y judoca con medalla olímpica, respectivamente. Y me corresponde tomar el relevo con Martín Fiz, cuyos éxitos conoceréis de sobra y cuya información saldrá de inmediato.

De Martín guardo muchos recuerdos, pero sólo voy a destacar cuatro. Por orden cronológico.

Primero. Su victoria en aquella apoteosis de los Europeos de Helsinki 1994, en los que ganó el oro por delante de Diego García y de Alberto Juzdado. Diego, antiguo pescador, falleció años después mientras rodaba tranquilamente, ya retirado. Una tragedia. Alberto había sido ilustrador de Niños Jesús y luego fue contratado por Paco Perela, fundador de Mapoma, como sabéis, en su empresa de embutidos. Tanto Martín como Alberto portaron a hombros, entre otros, el féretro de su rival y amigo. 

Segundo recuerdo, un año después. En los Mundiales de Gotemburgo 1995, Fiz y el mexicano Dionicio Cerón iban en cabeza a pocos kilómetros de la meta y el centroamericano dio un tirón brusco y se marchó hacia la meta. El alavés, en lugar de responder al ataque, que es lo que todos pensábamos que iba a hacer, se mantuvo tranquilo. Miró su pulsómetro y, según aclaró después, estaba seguro de que su oponente iba muy por encima de sus posibilidades. Tenía razón. Dionicio (no Dionisio) pinchó espectacularmente y Martín le adelantó como un ave a un tren de mercancías. Y venció.

Tercer recuerdo. Atlanta 1996. Cuarto puesto. El mejor conseguido jamás en los Juegos Olímpicos por un maratoniano español, aunque para él fue una decepción. Pudo ser mejor, pero el responsable de la especialidad (no quiero decir el nombre) le equivocó al señalar a un coreano como “el malo” cuando resulta que el coreano se que se había distanciado era el bueno. Y le quitó la medalla a Martín Fiz. 

No se me olvidarán las lágrimas de Martín en el estadio de la capital de Georgia. Y jamás se me borrará de la memoria su frase lapidaria poco después, en la zona mixta de prensa: “He perdido un tren que sólo pasa cada cuatro años”. Lo perdió, cierto.

Cuarto recuerdo. Atenas 1997. Mundiales sobre el circuito clásico de la maratón, ese que se supone que recorrió Feidípides (o Filípides) con motivo de la batalla en la que Milciades derrotó a los persas en aquellas guerras intermitentes e interminables entre el imperio asiático y los griegos, fueran atenienses o espartanos o una suma de éstos y de otros.

Carrera tremenda, bajo condiciones infernales, con temperaturas inhumanas. Se quedaron en cabeza Martín Fiz y Abel Antón, codo con codo, pero siempre con el vitoriano tirando. Se distanciaron de todos los demás de forma clara. Martín era consciente de su menor velocidad terminal, de forma que tentaba a Abel: “Dame relevos”. Y Antón le dijo que no. “Martín, los demás vienen muy lejos”. Cada uno intentaba jugar sus cartas, como en una partida de póquer. Cuando faltaba poco para la llegada Antón se distanció sin problemas. Martín ni siquiera reaccionó. Oro y plata, en todo caso.

Yo estuve en todas y cada una de estas batallas y lo único que puedo decir, con independencia de quien ganara o perdiera, es que estoy tremendamente agradecido por haberlas presenciado.  

04 abril, 2017 | 12:46

Mapoma: qué mañana la de aquel día

MAPOMA2017Hace cuarenta años que se celebró la primera edición de la Maratón de Madrid y en este 2017 se cumplen 50 del nacimiento del Diario AS. Un buen motivo para establecer una alianza, que me hace feliz, porque prácticamente toda mi vida profesional ha estado ligadao al Diario AS y porque siempre seguí con afecto, emoción, simpatía y admiración la Maratón de Madrid, en cuya organización llegué a ser vocal de comunicación. 

Este miércoles se presenta la carrera en el Casino de Madrid, pero no en el de Torrelodones, sino en el de la calle Alcalá, como es tradicional. Edificio bellísimo por dentro y por fuera, por cierto. 

Recuerdo como si fuera ahora mismo la gestación de la Maratón de Madrid, organizada por Mapoma. Paco Perela telefoneó a algunos de sus mejores amigos el 28 de diciembre, Día de los Inocentes, para comunicarles su idea de organizar una carrera de 42.195 metros por las calles de Madrid. Casi todos pensaron que era una broma, pero iba mucho más que en serio. Perela y Blanco, dos amigos, fueron los que me comunicaron una noche, después de unas pruebas en pista cubierta celebradas en el Palacio de los Deportes (el antiguo, el que se incendió) la idea. Me parecieron dos locos, aunque les prometí que les apoyaría.

Cuando la cosa se puso en marcha y se abrió el plazo de inscripción, recuerdo algunos titulares del Diario AS: "Las inscripciones llegan a las 100 personas". Nos parecía tremendo. Al final compitieron alrededor de 8.000, aunque la gran mayoría no llegó a la meta. ¡Hubo gente que se presentó vestida de calle!

La organización, precaria, se vio absolutamente desbordada. La salida fue en el Paseo de Coches de El Retiro y ante la avalancha de gente deseosa de correr, Mauricio Blanco repartió dorsales tirándolos al aire. Le vi llorar, porque consideraba aquello un fracaso. Y le hice ver, a su lado, que era un éxito, que miles y miles de personas se habían sumado a su idea y a la de Paco Perela.


Tres periodistas del Diario AS compitieron (es un decir) en aquella primera edición. Los tres están ya jubilados: Antonio Alcoba, Eloy Castañares y Ramón Sánchez. Éste no llegó a salir de El Retiro; Eloy se retiró y fue rescatado por el coche de una emisora de radio y de Alcoba no recuerdo qué pasó, pero no llegó a la meta. Muchos años después sí consiguió terminar la prueba Chema Mela, experto en motociclismo.

La carrera de aquel día fue una fiesta absolutamente popular, sin ningún atleta de alto nivel. Ahora todo ha cambiado y las marcas han progresado exponencialmente, tanto para los ganadores como para aquellos de clase media. Un gran paso adelante, aunque alguno de los padres fundadores de la carrera no opinen lo mismo.  

Y, por cierto, gran iniciativa del Diario AS: una carrera de relevos de 42 atletas, cada uno de los cuales correrá un kilómetro, y que estarán junto a los líderes de la prueba. Resultará bonito. 

Categorías

abril 2017

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Estás en Carros de fuego, un blog sobre atletismo y todo lo que lo rodea: historia, competición, actualidad, debate... Todo lo que te interesa del atletismo y que no podrás encontrar en ningún otro sitio.

Suscríbete a RSS

RSS Añadir este sitio a RSS

¿Qué es RSS?
Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00