as.com Ver todos los blogs >

BOX34

El blog de Mela Chércoles

Estás en BOX34, el blog de Mela Chércoles, enviado especial del diario AS a los Grandes Premios del Mundial de Motociclismo.

Calendario

diciembre 2014
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.


Últimos comentarios

Otros blogs

« julio 2010 | Inicio | octubre 2010 »

viernes, 10 septiembre 2010

Por Mela Chércoles

TO-MI-ZA-WA (II)

Hola a todos de nuevo. Esto iba a ser un comentario a vuestros comentarios del último post, pero se ha convertido en otro post, aunque no quiero que desaparezcan las fotos de TO-MI-ZA-WA del anterior. Las quiero tener muy presentes y me gustaría que vosotros también. Me he puesto la de los jamones como fondo de pantalla. Su risa ilumina la habitación en la que suelo encender el portátil y hará lo mismo en las salas de prensa del Mundial, porque se va a tirar ahí toda la vida. Lo prometo.


Gracias por el buen recibimiento generalizado que ha tenido este post, pero no es a mí al que hay felicitar. Yo simplemente tuve la suerte de conocer un poco a TO-MI-ZA-WA, y os aseguro que menos de lo que me gustaría. No voy a ir de amigo de él, porque no lo era.  De hecho, ni siquiera tengo claro, y ya nunca lo sabré por desgracia, si él recordaba mi nombre. Una vez le expliqué que Mela significa manzana en italiano y que, para los italianos, soy Míster Manzana o Manzana Chércoles. Se rió mucho, como siempre. La que mejor le conocía de los periodistas no japoneses que hacemos el Mundial, es Marieta, un solete de Dorna que le entrevistaba a diario. Mi solidaridad con ella y, sobre todo, con la colonia nipona del paddock. Nunca olvidaré la mirada llorosa del pobre Endo al despedirnos a medianoche de la sala de prensa de Misano.


De todos los pilotos punteros a los que he visto tocados, creo que el que más afectado por su cercanía con Shoya era Pedrosa. Me cuentan que incluso había sido Dani el que le había regalado el scooter Honda con el que se movía esta temporada, uno del año pasado. El brillante ganador de Indy y Misano, tuvo unas palabras muy bonitas hacia él tras su victoria que se me quedaron grabadas y que he hecho mías: “Estamos todos tristes porque se ha ido uno de nuestra familia. Al menos murió cumpliendo el sueño que tenía desde niño”.


Misano10RP 

 


A Rossi y a Lorenzo se les vio también completamente desencajados en el podio y al mallorquín se le saltaron las lágrimas en la posterior sala de prensa, a la que se quedó, y en la que comparecieron los miembros de la Grand Prix Comission, más Claudio Macchiagodena, el director médico del Mundial. Ahí certificaron que la muerte del 48 fue a la 14:20, es decir, con la carrera de MotoGP ya empezada. Tengo que creerlo porque Macchiagodena es un buen hombre y porque no podía jugársela a mentir consciente de que habría una posterior autopsia. 


He leído declaraciones en las que se dice que fue una falta de respeto que se disputara tal carrera. Yo no estoy de acuerdo, y eso que es cierto que tal carrera me importó una mierda y que pasó a segundo plano. Con lo que no estoy de acuerdo es con el hecho de que no se sacara bandera roja en el momento de la caída de Moto2, pero eso es algo que valora el médico que atiende el piloto. Pues mal valorado, porque hubo treinta y tantos pilotos que tuvieron que esquivar restos de motos en el asfalto y protecciones médicas con Tomizawa tendido al otro lado. Y lo que tampoco hubiera querido ver es la entrega de trofeos de MotoGP. Se eliminó el champán y la presencia de las azafatas, además de poner las banderas a media asta. Según tengo entendido, Ezpeleta se lo dijo antes a los pilotos, a pie de podio, y ellos accedieron. Para mí sobró.


Por último, una petición, el cariño de toda la caravana mundialista para De Angelis y Redding, que están absolutamente hechos polvo tras el accidente, porque es lo que fue, un accidente en el que fallece un piloto fruto de un atropello. Es similar a lo que le pasó al bueno de Lascorz en el Mundial de Supersport, pero él salió afortunadamente con vida a pesar de sufrir múltiples lesiones.


PD: Gracias a los que me queréis porque me conocéis, a los que me trasmitís cariño sin conocerme y a los que me odiáis porque sin ello significaría que no hago bien mi trabajo. Gracias de corazón y ¡¡¡FORZA TO-MI-ZA-WA!!!


Archivado en Deportes

miércoles, 08 septiembre 2010

Por Mela Chércoles

TO-MI-ZA-WA

No soy lo que se dice un periodista convencional. En ocasiones sobrepaso la barrera clásica entre el deportista y el periodista, haciéndonos partícipes mutuamente de nuestras respectivas locuras, ilusiones y preocupaciones. La caravana mundialista ofrece un amplio abanico de personajes dentro del paddock y, a poco abierto que seas, es fácil sintonizar con mucha gente e incluso derribar esa barrera que en otros deportes es de acero inoxidable y nunca cae.


Hay gente que me dice si Jorge Lorenzo es un tal o es un cual, sólo por lo que ven en la tele, escuchan en la radio o leen en la prensa escrita. Es cierto que en los últimos tiempos está más soso en sus declaraciones, porque no quiere meter la pata, y que se preocupa por cuestiones periodísticas de las que debería pasar, porque está por encima de ellas, pero os puedo garantizar que a mí me ha demostrado una importante calidad humana que siempre deberé tener en consideración. El mayor exponente ocurrió la noche del primer GP de la temporada, en Qatar. Al apagarse los focos de Losail estuve a solas con él para que hiciera la columna del AS. El estreno mundialista siempre conlleva mucho estrés y aquel fin de semana no fue fácil para Jorge porque llegaba con una mano tocada. Acabó segundo, muy satisfecho, y al terminar esa columna del AS estuvimos un rato hablando de nuestras cosas. Me acompañó hasta la puerta de la sala de prensa y entonces me preguntó que cómo estaba. Le dije que bien, que cómo iba a estar después de un fin de semana de duro trabajo pero en el que había vuelto a disfrutar de lo que más me gusta, las carreras. No iban por ahí los tiros. Y me insistió en que cómo estaba de lo mío, alegando que no me había preguntado antes porque no le gustaba mucho hablar de los problemas, porque así era la mejor manera de superarlos, y se interesó por el estado de mi mujer. Se refería a la pérdida del bebé que estábamos esperando. Habían pasado ya unas semanas, y aunque ya me había mandado ánimos telefónicamente, esa noche me dejaba helado al interesarse con el corazón en la mano por un amigo cuando él podía ir de rey del mambo…


Fonsi
 La historia sólo la conoce Raquel, mi mujer, y Borja, mi hermano de las carreras. Y la saco a colación ahora para que entendáis que el paddock es mucho más que trabajo. Otro amigo, con más antigüedad que Jorge, por edad, es Fonsi Nieto, cuyo calvario en ese hospital de Indianápolis ha generado en mí más una inquietud personal que profesional, aunque haya cubierto la información como tocaba hacerlo.



Os cuento todo esto porque no tengo valor de hablar directamente de Shoya Tomizawa. No era mi amigo del alma, ni mucho menos, pero sí que había mucho feeling y me había permitido derribar esa barrera de la que hablaba al principio, al menos para compartir locuras. Ya sabía de su existencia como un piloto modesto de 250cc, pero comencé a conocer su grandeza personal a principio de la temporada pasada. Lo he contado en el debate de esta semana del Solo Moto, así que lo reproduzco tal cual: “Fue en Motegi. Necesitaba una moto con la que ir con Barberá hasta la curva de su brutal accidente en 2008. No había con qué ir y ahí estaba Tomi con su Hondita, así que le conté lo que quería hacer y no dudó en dejarme su moto, sin conocerme de nada. A partir de ahí se convirtió en un ídolo”.


Jerez10Tomizawa 

Así de fácil se me gana a mí, con un detalle, pero a partir de ahí hubo más. Al ponerle rostro a ese divertido nombre, me fijaba que era un asiduo de la sala de prensa, donde iba a pasar el rato con los periodistas nipones. A propósito de la Hondita, aprovechaba para saludarle cada vez que le veía por allí y poco a poco la confianza fue subiendo hasta que hubo que entrevistarle, al convertirse en parte de la historia de este deporte por méritos propios. Lo hizo al vencer en Qatar este año y ser el primer ganador de la historia de Moto2. Fue entonces cuando supimos que llevaba el 48 porque, en japonés, el cuatro y el ocho se dice Sho y Ya. El siguiente encuentro con él fue fortuito, en el restaurante Venta Esteban de Jerez y comencé a jalear su nombre junto a mis aliados de la noche en homenaje a su reciente victoria. “TO-MI-ZA-WA, TO-MI-ZA-WA”, empecé a cantar con el coro de mis compañeros de mesa. Borja se animó tanto que se puso en pie y entre ambos le subimos a hombros, quedando la imagen inmortalizada con un precioso decorado de fondo a base de jamones. La foto era un espectáculo, con Tomi descojonado de la risa, lo que no era difícil porque siempre sonreía, y apareció publicada a las horas en un periódico japonés, el Chunichin Sports.

Jerez10TomiPeriodico 

La confianza siguió creciendo y llegó alguna entrevista más, porque se mantuvo en la pomada por el título durante varias carreras. En Silverstone coincidimos a pie de pista reconociendo el circuito, con el consiguiente vacile, y en Mugello le tiré de una oreja a modo de reprimenda porque sus resultados estaban siendo peores. Lógicamente, todo de buen rollo. Pero fotos aparte, lo que nunca olvidaré era el gesto que hacía para decirme que al día siguiente lo haría mejor: ponía cara de velocidad, se tapaba los ojos con la mano izquierda y enroscaba la muñeca derecha simulando que daba gas a fondo.


Tomi1 

 


Se ha ido un crack de 19 años, pero sobre todo como persona, y no es el puñetero tópico. Más fe de ello puede dar mi compañera/amiga Marieta, de Dorna, que le entrevistaba a diario para la tele y que era amiga en toda regla del chaval. Aunque tampoco hacía falta conocerlo mucho para darse cuenta de lo simpático que era… Nunca te olvidaré TO-MI-ZA-WA y espero que la afición motera tampoco lo haga, porque era un chaval que merecía mucho la pena.


Silverstone10TomiMela 

 

Archivado en Deportes , Motociclismo

miércoles, 01 septiembre 2010

Por Mela Chércoles

Algo pasa con Rossi y ánimos para Fonsi

Rossi
El domingo de Indianápolis, la información de MotoGP del AS se titulaba: “Rossi toca fondo y Spies desafía a Lorenzo”. Con eso no quería decir que Rossi estaba acabado, como un seguidor me dijo en Twitter, pero sí que ése no era el Valentino al que estábamos acostumbrados, que nos lo habían cambiado.
El Doctor se había caído dos veces el sábado y en el warm up del domingo sumó una tercera… Con tal panorama queda claro que algo pasa, pero el qué. A mí se me ocurren cuatro posibilidades. A ¿Su bajo rendimiento es fruto de su estado de forma, aún flojo por la fractura de tibia y peroné de Mugello? B ¿Tiene la cabeza puesta ya en Ducati? C ¿Yamaha, ante su inminente despedida, le boicotea a favor de Spies y Lorenzo? D ¿Simplemente el tiempo pasa para todos y ya no será más el que fue?

Os propongo que dejéis vuestras respuestas en los comentarios de este post y que si os ocurren otras dejéis constancia de ellas. Para mí, de las cuatro, la que más visos tiene de ser es la B, la de que tiene la cabeza ya puesta en Ducati y el año próximo. Lo pensaba antes de que el propio Kevin Schwantz me lo dijera el domingo tras las carreras. Por cierto, que el Pajarito me regaló su gorra del 34 con la bandera tejana, y no me refiero a una gorra con sus colores sino a la que llevaba él puesta en su cabeza. Un tesoro que guardaré siempre.

Fonsi

Antes de acabar, querría mandar desde aquí mis mejores deseos de ánimo y recuperación para Fonsi, que permanece en el Methodist Hospital de Indianápolis. Las lesiones en el pie izquierdo, con seis fracturas en el calcáneo y otras seis en el astrágalo, son anecdóticas comparadas con el susto del domingo por la noche. Me refiero a la parada respiratoria que le tuvo más cerca del otro barrio que de éste durante algunos segundos. Os paso el enlace completo de su entrevista en el AS: http://www.as.com/motor/articulo/medico-dijo-estuve-muerto-minuto/dasmot/20100901dasdaimot_2/Tes.

Por si alguno le da pereza leerlo todo, os paso el párrafo en el que el madrileño describe lo vivido:

Pregunta: Me alegro más que nunca de verle, porque casi le perdemos el domingo por la noche ¿Qué pasó?
Respuesta: La verdad es que yo no me di cuenta de mucho. Los que peor lo pasaron fueron los que estaban aquí conmigo, mi tío Ángel, mi amigo Pato y, sobre todo, mi primo Pablo, que estaba a mi lado. Recuerdo que tenía un dolor insoportable, que me metieron un pinchazo de no sé qué y que me quedé dormido mirando la jeringuilla cuando iba por la mitad. Fue como en las películas, y lo primero que recuerdo es gente gritando en inglés, muy fuerte, mientras yo estaba con los ojos cerrados. Lo siguiente fue un ruido muy fuerte, los soplidos de la máquina de reanimación con oxígeno. Y luego, nubes blancas antes de abrir los ojos y gente gritando alrededor. Me quité la máscara con las manos y ya vi como a treinta médicos con tal cara de felicidad que parecía que les había tocado la lotería. Estaba tiritando y sudando como si me hubieran tirado a una piscina, rodeado de papeles de jeringuilla por encima y me di cuenta de que había pasado algo gordo, muy gordo...
Pregunta: ¿Le explicó su primo Pablo lo que había ocurrido?
Respuesta: Sí, pero antes vi a la doctora que me estaba tratando y cómo se fue llorando. Yo he tenido muchas operaciones y anestesias, pero nunca ha sido ni parecido a cómo me dormí el domingo. Fue muy diferente y al despertar empecé a gritar: "Where is my cousin? Where is my cousin" (¿Dónde está mi primo?). Pablo vino llorando y me dijo que estaba vivo de milagro. El médico me dijo lo mismo, que había estado un minuto muerto.

Sin título-12
PD: Mucho ánimo también para Álex Debón, que aunque él sí que pudo regresar a España tras su caída en Moto2 de Indy, lo hizo con la clavícula derecha otra vez rota. El pobre está gafado.

Archivado en

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00