as.com Ver todos los blogs >

Categorías

Calendario

octubre 2014
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

« septiembre 2012 | Inicio | noviembre 2012 »

martes, 30 octubre 2012

por Kiko Narvaez

Este Atleti no es sueño, es fruto del trabajo

Qué sueño más gratificante tuve anoche. De repente, mi espíritu habitaba en el cuerpo de otra persona y, enfrente, en una cena me veía a mí departiendo con un grupo de gente que reían a carcajada limpia. Era una sensación hermosa, de gran satisfacción, notar cómo escuchaban al grande engominado sin pestañear, respirando alegría y agradecimiento. Estaba en una peña atlética. Seguramente no fue un sueño, porque es bastante real la satisfacción que tuvo el Cholo cuando escuchó a Mendilibar argumentar la victoria del Atlético ante su equipo, reconicendo que se habían enfrentado a un rival con la fuerza, el alma y la honestidad sin balón de los equipos con presupuestos más bajos, pero que cuando llegan a nuestra área demuestran su calidad con gran eficacia. Ayer le tocó a Miranda abrir la lata. El defensa que muchos tachaban al principio de ser una imitación de ‘carioca’, lleva demostrando hace ya muchos meses su valía. Rápido, intuitivo y contundente por arriba, deja claro que es un central auténtico.

 

En su debe tiene que controlar su excitación en los primeros tiempos con acciones revolucionadas que pueden condicionarte por una tarjeta en el segundo tiempo. Sigue su fiable velocidad de crucero el Atlético, consistente en no tener prisa por ganar por KO en el primer asalto, a veces desgatando al rival para sacar en los últimos rounds a Arda y Adrián, minutos de pedigrí como ocurrió ante Osasuna. Dormiría a pierna suelta Simeone el domingo, con la conciencia tranquila de que lo que esgrimía Mendilibar de su equipo es lo que le transmite a sus jugadores. Y eso sí que no es un sueño. Es algo fruto del trabajo y es real.

Archivado en

martes, 23 octubre 2012

por Kiko Narvaez

El rol del Cebolla y la paciencia del Tigre

En el fútbol, como en la vida misma, hay pautas importantes a seguir. Una de ellas es saber estar sin desesperar esperando turno. Otra es asumir tu rol en cada momento y situación. Ambas maneras de actuar están, para mí, impregnadas de humildad. Ya son unas pocas las veces que el Cebolla Rodríguez ha salido desde el banquillo para soldar algún desperfecto que veía el Cholo Simeone en el aspecto ofensivo. El internacional uruguayo asumió su papel con el mono puesto, sin rechistar, para tapar las fugas de la nave rojiblanca, esta vez provocadas por una Real, que de la mano de Illarramendi, Markel y Griezmann minimizaron durante los primeros 45 minutos a un desconocido once rojiblanco, que se vio desbordado y desconcertado. El Cebolla no dudó ponerse manos a la obra para contagiar al equipo de su convicción en busca de la victoria. Con una silueta mucho más estilizada que a su llegada en pretemporada, el Cebolla de nuevo le dio profundidad y desborde al equipo cuando más lo necesitaba.

 

Da igual que fuese de carrilero en la primera jornada ante el Levante, o salir unos minutos, que para alguno podrían ser de la basura, en la final de la Supercopa de Europa o marcar un golazo el día de la Europa League. El Cebolla, que en lugar de sangre conduce electricidad por sus venas, siempre suma. De él salió la jugada en la que Falcao sacó su enésimo truco de la chistera (¡este gachó es un hombre orquesta del gol!), arrastró a Illarramendi hasta dejar la falta al borde del área para que el colombiano nos dejase a todos con la boca abierta embocando un golazo. Lo dicho, en el fútbol y en la vida, tan importante es saber asumir tu rol (¿verdad Cebolla?) como saber estar sin desesperarse (¿verdad Falcao?). Esta parábola de Antonio Machado vale para ambos, vale para el Atlético, nos vale a todos. Y dice así: “Sabe esperar, aguarda que la marea fluya —así en la costa un barco— sin que al partir te inquiete. Todo el que aguarda sabe que la victoria es suya; porque la vida es larga y el arte es un juguete…”.

Archivado en

jueves, 18 octubre 2012

por Kiko Narvaez

La hoja de ruta perdida de los 'tiquitatenses'

Nos encanta buscar culpables, pero debemos repartir responsabilidades en La Roja.


Aunque el fútbol de la selección francesa sopló con más fuerza en el segundo tiempo por la entrada de Mathieu Valbuena, que se asoció con todos y desbordó casi siempre, no fue ese cambio el único motivo que provocó la pérdida de la hoja de ruta de los nuestros. Los de Del Bosque no supieron leer el partido cuando más tocados estaban físicamente. Es cierto que nos encanta buscar culpables y colocarlos en la diana en cuanto se tuerce un resultado, pero más cierto es todavía que hay que repartir responsabilidades. Y fueron varios los factores que influyeron para que dejáramos de mandar en el centro del campo.


Los nuestros, ante la buena presión de los gabachos, siguieron insistiendo con subidas de Jordi Alba y Juanfran dejando espacios para las llegadas de Benzema y Ribéry, justo cuando echamos de menos en esos minutos defensivos a Arbeloa, que le tiene comida la tostada a Ribéry. Xabi Alonso, que había estado imperial en el primer tiempo de limpiaparabrisas, necesitaba de una ayuda en forma de Busquets y, según pasaban los minutos con los franceses frecuentando demasiado el área de Casillas, que saliera Javi Martínez para acompañar al gran Sergio Ramos. Pero la salida de Fernando Torres tampoco justifica la desorientación generalizada porque con cinco ‘tiquitaquenses’* y con espacios arriba no fue una elección desafortunada, aunque quizás sí tardía.


La jugada final es un ejemplo de varias tomas de decisiones equivocadas. Santi Cazorla, en vez de aguantar en el córner a que llegara el pitido final eligió hacer un caño y, a renglón seguido, Juanfran intentó hacer un autopase a esas horas intempestivas del partido. Lo cierto es que fue justo el empate francés ante la mejor Selección del mundo, a la que se le codificaron las ideas y las elecciones en el segundo tiempo.


*Tiquitatense: Dícese de los habitantes del paraíso del tiqui-taca del que no vamos a renegar nunca por un empate o una derrota, que no se puede ganar siempre, señores. ¡No se nos vaya a olvidar!

Archivado en

jueves, 11 octubre 2012

por Kiko Narvaez

No se puede despreciar la lealtad a un sentimiento

El Cholo ha gritado a los cuatro vientos que nunca entrenaría al Madrid. Un gesto agradecido.


Estaré loco, pero nunca entrenaría al Real Madrid”, ha gritado a los cuatro vientos el Cholo desde el balcón rojiblanco. Simeone, al igual que Del Bosque, Camacho o el mismo Guardiola, tenía unas páginas en blanco por escribir en el club de sus amores. Tras el anuncio del Cholo de no entrenar al Madrid escuché comentarios en tertulias de que los madridistas tampoco lo querrían.


Escuchar a Camacho y Del Bosque decir que nunca entrenarían al Barça (ni al Atlético, también declaró el actual seleccionador) es un acto de respetar los principios blancos y enorgullecer el gen merengue. Si lo dice Guardiola es respetado por nacer en el huerto de La Masía. Pero, ¡Ay amigo!, lo dice Simeone y es una firma en el agua o el desprecio por el desprecio. Creo que habría que respetar y entender que hay gente romántica, gente agradecida que se convirtieron en rojiblancos de sangre, gente que podemos decir muy orgullosos que en la rivalidad con el de enfrente somos leales a unos sentimientos.

Archivado en

martes, 09 octubre 2012

por Kiko Narvaez

Braveheart Simeone emborronó los planos del arquitecto Pellegrini

Al Cholo le siguen jugadores y afición. El Atleti logró una gran victoria ante un rival complicado. El gol de Falcao desató la locura.


Antes de alcanzar los 19 puntos y coliderar la Liga BBVA, los atléticos se excitaron de nuevo con su equipo y se entregaron a él en los últimos minutos en busca de la victoria ante un conjunto de los que actualmente tienen varias estrellas Michelín. El aficionado, que ya se siente participe de los partidos, vibró con una gran media hora de fútbol donde Simeone desconectó las filtraciones a Isco y Joaquín con Emre, Gabi y un asentadísimo Mario. El vidente Falcao de nuevo leyó la jugada antes. Esta vez encontró a un gran Monreal como víctima, cuando quiso girar el lateral navarro ya vio al colombiano celebrar su pieza con el Frente. Tuvo el Atlético para cerrar el partido con un mano a mano que le privó el árbitro asistente. Era el 2-0. Pero tras una pérdida de balón, Isco abrió a Monreal, éste la puso perfecta y Santa Cruz hizo el empate.


Se equilibraron algo las cosas en el segundo tiempo, pero era el Atlético el que se veía más fresco y con una jugada de la fabrica de Germán Burgos, qué coño, del Mono Burgos, ¡a ver si me voy a poner fino a estas alturas! La locura se desató en un Calderón con una afición que no desesperó. Gran victoria del conjunto entrenado por un Braveheart a quien siguen jugadores y afición. Pellegrini dijo al final que no le habían gustado los equipos, el partido en sí. Normal, si vemos que su equipo no se sintió cómodo, jugón y combinativo, se puede entender. El Cholo no coincidía con el análisis de su colega. Él sí vio ese partido reñido, competido y áspero que había diseñado con los suyos. Simeone emborronó los planos del arquitecto Pellegrini, de mi admirado Pellegrini, uno de los entrenadores que dejarán huella en nuestro fútbol.

Archivado en

martes, 02 octubre 2012

por Kiko Narvaez

El navarro se cura la picadura del ‘mosquito del Calderón’

Los hay que echan la puerta abajo a puñetazo limpio para entrar en el equipo. Otros, como Raúl García, se meten a cabezazos. El centrocampista rojiblanco dio la victoria con un remate lleno de convicción. Quizás fue el ejemplo de lo que, sobre todo, se vio en los primeros 45 minutos en el que un desconfiado Espanyol esperaba a un Atlético que fue a por el partido desde el comienzo, mandón y en busca de la victoria. De cara al futuro me gustaría que la afición rojiblanca le hiciese a Raúl un ingreso de confianza en su cuenta y olvidase ese run run que sonaba en su primera época cada vez que tocaba el balón.

 

Raúl está demostrando que el año en Pamplona le curó la picadura del mosquito del Calderón, ese que te deja una sensación de duda, que te hace rendir por debajo de tu nivel, el dichoso mosquito del Calderón que por momentos te hace dudar de tu capacidad para jugar en un grande. A Raúl García hay que examinarlo por sus condiciones, es un jugador dinámico, trabajador, con gran golpeo con las dos piernas y unas llegadas por sorpresa idénticas a las del Cholo. Esta temporada llegó para quedarse y no duda que para sumar y cumplir los objetivos. Ya son siete partidos seguidos ganados por los rojiblancos. El de Cornellà fue de los menos vistosos, pero es cierto que en otras fechas ese partido se hubiese perdido. Pero el Atlético venció, a pesar de tener la luz de reserva encendida y la falta de Falcao.

 

Tenía la luz de reserva encendida principalmente por el gran desgaste en el Benito Villamarín. La filosofía del Cholo requiere un gran desgaste físico, pero el rendimiento de los que salen tranquiliza de cara al futuro. Algunos piensan que ese desgaste puede ocasionar en marzo problemas tipo Athletic de Bielsa, pero hay una gran diferencia: la confianza en más gente en la plantilla y no ruborizarse en momentos determinados para replegar líneas y no jugar marcando al hombre provocando partidos de ida y vuelta a pesar de ir ganando, como ocurría con los leones.

Archivado en

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00