as.com Ver todos los blogs >

BOX 19

El blog de Manuel Franco

Hola, me llamo Manuel Franco y soy el enviado especial de AS a los grandes premios de Fórmula 1. También me podéis escuchar en la SER, en El Larguero y en Fórmula SER. Espero vuestra participación en esta nueva aventura.

Calendario

septiembre 2014
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

publicidad

domingo, 14 septiembre 2014

Por Manuel Franco

Alonso culpable de la situación de Ferrari

El mayor culpable de la situación que está viviendo Ferrari es Fernando Alonso. Una certeza.

La escudería italiana está viviendo, probablemente, el peor momento de los últimos años y el máximo responsable es el piloto español. Este año, Ferrari ha visto como después de una carrera desastrosa en Bahrain desaparecía el jefe del equipo Domenicali en una maniobra que pretendieron transformar en dimisión. El mismo domingo en el circuito de Sakhir hablé con Stefano de lo que podría hacer en el futuro, en ningún caso de dimisiòn o de que fuera a dejar el cargo. Después han echado al director de la división de motores, unidades de potencia varias etc... Luca Marmorini, el mismo que en la presentación del nuevo propulsor de la firma italiana en Maranello dio a entender que estábamos ante el arma definitiva. Y ahora, tras el GP de Italia también han hecho dimitir a Luca Cordero de Montezemolo. Es decir, este es el año de la renovación definitiva en Ferrari, algo que quizá se tenía/debía haber hecho antes. ¿Por qué no se ha hecho? ¿Por qué la Scuderia no ha mejorado estas temporadas como debe?

Por culpa de Alonso.

El asturiano siempre, en cada calificación, en cada carrera, ha llevado el coche mucho más allá de lo que le correspondía, es decir Alonso siempre ha hecho que el coche parezca mejor de lo que es, que Ferrari parezca mejor de lo que es realmente, es decir Alonso ha engañado a Ferrari, ha provocado que no se den cuenta antes de que no son el equipo que ellos se creen, de que no son un equipo de carreras ganador. Pero tener un piloto que es capaz de ganar carreras con un coche mediocre lo cambia todo, lo disfraza todo. Y así, claro no se han dado cuenta antes. Porque admitir que una leyenda funciona porque su piloto tiene un talento sobrenatural. No gusta en Italia. Normal. Lógico. Pero poco razonable. Esa es la culpa de Alonso, hacer creer a Ferrari que son un equipo mejor de lo que refleja la realidad.

Alonso_brasil

Y es que estamos ante un piloto que ha ganado carreras cuando su compañero (recordemos que Massa ha sido subcampeón del mundo y ahora con Williams hace poles y podios) no podía casi hacer ni podios, que ha estado a punto de ganar el título en dos ocasiones con el tercer coche de la parrilla (tanto en 2010 como en 2012, sobre todo, el Red Bull y McLaren eran más rápidos) y no lo consiguió en el primer caso por un error de su equipo y alguno propio a mitad de termporada y en 2012 (la mejor temporada que jamás he visto a un piloto) por un par de episodios de mala suerte en Spa y Suzuka.

Pero claro, si hay un piloto que es segundo en el Mundial en dos años en los que su compañero es sexto y séptimo, respectivamente en 2010 y 2012 y este año ha sido capaz de ir tercero en el campeonato con Raikkonen, campeón del mundo y piloto de extraordinario talento, duodécimo (ahora son quinto y décimo) pues lo lógico es pensar que el número dos lo está haciendo muy mal, no que el número uno te esta salvando del ridiculo. Porque eso es muy duro de aceptar.

Ahora parece que lo saben, que alguien en Maranello o en Turin o donde quiera que sea se ha dado cuenta de que este equipo solo dispone de un piloto genial, pero el resto hay que cambiarlo. El objetivo de Marchionne debe ser repetir la estructura de Schumacher-Todt-Byrne-Brawn. Para lograrlo solo tienen, de momento, al piloto. Por ahí anda James Allison como Byrne y... ¿Mattiacci como Todt? Ejem... antes de exigir respeto hay que ganarselo me dijo alguien en Monza. Y tiene toda la razón. Quizá el team principal tenga el caracter el francés, pero al pequeño Jean le ves venir desde lejos y te tiemblan las piernas, es otra historia. Aunque quizá funcione. ¿Y Brawn? Pues lo mejor que pueden hacer es ficharle. Si pueden. Y tienen que poder. 

Alonso es el mejor piloto de la parrilla esa es una evidencia que casi nadie que no tenga animadversiòn al asturiano discute. Eso es así. Pero también comete errores. ¿Elegir Ferrari fue un error? Quizá sí. O quizá lo fuera no traer un equipo de colaboradores como en su día hizo Schumacher. Pero lo hecho ya hecho está. ¿Y ahora? A cualquier equipo del Mundial le gustaría contar con Alonso, a cualquiera, Mercedes y Red Bull incluidos, pero creo que a Alonso nada le gustaría más, nada le haría más feliz que ganar con Ferrari. Ya lo podía haber hecho. Sólo las injusticias del deporte provocaron que en dos años no haya sido campeón, sobre todo en 2012. A mi me gustaría mucho que Alonso fuera campeón del mundo en Ferrari, nada me gustaría más que poder contar un Mundial de Ferrrai con Alonso, con un nuevo Ferrari que al fin se haya dado cuenta de que el mayor culpable de lo que ha pasado estos años es Fernando. . Por bueno.

Archivado en

sábado, 26 abril 2014

Por Manuel Franco

Grazie Stefano

Ciao, ¿cómo estás? ¿bien? Dime que bien. En español, haciendo un esfuerzo que después de las primeras palabras relajaba en italiano, Stefano Domenicali me saludaba en Melbourne, en ese paddock del circuito de Albert Park que inicia la temporada. El jefe de Ferrari, para mi lo será siempre, estaba con un grupo de ingenieros con ese gesto que mezcla el enfado y la tristeza cuando, les dejó ahí con sus papeles, se colocó la sonrisa y hablamos un rato. Apenas diez minutos, una eternidad para lo que se estila en ese universo de espantapajaros, falsedad, mentiras y mediocres que se creen dioses que es la Fórmula 1. Domenicali es una buena persona, pero también un buen profesional, y un tío educado, expecie en extinción allá donde habitan las poses de nobles de barrio y engaños que uno acaba por creer verdad. Qué lugar, señores. Ahí estaba Domenicali, hasta hace poco, luchando por ganar un Mundial, por llorar en la línea de meta ese día en el que su Fer ocupase el lugar que merece. Avanti, siempre. Ya saben... Ese día en Australia, Stefano me reconoció que otra vez habían fracasado al principio, que los primeros grande premios serian difíciles, pero que irían mejorando, que tenía a Allison en Maranello, que confiase. Confianza. Una vez más. Pocos la tenían ya. Cuando conté todo esto en el AS y en la radio, incluso en las tertulias de televisión, la mayor parte se rieron ayudados por la evidencia de los resultados. Pero yo confiaba en Domenicali. Y confiaré siempre. Y también me dijo, como siempre, que tenían a Alonso, que el asturiano era un león, que con él a poco que el coche mejorase iban a estar delante, que quería ganar con Fernando. Avanti... El italiano, era (hablo en pasado en la F1), un hombre de detalles. Recuerdo en diciembre pasado... 

 

¿Te gusta? Si ganamos el Mundial te la regalo para ti, como símbolo de la victoria. Mientras el resto de los periodistas que representabamos a los medios más importantes de Europa charlaban con Montezemolo, intentando encontrar en los ojos de halcón del Advocatto alguna señal de la esperada resurrección de Ferrari, yo hablaba con Stefano Domenicali. El jefe del equipo se había presentado en la tradicional comida de Navidad con la prensa con una chaqueta de tweed que le hacía parecer un investigador en busca del santo grial y se lo dije. después de algunas risas, llegó la apuesta. Tenía ilusión Stefano. Mucha. La misma que cuando hablamos en el aeropuerto de Melbourne, y en Kuala Lumpur, o aquella vez que se unió a una cena de Burger King con otros colegas españoles en algún otro lugar del mundo que ya no recuerdo. Así era Domenicali. Habrá quien piense que a los periodistas nos gusta que nos hagan caso, que se nos gana con tenernos en cuenta, con hablarnos y tal, quizá sea cierto, pero en este caso apelo sólo a la educación, a saber que cuando llevas años viajando por el mundo, encontrandote a gente por ahí, esa misma gente debería ser educada. Detalles, digo.

 

Hay muchos más detalles, como cuando hace poco en el aeropuerto de Dubai me metió en la fila de Primera Clase para que no perdiera el vuelo posterior, ya ahí me habló de su afición al baloncesto, próxima parada parece. Detalles, instantes de un tío grande. Como el saludo a mi mujer en autorretratos o la cascada de Madonna di Campiglio. Momentos.

Es una buena persona, dicen, un buen tipo, añaden los que escriben en argentino para parecer más sofisticados, un tío de puta madre, corrige el de más allá. En fin... Lo era, lo es. Todo eso y más. Pero también es un extraordinario profesional. Ser el jefe de un equipo de F-1 es gestionar personsa. Sobre todo. Y ahí Domenicali es un maestro, alguien que sabe confiar en los mejores. Y eso no es siempre fácil. Está la envidia, las predilecciones personales, las apuestas y tal. Domenicali hizo algo, por ejemplo, que no fue capaz de hacer Ron Dennis, dar la confianza total y absoluta al mejor de los mejores. Algunos incluso llegaron a decir que era Alonso realmente quien mandaba en Ferrari y no Stefano. Error. Pero sí es cierto que Domenicali sabe quien es el mejor piloto del momento, el único capaz de hacer cosas más allá de la lógica y le otorgó los plenos poderes que merece. Y además, siempre dio la cara, hasta en los momentos más difíciles apareció ante la prensa para defender a su gente, a su Maranello, su cavallino y la leyenda de una marca que otros ensucian cuando se van a mitad de la carrera. Firmeza. Valor, que también así se demuestra. Como en una entrevista con este diario, con este periodista el año pasado, cuatro páginas en las que contaba la verdad, le gustase a quien gustase, en italiano, con coraje. No, el no era el problema. 

En dos ocasiones estuvo a punto de hacer realidad su sueño: ganar el título mundial y hacerlo con Alonso. En 2010, muchos le echaron la culpa del desastre de Abu Dhabi. Siempre el máximo responsable es el máximo culpable sí, pero no fue suya la decisión de meter a Alonso entre el tráfico, ni tampoco del hecho de que el asturiano llegase con un motor que ya estaba en las últimas, quizá el hecho de tener ese año un coche minimamente competitivo, al menos para luchar con Red Bull y McLaren sí hay que tenerlo en el haber del italiano. Igual que en 2011 no lo fue. Y eccharon a Aldo Costa en Mónaco. Ahora, muchos de los que pedían mano dura con su entonces director técnico recuerdan que estuvo en el podio junto a los dos pilotos de Mercedes en Bahrain. Falsos todos. En aquel año el coche de Ferrari era lento una vez más y lo que se hizo era algo que había que hacer. Como traer a Pat Fry, después a James Allison. Renovar toda la estructura técnica, hacer un nuevo túnel del viento, otro simulador más efectivo, la nueva fábrica... todo esto es obra de Domenicali. 

El jefe italiano ha hecho por Ferrari mucho más de lo que los meros resultados indican, mucho más. Y los resultados futuros tendrán mucho que agradecerle a Stefano. Por eso cuando comencé a ver los rumores de su marcha en la prensa italiana no podía creer que fuera verdad, por la mañana hice un par de llamadas que me confirmaron lo que me temía, no me hizo falta escuchar nada más, pero no podía creerlo. Entre otras cosas porque en Bahrain hablé con Stefano y seguía con fuerza. Algun día contaremos toda la verdad sobre la marcha de Domenicali, algún día.

MIentras, sirva este recuerdo para dar las gracias a uno de los mejores de la Fórmula 1 en los últimos años. Ya no podré quedarme con la chaqueta de tweed, pero cuando Ferrari gane algún campeonato próximo, me compraré una en recuerdo de este compañero de viajes por el mundo que siempre me ayudó en el camino. Grazie Stefano. Y buena suerte. Aunque los buenos no la necesitan. Ciao caro. Avanti Stefano, Avantiiii.

Archivado en

sábado, 25 enero 2014

Por Manuel Franco

Ferrari y Alonso, ¿este año tampoco? ¿este año sí?

Tic, tac, tic, tac... Ya queda menos para Australia, ya queda menos para Singapur, ya queda menos para Abu Dhabi... Momentos. Tres.

 

"Alonso, Alonso, sí, sin duda Alonso..." La respuesta se repetía entre los enviados especiales de prensa, televisión y radio de todo el mundo antes del GP de China de 2013. La pregunta era sencilla, concreta: ¿Quien ganará este Mundial? La mayor parte de los votos se los llevó el asturiano. Sólo una periodista alemana eligió a Sebastian Vettel, posterior ganador del campeonato, su cuarto título. Por eso he puesto tres grandes premios, el primero nos puede dar una idea, el segundo es la clave para saber quien estará ahí hasta el final y el último... esperemos que sea el definitivo.

Alonso_ferrari

Desde que Alonso fichó por Ferrari cada año en estas fechas la ilusión se apodera de gran parte de la afición español (y de todo el mundo) que espera el tercer título del asturiano, el primero con Ferrari. Y es que la mayor parte de esa afición, muchos llegados de otros deportes como el fútbol, veían como una ecuación matemática para la victoria el hecho de que Alonso fichase por la Scuderia. 

 

Alonso+Ferrari=Títulos

 

Así de fácil parecía. Como cuando Schumacher, decían muchos. ¿No es así de fácil? ¿No es Alonso el mejor? ¿No es Ferrari la mejor escudería? ¿No es la F-1 un deporte como todos los demás? Las respuestas no son fáciles. O sí. 

 

Sobre todo la última es evidente. No. La F-1 no es un deporte como el resto, en primer lugar porque ante todo y sobre todo es un negocio, un espectáculo y después finalmente un deporte. ¿Gana el mejor en la Fórmula 1? A veces sí gana el mejor piloto, casi siempre gana la mejor escudería, con regularidad lo hace el mejor coche. 

 

Ahora la pregunta es. ¿Qué pasará este año? Me llaman amigos y otros que no lo son para preguntarme como si supiera la respuesta. ¿Este año sí? ¿Este año tampoco?

Me recuerda la época en la que a mi me gustaba el fútbol del verdad, cuando la Quinta del Buitre (ya antes de que subieran al Real Madrid mi padre me llevaba a verles en el Bernabéu con el Castilla, qué tiempos...) entonces recuerdo que siempre los del Barcelona repetían continuamente aquello de a'quest any si'. Pero hasta aquellas ligas de Tenerife fue este año tampoco. Con Alonso está pasando igual en su época de Ferrari. Al final siempre gana Vettel y su Red Bull. ¿O no?

Y es que los rivales son muy buenos. ¿Lo ha hecho tan mal Ferrari estos años? La respuesta sería real si Alonso no hubiera estado en el coche, pero sobre todo creo que lo que ha pasado es que otros lo han hecho mejor. 

Ferrari5

¿Y este año?

 

Las cosas cambian, nuevo reglamento, motores híbridos, menos aerodinámica parece, pilotaje más complicado. Hay rivales duros, Red Bull, Mercedes (ya verán), McLaren, pilotos increíbles como Vettel, Hamilton y alguna otra sorpresa.. pero...

 

La escudería italiana ha hecho todo lo que tenía que hacer, sigue contando con Stefano Domenicali (como me alegría por ti), también en Pat Fry, ha echado mano de Rory Byrne aunque sea de lejos, ha fichado al mejor después de Adrian Newey, James Allison, tiene las mejores herramientas, túnel del viento nuevo, simulador actualizado con Pedro de la Rosa dando vueltas sin parar, ha contratado de nuevo a un piloto de talento inmenso como Kimi Raikkonen y sobre todo sigue confiando en Fernando Alonso. Sigan confiando en Alonso. Por favor Luca, Avvocato.

 

¿Este año tampoco? ¿Este año sí? No lo se. Quizá. Pero si no es este año...

Archivado en

miércoles, 22 enero 2014

Por Manuel Franco

El medallero de 2013... y el que me gustaría en 2014

Hace unos días me sucedió una cosa sorprendente, al menos para mi, un humilde redactor de prensa escrita. Iba por la calle Mayor cuando desde la otra acera, justo a la altura de la Librería Méndez alguien me grito: “Eh, Manu, a ver si actualizas el blog, que lo tienes dejao tío”. Así fue, con la d intervocálica en el olvido y el tío madrileño de colegas de toda la vida. Al tipo no le había visto en mi vida y de hecho se metió en el Montaditos que hay cerca y no me dijo nada más. Pero… lo cierto es que tiene razón, así que aquí estamos para contar alguna que otra cosa sobre Fórmula 1, ese deporte que nos apasiona a los que nos juntamos por aquí de vez en cuando, será más frecuente a partir de ahora. Palabra.

Mendez

Está a punto de empezar la temporada y antes de que los coches nos enseñen su nuevo sonido en Jerez os dejo aquí una reflexión. Y unos deseos. Se me olvidó hacer el medallero de la temporada 2013. Y como ya es tarde para sólo recordar lo que pasó os lo aderezo con lo que me gustaría que pasara. El medallero, para los que estáis siempre ahí cuando hay que leer las crónicas, es esa columnita que va siempre en el AS de papel (esa reliquia que tanto amo) en la que se habla de los mejores…o no tanto, aunque aquí haremos alguna variación. Así que vamos allá. Recordad en 2013 el que lo merece, a mi parecer, y en 2014 el que me gustaría que lo fuera.

 

El crack

2013

Vettel.

Más allá de todos los debates están los datos y lo cierto es que Sebastian Vettel ha sido el mejor piloto de la temporada pasada, un tipo que gana trece carreras con nueve poles no puede llevar otro nombre. Sí, es cierto que llevaba un coche superlativo, sobre todo en la primera parte de la temporada, pero como he repetido muchas veces también con el coche más rápido hay que saber ganar y cuando Seb lo lleva las victorias no se le escapan, no comete errores y eso es digno de valorar en un piloto que, con su cuarto título consecutivo ya ha entrado en la historia.

ARC1

2014.

Alonso

Después de luchar contra un coche de época y un piloto extraordinario durante cuatro años, Red Bull y Vettel, y ser el único que con un monoplaza peor ha estado en la batalla y ha merecido dos de los cuatro campeonatos últimos (2010 y 2012) creo que Fernando Alonso debe ser el crack de la próxima temporada y el campeón del Mundial. Así sea. Para mi Fernando sigue siendo el mejor piloto del mundo, aunque Vettel cada vez está más cerca, pero necesita ganar al menos un título más para entrar en la historia como uno de los mejores de todos lo tiempos. Por talento, capacidad, inteligencia y valentía lo es, pero la estadística merece ser completada. Alonso, además, tiene este año un piloto de un talento semejante como Kimi Raikkonen en el box de al lado y ese campeonato paralelo también servirá, espero, para dar la razón a todos los que pensamos y sentimos que es el mejor de los mejores.

Vaya Día

2013.

McLaren

Sin duda una temporada en la que uno de los mejores equipos de todos los tiempos no es capaz de subir al podio cuando además venían de tener el coche más rápido en la última carrera del año anterior es un fracaso. Además terminaron la temporada con el despido de un piloto que sólo ha tenido un año y con un mal coche para destacar en el equipo como Checo Pérez. El próximo año con el regreso de Ron Dennis deben mejorar. ¿O no?

ARC2

Red Bull

En este caso, el ‘vaya día’ no es realmente que me gustaría que les fuera mal, eso no se lo deseo a nadie, pero si alguien ‘merece’ un año un poquito peor ese es Red Bull. Primero porque sería interesante ver como se manejan en un equipo que lleva años siendo el mejor y ganando sin parar y después porque para el propio Vettel sería un aprendizaje bueno como piloto. Pero ya digo, en este caso no es propiamente un deseo, en Red Bull han trabajado más y mejor que nadie y merecen todo lo que han ganado.

Maniobra

2013.

Alonso en Monza

Ha habido muchos adelantamientos el pasado año, casi mil, y algunos increíbles, pero quizá si me tuviera que quedar con uno sería ese que le hace Fernando a su amigo Webber en Monza, al límite. Tampoco estuvo mal el que le mete Vettel al propio Fernando en la salida de Malaisia que provoca el error posterior del español, o el que Alonso le hizo doble a Raikkonen y Hamilton en Montmeló…

ARC3

2014.

Hulkenberg a Vettel

Esto sí es un deseo, me gustaría más que ver un adelantamiento de Hulkenberg a Vettel, una lucha entre los dos pilotos alemanes, probablemente los dos de más talento de ese país tras la era Schumacher. Aunque la batalla Alonso-Raikkonen… ¿no está mal tampoco no?

La sorpresa

2013.

Lotus

A pesa de que ya en 2012 tuvieron un gran coche, el hecho de que una escudería sin el potencial económico de otras sea capaz de estar delante y en algunos momentos poner las cosas difíciles a la todopoderosa Red Bull es digno de elogio. Este año con Maldonado por Kimi dependen quizá más que nunca de hacer un buen coche. Es un gran equipo de carreras.

2014

Mercedes

No es una sorpresa, pero puede ser el gran equipo de la próxima temporada. Siguen con sus dos pilotos titulares, dos grandes como Hamilton y Rosberg, pero han perdido a Ross Brawn. En cualquier caso con un motor que promete mucho y mucha calidad en la escudería prometen ser el equipo esta temporada. Veremos…

Magnussen.

El chico nuevo de McLaren promete mucho dicen por aquí por el AS…

ARC5

 

¿Cómo lo veis? ¿Cuáles son los vuestros? Nos vemos en Jerez colegas.

Archivado en

domingo, 01 septiembre 2013

Por Manuel Franco

¿Vettel es el mejor?

Por cada esquina del paddock, más aún en España por las sensaciones que se perciben desde los grandes premios, se crean clubs de fan de Sebastian Vettel con su presidente incluido. Son muchos los que esperan el cuarto título del alemán como si de ello dependiera su futuro. Sí, hay una nueva corriente, en el periodismo, por ejemplo, si lo que quieres es ser considerado un periodista objetivo, por otra parte una utopía (personalmente me conformo con ser honesto), debes decir que Vettel es el mejor.

Vettel-y-alonso

Vamos a ver, sin duda el amigo Seb se está ganando ese adjetivo, es líder con más de cuarenta puntos sobre Alonso, cada vez está más maduro, hace carreras perfectas y, sobre todo, apenas falla. Es cierto, además sus cinco victorias del año, sus tres títulos, una trayectoria impecable hacen del germano un piloto de época. Eso es así. Y negarlo sería tan de tontos como no dar importancia al enemigo. 

Pero... ¿Vettel es el mejor?

Para mi, aunque está más cerca, aún no llega al nivel de Fernando Alonso. Es verdad que esta temporada el asturiano ha cometido algún que otro error impropio de su clase y que compitió de una manera extraña en Mónaco, la peor carrera que le he visto, pero sigue haciendo cosas que ningún otro piloto puede hacer. La carrera de Spa es un ejemplo. Pasó del noveno al segundo, llegó hasta Vettel y a partir de ahí la consistencia del de Red Bull le impidió hacer más. Pero la exhibición del asturiano con un coche que sigue sin estar a la altura fue de época. Tiene el título difícil, pero no imposible, creo que al final de año quizá eche en falta algunos de esos puntos que volaron en Bahrain y Malaisia. Veremos... queda mucho.

Así que, con toda humildad, para mi Alonso sigue siendo el mejor. Vettel está más cerca, Hamilton es un genio, Raikkonen talento puro... están grandes pilotos como Rosberg, Button, Pérez, Hulkenberg... por ejemplo. Así que el campeón este año tendrá aún más valor, ¿le convertirá en el mejor del mundo? Veremos...

 

Os dejo un vídeo, por si gustan: http://www.youtube.com/watch?v=dALGTM13YBQ&feature=endscreen

Archivado en

sábado, 18 mayo 2013

Por Manuel Franco

La fábula del más bruto del patio del colegio

Les voy a confesar que de niño era un tirillas (mira que nunca me ha gustado esa palabra eh…), bueno más aún que ahora quiero decir, era ese clásico niño al que los más brutos del patio llamaban palillo, huesitos y cosas así que entonces tanto me dolían. Será por esa infancia o quizá por otras cosas aguantadas ya adulto que ahora las cosas que vuelan por ahí las pillo al aire y las reduzco a la nada. Lo cierto es que casualmente muchos de esos ahora son los que ahora al volver a mi Valdemorillo me piden que les cuente cómo es Alonso o, por supuesto, si va a ganar. Como si yo supiera alguna de las dos cosas...

Neumaticocosss

Les cuento todo esto porque siendo niño, en el patio del Juan Falcó, que así se llamaba mi colegio público, el único que sigue existiendo por cierto en mi pueblo, un día jugando al fútbol llevé un balón un poco desinflado para poder jugar mejor y lanzar sin miedo, ya que otras veces llevaban uno muy hinchado con el que apenas podía lanzar. Ese día marqué dos goles y me fui a casa felicitado por los de mi equipo, pero no duró mucho la alegría. "Mañana jugamos con el mío", dijo el más bruto de la clase, uno que tenía un par de años más y había repetido, claro.

Pues así fue y los que ayer me habían felicitado se reían hoy de mí porque con el nuevo balón apenas podía tirar a puerta y los disparos se quedaban sin llegar a la portería. Así fue como el más bruto del patio del colegio se salió con la suya y su equipo ganó el partido.

No sé por qué me acordaba yo de todo esto para escribir este post sobre el tema de los neumáticos de Fórmula 1, los esfuerzos de Ferrari por lograr un coche competitivo, las quejas de Red Bull y el cambio de Pirelli…   

 

Archivado en

lunes, 01 abril 2013

Por Manuel Franco

Vettel es hijo de Red Bull

Burguer King. Aeropuerto de Kuala Lumpur. Como podéis ver lo del glamour de la F-1, en fin, pues eso... Un jefe de equipo aparece por allí mientras dos compañeros engullen sus hamburguesas como si les fuera la vida. Hablamos sobre Vettel, Webber, Red Bull. Conclusión del tipo: Si es verdad... Maldito off the record...

Este es un post de opinión. Primer aviso a navegantes. Aunque, ahora que lo pienso, quizá haya algún dato que otro o alguna que otra vivencia. Veremos. Empezamos con la premisa básica. Estamos en el GP de Malasia y Sebastian Vettel hizo lo que tenía que hacer: ganar. 

Ya lo escribí, como persona, quizá como deportista, perdió mucho de lo que había ganado hasta ese momento. Pero estamos hablando de un tío que ha ganado tres títulos mundiales de manera consecutiva y eso no se consigue alistado en las hordas de seguidores de Teresa de Calcuta. 

Vettwebb

Recordemos la manera en la que Vettel gana su primer Mundial, utilizando a Webber como cebo para Ferrari y Alonso, después de que el australiano llegase a esa última carrera de Abu Dhabi. Ese mismo año se vieron luchas entre un pìloto en plena madurez como Mark y otro al que aún le faltaba un hervor como Seb. Pero el equipo siempre ha estado con su creacción. Y no va a ser distinto ahora.

¿Por qué Vettel no hace caso a la órdenes de su equipo? Pues porque nunca se las han dado a él, porque siempre le han beneficiado, porque es posible que el alemán pensase, 'estos me están vacilando' Y porque después de la carrera apenas le dijeron nada e incluso esta semana Christian Horner, el jefe de los toros rojos, ha declarado que igual que Vettel lo hubiera hecho Alonso, Hamilton o... (y aquí viene lo bueno) Webber. Una verguenza porque todo el mundo sabe que Webber ha hecho lo que, supuestamente, le pedían a Vettel en Sepang, una dos, tres y varias veces. Vettel siempre ha tenido el apoyo incondicional de su equipo, Webber lo sabe y por eso a veces me sorprende que no sea capaz de hartarse de verdad. Vettel es hijo de Red Bull, de su programa de talentos que ha destrozado mil para hacer realidad uno. Y con él están y estarán hasta el final.

Y ahora vuelvo al principio. Si es verdad... Y es que después de todo lo que ha pasado surge la duda, y si, otra vez, Red Bull está engañando a todo el mundo. QUizá no, pero lo que parece evidente es que nadie desde el muro se desgañitó pidiendo a Vettel que no pasara a su compañero, ni tampoco le dijeron que devolviera la posición, ni ha habido un público e importante tirón de orejas al joven germano, más allá de su petición de perdón de niño malo. Pues eso. Si es verdad...

Y si lo es, Vettel hizo bien, un campeón tiene que ganar. Otra cosa es si de verdad le dijeron a Webber que bajara revoluciones, en ese caso la peineta australiana me parece poco para lo que merecía el campeonísimo. Pero la culpa de todo esto la tiene el equipo, cosas claras desde el principio, milongas al aire que ya nadie se cree sobre igualdad en el equipo, coches que ganan con mirar al resto, etc... es lo que pasa a veces por ser tan buenos. Porque hay una cosa que nadie debe olvidar, al final, doblete de Red Bull, nueva victoria de Vettel y liderato. Esa es la única verdad tangible. 

Alonso hubiera hecho lo mismo, dice Horner. No se lo que hubiera hecho el español, blanco de todas las miradas pese a no ganar un título desde 2006 (hay que ser muy bueno para eso, por cierto) pero se me hace raro verle detrás de Massa si puede ganar la carrera. Como a Hamilton. O Schumacher. O a Prost, o Senna, o tantos campeones. Vettel hizo lo que debía. Eso sí, ahora tendrá menos amigos. Aunque Horner, Marko, Newey, Mateschitz.. seguirán viéndole como a un hijo. A veces travieso, pero un hijo. Encima listo...

Ah, se me olvidaba, EN CONTRA de las ordenes de equipo. Esto son carreras de coches, de equipos etc... pero quien de verdad se juega la vida y quien hace que esto emocione son los pilotos, así que, a no ser que dependa un título de ello en un caso muy extremo, que gane el mejor. 

Archivado en

viernes, 08 marzo 2013

Por Manuel Franco

Alonso no ganará este Mundial

Esta a punto de empezar la temporada 2013 de Fórmula 1. Y recuperamos este blog que a partir de ahora pretende ser sobre todo de debate. Y lo hacemos con uno de esos títulos que uno pone para que suceda lo contrario. O para explicarse...

Alonso no ganará este Mundial. O sí. O al menos no sólo. Fernando necesita a Ferrari, ni siquiera a ese Ferrari de la época de Schumacher, Byrne, Brawn y Todt, pero al menos no una escudería que al inicio y al final del campeonato se encuentre perdida con un coche a más de un segundo y medio primero y sin una dirección clara en el desarrollo después. 

Sebastian-Vettel-Fernando-Alonso

Suele establecerse la discusión entre el hombre y la máquina, entre el piloto y el ingeniero. En este caso, más allá de todos los debates posible e imposibles, existe el consenso generalizado en la F-1 de que el mejor piloto es Alonso y el mejor técnico Adrian Newey. ¿Hizo bien Red Bull apostando por el mejor ingeniero y un piloto de la cantera? ¿Hizo bien Ferrari apostando por el piloto estrella y técnicos de la casa? 

Hasta ahora parece que el equipo de la bebida energética acertó más que la escudería de Maranello. Y es que los tres títulos de Vettel y los tres de Red Bull de constructores demuestran el dominio de una estructura con una filosofía correcta. 

Pero no nos engañemos, Red Bull también quiso fichar a Alonso tras su etapa en McLaren. Querían todo lo  mejor y casi lo consiguen. Lo cierto es que si hubiera sido así los tres últimos años habrían tenido el aburrimiento como protagonista. Y tres títulos más de Alonso.

Porque Ecclestone debería pagarle un plus al asturiano. Sin el chico de Oviedo estos últimos años serían una reedición de aquella época de Ferrari y Schumacher en la que tantos adeptos perdió este deporte. 

Este año, con las mismas reglas del pasado practicamente, debería haber más igualdad y si con un coche a varias décimas terminó a tres puntos, con un Ferrari más arriba Alonso puede ganar. Eso es así. Pero hay más rivales, Hamilton y su Mercedes, Button con el McLaren, Raikkonen al mando de un Lotus volador... Alonso lo va a tener difícil. Estos año no ha podido ganar el Mundial. 

Veremos qué pasa esta vez, pero de momento hay que decir que necesita a Ferrari al más alto nivel. Si lo logran puede ser invencible. Newey ha demostrado que Alonso no puede ganar el Mundial. A no ser que sea aún mejor piloto...

Archivado en

viernes, 14 diciembre 2012

Por Manuel Franco

EL MEDALLERO DE 2012. El CRACK. Fernando Alonso

MIS CINCO MEJORES DE LA TEMPORADA 2012
ALONSO
VETTEL
HAMILTON
RAIKKONEN
PÉREZ

Si llegamos a diez estarían: HULKENBERG, MALDONADO, ROSBERG, BUTTON Y DE LA ROSA. 
2011_German_GP_-_Alonso-Vettel

Este es el primer post de una serie que trata de reproducir la sección el Medallero que después de cada gran premio va al lado de la crónica de la carrera. Así hablaremos del crack, el vaya día, la maniobra y el duro. La primera entrega, como no puede ser de otra manera, hablará del crack, el mejor del año para mi, aunque haremos una lista de cinco. Para que también vosotros podáis votar por el vuestro en los comentarios. Ahí va... 
EL CRACK. 
1. FERNANDO ALONSO
A veces se tilda de objetivo a aquel que no reconoce el mérito de Fernando Alonso. Suele suceder también en otros deportes, pero más en la F-1, si crees que el bueno es el otro entonces eres objetivo. Este año creo que hasta el presidente del club de fans de Vettel o Hamilton, o el más rádical antialonsista (si es que eso existe) no podrá dejar de reconocer que el piloto asturiano ha sido el mejor de la temporada. Hace poco los jefes de equipo así lo veían en una encuesta en la que la diferencia con el segundo era la mayor de siempre. Y es que Fernando con un coche que, en ningún momento, quizá sólo en Monza, fue el más rápido, con un monoplaza que ha estado incluso en la cuarta posición en muchas carreras y luchando contra escuderías como Sauber o Force India, con un coche así ha terminado a sólo tres puntos de Vettel y su todopoderoso Red Bull. 
Fernando merecía este título más que nadie. La razón es la siguiente ha sido el piloto que más culpa ha tenido en sus resultados, es decir si tenemos en cuenta el segundo puesto final de Alonso podríamos decir que el 75% ha sido por su talento y el 25% por su coche. Y sin embargo en el caso de Vettel quizá podría incluso ser una cifra similar, pero al contrario. Sin los dos choques de Spa y Suzuka hubiera sido campeón. Eso es así.
Carreras como la de Valencia, la calificación en mojado en Alemania, la de Malaisia, algunas primeras vueltas infernales repletas de furia y calidad dejan claro que estamos ante un piloto de época, uno de esos que pase lo que pase, sean cuales sean sus resultados será recordado como uno de los mejores de siempre. 
2. SEBASTIAN VETTEL
Reconocer que Alonso es el mejor no debe alejarnos de una realidad, en Sebastian Vettel tenemos un piloto brillante. Sus resultados están ahí, con 25 años lleva ya tres títulos mundiales y eso es algo que no está al alcance de cualquiera. El alemán tiene una virtud excelente y es que no deja pasar la oportunidad. Si le dan un coche ganador él gana. Y eso no lo hacen todos. EL ejemplo viene a continuación, y es que Hamilton probablemente tenga más talento puro que Vettel pero también es más irregular. Vettel ha ganado más carreras que nadie este año y eso le ha hecho campeón. Es cierto que en la primera parte de la temporada, cuando no contó con un avión, no fue el Vettel que conocemos e incluso se quedó fuera de la Q3 en alguna ocasión, pero finalmente aprovechó su momento y también supo rehacerse en las carreras en las que tuvo dificultades, sobre todo en la última, a pesar de banderas y pase usted sin llamar que le hicieron alguno, hay que reconocerle ese mérito. Vettel es tricampeón y eso es un logró que merece la pena no echar por tierra. Su carrera de India también fue perfecta. Vettel es un grande. Es así. Felicidades.
3. LEWIS HAMILTON
En un estudio publicado al terminar el Mundial se concluía que el McLaren ha sido el mejor coche de la temporada. Es cierto. Sin embargo también lo es que cuando el Red Bull ha sido más veloz lo ha sido con mucha diferencia y que el coche de plata ha tenido algunos problemas de fiabilidad que han lastrado a sus pilotos. Hamilton debía haber sido campeón este año y posiblemente Alonso con ese coche lo hubiera sido, como con el Red Bull, pero a pesar de ese hecho lo cierto es que cuando Hamilton está inspirado es casi imposible batirle. Sigue teniendo esa fuerza suya para adelantar y en calificación ha sido capaz de meterse por delante de los coches azules cuando estaban en su pico de rendimiento, es un piloto que será recordado y ahora falta saber de qué será capaz con el Mercedes. Apuesto por alguna victoria suya en 2013. Este año terminó cuarto tras Raikkonen, pero fue más brillante que el finlandés y estuvo a la altura de Alonso y Vettel en algunas carreras. 
4. KIMI RAIKKONEN
Dijo Jacques Villeneuve en Canadá que si Alonso o Hamilton hubieran llevado el Lotus en esas carreras ya habrían logrado varias victorias. Posiblemente tuviera razón. Pero lo cierto es que Kimi Raikkonen ha vuelto a la Fórmula 1 después de sus aventuras en rallys, nascares y otros deportes extremos y ha terminado tercero tras los dos dioses del momento Vettel y Alonso, ha terminado todas las carreras y ha ganado un gran premio. El finlandés ha demostrado que posee un talento natural indescriptible y eso ha sido suficiente para que su temporada haya sido de notable alto. 
5. SERGIO PÉREZ
Le ha faltado la victoria, pero recordemos que Sergio Pérez llevaba un Sauber, sí un muy buen Sauber, un Sauber a veces mejor que el Ferrari, pero un Sauber al fin y al cabo y con ese coche de la clase media ha subido tres veces al podio y ha protagonizado remontadas como la de Monza para enmarcar. El mejicano se ha ganado su fichaje por McLaren como sustituto de Lewis Hamilton, no es poca cosa, y que algunos grandes ya le miren con distancia. Es cierto que se ha mostrado irregular, sobre todo desde que se anunció su fichaje por la escudería británica, pero estamos ante un piloto de esos que brillan, un piloto que tiene algo y se hace notar. El próximo año puede estar en la batalla. 
6. HULKENBERG: Ha batido a un brillante Di Resta, se ha ganado un sitio en Sauber, un coche a tener en
cuenta el próximo año, y mereció ganar en Brasil. Atentos a este otro alemán.
7. MALDONADO: Su victoria de Montmeló, por delante de Alonso, le da derecho a estar en esta lista. Duro e irregular, es un piloto mucho mejor de lo que parecía. A tener en cuenta si Williams algún día vuelve a ser Williams.
8. ROSBERG. Tampoco termina de ser lo que debería, pero ha destrozado a una leyenda como Schumacher y logró la victoria en China cuando el Mercedes parecía que iba a ser un coche competitivo. El próximo año veremos su nivel junto a Hamilton.
9. BUTTON: Ha ganado varias carreras, pero esta vez Hamilton ha podido con él y en ningún momento ha estado en la batalla por el título con un gran coche. Gris esta vez Button, pero siempre es un piloto que acaba ganando.
Y 10.  DE LA ROSA: Sï, en cierto modo incluirle en esta lista es un homenaje a un piloto que debió ser más de lo que es, sobre todo si McLaren le hubiera dado la oportunidad que merecía cuando se fue Alonso y subieron a Kovalainen de comparsa de Hamilton. La calificaciòn de Pedro en Suzuka de lo mejor del año y ha hecho seis adelantamientos con un HRT muy pobre. Grande De la Rosa. Felicidades por tu año caballero.
Estos son mis 10 principales, ahora vosotros elegís el mejor del año en los comentarios, si podemos haremos una encuesta. Espero vuestros comentarios y vuestros votos. Pronto la segunda entrega del medallero del año. Gracias.  

Archivado en Deportes , Descubriendo el mundo , Formula 1 , Juegos , Libros , Viajes

jueves, 22 noviembre 2012

Por Manuel Franco

Alonso o cómo cambiar el destino

Es de día o de noche no se, en algún lugar entre Estados Unidos y Brasil, donde se mezcla el deseo y la realidad, la razón y el corazón, lo que debería ser y lo que será... El destino, cuentan los clásicos, no empuja, señala. Pero para advertir esas sospechas es necesario no aferrarse al orden establecido de las cosas, romper normas, ir más allá hasta cambiar lo que estaba escrito. 
Fernan


Les cuento esto porque en el destino parecen estar todas las respuestas sobre lo que puede suceder en Brasil. Pero lo cierto es que Fernando Alonso ya ha roto con lo que estaba predestinado para él. Hace unos días me lo dijo un campeón del mundo, no lo cuentas eh, advirtió al periodista pobre... Ecclestone tendría que pagar a Alonso, gracias al español estamos teniendo interés en unos cuantos mundiales. Y tiene razón. De no ser por este asturiano empecinado y tenaz esto de la Fórmula 1 estaría bañado de azul desde hace tiempo.
Ahora, al menos tenemos que esperar a la ultima batalla. Como en 2010. Pero al revés. Espero... Y sólo lo espero porque seamos serios, lo lógico, lo normal, lo más factible es que Sebastian Vettel vuelva a ser campeón del mundo. Tiene el mejor coche, es un gran piloto y 13 puntos de ventaja, 13... interesante número. Ya estamos con la suerte, palabra que escriben mis manos solas. Porque lo cierto es que la suerte no existe.
Detrás del improbable título de Alonso está su talento, sobre todo y ante todo, está su valor, están horas de trabajo de mil mecánicos e ingenieros de Ferrari, está un equipo que confía en él hasta para echar hacia atrás a su compañero, está una afición que confía ahora más que nunca, están tantas cosas... ¿suerte? Alonso lo que tiene es esa extraña capacidad para cambiar el destino. Y volar...

Archivado en

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00