as.com Ver todos los blogs >

BOX 19

El blog de Manuel Franco

Hola, me llamo Manuel Franco y soy el enviado especial de AS a los grandes premios de Fórmula 1. También me podéis escuchar en la SER, en El Larguero y en Fórmula SER. Espero vuestra participación en esta nueva aventura.

Calendario

octubre 2016
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.


Últimos comentarios

« abril 2016 | Inicio | octubre 2016 »

viernes, 24 junio 2016

Por Manuel Franco

¡Alonso vete ya!

Mira tío, no soy quien, pero me vas a permitir que te de un consejo: Vete ya. Pírate. Déjalo. Quédate en Dubai o vete a Asturias o  aquí a Madrid o date la vuelta al mundo un año entero viajando de verdad y no eso que hacemos en cada ciudad a la que vamos, que no pasa de cenar un día con los colegas en una pizzeria y poco más. Tú puedes. Tú tienes lo que hay que tener. Y eres libre. Ahora ya sí. Te lo has ganado colega, el derecho a hacer lo que quieras y cuando te de la gana. Para eso echas la vida al destino cada quince días en un circuito y llevas los coches al límite prohibido para los demás. Eso lo saben todos. Por eso dicen que eres el más grande. Por eso te cambiaban por cualquiera de los suyos si pudieran. O supieran. O valieran.  Y eso que algunos no saben que eres un tío de puta madre, que estás muy loco sí, pero eres un tío grande.

 

La cosa es que yo, que no tengo ni idea de esto, sigo pensando que eres el mejor piloto de Fórmula1 del mundo con diferencia y que si tuvieras un coche a medio segundo (o más incluso) del Mercedes les ganabas el Mundial. Seguro. A Hamilton. A Rosberg. Y a quien se ponga ahí. Pero es que no, estás ahí con un McLaren Honda que no pasa de ser la sombra de lo que fue. Eso es así, desgraciadamente. Y no te lo cambian en un día, no es así como funciona esto. Ya lo sabes tu.

_w2q3361

 

Que sí, que está muy bien verte por ahí caminando por el paddock por encima del bien y del mal y que todos te miran como diciendo ‘ahí va el mejor’, pero a la vez me pareces una estatua de diamante. Una joya que no se puede mover. Y a ti te gusta la velocidad.

 

Después está lo de los que te quieren retirar. Convierten el susurro en grito, esa costumbre del periodismo actual o lo que sea que hagamos ahora. Y es que a veces no se puede ser sincero ni con los que están obligados a contar la verdad. Así están las cosas y la vida. La vida, digo, eso es lo que te juegas cada vez que sales a la pista.

 

Hace poco te escuché que ahora no harías ese adelantamiento doble a Hamilton y Raikkonen en Barcelona 2013, que no te atreverías. Me puse a reír yo solo. Porque luego te vi en Bakú, en un circuito urbano loco de casi 400 por hora, adelantar a cuatro tíos de una tacada en la salida (uno Hamilton y su Mercedes) y no estrellarte con Verstappen porque tienes más años y sabes mejor hacer las cosas que el niño holandés. Ya te lo dije, si lo llegas a conseguir, yo hubiera aparcado el coche a la primera vuelta y hubiera dicho por radio : “Cuando tengáis un coche que corra vuelvo”. Pero vamos, que tampoco es novedad. Una más. La radio te decía, como les gusta… a los chicos de Ecclestone me refiero poner ahí cositas tuyas o sobre ti. El señor mayor debería tenerte como un regalo y no te da ni las gracias, ¿qué hubiera sido del campeonato los cuatro años de Red Bull sin ti subido al Ferrari? Gente dormida ante la tele. Pero no, tampoco los poderes facticos de la F-1 están contigo colega. Y es que así es muy difícil. Vete Fernando, ya te echarán de menos. Piensa en ti. Y solo en ti. Tu tienes que estar para ganar. Y no hay más.

Alonso-655x368

 

Si tuvieran vergüenza, todos, te darían un coche bueno o te dejarían en casa hasta que lo tuvieran. Montando en bici, o con los chavales en el karting o haciendo lo que quieras, que puedes ya te digo. Otra cosa somos los pobres mortales con el talento limitado que vamos por la vida contando tus historias. Pero tu… venga hombre. Ahora que me pinten a mí las paredes de la oficina con pintadas en el muro, me da igual. Me gusta contar las cosas como son. Eso me enseñaron, en casa, en la universidad, en mi conciencia.

 

O espera, espera un rato, a ver si a estos japoneses de Inglaterra les da por hacer un coche de verdad. Y te ganas el tercer título. O los que quieras. Que te lo mereces.

 

Mucho.

 

A ver si entonces son capaces de susurrar tu grito.

 

PD: El mismo día que publico esto hace cuatro años de un momento único, inolvidable. Valencia 2012. Besos y abrazos a tod@s

https://www.youtube.com/watch?v=Lwl4cDzdKDU

Archivado en Deportes , Formula 1 , Viajes

domingo, 19 junio 2016

Por Manuel Franco

LA SUERTE DE ALONSO 

 

 

“Cada uno es artífice de su ventura”. Miguel de Cervantes

 

Había pasado casi un año desde que no pisaba un paddock de Fórmula 1.  

Tuve la suerte de poder volver a hacerlo en Canadá, en este caso como un espectador más, y así poder disfrutar de forma diferente a como lo hice en los años anteriores de un fin de semana muy especial. 

Te das cuenta de que hay pocas cosas que han cambiado y que también hay muchas que nunca cambiarán. 

La llegada de los pilotos al circuito Gilles Villeneuve no es como en el resto de circuitos. Las estrellas de este apasionante circo atraviesan una pasarela de madera que pasa por encima de un canal, que en su día fue olímpico, y que separa el parking de pilotos del paddock. Por esa pasarela van llegando los protagonistas, uno tras otro, pero ese trozo de madera tiembla de una manera especial cuando pasan Vettel, Hamilton o Fernando Alonso. 

Hay algo que muchas veces me pregunto, y para lo que no encuentro una respuesta exacta o a veces la encuentro, pero cambio de opinión sin un motivo claro. 

Fernando-alonso-mclaren_3294451

¿Valoramos cómo se merece a Fernando Alonso? ¿Somos conscientes de la repercusión que tiene nuestro piloto a nivel mundial? 

A veces escucho frases como “pobre Fernando”, “que mala suerte tiene”, “es gafe, equipo donde va…” 

Nada que ver con la realidad, con lo que piensa la gente en el extranjero y lo que intuyo que puede llegar a pensar Fernando o lo que yo pueda suponer poniéndome por un instante en los zapatos del extraordinario piloto asturiano. 

Si preguntas a los medios extranjeros, todos te hablan de un doble campeón del mundo del que los españoles deberían estar muy orgullosos. Un fuera de serie que conduce como los ángeles o los demonios (según lo exijan las circunstancias de cada carrera) y que cuenta con un talento único para mejorar los monoplazas a los que se sube. 

El domingo una vez terminada la carrera, de vuelta al hotel, mi amigo Manuel Franco (Diario As, AS.COM, El Larguero y Canal F1 LatinAmerica TV) y yo, estuvimos hablando con un veterano periodista italiano, y en un momento de la conversación en la que discutíamos sobre si la estrategia de Ferrari había sido buena o mala, él sentenció con el énfasis gestual de los italianos: “Si en vez de Vettel, el piloto de Ferrari hubiera sido Fernando, esta carrera la gana Ferrari” 

Eso lo dice ¡un periodista italiano! De esos que supuestamente tanto odian a Alonso. 

Creo que el propio Fernando piensa lo mismo que este periodista italiano. Él ha sido dos veces campeón del mundo, ha pilotado cinco años para Ferrari consiguiendo dos subcampeonatos del mundo, peleando contra un Red Bull de otro planeta. Hizo un 2012 histórico, probablemente la mejor temporada de su carrera dando lecciones un fin de semana tras otro. Cuando ha querido se ha ido de Ferrari, por decisión propia, y ha fichado por McLaren tres años sumándose a un proyecto nuevo, innovador para, a medio plazo, luchar por estar de nuevo en la pelea por el mundial y tener posibilidades reales de alcanzar su tercer entorchado. 

Si analizas la carrera de Fernando, te das cuenta de que ha conseguido hacer lo que ha querido en cada momento, y eso mismo solo lo pueden hacer unos pocos privilegiados del circuito. En mi opinión, cuando uno hace lo que quiere, cuando quiere y como quiere es porque es muy bueno y sobretodo porque se lo merece por su calidad.  

Analizando todo esto, y haciéndome la misma pregunta que “lanzaba” al principio de este artículo…

Creo que todavía no somos realmente conscientes de la suerte que tenemos de que Fernando Alonso sea uno de los nuestros, al que el resto de la Fórmula 1 respeta y envidia, pero sobretodo, seguro que a todos nos hubiera gustado en algún momento tener la “mala suerte” de Alonso.

 

Archivado en

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00