as.com Ver todos los blogs >

Pedaladas

El blog de Juan Gutiérrez

Vamos a hablar de ciclismo, pedalada a pedalada. De sus gestas y de sus miserias. Desde mi experiencia como periodista en treinta grandes vueltas y en otras múltiples batallas...

Calendario

julio 2017
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

« Incombustible Bahamontes | Inicio | La mayor tragedia del Tour: 9 muertos en Port de Couze »

domingo, 09 julio 2017

Por Juan Gutiérrez

Les Arcs: una nube delante de los ojos de Miguel Indurain

Les Arcs es a Miguel Indurain, lo que Pra Loup a Eddy Merckx. Un puerto poco exigente asociado para siempre al final de un mítico campeón. 

 

Tour de Francia de 1996. Era un 6 de julio lluvioso, víspera de San Fermín. La etapa había partido de Chambéry, la misma localidad que acoge hoy la meta. Se disputaba la primera jornada de los Alpes, con la Madeleine y el Roselend en su trazado, y con un final inédito en la estacion de esquí de Les Arcs. La última ascensión no intimidaba. “Son 15 kilómetros no excesivamente duros (5,8%), si no fuera por la paliza anterior. Pero habrá alguna diferencia, se verá quién va bien y quién mal”, explicó Indurain en la previa.

 

Tras sus cinco victorias consecutivas en el Tour, nadie imaginaba que uno de los que iban a ir mal era él. A 3,5 kilómetros de la meta, el navarro desapareció de las imágenes aéreas de televisión. “On laisse Indu­rain!”, gritó el comentarista. “¡Se queda Indurain!”. Cuentan que fue Rominger quien le desenmascaró, quien vio los síntomas en su cara y en su pedalada, y ordenó apretar a Olano.

 

Indurain iba solo. Y entró en crisis. “Pedía agua, ¡sales, sales! Era una esponja”, reveló luego su director Echávarri. Rechazó los bidones que le ofrecieron Zülle y Bombini, técnico del Gewiss, pero se avitualló en zona prohibida y fue penalizado con 20 segundos. A la meta llegó con “una nube delante de los ojos”, según sus palabras. La ‘pájara’ fue la explicación oficial, pero ni el mismo Indurain se lo explicaba: “Parece que fue por no comer, pero he comido bien y he bebido normal... Quizá la lluvia, mis músculos no van con el agua”. Perdió 4:19 minutos con el ganador, Leblanc, y 3:32 con el líder, Berzin.

 

Ya no levantó cabeza. Y si continuó en carrera fue, seguramente, por respeto al homenaje que se le rindió en la 17ª etapa, el 17 de julio, en Pamplona.

 

LA RUTA DEL TOUR: 9ª etapa, Nantua-Chambéry

 

INDURAIN-ARCS-2

 

Comentarios

Publicar un comentario

Si ya tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor identifícate.

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00