as.com Ver todos los blogs >

Punto Pelota

El blog de Josep Pedrerol

Un repaso a la actualidad futbolística española e internacional

Categorías

Calendario

junio 2013
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.


Últimos comentarios

« noviembre 2012 | Inicio | enero 2013 »

viernes, 28 diciembre 2012

Por Josep Pedrerol

Y después de Mourinho ¿qué?

Futuro. Esa es la gran pregunta que me hago en los últimos días. ¿Qué pasará cuando se vaya Mou? Seguro que le echaremos de menos todos, también los culés. El otro día en Barcelona me preguntaron en varias ocasiones por el portugués y ninguna por Messi o Iniesta. ¿Por qué? Nunca había vivido algo igual. Mourinho es un ídolo para muchos y un muñeco de pim, pam, pum para la mayoría. En algunos medios catalanes han llegado a llamar “insecto” entre otras lindezas al técnico del Madrid. ¿Dónde vamos a llegar? Yo siempre he defendido la pasión en esto del periodismo, un ejemplo es Punto Pelota, pero estamos llegando a generar odio. Toca una reflexión seria al respecto.

Tensión para ganar. Es cierto que Mourinho vive en la crispación permanente. Así es como se siente más cómodo. Está en su salsa. Entiende que un vestuario necesita tensión para ganar y lleva su fórmula hasta las ultimas consecuencias. Pero, cuando los resultados no acompañan las dudas llegan al equipo, que empieza a reducir la intensidad, a sentir que algo se está haciendo mal y acaba bajando los brazos. Mou ha demostrado tener la pócima milagrosa para triunfar en todas partes pero nos falta ver cómo se maneja en circunstancias adversas. Sentar a Casillas no resultó ser el mejor golpe de efecto pero está en su derecho de hacer y deshacer las alineaciones a su antojo. El club le va a apoyar. Florentino va a pedir un compromiso absoluto tanto a los jugadores como al equipo técnico. Todos tienen que remar en la misma dirección. Las batallitas hay que dejarlas para otro momento.

 

La conjura de Florentino. La Liga está casi perdida pero quedan siete partidos, sólo siete partidos, que valen una temporada. En el Madrid saben que el esfuerzo debe estar ahí. Ganar la Champions convierte a los futbolistas en héroes y al entrenador otra vez en Special One. Ese va a ser el mensaje del presidente. No hay que abandonar ninguna competición pero sí pedirá la conjura de todos, sin fisuras, para conquistar la Décima.

 

Mou y la Prensa. Cuando acabe la temporada ya se verá. Será el momento de afrontar la renovación de Cristiano, de hablar a las claras con el entrenador sobre su futuro y de diseñar el nuevo proyecto del Real Madrid. Si Mou se va, la Prensa quedará sumida en un vacío temporal. Pareceremos zombies en busca de una nueva víctima a la que apuntar. En Italia aún hoy le echan de menos... La afición del Madrid dictará sentencia sobre su entrenador pero los periodistas deberemos darle las gracias por todo lo que nos ha dado. El que venga será mejor o peor pero seguro que mucho más aburrido. Feliz 2013 a todos. Nos seguimos viendo en Punto Pelota.

Archivado en

sábado, 22 diciembre 2012

Por Josep Pedrerol

Cristiano merece el guiño de Florentino

Marcar los tiempos. Llegó el momento de actuar, de reaccionar a los movimientos de los rivales, de afrontar con tranquilidad un tramo definitivo de la temporada. Florentino ha aprendido en esta segunda etapa de su mandato a manejar la presión con una aparente frialdad. Él es quien marca los tiempos. Ni la prensa, ni Mou ni nadie. Tiene una norma no escrita de esperar a los dos últimos años de contrato para afrontar una renovación. Pero, el presidente blanco debe asumir que no todos los futbolistas son iguales, que no todos merecen el mismo trato.

El regreso a Manchester. Cristiano pidió verle hace algunos meses. Le dijo que quería marcharse, que no era feliz en el Madrid... Fueron cinco minutos, sólo cinco minutos de súplica. Florentino le dio la negativa por respuesta. El portugués encogió los hombros, se levantó, le tendió la mano al presidente y se marchó. Desde entonces su comportamiento ha sido ejemplar. Volvió a recuperar la sonrisa, a partirse la cara, mejor dicho la ceja, por el equipo con más o menos fortuna y mostrando una profesionalidad fuera de toda duda. Florentino no quiere dar el paso pero debe hacerlo. Se acerca el momento clave de la temporada. Cristiano regresará a Manchester en marzo. Abrazará de nuevo a Fergusson, su padre futbolístico y consejero en tantas y tantas ocasiones. Allí será recibido como un ídolo. Los ingleses siempre han sabido cuidar a las estrellas mejor que nosotros.

Cristiano es diferente. El delantero portugués quiere continuar en el Madrid pero siente que el club debería tratarle como lo que es, uno de los mejores jugadores del mundo. Mientras el Barça le ofrece el contrato de su vida a Messi, a razón de quince millones netos por temporada más incentivos, a seiscientos kilómetros de distancia, Cristiano espera una llamada, una simple llamada de Florentino o de José Ángel Sánchez que le tranquilice. Se trata de un guiño, de un gesto de complicidad. Es una figura de talla mundial pero, como cualquiera de nosotros, también necesita una palmadita en la espalda y unas palabras: "Tenemos que sentarnos a hablar de lo tuyo". Florentino debe entender que la frialdad es buena pero hasta cierto punto. Cristiano no puede irse del Madrid. No hay nadie en el mercado que pueda sustituirle, nadie. Con ese gesto hacia el portugués, Florentino no mostraría debilidad sino inteligencia.

Orgulloso del Madrid. Cuando el crack portugués aterrice en el Reino Unido para afrontar la vuelta de la Champions debe sentirse respaldado por el Madrid. Cristiano recibirá la ovación de quienes fueron sus aficionados y no celebrará los goles, si los marca, por respeto a lo vivido en el Manchester durante años, pero una vez finalizado el partido reflexionará. Mirará su camiseta blanca y el escudo de su club, el Real Madrid, y debe sentirse orgulloso de afrontar el futuro en el equipo de sus sueños con la seguridad de que sus dirigentes estarán a la altura. Cristiano y el Madrid se necesitan... y Punto Pelota.

Archivado en

sábado, 15 diciembre 2012

Por Josep Pedrerol

Florentino Pérez defiende "el Madrid de los socios"

La Décima. Esta mañana, Florentino Pérez tendrá la oportunidad de dirigirse al madridismo con motivo de la entrega de insignias a los socios más veteranos. Será un buen momento para lanzar un mensaje contundente: el Madrid es de los socios y sólo de los socios. Nadie se entrometerá en las decisiones del club. Nadie mangoneará. Tampoco los periodistas. Florentino defenderá su gestión económica y apoyará a entrenador y jugadores como patrimonio del Real Madrid. No será un discurso agresivo. Todo lo contrario, más bien conciliador. Intentará calmar a aquellos socios que observan con preocupación el trato que la prensa dispensa al Madrid. Y acabará con un deseo compartido por todos los aficionados merengues: La Décima.

La burbuja del futbolista. Para conseguirlo sabe que hará falta la unión del vestuario. Mi amigo Michael Robinson, así le sigo considerando, me decía un día que los jugadores se dan cuenta de lo importante que es el fútbol para la sociedad cuando se retiran. Es cierto. Viven en una burbuja. Se sienten perseguidos por los medios de comunicación, agobiados por los aficionados... Pero cuando dicen adiós al fútbol activo echan de menos todos lo que rechazaban: los autógrafos, los focos, las cámaras... Ley de vida.

El fútbol es de todos. Sería bueno que esos jugadores, ídolos de masas, supieran que el fútbol es suyo, de entrenadores, árbitros y directivos pero, sobre todo, es de la gente. Los aficionados hacen un esfuerzo enorme para pagar una entrada o la cuota mensual de socio. Ellos piden poco, muy poco. Sólo piden que sus futbolistas den la cara por el club, que trabajen y se dejen el alma en el terreno de juego. Pero, eso no hay que pedirlo. Hay que exigirlo.

Mourinho es un chollo. Mourinho señala, de vez en cuando, a algunos jugadores en rueda de prensa. Cierto. Sería discutible si hace bien o mal con esa denuncia pública. Pero, el portugués consigue algo que deberían valorar sus futbolistas. Da la cara cuando el equipo pierde. Sale al Bernabéu a las nueve y veinte en una especie de plebiscito. Para él es todo el protagonismo, todo. El portugués es el rey de la estrategia. Maneja a los medios a su antojo. Lanza los debates que le convienen. Siempre lo mismo. La prensa dedica mucho tiempo a machacar al entrenador, con razón o sin ella. Y los jugadores siempre se salvan. Salen indemnes de cualquier derrota, de cualquier fracaso. Son los buenos de la película. Mourinho es el malo. Se lleva todos los palos pero consigue blindar al vestuario. Es lo que busca: proteger a los jugadores por encima de todo. Son afortunados. El día que se marche el portugués lo lamentarán... Y Punto Pelota.

Archivado en

sábado, 08 diciembre 2012

Por Josep Pedrerol

La defensa pública de Florentino a Mourinho

Acoso y derribo. Mourinho está sufriendo una brutal campaña de acoso y derribo por parte de la mayor parte de medios de comunicación. Os aseguro que me sorprende. Parece claro que muchos estaban agazapados esperando el momento oportuno. La situación del Madrid en la Liga, a once puntos del Barça, ha sido la excusa perfecta para empezar a disparar toda la artillería verbal. Los aficionados merengues observan con perplejidad ese antimourinhismo y se distancian cada vez más de los que consideraban sus medios afines.

 

La protección al Barça. Muchos seguidores madridistas se sienten huérfanos y envidian al Barça, siempre protegido por sus periodistas. Mourinho ha cometido errores, seguramente demasiados, pero tiene algo que le hace grande: su personalidad. No se amedrenta ante nadie. No cede a los chantajes. Sabe que van a por él. El portugués es un personaje incómodo para la Prensa y eso supone pagar un alto precio. Os confieso que yo no soy nada corporativista. El tiempo me ha demostrado que en esto del periodismo hay muy buena gente y también muchos golfos con buena cara. Yo no tengo que defender a mis compañeros de nada. Me limito a decir lo que me apetece y cuento con la libertad para hacerlo. Florentino se mantiene firme en sus convicciones y hace bien. Fichó a Mourinho y le apoyará hasta el final. El presidente del Madrid tiene muy claro que está al servicio de los aficionados y no de la Prensa.

 

La defensa pública será el sábado. Como os avancé en primicia hace una semana en Punto Pelota, el próximo sábado Florentino se dirigirá a los socios, a sus socios, para mostrar un apoyo incondicional a su entrenador, como ha hecho otras veces y como debe ser. Será en la entrega de insignias a los socios más antiguos. No se puede permitir el mangoneo de los medios de comunicación en el club. Antes, eran los periodistas quienes ponían y quitaban a su antojo a presidentes y entrenadores. Por suerte, algo ha cambiado. Florentino no va a ceder a las presiones y Mourinho tampoco. Esa es la buena noticia. El Madrid es de los socios, le pese a quien le pese, y…Punto Pelota.

Archivado en

sábado, 01 diciembre 2012

Por Josep Pedrerol

Florentino, el adiós de Mou y el fichaje de NeymarFlorentino

Palo. Florentino no esperaba una derrota en el Benito Villamarín. Fue un palo especialmente duro para él. Al día siguiente, domingo, se puso en marcha muy temprano. Contrastó la situación, la mala situación, del equipo con algunas de sus personas de confianza. Ahí nació el nuevo Florentino, más inquieto y nervioso de lo habitual. El futuro del Real Madrid empezó a diseñarse ese día.

El desencanto de Mou. En Punto Pelota hemos ido desgranando todos los movimientos de las últimas semanas. Siro López anunció hace más de un mes el bajón anímico de Mourinho, la soledad que siente en el club, la desprotección ante todo y ante todos, la persecución de la prensa, la actitud de un vestuario que no ha dado la cara por él hasta el otro día y unos portavoces excesivamente elegantes, Pardeza y Butragueño, pero poco hábiles en la defensa de los intereses del Madrid, sobre todo con los árbitros. Además, el portugués siente que la relación con Florentino es más fría que antes, más distante. Cierto. El pulso que mantuvo con Toril no le gustó al máximo mandatario blanco, que sí cree necesaria una apuesta seria por la cantera. El portugués asume que su final en el Madrid está cerca y el club también. Pero, un objetivo les une, más bien una obsesión: La Décima.

Futuro. El tiempo pasa, la situación es incierta y hay que pensar en la próxima temporada. Rafa Benítez y el alemán Joachim Löw son dos de las alternativas que se barajan si Mourinho se va el 30 de junio. En cuanto a futbolistas, Falcao es un objetivo prioritario para Florentino. Es un delantero que no falla en las grandes ocasiones, siempre contundente en el área e impecable en sus declaraciones. Su llegada estaría siempre sujeta a la marcha de Higuaín.

El recambio: Neymar. Pero la gran preocupación del Real Madrid es Cristiano Ronaldo. El portugués quiere marcharse. Se lo dijo a Florentino cara a cara en su despacho un día antes de anunciar públicamente su tristeza. La situación no ha variado. El presidente intentará retenerle, pero no a cualquier precio. Si el París Saint Germain hace una oferta suculenta, se estudiaría. Florentino tiene el recambio en la cabeza: Neymar. En el club merengue dan por hecho que el brasileño no irá al Barcelona. Sería el futbolista que podría ilusionar a la afición, aunque los guiños constantes del jugador del Santos a Messi y compañía no han gustado en el madridismo. La maquinaria se ha puesto en marcha. El futuro del Madrid empezó a diseñarse el pasado domingo... Y Punto Pelota.

Archivado en

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00