as.com Ver todos los blogs >

Nosotras

Nosotras

El mejor blog sobre deporte femenino y todo lo relacionado con deporte y mujer: fútbol femenino, eurobasket femenino, atletismo, rugby, hockey y más en As.com, el principal diario deportivo en español

Categorías

Calendario

agosto 2012
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

publicidad

« abril 2011 | Inicio | junio 2011 »

miércoles, 25 mayo 2011

Las estrellas olvidadas

Por Isabel Roldán


“Las estrellas olvidadas”. Vaya por delante que el título de este blog no es mío, sino el de un libro que ultima un pionero en la defensa del fútbol femenino, Rafael  Muga. Él fue el presidente del Olímpico de Villaverde femenino de los 70, en el que una jovencísima Conchi Sánchez, más tarde bautizada como Conchi Amancio, sorprendía a la España de entonces con sus dotes con el balón y se convertía en un fenómeno de la época.


Bajo el mandato de Muga, el fútbol femenino llegó a ocupar páginas y páginas de los periódicos deportivos. Se preocupó de expandir este deporte, llevó a sus chicas a jugar por muchos rincones de la geografía española, organizó partidos internacionales frente a otros países que ya eran potencias mundiales en el fútbol femenino,  haciéndolo más de una década antes de que la Federación Española de Futbol reconociera el fútbol femenino. Y fue el primero en pagar a sus jugadoras. El primer contrato de Conchi se lo brindó Muga en el Olímpico de Villaverde. Muchos años después, aquel inquieto presidente intenta encontrar tiempo para terminar el libro en el que recuerda a todas aquellas chicas, hoy relegadas al lugar más cruel, el olvido.  


Hace ahora poco más de un año, gracias al encargo de mi director, recuperé para la memoria de los lectores de AS a Conchi. La encontré en Inglaterra, en Bristol. Después de años de éxitos en Italia, decidió acabar su carrera en Inglaterra. Y allí se quedó. Coincidió que, tras años ya retirada y después de orientar su vida hacia la Terapia y la Nutrición, le había vuelto a morder el gusanillo del fútbol. En la actualidad ultima los detalles de una escuela de fútbol para niños y niñas, que abrirá en breve en Bristol.


Lo primero que me sorprendió de Conchi es que, salvo lo que encontré en el archivo de AS, no había ni rastro de informaciones de su época de futbolista. Imposible encontrar su palmarés, impensable encontrar fotos. Pero había una cosa que llamaba la atención en su relato, los problemas y las dificultades de hace casi 40 años (hablamos de 1973) eran prácticamente los mismos que los de ahora: nunca tuvo un contrato laboral, pese a que vivió durante 25 años del fútbol, por lo que cuando se lesionó de gravedad se quedó con el cielo y la tierra y, al igual que le sucediera recientemente a alguna jugadora, también vivió una fuerte polémica por su no convocatoria con la Selección.


A Ángeles Parejo la encontré hace unas semanas gracias a que un colega me puso sobre su pista. Me entusiasmó su historia, la de una mujer que con 42 años seguía jugando al fútbol en Italia al máximo nivel. Ángeles acaba de ganar el Scudetto con el Torres y en España ni nos habíamos enterado. Ella se marchó a Italia porque tenía talento y porque le ofrecieron mejores condiciones  que en España, en primer lugar, económicas. En eso tampoco han cambiado mucho las cosas. Las chicas siguen emigrando a otras ligas. En la actualidad hay tres españolas en la Women’s Professional Soccer de Estados Unidos: Laura del Río, Adriana Martín y Verónica Boquete.


No es de hoy que la mujer española tiene mucho talento para jugar al fútbol. Y fuera de nuestras fronteras, llevan años disfrutándolo. En AS hemos recuperado las historias de Ángeles y Conchi, pero hay otras muchas más, aunque olvidadas. Es como si no interesara desempolvar el pasado, no vaya a ser que nos acabe sacando los colores. Hoy aquellas estrellas olvidadas se han convertido en protagonistas. Sus apasionantes historias lo merecían. El fútbol femenino, también.

Archivado en

domingo, 08 mayo 2011

El Rayo femenino merece un respeto

Por Isabel Roldán

 

Vayan por delante mis felicitaciones a las chicas del Rayo, campeonas de la Superliga por tercera temporada consecutiva, y también a las del Espanyol. Ambos equipos nos han regalado una final a doble partido increíble, con suspense hasta el último minuto del descuento y con una entrega y un fútbol propio de lo profesionales que son, aún no estando reconocidas como tales.

 
Las rayistas han afrontado una temporada plagada de dificultades, en la que se han visto obligadas a remar contra viento y marea. Las españolistas también han tenido lo suyo, al verse sorprendidas con la mala noticia de que el club se plantea recortar gastos al femenino, con todo lo que ello implica.
 

Pero hoy analizaré un poco más detenidamente el caso de las protagonistas del día, las jugadoras del Rayo. Mientras escribo este blog, el equipo regresa desde Barcelona en autocar (hace tiempo que se acabaron los desplazamientos en AVE) entre cánticos y bromas. Regresan con un trofeo, la Superliga, que se han ganado en propiedad y que lucirá, ya para siempre, en la vitrinas del Rayo Vallecano. Volverán a jugar la Champions, una competición donde el Rayo ya se ha hecho un nombre, después de rozar la gesta de eliminar a todo un histórico, el Arsenal. El club londinense, coincidiendo con su debut en la nueva Women’s Super League inglesa, grabó un vídeo en el que aparecían imágenes de la eliminatoria ante el Rayo como un símbolo de gesta ante un ‘grande’. A veces sucede, por desgracia, que son antes los de fuera los que valoran lo que tenemos en casa.

 
No le faltaba razón al Arsenal al presentar al Rayo como un grande. El equipo femenino y, por extensión, su segundo equipo y su cantera, son uno de los grandes patrimonios del club. Diez años de trabajo se traducen en un equipo como éste, capaz de renacer de sus cenizas, capaz de concentrarse en su objetivo, pese a llevar más de medio año sin cobrar, capaz de dejarse la piel hasta el último momento y capaz de comportarse como un equipo, en lo bueno y en lo malo.

 

Hacer un equipo es algo muy difícil y el Rayo lo ha conseguido a base de dedicación y trabajo. Desde que el club se hiciera cargo de aquel equipo de La Chopera, encabezado por la actual capitana, Natalia, el Rayo femenino ha ido creciendo: desde el ascenso a la máxima categoría, hasta el primer título, la Copa de la Reina en la temporada 2007-08. Entre su plantilla, en la que casi todas han sido ya internacionales, figuran, además, jugadoras que fueron campeonas de Europa Sub-19 en 2004, otras que acaban de ser campeonas de Europa Sub-17 y terceras del Mundo en 2010, Jade conquistó la plata de la Copa de África en 2010 con Guinea y este año acudirá al Mundial de Alemania. Esto es sólo una muestra de lo que es hoy el Rayo femenino.

 
Esta temporada el destino les debía una… o unas cuantas. Luego tocará preparar el asalto a la Copa de la Reina y estoy segura de que volverán a dejarse la piel. Estas chicas han hecho mucho por el Rayo y por el fútbol femenino. Por esto y por mucho más merecen todo el respeto. El mío lo tienen hace muchísimo tiempo. Sólo deseo que también lo tengan de quienes van a tomar las riendas del club en esta nueva etapa. Es de justicia.

Archivado en

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00