as.com Ver todos los blogs >

Pedaladas

El blog de Juan Gutiérrez

Vamos a hablar de ciclismo, pedalada a pedalada. De sus gestas y de sus miserias. Desde mi experiencia como periodista en treinta grandes vueltas y en otras múltiples batallas...

Calendario

mayo 2017
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

miércoles, 17 mayo 2017

Por Juan Gutiérrez

Cocinero antes que Fraile

Omar Fraile ha ganado las dos últimas ediciones de la Montaña de la Vuelta a España. Este premio no tiene el mismo prestigio que antaño, cuando Federico Martín Bahamontes y Julio Jiménez dominaban en los 50 y los 60. En los últimos tiempos tampoco suelen meterse en la puja los gallos de la clasificación general, salvo que vayan dando bocados a las cumbres por la propia inercia de la lucha por el maillot de líder. Aun así, conquistar la Montaña no es nada fácil. Hay que estar escapado durante horas para puntuar en los puertos intermedios, un día tras otro, sin muchas esperanzas de llegar con la cabeza de carrera. Puntuar y luego ganar la etapa está al alcance de muy pocos: Virenque, Majka… Fraile se ha curtido en estas batallas, que le han dado el fondo y el aprendizaje para rodar en grupos reducidos o solo durante muchos kilómetros. Fue cocinero antes que fraile.

 

El vasco, en plena madurez ciclista (cumplirá 27 años en julio), aprovechó esa experiencia este miércoles en una etapa de media montaña para sumar un buen puñado de puntos (coronó tres puertos en primera posición y otro en tercera) y, sobre todo, para lograr su primera victoria en una gran ronda, que a la par es el segundo triunfo español en el Giro 100 (el otro se lo llevó Gorka Izagirre). Fraile tuvo piernas, olfato y un brillante remate. No era sencillo, porque en la escapada viajaban certeros cazadores. El segundo clasificado, Rui Costa, fue campeón mundial en 2013 y tiene tres victorias en el Tour. El tercero, Pierre Rolland, ha vencido dos veces en el Tour, una de ellas en Alpe d’Huez. En este nivel no se regala nada. También por eso, el Movistar preparó una emboscada con Andrey Amador a Tom Dumoulin, que el equipo de la maglia rosa supo salvar. No sin un desgaste que, quizá, pague en jornadas venideras.

 

  Fraile

Archivado en Actualidad , Ciclismo , Deportes

miércoles, 10 mayo 2017

Por Juan Gutiérrez

El desafío de Nairo es posible

Lo escribí hace más de tres meses en el blog Pedaladas, así que ahora no me voy a contradecir. Más bien me voy a plagiar. Las experiencias de los últimos años han extendido la teoría de que no es posible disputar al máximo rendimiento el Giro y el Tour en la misma temporada. El debate ha reaparecido con Nairo Quintana, después de que Alberto Contador naufragara en el intento. Muchos piensan que el colombiano da una enorme ventaja a Chris Froome para la ronda francesa, pero no creo que sea tanta, quizá porque en ciertas cuestiones del ciclismo soy un clásico. Si desgranamos el listado de corredores que han logrado este doblete, solo vemos a siete grandes campeones: Coppi, Anquetil, Merckx, Hinault, Roche, Indurain y Pantani. El reto no está al alcance de cualquiera. Ni ahora, ni antes.

 

Por eso, en la decisión de Nairo no veo las heridas del futuro, sino el desafío del presente. Sólo reservado para leyendas. Podrá conseguirlo o no, pero hay que admirar su valentía. “Que no le haya salido bien a otros, no significa que no sea posible”, opina Eusebio Unzué, que tira de su propia historia para reforzar sus convicciones: Pedro Delgado, en 1988, y Miguel Indurain, entre 1992 y 1994, ganaron el Tour previo paso por el Giro. El técnico también apoya sus conclusiones en la edad de madurez de Nairo (27 años), en su experiencia en las grandes (ocho, con dos victorias y tres podios)… Y en que entre el final del Giro y el inicio del Tour hay tiempo suficiente para recuperar: 33 días. Eso sí, para empezar la casa por los cimientos hay que ganar este Giro 100. Vincenzo Nibali y Mikel Landa no se lo van a poner nada fácil.

 

Nairo

 

Archivado en Actualidad , Ciclismo , Deportes

miércoles, 19 abril 2017

Por Juan Gutiérrez

Valverde: ese chaval de 37 años

Alejandro Valverde cumplirá 37 años el próximo martes, 25 de abril. A esa edad la mayoría de los ciclistas están ya retirados, o compiten a un nivel muy inferior a sus tiempos gloriosos. Valverde continúa al máximo rendimiento. En lo que llevamos de temporada en 2017 ha sumado 10 de las 19 victorias del equipo Movistar, lo que le convierte en el pichichi mundial. Ha corrido tres vueltas, y ha conquistado las tres, todas ellas por delante de Alberto Contador: Andalucía, Cataluña y País Vasco. Su palmarés asciende ya a 107 triunfos, sin contar, obviamente, aquellos que obtuvo durante su descalificación por la Operación Puerto. Cuando preguntas cuál es su secreto, la mayoría de los que le conocen contestan lo mismo: tiene la misma ilusión que cuando era un juvenil, le gusta el ciclismo y disfruta de su trabajo.

 

Su última presa ha sido la Flecha Valona, que ya ha ganado cinco veces, cuatro de ellas consecutivas, con lo que aumenta su propio récord. Seguramente escucharán o leerán que esta clásica no es la más prestigiosa del calendario, y es verdad. No estamos ante uno de los cinco Monumentos del ciclismo. Ni tampoco la más dura, y es correcto. El remate en un muro resta atractivo al resto de su recorrido, porque al final todo se decide en las rampas del 26% de Huy, sin más alternativas. Pero al margen de esas consideraciones técnicas, la Flecha Valona es una de las victorias más relevantes de la temporada. Y un buen termómetro para la Lieja-Bastoña-Lieja, que también se ha anotado en tres ocasiones y que sí es un Monumento. Valverde tiene tomada la medida a ambas carreras. Ese chaval de 37 años.

 

Valverder

Archivado en Actualidad , Ciclismo , Deportes

domingo, 16 abril 2017

Por Juan Gutiérrez

La esperanza se apellida Torres

Los aficionados al ciclismo estábamos tan expectantes con el arranque de las clásicas de las Ardenas, con la posibilidad de que Alejandro Valverde cerrara el tríptico con una victoria en la Amstel Gold Race, que no se produjo porque volvió a dominar por cuarta vez Philippe Gilbert, grandioso, que apenas hemos mirado de reojo al velódromo de Hong Kong, donde se han celebrado los Campeonatos del Mundo de pista. Allí aconteció, sin embargo, una esperanzadora noticia: el bronce de Albert Torres. El menorquín no es nuevo en el cajón mundialista, ya tiene cinco medallas: un oro, dos platas y dos bronces. Pero lo que hace tan diferente a este podio es que, por primera vez, este brillante pistard de 26 años ha logrado el éxito en un prueba incluida en el programa olímpico: el omnium.

 

Con cinco medallas mundiales y tres títulos de campeón de Europa, Torres sería un ídolo en muchos deportes. O al menos tan reconocido como lo fue Joan Llaneras. Pero el balear ha tenido la mala fortuna de ir a contrapié con la historia, igual que David Muntaner y Sebastián Mora, sus dos parejas en la madison. Tanto esta prueba como la puntuación salieron de los Juegos después de Pekín 2008, justo tras la jubilación de Llaneras. En su lugar entró el omnium, una combinada que en Londres 2012 y Río 2016 constó de seis pruebas en dos días y que ahora ha cambiado a cuatro en una sola jornada. Este nuevo formato favorece más al de Ciudadela, que esta temporada ya ha sido oro continental, plata en una Copa del Mundo en Apeldoorn y bronce mundial. Ilusionante cosecha para Tokio 2020.

 

Torres

Archivado en Actualidad , Ciclismo , Deportes

sábado, 25 marzo 2017

Por Juan Gutiérrez

La reinserción del dopado

Hace un par de días recibí un mensaje de una persona vinculada al atletismo, que me advertía de que Raúl Chapado continúa con las mismas “tibiezas” que José María Odriozola en los asuntos antidopaje. No es el primer comentario que me ha llegado al respecto. Todo viene al hilo de la alineación que sacará este domingo España en los Mundiales de cross, en la que tres de los cinco integrantes han tenido alguna relación con casos de dopaje. Adel Mechaal, reciente campeón de Europa indoor de 3.000, está corriendo con una cautelar a la espera de que el TAS decida sobre sus tres incomparecencias. Ricardo Serrano fue detenido en 2013 en la Operación Gym-Sin por tráfico de sustancias, si bien después se sobreseyó la causa. Y Sergio Sánchez ha cubierto dos años de suspensión por un positivo con EPO.

 

El caso de Sánchez tiene más aristas, porque sí fue excluido de los últimos Europeos, pese a cumplir los requisitos. Ramón Cid, director técnico de la RFEA, reveló en AS que el leonés tenía en ese momento un expediente abierto por hacer un corte de mangas en Soria. Ahora apoya el cambio de criterio en que Sergio ha mejorado su actitud: “Todo el mundo tiene derecho a la reinserción”. En otro deporte castigado por el dopaje como el ciclismo, los dos ases españoles, Alejandro Valverde y Alberto Contador, compiten sin cargas y con aplausos, tras haber cumplido sanciones. Si se aceptan estos casos como justos, sería hipócrita señalar a un atleta por lo mismo. También entiendo que haya gente que se sienta incómoda al lado de deportistas que hicieron trampas. Pero si el derecho no se lo impide, en su derecho están.

 

Pasioncompetir

 

Archivado en Actualidad , Ciclismo , Deportes

miércoles, 22 marzo 2017

Por Juan Gutiérrez

El esperpéntico día en que la UCI aplicó sus propias reglas

El jurado técnico de la Volta a Catalunya, que preside el italiano Ernesto Maggioni, ha batido el récord mundial de líderes en una sola etapa, sin mediar ningún caso de dopaje: Rojas, Valverde y Hermans. La esperpéntica situación se originó el martes en la contrarreloj por equipos de Banyoles por una mala interpretación del reglamento, o por la nula voluntad inicial de interpretarlo como se debía. La normativa dice claramente que los ciclistas no pueden impulsarse entre ellos, ni siquiera los de la misma escuadra. Y las imágenes demostraron que tres corredores telefónicos sí lo hicieron. No fueron unos empujones determinantes, sino un ligero contacto, tan improductivo como fácil de evitar. Seguramente el Movistar no sacó ninguna ventaja de ello. Pero el reglamento es el reglamento.

 

“No recuerdo el día en que la UCI aplicó sus propias reglas”, escribió con ironía Jasper Stuyven en las redes sociales, en una de las innumerables quejas del pelotón sobre la confusa decisión del jurado: tres minutos a Rojas, dos a Amador y uno a Oliveira. Tuvo que llegar la propia UCI, a la mañana siguiente, para desdecir a sus jueces. La sanción de un minuto al Movistar es justa con el reglamento en la mano. Otra cosa es que ese reglamento, según está hoy redactado, sea justo para juzgar el espíritu del equipo en la crono. Un día después, Valverde ganó en La Molina. Una forma de reivindicar al Movistar, sin duda el más fuerte contra el reloj, con empujones o sin ellos. Y Van Garderen, el primero que denunció las irregularidades, se vistió de líder. Una forma de demostrar que no sólo se corre con las piernas.

 

Movistar

Archivado en Actualidad , Ciclismo , Deportes

viernes, 17 marzo 2017

Por Juan Gutiérrez

Una huida repugnante

Ane Santesteban, ciclista olímpica, fue atropellada ayer cerca de Errenteria, Guipúzcoa. ¿Sabes quién fue? Teléfonos: 062 y 112”. El mensaje lo colgó este viernes la Guardia Civil en su dinámica cuenta de Twitter. Santesteban había sido encontrada inconsciente en el suelo, con la bicicleta perfectamente colocada sobre unos arbustos. Alguien había apartado la bici de la carretera, presuntamente la misma persona que la atropelló con su vehículo y luego se dio a la fuga. Cualquiera de nosotros está expuesto a provocar un accidente, a cometer una imprudencia con consecuencias fatales. Es humano. Pero huir del lugar del siniestro y omitir el deber de socorro, que está tipificado en la Ley como delito, ya nos sitúa en otro escenario diferente. Es una salvajada, una acción repugnante.

 

El caso de Ane Santesteban ha trascendido más porque es una deportista de élite, pero hechos como este suceden por desgracia con mucha frecuencia. El pasado 2 de marzo, Anna González, acompañada por 13 familias con casos parecidos, entregó 200.000 firmas en el Congreso con una petición de reforma del Código Penal, para “evitar que ninguna muerte en la carretera quede impune”. Anna perdió a su marido en octubre de 2013, arrollado por un camionero que continuó la marcha y posteriormente fue detenido. Un juez desestimó luego la omisión de socorro, porque el ciclista ya estaba muerto y, por tanto, no había lugar al auxilio. No hace falta tener ningún estudio de Derecho para sentir una decisión así como una barbaridad. La Ley necesita una revisión. Por humanidad y justicia.

 

Ane

Archivado en Actualidad , Ciclismo , Deportes

domingo, 12 marzo 2017

Por Juan Gutiérrez

Contador y Eguibar: cuando ser segundo es ganar

Un ciclista me dijo una vez una frase que me hizo pensar: “El segundo clasificado es el primer perdedor”. El enunciado es rotundo y denota la ambición de un deportista profesional. Se compite para ganar. Y si no ganas, pierdes. Como punto de partida me parece ejemplar. Pero no es menos cierto que el deporte está lleno de triunfadores que no siempre alzan los brazos. Este domingo tuvimos dos casos: Alberto Contador y Lucas Eguibar. El ciclista de Pinto lanzó un valiente ataque a 50 kilómetros de la meta, un todo o nada que le dejó a dos segundos de la victoria. No ganó la etapa, no ganó la París-Niza, pero se volvió a ganar una vez más el reconocimiento de la afición y el aplauso general. David de la Cruz y Sergio Henao se llevaron estos dos triunfos, meritoriamente. Pero el héroe fue Contador.

 

Contadorpodio

 

Por la mañana habíamos disfrutado de otro segundo puesto: la plata de Lucas Eguibar, alias Luki, en el snowboarcross de los Mundiales de Sierra Nevada 2017. Se celebró por todo lo alto, con el Rey en la grada. Hace dos años, Queralt Castellet se había colgado también una plata, pero en halfpipe. Esa misma temporada, Eguibar había conquistado la Copa del Mundo de su disciplina. España nunca ha sido un país muy competitivo sobre la nieve, pero el snowboard sí nos da alegrías. Los más clásicos estamos seducidos por el esquí alpino, pero eso no debe cegarnos. Estos deportes emergentes, tan asociados a la nueva imagen de los jóvenes, son un vivero donde trabajar para el futuro olímpico. El próximo año tenemos los Juegos de Pyeongchang. Eguibar saldrá a ganar. Pero si queda segundo también lo celebraremos.

 

Luki

Archivado en Actualidad , Ciclismo , Deportes

martes, 28 febrero 2017

Por Juan Gutiérrez

La fuerza de ‘Hassen-Bike’

La visita de Gema Hassen-Bey a la redacción de AS me ha hecho retroceder casi 24 años, a septiembre de 1993... En la Casa de Campo de Madrid se celebraba la última cita del Campeonato de España de motos de agua. Antonio Rodríguez, más conocido como Toñejo, conquistaba su primer título nacional. Durante la prueba no se observaba ninguna diferencia entre los competidores, pero sí la había. Cuando su padre le llamó para felicitarle por la victoria, le lanzó una pregunta: “¿Cuántos minusválidos participaban?”. “Yo era el único”, le respondió. Y su padre lloró. Tres años y cuatro meses antes de este evento, Toñejo se había partido la espalda por varios sitios y se había quedado parapléjico, tras chocar contra una pared sobre un quad a más de 170 km/h en el Raid V Centenario.

 

De aquella entrevista con Toñejo se me grabó una frase: “La silla de ruedas se lleva en el culo, no en la cabeza. La única diferencia que veo con los demás es que voy sentado”. Esa frase me ha acompañado desde entonces y me ha ayudado a enfocar la relación con personas que puedan arrastrar una minusvalía. “Yo no creo en la discapacidad, cada uno de nosotros tiene unas capacidades”, nos dice ahora Hassen-Bey, con su sonrisa eterna, y nos señala la clave de su vida: “No rendirte nunca”. Con este ideario, el mismo de Toñejo, trabaja el proyecto de subir al Kilimanjaro sobre una hand-bike, sólo con el impulso de sus brazos y de su infinita voluntad. Gema se para ante un retrato de Urtain y evoca un recuerdo: “De pequeña me llamaban ‘Urtainita’, por la fuerza que tenía”. Ahora quiere ser ‘Hassen-Bike’.

 

Hassen-Bey

 

Archivado en Actualidad , Ciclismo , Deportes

jueves, 23 febrero 2017

Por Juan Gutiérrez

Una razón para pasar por ahí

A finales de 2014, Javier Guillén recibió la Medalla al Mérito Turístico a la Promoción, por cómo enseña España a través de las imágenes de la Vuelta. A finales de 2016, Guillermo Jiménez nos contó que las tres carreras de la EDP Rock ‘n’ Roll Madrid Maratón atraen a 8.000 participantes extranjeros, la mayoría de ellos acompañados de sus familias, que dejan en la capital unos 30 millones de euros en una semana. Son sólo dos ejemplos de cómo una competición deportiva puede fomentar el turismo. Hay muchos más: cualquier gran evento trae riqueza a la ciudad que lo organiza. Esta semana conocimos otro formato de cómo hacer turismo mientras se practica deporte: la GAES Pilgrim Race. La Carrera del Peregrino: de Madrid a Santiago de Compostela en bicicleta de montaña.

 

¿Sabían ustedes que el Camino de Santiago también parte desde Madrid? ¿Y que su kilómetro cero está en la Iglesia de Santiago y San Juan Bautista, muy cerca del Palacio Real? Pues, para empezar, ya hemos aprendido algo. La carrera transitará por tres comunidades (Madrid, Castilla y León y Galicia) durante ocho etapas y 725 kilómetros. Una excusa para hacer deporte. Pero también para conocer, para visitar, para comer o para tomarte una cerveza. “Dame una razón para pasar por ahí”, fue una de las frases que nos lanzó Carlos Chaguaceda, el director general de Turismo de la CAM. La Sierra de Guadarrama, Las Médulas y la Ribeira Sacra son algunos de los reclamos. Y la GAES Pilgrim Race te da una razón para pasar por allí. A la vez que compites o practicas una actividad física.

 

Santiago

Archivado en Actualidad , Ciclismo , Deportes

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00