as.com Ver todos los blogs >

Estilo libre

Estilo libre

El agua es la fuente de la vida. Y el agua es también fuente de muchos deportes. Lánzate de cabeza a este blog para conocer las historias sobre natación, sincronizada, waterpolo, saltos y aguas abiertas. Los cinco continentes del mundo acuático.

Calendario

agosto 2014
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.


Últimos comentarios

publicidad

lunes, 18 agosto 2014

Por Alberto Martínez

Análisis del resbalón de la sincro en Berlín

La sincro finalizó los Europeos de Berlín con dos bronces y dos platas. Cualquier deporte que obtenga medallas en todas sus disciplinas en una competición internacional se puede calificar de éxito, pero este deporte es especial. La sincro funciona por jerarquías o estatus, y cuando se baja un escalón, como ha ocurrido con España en todas las modalidades (dúo, equipo y combo) menos en el solo, no se puede estar satisfecho. Y más aún cuando las rutinas olímpicas han sido las más castigadas, en especial la prueba de equipo, el termómetro de que España ha bajado el nivel en estos Europeos. ¿Por qué se ha efectuado este paso atrás?

 

  1. Año de pausa: El equipo nacional, muy castigado desde 2011 por la exigencia del Mundial de Shanghai, los Juegos de Londres y el Mundial de Barcelona, pedía un año de más descanso para coger fuerzas y afrontar en condiciones los Juegos de Río. Nadadoras como Ona Carbonell, Alba Cabello, Paula Klamburg, Marga Crespí y Thais Henríquez se han exigido al máximo. De hecho, desde 2013 Marga, Thais y Alba han sufrido operaciones que le han mantenido fuera de la piscina durante meses. Así pues, y como reconoció la propia Esther Jaumà, esta decisión es adecuada para llegar a Río con el equipo entero. ¿Qué habría pasado si llegan a mantener la exigencia? Es una conjetura. No se sabe. La respuesta estará en Kazán, en un año.

 

  1. Nuevo reglamento: La FINA ha modificado el reglamento en las puntuaciones de sincro, marcado anteriormente por dos únicos baremos: la impresión artística y la técnica. Ahora, de las rutinas libre y técnica, hay tres paneles donde se valora la dificultad, la ejecución y los elementos técnicos (en técnica) y la impresión artística (en libre). Hay criterios difusos, que han variado, y quizás convierten el arma fuerte de España desde la época Tarrés, la impresión artística, en secundario a día de hoy. Los jueces buscan más perfección técnica y que los equipos se atrevan a hacer rutinas más difíciles. España no ha interpretado bien el nuevo reglamento y Ucrania sí.

 

  1. Auge de Ucrania: No ha sido una gran sorpresa el rendimiento de Ucrania, un país que ya venía ocupando el podio europeo desde 2008 y que ya en el Mundial de Barcelona había puesto en aprietos a España en alguna final. Su mejora se ha visto en la piscina de Berlín, con un estilo muy ruso, plagado de técnica, velocidad y mucho contenido en las coreografías. Es ahí dónde radica su éxito. Además, la sincro en Ucrania es más popular que en España y están trabajando fuerte la cantera: es una selección acostumbrada al podio Mundial en categoría júnior. A España le ha salido fracamente un hueso.

 

20140816_112655

 

  1. Los jueces: La FINA y la LEN llevan años apretando a los jueces de sincro para que haya más alternancias en los podios, que en los últimos años los han ocupado a nivel Mundial Rusia, España y China. Este cambio de reglamentación va en esa dirección, aunque aún tiene que consolidarse y observarse a nivel mundial. Es por eso que esta alternancia en Europa es una señal de los cambios que pueden producirse en el Mundial. A esto hay que añadir el lobby que forma Rusia en este tipo de campeonatos continentales, debido a su estrecha relación con los jueces de los países del este, entre ellos Ucrania, que controlan aproximadamente a un 35 por ciento de los jueces.

  

¿Y ahora, qué?

 

  1. Entrenar a tope: Una de las primeras medidas del equipo técnico será aumentar la exigencia en los entrenamientos. Las nadadoras, tras las vacaciones, llegarán con las pilas cargadas, las energías renovadas y con ganas de revertir una situación nueva para ellas, acostumbradas a ascender desde abajo y mantenerse en su estatus durante muchos años: únicamente China logró arrebatarles la plata olímpica y mundial. Ahora se enfrentan a un reto más difícil todavía: caerse un puesto y levantarlo.

 

  1. Investigar y analizar: Esther Jaumà irá a la Copa del Mundo, que se celebrará en las próximas fechas, para conocer de primera mano las puntuaciones de los jueces en una competición internacional. Su objetivo es saber qué es exactamente lo que se pide después de los resultados del pasado Europeo. España puede enfrentarse a un cambio profundo en sus coreografías, lo que también requerirá más trabajo.

 

  1. El Mundial es diferente: Los jueces en esa competición son distintos y más heterogéneos a los de los Europeos. La presión o la importancia de Rusia es menor, al juntarse con árbitros de Estados Unidos, China, Japón, Canadá… España mantiene de momento su estatus a nivel internacional, después del Mundial de Barcelona, por lo que deberá demostrar que lo del Europeo fue solamente un accidente.

 

 

Estas son las causas de la decepción de Berlín y las oportunidades que se le presentan el equipo de sincro en el futuro. Acostumbradas a proporcionar medallas olímpicas, ahora afrontan un momento decisivo para mantener su jerarquía antes de los Juegos de Río. “Quizás nos hemos equivocado”, declaró Jaumà. Si es así, queda un año para enderezar el rumbo. Hay que apoyarlas y animarlas porque ellas han escrito grandes páginas del deporte español desde el año 2000.

Archivado en Deportes , RFEN , Sincronizada

jueves, 14 agosto 2014

Por Alberto Martínez

Los alemanes no son tan eficaces

Los Europeos de Natación de Berlín, que reúnen a más de 4.000 deportistas de todo el continente, arrancaron entre la indiferencia y la ineficacia. Indiferencia por la poca publicidad que la LEN y la propia ciudad le han dado al evento, comidilla entre la ‘forofada’ española que ha decidido acompañar a sus familiares deportistas en estas fechas vacacionales y cuya presencia ayuda a colorear las gradas. Únicamente, a escasos metros del Velodrom, la zona donde se ubica la piscina de sincro, saltos y natación, una pancarta gigante con la imagen de la húngara Katinka Hosszu publicita el acontecimiento. La natación y todos sus derivados no son deportes mediáticos y de tirón entre la población, pero hace un año, en el Mundial de Barcelona, las gradas del Sant Jordi llegaron a reunir a más de 5.000 personas para ver una final de sincro y el Ayuntamiento se volcó en dar a conocer este acontecimiento. Es Berlín una ciudad alternativa, histórica pero parece que poco dada a eventos de este tipo…

20140813_115101
 

 

Si el ayuntamiento de la ciudad apenas le ha dado bombo a este campeonato y eso que ya han debutado dos de sus estrellas, Lurz y Mauer, nadadores de aguas abiertas, la ineficacia es otro de los puntos a destacar en un Europeo que utiliza las mismas instalaciones del año 2002 y que, algunas de ellas, no están acondicionadas ni para la prensa ni para los aficionados de a pie. Qué decir del recinto donde se disputan las finales de aguas abiertas, construido en 1936 para los Juegos Olímpicos y que no se ha retocado desde entonces. Hasta una periodista alemana preguntó ayer a varios compañeros: “¿Qué han pensando cuando han entrado en esta sala de prensa?”. La respuesta de todos fue unánime: “Que los alemanas no son tan eficaces”.

  20140813_115336

Archivado en Deportes , Natación , RFEN , Sincronizada , Waterpolo

lunes, 11 agosto 2014

Por Alberto Martínez

Phelps: ¿decepción u optimismo?

La participación de Michael Phelps en los Nacionales de Irvine (Estados Unidos) ha levantado opiniones de todo tipo. El mejor nadador de todos los tiempos ha logrado meterse en las cuatro finales en las que ha competido obteniendo los siguientes resultados: segundo (100 mariposa y 200 estilos) séptimo (100 libre) y no se metió en la final en el 100 espalda. La mayoría de titulares van asociados a términos como “decepción” o “fracaso”. Pero analicemos prueba a prueba a ver cuáles son las posibilidades en la vuelta del de Baltimore.

 

En primer lugar, Phelps estuvo 15 meses seguidos sin seguir un plan de entrenamiento, hasta que a finales del año pasado comenzó nuevamente las rutinas con Bob Bowman. Unas rutinas distintas, con más horas de gimnasio y menos en la piscina. Phelps está intentando ser otro Phelps, más rápido y explosivo, menos resistente. También debe pulir más su técnica, porque en distancias tan cortas no valen los errores en salidas o virajes.

 

Con todos estos condicionantes, analicemos pues. La primera tarde en Irvine, Phelps finalizó séptimo en los 100 libre, una prueba que nunca (o hace mucho) ha nadado el estadounidense de forma individual, solo en relevo. Phelps marcó 49.17, setenta centésimas por debajo de su mejor marca antes de los Juegos de Londres, por ejemplo. Le condenó su viraje, pésimo, como él y su técnico comentaron. Un viraje que le hizo perder posiciones y le restó tiempo. “El resultado fue deprimente”, dijo Phelps al finalizar. En los 100 mariposa, el de Baltimore marcó por la mañana la mejor marca mundial del año (51.17) pero en la final quedó segundo y fue derrotado por primera vez en esta prueba desde 2004. Luego llegaron los 100 espalda, una modalidad también nueva para el Tiburón, que desde 2009 no nadaba al máximo nivel. Quedó cuarto en su serie de la mañana (53.76) y fue eliminado. Por último, el de Baltimore finalizó segundo en los 200 estilos (1:56.55), marcando la tercera mejor marca del año.

 

Phelps

 

Las conclusiones parecen obvias. Phelps, para llevar tan poco entrenamiento en su cuerpo, sigue a nivel de final olímpica en los 200 estilos y los 100 mariposa, dos pruebas que domina y en las que cimenta parte de sus éxitos. Está al nivel de los mejores del mundo, prueba de ello haber establecido la mejor marca mundial del año en mariposa y poseer ya la tercera en los estilos. Es en las pruebas nuevas donde Phelps flaquea, pero donde tiene margen de mejora. Trabajar los virajes, las salidas y ganar velocidad son sus retos en los 100 libre y espalda, donde tiene mucho margen de mejora, aunque la competencia a nivel internacional es mucho mayor.

 

Es por eso que, en su primer gran campeonato y en pleno proceso de entrenamiento, aún es pronto para hacer un veredicto sobre Phelps. Puede ser que ya no sea capaz de ganar entre seis y ocho medallas en Río de Janeiro, pero sí de nadar tantas finales como se proponga y pelear por cuatro o cinco podios, suficiente para seguir agrandando la leyenda del mejor de la historia. 

Archivado en Deportes , Natación

lunes, 14 julio 2014

Por Alberto Martínez

Europeo de waterpolo: ¿Por qué no repetir?

Budapest acoge desde hoy un Europeo de waterpolo bastante abierto en categoría masculina y femenina. Después de los Juegos de Londres y el Mundial de Barcelona, y a dos años de la siguiente cita olímpica, las selecciones afrontan (muchas de ellas) un año de barbecho, de cambios generacionales o de sistemas, por lo que este campeonato suele estar repleto de sorpresas.

 

Sorpresa es la que espera dar el equipo masculino, que debuta esta noche ante Hungría (20:30) con tres noticias. La primera de ellas es el debut de Gabi Hernández, que fue un jugador de carácter, perteneciente de forma intermitente a la generación de oro de nuestro waterpolo en los 90, capaz de jugar en diez clubes distintos en sus once años de carrera. Un nervio, un ganador, un hombre de poca experiencia en los banquillos pero con un marcado carácter. Una personalidad que le ha hecho (y ahí la segunda noticia) prescindir de Dani López-Pinedo, el portero que con sus paradas hizo campeón de Europa al Atlètic-Barceloneta. Lo que deja entrever que Gabi no se casa con nadie, exige a todos lo mismo y es capaz de tomar decisiones que responden a su propia lógica, no a la común. Con esta y otras ausencias no tan sonadas, cuatro serán los debutantes en una Selección que tendrá carencias en la boya, posición que únicamente Sziranyi puede ocupar de forma habitual.

 

En los chicos serán más importantes las sensaciones que los resultados, pues aún se espera que Hungría, Croacia, Serbia, Italia y Montenegro puedan estar un ápice por encima de los españoles. Quedar entre los siete primeros es asegurarse un puesto en el Mundial de Kazán, en 2015. He ahí el objetivo.

 

Gabi y miki

 

Las chicas, en cambio, dejarán las sensaciones a un lado porque son una realidad desde hace más de dos años. Plata en Londres, oro en Barcelona, ahora quieren subir al podio Europeo (el que les falta) batiendo a la poderosa Hungría en su casa. Las magiares les tienen ganas, después de que el combinado de Miki Oca las eliminará en los Juegos y en el Mundial en las semifinales. El seleccionador repite la misma convocatoria de hace un año.

 

Nadie duda de las chicas, que se han llevado algún que otro traspiés en la fase de preparación, pero que mantienen ese gen competitivo que las hace únicas. La ambición será máxima pero hay que recordar el desgaste que ha sufrido el CN Sabadell toda la temporada, exigido en especial en Europa, al ganar la Champions y hacer una dura preparación al jugarla en las piscinas de Can Llong. Habría que no olvidar también que mantener la excelencia es una tarea complicadísima y que, si no consiguen el oro en Budapest, no sucede nada: esta generación seguirá en lo más alto y aún tiene un recorrido que va incluso más allá de Río.

 

Hoy, y hasta el día 26 (esperemos), los equipos españoles de waterpolo son protagonista en Teledeporte, cadena que dará todos los partidos. Los chicos esperan apuntarse al carro ganador de las chicas en un año histórico, en el que el CN Sabadell femenino y el Atlétic-Barceloneta masculino han sido campeones de Europa de clubes. ¿Por qué no repetir?

Archivado en Deportes , RFEN , Waterpolo

martes, 17 junio 2014

Por Alberto Martínez

Mireia, entre el cloro y el agua dulce

El pasado domingo, en el Lago de Banyoles, Mireia Belmonte logró proclamarse campeona de España de 5 kilómetros en aguas abiertas, lo que le da un billete para el próximo Europeo de Berlín (13 al 24 de agosto). No es la primera vez que la nadadora de la UCAM participa en esta especialidad. Antes del Mundial de Barcelona, se lanzó a las aguas del puerto de la capital catalana para buscar ese mismo pasaporte. En aquella ocasión, pecó la inexperiencia en una modalidad en la que nadar no es, en ocasiones, lo más importante. La estrategia, el dominio del recorrido y la lucha por la posición son elementos a tener en cuenta y, quizás, más determinantes. El desconocimiento provocó que Mireia quedase eliminada tras superar la primera baliza.

 

En aquella ocasión, y en otras charlas más informales, su entrenador Fred Vergnoux ha mostrado el convencimiento de que su pupila más aventajada puede triunfar en esta modalidad y que su reto está en los Juegos de Río, en 2016, cuando el calendario entre la piscina y las aguas abiertas pemite compaginar ambas pruebas. Por eso mismo, y pensando siempre en nuevos retos, el francés cree que Mireia puede brillar también en las aguas brasileñas y en Berlín, este verano, se probará.

 

1375377409030belmonte-detdn

 

Mireia sigue con el reto de ser oro olímpica en su cabeza, acostumbrada desde 2011 de subirse a los podios cada año, ya sean en Europeos, Mundiales o Juegos Olímpicos. Tras cambiar el chip en Londres, y soltar todo su talento, la badalonesa, de 23 años, amplía su abanico para escoger antes de la cita de Río cuáles serán aquellas pruebas en las que tendrá más posibilidades de conseguir una medalla de oro. Vergnoux tiene claro cuál es el camino para que los sueños de Mireia se hagan realidad.

Archivado en Deportes , Natación

domingo, 01 junio 2014

Por Alberto Martínez

"Creer un poco en los chicos"

“Creer un poco en los chicos”, me comentaba un miembro de la RFEN antes de que arrancase la final a seis de la Euroliga. No era un órdago, sino una afirmación con fundamentos para todas aquellas personas que siguen el waterpolo. El Atlètic-Barceloneta ya había quedado tercero en la pasada Euroliga y en esta había demostrado, en la fase de grupos, capacidad para plantarle cara a los grandes equipos europeos. Pero es cierto que ni los propios jugadores creían que la machada sería tan gorda en esta edición. “En semifinales ya lo tendremos muy difícil ante el Rijeka. Pero tarde o temprano la acabaremos ganando, sino es este año será el próximo”, comentaba Felipe Perrone antes del inicio de la competición.

 

Y el título llegó más temprano que tarde. Este éxito, que hace justicia a la dedicación a este deporte del Atlètic-Barceloneta, es un muestra más del milagro del waterpolo español, con 2.300 licencias y unos recursos limitados, con una Liga, además, poco competitiva por la huida de patrocinadores y de algunos de los mejores jugadores. “Antes formábamos jugadores pero se iban al CN Barcelona, CN Sabadell o a Terrassa. Pero desde que tenemos las nuevas instalaciones, aprovechamos el talento que formamos”, desgrana Julián García, el presidente, quien reconoce que es ahí donde se explica el salto cualitativo de este club.

 

Ahora, como ocurrió con el CN Sabadell femenino, el objetivo es poder trasladar este éxito a la Selección, que en este mes de julio afronta el Europeo de Budapest con ilusiones renovadas. Hay mucha confianza en el equipo español al nuevo seleccionador, Gabi Hernández, y a que se sume a la ola del éxito del Barceloneta. Desde 2009 que la Selección española no logran un podio en una gran competición. Fue en el Mundial de Roma cuando Serbia privó a los de Rafa Aguilar del oro. Cinco años después, y tras encallarse el conjunto nacional en el quinto puesto, parece que hay brotes verdes. Una buena señal para un Europeo en el que España puede ser la sensación.

 

Barceloneta1--644x362

Archivado en

sábado, 03 mayo 2014

Por Alberto Martínez

La ambición de Castillo es real

La natación española, después de los exitosos Nacionales del pasado mes, prepara con una nueva concentración en Tenerife el Europeo de Berlín de agosto. En esta ocasión, el torneo se hace esperar más de lo normal, lo que provoca que la temporada de piscina larga se haga más pesada de lo habitual. Es un año con más concentraciones y entrenamientos, por eso José Antonio del Castillo, director técnico, debe agudizar el ingenio y romper la montonía con estadías y competiciones.

 

La natación, como recoge el propio director técnico, tiene el reto de hacer en Berlín los mejores campeonatos de siempre. “Trataremos de superar las ocho medallas de Eindhoven. Trataremos, también, de superar el número de finales y semifinales. Concretamente, la intención es batir el número de ocho medallas y 13 finalistas del último Europeo. Nos hemos puesto como objetivo hacer los mejores números de la historia en Berlín”.

 

Ambición no le falta a Castillo, pero en este caso no es un brindis al sol. El director técnico es un optimista con información. Tener a Mireia Belmonte en forma en un Europeo puede ser sinónimo de conseguir una medalla en cada una de las pruebas en las que participa. Y lo hará en seis (400, 800 y 1.500 libre, 200 mariposa, 200 y 400 estilos). No obstante, hay un pequeño problema, que ya apuntó Fred Vergnoux: “El calendario de Berlín es malo, con muy pocos minutos de descanso entre las finales que podría nadar”.

 

Con Mireia cualquier récord o proeza es posible, pero la natación española está agigantándose con otras promesas que se están convirtiendo en potenciales finalistas europeas, como puede ser el caso de Marc Sánchez, María Vilas o de Bea Gómez. Es por eso que es bueno pensar a lo grande, en superarse competición a competición. Si Barcelona, el pasado verano, fue testigo del mejor Mundial de la natación española, ¿por qué no verá Berlín el mejor Europeo de la historia?

 

Castillo2

Archivado en Deportes , Natación , RFEN

miércoles, 16 abril 2014

Por Alberto Martínez

El nuevo reto del Tiburón Phelps

Veinte meses después de ganar su última medalla y cerrar la carrera más exitosa de un deportista olímpico (22 medallas), Michael Phelps regresará a la piscina del 24 al 26 de abril en Arizona. Vuelve a competir, mejor dicho, porque nunca dejó de entrenarse aunque fuese de forma más moderada, con apenas dos horas al día, por hobby más que por profesión. Así lo han ido explicando estos últimos meses Bbob Bowman, su técnico de siempre, y Yannick Agnel, ahora su alumno más aventajado que, en algunas entrevistas en la prensa francesa, reconocía que compartía en ocasiones entrenamientos con el mismísimo Tiburón de Baltimore. Ambos preparaban su regreso. Phelps se ha dedicado este tiempo a viajar por el mundo gracias a su Fundación, jugar al golf y a lanzarse al agua de forma primero esporádico para después convertirse en habitual.

 

Pero la misión de Phelps (a quien hay que ver de qué manera se tomará la vuelta) es la más difícil de su vida, más incluso que ganar ocho oros en unos mismos Juegos, como hizo en Pekín 2008, o lograr 22 medallas en los acontecimientos olímpicos. Nadie ha logrado volver a ser una estrella después de dejarlo casi dos años, como es el caso del estadounidense. Algo más tardó Spitz (casi 18 años) en volver a la piscina y, con 41 años, su vuelta fue, obviamente, un fracaso. Recientemente está el caso de Ian Thorpe, quien la vida le llevó por otros caminos y cuando quiso volver a la competición no estuvo a la altura.

MichaelPhelps2

Pero no todo son imposibles. Dara Torres, compatriota de Phelps, desarrolló su carrera desde 1988 hasta 2012, de forma intermitente, con interrupciones de más de dos años. Y logró una medalla, en Pekín 2008, con 41 años y después de haber sido madre. Cuenta mucho el talento, el metabolismo de cada nadador, el cuidado de su cuerpo y los métodos de entrenamiento. Y esos ingredientes los reúne Phelps. Como también los reunía Aleksander Popov, el velocista gigante de dos metros, quizá el nadador con el mejor estilo de siempre. En 1996, tras ser oro olímpico, recibió una puñalada que requirió intervención quirúrgica. Su proceso de recuperación fue lento, pero un año después ya ganaba medallas en los Europeos de Sevilla.

 

Phelps necesita una transformación en sus entrenamientos y su programa de pruebas. No estará capacitado el de Baltimore a nadar modalidades más exigentes, como los 400 estilos, prueba en la que en Londres 2012 ya se quedó fuera del podio. Deberá centrarse en la velocidad, como los 100 libre, 100 mariposa y los relevos. Phelps no volverá a ser el de antes, eso está claro. Pero puede seguir siendo rey de algunas pruebas y aumentar su palmarés en los Juegos de Río. Y eso (seguir ganando medallas cinco Juegos después) sería otra proeza del Tiburón de Baltimore.

 

 

Archivado en Deportes , Natación

viernes, 14 marzo 2014

Por Alberto Martínez

El mejor waterpolo se jugará aquí en este prometedor 2014

Este 2014 de pocas pasiones para el mundo acuático (con únicamente los Europeos de verano como horizonte competitivo) puede ser un año redondo para el waterpolo español. Las dos fases finales de la Champions se celebrarán en España, evidenciado la excelente capacidad de organización del país y la confianza que la LEN tiene en ella, reforzada por el magnífico Mundial de Barcelona el pasado verano. La primera cita es en Sabadell, en la pileta de las guerreras, que esperan revalidar título después de ganar las ediciones de 2011 y 2013. El Catania (Italia) le espera en semifinales el 11 de abril y su rival en la más que teórica final (el día 12) saldrá del enfrentamiento entre el Imperia (Italia) y el Voluliagmeni (Grecia). Un monumento para estas chicas que llevan dos años sin perder un partido oficial, que no tienen rival en la División de Honor y empiezan a no tenerlo en Europa. Además, han logrado trasladar estos éxitos y ese rendimiento a la Selección y este verano esperan alcanzar su triple podio: tras la plata olímpica y el oro Mundial, quieren subirse al cajón europeo.

 

Las chicas son referencia en el mundo y también el CN Sabadell, pero los chicos esperan recuperar la brillantez perdida en los últimos años en las grandes competiciones. Si la Champions femenina se disputa en Sabadell, la piscina Sant Sebastià de la Barceloneta acogerá la final a seis masculina. Esta tendrá lugar del 29 al 31 de mayo y los anfitriones estarán presentes. Después de quedar apeados la temporada en semifinales, intentarán llegar a la final. En Barceloneta lleva un año de celebraciones después de haber cumplido el centenario en 2013. Y el éxito del club marinero es muy importante para la Selección, renovada en espíritu con Gabi Hernández, aunque con el mismo bloque de los últimos años menos Felipe Perrone, quien competirá con Brasil en este ciclo olímpico.

 

Sabadell y Barceloneta, dos citas ineludibles en el calendario, que refuerzan la capacidad organizativa de España y colocan nuevamente en el mapa al waterpolo español. Un buen test para trasladar la ambición a las selecciones nacionales y al Europeo que asoma en verano

 

Waterpolo

Archivado en Deportes , Waterpolo

domingo, 08 abril 2012

Por Alberto Martínez

Sun Yang, el sol sigue saliendo para China

Eclipsado por los estadounidenses Ryan Lochte y Michael Phelps, Sun Yang (China, 1991) puede ser otro rey de la natación en los próximos Juegos de Londres. En los recientes trials de China, el nadador con cuerpo de alero de baloncesto (1,98 metros) estableció la mejor marca mundial del año en las pruebas de 1.500, 800 y 400 libres, lo que le sitúa como el gran favorito a ganar dos oros (los 800 no es prueba olímpica) y ser el nuevo dominador del fondo en Londres, con unas marcas además que pueden acercarse a la leyenda.

 

De Sun Yang trascienden pocas cosas, como buen deportista chino. Más allá que se entrena en Australia con Dennis Cotterell, precisamente el técnico que llevó a marcar una época a Grant Hackett, doble campeón olímpico de 1.500 metros en Sydney y Atenas, y de su pasión por música pop de su país, que le llevó a cantar en la inauguración de la Universidad de Shenzhen celebrada en 2011.

 

Art-Sun--yang-420x0

Tras su vida en seco, hay que detenerse en el valor de sus marcas, y eso que él mismo reconocía que no llegaba a esos campeonatos en el mejor momento de forma. En los 1.500 firmó unos 14:42.30, cinco segundos mejor que el japonés Tae Park (segundo en la clasificación anual). Es más, esa marca es la séptima de la historia. La primera también la posee el nadador chino, batiendo el pasado verano el récord del mundo más antiguo y el único que había sobrevivido al bañador mágico (14:34.14). En los 800 también arrasa. Sus 7:47.11 aventajan en cuatro segundos al italiano Gregorio Paltrinieri, y eso que Sun ha nadado ya en 7:38. Y, por último, está la prueba de 400 libres. Sus 3:42.31 también son la mejor marca mundial de 2012 con una amplia distancia de tres segundos sobre el próximo nadador. A Sun se le resiste el récord del mundo de Biederman, el alemán que más partido sacó al poliuretano, pero seguro que en Londres acechará esa marca.

 

Con menos posibilidades, pero añadiendo más sal a la carrera están los 200 libres. Sun marca la cuarta mejor marca (1:46.05), por detrás del francés Agnel, el gran Phelps y el japonés Matsuda. Aún quedan más nadadores para colarse en la final de una de las grandes carreras de los Juegos.

Archivado en Natación

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00