as.com Ver todos los blogs >

Ciencia y medallas

Ciencia y medallas

Un blog diferente. Trato de aproximar la ciencia al deporte, trasladar los avances en medicina deportiva, en fisiología del ejercicio, a las pistas, las piscinas y las canchas. La lucha contra el dopaje, ese monstruo invisible que amenaza con destruir el deporte, será otro de los pilares de esta bitácora. Mi gratitud hacia todos los que se asomen por aquí.

Categorías

Calendario

abril 2014
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.


Últimos comentarios

publicidad

« enero 2013 | Inicio | marzo 2013 »

miércoles, 27 febrero 2013

El ejército del Cid

 

“Si hay pus lo mejor que puede pasar es que salga. No pasa nada. No sé qué miedo hay”. Así se ha expresado esta semana Ramon Cid, el nuevo seleccionador español de atletismo, en referencia a las operaciones policiales contra el dopaje. Carlos Arribas y Amaya Iríbar le hicieron una entrevista redonda el lunes en 'El País'. El ejército del Cid debuta en pocas horas en los Europeos de Goteborg entre esperanzas de cambio y de medallas.

Cid es un apasionado del atletismo. Lo recuerdo perfectamente cuando iluminaba el pasillo de triple salto. Superaba los 16 metros siempre, como si no costara, con su eterna camiseta y pantalones blancos de la Real Sociedad. Cid fue un saltador de potencia, uno de esos atletas nobles,  inolvidables, que parió Guipuzcoa, como los velocistas Prado y Rocandio o el llorado Roberto Cabrejas. Este fin de semana dirige en tierras suecas una cita importante para el atletismo español. Puede marcar un punto de inflexión, un cambio de tendencia, un repunte tras el bajo nivel mostrado por nuestros atletas en los Juegos Olímpicos.

En el apartado del dopaje, las declaraciones del nuevo seleccionador suponen un punto y aparte y dibujan un enorme contraste con la antigua era Odriozola. De un director técnico que daba cobijo a los dopados hemos pasado a un seleccionador con un posicionamiento firme, honorable, que dice sentir “mucho asco” por el dopaje. Bienvenido sea el cambio.

La hora de la verdad para La Roja ya ha llegado. Cid ha aterrizado en Goteborg con una selección de 27 atletas de gran nivel, hambrientos de triunfos. Natalia Rodríguez, Ruth Beitia, Kevin López, David Bustos, Juan Carlos Higuero y Ángel David Rodríguez lideran un bloque muy fiable. Esperamos mucho de ellos.

Archivado en

lunes, 25 febrero 2013

El triángulo

 

La verdad se abre paso en el atletismo español con la fuerza de un martillo de siete kilos a punto de impactar sobre la hierba. Emerge la gran incógnita de las últimas décadas, la paradójica relación, oculta, a distancia, aparentemente inexistente, entre Odriozola y Eufemiano Fuentes, cada uno en su sitio, sin comunicación entre sí pero con el entrenador Pascua como tercer vértice del triángulo. Una novela negra.

“Odriozola debería estar calladito”, ha amenazado hoy Eufemiano. “Yo eché a Fuentes en cuanto fui presidente”, dice el hombre inamovible. Ay, los egos. Una de las personas mejor informadas del deporte rey en España me lo explicó hace muchos años: “Odriozola y Eufemiano parecen estar enfrentados, pero se han ayudado mucho, cada uno desde su posición, durante años. Uno le da medallas y al otro le vienen estupendamente”.

Hasta que estallara la ‘operación Galgo’, Pascua acudía por las tardes a ver a Odriozola. El despacho del presidente estaba abierto para él, pese a no ser técnico responsable de área. Incluso después del sonoro positivo de la mediofondista brasileña Fabienne dos Santos, entrenada por Pascua, Odriozola seguía confiando en el técnico. ¿Por qué? ¿Qué pactos había entre los dos?

El atletismo español, ajeno ya a las alcantarillas, se centra en mirar al futuro. Odriozola pertenece al pasado y Ramón Cid, su sustituto como seleccionador, está construyendo otro modelo atlético sobre una geometría nueva y limpia. Estos días se habla de la ‘operación Puerto’, de Marta Domínguez, de Urco, de Eufemiano… pero hace años de eso. Por fortuna el triángulo ya está desdibujado.

Archivado en

domingo, 24 febrero 2013

Los emigrantes

Ruiz

 

 

Carolina Ruiz es la número uno. La mejor del mundo. Cuando una esquiadora gana una prueba de la Copa del Mundo, eso significa que, en ese instante, es la mejor. Aunque no se trate de unos Juegos Olímpicos o unos Mundiales, en ese momento es la número uno del mundo. Lo mismo sucedió hace unos días con Javier Fernández, el patinador madrileño. Ganó el 'Skate Canada', prueba del Grand Prix Series. Dos deportistas españoles... pero que han accedido a la élite mundial fuera de nuestras fronteras.

El deporte español está aumentando de forma peligrosa su dependencia de los técnicos extranjeros. La natación nos lo demostró hace tiempo. Rafa Muñoz se hizo grande en Marsella, Wildeboer en Copenhague y Mireia ha progresado con un técnico francés. Ahora Carolina Ruiz ha ascendido en descenso en Francia, donde se entrena con la selección gala. Javier Fernández crece en América donde comenzó con un técnico ruso, ahora un canadiense y en este plan.

El último emigrante es el más triste de todos. Porque no le queda otra opción que marcharse. David Cal, uno de los más grandes deportistas que se han parido en España, un piragüista de oros olímpicos, emigra a Brasil. Las ayudas son insuficientes para su preparación olímpica. Volvemos a ser un país de emigrantes. Como hace medio siglo.


Archivado en

viernes, 22 febrero 2013

'Operación Puerto': el teatro del absurdo

 

El juicio de la 'operación Puerto' pertenece al teatro del absurdo. Por un lado, enjuicia lo que ya no interesa a nadie. Su objetivo es discernir si había o no atentado contra la salud en aquellas fechorías y cualquier persona con un mínimo de cerebro tiene muy clara la respuesta a esta pregunta. ¿O es que alguien cree que es una buena práctica médica coleccionar 200 bolsas de sangre en neveras caseras, sxin ningún fin terapéuitico, sin un control ejercido de forma continuada por profesionales y de forma clandestina?

Lo único que verdaderamente  interesa de la 'operación Puerto' es que salgan de una vez  todos los nombres de los deportistas que se prestaban al juego sucio, a la trampa, a conseguir resultados que eran incapaces de lograr a través de su talento físico y del entrenamiento. Lo que importa es quiénes se doparon de una forma tan chapucera, cutre y peligrosa. Y quiénes eran los que les incitaban a hacerlo, aunque esto sí está saliendo finalmente a la superficie.

El juicio ha llegado siete años tarde gracias a las hábiles estratagemas de los abogados del contraantidopaje (hay muchos en España), que han dilatado tanto los procesos a base de recursos que ya huele todo a viejo. A sucio y a viejo. Es el teatro del absurdo porque se juzga una realidad que, afortunadamente, ya tampoco existe en el ciclismo. La instauración del pasaporte biológico (el seguimiento de los valores sanguíneos) desenmascara con rapidez las fluctuaciones del hematocrito que originaban aquellas transfusiones. 

Me temo que la sentencia de este juicio se limitará a imponer algunas sanciones económicas. La vista servirá para lavar la imagen de encubrimiento del dopaje que ofrecía el deporte español en los últimos años y poco más. Ahora hace falta proyectar una imagen limpia hacia afuera. Higiene olímpica.

Archivado en

jueves, 21 febrero 2013

Una selección que huele a limpio

Está cambiando el atletismo español. Para bien. Ramón Cid, el triplista vasco que ha sustituido a José María Odriozola como director técnico y seleccionador, anunció la lista de los 27 atletas que vestirán La Roja dentro de una semana en los Europeos Indoor de Goteborg. El nivel de nuestro atletismo retrocedió tanto en los últimos años bajo la dirección técnica de Odriozola que los campeonatos continentales en pista cubierta vuelven a convertirse en uno de los focos de las esperanzas de medalla del deporte rey en España. Como pasó en los años setenta.
Lo mejor de esta selección es que huele a limpio. Por vez primera en más de una década, la selección española está libre de pecado. No hay ni uno solo de los 27 atletas escogidos por Cid con antecedentes de dopaje. Ninguno ha dado positivo jamás y tampoco en su hoja de servicios aparecen borrones como el de la 'operación Galgo'. Por el contrario, muchos de ellos han hablado con claridad, con valentía (¡hubo momentos en que había que ser valiente en el atletismo español para posicionarse en contra del dopaje!) en el pasado a favor de extremar la lucha antidopaje. Los 27 de Goteborg. Un grupo de atletas con mayúsculas.

Archivado en

viernes, 08 febrero 2013

¿Qué son tres centésimas?

 

 

El atletismo es esclavo del tiempo. Los atletas no pueden escapar de la dictadura del cronómetro, del implacable paso de los segundos. No basta con que una carrera de velocidad sea hermosa, tiene que ser rápida. De forma instantánea, al cruzar la meta, los atletas se encuentran con el veredicto. Récord o no récord, una carrera para guardar o para olvidar. Los segundos, las centésimas, mandan.

8 de febrero de 2013. Una fecha para enmarcar en la historia de los velocistas españoles. Ángel David Rodríguez, un atleta irrepetible, líder de la selección española, un hombre que habla claro y se entrena duro, un veterano de las pistas, ha alzado la voz en Dusseldorf. 6.64 en semifinales con aroma de un posible récord de España en la final. Los 6.58 del mulato Venancio José comenzaron a tambalearse de pronto en el libro de las plusmarcas nacionales.

Dos salidas nulas. Demasiada adrenalina que sujetar. Pero el mostoleño es un atleta frío cuando hay que serlo. La carrera perfecta. 6.55. Un crono reservado siempre a velocistas de primera fila, la mayoría de ellos de piel negra y nacionalidad estadounidense. Es el nuevo récord de España. Una marca que saca a la velocidad española del mundo de las sombras.

¿Qué representan tres centésimas en una carrera de 60 metros? Una buena distancia, aunque a muchos les sorprenda. Quizá 33 centímetros en la línea de meta, una diferencia visible por el ojo humano entre dos atletas. Ángel David Rodríguez viajaba a 39 kilómetros por hora cuando cruzó la meta. A esas velocidades se recorren casi 11 metros en un segundo. Y más de un metro en una décima de segundo. Porque no son velocistas. Son bólidos humanos.

Archivado en

sábado, 02 febrero 2013

Las fuentes del dopaje

Dos confesiones espeluznantes. E. Fuentes y el ciclista M. Rasmussen han dejado esta semana testimonios vergonzantes pero esclarecedores. Han sido dos de las narraciones más espectaculares de la trampa en el deporte, una prueba de que el escenario se va limpiando poco a poco y va liberándose del mal del dopaje. El culpable siempre busca la redcención. Porque es humano.

Fuentes ha confesado por vez primera en su vida que dopó a deportistas. Y lo ha hecho de golpe relatando decenas de casos de dopaje. Ha contado cómo extrajo litros y litros de sangre a deportistas y los almacenó de forma clandestina en pisos que tenía su familia. La 'operación Puerto', que nos ha hecho perder ya dos veces los Juegos Olímpicos a los madrileños, está aclarándose por fín. Aunque el objetivo del juicio es el atentado a la salud pública, eso no interesa a nadie. La confesión de un plan de dopaje sanguíneo de dimensiones gigantescas es una gran noticia para el futuro del deporte español.

El ciclista Rasmussen ha sido el otro protagonista de la semana. Ha implorado redención y ha confesado el uso de EPO, dopaje sanguíneo, testosterona, cortisona, hormona de crecimiento, insulina..., el danés utilizó todas las sustancias y prácticas prohibidas que uno pueda imaginar, sobrepasando incluso el terrible cóctel Chambers (el velocista inglés reconoció haber usado siete sustancias dopantes).

¿Por qué confiesan los tramposos? Porque el peso de la conciencia es tremendo. Es la losa del dopaje. Los deportistas que se han dopado arrastran un sentimiento de culpa enorme y estamos en tiempos de confesiones masivas. El 'caso Armstrong' ha generado un efecto dominó que además minimiza los impactos al estar más repartido. "Soy un tramposo dopado y un mentiroso", ha dicho Rasmussen. Pero su mejor frase fue otra. "Cuando me levante y salga de este salón, lo haré como un hombre muy tranquilo".

Archivado en

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00