as.com Ver todos los blogs >

El retrovisor

El retrovisor

Una mirada diferente del mundo del motor. Mi visión particular del sector del automóvil y la moto, las tecnologías de vanguardia, el tráfico, la seguridad vial y el respeto medioambiental. Si te gusta conducir, éste será un espacio que podremos compartir.

Categorías

Calendario

marzo 2014
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

publicidad

« enero 2012 | Inicio | marzo 2012 »

lunes, 27 febrero 2012

Por Raúl Romojaro

'Coches del Año' sin ningún fundamento ni argumento

Con bastante frecuencia me preguntan por un determinado modelo de coche, generalmente cuando mi interlocutor está interesado en su adquisición. Yo les doy mi opinión sincera, y particular claro, sobre el producto a esos potenciales compradores y ellos me explican sus reparos al respecto, sus dudas o sus preferencias. Y tengo que decidir que, después de muchos años con esta asesoría en funcionamiento, jamás nadie ha esgrimido como argumento de compra que el modelo en cuestión hubiera sido acreedor de uno de esos premios que cada poco se conceden: desde el Coche del Año en Europa al de España, pasando por los de las más variopintas revistas, webs… y casi asociaciones de vecinos.

Chevro

Esta introducción sirve para argumentar los motivos por los que jamás he creído en estos galardones, los conceda quien los conceda. Me parece que carecen de peso específico en las decisiones de los compradores y sólo sirven para alimentar el ego de las propias marcas, que pueden presumir de tener el mejor producto de un determinado periodo… en opinión de un determinado colectivo. Y es en este punto en el que se depositan precisamente mis mayores dudas, en el propio colectivo que ejerce como jurado. Podría convencerme el criterio de unos cuantos si éste fuera objetivo, imparcial y concienzudo. Pero, por desgracia, la observación de la realidad me ha llevado a la conclusión de que tal escenario difícilmente se produce, diría más bien que está próximo a la utopía.

PTCruiser

Sólo así se puede explicar que estos galardones recaigan en ocasiones en automóviles que distan mucho de merecer tales privilegios. Recuerdo un caso sonado, fue cuando el Chrysler PT Cruiser se hizo acreedor del premio del Coche del Año en España. Ahí quedó, sin pudor, ni reparos… Una auténtica castaña sobre ruedas que, me parece recordar en 2001, fue supuestamente lo mejor que apareció en el mercado a juicio de los especialistas (periodistas y algunos que no lo eran tanto) que participaron en aquella elección. Con todo el respeto para ellos, bajo mi punto de vista la única razón para que ese premio se perpetrara fue que la marca tuvo la habilidad suficiente para conquistar la voluntad del colectivo…

Jaguar

La práctica es muy habitual y de funcionamiento sencillo. La información de motor tiene un claro carácter comercial y las marcas manejan importantes presupuestos (aunque muy inferiores en estos tiempos de crisis) para posicionar en el mercado sus productos. Y en este contexto se abre la veda para que intenten influir en el criterio de los jurados, incapaces así de valorar con objetividad y de un modo aséptico las cualidades del coche en cuestión. No gana el mejor, lo hace el que se haya presentado, adornado y vendido con más eficacia ante quienes deben decidir que lo es.

Volante

Son las reglas del juego y no soy yo nadie para cuestionarlas, pero sí puedo no compartirlas y, por supuesto, dudar de su legitimidad. Es por ello que desde hace ya muchos años no participo en ninguna elección de estas características, ni lo haré mientras que no me ofrezcan las garantías suficientes de objetividad y profesionalidad. Respeto, insisto, a quien decida aportar su voto con el convencimiento de que su elección es la justa, aunque también tengo la constancia de que no siempre es así… más bien lo contrario. Por eso, cuando alguien me pregunta por este o aquel modelo, jamás se lo recomendaré por haber sido elegido coche de nada… Un criterio adulterado nunca es buen consejero. Creo yo...

Archivado en

martes, 14 febrero 2012

Por Raúl Romojaro

Por alusiones…

Significativo el revuelo que ha causado mi último post sobre la importación paralela de motocicletas Harley-Davidson a España. Era previsible, porque es un asunto tan grave como serio. Lo que ya no me esperaba era la reacción desaforada de algunos afectados por el asunto, por lo que he creído conveniente realizar una serie de puntualizaciones al respecto. Lo hago por respeto a la mayoría de ese colectivo, que lo merece, no desde luego por los que se refugian en el insulto y la amenaza para hacer valer su criterio.

HD01

- Este espacio es mi blog en AS.com. Por tanto en él, como se refleja en la propia presentación de ‘El Retrovisor’ y reiteraba incluso al inicio de mi post sobre Harley, se recoge mi opinión personal de determinados asuntos. No se trata, por tanto, de una información periodística al uso, entre otras cosas porque este contenido concreto no tendría cabida en un periódico deportivo.

- Mi relación con Harley-Davidson España es estrictamente profesional. Recibo su información de Prensa y participo en algunos de sus eventos de presentación de productos. En lo personal, soy propietario de una moto de la marca, que compré en un concesionario oficial de Madrid en condiciones idénticas a las de cualquier otro cliente.

- Precisamente en una presentación de nuevos modelos 2012, Josep Grañó, director general de Harley-Davidson España, adelantó ante una veintena de periodistas especializados la iniciativa que se recoge en mi anterior post, que pretende ofrecer una salida a los afectados por el caso 1HD. No opino al respecto, por tanto, únicamente transmito unas declaraciones públicas del responsable de la compañía en nuestro país. En su momento, la empresa anunciará por sus propios conductos la puesta en marcha de estas nuevas homologaciones blandas para las motos de importación paralela.

- En numerosas ocasiones, en público y privado, he mostrado mi absoluta solidaridad con los afectados, empezando porque tengo muchos buenos amigos entre ellos. Incluso en mi anterior post menciono de forma reiterada que considero a los clientes como las víctimas inocentes, el eslabón más débil por el que se ha roto la cadena de este escándalo. Y he exigido del mismo modo una solución rápida y efectiva a su situación, tan injustificada como injusta: no es de recibo inmovilizar un vehículo a un ciudadano en posesión de toda la documentación del mismo legalizada.

- Por el contrario, tras no pocas conversaciones con las diferentes partes del conflicto (desde la marca a los afectados, pasando por concesionarios e importadores), tengo claro que se han producido anomalías clamorosas en la homologación de determinadas motocicletas, que por supuesto será la Justicia, y no yo, quien deba esclarecerlas. En este sentido, tanto los importadores paralelos como las estaciones de ITV que se identifiquen con tales irregularidades deberán explicar las razones de que así sea. Yo no he realizado ninguna acusación concreta, puesto que carezco de pruebas para ello y tampoco me compete. Sin embargo, ésta es una realidad bien sabida por todos los afectados, entre otras evidencias porque de no ser así ni siquiera existirá este conflicto. ¿O es que se está persiguiendo igualmente a las Harley importadas oficialmente y homologadas en el marco de la legislación vigente? Otro debate, que tampoco viene al caso, es si esa normativa nos convence o no…

- Por último, pero no menos importante, mi intención al hacerme eco de esta posible solución del caso 1HD era lanzar un mensaje de optimismo y esperanza a los afectados. Veo que he fracasado clamorosamente en mi propósito, así que para mí pasa a ser un tema zanjado puesto que no me incumbe más allá de la satisfacción que me produciría que esta quimera se terminara. En este sentido, lamento haber tenido que tomar la decisión de moderar los comentarios de este blog (cosa que jamás había hecho hasta ahora); estoy dispuesto a aceptar críticas y opiniones opuestas a la mía, pero siempre dentro de los límites que marca el respeto a mi trabajo y a mi persona. Frontera en la que no entran ni los insultos ni las amenazas.

Archivado en

viernes, 10 febrero 2012

Por Raúl Romojaro

Harley-Davidson España le tiende la mano a las motos 'paralelas'

Hace ya algún tiempo, ofrecía en este mismo espacio mi visión particular (ya sabéis, la de mi retrovisor) sobre la polémica que tenía levantado en armas (y con razón) al colectivo de compradores de motocicletas Harley-Davidson por conductos paralelos al oficial en nuestro país. Una opinión que me ha costado no pocas críticas e incluso la expulsión de un foro en Internet de propietarios-usuarios de la marca, simplemente por hacer pública mi impresión sobre el asunto y defender mi libertad de expresión. Uno de mis argumentos era mi pleno convencimiento de que Harley-Davidson España, como importador oficial y representante de la compañía de Milwaukee en la Península, nada tenía que ver con las actuaciones que están desarrollando tanto la Guardía Civíl como de la judicatura.

Har01

Demasiados meses después, el conflicto continúa muy vivo. Investigaciones, imputados y, lo peor de todos, miles de motoristas inocentes con sus vehículos inmovilizados. Son Harley importadas desde Estados Unidos de manera irregular, sin cumplir con los requisitos de homologación obligatorios por parte de empresas fraudulentas, y que sólo entrarán en la legalidad cuando completen este proceso. Algo complejo y, sobre todo, muy caro para quienes en este caso no son culpables sino víctimas: los clientes.

Har02

Viene todo esto a cuento para refrendar que mi sensación sobre las implicaciones de HD España en el caso son meridianamente opuestas a lo que la mayoría cree. Tanto, que el importador oficial está dispuesto a tender la mano a los compradores de motos paralelas, los mismos que en su día eligieron tomar el camino (admisible si se recorre dentro de la legalidad) de buscar su moto por conductos alternativos. Es decir, son clientes de la marca, pero no de Harley España... Josep Grañó, director general de la empresa y que ha sido injustamente vapuleado con crudeza por todo este asunto, ha confirmado que sus concesionarios oficiales colaborarán con todos los damnificados por este escándalo. Ofrecerán sus servicios a aquéllos que decidan regularizar su moto. Entiendo que muchos dirán que el estímulo de este cambio para la política de la empresa tiene tan sólo un ánimo lucrativo, pero nada más lejos de la realidad: Harley España quiere poner orden en el caos, considera que lo ocurrido no beneficia a nadie y que los compradores defraudados merecen una salida en este callejón que parecía no tenerla.

Har03

¿Podría haber llegado esta reacción antes? Diría que no. El delito tiene una magnítud monumental, los clientes son los damnificados pero están implicadas empresas importadoras y también estaciones de Inspecciones Técnicas de Vehículos (ITV), exigiendo la intervención de la Guardia Civíl, de la Justicia e incluso del Ministerio de Industria. Aunque Josep Grañó prefiere no entrar en más detalles, la evidencia apunta a que su empresa ha mediado ante Industria para conseguir lo que muy pronto será una realidad: una homologación blanda de las motos paralelas, las famosas 1HD. ¿En qué consistirá el proceso? A través de INTA, en Madrid, y la IDIADA, en Cataluña, se completarán protocolos de homologación específicos y adaptados a la naturaleza de este problema. Todas las motos paralelas importadas antes del 1 de noviembre de 2011 podrán acogerse a estos beneficios, siempre y cuando estén listas para satisfacer las exigencias de esta regularización a medida.

Har04

Estas Harley, obviamente y como todas las que pretendan circular por nuestras carreteras, deberán cumplir con la legislación técnica correspondiente (ópticas, emisiones, catadriópticos, cuentakilómetros, velocímetro...). Siendo así, su propietario podrá realizar una homologación unitaria de forma más sencilla y económica de lo habitual, contando además si lo desea (porque siempre podrá hacerlo por sus propios medios) con el asesoramiento de los concesionarios de la marca en España. Quizá no sea la solución ideal que esperaban unos compradores que, en realidad y para entendernos, han sido timados, pero sí es la más operativa y sencilla en esta maraña tejida por unos cuantos desaprensivos (que, curiosamente, parecen estar al margen de todo el lío). Algo que, les guste o no a los que repudian a la marca, ha conseguido Harley España.

Archivado en

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00