as.com Ver todos los blogs >

Pedaladas

El blog de Juan Gutiérrez

Vamos a hablar de ciclismo, pedalada a pedalada. De sus gestas y de sus miserias. Desde mi experiencia como periodista en treinta grandes vueltas y en otras múltiples batallas...

Calendario

febrero 2016
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29            

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

lunes, 08 febrero 2016

Por Juan Gutiérrez

Los Casero reinventan la Comunitat Valenciana

El ruido de los motores, los cobardes vetos a Jesús Manzano y la colección de positivos del Katusha han salpicado una intensa semana de ciclismo, que ha concentrado cuatro carreras relevantes en las mismas fechas: la Volta a la Comunitat Valenciana (Wouter Poels), el Herald Sun Tour (Chris Froome), el Dubai Tour (Marcel Kittel) y la Estrella de Bessèges (Jérôme Coppel). Este deporte ya está acostumbrado desde hace tiempo a la convivencia de sus gestas con sus miserias. Nunca deja de pedalear.

 

Hoy, en esta entrada del blog, prefiero dejar aparcadas las miserias para escribir sobre bonanzas deportivas. Ya habrá tiempo de retomarlas. Para celebrar, por ejemplo, que ya han caído las dos primeras victorias españolas de la temporada, a cargo de Juanjo Lobato (Movistar) y Ángel Madrazo (Caja Rural), en etapas de Dubai y de Bessèges, respectivamente. O para aplaudir a Chris Froome, que por cuarto año consecutivo ha ganado la carrera de su debut.

 

Madrazo

 

Pero la gran noticia, a mi criterio, ha sido el regreso de la Volta a la Comunitat Valenciana, ocho años después de su ultima edición. La crisis económica derrumbó muchas carreras, que se habían acostumbrado a vivir plácidamente de las subvenciones y de la televisión públicas y se preocupaban poco de diseñar recorridos atractivos. La crisis propia del ciclismo, con la espantada de patrocinadores por los escándalos de dopaje, también contribuyó al hundimiento. Así, unas competiciones desaparecieron (Aragón, Setmana Catalana...), otras redujeron días (Murcia, La Rioja...) y otras se fusionaron (País Vasco y Bicicleta Vasca).

 

La Volta a la Comunitat Valenciana (a Levante, a Valencia o a las Tres Provincias, en otras de sus denominaciones) también entró en el ocaso. Una carrera histórica que había nacido en 1929 con victoria de Salvador Cardona, el primer español que ganó una etapa en el Tour de Francia (ese mismo año), y que en 67 ediciones ha inscrito en su palmarés a ciclistas de la talla de Merckx, Hinault, Pérez Francés, Roche, Bernardo Ruiz, Zülle, Olano o Valverde.

 

Pagafantas

 

La ronda ha vuelto de la mano de los hermanos Casero, Ángel Luis y Rafa. El ciclismo otra vez al rescate del ciclismo. Ambos han tomado nota de errores anteriores y han confeccionado un trazado más entretenido y acorde con los tiempos. Su proyecto ha convencido al Banc de Sabadell y a las instituciones públicas de una región que vive del turismo. Y a pesar del encarecimiento, han apostado también por una buena producción televisiva para ofrecer las imágenes en Teledeporte, Eurosport y las autonómicas TPA y ETiB. La Comunitat Valenciana es el lugar más frecuentado por el pelotón para sus concentraciones invernales por su buen clima: un reclamo añadido para obtener una buena participación. Luego el espectáculo lo ponen los ciclistas, pero con un buen escenario, todo ha sido más fácil. Y el público, que es soberano, lo ha sabido agradecer: las cunetas del Xorret de Catí o de Valencia han sido buena prueba de ello.

 

Archivado en Actualidad , Ciclismo , Deportes

lunes, 01 febrero 2016

Por Juan Gutiérrez

Jesús Manzano sufre vetos en su regreso al ciclismo

Este sábado acepté de buen ánimo una invitación para asistir a la presentación del Grupo Deportivo Orquín, el equipo ciclista de categoría Máster más laureado de la pasada temporada: 50 victorias en 55 carreras. En sus filas milita Jesús Manzano desde finales de la última campaña. Manzano vuelve a ser ciclista casi doce años después de sus denuncias en AS, donde relató en marzo de 2004 prácticas de dopaje generalizadas en el pelotón. Los acontecimientos posteriores le han dado repetidas veces la razón: la Operación Puerto, la Operación Grial, el caso Armstrong, la maldición de Cofidis... Y aun así, el madrileño de Zarzalejo sigue recibiendo el desprecio de una parte del ciclismo.

 

Manzano ha decidido volver al deporte principalmente por salud. Un día se vio "muy gordo", con 94 kilos de peso, y tomó soluciones. Le compró una bicicleta de montaña a un amigo por 4.000 euros y comenzó a echarse al monte. Ahí comprobó que su rodilla, castigada por la cortisona en sus tiempos de profesional, no se resentía demasiado. Empezó a adelgazar, pero no lo suficiente, así que acudió a un nutricionista, que todavía orienta su dieta: ahora pesa 68 kilos. Cada día más animado, se compró otra bicicleta por 3.500 euros, esta vez de carretera; se sacó una licencia con el Club Ciclista Escurialense, y participó en algunas carreras de más de 30 años, en las que, por cierto, se reencontró con excompañeros de profesionales como Juan Carlos Domínguez o Eladio Jiménez.

 

  Orquin-equipo

 

Mariano Egea, director del Orquín, le propuso entonces ingresar en su potente equipo. La alianza ha ido de momento bien, porque Manzano acabó subcampeón de España de categoría Máster 30 B (entre 35 y 39 años), en la misma carrera que su compañero Juan Carlos Fernández ‘Puma’ conquistó el título Máster 30 A. Manzano arranca la temporada desde el inicio en este 2016, como en los viejos tiempos. Este pasado domingo ha debutado ya en Mérida. El de Zarzalejo compatibilizará el ciclismo con su empresa de jardinería, que es de lo que verdaderamente vive. Manzano madruga y se va a currar, luego a la una y media o a las dos de la tarde deja la labor en manos de su fiel Hassan, come algo y se entrena en torno a cuatro horas. Los fines de semana: competición. Recientemente, el equipo tuvo también una concentración de cuatro días en Altea. Esa es ahora su vida.

 

El retorno, sin embargo, no ha sido tan idílico. El Orquín ya ha sufrido vetos en varias carreras por la presencia de Jesús Manzano en sus filas. En la Vuelta a Santander, el gerente de Sportpublic, Domingo Aguado, ha rechazado la inscripción del equipo porque considera que Manzano da “mala imagen”. Uno de sus colaboradores, Rene Galindo, ha esgrimido un argumento similar para cerrar las puertas de la Challenge de Aragón. Y tampoco quieren ver al exciclista del Kelme en la Volta a La Marina, territorio de influencia de Vicente Belda, que dirige allí un equipo con su yerno Javier Cherro como líder. Hay amenaza de boicot si aparece Manzano por aquellos lares. Pero no habrá la más mínima traba, y de hecho no la ha habido antes, si quienes participan son personas relacionadas con la Operación Puerto o con otros escándalos de dopaje. Esa imagen ya no les parece tan mal a estos organizadores. Y deducimos, mientras no manifiesten lo contrario, que tampoco a esas instituciones que les apoyan con dinero público.

 

Archivado en Actualidad , Ciclismo , Deportes

lunes, 25 enero 2016

Por Juan Gutiérrez

Atropellos, caídas, condenas y pedaladas en la oscuridad

Este lunes era una fecha idónea para escribir de las primeras carreras de la temporada, del arranque del World Tour en Australia, de los triunfos de Simon Gerrans y del hermanísimo Dayer Quintana en el Down Under y en San Luis, del estreno victorioso en 2016 de Richie Porte en su montaña de Willunga, de la proyección de los sprinters de 21 años Caleb Ewan y Fernando Gaviria, del buen arranque de los españoles Rafa Valls y Rubén Fernández, del debut de Abraham Olano como seleccionador de Gabón en La Tropicale Amissa Bongo, o incluso del 175 cumpleaños de Orbea, esa fábrica que convirtió las armas en bicicletas. Era una buena fecha para escribir de todo eso, sí. Pero lamentablemente tengo que escribir de otras cosas: de caídas, de atropellos, de fallecimientos y de confesos de dopaje.

 

Las caídas forman parte de este deporte desde su primera pedalada. No hay ciclistas sin caídas ni carreras sin accidentes. Que Tyler Farrar cruzara el jueves la meta en el Down Under con la bicicleta y las zapatillas de un espectador no pasa de una anécdota, a pesar de sus magulladuras. La montonera gorda vino al día siguiente en Argentina, cuando Adriano Malori se desequilibró al pisar una grieta y provocó una montonera que hizo rodar por los suelos a todo su equipo Movistar y a otros ciclistas como Gaviria (un brazo fracturado). Malori fue urgentemente evacuado a un hospital, donde se le indujo el coma. Forza, Adriano.

 

Hay pocas soluciones para eludir las caídas en el ciclismo, si bien es cierto que se deben extremar aquellas medidas de seguridad que dependen de la organización y de los reglamentos. Más evitables son los atropellos como el sufrido el sábado por seis corredores del Giant en carreteras alicantinas. Un accidente es un accidente: siempre puede ocurrir. Alguna vez he contado por aquí que padecí un atropello cuando era adolescente que me metió el miedo en el cuerpo, pero nunca olvidaré la cara de terror de aquel conductor de autobús. La imprudencia fue mía. Ciclistas y conductores estamos obligados a convivir, en un escenario donde el pedalista siempre es el débil, tenga algún grado de culpa o no. Las campañas de información han avanzado mucho, pero siempre serán insuficientes. Estoy seguro de que aún hay gente que no sabe que no puede invadir el carril contrario cuando vienen ciclistas de frente aunque sea por el arcén. Ni tampoco que sí se puede invadir, aunque haya línea continua, para dejar los reglamentarios 1,5 metros en los adelantamientos a bicicletas. Un reciente estudio de la Universidad Politécnica de Valencia concluyó que el 36% de los conductores no respetan esa distancia de seguridad. Mientras que detrás del volante no veamos las bicicletas con el mismo respeto y con la misma precaución (o incluso más) que actuamos con el resto de vehículos, algo se sigue haciendo mal.

 

Sassone-gaumont

 

La cadena de desgracias de la semana había comenzado con la muerte de Robert Sassone, campeón mundial de americana en 2001. El francés, enfermo de cáncer, se ha quitado la vida a los 37 años en su natal Nueva Caledonia. Se convierte así en la tercera víctima joven de aquella oscura época que narró su compañero David Millar en ‘Pedaleando en la oscuridad’. Sassone había sido condenado con seis meses de cárcel en el caso Cofidis, una operación que desmontó una red de dopaje en torno al equipo crediticio. “Casi todos los ciclistas se dopan”, dijo durante el juicio. Uno de los cabecillas era el igualmente condenado Philippe Gaumont, fallecido de un infarto en 2013, a los 40 años. Fue Gaumont quien introdujo también al talentoso Frank Vandenbroucke en el dopaje. VDB no se vio implicado en este caso, pero sí en otros escándalos, como aquella vez que alegó que el arsenal de sustancias requisadas en su casa eran de su perro. Vandenbroucke murió en 2009, a los 34 años, de una embolia pulmonar durante una noche de fiesta en Senegal.

 

Vandenbroucke dejaba atrás adicciones, depresiones, intentos de suicidio… Igual que Gaumont. Durante el juicio del caso Cofidis, un médico reveló que muchos corredores estaban enganchados al somnífero Stilnox y a la Viagra. Otro perito confirmó estos datos como una generalidad en el ciclismo de la época y concluyó que “los deportistas de alto nivel tienen mayor predisposición a las adicciones”. El veterano Luca Paolini, aún en activo, nos ha recordado recientemente la veracidad y la gravedad del asunto, cuando confesó que consumió cocaína para combatir su dependencia de los somníferos. Son los mismos años de las confesiones de Jesús Manzano en AS, de la dictadura del inhabilitado Lance Armstrong, de las muertes de Marco Pantani y Chava Jiménez, de las más de 200 bolsas de sangre de la Operación Puerto… De tanto en tanto, para que no olvidemos, las pedaladas nos devuelven a la oscuridad.

 

Archivado en Actualidad , Ciclismo , Deportes

lunes, 18 enero 2016

Por Juan Gutiérrez

La mala sangre planea sobre el arranque de la temporada

La resolución de los nueve recursos de la Operación Puerto se esperaba para finales de año. De hecho, el presidente-ponente, Alejandro Benito, ya tenía elaborado el texto, pero la falta de consenso entre los tres magistrados ha empujado a una nueva redacción. “Eso es algo muy normal, ocurre con frecuencia. Se busca siempre el máximo acuerdo”, explican fuentes jurídicas. El caso es que nos hemos puesto en la segunda quincena de enero y, salvo que ya se haya hecho pública la sentencia mientras que usted lee estas líneas, todavía se desconoce el futuro de las 211 bolsas de sangre.

 

La incertidumbre se arrastra desde hace más de diez años (la operación fue en mayo de 2006). Y ahora la Sección Nº 1 de la Audiencia Provincial de Madrid ha acumulado un nuevo retraso, uno más, desde que la juez Julia Patricia Santamaría ordenara en abril de 2013 la destrucción de las pruebas. Con esta demora ya es inevitable que la resolución se conozca con la temporada ciclista comenzada. Porque la campaña arranca este lunes y en la mañana australiana del martes con el Tour de San Luis (Nairo Quintana, Peter Sagan, Vincenzo Nibali, Rafal Majka…) y el Tour Down Under (Richie Porte, Rohan Dennis…), respectivamente. Tampoco pasa nada. El pelotón ya está acostumbrado a rodar con movimientos sísmicos.

 

  San Luis

La clave de la resolución, nadie se engaña, está en las bolsas de sangre. Si no se conceden, el deporte español y el ciclismo mundial nunca podrán librarse de ese nubarrón. No puede ser que 211 bolsas de sangre no sean de nadie. Y si las conceden, habrá que ver si se puede tirar de alguna fórmula para vadear la prescripción que ya se ha cumplido; habrá que ver cuál es el organismo que tiene que proceder al rastreo de las identidades; habrá que ver si algún deportista se atreve a quedar en evidencia al recurrir al Supremo o al Constitucional para que las bolsas no se abran; y habrá que ver también si alguno de los propietarios de esa sangre sigue en activo (así, a bote pronto, parece que sólo se mantienen tres o cuatro). Hay otras teorías, sin embargo, que sostienen que habría que identificar las bolsas, sí o sí, únicamente para que se conozca la verdad, al estilo de lo que hizo recientemente el Senado francés. Tampoco es mala.

 

La práctica de echar tierra sobre la historia es muy común en este país, tan reacio siempre a enfrentarse a sus vergüenzas y a sus miserias. El simple conocimiento de la verdad, con el objetivo de que no se repita, también es un camino de liberación. Y podría ser igualmente aplicado al reciente caso que hemos vivido en el atletismo. La AMA ha denunciado que había 161 resultados atípicos del pasaporte biológico en el limbo en 2012 y ha apuntado a España como uno de los seis países con mayor índice de dopaje sanguíneo, aunque aquí la Federación Española no abrió ningún expediente al respecto (argumenta que no recibió información de la IAAF). Lo que sí ha hecho la RFEA es reconocer en un comunicado que hacía controles previos para limpiar de “sospechosos” las listas de seleccionados para los grandes campeonatos. ¿Y qué marcaje se hizo luego a esos sospechosos? Cuando importa más el envoltorio que el contenido no se puede avanzar. En este caso no hay ninguna duda: esos hechos no han prescrito. La Agencia Española Antidopaje tiene trabajo por delante. Con aquellas viejas bolsas y con otras más cercanas.

 

OP
 

Archivado en Actualidad , Ciclismo , Deportes

lunes, 11 enero 2016

Por Juan Gutiérrez

Guillén se mantiene en sus trece

El casco viejo de Peñíscola se levanta sobre una roca que remata en su cima con un castillo templario que abre sus vistas al mar. Al lado de la entrada te recibe en posición de bendecir el imponente monumento de un relevante clérigo barbado: el Papa Luna. Así se conocía a Pedro Martínez de Luna y Pérez de Gotor (Illueca, 1328-Peñíscola, 1423), que fue Papa en los convulsos tiempos de Aviñón y del cisma de Occidente bajo el nombre de Benedicto XIII.

 

El papado de Benedicto XIII no tuvo el beneplácito de Francia, que le veía poco manipulable y demasiado cercano a la Corona de Aragón. Le cortó el grifo económico, le retiró su confianza política y hasta rodeó con militares el palacio de Aviñón. Al Papa Luna no le quedó más remedio que huir y se instaló en un antiguo castillo de la Orden del Temple en Peñíscola con un puñado de leales. La época era tan turbulenta que llegaron a coincidir tres papas (también Juan XXII y Gregorio XII). Desde ahí mantuvo una lucha tenaz por conservar su papado y se negó siempre a renunciar porque se consideraba el legítimo titular. Ni siquiera ser nombrado antipapa por un Concilio le convenció de lo contrario. Aquella tozudez de Benedicto XIII ha traído hasta nuestros días la expresión “mantenerse en sus trece”. Murió con 95 años, sin ceder un ápice, y todavía hoy es considerado antipapa.

 

Bendicto

 

El recorrido de la Vuelta a España 2016 contempla una meta en Peñíscola en su 16ª etapa, que seguramente no acabará junto al Papa Luna, sino cerca de la playa, justo donde en otoño se monta el 'Chiringuito de Pepe' para rodar capítulos de la serie televisiva. Su inclusión me ha recordado una reciente visita que hice a este bello pueblo castellonense y la historia de Benedicto XIII, en la que he encontrado ciertas conexiones con el trazado de la carrera.

 

Javier Guillén ha reincidido en sus ideas para 2016, en las señas de identidad que han hecho crecer a la Vuelta en los últimos años: diez llegadas en alto, tres metas explosivas con rampas superiores al 20%, una única contrarreloj individual, una crono por equipos de apertura, algún guiño a la tradición, algún descubrimiento, una etapa de montaña en la penúltima jornada, un corto kilometraje… Guillén habla de “un modelo” de la Vuelta y lo apoya en las audiencias televisivas. Enfrente surgen voces que reclaman menos metas en subida, gran montaña con la llegada tras un descenso, otra crono en el primer tercio de carrera… Guillén escucha las sugerencias, toma nota, pero se mantiene en sus trece. Como el Papa Luna. Y mientras le salgan los números, no le importa que algunos le señalen como antipapa.


Guillen

 

Archivado en Actualidad , Ciclismo , Deportes , Religión

lunes, 04 enero 2016

Por Juan Gutiérrez

Las interrogantes de 2016: de la Operación Puerto a Contador

Mi primer post del nuevo año (o el último del viejo) solía ser un resumen de la temporada anterior: doce campanadas para los doce ciclistas más destacados. En este 2016 he decidido cambiar de fórmula y sustituirla por doce interrogantes de la campaña: uno por mes. Aquí está el resultado.

 

 

  Saiz

¿Se identificarán implicados e incoarán expedientes en la Operación Puerto?

 

ENERO. En el primer mes del año se estrenan los nuevos maillots, se celebra la primera carrera del World Tour con los australianos extra motivados (Porte, Dennis, Gerrans…) en el Down Under y, paralelamente, otros líderes abren la temporada en San Luis (Nibali, Nairo Quintana, Majka…). Pero al margen de las competiciones, en este enero también se esperan algunas resoluciones de dopaje y una en especial afecta al ciclismo: el fallo de los recursos de la Operación Puerto.

 

 

¿Habrá un dominador de las vueltas de la primera parte como Porte en 2015?

 

FEBRERO. Las carreras del World Tour se frenan hasta marzo, pero arranca el calendario continental de Europa, con algunas carreras españolas: Challenge de Mallorca (finales de enero), Comunitat Valenciana (del 3 al 7), Murcia (13), Almería (14), Andalucía (17-21)… La temporada 2016 ya está lanzada.

 

 

¿Surgirá un rey de las clásicas de pavés a la altura de Cancellara o Boonen?

 

MARZO. Con la primavera llegan las grandes clásicas. La Milán-San Remo (día 19) marca el primer Monumento, aunque para esa fecha ya se habrán celebrado la Omloop Het Nieuwsblad (27 de febrero), la Kuurne-Bruselas-Kuurne (28 de febrero) y la Strade Bianche (5 de marzo), entre otras. En paralelo se disputan también vueltas de prestigio: la París-Niza (del 6 al 13), la Tirreno-Adriático (9-15) y la Volta a Catalunya (21-27).

 

  Valvlieja

¿Podrá Valverde sumar su cuarta Flecha Valona y su cuarta Lieja?

 

ABRIL. El mes más apasionante para las clásicas. El Tour de Flandes (día 3) y la París-Roubaix (10) coronan la campaña de adoquín, para luego dar el relevo a las cotas de las Árdenas en la Amstel Gold Race (día 17), la Flecha Valona (20) y la Lieja-Bastoña-Lieja (24).

 

 

¿Confirmará Landa su rendimiento del año pasado y pujará por el Giro?

 

MAYO. Es el momento de la primera gran vuelta del año: el Giro de Italia (del 6 al 29). Vincenzo Nibali, Mikel Landa, Richie Porte, Alejandro Valverde, Esteban Chaves y Rigoberto Urán ya estarán con los cuchillos afilados.

 

 

¿Los franceses Pinot, Barguil o Bardet podrán hacer frente a los grandes?

 

JUNIO. El Dauphiné (del 5 al 12) y el Tour de Suiza (del 11 al 19) son los últimos test relevantes antes del gran evento ciclista del año: el Tour de Francia.

 

  Froome

¿Contador, Nairo o el debutante Aru podrán destronar a Froome?

 

JULIO. El mes del Tour de Francia (del 2 al 24). Sobran más palabras.

 

 

¿Quién será el sucesor de Alexandre Vinokourov como campeón olímpico?

 

AGOSTO. Cada cuatro años tocan Juegos Olímpicos, que comenzaron a incorporar corredores profesionales en Atlanta 1996. Una carrera sin tradición en el ciclismo, pero que todo el mundo quiere ganar. Y más este año, porque el selectivo recorrido de Río (la prueba del fondo, el día 6) seduce a los escaladores y a los jefes de filas.

 

 

¿Qué grandes líderes participarán este año en la Vuelta a España?

 

SEPTIEMBRE. La Vuelta a España mantiene su línea en el recorrido con diez llegadas en alto, aunque este año habrá pocos descubrimientos, después del derroche de metas en subida inéditas de 2015. La gran incógnita de la carrera está en la participación, porque en este olímpico 2016 todos los líderes quieren estar en Río dos semanas antes de la última grande de la temporada. Al escribir estas líneas únicamente habían confirmado su presencia Nairo Quintana, Esteban Chaves y Purito Rodríguez.

 

  Contador

¿Volverá España a copar las tres clasificaciones del World Tour?

 

OCTUBRE. El World Tour termina este mes con el Giro de Lombardía (día 1). España ha copado las tres clasificaciones durante tres campañas consecutivas: la individual (dos Alejandro Valverde y una Purito Rodríguez), por equipos (Movistar) y por países.

 

 

¿Mantendrá ASO el pulso con la UCI un año después?

 

NOVIEMBRE. Un mes más burocrático que deportivo. Nuevas licencias, fichajes, primeras concentraciones… La empresa ASO anunció a la UCI a finales de 2015 que quería sacar todas sus carreras del World Tour para integrar el calendario Continental de Europa en 2017, en protesta por la nueva Reforma del ciclismo.

 

 

¿Habrá sido la última temporada de Alberto Contador?

 

DICIEMBRE. Se acaba el año con un mes clásico de concentraciones de pretemporada. A estas alturas ya se conocerá una de las grandes incógnitas que plantea 2016: la continuidad o la retirada de Alberto Contador.

 

Archivado en Actualidad , Ciclismo , Deportes

jueves, 31 diciembre 2015

Por Juan Gutiérrez

Landa, Cavendish, Porte, Urán, Kwiatkowski, Kittel... los 16 principales fichajes para 2016

El 1 de enero es fecha de estrenos de nuevos maillots. El todopoderoso Sky es el equipo que más se ha reforzado, con Landa, Kwiatkowski e Intxausti, aunque pierde a Porte (BMC). El Etixx ha contratado a Dan Martin y Kittel; el Cannondale, a Urán y Rolland; el Movistar, a Dani Moreno y Betancur; el Dimension Data, a Cavendish, Antón y Fraile; el Katusha, a Van den Broeck y Taaramae; el Orica, a Rubén Plaza y Txurruka... Llega el año 2016 y aquí está mi selección de los 16 principales fichajes para la temporada.

 

 

MIKEL LANDA (SKY)
El Giro le destapó con dos grandes victorias y la tercera plaza final. A la etapa reina de la ronda italiana añadió después la etapa reina de la Vuelta. Landa confirmó al fin lo que todos esperaban de él, pero nunca se sintió líder ni arropado por el Astana. Se volcó en su trabajo para Fabio Aru, a quien dejó en bandeja la victoria en la Vuelta a pesar de su desobediencia el día de Andorra. Y ahora ha cambiado de aires para irse al Sky, que sí le asegura la jefatura al menos para el Giro 2016.

LANDA

 

 

MARK CAVENDISH (DIMENSION DATA)
El británico de Isla de Man ya no deslumbra, pero aún mantiene el carisma y asegura un buen número de victorias. Tras lograr 14 triunfos en la temporada 2015, entre ellos la Kuurne-Bruselas-Kuurne y una etapa en el Tour, ahora ficha por el Dimension Data sudafricano, nueva denominación del MTN-Qhubeka, con el que ha firmado por tres campañas y al que se ha llevado a Renshaw y Eisel como lanzadores.

Cav

 

RICHIE PORTE (BMC)
Después de cuatro fructíferas temporadas en el Sky, la última de ellas con nueve victorias, Porte abandona los dominios de Chris Froome para compartir galones con Van Garderen y apadrinar a su compatriota Dennis en el BMC. A sus 30 años, el australiano busca nuevos desafíos y aprobar su asignatura pendiente: las grandes vueltas.

Porte

 

 

RIGOBERTO URÁN (CANNONDALE)
El colombiano nunca ha durado más de dos temporadas en un mismo equipo. Y ya lleva cinco. En 2016 desembarca en el Cannondale-Garmin, que le asegura volver a ser jefe de filas en su carrera preferida: el Giro de Italia, donde fue séptimo y mejor joven en 2012, y segundo en 2013 y 2014 (en ambos casos con victoria de etapa incluida). En una campaña con más bajos que altos, Urán se despidió al menos con el buen sabor de su triunfo en Québec.

Rigo

 

 

MICHAL KWIATKOWSKI (SKY)
Sus triunfos en el Mundial y en la Strade Bianche, en 2014, y en la Amstel Gold Race, en 2015, le confirman como un brillante clasicómano. El polaco cambiará el maillot del Etixx por el del omnipotente Sky la próxima temporada para seguir explorando sus capacidades de todoterreno y, de paso, para probar en las grandes vueltas. Tiene 25 años: está a tiempo.

Kiato

 

 

DAN MARTIN (ETIXX)
Las caídas y las lesiones han frenado con demasiada frecuencia la progresión del irlandés, que aun así se ha ido forjando un interesante palmarés: Giro de Lombardía y Lieja-Bastoña-Lieja, la Volta a Catalunya, etapas en la Vuelta y en el Tour... Lleva ocho temporadas a las órdenes de Jonathan Vaughters en el Garmin (ahora Cannondale-Garmin) y a sus 29 años buscará una nueva inspiración en el Etixx.

Danmartin

 

 

DANI MORENO (MOVISTAR)
El madrileño regresa a sus 34 años a una estructura en la que ya corrió en 2008 y 2009. Y vuelve tras cinco fantásticas temporadas junto a Purito Rodríguez en el Katusha, en las que ha ganado la Flecha Valona y etapas en la Vuelta a España o en el Dauphiné. Ahora aportará su experiencia a Nairo Quintana y Alejandro Valverde en el Movistar, y podrá explotar sus propias oportunidades.

Dani

 



MARCEL KITTEL (ETIXX)
Tras conquistar 17 y 13 victorias en las temporadas 2013 y 2014, respectivamente, con ocho etapas en el Tour incluidas, Kittel se quedó con un pírrico triunfo en la Vuelta a Polonia en 2015. Una escasa recolecta para un sprinter de aún 27 años. El alemán deja el Giant, donde Degenkolb no para de crecer, para ocupar el puesto de Cavendish en el Etixx y buscar nuevas motivaciones.

Kittel

 

 

PIERRE ROLLAND (CANNONDALE)
Hesjedal y Dan Martin abandonan el Cannondale y llegan Urán y Rolland. El francés lleva nueve campañas en equipos de su país y a los 29 años volará fuera de casa. En su historial relucen dos grandes etapas en el Tour (Alpe d'Huez y La Toussuire). En 2015 acabó décimo la Grande Boucle (su tercer top-ten) y en 2014 fue cuarto en el Giro, así que su carácter competitivo y su calidad siguen intactos.

Rolland

 

 

RYDER HESJEDAL (TREK)
No es muy propenso a las victorias, pero las caza de elevada categoría. En 2012 sólo obtuvo una: el Giro de Italia. También tiene dos etapas en alto en la Vuelta: Velefique y La Camperona. Como quien tuvo, retuvo, Hesjedal se clasificó quinto la pasada temporada en la Corsa Rosa. En 2016 ingresará en el Trek, donde intentará demostrar que a los 35 años todavía le queda mecha.

Hesjedal

 

 

JURGEN VAN DEN BROECK (KATUSHA)
Hubo un tiempo en el que la afición belga le veía como un potencial ganador del Tour o de cualquier otra grande. Ocupó oficialmente el tercer peldaño del podio en 2010 (por las descalificaciones de Contador y Menchov), aunque nunca se hizo la foto. En 2012 lo volvió a rozar: cuarto. Sufrió múltiples caídas y lesiones, polemizó con su equipo... Y tras nueve años en el Lotto (y con 32 de edad), ficha por el Katusha, donde compartirá galones con otro veterano: Purito Rodríguez.

Vandenbroeck_jurgen_k

 

BEÑAT INTXAUSTI (SKY)
Ha hecho del Giro su tierra de cultivo, con dos victorias de etapa, un día enfundado en la maglia rosa y un octavo puesto final. También tiene una victoria en el World Tour: la Vuelta a Pekín. En esta temporada 2016 volverá a estar en la ronda italiana con sus nuevos colores del Sky como escudero de lujo de Mikel Landa.

Benta

 

 

CARLOS BETANCUR (MOVISTAR)
Su plata en el Mundial sub-23 en 2009 y su victoria en el Girino 2010 le pusieron en la rampa de salida. Su quinto puesto en el Giro de Italia 2013 y su victoria en la París-Niza 2014 le colocaron ya como aspirante a ser grande. Pero de repente su luz se apagó. Con problemas de peso y de confianza, Betancur cambia de maillot a sus 26 años y espera resurgir en el Movistar.

Betancur

 

 

IGOR ANTÓN (DIMENSION DATA)
Atrás quedaron los años en los que ganaba etapas en la Vuelta y en el Giro, vestía el maillot rojo y pujaba por la general en las grandes carreras. La pasada temporada se reencontró en la Vuelta a Asturias con la victoria, que no cataba desde 2011, pero no le sirvió para continuar en el Movistar. El Dimension Data le ha hecho hueco para seguir en el World Tour. Ahí coincidirá con otro fichaje vizcaíno: Omar Fraile.

Anton

 

 

LAURENS TEN DAM (GIANT)
A sus 35 años, el neerlandés deja su escuadra de las últimas ocho campañas, el anterior Rabobank y actual Lotto-Jumbo, para incorporarse al Giant. En su nuevo equipo exprimirá esa experiencia que le condujo a hacer top-ten en la Vuelta y en el Tour, para apoyar a dos emergentes líderes: Tom Dumoulin y Warren Barguil.

Ten dam

 

 

RUBÉN PLAZA (ORICA)
Su gran temporada 2015 con el Lampre, con una victoria en el Tour y otra en la Vuelta, le abre un nueva oportunidad con 35 años en el Orica australiano, donde coincidirá con otro fichaje español: el combativo Amets Txurruka. El también alicantino Rafa Valls deja igualmente el Lampre, en este caso para irse al Lotto-Soudal.

Plaza

 

Archivado en Actualidad , Ciclismo , Deportes

miércoles, 23 diciembre 2015

Por Juan Gutiérrez

La familia del ciclismo no está para muchas fiestas

En estos días festivos tan familiares, hay una familia que está para pocas fiestas: la familia del ciclismo, que anda en trámites de divorcio.

 

Estas festividades también son días de balance y resumen. Tengo delante de mí las audiencias de la información de ciclismo en la página web de AS durante el año 2015. Me van a permitir que no las haga públicas, porque son un dato de control interno. Pero sí voy a comentar algunas conclusiones. Hay tres meses que sobresalen abrumadoramente por encima de los demás: julio, mayo y septiembre, por este orden. El cuarto mes es agosto, que sumado a diciembre daría una cifra casi idéntica a julio. El mismo resultado, por cierto, que saldría de la adición de los ocho meses restantes. Obviamente, esos cuatro meses destacados corresponden a las celebraciones de las tres grandes rondas por etapas: Giro de Italia, Tour de Francia y Vuelta a España.

 

Parece razonable que ésta sea también la tendencia en el resto de medios españoles (como puede deducirse de los despliegues informativos en esas fechas) y seguramente en los europeos, aunque aquí quizá podamos encontrar la excepción de algún país como Bélgica, donde la primavera de las clásicas se vive incluso con más pasión que las grandes.

 

Prudhomme

 

Extraigo estos datos porque nunca he entendido mucho el afán de la UCI (de la actual y de la anterior) de globalizar y ampliar el calendario. Es bueno que el ciclismo crezca, es bueno que el ciclismo se expanda… Pero siempre sin perder la referencia de lo que ha hecho grande a este deporte: las grandes vueltas, las grandes clásicas y otras carreras europeas con solera.

 

La reforma que ha anunciado la UCI de la mano de los equipos y que ha provocado la salida de las competiciones de ASO nace con una contradicción intrínseca. Uno de los objetivos es que los grandes líderes se enfrenten con más frecuencia en las carreras, pero al mismo tiempo se propone la ampliación del calendario de 120 días a 180. Esta apertura serviría, suponemos, para incorporar más carreras en el calendario fuera del influjo europeo: Norteamérica, Oriente Medio, China o Japón… A la imagen de otros circuitos ya existentes como la Fórmula 1, el tenis o el golf.

 

Hay una idea que no está recogida en esta primera reforma, pero que se ha debatido y que asoma en el horizonte de un futuro cercano. Se trata de recortar los días de competición de las grandes rondas y en especial se ha hablado de la Vuelta a España. A mí, con los datos en la mano, me resulta un contrasentido eliminar jornadas en esas carreras que funcionan, que dan audiencias y que tienen un bagaje histórico, para incorporar otras sin ninguna tradición y de dudoso seguimiento.

 

Guillen

 

No es la primera vez que ASO se opone a este sistema cerrado llamado World Tour (antes ProTour). Y tampoco es la primera vez que los equipos buscan fortalecerse para lograr una mayor porción de la tarta. Estos movimientos de los grupos deportivos son casi tan antiguos como el ciclismo mismo. Recuerdo ahora, a bote pronto, cómo el Teka de Santiago Revuelta renunció a tomar la salida en la Vuelta a España de 1981, que partía de su propia casa de Santander, porque Enrique Franco no aceptaba sus pretensiones. Tampoco hace falta irse tan lejos, porque Oleg Tinkov anunció hace unos días que retirará su patrocinio al final de 2016 porque nadie le ha secundado en su intención de cambiar “el método”.

 

Los equipos siempre han sido la parte débil de este deporte (ciclistas al margen), porque han dependido (y dependen) de seducir a un gran patrocinador. Cuando el patrón echa el cierre, el equipo desaparece. Así ha sido siempre. Es cierto que una licencia por tres años daría más seguridad a las escuadras y a sus mecenas, pero tampoco sería una solución definitiva. Hemos visto casos en el actual World Tour. La única fórmula que verdaderamente daría fortaleza a los equipos sería participar de los derechos de televisión. Y esos derechos, como es sabido, pertenecen a los organizadores. Ahí tenemos otra clave de este divorcio, de por qué ASO no quiere ceder un ápice de terreno… Vaya a ser que un día le hayas dado alpiste al pájaro, y al siguiente haya salido volando con la jaula.  

 

Archivado en Actualidad , Ciclismo , Deportes

lunes, 14 diciembre 2015

Por Juan Gutiérrez

Un Río de dudas en torno a la Vuelta a España 2016

El recorrido de la Vuelta a España 2016 se está confeccionando bajo la alargada sombra de los Juegos Olímpicos de Río. La ronda ya está acostumbrada a convivir con la incógnita de la participación, muy condicionada siempre por los resultados del Tour de Francia. En los últimos tiempos, la cosa no le ha ido nada mal: en el presente 2015 se apuntaron Chris Froome, Vincenzo Nibali o Nairo Quintana después de la Grande Boucle; mientras que el año anterior lo hicieron Alberto Contador o el propio Froome. Pero en este 2016, Unipublic choca con un interrogante doble: el Tour y Río.

 

Hace un mes y medio, ya apuntábamos en este mismo blog que los Juegos estaban condicionando los programas deportivos de los grandes líderes, porque el sinuoso recorrido olímpico abre posibilidades para todos ellos. Si quieres llegar fuerte a Río (la carrera de fondo es el 6 de agosto), lo lógico es correr el Tour. Con 13 días de separación, los corredores tendrán tiempo de descansar sin perder el ritmo de competición. A punto.

 

  Nairo-chaves

 

La incógnita sobre el pelotón de la Vuelta podría no resolverse hasta después de la prueba olímpica (a dos semanas de la ronda). Ahora mismo, sólo Nairo Quintana y Esteban Chaves han confirmado su presencia. Un participante tradicional como  Alejandro Valverde (en 2016 opta por Clásicas-Giro-Tour-Juegos) está prácticamente descartado salvo que haga triplete. Alberto Contador ha dicho que lo ve “difícil”. Y entre los capitanes españoles, sólo Purito Rodríguez, a sus 37 años, ha soltado un “lo más seguro”, que abre las puertas a la carrera, pero no es definitivo. Para colmo, el Mundial del próximo año en Qatar es totalmente llano, por lo que nadie va a elegir la empinada Vuelta como trampolín para el arcoíris.

 

La alargada sombra de Río está teniendo otra consecuencia inmediata al margen de la planificación de los ciclistas. Los organizadores de la Vuelta, conocedores de esta espada de Damocles, están diseñando un trazado que contempla esta amenaza. ‘Como no sé quién va a correr, tengo que intentar que al menos la emoción se mantenga hasta el final’, es el planteamiento que circula por los despachos de ASO-Unipublic. Durante la semana pasada publicamos en AS un dibujo del trazado que todavía mantiene muchos interrogantes, pero que sirve para hacernos una idea del recorrido que se presentará el 9 de enero en Santiago de Compostela.

 

Serán diez llegadas en subida. En esto no hay ninguna novedad, salvo que la Vuelta exhibirá en 2016 pocos descubrimientos, saciados ya con las nueve metas en alto inéditas de 2015. La carrera irá salpicando el recorrido de estos finales para mantener el espectáculo televisivo, pero sin dificultades tremendas que puedan abrir una brecha insuperable en la general. Los Lagos, por ejemplo, es una maravillosa ascensión, que difícilmente sirve para decidir el maillot rojo. Tan sólo asoma al término de la segunda semana una interesante jornada pirenaica, que la web Road&Mud ha situado en el Aubisque (sin que haya confirmación ni desmentido), como una etapa que pueda abrir diferencias… Aunque siempre depende de cómo se la tomen los corredores: y con un final en alto, parece complicado que la afronten con ataques lejanos.

 

Aru
 

La estrategia es concentrar la resolución al final de la Vuelta, posiblemente en la Comunidad Valenciana (las webs arueda y Ciclo21 informan de una meta decisiva en Aitana, también sin confirmación oficial). La experiencia de la contrarreloj de Burgos 2015, que colocó líder a Tom Dumoulin, unida al vuelco que dio el Astana para Fabio Aru en la Sierra de Guadarrama, anima a intentar algo parecido. Aunque esta vez todo apunta a que se rematará con una meta en alto (como se hizo con Ancares 2014, Angliru 2013 y Bola del Mundo 2012). Para entonces, el Tour y Río quedarán ya muy lejos. Y ya veremos quién ha sobrevivido. En este momento, todos son dudas.

 

Archivado en Actualidad , Ciclismo , Deportes

lunes, 07 diciembre 2015

Por Juan Gutiérrez

Todos somos Reyes Magos

Ahora que estamos en fechas prenavideñas, he recordado una historia familiar. Aquel día que a mi hermana Beatriz, que es 18 años menor que yo, le dio por registrar armarios para descubrir uno de los secretos más dolorosos de nuestras vidas. Bea disimuló durante mucho tiempo, pero por fin un día lo confesó todo, con lágrimas en los ojos: “Ya lo sé…”. No encontró una respuesta hostil, ni mucho menos: “No llores, Bea… La magia no se acaba aquí. Ahora tú también eres un Rey Mago”. Actualmente tiene 27 años y todavía le tiemblan las manos cuando abre un regalo.

 

La comunicación social ha avanzado a una velocidad tan frenética, que ahora todos somos ‘periodistas’. O, al menos, podemos expresar una opinión o una noticia por diferentes vías, principalmente a través de las redes sociales, de blogs o de comentarios en páginas digitales. La información llueve desde múltiples frentes. Unos más fiables que otros, pero una ola se sube en otra y a veces hasta se convierte en tsunami. La universalización de la información es inevitable. Y a lo que es inevitable, no hay que levantarle diques.

 

Todo esto me ha venido a la cabeza después de la publicación de Chris Froome de sus valores fisiológicos en la versión británica de la revista ‘Esquire’. Personalmente era algo que me despertaba poca curiosidad y casi nula expectación. Ya se presupone que los grandes campeones exhiben unos parámetros excepcionales, cuya difusión nunca ha servido para demostrar el dopaje o lo contrario. Un científico te dirá una cosa y otro su reverso. El ciclista africano no es el primer superdotado que conocemos.

 

Froometwitter

 

Froome se ha visto empujado a este paripé después de los lamentables acontecimientos que tuvo que soportar durante el Tour de Francia, que llegó a su cénit con el lanzamiento de aquel vaso de orina por parte de un vándalo al grito de “dopado”. A Richie Porte también le voló un puñetazo durante la subida a la Piedra de San Martín. Los integrantes del equipo Sky, en general, estuvieron toda la carrera recibiendo insultos y agresiones, por aquellos que los consideraban sospechosos de doparse. Su dominio deportivo era su pecado.

 

Ya fuera del Tour y del dopaje, en los primeros lances de la Vuelta a España fue expulsado Vincenzo Nibali por remolcarse en el coche del equipo Astana. El ‘Tiburón del Estrecho’ también ha sufrido duros momentos a causa de su innegable sucia acción, hasta el punto de que tuvo que cerrar su cuenta de Twitter durante casi un mes.

 

 

 

Los periodistas no somos infalibles. Nos equivocamos, por supuesto. Ni más ni menos que cualquiera en su profesión. Entre nuestras obligaciones están las de informar, opinar, interpretar, contrastar, criticar, denunciar, entretener, divulgar… No siempre las cumplimos todas. O no siempre las hacemos bien. Y una información mal elaborada puede hacer mucho daño, me consta.

 

Pues bien, ahora somos todos ‘periodistas’. Con formación o sin ella. Y el daño se puede multiplicar por infinito. No es mi intención aquí cuestionar la libertad de expresión de nadie, recogida en ese artículo 20 de la Constitución que obligan a aprender de memoria en las facultades de Ciencias de la Información. La diversificación es algo bueno. Entre otras cosas, porque también a los periodistas nos conducen a superarnos. Desde luego, no me refiero a esas opiniones bajo seudónimos en plan ‘El Guerrero del Antifaz’ o el ‘Mejillonero Enfurecido’, ni a los que engordan seguidores a base de insultos y mentiras, ni a los que amenazan en público desde posiciones de anonimato. Me refiero a todo aquello que se expresa con sentido común, sea cual sea el canal.

 

Y eso es lo único que quería proponer hoy por aquí: sentido común y templanza. Dentro y fuera de los conductos tradicionales del periodismo. Ahora todos somos responsables de que un vaso de orina pueda volar a la cabeza de un deportista o incluso algo peor. Porque ahora todos somos Reyes Magos.  

 

Archivado en Actualidad , Ciclismo , Deportes

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00