Este fin de semana fue una jornada de goleadas en la Liga Iberdrola, donde llamó la atención la abultada goleada (11-0) del Atlético de Madrid Femenino, el líder, al Tacuense. Es de agradecer el respeto con el que actuó el líder de la Liga Iberdrola, alineando a su once de gala, pese a enfrentarse al colista y pese a haber recuperado hacía apenas dos días a sus ocho internacionales, que venían de ganar con la Selección de Jorge Vilda la Liga Iberdrola. El fútbol femenino defiende aquellos valores que en muchas ocasiones echamos de menos en el fútbol profesional masculino. Pudiendo dar descanso a sus mejores jugadoras, con vistas al difícil compromiso de este sábado ante el Betis, Ángel Villacampa no descafeinó ni un ápice la competición, demostrando el merecido respeto al rival y el merecido respeto a la afición rojiblanca. El fútbol femenino tiene estos pequeños detalles que lo hacen grande. Y el Atlético es el gran ejemplo de este respeto que profesa por el fútbol femenino. 

Hablando de respeto, la pasada semana. durante la jornada de fútbol femenino organizada por LaLiga, Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado del Atlético de Madrid, dio una lección de respeto hacia el fútbol femenino. Gil Marín recordó, con orgullo, que este fue el año que el club consumó la integración total de los equipos femeninos y adelantó que el nuevo estadio tendrá cuatro vestuarios, dos masculinos y dos femeninos. Fue más lejos, al hablar de la necesidad de que otros grandes clubes de Primera sin fútbol femenino den el paso y lo argumentó: “Todos debemos pedir disculpas al fútbol femenino. Es necesario trasladar a los clubes de Primera la exigencia de que tengan fútbol femenino. Más del 20 por ciento de nuestros socios son mujeres y sentimos que es una obligación tener fútbol femenino”.

Hay quienes han tomado las palabras de Gil Marín como una osada advertencia a los contados clubes que todavía no tienen fútbol femenino. Cada uno entiende las cosas como le conviene, pero lo que está claro es que el Atlético de Madrid viene mostrando durante años un respeto hacia las socias atléticas y hacia las aficionadas al fútbol en general. El mismo respeto que se merecen las socias de los clubes sin equipo femenino. Porque el fútbol no es una cuestión de testosterona. El fútbol, masculino y femenino, es una cuestión de respeto.  

 

El Zaragoza CFF no pudo ofrecer este domingo a su afición una victoria en La Romareda, en un día que en el club maño nadie olvidará. Tampoco hubo récord respecto a los que esta temporada antes abrieron grandes estadios, San Mames al Athletic, Ciutat de Valencia al Levante y Calderón al Atlético de Madrid Femenino. Pero el Zaragoza CFF, un club familiar, impulsado por el empeño, el trabajo y la dedicación de la familia Alcaine, situó ayer al club a la altura de los grandes que cuentan con el respaldo de los clubes masculinos de la Liga Santander y la Liga 1/2/3. 

Esta semana Rubén Alcaine confesaba en AS el esfuerzo que suponía abrir La Romareda, a nivel económico y a nivel organizativo. Un esfuerzo que se hacía en un momento en que los clubes echaban de menos la puntualidad de esa primera transferencia de la Real Federación Española de Fútbol en concepto por el dinero aportado por el patrocinador principal de la liga, Iberdrola. Los clubes ya han empezado a recibir las tan necesitadas transferencias, pero al Zaragoza CFF no le frenó este detalle para ser ambicioso al querer promocionar a su club abriendo La Romareda. Estos son los detalles que acercan a los clubes más familiares y pequeños a los clubes grandes y demuestran que es posible la convivencia con los más grandes. 

_46E3124

El Zaragoza CFF es un club modesto y familiar, pero es un club dinámico. A la espera de tener un patrocinador grande suma ya una treintena de empresas colaboradoras, a parte de las aportaciones de las instituciones locales. La familia Alcaine ha soñado en grande y sus jugadoras, también. Con ilusión y valentía. El gran valor del fútbol femenino. La Romareda no será el último gran estadio en rendirse al fútbol femenino. Esta semana se ha sabido que el Heliodoro albergará el último fin de semana de marzo el derbi entre el Granadilla Tenerife y el Tacuense. Y seguro se animarán muchos más. Porque en el fútbol femenino no hay apuesta arriesgada, hay apuestas valientes.  

_46E3539

La semana pasada las selecciones femeninas españolas dieron por concluido el año más intenso y brillante para el fútbol femenino nacional. España ha hecho pleno y ha estado presente en todas las grandes citas posibles y en todas ha brillado. Las Sub-17 acabaron segundas de Europa y terceras del Mundo. Las Sub-19 fueron subcampeonas en el Europeo, tras caer ante Francia en una final que acarició y que la mala suerte por un lado y la lluvia por otro condenaron a España a un desenlace injusto. La Sub-20 cedió la semana pasada en la prórroga de los cuartos de final del Mundial Sub-20, ante Corea del Norte. Curiosamente, los dos rivales que apearon a las de Pedro López en ambos torneos serán los que se disputen el título este sábado en la final del Mundial, en Papúa Nueva Guinea. Y la Absoluta de Jorge Vilda, tras una inmaculada clasificación para la Eurocopa de Holanda 2017, finalizó el año enfrentándose a toda una Francia, plantando cara y mostrando que hay margen de mejora para llegar en el mes de julio en condiciones de aspirar a todo. 

Concluido el año más intenso que yo recuerdo en cuanto a selecciones femeninas españolas, vuelve la Liga Iberdrola, uno de los grandes gérmenes del progreso del fútbol femenino en nuestro país. Muchas de las futbolistas que regresaron de Papúa Nueva Guinea llevan años jugando al máximo nivel desde muy jóvenes. Algunas debutaron con tan solo 15 años y ya acumulan una larga experiencia en la máxima categoría. Este viernes se disputa un derbi vasco donde volveremos a ver en acción a algunas de estas futbolistas del Mundial Sub-20. Destaca la gran actuación de la guardameta de la Real Sociedad, Mariasun Quiñones, en Papúa, en su debut con la Selección en un gran torneo. En el ataque nos ofrece un gran duelo entre 'las García', Nahikari en la Real y Lucía en el Athletic. Maite Oroz y Andrea Sierra completan la representación rojiblanca. Lo mismo sucede en el Atlético de Madrid, el Barcelona, el Valencia, el Rayo, el Levante, clubes plagados de talento español.  ISABEL

Así pues, la Liga Iberdrola se ha convertido en una apuesta de nivel, por lo que ya tiene y por lo que está por venir. El regreso de grandes jugadoras que se curtieron en experiencias y probaron suerte fuera de nuestras fronteras y el ingreso de talento foráneo, que llega atraído por la firme apuesta por nuestra liga, unido a la incorporación de jóvenes talentos, forman un cóctel perfecto. Está a punto de cerrarse un 2016 exitoso, pero lo mejor está, sin duda, por venir. 

021116_DaniSanchez_5451-161103
Algo está pasando en el fútbol femenino. Bueno, en realidad algo (muy bueno) está pasando en el fútbol femenino desde hace ya algún tiempo. Este domingo la Selección Sub-20 debutó en el Mundial de Papúa Nueva Guinea con una goleada, en medio de una exhibición de buen fútbol. Repasando el palmarés de muchas de las 21 futbolistas de Pedro López te das cuenta de que nos encontramos ante una generación de ensueño. Lo afirmaba el seleccionador antes de viajar a Papúa Nueva Guinea: "Estas jugadoras tienen lo que no tiene nadie. Ni Alemania, ni Francia..." 

Muchas tienen hasta seis medallas en categorías inferiores: una plata y un bronce en Europeos Sub-17, tres platas en Europeos Sub-19 y una plata en el Mundial Sub-17. Llevan tantas fases finales que tengo la sensación de conocerlas de toda la vida. Año tras año hemos podido ver su evolución y llegan a este Mundial Sub-20, la antesala al gran salto a la Absoluta, con una madurez y una experiencia que muy pocas jugadoras tienen.

Este miércoles afrontan uno de sus mayores retos. Se enfrentan en su segundo partido del Grupo B a Japón, a la misma selección y a muchas de las jugadoras ante la que cayeron en el Mundial Sub-17 de Costa Rica, hace dos años. Japón se ha convertido en la última década en la gran potencia del fútbol femenino Mundial. Dio el gran salto ganando el Mundial Absoluto de Alemania 2011 y en los últimos años no han parado de conquistar títulos también en las categorías inferiores. Pero reconforta oír a Pedro López: "No son perfectas, no lo hacen todo bien y se les puede ganar". 

No tengo ninguna duda de que si alguna selección puede ganar a Japón, que en su debut goleó 6-0 a Nigeria, ésa es la Sub-20 de Pedro López. Hay tanta calidad en cualquier entrenamiento que resulta hasta difícil plantear un once sin dejar a grandes jugadoras en el banquillo. Ante Japón habrá lucha, seguro. Y ojalá su esfuerzo se vea premiado con una victoria que sería un paso de gigante para esta Sub-20 y para todo el fútbol femenino español. 

Recientemente, Laura del Río, argumentaba en una columna de opinión en AS, una de las claves del éxito de sus jugadoras, la mayoría llevan ya años jugando a un máximo nivel en grandes equipos: Atlético de Madrid, Barcelona, Athletic, Real Sociedad, Rayo Vallecano, Albacete... Pero más claves. Alguien ajeno al fútbol femenino me reflexionaba: "¡Algo bueno habrá hecho la Federación Española de Fútbol para que las chicas estén ganando muchas cosas!". Pues sí, la Federación ha reforzado y rejuvenecido a su cuerpo técnico y ha puesto especial énfasis a la cantera y a la detección de talentos a través de los numerosos ojeadores que tiene en las federaciones territoriales. 

Iberdrola ha tenido muy buen ojo apostando por la liga femenina y por su Selección. Tenemos selecciones de sobra para aspirar pronto a algo muy grande. Ojalá estas jugadoras de ensueño cumplan sus deseos y los de todos en este Mundial de Papúa Nueva Guinea. Hay calidad para aspirar a todo. 

La Selección de Jorge Vilda encajó ante Inglaterra su primera derrota, una piedra en un camino hasta ahora inmaculado. España acabó la fase de clasificación tras ganar todos sus partidos y con los mejores números de todos los grupos. Pero nadie vio esta derrota, en su primer amistoso de cara a la preparación de la Eurocopa del verano de 2017, como un fracaso. Jorge Vilda ha anunciado que en estos ocho meses España se medirá con las mejores selecciones y dentro de un mes la Selección jugará fuera ante otra 'top', Francia.

Es cierto que a nadie le gusta perder y más después de una racha brillante. Pero la derrota ante Inglaterra fue una derrota didáctica. Ante un gran rival, dirigido por un gran seleccionador, Mark Sampson, España cometió errores en una situación muy real, ante una selección muy física e intensa, como muchas de las que se encontrará este próximo verano en Holanda. La primera parte no fue buena, pero Jorge Vilda pudo ver los puntos débiles de una selección que sin balón sufre. En la segunda se subsanaron parte de esos errores y se vio a una España mejor, pero aún queda mucho por pulir.

Vero Boquete, lo dijo tras el partido: "Hay que mejorar, pero éste es el camino". Es una realidad y seguro que no será un camino de rosas. Tampoco de espinas porque España está a un nivel para poder competir con los mejores equipos. Por eso no tiene miedo a enfrentarse a ellos. Hay ocho meses para probar, equivocarse, enmendar los errores y mejorar. En el último Mundial el anterior seleccionador llegó a Canadá presumiendo de una trayectoria inmaculada, sin una sola derrota en los cinco partidos disputados, pero ante rivales muchos de ellos secundarios: Bélgica, Austria, Nueva Zelanda (dos veces) e Irlanda. De ellos, sólo Nueva Zelanda acudió a la cita mundialista. Y lo peor, España eludió jugar amistosos meses antes. Así, sacando pecho por un balance tan inmaculado como ficticio, España se llevó el gran batacazo en el Mundial, al que llegó sin rodaje real. 

La preparación de esta Eurocopa se presenta radicalmente diferente. Ganar o perder. Ahora no es especialmente relevante. Lo importante es llegar a la Eurocopa de Holanda en las mejores condiciones posibles, después de haber jugado ante las mejores selecciones posibles. 

Este miércoles las chicas del Athletic vivieron su regreso a la Champions nueve temporadas después, que se saldó con el triunfo de las leonas por 2-1 ante el Fortuna danés. Me quito el sombrero con el tratamiento del Athletic con su equipo femenino. Abrir San Mamés era una apuesta en cierto modo arriesgada. La celebración del choque ante el Fortuna danés, un miércoles a las 19:30 horas, no garantizaba una buena entrada y existía el peligro de que San Mamés se quedara demasiado grande. Sin embargo, el club que preside Josu Urrutia no dudó en abrir las puertas del Nuevo San Mamés para dar a la presencia de las chicas en la Champions League la importancia que merecía. Y la afición no defraudó. 9.127 aficionados animaron a las chicas del Athletic en San Mamés, récord de afluencia en unos deiciseisavos de final de la Champions.

Quien pasa por Bilbao y hace la visita obligada a San Mamés percibe el gran halo que envuelve a los grandes estadios de los grandes equipos con aficiones singulares. El Athletic dio este miércoles ese halo de gran equipo a las chicas, en su regreso a una gran competición como es la Champions. Y la afición, una vez más, respondió. Cuando hace dos años se inauguró el Nuevo San Mamés no pude resistirme preguntar a algunas de las jugadoras rojiblancas si se imaginaban algún día jugando en La Catedral. Todas me respondieron que era uno de sus mayores sueños.

No era la primera vez. El Athletic femenino había jugado algunas veces en el viejo San Mamés. La grada rugió con el equipo femenino y las jugadoras rojiblancas vivieron una noche que dificilmente podrán olvidar y que acabó con victoria por 2-1. En 2010, 8.000 personas acudieron al estadio de Vallecas para presenciar el histórico choque, con victoria por 2-0, de las chicas del Rayo con el Arsenal.

Abrir un gran estadio para un partido de fútbol femenino, aunque sea de Champions, a priori es una apuesta arriesgada. Pero es, al fin y al cabo una gran apuesta. Una apuesta que puede servir como reclamo para la afición. Pero, sobre todo, una apuesta de respeto por una gran competición, sea masculina o femenina, y una apuesta de respeto por el fútbol femenino. El Ahtletic es grande por detalles como estos. Su afición es doblemente grande por vibrar igual con su equipo masculino y femenino.

El Athletic luchará este miércoles por conseguir el pase a octavos. Ojalá lo consiga y podamos vivir muchas más noches de Champions con las chicas del Athletic en San Mamés.