as.com Ver todos los blogs >

Ciencia y medallas

Ciencia y medallas

Un blog diferente. Trato de aproximar la ciencia al deporte, trasladar los avances en medicina deportiva, en fisiología del ejercicio, a las pistas, las piscinas y las canchas. La lucha contra el dopaje, ese monstruo invisible que amenaza con destruir el deporte, será otro de los pilares de esta bitácora. Mi gratitud hacia todos los que se asomen por aquí.

Categorías

Calendario

junio 2014
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.


Últimos comentarios

publicidad

« Deportistas que no sabían que estaban hervidos. | Inicio | ¿Qué son tres centésimas? »

sábado, 02 febrero 2013

Las fuentes del dopaje

Dos confesiones espeluznantes. E. Fuentes y el ciclista M. Rasmussen han dejado esta semana testimonios vergonzantes pero esclarecedores. Han sido dos de las narraciones más espectaculares de la trampa en el deporte, una prueba de que el escenario se va limpiando poco a poco y va liberándose del mal del dopaje. El culpable siempre busca la redcención. Porque es humano.

Fuentes ha confesado por vez primera en su vida que dopó a deportistas. Y lo ha hecho de golpe relatando decenas de casos de dopaje. Ha contado cómo extrajo litros y litros de sangre a deportistas y los almacenó de forma clandestina en pisos que tenía su familia. La 'operación Puerto', que nos ha hecho perder ya dos veces los Juegos Olímpicos a los madrileños, está aclarándose por fín. Aunque el objetivo del juicio es el atentado a la salud pública, eso no interesa a nadie. La confesión de un plan de dopaje sanguíneo de dimensiones gigantescas es una gran noticia para el futuro del deporte español.

El ciclista Rasmussen ha sido el otro protagonista de la semana. Ha implorado redención y ha confesado el uso de EPO, dopaje sanguíneo, testosterona, cortisona, hormona de crecimiento, insulina..., el danés utilizó todas las sustancias y prácticas prohibidas que uno pueda imaginar, sobrepasando incluso el terrible cóctel Chambers (el velocista inglés reconoció haber usado siete sustancias dopantes).

¿Por qué confiesan los tramposos? Porque el peso de la conciencia es tremendo. Es la losa del dopaje. Los deportistas que se han dopado arrastran un sentimiento de culpa enorme y estamos en tiempos de confesiones masivas. El 'caso Armstrong' ha generado un efecto dominó que además minimiza los impactos al estar más repartido. "Soy un tramposo dopado y un mentiroso", ha dicho Rasmussen. Pero su mejor frase fue otra. "Cuando me levante y salga de este salón, lo haré como un hombre muy tranquilo".

Comentarios

Ignacio, se valoran tu posición siempre en contra del dopaje, clara y diáfana.

Pero estas recientes confesiones no tienen nada que ver con que arrastran un sentimiento de culpa, en absoluto.

Armstrong ha tenido que confesar para no incurrir en perjurios etc y lavar su nombre ante el vulgo americano y futuros patrocinadores.

Rassmusen confiesa para poder seguir trabando, tranquilamente, de director en el equipo en el que actualmente corre.

Por tanto confiesan cuando están pillados y con un futuro negro.

Hola, mira te comento soy atleta de mediofondo.

Creo que este blog está muy bien de por si enhorabuena,¿Pero no crees que aparte de poner temas asimilados con dopaje hay algo más aparte de esto que se pueda explicar? Un abrazo

Para mi no debería existir el dopaje.
Todos competirían en igualdad de condiciones.

Os dejo un enlace muy bueno sobre las mentiras históricas del fútbol español: http://marbcn2510.blogspot.com.es/

Publicar un comentario

Si ya tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor identifícate.

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00