as.com Ver todos los blogs >

Nosotras

Nosotras

El mejor blog sobre deporte femenino y todo lo relacionado con deporte y mujer: fútbol femenino, eurobasket femenino, atletismo, rugby, hockey y más en As.com, el principal diario deportivo en español

Categorías

Calendario

agosto 2012
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

publicidad

viernes, 03 agosto 2012

El valor de Mireia y Maialen

ISABEL ROLDÁN

 

Las primeras medallas del deporte español han llegado de la mano de Mireia Belmonte (plata) y Maialen Chourraut (bronce). Se trata de dos medallas de un valor incalculable, en el doble sentido de la palabra valor. En lo colectivo dan lustre a un medallero español, demasiado huérfano hasta este miércoles y es inevitable percatarse de que las dos medallas son femeninas. En lo individual, las medallas de Mireia y Maialen son el ejemplo del esfuerzo llevado hasta la extenuación cuando se trata de conseguir aquello por lo que llevan luchando tanto tiempo.

 

Cuentan prácticamente todos los entrenadores y técnicos de casi todos los deportes que las mujeres a la hora de entrenarse y competir son mucho más sacrificadas y su umbral de entrega, sacrificio y sufrimiento está mucho más alto que en el caso de los hombres. Insisto, lo dicen los que las entrenan todos los días, los que mejor las conocen.

 

En el caso de Mireia los esfuerzos son de sobra conocidos. Es de sobra conocido que los nadadores son de los deportistas que más madrugan a la hora de iniciar sus largas y solitarias sesiones de entrenamiento en la piscina. El deporte de Maialen tampoco se queda corto en sacrificios. Hace unos días su entrenador, Xabier Etxaniz, contaba a Carlos Arribas en El País que desplazarse desde la base de su club, el Atlético de San Sebastián, en el paseo de la playa de La Concha, hasta Pau, en Francia, donde se encuentra el canal más cercano, suponía una hora de entrenamiento más cuatro de ir, volver, cargar, descargar. “Es una selección natural. Con su sacrificio y su trabajo ya se cuenta de entrada, y eso es mucho. Una vez se pasa ese filtro, en la selección, en el equipo nacional, se tiene todo mucho más fácil. Ya no tienes que demostrar el carácter”, contaba Etxaniz.

 

En el caso del deporte femenino, existe una dificultad añadida, la que deben hacer frente muchas mujeres deportistas a un trato aún diferente en muchas federaciones, a una menor presencia en los medios y a unas ayudas en algunos casos inferiores a los de los hombres. He asistido a unos cuantos seminarios y congresos de deporte y mujer y la queja es unánime: las mujeres deportistas se siente todavía abandonadas. Por la sociedad, por los aficionados, por los medios… Siento una enorme impotencia cada vez que la exciclista Dori Ruano cuenta las peripecias que tiene que hacer frente el ciclismo femenino, las dificultades que tienen las niñas para participar en pruebas y, sobre todo, cuando asegura que el ciclismo femenino está peor que cuando ella lo practicaba.

 

Por eso, cuando a una deportista española se le presenta su oportunidad de reivindicar su valía,  sus horas de dedicación y esfuerzo no dudan en dejarse la piel en el intento. Mireia se dejó la piel en la piscina en los últimos metros ante las embestidas de la china Jiao. Y este jueves, una decidida Maialen se ‘comió’ las aguas bravas en su lucha por el bronce.

 

Los diferentes programas de Mujer y Deporte, promovidos y desarrollados en los últimos años desde diferentes organismos como el CSD y el COE, han puesto su granito de arena al crecimiento del deporte femenino español. Las chicas reivindican la atención de la sociedad y a cambio ellas responden con actuaciones como las de Mireia Belmonte y Maialen Chourraut. Habrá más medallas femeninas. Y aplicando al deporte una frase que Blatter, presidente de la FIFA, no se cansa de repetir para el fútbol, me atrevo a afirmar que el futuro del deporte es femenino. Por dedicación, por entrega y por el camino que aún le queda por recorrer.

Archivado en

viernes, 25 mayo 2012

Una mujer en la FIFA

MARÍA JESÚS LUENGO


Han tenido que pasar 108 para que una mujer entrara a formar parte del Comité Ejecutivo de la FIFA.  La presidenta de la Federación de Fútbol de Burundi, Lydia Nsereka, ostenta tal honor y ayer el presidente del organismo internacional, Joseph Blatter, dijo estar orgulloso de la llegada de Nsereka. El más alto órgano de  decisión del mundo del fútbol por fin se ha decidido a abrir la puerta a las mujeres, a tener en cuenta su opinión, algo lógico cuando el fútbol femenino cada vez tiene más fuerza y en países como Estados Unidos es, incluso, más importante que la liga masculina.

 

 

En los órganos de dirección del fútbol la presencia de la mujer no pasa de ser algo simbólico por no decir mínimo y por eso sorprende aún más que la primera mujer en la FIFA proceda de un país como Burundi, en el que precisamente las mujeres, no sólo en el fútbol, casi no cuentan. Seguramente, dirigentes de países con más tradición futbolística se preguntarán qué hace una mujer de Burundi en la FIFA, pero Lydia Nsereka lleva el fútbol grabado en la sangre. Su padre fue presidente de un club y los jugadores de ese club se reunían en su casa. Ella fundó los primeros equipos femeninos en Bujumbura y cuando la FIFA apostó por el fútbol femenino, le llamaron a ella porque era la mujer que siempre veían en un estadio. Fue vicepresidenta de la Comisión de Fútbol Femenino de Burundi y organizó el primer campeonato nacional. Pero ella ante todo considera al fútbol como algo universal, sin género. En 2001 fue nombrada presidenta de la Comisión de Competiciones. En 2004  la Federación de su país era un polvorín y la FIFA pidió que se celebraran elecciones anticipadas. Su nombre estaba en una lista y fue elegida presidenta de la Federación de Fútbol.

 

 

“Si hubiera permanecido en el departamento del fútbol femenino, no habría salido de ahí. Fui elegida porque vieron que yo era capaz de ocuparme de los clubes en general por mi labor en la Comisión de Competiciones. Al asumir el cargo de Presidenta, me propuse evitar esa segregación entre hombres y mujeres. Hice que los partidos de hombres fueran dirigidos por árbitras, y sistemáticamente animaba a las mujeres que eran eficaces a subir más arriba en la administración. Está muy bien tener jugadoras, árbitras y entrenadoras, pero es más difícil encontrar mujeres cuando se trata de puestos de responsabilidad. Yo insto a las mujeres a que no se pongan límites y a que hagan lo que son capaces de hacer”. Palabras de Lydia y ojalá que cunda el ejemplo. Se lo ha ganado a pulso.

Archivado en

miércoles, 15 febrero 2012

Adiós, Gemma, y muchas gracias

María Jesús Luengo

Se va Mengual, la sirena, la más grande, la más elegante dentro del agua, la que nos hizo aficionarnos a un deporte del que nada o casi nada sabíamos. Alega que ya no se siente feliz, pero en realidad no tiene que alegar nada para decidir marcharse. Porque han sido más de 20 años entregada en cuerpo y alma a este deporte, al sacrificio, al esfuerzo, a aprender, a viajar, a sincronizarse con sus compañeras. Puede irse tranquila, satisfecha, nadie ha hecho tanto por la sincronizada (sin olvidar a la gran Anna Tarrés) como ella.
Sus piruetas en la piscina me parecían auténticos recitales. Sus ejercicios siempre me resultaban perfectos, de 10, como el de Comaneci, y no me escondo en un patrioterismo barato cuando no entendía por qué las rusas, siempre las rusas, estaban una milésima por delante. Lo de Mengual era puro arte, su cara, su sonrisa, el ritmo de sus movimientos cuando estaba sola y al compás cuando compartía dúo o combo.

“La felicidad no son las medallas, sino el camino para conseguirlas”, dijo en su despedida. Y ella, que ha ganado 39 medallas, nos da una lección más. Ayer tuvo la despedida que se merecía, acompañada de su familia, de su pequeño, de su maestra y de sus compañeras, que no pueden esconder la admiración y el respeto que le profesan. Se ha ganado el derecho a parar, pero, los que la admiramos, deseamos y esperamos que no sea por mucho tiempo. Su talento tiene que tener continuidad.

Archivado en

martes, 17 enero 2012

Sobre el body de Bauman

María Jesús Luengo

La FIBA se descolgó hace tiempo con una nueva orden sobre la vestimenta de las jugadoras de baloncesto. Un nuevo body, más pegadito. "Las jugadoras son grandes atletas, pero también bellas atletas, por lo que no hay motivo para no mostrarlo", dijo el secretario general de la FIBA, Patrick Bauman, para justificar su medida.

Y se ha montado el lío. Amaya Valdemoro, la mejor jugadora española, ya nos ha dado su opinión y sus argumentos contrarios a esta norma. Mi compañera Raquel González ya ha escrito en este mismo blog, la Asociación de Jugadoras de Baloncesto (AJUB) ha hecho protestas públicas y el Consejo de Mujeres del Municipio de Madrid ha recogido firmas. Pero de momento, sólo Diana Taurasi, se ha puesto en movimiento y se ha negado rotundamente a enfundarse el nuevo modelito con la consiguiente multa, que podría llegar a los 36.000 euros.
Primero, no veo yo a ningún directivo de la UEFA o de la FIFA pidiendo pantalones más apretaditos para los futbolistas para que acudan más féminas a los estadios. Segundo, si quieren espectáculo o ver mujeres guapas, que la FIBA subvencione un viaje a las playas de Copa Cabana, que allí las hay a montones. Tercero, si los propios directivos de este deporte, se toman la versión femenina a cachondeo, poco podemos avanzar.

Y así podría enumerar hasta diez razones más para poner en evidencia las constantes medidas que pretenden tomar algunos directivos con las mujeres deportistas y que siempre están relacionadas con enseñar su cuerpo. Vamos, que no veo yo a Blatter diciéndole a Cristiano Ronaldo, que se ponga dos tallas menos de pantalón.

Y, ahora me preparo para recibir un aluvión de críticas.

Archivado en

viernes, 13 enero 2012

"Somos deportistas, no modelos”

Por Raquel González

 

No creo que tengamos que ir enseñando cacha para que la gente nos venga a ver. Somos deportistas, no modelos". Todo esto me lo decía Amaya Valdemoro antes de que la FIBA decidiera aprobar una norma, en opinión de la organización, "para impulsar el baloncesto femenino" y que consistía en ceñir los uniformes y acortar los pantalones para que dejaran ver, al menos, diez centímetros de pierna por encima de la rodilla. 

 

La mayoría de las jugadoras no vieron con buenos ojos la nueva norma, que se ha puesto en marcha esta temporada en la Euroliga, pero la única que ha actuado ha sido Diana Taurasi. Y, ¿qué ha conseguido? 2.000 euros de multa por cada partido que dispute con ropa más holgada, pero el respaldo de varias asociaciones que han puesto el grito en el cielo y han pedido, incluso, la cabeza de Baumann, secretario de la FIBA.

 

Durante una temporada, la Selección femenina se enfundó un mono, al estilo del que llevan las australianas, pero no gustó. Las jugadoras no se sentían cómodas y la experiencia duró poco. Esta nueva norma me parece un paso atrás y una opción algo retrógrada. La FIBA debería proteger siempre a sus jugadores y no creo que ver algo más que la rodilla sea el motivo para que la gente se anime a ver baloncesto femenino.

Archivado en

martes, 20 diciembre 2011

El deporte femenino va por buen camino

Isabel Roldán

 

El bronce de la Selección de balonmano en el Mundial, ha vuelto a poner de manifiesto un hecho que ya no se le escapa a nadie, que el deporte femenino tiene tirón, sólo es cuestión de creer de verdad en él y visualizarlo, entre otras razones, porque es de justicia hacerlo. Los éxitos del deporte femenino español durante 2011 han sido muchos y variados: balonmano, baloncesto, fútbol, natación, sincronizada, vela, rugby, fútbol sala, hockey patines, atletismo…



Y lo que es más importante, las audiencias televisivas de los eventos que se han retransmitido lo han corroborado. Sin ir más lejos el partido por el bronce del Mundial de balonmano entre España y Dinamarca arrojó una media de 222.000 espectadores en Teledeporte, llegando el pico máximo de audiencia a rozar el medio millón. Otros deportes también van ganando terreno, como por ejemplo, el fútbol. La prórroga de la final de la Copa de la Reina de fútbol entre Espanyol y Barça la vieron casi 200.000 espectadores también en Teledeporte. Y en el último Mundial femenino de fútbol de Alemania, hubo partidos de la selección alemana que congregaron delante del televisor a 17 millones de alemanes, una cifra superior a algún partido de la selección masculina durante el Mundial de Sudáfrica.



El deporte femenino español lleva todavía mucho retraso aún respecto al masculino. Aún avanza despacio, pero lo hace con paso firme. Marisol Casado da hoy en AS una de las claves del despegue del deporte femenino español, “las políticas de las federaciones en los últimos años”. Tienen que ver mucho en estos éxitos y en estas políticas el trabajo encomiable que viene llevando a cabo en este tiempo el Consejo Superior de Deportes, a través de sus programas “Mujer y Deporte”. Empezaron en 2007 con 17 federaciones adscritas a este programa de un total de 64. En 2008 aumentaron a 32; en 2009 a 38; en 2010 a 44 hasta llegar a las 47 en 2011.



Muchas veces desde la comisión “Mujer y Deporte” han reconocido que la ayuda económica no era la clave del proyecto, sino la labor de asesoramiento y de concienciación para solventar errores de desigualdad que venían arrastrando del pasado muchas federaciones. Se han organizado jornadas de reflexión, programas de captación deportiva, de tecnificación, se han creado grupos de trabajo específicos... También se han sumado a este tipo de iniciativas el Comité Olímpico Español, muchas comunidades autónomas, ayuntamientos... Y los frutos han ido llegando.

Archivado en Deportes

viernes, 25 noviembre 2011

Un empate histórico que invita a soñar

Isabel Roldán

 

Un día después de la histórica hazaña protagonizada por nuestras chicas, muchos seguimos pellizcándonos para comprobar que lo que sucedió el jueves en Motril es real. España consiguió un empate que vale una victoria ante el gigante alemán. La única vez que se había enfrentado en categoría absoluta, ante Alemania, las nuestras habían perdido por 6-0. Sucedía el 24 de abril de 1997.

 

El partido entre Alemania y España fue la escenificación de David contra Goliat en estado puro. Un millón de licencias en Alemania, frente a 25.000 en España. Un fútbol profesional frente a otro que no lo es, un sistema deportivo y futbolístico entero volcado en sacar nuevos talentos y, sobre todo, una gran sensibilidad de la sociedad por el fútbol femenino, avalan el palmarés de las alemanas, que es para echarse a temblar: siete Europeos, dos Mundiales y tres bronces olímpicos.

 

Entonces, ¿tenemos argumentos para creer en las posibilidades de España de estar en la Eurocopa de Suecia 2013? Por lo visto ayer, decididamente sí. La garra que pusieron las españolas demuestra que estamos ante un equipo con carácter ganador. Además, en la segunda parte se vio verdaderamente el juego de las españolas, basado en el buen tratamiento del balón y en el fútbol de toque. Tardó demasiado en aparecer la verdadera España, pero acabó apareciendo y demostró de lo que es capaz de hacer.

 

Pero no conviene echar tan pronto las campanas al vuelo. El España-Alemania del jueves vale por cientos de días de entrenamientos. Creo que cada segundo de partido, encierra una enseñanza distinta, de cada error, de cada acierto, este equipo debe aprender mucho. España tiene una calidad indiscutible. Creo fervientemente que estamos ante una de las mejores selecciones absolutas de los últimos años, pero, a mi juicio, le falta un ingrediente básico, tensión competitiva. Las alemanas tienen a sus espaldas infinidad de amistosos, Europeos, Mundiales, Juegos Olímpicos… Las españolas han estado un año sin concentrarse ni competir. Una lástima. Pese a todo, han estado a la altura de las vigentes campeonas de Europa, a las que han acabado tuteando. No me imagino qué sucederá el día que estemos en igualdad de condiciones o, tan sólo, nos hayamos acercado un poquito.

Archivado en

martes, 25 octubre 2011

El Balón de Oro, las grandes citas y Vero Boquete

Isabel Roldán

 

Hoy nos hemos levantado con una grandísima noticia para el fútbol femenino español. Afortunadamente, poco a poco nos vamos acostumbrando a recibirlas. Pero ésta era muy especial. Por vez primera un español, Jorge Vilda, entraba en la selecta lista de candidatos a un premio del fútbol femenino de la FIFA, tras ganar dos Europeos Sub-17 (2010 y 2011) y conquistar el bronce en el Mundial de 2010. Humildemente, creo que ya debería haber estado presente en la lista del año pasado pero, como dice el refrán, “nunca es tarde si la dicha es buena”.

 

Y la dicha no es buena, es buenísima. Jorge lleva el fútbol en la sangre. Hijo de Ángel Vilda, actual seleccionador femenino Sub-19, ha mamado toda la sabiduría futbolística de su padre, que ha traído a las categorías inferiores de la selección femenina toda su experiencia acumulada en equipos como el Atlético, el Barça, el Madrid, el Athletic, el Benfica… y junto a genios del banquillo como Cruyff, Luis Aragonés, Heynckes…

 

Jorge iba para futbolista. Creció en La Masía junto a muchos de los actuales campeones del mundo, pero una lesión le desvió de un futuro asegurado como buen jugador. El fútbol femenino español lo ha agradecido. Muchos consideran a Jorge como el hombre llamado a ser futuro seleccionador absoluto del fútbol femenino. “Estar entre los candidatos es un sueño y me anima a seguir trabajando”, dijo ayer tras recibir la noticia.

Con apenas 30 años, Jorge ha conseguido traer la ilusión al fútbol femenino español y hacerlo visible en las grandes citas, un ingrediente que le falta a nuestras jugadoras para aspirar a estar algún día entre las mejores.

 

En España echamos de menos en la lista de candidatas a mejor jugadora de 2011 a nuestra “princesa del fútbol”, Vero Boquete. Más, teniendo en cuenta que Vero superó este verano en la elección de la mejor jugadora del año de la Women’s Professional Soccer, a muchas que figuran en esta lista: Marta, Hope Solo, Abby Wambach y Alex Morgan. Pero Vero, la mejor jugadora de 2011 de la WPS, lo tenía muy difícil al no haber participado con España en el Mundial.

 

Estar en una gran cita del fútbol femenino es la gran asignatura del fútbol femenino español como selección. Mientras no logremos superarla y clasificarnos para un Europeo o un Mundial, el esfuerzo titánico de nuestras mejores jugadoras se verá diluido. Para nosotros, Vero es nuestra “princesa del fútbol”, pero mientras España no acuda a un Europeo o un Mundial tendrá muy difícil, por no decir imposible, aspirar a ser reina algún día.

Archivado en

miércoles, 28 septiembre 2011

De Seve a Azahara

Por María Jesús Luengo


El golf español se ha quedado huérfano este año. La terrible pérdida de Seve Balleseteros nos dejó sin El REFERENTE, en mayúsculas, de este deporte. Pero la semana pasada, le recuperamos. Durante la celebración de la Ryder femenina, la Solheim Cup, el equipo europeo celebró el título con una foto del gran Seve que había en el vestuario. Dos años antes, en 2009, Severiano había mandado un vídeo a las chicas en Chicago para motivarlas. Nadie mejor que el inventor para dar consejos sobre la Ryder. Y entre las 12 mujeres que formaban el equipo europeo, una española, Azahara Muñoz, que se convirtió en la gran protagonista al dar el punto decisivo para el título.

 

Y como casi siempre, conocemos a una gran deportista española, cuando nos la enseñan desde fuera. Azahara Muñoz es toda una promesa del golf. En el año 2010 fue nombrada mejor rookie del circuito norteamericano y acabó octava en la LPGA Championship, el circuito profesional. Y como casi todas se ha marchado a Estados Unidos para tener un futuro (allí también están Beatriz Recari, que ya tiene un título de la LPGA, Belén Mozo y María Hernández). En Estados Unidos pueden estudiar una carrera y prepararse para ser profesionales jugando en la Escuela Americana. El siguiente paso es el Circuito Americano, que en el golf femenino dobla en premios al Europeo. 

 

El futuro profesional de Azahara seguramente estará en el circuito norteamericano, pero ella en cuanto puede vuelve a España. Como buena malagueña (aunque sus padres, maestros, son de Córdoba) tiene un carácter abierto y durante la Solheim en Irlanda se convirtió en el alma del equipo europeo. 

Archivado en Deportes

viernes, 02 septiembre 2011

El efecto Boquete

Por Isabel Roldán


Lo que está haciendo Verónica Boquete por el fútbol femenino español es impagable y es de justicia que se le reconozca semejante mérito. Un día me dijo Amaya Valdemoro, una de nuestras deportistas más laureadas e internacionales: “Hablarán de nosotras cuando ganemos cosas”. El deporte es así, venden las grandes gestas, los éxitos. Y ése es el gran empujón que le faltaba al fútbol femenino. Los éxitos iban llegando poco a poco a nivel de clubes y a nivel de selecciones inferiores (el último, el oro en el Europeo Sub-17), pero nos faltaba un gran referente, un gran icono.

Vero


Este año hemos tenido tres. Verónica Boquete, Laura del Río y Adriana Martín han dejado muy alto el nombre de España en la Women’s Professional Soccer, la liga más mediática del mundo. Pero la elección de Vero como mejor jugadora del año de la WPS ha marcado la diferencia. El efecto Boquete no solo se ha dejado sentir en Philadelphia Independence. El efecto Boquete ha hecho posible el gran milagro: que prácticamente todos los medios de comunicación hayan hablado de fútbol femenino. Vero ha llenado páginas de periódicos, minutos de emisoras de radios, páginas webs… Y esto también se lo debemos a ella.


Vero es una excelente futbolista, eso es evidente, pero sobre todo es una gran persona y, algo más importante, es consciente de que debe ayudar a vender el fútbol femenino. Vero se ha trabajado sus éxitos en el terreno de juego y también fuera. Su página de facebook suma ya casi 4.000 amigos, mientras que su Twitter tiene 2.000 seguidores. Desde ambas vías ha compartido todos los detalles de su sueño americano. Ahora se va a Rusia y estoy segura de que desde allí nos seguirá haciendo partícipes de sus experiencias. La cercanía de Vero es realmente el efecto Boquete. El fútbol femenino español te debe mucho, Vero. Gracias.

Archivado en

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00