as.com Ver todos los blogs >

Pedaladas

El blog de Juan Gutiérrez

Vamos a hablar de ciclismo, pedalada a pedalada. De sus gestas y de sus miserias. Desde mi experiencia como periodista en treinta grandes vueltas y en otras múltiples batallas...

Calendario

julio 2017
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

« El 'gigante' François Faber se emborrachó para ganar | Inicio | Las Chicas Bellas coronan a los campeones hasta París »

martes, 04 julio 2017

Por Juan Gutiérrez

El 'agua clara' de Vittel se usó como un símbolo antidopaje

Después del Tour de 1998 y del escándalo del Festina, una expresión circuló sin límite en Franciacourir à l’eau claire (correr al agua clara o limpia).

 

No era una expresión nueva, ya se había utilizado en el ciclismo. Y tomó sobre todo relevancia treinta años antes, en la salida del Tour de 1968, justo la edición posterior a la muerte de Tom Simpson. Los organizadores tomaron medidas para que no se repitiera una tragedia de ese calibre. En las vísperas, el doctor Pierre Dumas reunió a médicos, organizadores y corredores para debatir sobre lucha antidopaje, y se llegó al acuerdo de que se daría preferencia a los controles federativos, en lugar de las redadas policiales.

 

Aquel Tour partió de Vittel, una ciudad-balneario de los Vosgos con famosas aguas minerales, que es martes acogerá la meta por cuarta vez. El director, Jacques Goddet, aprovechó el simbolismo del lugar en su discurso en el Ayuntamiento: “De un ciclista que no se dopa, solemos decir que corre al agua clara. Consideremos como el más feliz de los presagios salir de esta villa, una reconocida estación termal”. Aquella 55ª edición se bautizó el Tour de la Salud.

 

No fue un camino de rosas. La organización suavizó tanto el trazado para evitar tentaciones, que la carrera cayó en el sopor. Los periodistas, en una acción inusual, protestaron con una huelga al inicio de la 10ª etapa y se manifestaron en el km 71 ante el director adjunto, Félix Lévitan. También hubo un positivo con anfetaminas de Jose Samyn, a quien defendió el presidente de los ciclistas, Jacques Anquetil: “Es inadmisible condenar a un profesional por tomar un medicamento con receta. No podemos privarle del pan”.

 

Aquel prólogo lo ganó Charly Grosskost, un corredor que había sido suspendido seis meses por dopaje en 1965 en su época amateur. En esas contradicciones rodaba ya el ciclismo.

 

LA RUTA DEL TOUR: 4ª etapa, Mondorf les Bains-Vittel

 

Goddet

Comentarios

Publicar un comentario

Si ya tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor identifícate.

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00