as.com Ver todos los blogs >

Deporte y vida

José Luis López

Este blog reflexiona sobre el deporte y el atletismo, desde el punto de vista humano, técnico, histórico y vivencial. Porque el deporte, además de profesión, es también pasión y manera de vivir.

SOBRE EL AUTOR

José Luis López es doctor en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, especialista de atletismo de la Cadena SER y Canal+, profesor de la Universidad de Vic y entrenador nacional de atletismo. Ha trabajado en siete Juegos Olímpicos y otras muchas competiciones internacionales de atletismo en más de 35 países.

Categorías

Calendario

agosto 2014
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

publicidad

« El momento decisivo del atletismo español | Inicio | Una noche junto a las estrellas »

21 noviembre 2012

Por José luis López

El valor de ser segundo

Fernando Alonso se juega en la última carrera del Mundial de Fórmula 1 la posibilidad de lograr el título ante Sebastian Vettel. Ambos buscarán en Brasil su tricampeonato. La diferencia a favor de Vettel es de 13 puntos. Dicen los expertos que el coche del alemán es claramente mejor que el de Alonso, pero que el asturiano, especialmente en las condiciones de lluvia que se vaticinan, es mejor piloto.

No entraré aquí en esos interesantes debates técnicos, entre otras cosas porque no soy ningún experto en Fórmula 1. Pero sí quiero reflexionar sobre la importancia de ser segundo, y lo quiero hacer antes de que la decisiva carrera se haya disputado.

Si Alonso no logra remontar los 13 puntos de Vettel, tal vez se presentará el resultado como que "Alonso pierde ante Vettel", "no pudo ser", "derrota de Alonso", "insuficiente esfuerzo de Alonso", etc. Es decir, nos quedaremos con la imagen de que Alonso es el perdedor y Vettel, el ganador. Desde luego, como deportistas lo primero que deberíamos hacer es felicitar a Vettel por ser el campeón del mundo, dejando aparte si tiene o deja de tener ventaja con su coche. Pero seguidamente, en lugar de los titulares negativos y derrotistas, creo que hay que destacar que Fernando Alonso habrá sido subcampeón del mundo. Eso no es ninguna derrota. Es más, creo que es dificilísimo y tiene un grandísimo mérito.

En el deporte no se valoran justamente muchos resultados. La "medallitis" es una obsesión contraria a la objetividad. En atletismo lo he vivido muchas veces. En ocasiones he explicado a mis alumnos que un atleta español ha sido octavo o decimosegundo en un Mundial y no le dan ni la más mínima importancia. Hasta me dicen: "¡qué malo!". Y pasa lo mismo en muchos deportes minoritarios. Y entonces hablo con la gente y les pregunto:

- ¿Cuál es tu profesión?

- Yo médico, yo arquitecto, yo taxista, yo panadero, yo profesor de inglés, yo electricista...

- ¿Y eres el octavo o decimosegundo mejor médico, arquitecto, taxista, panadero, profesor de inglés o electricista del mundo?  Pues este atleta sí es el octavo o el decimosegundo mejor del mundo en su especialidad, en su trabajo.

Comprendo que si Real Madrid o Barça tienen tal vez los presupuestos más altos del mundo en fútbol están obligados a ganar. Para ellos, quedar octavos o decimosegundos es una derrota. Todo hay que valorarlo en función de las expectativas y posibilidades de cada uno. Pero es que la mayoría de nuestros deportistas no tienen los presupuestos más altos del mundo para prepararse, ni la mejor genética. Conozco perfectamente lo difícil que es llegar a un Mundial o unos Juegos Olímpicos (evidentemente, en unas especialidades es todavía más difícil, porque la competencia es mucho mayor). Pero eso no se suele valorar.

Por eso, desde aquí reivindico la importancia de ser segundo, o tercero o décimo del mundo en tu modalidad. Y recuerdo en voz alta que los demás también son deportistas de elite y también se entrenan y luchan por ganar, no solo los nuestros, y hemos de admitir que el rival pueda ser mejor que nosotros, lo que en función de la estadística, debiera ser lo más normal. Pero no por eso, hemos de hablar de derrota. A veces tiene más mérito un segundo lugar en un año de grandísima competencia que una victoria en un año más asequible. Y también están las victorias personales, cuando te superas a ti mismo. Otro tema es que en algún deporte hayamos estado relativamente arriba en el mundo hace unos años, y ahora hayamos retrocedido en resultados 20 o 30 años. Como en atletismo. Ahí sí que hay que reflexionar el porqué y, sin poner excusas, buscar soluciones.

Comentarios

Publicar un comentario

Si ya tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor identifícate.

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00