as.com Ver todos los blogs >

Categorías

Calendario

enero 2015
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

publicidad

jueves, 22 enero 2015

Por Kiko Narvaez

Y el Cholo cambió la jaula de lugar

El Atlético tuvo un gran nivel en la primera parte del Camp Nou. Cabalgó al ritmo de Koke.


Diego Simeone no volvió a tropezar en la misma piedra y la confusión que hubo en la primera parte en el partido de Liga no se volvió a repetir. Koke fue la prolongación en el césped del míster y el Cholo le dio las llaves de la jaula. El canterano hizo un trabajo táctico para el equipo impecable a la hora de mandar también arriba la presión. El Cholo cambió la jaula del centro a la banda y sus jugadores inclinaban el campo a la banda de Messi incomodándolo y no dejándolo arrancar, mientras Miranda y Godín, viviendo fuera del área, no daban opción a rechaces ni facilidades para pisarla. Pocas dudas tenemos ya de que Griezmann es uno más de la manada jugando sacrificándose a la hora de remar al unísono con los demás. La mala actuación en las primeras partes ante el Barça en Liga y ante el Madrid en Copa dejaron dudas, pero se disiparon el miércoles en el Camp Nou con un primer tiempo de gran nivel.


Me gustó muchísimo el Atlético en la primera mitad. Quizás la falta de oxígeno y el esfuerzo provocaron imprecisiones en el centro del campo, pero cabalgó a lomos del verdadero crack de este equipo, Koke. ¡Menuda exhibición del canterano! El partido iba por la senda de la ley de los mínimos detalles y la falta innecesaria de Siqueira a Messi, estando de espaldas, provocó rechaces y el penalti que dio la victoria al Barça. Pero el Atlético salió vivito y esperando la vuelta para demostrar que también salió coleando.

Archivado en

lunes, 12 enero 2015

Por Kiko Narvaez

Un Atleti desbordado y cogido por sorpresa

Un estudioso del fútbol como el Cholo ya tiene deberes para los próximos duelos ante el Barça.


Con todas las miras puestas en el choque del jueves, un estudioso del fútbol como el Cholo ya tiene deberes para los próximos enfrentamientos ante el Barça. La teoría decía después de los últimos encuentros ante los blaugranas que Jesús Gámez tendría su duelo particular contra Dani Alves. Pero no fue así. El lateral se las tuvo que ver con un Messi que jugó en banda derecha, abriendo el campo ocupando una zona del césped que alivió en labores defensivas a Rakitic, Alves y Busquets y compensó más al equipo sin balón. En otros partidos, el argentino, con una actitud mucho más pasiva detrás de Luis Suárez, monopoliza el juego por dentro, acumulando mucha gente y facilitando la táctica de la jaula del equipo contrario. Ese embudo que hacía su fútbol más previsible y pasivo a los rojiblanco les cogió con el pie cambiado ante esa posición de Messi (excelente movimiento de Luis Enrique que no sabemos si lo hizo cuando se enteró que Gámez jugaba en la izquierda o lo decidió antes de conocer la alineación del Atlético, como desconocemos cómo lo aceptó Messi).


Reconozcamos que cuando Messi juega con ese nivel de activación y participación, el Barça sube en la bolsa futbolística, capaz de atraer a tres contrarios, cuando encara facilita la labor del receptor. Fue Jesús Gámez como podría haber sido Maldini porque cuando el argentino juega con ese nivel de excitación es imparable y su posición en la banda fue clave en este partido y quien sabe sí en el futuro del equipo, a nivel individual y sobre todo colectivo, desaparece la obviedad dando paso a la improvisación y entonces este Barça sí puede aspirar a todo.


Los rojiblancos se vieron desbordados y sorprendidos por la coordinación y regularidad en la presión blaugrana y quizás, a toro pasado, es más fácil que en los 45 minutos que les duró echaron en falta más pelotazos de Moyá a Mandzukic o Raúl García acostado en banda derecha con Maschrerano y Alba para superar la presión y prolongar o aguantar balón. Mientras, hoy sólo hay focos para el Bernabéu, un apasionado como el Cholo tiene deberes para el futuro para buscar una nueva jaula a Messi. Siempre que el argentino vuelva a jugar por la derecha, claro.

Archivado en

jueves, 08 enero 2015

Por Kiko Narvaez

El pelotazo lo dio el Cholo Simeone con su plan

Las llegadas de Torres y Cani hacen de los rojiblancos mejor equipo del que tenían el sábado.


Si a la alineación del Cholo en el partido de ida de Copa ante el Real Madrid le sumas los primeros 20 minutos, el resultado era claro: prioridad absoluta al Camp Nou. Pero una vez más la fe de una plantilla hipnotizada por su entrenador daba al traste cualquier hipótesis. Con los generales Gabi y Godín en el campo abanderando el lema “competir” volvieron a demostrar que es un equipo fajador, que no rehuye a los 12 asaltos y que convierte la paciencia en su gran virtud ante este tipo de adversario acostumbrados en ganar por KO y que acaban desesperándose. Hay partidos que marcan el devenir de una temporada y la imagen de los no habituales demuestran que de nuevo ya están en la fila todos juntitos. La llegada de Cani y Torres hacen de los rojiblancos mejor equipo del que tenían el sábado. El ex del Villarreal aportará creatividad e improvisación para dosificar a Koke y Arda. Torres ya demostró ante el Madrid con su trabajo en pos del equipo que aquí prima el colectivo. Al Niño le veo un rol idéntico al del Guaje la temporada pasada, sin ser imprescindible será vital su aportación. No nos olvidemos que Fernando firmó para 70 partidos, no para un mes. Tranquilidad y buenos alimentos.


Hacen bien los rojiblancos en ir al Bernabéu con las alarmas puestas. A pesar del resultado y su solidez, enfrente tendrán al gran favorito para conseguir este año los trofeos, que como es normal pasa por picos durante la temporada, y al igual que el Bayern de Múnich, sus partidos entran por minutos en la batidora y cualquier cosa puede ocurrir. Y para todo ello y lo que venga después, vi preparado ya al Atlético, con las señas de identidad relucientes. Sólidos, comprometidos, solidarios y con recursos durante un partido para tocar cuando se pueda con Arda, Koke y Griezmann y desplazamientos en largo con sentido al espacio o segundas jugadas, algo que también se puede contrarrestar... Mientras tanto, el pelotazo lo dio de nuevo el Cholo con su plan.

Archivado en

domingo, 21 diciembre 2014

Por Kiko Narvaez

Me ilusiona pensar en la vuelta de Fernando Torres

Cuando la mano derecha del Cholo va a la boca, dedo tocándose la nariz, el cerebro del míster está recalculando la ruta buscando ese camino que le lleve unas veces al control del partido y otras a la portería rival. Ante el Villarreal, después de un primer tiempo dominando al principio y equilibrado después, sus brazos no se alzaron en ningún momento. El tic apareció en el segundo tiempo cuando los rojiblanco, en su afán de buscar la victoria, empezaron a desprotegerse en la parte de atrás. El míster, que había sacado a Gabi metiendo a Griezmann y Cerci, rápidamente reaccionó dando entrada a Mario Suárez acompañando a Tiago, A pesar de ello el equipo siguió con las mismas intenciones de ir a ganar olvidándose de algunas de sus obligaciones, y eso se paga ante uno de los mejores equipos que hay en la Liga española. La derrota dejó secuelas y daños colaterales para el partido en San Mamés: las sanciones de Koke y, sobre todo, de Mandzukic hacen que la mano del Cholo esté toda la semana posada en su boca buscando alternativas para hacer daño a los bilbaínos. Si las expectativas se hubiesen cubierto seguramente el juego de espaldas de Raúl Jiménez para esperar las incorporaciones de los centrocampistas, o la velocidad de Cerci buscando lo espacios del Atlhetic, algo similar a lo que hizo Diego Costa la temporada pasada.

 

La mano de Simeone hubiese descansado estos días. Esto demuestra la necesidad de traer a un sustituto a veces de Mandjukic que otras veces fuera el acompañante del croata en ataque para el mercado invernal. Me viene a la mente uno de los nuestros: Fernando Torres, el mismo que vi en los entrenamientos en Brasil imponente. Me dicen desde Milán que le falta solo confianza y sí hay alguien experto en reformas anímicas ese es Simeone. Me ilusiono al pensar en la vuelta de ese niño que estaba de recopelotas en el Calderón, ese crío al que le dimos para brindar un yogurt en el autobús cuando ganamos al Albacete tras su primer gol. Ese chaval que se fue tras estar esperando durante años un proyecto grande en su equipo del alma jugándose la pierna. Ese hombre de 30 años que todavía tanto puede dar en su casa, con su gente y con un proyecto estable y con el número uno en reformas anímicas al que seguramente le ahorraría levantar su mano derecha. Fernando le puede dar al Atleti del Cholo velocidad a la contra, opciones a Koke para pases al espacio. En definitiva, con Torres el Atlético sería más rico en recursos e imprevisible en ataque. Hay que sumar al hecho de que sería su ultimo tren de alta competición que no es un tren cualquiera. Es su tren.

Archivado en

sábado, 22 noviembre 2014

Por Kiko Narvaez

Godín aumenta su leyenda

Corría el minuto 89 cuando el guardián de Moyá, Godín, de nuevo salía al cruce anticipando, cerrando cualquier posibilidad de peligro, se daba una mini alegría sacándola desde atrás. Sergio Sánchez, defensor malacitano, le daba una felicitación en la espalda, seguramente por coincidencia en la posición de central, llena de admiración. En un encuentro donde los rojiblancos tuvieron mayor continuidad en el primer tiempo, cimentaron su victoria con la pizarra y la seda de los artistas. La pizarra te da alegrías si después sabes proteger ese gol que consigues desde la estrategia. Y ahí el coronel es Godín, enemigo de las florituras y admirador de la eficacia. Es la viva imagen de lo que exige el Cholo atrás. A la presión de Roque Santa Cruz o Juanmi, pelotazo con sentido al cruce, ante los ‘Samus’, pelotazo a la grada de preferencia.


El defensa uruguayo sigue acrecentando su leyenda en el Atleti y ya vive entre los grandes centrales de toda la historia rojiblanca. Sabe perfectamente cual es su cometido en la zaga sumando una gran fe y ambición es las jugadas a balón parado. Moyá seguramente habrá dejado los lexatines porque con un central como el que es Godín puedes dormir a pierna suelta.

Archivado en

viernes, 14 noviembre 2014

Por Kiko Narvaez

La Roja está falta de Hierro

Estos días hemos anhelado la figura de Fernando Hierro alrededor de la Selección. En los asuntos de Piqué, Diego Costa y Cesc ha chirriado demasiado entre los aficionados de La Roja que se hayan dado los puntos antes de la herida, que uno se haya reservado por precaución o por lesión para un partido dentro de siete días después de haber jugado a tope con su equipo. Para esos casos y todas las situaciones, Hierro representaba ese filtro que una semana antes de los partidos oficiales llamaba y consensuaba con los seleccionados y con los clubes. Con el megáfono de Fernando Hierro en el vestuario y en la coordinación, o con alguien desempeñando esa labor que nadie realiza ahora bien en la Selección, no se hubiera sembrado el precedente de Piqué y se hubiera ahorrado un desgaste innecesario a Del Bosque y tampoco se hubiera producido el acto de espontaneidad en Radio Marca de Sergio Ramos, uno de los capitanes.


El seleccionador y el defensa actuaron como siempre. El míster teniendo sensibilidad con el club y Sergio tirando de sinceridad. El madridista es auténtico y sin dobleces. Ramos siempre habla desde el corazón y a veces hay que ponerle hielo a la sangre. Ahora no corren tiempos de bonanza para la Selección y es en estos momentos cuando más hay que tirar del carro con un suplemento de compromiso. Es el momento de cerrar filas a puerta cerrada y sin megáfonos no sembrando reproches para el futuro.

Archivado en

sábado, 01 noviembre 2014

Por Kiko Narvaez

Siqueira, en la senda de Filipe Luis

En esto del fútbol no gustan las comparaciones pero es cierto que viendo a Siqueira en los dos últimos partidos a todo el mundo se nos viene a la cabeza el cambio que realizó el Cholo con Filipe Luis. Ambos, laterales izquierdo y brasileños, son defensas de gran recorrido y con facilidad para incorporarse, que para ser más completos deben incorporar agresividad y deben morderse el labio a la hora de defender..


Ayer ante el Córdoba, Siqueira de nuevo demostró su calidad a la hora de conducir y llegar con esa velocidad en conducción. Le falta por pulir quizá que no debe abusar de regates acrobáticos cuando llega al pico del área, ya que los rojiblancos acumulan gente que llega por sorpresa y de esa manera o bien un robo lo coge en inferioridad o bien los puntas se pasan de frenada. Con el Cholo de moldeador todo es posible y Siqueira tiene mimbres para aprovecharlo y llegar a ser un defensa muy completo como llegó a ser Filipe Luis de la mano de Simeone.


P. D: Me gustaron los premios transparentes y sinceros que otorgó la afición a su equipo a la salida al campo y durante todo el partido. El orgullo de los 50.000 del Calderón permanece intacto. Mientras tanto, el equipo rojiblanco sigue creciendo y acoplando piezas.

Archivado en

viernes, 24 octubre 2014

Por Kiko Narvaez

El pase pernocta de los dos extraterrestres Messi y Cristiano

Ni autoridad ni credibilidad perdió Luis Enrique por el caso Messi. Tanto el argentino como Cristiano tienen el pase pernocta extraterrestre. Las dos demostraciones fueron evidentes en los partidos de Liga el fin de semana pasado. Ancelotti pidiendo al portugués, con un gesto, tranquilidad y que no corriese. Al italiano le encantaría también darle descanso a Cristiano en muchos partidos con el resultado sentenciado, para prevenir lo del rotuliano y correr cero riesgo, pero quitó antes a Modric y a Kroos en el Ciutat de Valencia. A Luis Enrique no se le pudo ver disimular, pero el fin es el mismo. Los dos extraterrestres querían seguir jugando. No se trata de casos de falta de autoridad. Es el margen que tienen dos tipos de 300 goles en seis temporadas. Yo, si hubiera tenido un compañero que me asegurase esa barbaridad de goles y de rendimiento, le habría preparado el zumito todas las mañanas y le habría llevado al crío al colegio para que él estuviera descansadito. Ese rendimiento estratosférico de ambos fenómenos jamás puede ser un mal ejemplo para los chicos de la cantera. Ven en los dos cracks la ambición y el hambre por ser cada día mejor. Algo que tanto sus aficiones, sus compañeros y, por supuesto, sus entrenadores cuentan con ello. Imagino que haría igual un director de periódico si cada vez que escribe un periodista venden diez mil ejemplares más, o el de un programa de televisión que cuando viene un tertuliano le da seis puntos más de share.

 

Por eso no creo que Ancelotti ni Luis Enrique hayan perdido un gramo de autoridad en esta semana. A Luis Enrique hay que analizarle porque Messi está más participativo que en la temporada pasada. El equipo mantiene la portería a cero tras ocho partidos y muchas de las señas de identidad de los blaugrana nos vienen de nuevo a la mente viéndoles jugar. Ahí es donde de verdad se gana la autoridad. El consenso de sus entrenadores con Messi y Cristiano (los dos fueron sustituidos en sus partidos de Champions) se lleva a la falta de respeto según interese. El balón del Clásico dormirá con la incógnita de quién será su dueño. Los Isco, Modric, Kroos y James también la saben tener y esconder buscando más el control que el vértigo y si les sumamos a Benzema, ese delantero que es más creagol que goleador…

Archivado en

lunes, 20 octubre 2014

Por Kiko Narvaez

El infiltrado Koke, el gigante Godín y la ‘Turanina’

Vuelta a los cinco centrocampistas, acompañando a Mandzukic y arropando a Godin y Giménez, y nueva victoria solvente y justa de los rojiblancos. Este dibujo, diseñado tambien ante Sevilla y Juventus, está siendo a día de hoy más productivo para la huestes del Cholo. Ayer se le sumó mayor libertad al infiltrado Koke para jugar por dentro levantando dolor de jaqueca a Salva Sevilla, Cañas y Lucas Vázquez, que no se ponían de acuerdo a la hora de desconectar al madrileño, dejando todo el pasillo izquierdo a Ansaldi. Los rojiblancos se aprovecharon de un Koke en estado puro, jugando de primera a Juanfran o buscando la ‘Turanina’, esa que tanto le gusta al turco como sí de un pivote de fútbol sala se tratara mete culo y da un respiro al equipo para posibles desdoblamientos.

 

Koke demostró ser el auténtico líder del equipo, cerrando y abriendo, creativo y comprometido. La maniobra del Cholo fue determinante sobre todo en el primer tiempo ya que en el segundo fue el omnipresente Godín el que se convirtió, una vez más (¡ya no me acuerdo cuántas!) en gigante, demostrando que lleva dos años en el podium de mejores centrales del mundo. Es difícil ver un partido del Atlético que no te gane a los puntos. Sus encuentros suelen durar doce asaltos, mientras los de arriba vencen por K.O. Se fueron los rojiblancos al vermú con el alivio de no verse descolgado de los de arriba. El gigante Godín y el infiltrado Koke pusieron la primera aceituna rojiblanca del día.

Archivado en

domingo, 05 octubre 2014

Por Kiko Narvaez

El Atlético es más incómodo y con menos fisuras con cinco en el medio

El Valencia ganó la partida con su salida. El Atleti se repuso, pero los che cerraron la puerta. El penalti fallado fue un lastre.

 

El de Mestalla era partido de máxima tensión en los primeros minutos. Los de Nuno, en clara comunión con su afición, andan con la autoestima por las nubes y con seis días para preparar sus partidos sin desgaste entre semana. Se auguraba una salida en tromba y ese arreón cogió a Miranda a pierna cambiada en tres acciones que aprovecharon los che para dejar el partido de cara (contra cualquier otro rival hubiera quedado sentenciado). Los del Cholo se repusieron tirando de casta y orgullo pudiendo dejar el encuentro camino del descanso con un solo gol en contra de haber marcado Siqueira el penalti. Los rojiblancos de nuevo se sintieron mucho más sólidos y cómodo a partir de que Griezmann cayese a banda y liberando a Koke por el centro, pasando del 4-4-2 a cinco en el centro del campo. Hasta que vayan asimilando algo que Diego Costa y David Villa hacían de maravilla sin balón, veo al Atlético más seguro con el centro del campo más poblado. Tengo la sensación de que el Atlético es más incómodo y con menos fisuras cuando mete uno más en el centro del campo con Koke y Gabi por dentro. Aunque en el segundo tiempo lo intentó, el lastre del penalti parado por Diego Alves y los minutos de Champions en las piernas hicieron mella para asustar a un Valencia que cerró filas con Orbán y Augusto.

Los che han ganado en seguridad defensiva con las llegada de Otamendi y Mustafi. El vértigo arriba lo ponen Piatti, Rodrigo, Gayà y Alcácer. Le queda a Nuno trabajo con la pareja de medias puntas Andrés Gómes y Parejo, los motores de creación, ambos grandes peloteros pero que coinciden en desaparecer por momentos. El de Mestalla fue un partidazo entre uno que está y otro que se le espera.

Archivado en

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00