as.com Ver todos los blogs >

El retrovisor

El retrovisor

Una mirada diferente del mundo del motor. Mi visión particular del sector del automóvil y la moto, las tecnologías de vanguardia, el tráfico, la seguridad vial y el respeto medioambiental. Si te gusta conducir, éste será un espacio que podremos compartir.

Categorías

Calendario

septiembre 2014
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

publicidad

« La moto de campo reivindica su supervivencia | Inicio | El coche eléctrico necesita todavía más 'voltaje' »

miércoles, 02 noviembre 2011

Por Raúl Romojaro

El síndrome del dedo perezoso

Dedo03

De un tiempo a esta parte, vengo observando el contagio imparable de una patología preocupante entre los automovilistas españoles y que he tenido a bien en bautizar como el síndrome del dedo perezoso. Consiste en ciertas carencias funcionales en nuestras extremidades superiores, que dificultan realizar gestos tan sencillos y cotidianos como pasar las páginas de un libro, hurgarse la nariz, pulsar la tecla ‘Enter’ del ordenador, seleccionar nuestra bebida en la máquina expendedora de refrescos y, muy especialmente, accionar el intermitente de nuestro coche…

Dedo01

De todas las limitaciones que impone el síndrome del dedo perezoso, sin duda alguna la más delicada es esta última, por la influencia que tiene en la seguridad vial, tanto para quien lo padece como para quienes le rodean en la circulación. Una operación tan simple como mover la mano para impulsar esa palanquita al lado del volante se convierte en un desafío mayúsculo que el enfermo termina por obviar. En definitiva, qué importancia tiene que los demás sepan hacia dónde nos dirigimos, si vamos a cambiar de carril, si pretendemos aparcar o si necesitamos girar en una calle… Ya se darán cuenta cuando la maniobra sea un hecho, ¿no?

Dedo02

Sin embargo, más allá de las complicaciones que la dolencia provoca en el tráfico cotidiano, me inquietan las consecuencias neurológicas en las que el síndrome puede derivar. Porque me da la impresión de que, en un estado avanzado de la enfermedad, los afectados llegan a perder la conexión con la realidad y se convencen de que el mundo se reduce exclusivamente al pequeño habitáculo de su automóvil. Como consecuencia del deterioro neuronal, se olvidan de principios básicos de la convivencia tan importantes como la educación, el respeto, la consideración hacia los demás… Y eso sí es que es grave y preocupante, cuando una sociedad enferma se encamina hacia su autodestrucción impulsada por una ausencia clamorosa de principios. Porque lo de menos casi es poner o no el intermitente, lo triste es no hacerlo porque nos importa un bledo el resto de la humanidad. Y dicen que ya somos 7.000 millones…

 

Comentarios

Totalmente de acuerdo, pero sobre todo en las rotondas, el que no lo usa, es porque no le da la gana, pero al menos que en las rotondas, si se use, porque ya sea en las salidas de la misma, circulando por el interior (si golpeas saliendo es culpa tuya) y tambien de cuando te dispones a entrar y uno viene saliendo y no señaliza, pues te quedas ahí parado como un idiota porque al amigo no le ha dado por marcar su salida.

Creo que son costumbres, casa uno tiene sus defectos conduciendo y si desde el inicio no usabas intermitentes ahora tampoco lo hacen.

COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
EN LA CONDUCCION DIARIA

Cada señalización luminosa es un acto de conciencia

Ejemplo:

Ceder el paso a un peatón.

Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

Poner un intermitente

Cada vez que cedes el paso a un peatón

o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


Atentamente:
Joaquin Gorreta 55 años

Publicar un comentario

Si ya tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor identifícate.

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00