as.com Ver todos los blogs >

El retrovisor

El retrovisor

Una mirada diferente del mundo del motor. Mi visión particular del sector del automóvil y la moto, las tecnologías de vanguardia, el tráfico, la seguridad vial y el respeto medioambiental. Si te gusta conducir, éste será un espacio que podremos compartir.

Categorías

Calendario

agosto 2014
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

publicidad

miércoles, 27 agosto 2014

Por Raúl Romojaro

Mis personajes favoritos (3): Víctor Muntané

Hace ya algún tiempo, cuando se pusieron en marcha los blogs del AS, empecé escribiendo uno que creo recordar se llamaba ‘Final de recta’. Trataba, como es fácil adivinar, sobre el mundo de la competición del motor, la misma temática que me ocupa cada una de las jornadas en esta Redacción. Por eso quise darle un giro al enfoque pasados unos meses de su lanzamiento y lancé este espacio al que ahora tengo el privilegio de que le estés dedicando unos minutos… Mil gracias por ello. Quería centrarme en asuntos más cercanos, en experiencias propias o ajenas pero con las que tantos nos identificamos, en la realidad con la que nos encontramos cuando nos ponemos al volante de un coche o el manillar de una moto, en viajes, en inquietudes... Y también me apetecía mucho hablar de personas, de gente con la que me voy encontrando y que me deseaba presentaros por su excepcionalidad, por su talante y talento, por tantas cualidades que atraen mi interés y admiración.

Camel

Así nació esta todavía corta serie de ‘Mis personajes favoritos’ que hoy protagoniza alguien muy especial para mí. No nos conocemos desde hace demasiado tiempo y tampoco nuestra relación es lo intensa que nos gustaría por el distanciamiento geográfico, pero os puedo asegurar que Víctor Muntané es una de esas personas que no dejan indiferentes por una calidad humana fuera de lo común. Víctor es un español nacido en Nueva York y su vida ha estado consagrada al deporte, la aventura, sus proyectos empresariales y su familia, aunque obviamente con una prioridad que no se refleja en este orden. Como deportista atesora logros como ser campeón universitario de judo, el primer saltador de esquí náutico con los pies desnudos, preolímpico de vela en la clase Start o ganador de la edición 1987 del Camel Trophy que se celebró en Madagascar, entre algunos otros.

Victor1

Un portento en lo físico pero no menos en lo personal, lo que le permite tener repartidos por el mundo entero cientos de amigos que sólo tienen palabras de respeto y cariño hacia Muntané. Y ello es posible porque los viajes son otra de sus grandes pasiones y en la que más tiempo he compartido personalmente con él. Su actividad profesional actual se centra en la representación para España y los países de habla hispana de EagleRider, la mayor empresa alquiladora de motos del mundo (tienen un parque de más de 4.000 unidades). De este modo, organiza y ejerce como guía de maravillosas rutas por Estados Unidos, desde la legendaria 66 (es autor de una magnífica guía sobre este viaje épico) a la costa californiana pasando por los parques naturales del país o los cayos de Florida. Conoce como pocos las carreteras estadounidenses, lejos de los trayectos habituales y siendo capaz de acercar a quienes le acompañan parajes que difícilmente descubrirían de otro modo.

Ruta662

Aunque ya digo que ante todo es un gran tipo, con una estatura que es el envase ideal para ese pedazo de corazón que le convierte en alguien tan especial. De paciencia infinita con sus viajeros (lo que no siempre es fácil, puedo dar fe de ello), jamás tiene un mal gesto y siempre una sonrisa, manteniendo la serenidad ante cualquier tipo de complicación, lo que transmite una valiosa tranquilidad a sus acompañantes. Además, su doble nacionalidad le facilita resolver imprevistos como ciudadano de Estados Unidos, lo que también es una ventaja para su trabajo con grupos de turistas.

Ruta66

Si a ese talante sumamos una experiencia de más de veinte años viajando por todo el mundo (incluyendo meses enteros cada temporada en Estados Unidos) es fácil adivinar que nos encontramos ante un compañero de ruta y guía diría que ideal. Así lo saben y valoran en EagleRider, como demuestra que hayan depositado en este barcelonés de Nueva York la confianza de un mercado tan importante como el de los países hispanos, tarea que desempeña con éxito incluso en tiempos convulsos en lo económico como los que no está tocando sufrir.

Victor2

Estaba pensando, llegados a este punto, que en realidad mis palabras siquiera son una somera aproximación al carácter de una persona tan excepcional. Para conocer sus virtudes lo mejor es viajar a su lado, disfrutar de su compañía en la carretera, donde él se encuentra en su medio natural y pone a nuestra disposición, con una generosidad encomiable, tanta experiencia y amabilidad. Os puedo asegurar que si en alguna ocasión tenéis la oportunidad de hacer ruta junto a Víctor entendéis mucho mejor lo que ahora soy incapaz de transmitir con fidelidad. Así ya lo han hecho los cientos de viajeros, hoy sus amigos, a lo largo de los últimos años y durante miles de kilómetros.

Archivado en

jueves, 14 agosto 2014

Por Raúl Romojaro

Mis diez recomendaciones para comprar un coche

Con eso de llevar más de veinte años probando coches y motos, a promedio de uno semanal, bastante a menudo me piden consejo para la adquisición de un nuevo vehículo. Amigos, compañeros, familiares, amigos de amigos e incluso desconocidos que se acercan por este gran patio de vecinos que es el ciberespacio buscan en mí las respuestas que ellos no encuentran por sí mismos. Yo agradezco tanta confianza (que seguramente no merezca) en mis conocimientos y experiencia, aunque también supone una gran responsabilidad en cuanto mi opinión puede influir en su decisión. Así que pensando en todo esto he tenido el atrevimiento de realizar mi decálogo personal de recomendaciones para cambiar de automóvil… y no morir en el intento.


1. Saber lo que queremos. Sí, lo reconozco: algunos de estos puntos sonarán a auténtica perogrullada, pero mi experiencia como asesor cercano y desinteresado me indica que en ocasiones perdemos de vista lo esencial del asunto para caer en disquisiciones mucho más peregrinas. Así que empezando por lo obvio, resulta esencial saber qué coche queremos, necesitamos o anhelamos. No es la primera vez que me ponen en la disyuntiva de tener que elegir entre un monovolumen familiar y un utilitario urbano, como si existiera alguna relación conceptual entre ambos.


2. Definir nuestras prioridades. Un automóvil se puede comprar con la cabeza o con el corazón, así que debemos saber qué motivos nos llevan a hacerlo a nosotros. Si se trata de una cuestión aspiracional o emocional, olvidemos la lógica para dejarnos llevar por los sentimientos, hay que ponerse al volante del coche que nos pide el cuerpo y poco más… Si por el contrario buscamos un vehículo que cubra determinadas necesidades, tengámoslas claras como he comentado en el primero punto.

Compra05

3. La información es poder. Gracias a este milagro de Internet, hoy es más fácil que nunca disponer de una inagotable información sobre cualquier producto, cuando más de uno de un precio tan elevado como un automóvil. Leer mucho y de diferentes fuentes, tanto de profesionales como de usuarios del modelo en cuestión, nos ayudará a tener más claro si nuestra elección va por el buen camino.

4. Adiós a los prejuicios. Nunca son buenos, pero los prejuicios pueden alejarnos de buenas opciones para nosotros. Me refiero a rehuir previamente de determinada marca, modelo o concepto con argumentos poco sólidos. Fabricantes que hace años podían ser considerados de baja calidad (como los coreanos) ahora se revelan al mejor de los niveles o tecnologías cuestionadas por su fiabilidad (el caso de los cambios automáticos) hoy pueden sorprendernos por su eficacia y ausencia de problemas.

Compra02

5. Calcular a largo plazo. La mera adquisición de un vehículo supone una enorme inversión para cualquier economía media, pero el gasto va mucho más allá. Se trate de un coche nuevo o usado, además de poder pagarlo para que sea nuestro debemos ser capaces de mantenerlo. Muchos conocemos ejemplos de compradores de un modelo de marca de lujo aprovechando una buena oportunidad que luego se convierte en una carga inasumible para ellos por el coste de su mantenimiento, recambios, consumo o seguro.

6. Busca, compara… y elige la mejor oferta. Este punto quizá no resulte de mucha utilidad para aquéllos que viven en una localidad pequeña con poca oferta de concesionarios en un radio de distancia razonable. Pero si podemos realizar un estudio de mercado sobre las ofertas de diferentes vendedores de la misma marca no debemos dejar de hacerlo. Siempre ha sido así pero incluso más ahora que las ventas no atraviesan su mejor momento y los comerciales se muestran mucho más agresivos en sus propuestas.

Compra04

7. No pasar por alto los detalles. En esa búsqueda de la mejor opción no debemos dejar de lado ciertos detalles como algo secundario. Algunas ofertas están condicionadas a la contratación de determinados servicios de la marca, como la financiación o las garantías extendidas, así que es aconsejable dedicarle el tiempo necesario a la letra pequeña o a que el vendedor nos explique con detenimientos todos los matices de la operación.


8. Precaución con los chollos. Se trate de un coche, una televisión o un viaje de vacaciones todos sabemos ya que, por desgracia, nadie regala nada. Salvo casos puntuales y poco frecuentes, un vehñiculo vale lo que vale con determinados márgenes razonables. Cuando nos encontremos ante lo que podemos considerar como un chollo, mucha atención: la oportunidad de oro puede transformarse en una pesadilla, sobre todo en el mercado de ocasión. Es lo que se llama dar gato por liebre…

Compra01

9. Comprar lo que podemos pagar. Lo sé: otra obviedad… pero que tampoco lo es tanto. Con los coches (y casi más con las motos) a muchos nos puede entrar una especie de enajenación mental transitoria que nos lleva a gastar más de lo que podemos asumir por tener el vehículo de nuestros sueños. Y llegados a este punto pongo tono paternalista, con permiso: de verdad que no merece la pena el sacrificio, los excesos también aquí se pagan y una máquina nunca nos dará tantas satisfacciones como para compensar no poder dormir durante la noche atormentados por cómo pagar la próxima mensualidad.


10. La decisión es sólo tuya. Con lo que ahora te voy decir pensarás que podrías haberte ahorrado leer semejante ladrillo. Quizá tengas razón, pero sólo he pretendido ofrecer una pequeña ayuda para aclarar algunos conceptos hasta llegar a este décimo mandamiento del comprador de coches. La decisión es sólo tuya, tú serás quien disfrutes al volante, quien deguste el acierto de la elección o sufra haber errado en la misma. Infórmate, pide opiniones, escucha a los amigos, patea concesionarios y reflexiona cuanto puedas al respecto pero finalmente, compra lo que tú creas mejor… o te arrepentirás cada día que encienda el contacto. 

Compra07

Archivado en

lunes, 28 julio 2014

Por Raúl Romojaro

‘En busca del norte’, la acertada crónica de un viaje legendario

La literatura de viajes en moto es un género que ha proliferado en los últimos tiempos. Y como en cualquier otro fenómeno expansivo, el crecimiento se traduce en una variedad que puede llegar a sorprender y en algunos casos negativamente. Respeto, por supuesto, el derecho que tiene cualquiera a intentar convertirse en escritor circunstancial y pretender transmitir, con más o menos acierto, sus experiencias. Sin embargo, la aceptación de este hecho no significa que todo lo publicado sea merecedor de ello, de ocupar un lugar en nuestras estanterías y, especialmente, exigirnos el pago de cierta cantidad por una auténtica bazofia. En estos casos hablamos, sencillamente, de un fraude en toda regla, tan reprobable como comprar una lata de conservas y al abrirla descubrir que el alimento no se encuentra en buen estado.

Portada

Por fortuna, también como en todo, hay excepciones que debemos celebrar. Yo acabo de descubrir una de ellas y por este motivo quiero compartirla con vosotros, ya que se trata de un libro muy recomendable para todos aquéllos que estéis interesados en los viajes en moto. Su título es ‘En busca del norte’, su autor se llama Sergio Morchón y está editado por 2T Moto. Su nombre nos da una pista bastante evidente del desafío que se relata y que no es otro que alcanzar desde España una de las grandes metas de cualquier motorista que se precie de serlo: Cabo Norte, el punto más septentrional del continente europeo, Nordkapp en Noruega.

Long2

Me ha gustado lo que cuenta Sergio, cómo lo cuenta y, sobre todo, la pasión por la moto que es capaz de transmitir. Lo hace con un estilo sencillo y directo, carente de esas pretensiones ridículas capaces de dinamitar relatos similares. Todos podemos escribir, obviamente, pero hacerlo con tino es algo reservado a unos pocos (soy consciente de tan cruda realidad porque no me encuentro entre esos elegidos) y obviarlo sólo conduce a florituras innecesarias, hipérboles superfluas y descripciones infumables, por no hablar de la cursilería galopante o el ridículo literario. Morchón huye de todo eso y acierta de pleno… cosa que le agradezco. No le conozco personalmente pero debe ser un tipo instruido y estudioso (no me imagino otro perfil en un licenciado en medicina como él) y sin duda que tales cualidades le han ayudado a ser capaz de emocionar sin empalagar.

Long4

Es un relato para viajeros y motoristas, nos hace llegar las vicisitudes propias de un reto en solitario de semejante envergadura, la relación tan especial que mantiene con la BMW F 800 GS que conduce y el ambiente que respira a su paso por cada uno de los lugares que le aguardan durante más de catorce mil kilómetros. El texto es fácil y ameno de leer, lo que no quiere decir simple o carente de contenido, más bien al contrario. Como remate, el autor ha incorporado apéndices de enorme utilidad, que serán de ayuda para todos aquéllos que deseen realizar en algún momento este viaje aspiracional: desde cuánto debemos presupuestar a dónde se puede dormir, pasando por los detalles de la ruta por etapas, el material necesario o la preparación de la moto.

Long5

Ya digo que no deberías dejar de leerlo si te interesa esta temática. Es baratito (catorce euros) y está impreso con calidad, aunque en su edición se han cometido pequeños deslices imagino fruto de la premura de tiempo o de las apreturas económicas que suelen acompañar a estos proyectos editoriales (publicar un libro en España puede ser más complicado que cualquier viaje al fin de mundo). Pero más allá de erratas sin importancia o esas líneas viudas o huérfanas que personalmente tanto me irritan, creo que ‘En busca del norte’ no os defraudará. Viviréis junto a Morchón un viaje con matices de iniciático, a su lado podréis recorrer esos parajes con los que tantos soñamos y, quién sabe, quizá os sirva de inspiración para muy pronto seguir sus pasos y disfrutar de una experiencia única. Eso sí, si a continuación os da por escribir un libro del viaje a Cabo Norte, tened en cuenta que Sergio ha dejado el listón alto…

Long3

Archivado en

viernes, 18 julio 2014

Por Raúl Romojaro

Tecnología que salva vidas

La seguridad sigue sin ser prioritaria para los automovilistas españoles. No es que lo diga yo (aunque también tengo esta sensación) sino que lo refrenda un estudio realizado por la ‘Fundación Línea Directa’ con un dato concluyente: el precio del vehículo y su consumo bajo son los aspectos determinantes en la decisión de compra entre la mayoría de los conductores de nuestro país. Sólo un 25 por ciento de los potenciales compradores de un coche nuevo se muestra dispuesto a gastar más dinero en equipamiento de seguridad, incluso un veinte por ciento de ellos cree que estos dispositivos sólo sirven para encarecer el precio final.

080619_AR_MiTo_17_1024

Realizando un ejercicio de autocrítica, quizá los periodistas especializados en la información de motor no estamos consiguiendo transmitir a nuestras audiencias que la realidad es bien distinta. La tecnología salva vidas al volante y los conductores deberían ser más conscientes de ello de lo que parecen que lo son. Y de nuevo me refiero al mencionado estudio de la compañía aseguradora para argumentar tal evidencia. Según sus conclusiones, la utilización de cuatro sistemas concretos de seguridad como son el frenado de emergencia autónomo, la asistencia de mantenimiento de carril, el detector de fatiga y la advertencia de ángulos muertos evitarían el 27,5 por ciento de los accidentes con víctimas que cada año se producen en España (cerca de 23.000). Y más contundente aún, salvarían por encima de las 400 vidas en las carreteras, un 22 por ciento del total. Datos que merecen una reflexión, sin duda…

Audi-seguridad-Adaptive-cruise-control_02-960x639

En mi opinión, dos son los problemas graves en este asunto. El primero de ellos, el más obvio, es que el envejecimiento del parque automovilista español, como consecuencias de la crisis, impide el acceso a estos dispositivos a una gran parte de la población. Se trata de sistemas de relativamente reciente implantación, así que es poco habitual encontrarlos en vehículos con más de un lustro de antigüedad, casi imposible en los que tienen más de diez años y que en la actualidad superan los ocho millones. Por tanto, la renovación del parque resulta acuciante no sólo por la cacareada necesidad de la eficiencia ecológica (que también) sino también por algo, según mi criterio, incluso más importante en términos de inmediatez como es la seguridad.

12b3

La otra carencia grave se refiere a la información de los usuarios. El ya citado estudio de ‘Línea Directa’ recoge que el 96 por ciento de los automovilistas encuestados no es capaz de identificar estos sistemas por sus siglas y casi la mitad de ellos incluso ignora si su propio coche los lleva. Mucho por hacer, es obvio, en la difusión de su funcionamiento y ventajas, empezando como ya he señalado por los medios de comunicación y siguiendo por las propias marca junto a su red de ventas. En este sentido, el mismo informe revela que el sesenta por ciento de los potenciales compradores de un automóvil cree que no recibió información adecuada sobre seguridad en el concesionario, centrándose los argumentos del vendedor en otros aspectos. Es decir, tanto esfuerzo de investigación y desarrollo de los grandes fabricantes no encuentra el reflejo conveniente en un punto tan vital de su actividad como es el final de la venta, el contacto con sus clientes.

Lr_range_rover_sport_dynamic_06new_LowRes

Son datos todos que deberían ser tenidos muy en cuenta. Creo que éste es uno de los caminos obligados para continuar reduciendo la siniestralidad en nuestras carreteras, mucho más efectivo que la política represiva y sancionadora que tanto parece a entre los responsables del tráfico en nuestro país. Por supuesto que la actitud de los conductores resulta fundamental, pero tanto como que los vehículos que utilicen sean cada día más seguros. El riesgo cero es utópico, así que se debe impulsar que su probabilidad y consecuencia se vean reducidos al mínimo gracias a una mayor implantación de soluciones que son mucho más que argumentos de ventas, se trata de prodigios tecnológicos de enorme ayuda para la conducción.

 

Archivado en

martes, 08 julio 2014

Por Raúl Romojaro

Punto final para mi aventura en Discover More 2014

Sí, lo sabía. Sabía que todo lo bueno se acaba, pero eso no significa que asumirlo sea fácil. Para mí finalizó Discover More 2014, aunque el periplo de la Harley-Davidson Street Glide continuará durante otro mes y medio durante los que recorrerá diez mil kilómetros más por otros países de Europa. Ha sido un desenlace un tanto precipitado, aunque no por ello menos emotivo. Por razones profesionales he tenido que regresar a Madrid un día antes de lo previsto, así que la última etapa en realidad ha sido un compendio de las dos previstas para concluir, completando el Santander-Bilbao-San Sebastián en una única jornada. No era un recorrido en ningún caso largo, poco más de doscientos kilómetros tirando por lo derecho, pero sí que teníamos previsto seguir recopilando material gráfico, video y fotos, para la página web de Discover More.

La2

Pudimos hacerlo en gran parte porque la climatología acompañó algo más que el domingo. Salimos de Cantabria bajo un aguacero intenso pero a medida que nos adentrábamos en Euskadi el tiempo mejoró de forma significativa, así que mis compañeros de viaje pudieron grabar con más comodidad y yo rodar sin las molestias propias de la lluvia. Un escenario de excepción para cerrar Discover More en España, paisajes de ensueño y todo lo bueno de la gastronomía de la zona, como el descubrimiento que para mis acompañantes supusieron las famosas anchoas de Santoña. Así, casi sin darnos cuentas, estábamos ya en el concesionario oficial Harley de San Sebastián, donde debía entregar la moto como último trámite de mi experiencia y despedirme de mis cuatro nuevos amigos británicos.

La4

El marcador parcial que inicialicé al arrancar en Barcelona indicaba que había recorrido 3.723 kilómetros en once días rodando con la Street Glide. No es por supuesto ningún récord pero tampoco está mal para un viaje en el que se trataba, fundamentalmente, de descubrir todo lo que este país puede ofrecer en el turismo en moto, evitando por tanto siempre que era posible la monotonía de las autovías o las carreteras principales. Así que no son tantísimos kilómetros pero sí muchísimas horas al manillar, en ocasiones una jornada laboral completa de ésas de ocho horas que ya no sé si alguien disfruta en España… Por suerte, siempre todo bajo control, sin ningún incidente, sin ningún susto, sin problemas mecánicos, con buen tiempo en la mayor parte de las etapas y saboreando a tope de cada uno de esos miles de kilómetros.

La3

La experiencia para mí ha sido, obviamente, muy positiva. He dedicado buena parte de mis vacaciones de este año a un proyecto interesante y del que me siento orgulloso de haber podido formar parte, como profesional de la comunicación y también como apasionado de una marca única como es Harley-Davidson. He disfrutado mucho con los lugares que he visitado, con la conducción en carreteras maravillosas y con encuentros con algunos amigos a lo largo de toda España: Javier, Gon, Lola, Ramón, Juan, David, el Madrid Chapter… Pero sin duda alguna, si tuviera que quedarme con algo de este Discover More sería con el gratificante apoyo que he recibido de todos los que estáis ahí, los que me habéis acompañados a través de mi blog o de las redes sociales.

La6

Antes de ponerme en marcha ya explicaba que todo esto carecería de sentido sin alguien que estuviera al otro lado, sin el interés que pudiera suscitar el proyecto entre los aficionados a las motos y también a los viajes. Lo que no imaginaba es que ese apoyo iba a ser tanto y tan incondional, convirtiendo a ‘El retrovisor’ en uno de los blogs más seguidos en As.com durante este tiempo y recibiendo cientos de mensajes en Twitter, Instagram e incluso en Facebook, una red de uso estrictamente personal para mí. Así que sólo puedo acabar esta sensacional experiencia agradeciendo a cada uno de vosotros el cariño que he recibido y el haberme hecho entender que todo esto merecía la pena mucho más de lo que yo pensaba. Gracias de corazón… y hasta la próxima.

La5

La9

La7

La8

 

Archivado en

domingo, 06 julio 2014

Por Raúl Romojaro

Cantabria, verde y lluviosa

 

 

 

San01

Para empezar, quiero disculparme por mi ausencia de ayer en este diario de viaje en que se ha convertido mi blog durante los últimos días. La jornada del sábado se complicó más de lo previsto. Debíamos viajar desde Madrid hasta Cantabria, un desplazamiento ya de por sí largo pero que se extendió por las necesidades de producción de video. El pronóstico del tiempo señalaba lluvias persistentes en el norte peninsular para el domingo y era necesario aprovechar el día anterior para ir cerrando el periplo por España y Portugal de Discover More 2014.

San02

Además, como en cada etapa, buscamos algunas rutas alternativas para completar nuestro recorrido y para llegar hasta Santander desde Madrid pasamos por Villalba, el puerto de Navacerrada, La Granja, Segovia, Burgos y el puerto del Escudo, con algunos desvíos intermedios buscando parajes atractivos, que llevaron la conducción de la Street Glide hasta casi las nueve horas. Es decir, el doble de lo necesario normalmente para viajar hasta la capital de Cantabria desde la de España, lo que da una idea del mucho trabajo que hubo que hacer con el equipo de grabación para conseguir imágenes de calidad.

San06

Así que llegué al hotel muy tarde y bastante cansado, con el tiempo justo para cenar algo e intentar conciliar el sueño lo antes posible aspirando a estar listo para un domingo que también se presentaba intenso. Nuestro objetivo era recorrer carreteras pintorescas de Cantabria y Asturias, tanto por la costa como en una aproximación a los majestuosos Picos de Europa. Ya sabemos que si esta zona deslumbra con su verdor no es porque coloquen aspersores y el pronóstico del tiempo acertó de pleno: desde primera hora de la mañana ha llovido con intensidad y casi de forma permanente, con lo que nuestros planes se han visto muy alterados. Más allá de las molestias de mojarte en moto, que serían secundarias, el asfalto se ha quedado en unas condiciones bastante delicadas, así que no nos ha quedado otra opción que acortar significativamente el kilometraje.

San05

Ha sido una lástima porque había mucho que ver y que grabar, pero los riesgos eran excesivos y tampoco las imágenes lucían del mismo modo que en un día soleado. Pese a ello, creo que lo que hemos podido cubrir ha merecido la pena y quedarán algunos planos bastante chulos, incluso con la autenticidad que una jornada tan lluviosa aporta para describir esta zona del país. Eso sí, con menos horas de motos hemos tenido más fácil comer sin prisas, así que un magnífico arroz con pescado y marisco en la espectacular Comillas ha compensado en cierta medida el resto de los inconvenientes…

San04

Espero que podamos tener ocasión de completar el trabajo de filmación en los dos próximos días, los últimos de Discover More a mi cargo. Sí, mi pequeña aventura particular va tocando a su fin, nos queda por visitar Bilbao y San Sebastián antes de entregar la Street Glide en un concesionario de Harley-Davidson para que ponga rumbo de nuevo a Francia y después continuar su viaje por Inglaterra. Y como también he tenido la posibilidad de ver por la tele la sensacional carrera de Fernando Alonso en Silverstone, he conocido a través de mis compañeros de viaje una noticia que me ha hecho mucha ilusión: es posible que el mismísimo Jenson Button sea el encargado de hacer uno de los relevos de Discover More en su país. El británico es un gran aficionado a las Harley y si finalmente su agenda le permite utilizar la moto con la que yo llevo ya 3.500 kilómetros será para mí otro motivo de satisfacción por haber participado en este proyecto.

Archivado en

viernes, 04 julio 2014

Por Raúl Romojaro

Una jornada de encuentros

Ha sido un día de rodar rápido hoy en Discover More. La verdad es que tenía ganas de llegar a Madrid, así que mi sensación era la propia de cuando te vas acercando al destino tras un largo viaje: cierta ansiedad por alcanzarlo lo antes posible. En mi caso era sólo una etapa más, la ruta prosigue durante varias jornadas, pero algo especial por aquello de acabar en casa.

Mad01

Desde Plasencia he puesto rumbo a Hervás, para reunirme con un buen compañero de profesión y amigo, Ramón Pradera. Junto con otro cinco harlistas forman los ‘Sin Riders’, una interesante iniciativa que pretende promocionar el consumo de cerveza sin alcohol entre los motoristas en particular y los conductores en general. Con el apoyo del sector cervecero, recorrerán España durante un mes y más de 6.000 kilómetros, predicando con el ejemplo en decenas de bares de todo el país la importancia de separar alcohol y tráfico en aras de la seguridad vial. Hemos pasado un rato agradable, se nota que están disfrutando también de lo lindo de la experiencia, y a continuación hemos seguido la ruta aunque, por desgracia, en dirección opuesta, ellos hacia el sur y yo hacia el norte.

Mad03

Béjar, en Salamanca, la monumental Ávila y ya Madrid han completado los puntos de paso de esta jornada de encuentros, porque en la capital tenía otro importante. En Makinostra, concesionario oficial Harley-Davidson, un grupo de miembros de su Chapter (el club de usuarios de la marca) han tenido el detallazo de recibirme e interesarse por Discover More. Se lo agradezco de todo corazón, siempre es un placer coincidir con buenos amigos y mejores motoristas, con el esfuerzo añadido de acudir a saludarme en la tarde de un viernes, después de una larga semana de trabajo y seguro que con otros planes mucho más interesantes.

Mad05

Después de dormir en mi cama (es confortable después de una semana de hoteles, aunque sean estupendos) toca rodar hacia el norte. Cantabria, Asturias y Euskadi aguardan. Veremos si la bonanza climatológica de la que he venido disfrutando se mantiene, aunque será difícil. Un viaje en motor por la cornisa cantábrica sin mojarse no sería un viaje en moto, ¿no? Esperemos que no sea demasiado, que soy de secano…

Archivado en

jueves, 03 julio 2014

Por Raúl Romojaro

Pues eso: descubriendo más

Este jueves ha comenzado de forma espectacular, quizá como preludio de lo que iba a ser un gran día. Nunca había cruzado la desembocadura del rio Tajo en Lisboa por el puente Vasco de Gama y me ha parecido impresionante. Mide, según la Wikipedia, nada menos que 17,2 kilómetros de longitud, con lo que es el más largo de Europa. Me ha recordado mucho a los que surcan el sur de Florida y no me podido dejar de sentir cierta añoranza del sensacional viaje en moto que hace ya algunos años hice por ese paraíso con mis buenos amigos Mela Chércoles y Javier Peralta.

F5

Tras disfrutar de la experiencia, realmente aconsejable, de atravesar el Vasco de Gama mi destino era Portalegre para abandonar Portugal pero siempre rehuyendo de las carreteras principales y por supuesto de las autovías… El navegador de la Street Glide se ha encargado de orientarme y lo ha hecho con pleno acierto, porque he podido rodar por rutas secundarias en buen estado, atravesando grandes extensiones sin población y, por tanto, con muy poco tráfico. Tan poco habitada está la zona que he llegado apurado al siguiente repostaje, pero por suerte incluso me han sobrado un par de litros cuando por fin he encontrado la siguiente estación de servicio… al precio de la gasolina portuguesa (1,66 euros el litro de 95 octanos).

F1

Para alcanzar Valencia de Alcántara, cruzando esa la frontera con España que ya no existe, otra recomendación: las pequeñas carreteras que surcan el Parque Natural de la Sierra de San Mamés, también casi desiertas y con un buen puñado de curvas para hacer más entretenida la conducción. Y desde allí dirección a Cáceres con otro desvío que tampoco quería dejar de hacer. Me apetecía mucho acercarme hasta Alburquerque, un pueblo con un majestuoso castillo en el que siendo niño estuve en una ocasión de campamento (imaginad lo que pudo ser, con diez u once años, una semana viviendo en una fortificación medieval), así que ha sido la excusa perfecta para recorrer otro paraje de singular belleza como es la Sierra de San Pedro.

F2

Entre unas cosas y otras, los algo menos de 400 kilómetros que Google Maps decía que me tocaba completar se han convertido en unos 520… y me he quedado con ganas de más. En un par de ocasiones pensaba que alguna tormenta podía hacerme acabar el día pasado por agua pero finalmente la lluvia no ha aparecido y, por el contrario, la temperatura ha vuelto a ser ideal para rodar en moto.

F4

Ha resultado otra jornada inolvidable, mi sincronía con la Harley es ya absoluta y el recorrido está acompañándome como no imaginaba que pudiera ocurrir en zonas que desconozco por completo y es fácil equivocarse. Ahora la cosa ya cambia porque Discover More gira hacia el este y pone rumbo a Madrid, sin duda un destino muy especial para mí. Hace una semanita que salí de allí, así que empezar a sentir algo de añoranza va tener el remedio perfecto en el momento justo. Mañana duermo en casa y además podré pasar un rato agradable al acabar la etapa con mis amigos del Madrid Chapter en Makinostra, concesionario oficial de la marca en la capital. Será la guinda para otra etapa que espero disfrutar tanto como la anterior.

 

Archivado en

miércoles, 02 julio 2014

Por Raúl Romojaro

Todas las ventajas de viajar con una gran moto

Pues un país más en la lista de los visitados por Discover More 2014. Ya estamos en Portugal. Y al final, el desplazamiento de más de 400 kilómetros y a buen ritmo (exigencias de la logística) entre Sevilla y Lisboa ha resultado mucho más llevadero de lo que esperaba. Ha hecho incluso fresquito en algunas zonas del recorrido, el tráfico no ha resultado tedioso y los últimos doscientos kilómetros he podido completarlos fuera de la autopista, llegando hasta la capital portuguesa por una bonita carretera nacional, aunque ello haya supuesto tener que atravesar más poblaciones de las deseables…

La foto 1

Al margen del propio placer de rodar en moto, una ruta de cierta entidad como ésta se convierte en un puro trámite especialmente gracias a una máquina como la Harley-Davidson Street Glide 2014. Los ingenieros de Milwaukee han hecho un encomiable trabajo con su Proyecto Rushmore, un amplísimo paquete de medidas tecnológicas que desde este año se aplican a su familia Touring. Ya lo había podido comprobar en otras pruebas de menor duración, pero es ahora, cuando ya he superado los dos mil kilómetros con mi compañera eventual, cuando más estoy valorando estas mejoras.

La foto 2

Y creo que en este caso concreto puedo opinar con bastante conocimiento de causa. No porque sea un probador de motos consumado, que no lo soy, sino porque mi Harley personal es una como la que utilizo durante estos días pero en su versión 2012, es decir, sin toda la evolución que aporta el Proyecto Rushmore. Así que tengo elementos de juicio y comparación suficientes, tantas horas subido en la Street Glide, en todo tipo de carreteras y a ritmos diferentes en ocasiones me están permitiendo refrendar que el salto hacia adelante con esta versión es significativo.

La foto

No pretendo hacer aquí una prueba de la moto (que, por cierto, ya publiqué en su día en Motormercado de AS.com), sólo reflexionar sobre el modo en el que el esfuerzo de los ingenieros nos hace la vida la vida mucho más fácil a los usuarios. En ocasiones esto de las mejoras y las evoluciones nos puede sonar a simples argumentos de ventas o márketing, pero en casos como el del Proyecto Rushmore, os puedo asegurar que no es así. La nueva Street Glide es mucho más solvente en su tren delantero al completo, la frenada es más potente y dosificable, el embrague hidráulico se revela como una delicia, la distribución modificada le permite al motor subir de vueltas con más alegría, abrir las maletas laterales con una sola mano resulta comodísimo… En definitiva, todo son ventajas entre las que tampoco quiero olvidar la opción de instalar un sofisticado equipo de infoentretenimiento, que incluye un navegador que se escucha, se ve y se maneja con una eficacia inusual en un dispositivo de este estilo para moto.

La foto 3

Al hilo de esta cuestión, me ha llamado la atención lo que gustan en Portugal las Harley. Supongo que quizá puede ser porque están menos popularizadas aún que en España, pero lo cierto es que varios camioneros me han facilitado el adelantamiento al verme llegar, otros me hacían ráfagas o tocaban el claxon al cruzarnos y en los pueblos, incluso en Lisboa, muchos giraban la cabeza al paso de la Street Glide, levantaban el pulgar de una mano o hasta aplaudían… Otra ventaja de conducir un motón.

 

Archivado en

martes, 01 julio 2014

Por Raúl Romojaro

La ruta de la felicidad

Mar04

El verdor de los campos, contrastando con el amarillo de los cultivos ya agostados. El azul del cielo. Los riscos que recortan el horizonte. El asfalto de la carretera. El sonido del motor. Una curva tras otra. La mejor de las compañías. Hay días en los que todo parece salir bien en moto, de esos en los que cada instante tiene sentido por sí mismo, y hoy ha sido uno de ellos para mí. Rodando entre Marbella y Sevilla me preguntaba si la felicidad es algo parecido a la suma de esas sensaciones, porque lo cierto es que durante unas horas mi estado de ánimo se podía resumir en la sonrisa tonta que se dibujaba debajo del casco… Lástima que hayan sido sólo doscientos kilómetros, porque en tales circunstancias habría hecho otros mil más.

Mar08

Ni uno de autovía desde que dejamos atrás el glamour de Marbella acompañados de mis buenos amigos Gon y Lola. Han hecho el esfuerzo de buscar un rato libre en una jornada laborable para rodar conmigo rumbo a Ronda, él con su rojita Street Glide y ella con una V-Rod que tampoco deja indiferente. Supongo que la mayoría conoceréis un tramo clásico como éste, pero si no es así os no podéis dejar de hacerlo a la primera oportunidad. Son casi cincuenta kilómetros de curvas enlazadas, de radio muy constante y bastante rápidas, con un asfalto cuidado y unas estupendas vistas a la salida de cada una de ellas. Una invitación a disfrutar cada segundo que culmina con la llegada a una localidad tan emblemática como Ronda.

Mar07

Ya en solitario he continuado hacia la sierra de Grazalema, otro espectáculo para los sentidos. Carretera estrecha y revirada para atravesar unos parajes de extraordinaria belleza, con apenas tráfico y salpicada de cuando en cuando con uno de los famosos pueblos blancos, en este caso pertenecientes a la provincia de Cádiz. El trazado es también divertido y exigente con la conducción, más que por su dificultad porque llega a resultar complicado combinar la atención a los mandos con el reclamo constante del paisaje, una naturaleza armónica y serena que me lleva a pensar, una vez tras otra, en el encanto sin par de este país. Y como guinda para el pastel, temperatura casi ideal para rodar en moto, se circula a cierta altitud y sólo al detenerme caía en la cuenta de que estábamos estrenando ya el caluroso mes de julio.

Mar09

Desde El Bosque hasta Sevilla apenas ya un paseo, también por una carretera autonómica tranquila y que invita a saborear el paisaje, los olores, la brisa, el intachable comportamiento de la Street Glide, incluso la soledad del viaje… Instantes casi eternos que quedan en el recuerdo, seguro que dentro de mucho tiempo me acordaré con nitidez de ese martes veraniego en el que tanto disfruté entre las provincias de Málaga, Cádiz y Sevilla.

Mar01

Como este post me está quedando un poco (quizá demasiado) happy, voy a descargar mi conciencia con los pequeños inconvenientes del día. El más evidente, que camino de Alicante lo que me debió picar fue una tarántula voladora o algo similar, porque mi pierna sigue tan inflamada e irritada como ayer, aunque por fortuna me molesta más cuando me bajo de la Harley que cuando voy en ella (estaría bueno que una tontería así fuera a condicionar mi disfrute). Y para rematar, el tedioso proceso diario de conectarme a la Internet para poder enviar estas líneas: me parece increíble que a estas alturas de película y en hoteles de cierto nivel (Harley-Davidson España me está tratando muy bien) siga resultando tan complicación disponer de una simple WiFi.

Mar02

Saboreo todo lo que ha dado de sí la jornada porque la próxima creo que será algo diferente. Tenemos que llegar dentro de un margen horario hasta Lisboa (compromisos del equipo de producción que me acompaña), una buena kilometrada en la que no nos podremos distraer demasiado, así que me temo que me tocará tirar de autovía más de lo que me gustaría. Pero de momento, que me quiten lo bailao…

PD: Además de por su hospitalidad y compañía, muchas gracias a Gon y Lola porque me han hecho unas fotos estupendas como recuerdo de mi paso por Marbella.

Archivado en

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00