as.com Ver todos los blogs >

Categorías

Calendario

noviembre 2014
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

« diciembre 2012 | Inicio | febrero 2013 »

martes, 22 enero 2013

por Kiko Narvaez

Manquillo pilón

Manquillo demostró tener condiciones para ser el dueño de la banda derecha.

 


Corría el minuto 31 en el Vicente Calderón. Un pase milimétrico de Tiago superaba a un Pedro López que había reculado dejando poquísimo espacio entre él y la línea de fondo, entonces fue cuando apareció el Manquillo pilón por banda derecha para tocar a bote pronto y presentarle un balón de gol a Adrián. Fue "el momento" oportuno pues el Atlético ya estaba siendo hipnotizado por las huestes de mi admirado JIM. El joven lateral de 18 años, con una estampa de jugador senior, correspondió al Cholo con un partido completo. Es un portento físico que hay que ir educando en elegir momentos y decisiones a la hora de dosificar sus incorporaciones. Nuestro Manquillo pilón tiene como gran virtud su poderío físico a la hora de romper al espacio teniendo en su debe la necesidad de mayor tranquilidad a la hora de asociarse en corto, con control y pase.

La materia prima la trae de base e incorporarse a un conjunto que ganaría cualquier etapa contrarreloj por equipos le facilita entrar en el grupo. Aquí no valen los demarrajes ni los abanicos. Como los récords indican, el trabajo colectivo facilita la labor a los nuevos. Está vez le tocó a Manquillo pilón, que demostró tener condiciones para ser el dueño de la banda derecha en un futuro (es que son solo 18 tacos los de la criatura!). Otra vez les tocará a las otras promesas Saúl, Thomas u Óliver la oportunidad de jugar en el Atlético de los récords, un equipazo que a base de trabajo facilitan la labor de los polluelos rojiblancos.

Archivado en

martes, 15 enero 2013

por Kiko Narvaez

El Hummer aerodinámico y el Libro Rojiblanco

Acabó la primera vuelta y el Atlético tiene ya en la buchaca 44 puntos. Como dijo Felix Baumgartner antes de lanzarse desde 36.000 metros, “lo único reconocible desde la estratosfera, por sus movimientos a la hora de recular y juntar líneas saliendo en momentos oportunos, es el equipo del Cholo”. Ayer los rojiblancos sumaron su partido número 30 dejando la portería a cero en la Era Cholista. En esta etapa de la historia colchonera el colectivo hace que las individualidades crezcan al ritmo de la cotización de sus jugadores. Entre todos, toca descatar la labor de ese Hammer aerodinámico que sale potente, pero ágil en las curvas y se llama Diego Costa. El brasileño mete la reductora para salir del fango y cuando arranca con la cabeza gacha es como si fuese a derribar bolos y sorprende a todos con giros y recortes inesperados. Ya lo hizo en el simulacro de partido de vuelta contra el Getafe, demostrando que para él no hay partidos intrascendentes y crea una confusión de decisiones a las defensas contrarias, aparte de múltiples golpes, ya que toda jugada tiene vida para él. Su compromiso le hizo ganarse a la parroquia rojiblanca. Diego Costa es la gran noticia esta temporada y sabe que ese es el camino a seguir. Su rendimiento le resta minutos a Adrián, el ojito derecho del Cholo.

 

El asturiano es la gran asignatura pendiente del míster para la segunda vuelta, que es la que al final queda en la retina del aficionado. Todavía está a tiempo para que Felix Baumgartnert también reconozca al verdadero Adrián desde la estratosfera. Por cierto, a Arda Turan, como a todos los que llegan al Atlético, habría que darle el Libro Rojiblanco para no dar pie a confusiones y para que desde que aterrizan en la ribera del Manzanares conozcan la idiosincrasia, la historia y la manera de pensar y sentir de los aficionados atléticos. Así sabrán a qué atenerse cuando realicen manifestaciones desafortunadas y no se acogerán a coartadas fruto de la ignorancia de lo que significa el Atlético de Madrid.

Archivado en

viernes, 04 enero 2013

por Kiko Narvaez

En cada partido él solo te siembra unas pocas hectáreas

El canterano es una buenísima elección, aunque hay que tener mesura y paciencia.


Antes de contar mi opinión sobre Saúl, después de verle unos cuantos partidos, me gustaría recordar que con todos los chavales siempre hay que tener mesura y paciencia. Que hablamos de un crío de 18 años. Quizás Saúl no entre por el ojo tan rápido como Óliver. Su fútbol es diferente, menos llamativo, pero muy eficaz y rentable para el equipo. Es un futbolista del 94 que suma su tercera temporada, aún siendo juvenil, en el Atlético B. Verlo jugar en el equipo de Santaelena te demuestra que la formación va por buen camino. Es capaz de sembrarte él solo una pocas hectáreas cada partido. Abarca mucho campo y es fluido a la hora de asociarse con los interiores en corto para, con un pase en  largo, abrir el campo y llegar sin avisar atacando el segundo palo con un gran time en el salto.


Adquirió personalidad, carácter y no se corta a la hora de mandar a los compañeros. Debe mejorar la concentración y la recepción cuando viene a recibir a su campo de espaldas porque algunas pérdidas de pelota en esas acciones cogen saliendo a sus defensas. Ahora juega al lado de su lugarteniente Thomas -¡también muy interesante este medio centro ghanés! ¡Eh!-, con libertad. Ahora juega con una libertad, sinónimo de despreocupación, que quiero ver como la gestiona Simeone según su receta. Buenísima elección la del Cholo para seguir una formación de un jugador que está llamado a hacer cosas sin confetis ni fuegos artificiales, pero con una gran rentabilidad para el equipo.

Archivado en

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00