as.com Ver todos los blogs >

Categorías

Calendario

mayo 2015
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

publicidad

lunes, 11 mayo 2015

Por Kiko Narvaez

Torres o Mandzu, bendito problema para el Cholo

Ante el Barcelona, Simeone puede aprovechar la ola buena que ha pillado El Niño.


Aunque son diferentes con los pies son iguales por dentro. Mandzukic y Torres tienen como apellidos corazón y nobleza. El Niño necesita campo a través para explotar su potencia. El croata necesita la pequeña parcela del área rival para rematar balones laterales. Uno sufre lejos del área y el otro disfruta imaginándose el viaje a toda máquina. Ninguno de los dos rehúye el choque ni el forcejeo con los centrales de turno. Y tanto uno como otro, en las conclusiones a final de Liga, se me hacen indispensables para que el resultado salga positivo. El croata tuvo una primera vuelta notable, sus 20 goles en 42 partidos oficiales así lo atesoran. Fernando transmite ilusión y goles importantes por consumir minutos como si fuesen los últimos sorbos de su carrera futbolística. Comparándolo con Mandzukic tengo la sensación de que Torres digirió mucho mejor su rol y que desde la llegada de El Niño a Mandzukic lo noté con episodios de ansiedad y de incomodidad, jamás con falta de actitud y honestidad, pero tenso ante la sana competencia de Torres.


En el horizonte se divisa el Barcelona y el tercer puesto en la tabla como gran premio. El Cholo preparará el partido como una final. Nunca entendió en su filosofía futbolística eso de dejar para mañana lo que puedas hacer hoy. Ante los de Luis Enrique, Simeone tiene la posibilidad de aprovechar la buena ola que ha pillado Torres. Sabemos que las exhibiciones azulgranas son como las de antaño: presión ordenada y con continuidad en campo contrario, activación rápida en la presión tras pérdida de balón, mejora sustancial defendiendo a balón parado y utilidad a la estrategia a favor. Esto no hubiese sido posible sin la gran gestión de banquillo de Lucho y su cuerpo técnico. Por eso la dificultad para los rojiblancos será el doble, pero ya se sabe que el Cholo se come la presión y devora objetivos y ante el Barcelona tendrá el plato más difícil. Para ello tiene el bendito problema de tener que elegir entre Mandzukic y Torres. Uno, alicaído. Otro, álgido. Pero ambos, no lo olviden, con los apellidos corazón y nobleza.

Archivado en

domingo, 03 mayo 2015

Por Kiko Narvaez

Mentón de granito y bandera al aire

El Atlético aplaza sacar su ansiada y merecida tarjeta de embarque a la Champions.


Son muchos los partidos que los del Cholo no terminan por detrás en el marcador gracias a su estructura defensiva. Ocurrió en los primeros 30 minutos de partido. La presión de Kike Sola y Williams obligaba a pegar pelotazos a Godín y Miranda y el Atlético no controlaba la segunda jugada y perdía los duelos. Pero el mentón atlético es de granito ante la falta de fútbol. Pocos pilares en el fútbol europeo existen que aguanten momentos de dudas como lo hace el Atlético.


Otra cosa fue el segundo tiempo, en el que el Atlético dejó en evidencia a aquellos que pregonan falta de combustible, los rojiblancos arrinconaron al Athletic y merecieron un resultado a favor. Gabi y Tiago empezaron a empujar a los de Valverde hacia Herrerín. Llegadas de Siqueira y Juanfran por banda y, sobre todo, las estelares apariciones de Griezmann que, unas veces el portero y otras el asistente, no dejaron a los rojiblancos sellar la tercera plaza con triunfo. Pocos reproches se pueden hacer a un equipo que se recompuso de las dudas del primer tiempo. Su estructura, su persistencia y su empuje esta vez tuvieron una bandera al aire que les privó de que Carlos Peña les diese la ansiada y merecida tarjeta de embarque a la Champions.

Archivado en

jueves, 23 abril 2015

Por Kiko Narvaez

Sobró una pizca de cautela y respeto

Pocos reproches se pueden hacer a un equipo que saca a relucir sus señas de identidad


Orgullo, competitividad, raza, solidaridad, pasión… pocos son los reproches que le puedes hacer a un equipo cuando saca a relucir sus características principales en un partido. Son las señas de identidad de la era Cholo. Con esos argumentos, no nos olvidemos, estamos viviendo donde se merece este escudo, con la aristocracia del fútbol europeo. Todo eso una vez más se vio reflejado en el Bernabéu, aunque es cierto que lo único que le sobró al equipo fue el exceso de cautela y respeto ante un Madrid menor. Un Madrid menor, pero que fue práctico. Condicionado por sus bajas, Carlo Ancelotti diseñó un partido puente para llegar a semifinales, y armó un bloque sólido, compacto y estable mientras recupera efectivos.


Sin perder tu esencia ni tu rigor táctico eché en falta más huellas en campo contrario, pisadas en dirección a la portería de Iker Casillas. La lejanía de Mandzukic del área rival y la no participación de Griezmann en zonas relevantes ante un Madrid condicionado por las bajas y estado de forma de algunos de sus cracks fue el sabor agrio que le supo el partido a la afición rojiblanca, acostumbrada a ver tres partidos en uno en muchos partidos. Los rojiblancos son capaces de cambiar en un encuentro de hacer una presión arriba durante veinte minutos a realizar un repliegue intensivo en otra parte del partido.


Era un día para morir matando sin olvidarte de tus valores, esos que te han hecho ser respetado y elogiado por el mundo del fútbol y admirado por tu gente. Pero el miércoles, en el Bernabéu, a mi Atlético sólo le sobró respeto y cautela ante un Real Madrid menor, pero muy práctico.

Archivado en

martes, 14 abril 2015

Por Kiko Narvaez

Pasillo del terror y el genio turco

Acabó el Real Madrid su partido ante el Eibar con el single de una parte de la afición: “¡Échale huevos, el martes échale huevos!”. Está todavía muy presente la forma arrolladora con la que los rojiblancos pasaron por encima de su rival con aquel 4-0. Han cambiado mucho y para bien los de Ancelotti. A la recuperación de Pepe, Modric y Sergio Ramos hay que añadirle la del orgullo. No es agradable que siempre pongan a tu vecino como el que los echa y el que sabe competir. Me espero un Madrid herido, pero el exceso de virilidad y adrenalina por demostrar puede jugar también en su contra. Ahí los rojiblancos se mueven mejor y en una eliminatoria que se me antoja, como dice Ancelotti, igualadísima, los pequeños detalles son decisivos. Y decisivo debe de volver a ser Arda en los colchoneros.

 

El turco es un jugador de partido grande, se prepara y se dosifica para este tipo de eventos. Lleva unas semanas en modo guadiánico, algo que para hoy debe de cambiar por regularidad en sus apariciones. Esa regularidad que traen de serie las muchas parejas que forma el Cholo. Empezando por los centrales, siguiendo por el doble pivote y terminando por una de las claves de la filosofía cholista, la de los delanteros, son pocas las parejas ofensivas que hagan un trabajo de recuperación como el de los rojiblancos. Cuando el Atlético juega con el pasillo de seguridad, con esas tres parejas de centrales, el equipo compite contra lo que se le ponga por delante y no será poco lo que tenga hoy en el Calderón: un Real Madrid herido en su orgullo ante el pasillo del terror y el genio turco.

Archivado en

domingo, 05 abril 2015

Por Kiko Narvaez

El uruguayito Giménez siguió creciendo en Córdoba

El Atlético comenzó su partido en Córdoba viendo la matrícula del Valencia y el intermitente del Sevilla. A esa clara presión en la tabla, hay que sumar el virus FIFA, que provoca a veces alguna que otra cagadita porque los internacionales viajan y durante 10 días pueden olvidar sus hábitos y eso, ante equipos que tienen todo el tiempo para preparar el encuentro, puede ser peligroso. Pues todos esos hándicaps no perturbaron a los rojiblancos, que hicieron un ejercicio de eficacia y competitividad en El Arcángel. No hubo ninguna distracción de los del Cholo, que hicieron un partido muy serio defensivamente, donde un jugador como Giménez, con su hermano mayor Godín al lado, va creciendo. El uruguayito va sobrado de oficio a pesar de sus 20 años. Siempre concentrado, atento a la anticipación y creyente empedernido de la pizarra, va con mucha fe y su salto es prodigioso.

 

En su debe, los rojiblancos no aprovecharon su superioridad en el resultado y la salida de Zuculini y la entrada de Fede Cartabia, que les dejó más espacios, y no controlaron más el balón. El Atlético desaprovechó una oportunidad para sentar al Cholo en el banquillo viendo los últimos minutos relajado. A pesar de entrar en el terreno de juego Arda y Torres, no tuvieron ocasiones de gol por las imprecisiones en la zona de creación. Los rojiblancos esta vez sí estuvieron vacunados con el antivirus. Mención especial merece la escasa aportación de Mandzukic. No me quiero dejar llevar por su semblante, que a veces los gestos equivocan, y no parece que tuviera ningún problema físico...

Archivado en

sábado, 21 marzo 2015

Por Kiko Narvaez

El francotirador Koke devolvió la estrategia al Atleti

El Atleti estuvo intenso y certero en la pizarra. Vuelve a su ser en una parte clave del año.


Y otro pasito más de los rojiblancos en su victoria ante el Getafe. Si en partidos anteriores fueron mejores en solidez defensiva y frescura a la hora de ganar varias jugadas, ante el Getafe primó la complicidad de Fernando Torres con el balón y la presencia del francotirador Koke en jugadas a balón parado. Los rojiblancos arrollaron en el comienzo del partido y controlaron después de ponerse con el resultado a favor. La gran presión de los puntas la acompañaron Gabi y Tiago para robar en campo contrario, dándole mucho criterio a las acciones ofensivas. Argumentaban algunos que los rojiblancos ya no sorprendían en las jugadas a balón parado, que los equipos ya tenían aprendidas las armas del Cholo. Era mucho más fácil para ellos si los exámenes no los hacia el francotirador Koke. Su precisión en el golpeo en las faltas y en los córners dificulta anticiparse al defensa y le da ventaja al rematador colchonero. El equipo de nuevo va volviendo poco a poco a su estado natural y con Koke sobre el terreno de juego todo es mucho más fácil. Además hay que destacar la pareja de centrales uruguayos que posee el Atleti y de la que tiene que presumir. Muestra de su gallardía fue la jugada en la que Giménez se jugó la cabeza para evitar un disparo a bocajarro de Freddy. El charrúa estaba ya en el suelo y evitó el gol jugándose el tipo. Ambos secaron al nueve de turno, en la tarde de ayer Álvaro Vázquez, dejándole sin opciones de gol y escoltando a Oblak, que tiene su oportunidad, para que termine el encuentro con su portería a cero.


En el encuentro contra el Getafe el equipo demostró que ha vuelto a su estado natural. Ya se ha pasado el bache y los rojiblancos vuelven a ser ellos mismos. Están de nuevo en su piel. Tuvieron mucha intensidad, fueron certeros en jugadas de estrategia y no dejaron que el rival se moviera. Maniataron al conjunto getafense, que apenas hizo ocasiones para poner inquietud en el marcador. Ahora viene lo bueno y el Atlético carbura de nuevo.

Archivado en

miércoles, 18 marzo 2015

Por Kiko Narvaez

La firma del Cholo dejará a la gente tranquila

Para seguir creciendo el pase a cuartos era fundamental. Han salido reforzados varios jugadores.


Qué ganitas ya de que se confirme la renovación del Cholo por el Atlético! Su firma aseguraría a los rojiblancos ocho horas seguidas de sueño y calidad de vida. Desde que llegó el argentino, el aficionado llega al Calderón con la certeza de que su equipo no le va a decepcionar, identificándose con el modelo. A eso habrá que sumarle la estabilidad institucional y la viabilidad económica. El equipo genera dinero (sea por inyección china como por publicidad en las camisetas), los jugadores externos desean alistarse al cholismo, y los internos no se ponen en el escaparate, a no ser que uno se quiera ir por decisión propia. Para seguir creciendo fue fundamental el pase a cuartos, el equipo compitió y de nuevo fue incomodísimo saliendo reforzado un Gámez serio y concentrado, la muralla Giménez y el compromiso de Mario. El canterano estuvo imperial en las ayudas y la pelea. Otro día hablaré de un detalle que anhelo ver más, a Koke por el centro. Creo que el guía atlético está preparado física, táctica y técnicamente para dar criterio y posesión.


La eliminación no hubiese sido una mancha, pero sí el primer lunar de la era Simeone. No es igual que a este Atlético le eliminase el PSG, el Bayern o el Barça que el Leverkusen. Se habla de seis años, a alguno le preocupa el número de años y el posible desgaste físico y mental después de la exigencias del Cholo y el Profe Ortega. Lo de los años es lo de menos en el fútbol, pero la gente se queda tranquila sabiendo que los planes del míster pasan por color rojiblanco. Respecto al desgaste, las cosas se están haciendo coherentemente, regenerando la plantilla con jugadores vírgenes de Cholo y Ortega. Se me fue el santo al cielo y escribí poco del partido de la Champions pero me parece más importante de cara al futuro que se estampe esa firma, aunque la gran rúbrica que hicieron de nuevo estos gladiadores le va a dar a la plantilla seis semanas para volver a soñar. Y ya sabemos que con el Cholo y sus soldados los sueños se cumplen con asiduidad. Los atléticos vuelven a tener licencia para soñar. Hasta con Berlín.

Archivado en

lunes, 16 marzo 2015

Por Kiko Narvaez

Pasito a pasito a por el Leverkusen

El Atlético se remangó en el segundo tiempo frente al Espanyol para corregir el error de Miranda. Los rojiblancos empiezan a recuperar sus señas de identidad y el aliento del Calderón y Mandzukic, fresco y enrabietado, ayudarán a la remontada.

 

Medio pasito adelante fue el que de nuevo dio el Atlético de Madrid en recuperar sus señas de identidad. Ya ocurrió en 70 minutos contra el Valencia y ayer de nuevo el equipo compitió y salió ganador en muchos duelos y rechaces. El Atlético se remangó en el segundo tiempo corrigiendo el error de Miranda, que confundió el antebrazo con el hombro que era lo que requería la jugada de la expulsión. El cambio de Arda por Gabi, metiendo a Koke en la organización fue una muestra del inconformismo de los rojiblancos, que dieron un paso adelante en buscar la creatividad y la posesión.

 

El equipo continúa con el bloqueo ofensivo repitiendo casillero a cero. Muchos miran al marcador preocupados de cara al Leverkusen. A mí, después de ver el estado de Griezmann, el genio Arda y la posibilidad de tener a un Mandzukic fresco y enrabietado, me hace albergar posibilidades reales de pasar a cuartos. El francés es actualmente el jugador que marca la diferencia. Su confianza, velocidad y calidad de nuevo quedaron demostradas ante el Espanyol.

 

Antoine está recogiendo sus frutos después de unos comienzos duros. Supo esperar a la sombra sin rechistar, trabajando sin respiro y en pos del equipo, Su participación al igual que el aliento del Calderón son argumentos sólidos para creer en los cuartos. Es lo que tiene que saber el equipo, que aunque, pequeños, los pasitos fueron hacia adelante.

Archivado en

lunes, 02 marzo 2015

Por Kiko Narvaez

Torres: un ejemplo para todos

Simeone trazó un plan A ante el Sevilla basado en la lucha y en el desgaste. En la segunda parte llegó el plan B con la entrada de Mandzukic, Torres y Koke. Éste volvió, dio al Atleti más presencia y propició los desmarques del Niño.


A mí dame siempre un jugador con la actitud de Torres en Sevilla. El futbolista atlético jugó el rato que estuvo en el campo como si estuviese a prueba y fuese su última oportunidad. No paró de hacer desmarques, presión y pelear. Un ejemplo de lo que tiene que prevalecer siempre: EL EQUIPO. Su salida fue aire fresco para un equipo que de nuevo evidenció estar pasando el típico resfriado que cogen todos los equipos durante una temporada. Algunos les duran más que a otros y no suelen coincidir en fechas. Se repitieron problemas en la construcción y frescura en las disputas como ya ocurrió en Vigo y Alemania. Seguramente las dos jugadas conflictivas que ocurrieron en Leverkusen, se habría hecho más llevadero con un futbolista innegociable como es Koke. Junto con Arda aliviaría a mis admirados Gabi y Tiago. El Cholo, que había diseñado un plan A para la lucha y el desgaste a la espera de que el cansancio hiciese mella en un gran Sevilla — que al contrario de los rojiblancos está pasando por un momento sano—, esperó para dar entrada a Torres, Manzukic y Koke.


El plan A que no había surtido el efecto deseado por el argentino dio paso a un B que sí funcionó. Los sevillistas bajaron el ritmo y el control de Koke propició más los desmarques de Torres y produjo un equilibro en el partido, dando a los rojiblancos posibilidades de crear peligro. Tengo la duda de saber sí el Cholo no hubiese dado cabida a Torres en el plan A de haber sabido que Arribas era de la partida desde el inicio. Y así darle una salida menos complicada a Gabi y Tiago a la espalda de Coke y Aleix Vidal luego. Para pasar los resfriados siempre hay partidos “inflexión”. El año pasado para mí fue el de San Mamés, para esta temporada sería ideal el del Valencia. El partido más importante de lo que llevamos de temporada. Y no hay mejor medicamento que la ola del Calderón, la presencia de Koke y actitudes como la de Fernando Torres en el Sánchez Pizjuán.

Archivado en

lunes, 16 febrero 2015

Por Kiko Narvaez

Desorientados y sin la solución del comodín de la llamada

El Atlético no estuvo bien en Balaídos. Se notó la falta de creatividad de Arda y el trabajo táctico de Koke. Además, también faltó un jugador imprescindible: Raúl García.


Después de tres años largos escribiendo sobre el equipo del Cholo debutan en mis artículos dos palabras: desorientados y soluciones. En Vigo por primera vez vi a los rojiblancos desorientados, sin las ideas claras en cómo tapar los escarceos entre líneas de Krohn-Dehli y Orellana y con muchos problemas a la hora de buscar soluciones de cómo superar la presión celtiña. En un acto que le honra, Simeone manifestó en rueda de prensa que había perdido los primeros 45 minutos errando en la configuración del once inicial. Se notó, y es una obviedad, la falta de la creatividad de Arda para fabricar fútbol y dar la pausa necesaria, al igual que se echó en falta el trabajo táctico de Koke, futbolista que te da control con balón, seguridad en la transición y que tapona pases interiores ante conjuntos como el de Berizzo. Dicho esto, lo que más eché en falta es el comodín de la llamada, la que tantas veces ha hecho el Cholo cuando le faltaron estos dos futbolistas. El comodín de la llamada es Raúl García, un jugador imprescindible, que suple muy bien a Koke en el trabajo de repliegue, ofusca al rival con sus constantes roces y desatasca al equipo en jugadas a balón parado.


Quizás cuando Simeone habla de Torres como víctima a la hora de reconocer que perdió la primera parte, el argentino no encontró la solución del sustituto del comodín Raúl García. Lo normal era que hubiese sido Cani, dejando la pareja que tan bien funcionó el día del derbi, Mandzukic y Griezmann, en su posición. Pero ya sabemos que asimilar el trabajo del Profe Ortega y la filosofía del Cholo requiere un tiempo de adaptación y Cani no es un caso aparte. Para finalizar, felicitar al Celta por su partidazo al igual que a Godín por su compromiso. Lo del uruguayo es para grabar las acciones de ayer en la disputa y regalarle el DVD a todos los habitantes del Cerro del Espino.


Archivado en

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00