as.com Ver todos los blogs >

Deporte y vida

José Luis López

Este blog reflexiona sobre el deporte y el atletismo, desde el punto de vista humano, técnico, histórico y vivencial. Porque el deporte, además de profesión, es también pasión y manera de vivir.

SOBRE EL AUTOR

José Luis López es doctor en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, especialista de atletismo de la Cadena SER y Canal+, profesor de la Universidad de Vic y entrenador nacional de atletismo. Ha trabajado en siete Juegos Olímpicos y otras muchas competiciones internacionales de atletismo en más de 35 países.

Categorías

Calendario

agosto 2014
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

publicidad

« Tito Vilanova: la persona y los sentimientos | Inicio | Empezar el año recordando a Coubertin »

27 diciembre 2012

Por José luis López

Joel, el taekwondo y la fascinación por descubrir

La pasada semana estuve cenando con Joel González, campeón olímpico de taekwondo en Londres 2012, en el marco de un convivio del Panathlon que se llevó a cabo en el Círculo del Liceo. Aunque ya le había saludado en Londres, cuando pasó con su brillante medalla por los estudios de la SER, no podía decir que le conociera. Ahora, en cambio, sí puedo hablar de un chaval que nos dejó a todos una gratísima impresión. Tiene una gran madurez, impropia de los 23 años pero característica de quien desde niño destaca en las artes marciales, donde la mente y la personalidad son fundamentales. Es humilde, sencillo, amable, agradecido, culto, tranquilo, buena gente. Alguien, en definitiva, muy interesante.

Joel llegó a Londres tras haberse proclamado doble campeón del mundo en 2009 y 2011 y doble campeón de Europa en 2010 y 2012. Pero los Juegos debían ser algo muy diferente. "Lo intuí cuando tras ser campeón el mundo apenas me hicieron dos entrevistas y, en cambio, antes de los Juegos Olímpicos me hicieron más de treinta". Tiene razón, la magia olímpica es tan especial como inigualable. En Londres, la capacidad competitiva de Joel asombró incluso a sus más cercanos, a quienes él pedía tranquilidad. En su mente lo tenía todo controlado, incluso después de aquel angustioso primer combate ante el sueco Sanli, en el que ganó en el último segundo.

Los aspectos estratégicos del taekwondo son fascinantes. Joel se pasa horas y horas viendo videos estudiando minuciosamente a los rivales. Intenta desde el principio imponer su forma de combatir, su distancia (que aprendió de su padre), su táctica, y si algo va mal, ha de ser capaz de modificar radicalmente una estrategia en apenas décimas de segundo. Él lo compara con una partida de ajedrez. Y confiesa que es lo que más le atrapó de este deporte. Ha impuesto un estilo e, incluso, unas características cineantropométricas, con piernas largas y poderosas.

Se dedica al taekwondo, desde que se levanta a poco más de las 6 de la mañana, entrenando unas cuatro horas al día, más las que dedica a visionar combates. Pero también ha tenido tiempo para finalizar su carrera de criminología, y está cerca de graduarse también en administración y dirección de empresas. Intuyo que detrás de alguien así hay unos padres que han inculcado unos valores y una cordura, que han marcado un camino, aunque solo él decidirá cómo transitarlo.

Joel González es una gran estrella mundial del taekwondo, considerado, por lo menos en nuestro entorno, un deporte minoritario. A mí no me gusta llamarlo así. Prefiero hablar de deportes desconocidos. Minoritario me suena a "de menor importancia", prescindible. En cambio, lo fascinante de todo aquello que es desconocido es que, a menudo, cuando muestras una cierta curiosidad por aprender o informarte sobre ello, descubres actividades interesantísimas que no te podrías ni imaginar. Lo mismo pasa con los lugares y las personas. Me ocurre en todos los Juegos Olímpicos, cuando, antes de que comience el atletismo, he de ir a narrar deportes para mí totalmente nuevos. Así he descubierto el taekwondo, la esgrima, el piragüismo, el tiro olímpico, el ciclismo en pista, la doma... y fuera de los Juegos, la gimnasia estética, el bike trial, el kitesurf y muchos otros.

Yo reivindico todos esos deportes. Su estructura interna, su estética, su tiempo de silencio en miles de horas de entrenamiento... Acercarse a ellos es como descubrir nuevas culturas, nuevos paisajes, abrir la mente y hacer nuevos amigos.

Comentarios

Publicar un comentario

Si ya tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor identifícate.

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00