as.com Ver todos los blogs >

Estilo libre

Estilo libre

El agua es la fuente de la vida. Y el agua es también fuente de muchos deportes. Lánzate de cabeza a este blog para conocer las historias sobre natación, sincronizada, waterpolo, saltos y aguas abiertas. Los cinco continentes del mundo acuático.

Calendario

julio 2014
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.


Últimos comentarios

publicidad

lunes, 14 julio 2014

Por Alberto Martínez

Europeo de waterpolo: ¿Por qué no repetir?

Budapest acoge desde hoy un Europeo de waterpolo bastante abierto en categoría masculina y femenina. Después de los Juegos de Londres y el Mundial de Barcelona, y a dos años de la siguiente cita olímpica, las selecciones afrontan (muchas de ellas) un año de barbecho, de cambios generacionales o de sistemas, por lo que este campeonato suele estar repleto de sorpresas.

 

Sorpresa es la que espera dar el equipo masculino, que debuta esta noche ante Hungría (20:30) con tres noticias. La primera de ellas es el debut de Gabi Hernández, que fue un jugador de carácter, perteneciente de forma intermitente a la generación de oro de nuestro waterpolo en los 90, capaz de jugar en diez clubes distintos en sus once años de carrera. Un nervio, un ganador, un hombre de poca experiencia en los banquillos pero con un marcado carácter. Una personalidad que le ha hecho (y ahí la segunda noticia) prescindir de Dani López-Pinedo, el portero que con sus paradas hizo campeón de Europa al Atlètic-Barceloneta. Lo que deja entrever que Gabi no se casa con nadie, exige a todos lo mismo y es capaz de tomar decisiones que responden a su propia lógica, no a la común. Con esta y otras ausencias no tan sonadas, cuatro serán los debutantes en una Selección que tendrá carencias en la boya, posición que únicamente Sziranyi puede ocupar de forma habitual.

 

En los chicos serán más importantes las sensaciones que los resultados, pues aún se espera que Hungría, Croacia, Serbia, Italia y Montenegro puedan estar un ápice por encima de los españoles. Quedar entre los siete primeros es asegurarse un puesto en el Mundial de Kazán, en 2015. He ahí el objetivo.

 

Gabi y miki

 

Las chicas, en cambio, dejarán las sensaciones a un lado porque son una realidad desde hace más de dos años. Plata en Londres, oro en Barcelona, ahora quieren subir al podio Europeo (el que les falta) batiendo a la poderosa Hungría en su casa. Las magiares les tienen ganas, después de que el combinado de Miki Oca las eliminará en los Juegos y en el Mundial en las semifinales. El seleccionador repite la misma convocatoria de hace un año.

 

Nadie duda de las chicas, que se han llevado algún que otro traspiés en la fase de preparación, pero que mantienen ese gen competitivo que las hace únicas. La ambición será máxima pero hay que recordar el desgaste que ha sufrido el CN Sabadell toda la temporada, exigido en especial en Europa, al ganar la Champions y hacer una dura preparación al jugarla en las piscinas de Can Llong. Habría que no olvidar también que mantener la excelencia es una tarea complicadísima y que, si no consiguen el oro en Budapest, no sucede nada: esta generación seguirá en lo más alto y aún tiene un recorrido que va incluso más allá de Río.

 

Hoy, y hasta el día 26 (esperemos), los equipos españoles de waterpolo son protagonista en Teledeporte, cadena que dará todos los partidos. Los chicos esperan apuntarse al carro ganador de las chicas en un año histórico, en el que el CN Sabadell femenino y el Atlétic-Barceloneta masculino han sido campeones de Europa de clubes. ¿Por qué no repetir?

Archivado en Deportes , RFEN , Waterpolo

martes, 17 junio 2014

Por Alberto Martínez

Mireia, entre el cloro y el agua dulce

El pasado domingo, en el Lago de Banyoles, Mireia Belmonte logró proclamarse campeona de España de 5 kilómetros en aguas abiertas, lo que le da un billete para el próximo Europeo de Berlín (13 al 24 de agosto). No es la primera vez que la nadadora de la UCAM participa en esta especialidad. Antes del Mundial de Barcelona, se lanzó a las aguas del puerto de la capital catalana para buscar ese mismo pasaporte. En aquella ocasión, pecó la inexperiencia en una modalidad en la que nadar no es, en ocasiones, lo más importante. La estrategia, el dominio del recorrido y la lucha por la posición son elementos a tener en cuenta y, quizás, más determinantes. El desconocimiento provocó que Mireia quedase eliminada tras superar la primera baliza.

 

En aquella ocasión, y en otras charlas más informales, su entrenador Fred Vergnoux ha mostrado el convencimiento de que su pupila más aventajada puede triunfar en esta modalidad y que su reto está en los Juegos de Río, en 2016, cuando el calendario entre la piscina y las aguas abiertas pemite compaginar ambas pruebas. Por eso mismo, y pensando siempre en nuevos retos, el francés cree que Mireia puede brillar también en las aguas brasileñas y en Berlín, este verano, se probará.

 

1375377409030belmonte-detdn

 

Mireia sigue con el reto de ser oro olímpica en su cabeza, acostumbrada desde 2011 de subirse a los podios cada año, ya sean en Europeos, Mundiales o Juegos Olímpicos. Tras cambiar el chip en Londres, y soltar todo su talento, la badalonesa, de 23 años, amplía su abanico para escoger antes de la cita de Río cuáles serán aquellas pruebas en las que tendrá más posibilidades de conseguir una medalla de oro. Vergnoux tiene claro cuál es el camino para que los sueños de Mireia se hagan realidad.

Archivado en Deportes , Natación

domingo, 01 junio 2014

Por Alberto Martínez

"Creer un poco en los chicos"

“Creer un poco en los chicos”, me comentaba un miembro de la RFEN antes de que arrancase la final a seis de la Euroliga. No era un órdago, sino una afirmación con fundamentos para todas aquellas personas que siguen el waterpolo. El Atlètic-Barceloneta ya había quedado tercero en la pasada Euroliga y en esta había demostrado, en la fase de grupos, capacidad para plantarle cara a los grandes equipos europeos. Pero es cierto que ni los propios jugadores creían que la machada sería tan gorda en esta edición. “En semifinales ya lo tendremos muy difícil ante el Rijeka. Pero tarde o temprano la acabaremos ganando, sino es este año será el próximo”, comentaba Felipe Perrone antes del inicio de la competición.

 

Y el título llegó más temprano que tarde. Este éxito, que hace justicia a la dedicación a este deporte del Atlètic-Barceloneta, es un muestra más del milagro del waterpolo español, con 2.300 licencias y unos recursos limitados, con una Liga, además, poco competitiva por la huida de patrocinadores y de algunos de los mejores jugadores. “Antes formábamos jugadores pero se iban al CN Barcelona, CN Sabadell o a Terrassa. Pero desde que tenemos las nuevas instalaciones, aprovechamos el talento que formamos”, desgrana Julián García, el presidente, quien reconoce que es ahí donde se explica el salto cualitativo de este club.

 

Ahora, como ocurrió con el CN Sabadell femenino, el objetivo es poder trasladar este éxito a la Selección, que en este mes de julio afronta el Europeo de Budapest con ilusiones renovadas. Hay mucha confianza en el equipo español al nuevo seleccionador, Gabi Hernández, y a que se sume a la ola del éxito del Barceloneta. Desde 2009 que la Selección española no logran un podio en una gran competición. Fue en el Mundial de Roma cuando Serbia privó a los de Rafa Aguilar del oro. Cinco años después, y tras encallarse el conjunto nacional en el quinto puesto, parece que hay brotes verdes. Una buena señal para un Europeo en el que España puede ser la sensación.

 

Barceloneta1--644x362

Archivado en

sábado, 03 mayo 2014

Por Alberto Martínez

La ambición de Castillo es real

La natación española, después de los exitosos Nacionales del pasado mes, prepara con una nueva concentración en Tenerife el Europeo de Berlín de agosto. En esta ocasión, el torneo se hace esperar más de lo normal, lo que provoca que la temporada de piscina larga se haga más pesada de lo habitual. Es un año con más concentraciones y entrenamientos, por eso José Antonio del Castillo, director técnico, debe agudizar el ingenio y romper la montonía con estadías y competiciones.

 

La natación, como recoge el propio director técnico, tiene el reto de hacer en Berlín los mejores campeonatos de siempre. “Trataremos de superar las ocho medallas de Eindhoven. Trataremos, también, de superar el número de finales y semifinales. Concretamente, la intención es batir el número de ocho medallas y 13 finalistas del último Europeo. Nos hemos puesto como objetivo hacer los mejores números de la historia en Berlín”.

 

Ambición no le falta a Castillo, pero en este caso no es un brindis al sol. El director técnico es un optimista con información. Tener a Mireia Belmonte en forma en un Europeo puede ser sinónimo de conseguir una medalla en cada una de las pruebas en las que participa. Y lo hará en seis (400, 800 y 1.500 libre, 200 mariposa, 200 y 400 estilos). No obstante, hay un pequeño problema, que ya apuntó Fred Vergnoux: “El calendario de Berlín es malo, con muy pocos minutos de descanso entre las finales que podría nadar”.

 

Con Mireia cualquier récord o proeza es posible, pero la natación española está agigantándose con otras promesas que se están convirtiendo en potenciales finalistas europeas, como puede ser el caso de Marc Sánchez, María Vilas o de Bea Gómez. Es por eso que es bueno pensar a lo grande, en superarse competición a competición. Si Barcelona, el pasado verano, fue testigo del mejor Mundial de la natación española, ¿por qué no verá Berlín el mejor Europeo de la historia?

 

Castillo2

Archivado en Deportes , Natación , RFEN

miércoles, 16 abril 2014

Por Alberto Martínez

El nuevo reto del Tiburón Phelps

Veinte meses después de ganar su última medalla y cerrar la carrera más exitosa de un deportista olímpico (22 medallas), Michael Phelps regresará a la piscina del 24 al 26 de abril en Arizona. Vuelve a competir, mejor dicho, porque nunca dejó de entrenarse aunque fuese de forma más moderada, con apenas dos horas al día, por hobby más que por profesión. Así lo han ido explicando estos últimos meses Bbob Bowman, su técnico de siempre, y Yannick Agnel, ahora su alumno más aventajado que, en algunas entrevistas en la prensa francesa, reconocía que compartía en ocasiones entrenamientos con el mismísimo Tiburón de Baltimore. Ambos preparaban su regreso. Phelps se ha dedicado este tiempo a viajar por el mundo gracias a su Fundación, jugar al golf y a lanzarse al agua de forma primero esporádico para después convertirse en habitual.

 

Pero la misión de Phelps (a quien hay que ver de qué manera se tomará la vuelta) es la más difícil de su vida, más incluso que ganar ocho oros en unos mismos Juegos, como hizo en Pekín 2008, o lograr 22 medallas en los acontecimientos olímpicos. Nadie ha logrado volver a ser una estrella después de dejarlo casi dos años, como es el caso del estadounidense. Algo más tardó Spitz (casi 18 años) en volver a la piscina y, con 41 años, su vuelta fue, obviamente, un fracaso. Recientemente está el caso de Ian Thorpe, quien la vida le llevó por otros caminos y cuando quiso volver a la competición no estuvo a la altura.

MichaelPhelps2

Pero no todo son imposibles. Dara Torres, compatriota de Phelps, desarrolló su carrera desde 1988 hasta 2012, de forma intermitente, con interrupciones de más de dos años. Y logró una medalla, en Pekín 2008, con 41 años y después de haber sido madre. Cuenta mucho el talento, el metabolismo de cada nadador, el cuidado de su cuerpo y los métodos de entrenamiento. Y esos ingredientes los reúne Phelps. Como también los reunía Aleksander Popov, el velocista gigante de dos metros, quizá el nadador con el mejor estilo de siempre. En 1996, tras ser oro olímpico, recibió una puñalada que requirió intervención quirúrgica. Su proceso de recuperación fue lento, pero un año después ya ganaba medallas en los Europeos de Sevilla.

 

Phelps necesita una transformación en sus entrenamientos y su programa de pruebas. No estará capacitado el de Baltimore a nadar modalidades más exigentes, como los 400 estilos, prueba en la que en Londres 2012 ya se quedó fuera del podio. Deberá centrarse en la velocidad, como los 100 libre, 100 mariposa y los relevos. Phelps no volverá a ser el de antes, eso está claro. Pero puede seguir siendo rey de algunas pruebas y aumentar su palmarés en los Juegos de Río. Y eso (seguir ganando medallas cinco Juegos después) sería otra proeza del Tiburón de Baltimore.

 

 

Archivado en Deportes , Natación

viernes, 14 marzo 2014

Por Alberto Martínez

El mejor waterpolo se jugará aquí en este prometedor 2014

Este 2014 de pocas pasiones para el mundo acuático (con únicamente los Europeos de verano como horizonte competitivo) puede ser un año redondo para el waterpolo español. Las dos fases finales de la Champions se celebrarán en España, evidenciado la excelente capacidad de organización del país y la confianza que la LEN tiene en ella, reforzada por el magnífico Mundial de Barcelona el pasado verano. La primera cita es en Sabadell, en la pileta de las guerreras, que esperan revalidar título después de ganar las ediciones de 2011 y 2013. El Catania (Italia) le espera en semifinales el 11 de abril y su rival en la más que teórica final (el día 12) saldrá del enfrentamiento entre el Imperia (Italia) y el Voluliagmeni (Grecia). Un monumento para estas chicas que llevan dos años sin perder un partido oficial, que no tienen rival en la División de Honor y empiezan a no tenerlo en Europa. Además, han logrado trasladar estos éxitos y ese rendimiento a la Selección y este verano esperan alcanzar su triple podio: tras la plata olímpica y el oro Mundial, quieren subirse al cajón europeo.

 

Las chicas son referencia en el mundo y también el CN Sabadell, pero los chicos esperan recuperar la brillantez perdida en los últimos años en las grandes competiciones. Si la Champions femenina se disputa en Sabadell, la piscina Sant Sebastià de la Barceloneta acogerá la final a seis masculina. Esta tendrá lugar del 29 al 31 de mayo y los anfitriones estarán presentes. Después de quedar apeados la temporada en semifinales, intentarán llegar a la final. En Barceloneta lleva un año de celebraciones después de haber cumplido el centenario en 2013. Y el éxito del club marinero es muy importante para la Selección, renovada en espíritu con Gabi Hernández, aunque con el mismo bloque de los últimos años menos Felipe Perrone, quien competirá con Brasil en este ciclo olímpico.

 

Sabadell y Barceloneta, dos citas ineludibles en el calendario, que refuerzan la capacidad organizativa de España y colocan nuevamente en el mapa al waterpolo español. Un buen test para trasladar la ambición a las selecciones nacionales y al Europeo que asoma en verano

 

Waterpolo

Archivado en Deportes , Waterpolo

domingo, 08 abril 2012

Por Alberto Martínez

Sun Yang, el sol sigue saliendo para China

Eclipsado por los estadounidenses Ryan Lochte y Michael Phelps, Sun Yang (China, 1991) puede ser otro rey de la natación en los próximos Juegos de Londres. En los recientes trials de China, el nadador con cuerpo de alero de baloncesto (1,98 metros) estableció la mejor marca mundial del año en las pruebas de 1.500, 800 y 400 libres, lo que le sitúa como el gran favorito a ganar dos oros (los 800 no es prueba olímpica) y ser el nuevo dominador del fondo en Londres, con unas marcas además que pueden acercarse a la leyenda.

 

De Sun Yang trascienden pocas cosas, como buen deportista chino. Más allá que se entrena en Australia con Dennis Cotterell, precisamente el técnico que llevó a marcar una época a Grant Hackett, doble campeón olímpico de 1.500 metros en Sydney y Atenas, y de su pasión por música pop de su país, que le llevó a cantar en la inauguración de la Universidad de Shenzhen celebrada en 2011.

 

Art-Sun--yang-420x0

Tras su vida en seco, hay que detenerse en el valor de sus marcas, y eso que él mismo reconocía que no llegaba a esos campeonatos en el mejor momento de forma. En los 1.500 firmó unos 14:42.30, cinco segundos mejor que el japonés Tae Park (segundo en la clasificación anual). Es más, esa marca es la séptima de la historia. La primera también la posee el nadador chino, batiendo el pasado verano el récord del mundo más antiguo y el único que había sobrevivido al bañador mágico (14:34.14). En los 800 también arrasa. Sus 7:47.11 aventajan en cuatro segundos al italiano Gregorio Paltrinieri, y eso que Sun ha nadado ya en 7:38. Y, por último, está la prueba de 400 libres. Sus 3:42.31 también son la mejor marca mundial de 2012 con una amplia distancia de tres segundos sobre el próximo nadador. A Sun se le resiste el récord del mundo de Biederman, el alemán que más partido sacó al poliuretano, pero seguro que en Londres acechará esa marca.

 

Con menos posibilidades, pero añadiendo más sal a la carrera están los 200 libres. Sun marca la cuarta mejor marca (1:46.05), por detrás del francés Agnel, el gran Phelps y el japonés Matsuda. Aún quedan más nadadores para colarse en la final de una de las grandes carreras de los Juegos.

Archivado en Natación

lunes, 26 marzo 2012

Por Alberto Martínez

Australia y Francia, tras las brazadas de Estados Unidos

A cuatro meses para los Juegos de Londres, Australia y Francia, dos de los países con una natación más potente, ya han celebrado sus trials y ya tienen a sus deportistas seleccionados para la cita olímpica. A bote pronto, el nivel demostrado ha sido excelente, con numerosas marcas mundiales y récords nacionales que auguran unos buenos campeonatos para ambos países, siempre a la sombra de Estados Unidos y con el nuevo invitado de la natación mundial desde los Juegos de Pekín, China, como amenaza seria.

 

Comencemos por Australia, que con 56 medallas de oro es el segundo país en la historia olímpica. Los aussies llevan a 44 nadadores (21 hombres y 23 mujeres) entre los que destacan, en especial, dos nombres propios. Tras el efecto gaseoso de la vuelta de Ian Thorpe, excluido por sus discretas marcas, James Magnussen, de 20 años, se desmarca como la principal atracción y esperanza de la velocidad. Irrumpió con fuerza en el Mundial de Shanghai, donde se impuso en los 100 libres y ayudó a su país a ganar el oro en los 4x100 libres y en los 4x100 estilos. En Londres, competirá en los 50 y 100 libres, al margen de otras dos pruebas de relevos, los mencionados anteriormente. Su duelo con César Cielo, en el 50 y 100, y con Phelps, también en el 100, tiene pinta de ser apoteósico. El otro nombre de la natación australiana es Sthepanie Rice, doble campeona olímpica en Pekín (200 y 400 estilos). La australiana tiene que mejorar para poder aspirar a realizar un doblete histórico y una de sus rivales en ambas pruebas será, precisamente, la española Mireia Belmonte.

 

James-Magnussen-Reuters

Si Australia alcanzó 44 nadadores, Francia se quedó en 29 (17 hombres y 12 mujeres). Hay tres nombres que inspiran confianza de medalla y que abanderan su equipo: Camille Lacourt, Yannick Agnel y Camille Muffat. El primero es una apuesta casi segura en los 100 espalda, en la que uno de sus rivales también será otro español, Aschwin Wildeboer. Agnel nadará el 100 y 200 libres, dos pruebas en las que se las verá con Phelps. El francés, contra todo pronóstico y pese a ser campeón de Europa del 400, ha renunciado a las pruebas de fondo en detrimento de dos pruebas más veloces. Y por última está la nueva esperanza del medio fondo. Muffat ya fue bronce en Shanghai en 200 y 400 libres, pruebas que repetirá en el Centro Acuático de Londres, con mayor ambición debido a su mejora en las marcas. Por último, y como regreso exitoso después de más de dos años sin competir, está Laure Manadaou. La que fuese triple medallista en Atenas-2004, y después protagonista más por sus asuntos rosas y cinematográficos que por sus éxitos en el agua, logró clasificarse para los 100 y 200 espalda.

 

Tras Australia y Francia, a partir de este jueves día 29 de marzo le toca el turno a España, que aún transita varios peldaños por debajo de estas dos superpotencias que tendrán mucho que decir en Londres a partir del 27 de julio.

Archivado en Natación

domingo, 18 marzo 2012

Por Alberto Martínez

Thorpe se queda sin Juegos, pero con ganancias

Ian Thorpe se ha quedado sin Juegos. Un año después de que anunciase su propósito de regresar a las piscinas en busca del reto olímpico ha fracasado en el intento. El australiano no pasó el corte en los trials que se están disputando en Adelaida (Australia) estos días. En los 200 libres, con una marca de (1:49.41), finalizó el décimosegundo y no obtuvo plaza en la final. Esa marca le hubiese situado entre los 35 y 40 mejores del mundo. En los 100, no llegó ni a entrar en las semifinales. Sus 50.35 están lejos de la marca que realizó con 15 años, en 1998, y que apuntaba sus grandes dotes en el estilo libre (59.21).

 

Detrás de estos lógicos resultados se esconden varias explicaciones. La primera de ellas es el poco margen que ha tenido Thorpe para recuperar sus tiempos. El australiano, campeón olímpico en 100, 200 y 400 libres, llevaba cinco años sin exprimir su cuerpo al máximo. Había ganado peso, sus músculos estaban fofos y la natación es un deporte de constancia, en el que nadar y nadar kilómetros durante un año puede suponer únicamente una mejora de un segundo. Si Thorpe hubiese comenzado su reto en 2010, a lo mejor estaríamos hablando de otros resultados.

 Ian-Thorpe--bg

¿Por qué Thorpe se aventuró a este reto si él mismo sabía que no tenía tiempo para obtener la mínima? He aquí la cuestión que analiza la prensa australiana y que constata gente del círculo de la natación mundial. Arruinado, a Thorpe no le ha quedado otra salida que volver a competir para obtener ingresos comerciales. Cuando hizo pública su vuelta, su preparación se centró en Qatar y en Europa. ¿Por qué lejos de Australia, la segunda mejor potencia del mundo después de los Estados Unidos? Las razones que se esgrimen son económicas. Thorpe formaba parte de un plan comercial relacionado con una empresa de aerolíneas de Dubai.

 

Ahora, el australiano ha recobrado parte de la fama que le hizo ser uno de los deportistas del nuevo milenio y uno de los mejores nadadores en unos Juegos Olímpicos. Seguramente estará en Londres, pero comentando la competición para alguna televisión o en algún evento comercial que le dé las ganancias perdidas. Luego, continuará nadando y mejorando, y de hecho no descartó seguir intentando el sueño de unos Juegos en Río, en 2016. Hace apenas dos semanas había explicado justo lo contrario. Un sinsentido del Torpedo y una muestra evidente del deporte-negocio.

Archivado en Natación

lunes, 05 marzo 2012

Por Alberto Martínez

Belmonte prueba la piscina de sus Juegos Olímpicos

En año preolímpico hay Mundial de Natación. La mayoría (no todas) de las figuras internacionales que aspiran a lucir en los Juegos se toman esta competición como el banco de pruebas para su futuro reto. Es decir, la preparación y la disputa de este torneo, que se celebró en Shanghai, provocó que las estrellas de cada prueba se acercasen a su límite humano. Lo que sucedió en 2011 se aproxima a lo que puede ocurrir en Londres, salvo que los nadadores mejoren ostensiblemente.

 

Ese último caso es el de Mireia Belmonte, el diamante de la natación española y la opción más seria de romper la sequía de medallas de España en unos Juegos, que se sustentan únicamente en cuatro preseas, la última en Sydney, en 2000. Pues bien, resulta que las marcas de Mireia el año pasado reflejan que obtener un metal a día de hoy es más un sueño que una opción real: séptima en 200 estilos, sexta en 400 estilos, séptima en 200 mariposa y tercera en 800 libres. Es esta última prueba, la de menos tradición para ella, la que obtendría ese premio.

 

 Mireia belmonte 01

Por eso mismo, Fred Vergnoux, su entrenador desde 2010 y con el que ha logrado más éxitos, ha incrementado el ritmo de entrenamientos. En Navidad, la de Badalona sólo descansó dos días y los empleados del CN Sabadell, su club, alucinan con la aceleración de Mireia, que la hace estar en el mejor momento de siempre. Luego llegó la concentración de altura en Sierra Nevada y el primer fin de semana de marzo, su vuelta a la competición, en el Circuito Catalán de Natación, prueba disputada en Sabadell. Hizo marcas de mérito, como la cuarta mejor de esta temporada en los 400 estilos.

 

 

Belmonte aprieta para clasificarse para Londres del 29 de marzo al 1 de abril en los Campeonatos de España de Málaga en cuatro pruebas (200 mariposa, 200 y 400 estilos y 800 libres). Al final, el camino que traza Belmonte es el habitual, el de que cualquier deporte y deportista: por mucho talento que poseas, sólo el trabajo te conducirá a poder desarrollarlo. Desde este lunes, 5 de marzo, ella y parte del equipo español competirán en el Open Británico en la misma piscina que en los Juegos verterán sus sueños: luchar por una medalla.

Archivado en Natación

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00