El desafío-amistoso que duró tres minutos...

 

Desafio canal plus- real madrid-barça

Con motivo de la celebración de una nueva edición del Clásico vamos a viajar hasta comienzos de la década de los 90. Concretamente hasta octubre de 1990. El 11 de dicho mes, en Barcelona, se presentó el llamado Desafío Canal+. ¿En qué consistía ese desafío? Pues ni más ni menos que una serie de encuentros amistosos entre el Real Madrid y el FC Barcelona, que se iban a desarrollar a lo largo de la temporada  1991-92 y que sería retransmitida única y exclusivamente por Canal +, la primera cadena de pago que hubo en España. Dicha cadena había pagado 275 millones de pesetas (actualmente serían casi dos millones de euros) a cada equipo por tres temporadas. Se medirían prácticamente todas las categorías de fútbol y baloncesto de ambas entidades: en fútbol, las primeras plantillas, más filiales, sub-19, infantiles y veteranos, mientras que en baloncesto se verían las caras las primeras plantillas, más los juveniles y los cadetes. El ganador en más categorías se llevaría un premio, denominado La Llave de Oro. 

 

Nos vamos a detener sólo en un encuentro: el que disputaron el 1 de mayo de 1991 las primeras plantillas madridista y azulgrana. El encuentro se celebra en el estadio Santiago Bernabéu y también se le puede considerar un partido-ensayo. Se va a jugar con una llamativa norma: únicamente se señalaría fuera de juego desde el medio del campo hasta la zona del área rival dejando libre toda la zona del interior del área. Se estiró la línea del área grande hasta que cortase con la línea de banda (ver imagen de abajo). Sólo hubo un jugdor que incurrió en esa posición antirreglamentaria: Paco Llorente... Además, los equipos pactaron hacer hasta tres sustituciones a lo largo del encuentro.

 

Barr

 

Sin embargo, a la hora de la verdad, el desafío amistoso quedaría tapado por dos grandes noticias del fútbol nacional. La más importante fue la destitución de Luis Suárez al frente de la Selección española. La otra fue las duras sanciones que la UEFA impuso al Barcelona, clasificado para disputar la final de la Recopa de Europa ante el Manchester United: Amor se perdería cinco encuentros (el máximo organismo consideró que el canterano azulgrana había agredido a Schillaci en las semifinales del torneo) y otro de sanción a Zubizarreta. A la hora de la verdad, Cruyff, molesto, ni siquiera se dignó a viajar hasta la capital española. Mandó a Rexach al frente de la delegación azulgrana.

 

Así, y bajo la dirección de Urizar Azpitarte (que había anunciado su retirada y fue elegido por los dos conjuntos para dirigir el encuentro), el Madrid alineó a Jaro; Chendo, Maqueda, Hierro, Tendillo; Milla (que debutaba con el Madrid en el Bernabéu tras haberse lesionado en la pretemporada) , Michel, Villarroya, Hagi; Butragueño y Aldana. Por su parte, el once del Barcelona estuvo conformado por Zubizarreta; Ferrer, Nando, Serna; Julio Alberto, Amor, Eusebio, Goikoetxea; Laudrup; Julio Salinas y Lopez Rekarte.

 

Lo que se preveía como un encuentro descafeínado pronto se acabaría. Tras unos primeros minutos de toma de contacto, el partido se acabaría en un abrir y cerrar de ojos. Liderados por un explosivo Hagi, los blancos arrasarían a sus rivales en tres minutos: en el minuto 16, un pase de Aldana a Butragueño se convierte en el primer tanto del encuentro al picar El Buitre al balón ante la salida de Zubizarreta. Un minuto después (min. 17), Hierro marca el segundo tanto al aprovechar un despeje del meta bilbaíno, y en el minuto 18, Villarroya establece el tercer tanto blanco, cruzando con un espléndido zurdazo el balón al fondo de las mallas. Los azulgrana recortarían por medio de Goikoetxea (minuto 31). Y ya no hubo más. Los azulgrana, pensando más en el final de Liga (marchaban líderes) y sobre todo en la final europea que tenían que jugar el 15 de mayo en Rotterdam ante el Manchester United, izaron bandera blanca. Posteriormente  se produjo el carrusel de cambios en uno y otro equipo: Esnáider, que debutaba con el Madrid, entraría tras el descanso por Aldana (min. 46), Aragón supliría a Milla (min. 56) y Llorente por Hagi (min. 77). Por los azulgrana entraron Soler por Nando (min. 46), Urbano por Laudrup (min. 60) y diez minutos más tarde el también canterano Maqueda entraría por Eusebio.

 

Al final del encuentro, alegrías para los blancos (Antic, técnico blanco: "Hubo espectáculo. Hemos jugado con velocidad, ritmo alto y al primer toque"), y enfado para los azulgrana (Rexach: "En la primera parte estuvimos muy mal, excesivamente relajados. Me sentí muy molesto con mis jugadores porque parecía que no les importaba nada el partido...").

 

En septiembre de ese mismo año se jugaría la vuelta. Pero esa es otra historia...

Comentarios

Publicar un comentario

Si ya tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor identifícate.