as.com Ver todos los blogs >

Ciencia y medallas

Ciencia y medallas

Un blog diferente. Trato de aproximar la ciencia al deporte, trasladar los avances en medicina deportiva, en fisiología del ejercicio, a las pistas, las piscinas y las canchas. La lucha contra el dopaje, ese monstruo invisible que amenaza con destruir el deporte, será otro de los pilares de esta bitácora. Mi gratitud hacia todos los que se asomen por aquí.

Categorías

Calendario

abril 2014
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.


Últimos comentarios

publicidad

jueves, 17 abril 2014

El atleta

 

Gareth Bale competía en triple salto a los 15 años. Es un hombre acostumbrado a las pistas de atletismo, a medirse en los entrenamientos con otros atletas, a hacer series de velocidad en las que te pones a prueba de forma constante con los más rápidos del lugar. En el Reino Unido el atletismo es un deporte sagrado, se mama en los colegios desde muy pequeño y los mejores atletas son venerados porque hay campeones olímpicos británicos desde hace más de un siglo. Bale lleva el atletismo grabado en su ADN. Se huele a distancia.

El Real Madrid ha ganado la Copa del Rey de fútbol gracias a un sprint descomunal, a una exhibición de velocidad lanzada que puso en pie a la grada de Mestalla. La gran mayoría de los futbolistas habrían desistido cuando el madridista se vio desplazado fuera del terreno de juego por Bartra, sin opciones lógicas de seguir en su carrera hacia la portería, obligado a recorrer un exceso de metros para encarar de nuevo el área. Pero en el cerebro del galés había un convencimiento, el de cualquier atleta que se ve rodeado de futbolistas en un campo de deportes. El convencimento de que eres más rápido que ellos. Muchísimo más rápido.

Hace unos años Cristiano Ronaldo, uno de los futbolistas más veloces de Europa, se sometió a una prueba de velocidad frente a Ángel David Rodríguez, el hombre más rápido de la historia de España, un velocista de una clase descomunal, tanto en 60 metros como en 100 y 200. Allí no hubo color. Creo recordar que el test tuvo lugar en una nave industrial de Algete y redujeron la distancia al máximo, la dejaron en sólo 25 metros para que no hubiera grandes diferencias. También quitaron el efecto de la salida para que Ángel David tampoco pudiera sacar partido de sus entrenamientos de reacción al disparo. Aún así, el madrileño ganó por 20 centésimas. Un mundo en 25 metros. La diferencia entre un atleta y un futbolista. Un purasangre y un caballo rápido.

Bale es una bala. Tiene potencia de piernas y una zancada muy eficaz. Técnicamente no es muy bueno porque lleva los brazos demasiado separados del cuerpo, bracea como un futbolista, pero la frecuencia de zancada que mostró ayer al despegarse de Bartra fue formidable. Me pareció un atleta entre futbolistas. Marcó un gol para la historia y dejó clara su calidad física. Una velocidad trabajada hace muchos años, cuando era uno de los mejores triplistas cadetes de su país. Zapatillas de clavos antes que botas de tacos. Largas noches de entrenamiento en una de esas viejas pistas de atletismo del País de Gales. Donde se forjan los grandes atletas.

Archivado en

domingo, 13 abril 2014

¿Y ahora qué?

Llegar octavo a la línea de meta ha sido duro para él. Mo Farah ha mostrado esta mañana su rostro más humano. El fondista británico ha conocido la dureza del maratón en las calles, ha visto de cerca el muro, ha escuchado sus pisadas en solitario y se ha visto obligado a reducir su ritmo en la segunda mitad de la carrera para poder llegar a la meta. 63 minutos en la primera media y 65 en la segunda. Dos horas y ocho minutos. No ha podido con el viejo récord británico del galés Jones.

Hasta hace pocos años, el crono de Farah (2h08:21) habría sido considerado un debut excelente. Pero las cosas han cambiado gracias a los fenomenales empujones de etiopes y kenianos, que han llevado el tope humano a las dos horas y tres minutos. La prestación del somalí de nacimiento no ha sido satisfactoria y se expone a una dolorosa comparación. Kenenisa Bekele corrió tres minutos más rápido el pasado domingo y ofreció una imagen impecable, con un margen de mejora importante.

¿Y ahora qué? La pregunta se la debe de estar haciendo ahora Alberto Salazar, el entrenador, el gurú, el exmaratoniano, el hombre que corría con un estilo tan malo que se obsesionó con mejorar el de sus atletas. Salazar debe reflexionar ahora y analizar si Farah debe quedarse en la pista para siempre o, por el contrario, ha llegado el momento de la transformación en un auténtico maratoniano, de buscar la forma de recortar cinco minutos al crono que ha señalado Mo a orillas del Támesis.

Farah tiene tiempo. 31 años. Hay mucho recorrido por delante para el maratón. Tiene dos posibles rutas: exprimirse un par de años más en pista para buscar los (dificilísimos) récords mundiales de Bekele o bien centrarse de lleno en el reto de la maratón. Ahora mismo creo que ambos caminos son opciones válidas. Pero debe decidirse por uno de ellos. Y pronto.

 

Archivado en

viernes, 11 abril 2014

Mo Farah me genera dudas

 

Faltan pocas horas. El Maratón de Londres arrancará el domingo con un espectáculo difícilmente mejorable. Un ramillete de estrellas africanas va a intentar derribar el récord del mundo como si no costara. Cuentan para ello con una liebre de lujo, Haile Gebrselassie. ¿o es la anti-liebre?

"Ignacio, no han puesto a Haile de liebre, al revés, lo han puesto para que frene a todo el mundo en la primera mitad, para que no se vuelvan locos con  el ritmo desde el principio". Me lo dijo ayer Pedro Nimo, la gran baza española este domingo, el gallego incombustible, el atleta que susurra a los caballos. Lleva razón Pedro. Después de la media maratón se desatará la locura. Cuando Gebre se retire, entonces se pondrá en marcha la gran persecución del récord. Los 2h03:23 de Kipsang son el gran objetivo, la diana de todos los maratonianos. Y el propio Kipsang está en las calles de la ciudad de Dickens para atacarlo.

Pero por encima del ataque a la plusmarca mundial Londres asiste a un espectáculo descomunal. Debuta Mo Farah en maratón. La gran estrella del fondo en pista se enfrenta al gran test. Bekele lo hizo el pasado domingo con una exhibición de inteligencia.

Yo dudo de Mo. No sé si son sus 3:28 en 1.500 (me cuesta ver una fisiología muscular que abarque semejante abanico de eficacia) o sus problemas del otro día en Nueva York, o la brusquedad de la subida de distancia, la dificultad del maratón. No sé por qué pero no veo a Mo Farah debutando con un crono tan bueno como el de Bekele. Me genera dudas. Lo vemos dentro de unas horas. Maratón. El mayor espectáculo del mundo.

Archivado en

domingo, 06 abril 2014

La carrera más inteligente

 

http://www.youtube.com/watch?v=06_K1ZYdiv8

 

Bekele ha corrido con cabeza. París bien vale un debut y el etiope, el más grande fondista de la historia, ha elegido el escenario de su estreno en el maratón con sumo cuidado. Eligió una prueba sin rivales que le pudieran hacer sombra para que la carrera estuviera enteramente diseñada para él. En Londres, el próximo sábado, habría sido un actor más.

El guión era perfecto. Una primera mitad de la prueba en 62 minutos, con el mínimo gasto y arropadísimo por las liebres. Jamás he visto a un atleta tan preocupado de no perder la espalda del pacemaker como si quedar frente al viento fuera a destrozarlo todo. Cruzó el ecuador en 62:09, un crono excelente para mantener todas las esperanzas de un buen crono en meta. Pero sobre todo un crono sensato, sin una sola concesión a las euforias que pueden aparecer en los 42,195 kilómetros. "El maratón puede humillarte. Ve con cuidado", decía el sabio Bill Rodgers.

Bekele me ha impactado. En el último tercio de la prueba se ha lanzado a la cabeza con la ilusión de un niño. Ha roto el grupo y ha puesto en el escaparate toda la potencia de su zancada. Se ha ido hacia la meta con decisión (y alguna molestia en el muslo izquierdo) pensando ya seguramente en nuevos retos. 2h05:02. Lo difícil, el primer encuentro con el dragón de la maratón, ya está superado. Ahora le esperan dos retos. El récord mundial y el oro olímpico de la distancia más larga. Creo que podrá con los dos. Hoy me ha impactado.

Archivado en

viernes, 21 marzo 2014

La extraña pareja

En los casos de dopaje al final se sabe todo. Se tarda mucho, pero la verdad sale a flote. El pasaporte biológico, los análisis retrospectivos de las muestras, las operaciones policiales, las declaraciones judiciales … ya no hay escapatoria para los dopados. En el ‘caso Marta Domínguez’ falta aún mucho tiempo para que se sepa todo pero cada vez aflora más información: el pasaporte biológico se ha convertido en una herramienta fundamental.

En todo este asunto, turbio, sorprende la permanente ayuda de Odriozola, el presidente eterno, el hombre que cruzó a la otra orilla. Siempre defiende a Domínguez, en todos los escándalos en los que se ha visto envuelta, como cuando le seguía ofreciendo la vicepresidencia de la federación en plena ‘operación Galgo’. ¿Qué sabe Odriozola? ¿Decidió mirar para otro lado en asuntos de dopaje? ¿Conocía los atletas que trabajaban con Eufemiano? ¿Hasta dónde le informaba Pascua?

Marta y Odriozola quedan ahora en evidencia ante el mundo con el pasaporte biológico como material probatorio en el TAS. Y en Barcelona aguardan, congeladas, unas bolsas de plasma etiquetadas bajo el código ‘Urco’.

Archivado en

martes, 18 marzo 2014

Demasiada presión sobre Mo Farah

Me parece que Mo Farah se ha equivocado. Está a muchas cosas. No veo realmente la necesidad de viajar desde el calor de Kenia, donde lleva varias semanas preparándose para el Maratón de Londres, al frío de Nueva York para correr la media maratón. Un cambio demasiado brusco, innecesario. Un vuelo largo, que interrumpe la preparación de un maratoniano, que ha de ser metódica, tranquila, rutinaria. Decía Brendan Foster que "ser atleta consiste en hacer hoy lo mismo que hiciste ayer, hay que ser como un monje". 

Cierto es que Farah no tuvo suerte anteayer en la Gran Manzana. Tropezó y se golpeó con fuerza contra el suelo en plena carrera. Cruzó la meta por encima de los 61 minutos (esperábamos algo mejor de él) y luego sufrió un espectacular desfallecimiento en la línea de meta. Es tiempo ahora de tranquilidad, de recuperarse, reflexionar y afrontar el tramo final de la preparación para Londres. Hay muchas expectativas en torno a él. Se habla de que puede batir el récord mundial, de las 100.000 libras que cobrará en la ciudad del Támesis y de si es o no es el mejor atleta británico de la historia. Demasiado zumbido a su alrededor. Es un atleta inmenso, con una clase y una calidad muscular fuera de dudas. Deben dejarlo tranquilo y creo que, sinceramente, la carrera del domingo sobraba. O Kenia o Nueva York. 

Archivado en

jueves, 13 marzo 2014

Una triste historia de dopaje

Estoy en Estados Unidos y leo con tristeza las noticias que llegan de España. Nuestro atletismo, ya tocado por los malos resultados en los Mundiales Indoor, encaja ahora un golpe durísimo. Pentinel y Hierro, dos fondistas de alto nivel, han caído atrapados en la trampa, en el oscuro mundo del dopaje. Me pregunto cómo es posible que, con la tremenda eficacia alcanzada por la lucha policial en los últimos años, haya atletas que todavía se adentren en el juego sucio, en las tinieblas del dopaje, en el peligroso laberinto de las sustancias prohibidas.

El caso de Pentinel es especialmente triste. Fue campeón de Europa de 3.000 metros obstáculos (por fuerza debe de haber alguna relación oculta entre esta especialidad y el dopaje por la cantidad de disgustos que nos están ocasionando los obstaculistas) y acaba de contribuir al triunfo de España en los Europeos de cross, otra modalidad que se está embarrando.

La lucha no se detiene. Hay que limpiar el deporte de dopaje. No queda otra. Y la eficacia del trabajo policial está alcanzando niveles magníficos. El dopaje sigue ofreciendo historias tristes en el atletismo español. Cierto. Pero estas noticias tienen que ser ejemplarizantes para los deportistas jóvenes. Han de servir para construir un futuro de competiciones creíbles, libres de trampas.

Archivado en

domingo, 09 marzo 2014

La rabia

 

"No es que quiera restregar ahora esta medalla de oro en la cara de los que no me seleccionaron para los Juegos Olímpicos, pero espero que eso ya no vuelva a suceder". Lo digo ayer Richard Kilty, el hombre de los Mundiales, el mocetón de Stockton que estuvo a punto de dejar el atletismo hace año y medio, cuando le borraron de la selección olímpica a pesar de haber realizado la marca mínima en 200 metros. Ayer se vengó.

El destino es caprichoso. Kilty ha competido estos Mundiales gracias a una enorme carambola. La Federación Internacional sólo autoriza competir en la gran cita indoor a dos atletas por nación. Chambers, un hombre de oscuro pasado, llegó a Polonia como número uno de la selección británica. Kilty sólo fue repescado para sustituir al lesionado James Dasaolu.

Kilty ha explotado en Polonia. Ha mejorado su récord personal en sus tres carreras y regresa al Teesside, en el norteste de Inglaterra, con unos valiosos 6.49. Este verano ingresará en el selecto club de los 9 segundos. Ha construído su victoria a base de rabia, a base de una fe ciega en su fuerza, en su capacidad como velocista. Estuvo medio año sin tocar sus zapatillas, tras la decepción de Londres'2012. No quería saber nada del atletismo. "... Hasta que un día decidí volver al gimnasio. Al principio sólo me apetecía hacer pesas. Luego fui empezando a correr de nuevo. Poco a poco. Le había dicho a mi padre hace cuatro años que un día sería campeón del mundo. Hoy tengo muchas ganas de llorar".

Archivado en

sábado, 08 marzo 2014

El atletismo español entra en crisis

Un finalista. El peor balance del atletismo español en toda su historia. La medalla de bronce de Ruth Beitia, brillantísima en el tramo final de su carrera deportiva, ha sido la única plaza entre los ocho primeros obtenida por la selección española en los Mundiales indoor. Hasta ahora el peor balance de España era el de 1987. Pero aun así, en aquella cita se lograron tres puestos de finalista. El atletismo español entra en un oscuro túnel. Crisis.

Ramón Cid, la única esperanza hasta que dispongamos de un nuevo presidente, debe analizar, reflexionar, ser creativo, para remontar la situación actual. El atletismo español se ha quedado sin competiciones a nivel nacional, sin instalaciones en Madrid, con escasa detección de talentos y está necesitado de entrenadores. Es el resultado de años de despropósitos en la Federación. Años en los que además la actitud ante los casos de dopaje nos deja en evidencia a nivel internacional.

Este verano hay Campeonatos de Europa y podremos salvar los muebles pero en 2015 volveremos a medirnos en Pekín con los mejores atletas del mundo. Hay un año y medio para planificar y trabajar con los mejores. No podemos confiar eternamente en el prodigioso pie izquierdo de Ruth Beitia.

 

Archivado en

lunes, 03 marzo 2014

Alma de cristal

He tenido hoy la suerte de conocer a Vanessa Alba. Y de hojear su libro, 'Alma de cristal', un texto autobiográfico enriquecido con sus propios poemas. Vanessa nació con una enfermedad de las llamadas 'raras', denominación que ella misma combate ("no son raras, son minoritarias", protesta). Su vida es un ejemplo de lucha, de esperanza, de desafíos. Nunca se ha sentido a gusto con las limitaciones, con los criterios establecidos de forma convencional, como cuando en el Instituto de bachillerato le dijeron que no la veían allí, que aquello iba a ser muy complicado. Por fortuna, Vanessa cuenta con dos padres 'fuera de serie', dos todoterrenos, dos personas llenas de coraje, que pelearon hasta conseguir que fuera admitida allí. Después Vanessa, pese a sus dificultades médicas, pese a sus constantes fracturas óseas, les fue recompensando con una lluvia de sobresalientes. Y con un libro, publicado por la editorial Eride, muy bien escrito.

El próximo 16 de marzo se disputa en Madrid la Carrera de las Enfermedades Raras. Es una cita especial, un día de reivindicación, de solidaridad y de esperanza. Un día en el que hay que unir fuerzas y estar al lado de los pacientes, de los familiares, de las asociaciones que trabajan por una sociedad mejor, por un cuidado más completo, más humano para estas personas. Será un día para sumar kilómetros y voluntades en esta iniciativa patrocinada por la empresa Shire y en la que se vuelcan los medios de comunicación, la sociedad entera. Una mañana en la que el atletismo fundirá su energía con la de las personas comprometidas con las enfermedades raras. El día 16 el deporte dará lo mejor de sí mismo para intentar estar a la altura de estas grandes personas y sus familiares. Porque son un ejemplo de coraje. 

Archivado en

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00