as.com Ver todos los blogs >

Sexta a fondo

El blog de Pipo lópez

Hola a todos. Me llamo Pipo López y llevo ya casi tres décadas siguiendo todas las competiciones de rallys que se disputan a lo largo y ancho del planeta. En este blog espero poder compartir con vosotros mis experiencias.

Categorías

Calendario

mayo 2015
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

publicidad

domingo, 17 mayo 2015

Por Pipo López

Mi querido Rally de España

Siete ediciones lleva ya cumplidas el Rally de España Histórico, una prueba que guarda un lugar especial en mi corazoncito. Tuve el honor de ser parte del grupo que emprendió esta prueba hace ahora ya un lustro y medio, y me alegra ver que ya va camino de cumplir su primera década. Pero no ha sido un camino de rosas, ni mucho menos, el que ha seguido esta cita que, no entiendo porqué, no consigue terminar de despegar.

Blog 1

Cuando emprendimos la idea un grupo de enamorados de los rallys, en el que también se encontraba el mismísimo Carlos Sainz (al que deseo desde aquí una rápida recuperación de su lesión del tendón de Aquiles), pensábamos que iba a ser una prueba que conseguiría muy rápido el éxito. Y nada más lejos de la realidad. Tomó el relevo Miguel Díaz Aboitiz al frente de la misma, y tras dejarse la piel por ella tuvo que ceder el testigo al RACE, que llevó las riendas hasta el pasado año. En esta séptima edición ha sido la Real Federación Española de Automovilismo la que se ha hecho cargo de la organización.

 

Visto este historial, muchos se preguntarán si tan difícil es sacar un rally con ese nombre, y por tanto con gran parte del prestigio ganado desde el minuto cero. Y he de contestar que no es fácil. Como viví los primeros momentos del Rally de España, puedo constatar que no resulta nada fácil sacar adelante una prueba de esta envergadura. Los costes organizativos son muy elevados, y si los patrocinadores no apoyan como se merece, y la inscripción no resulta muy numerosa, al final se pierde dinero.

Blog 2

Y no entiendo que no se consiga atraer el interés de los patrocinadores por esta prueba que, insisto, ya con el nombre tiene mucho camino andado, ni que se acapare una participación más numerosa. Un rally que arranca desde el mismísimo Monasterio del Escorial, que recorre tramos míticos de la era dorada de las pruebas en la zona centro, puntuable para los campeonatos de Europa y España, y tan sólo reúne en su parque cerrado medio centenar de participantes. Lo normal sería superar los cien, y no se llega ni a la mitad. Algo debemos estar haciendo mal. Es por ahí por donde debería trabajar más la organización, enviando personal a otros rallys de clásicos para atraer a más participantes, tanto españoles como extranjeros. Y para conseguir mayor seguimiento mediático, lo mejor es traer pilotos de renombre. En los años en que corrió Carlos Sainz la prueba tuvo una gran difusión.

 

No obstante, volví a vibrar al ver arrancar la prueba junto a los muros del Monasterio, al ver vehículos míticos como el Lancia 037 del a la postre ganador Cazaux, los Porsche, los Ford Sierra Cosworth del también ganador Marcos García y de Dani Alonso, la flota del Seat Historic Team, con los que tuve el honor de participar en el Rally Costa Brava hace ya unos años, o el Mercedes alas de gaviota de La Cochera de Cercedilla. Un espectáculo que, en mi opinión, debe ir a más, y así lo espero, porque en esa prueba va una parte de mi corazón.

Blog 3

No quiero despedirme sin recordaros que esta semana próxima tenemos Rally de Portugal. La prueba lusa regresa al norte, a los tramos que nos hicieron vibrar en la era dorada de Carlos Sainz, algunos pegaditos a la frontera con Galicia. Ponte de Lima, Viana do Castelo, Vieira do Minho o Fafe-Lameirinha son especiales por las que yo ya estuve desde mediados de los ochenta, y a las que ahora regresa el Mundial. Esperemos que a Dani Sordo le traiga suerte este regreso al norte y que, animado por la infinidad de españoles que seguro que van a acudir a la cita, nos dé una alegría. Eso sí, vuelvo a pedir el máximo respeto por las normas de seguridad, que me temo que va a haber avalancha de público y no queremos anulaciones y mucho menos accidentes. Nos vemos en el país vecino.

 

Archivado en

domingo, 10 mayo 2015

Por Pipo López

Vuelvo a la carga: reglamento FIA ¡ya!

Tras el paréntesis ciclista regreso a mi tema, que son los rallys. Y lo hago retomando una cuestión recurrente en este blog. Pasadas las tres primeras pruebas del Campeonato de España de Rallys, me vuelvo a reafirmar en mi cruzada por la implantación de la normativa FIA en nuestro país. Han pasado tres rallys, y el Nacional parece la Copa Porsche. No hay oposición para los vehículos de Stuttgart, que campan a sus anchas por nuestras carreteras.

 

Siempre he mantenido que la llegada de los Porsche al campeonato fue un gran acierto y un gran revulsivo. Los espectadores disfrutan con su presencia, y dan un toque de color y distinción a nuestras pruebas. Pero como ya se vio el año pasado, con la aprobación del reglamento que permite correr al modelo 2010, se ha dado alas a los 911, que hoy por hoy no tienen rival en el certamen. Y, bajo mi punto de vista, rallys con cuatro Porsche dominando las cuatro primeras posiciones como ha ocurrido en Córdoba este fin de semana, no son buenos para el campeonato. Necesitamos más diversidad.

Blog 1

Y la diversidad llegaría de la mano de un reglamento FIA que, por otro lado, no excluye a los Porsche, que ya compiten bajo esa normativa, aunque sin la superioridad de los modelos admitidos en el traje a medida que es la reglamentación española. Seguiríamos teniendo a los 911, pero con Ford Fiesta, Peugeot 208, Skoda Fabia o Citroën DS3.

 

De hecho, son varias las marcas que se plantean su regreso de una forma u otra al Campeonato de España, pero se frenan por la superioridad de los Porsche actuales. Es el caso de Peugeot, que ha regresado a los rallys con el programa capitaneado por Carlos Sainz, y que verían con buenos ojos un regreso al Nacional si se cumplen ciertas condiciones. También en Skoda están valorando su regreso con el nuevo Fabia, del que RMC ya tiene un pedido en firme para Miguel Fuster. Además, en Opel, cada vez más involucrados en el campeonato, están a punto de aprobar su proyecto R5 con el nuevo Corsa, y también tienen claro que entrarían…si hay normativa FIA.

Blog 3

Por otro lado, hay coches de la categoría R5 disponibles. El propio equipo RMC tiene varios Fiesta, y en Calm ya cuentan con un Peugeot 208 para el programa mundialista de Xevi Pons, que por desgracia se ha lesionado y será sustituido en las primeras carreras por el portugués Bernardo Sousa. Estuve hablando con Xevi y me ha dicho que la recuperación va a buen ritmo, por lo que aprovecho para desearle que se mejore cuanto antes y muchos ánimos.

 

En cierta ocasión publiqué un artículo en una revista especializada que titulé “En la variedad está el gusto”. Corría el año 2012 y, entre otras cosas, se explicaba que en los tres primeros rallys disputados del Nacional de aquel año habían ganado tres pilotos diferentes, Miguel Fuster, Berti Hevia y Alberto Meira, conduciendo coches de marcas diferentes, Porsche, Skoda y Mitsubishi, pertenecientes a categorías diferentes, GT, Súper 2000 y R4, calzando neumáticos diferentes, Michelin, Hankook y Pirelli. Incluso llegó a liderar el Suzuki de Joan Vinyes.

Blog 2

En 2015 llevamos tres rallys disputados con un solo ganador, Miguel Fuster, y con los Porsche copando casi todos los podios. En Tenerife ocuparon las tres primeras plazas, en Gran Canaria tres de las cuatro primeras y en Córdoba las cuatro primeras. Y esto, nos pongamos como nos pongamos, no es bueno para el deporte. El pasado año la Real Federación Española de Automovilismo tenía decidido el cambio, pero se vieron presionados por los diferentes actores del campeonato y dieron marcha atrás. Ahora deberían tomar una decisión inmediata y anunciarla cuanto antes, para que todos, pilotos y marcas, puedan ir posicionándose. Si no, el campeonato se nos muere.

 

Archivado en

sábado, 02 mayo 2015

Por Pipo López

El que quiere, puede

Parte de guerra: herida en posadera izquierda (parece un cráter), labios cortados (se cae la piel a girones), dolor de orejas (las gafas hacen de las suyas), ampolla en mano derecha (por primera vez en mi vida) y un moreno “agromán” con el que voy a causar furor en la pisci de la urba. Y, sin embargo, estoy feliz. Felicísimo. He superado un reto al alcance de muy pocos. En seis días he recorrido 609 kilómetros por los duros caminos marroquíes, pasando por el Atlas, las dunas, y siempre con temperaturas superiores a 40 grados.

DSCN4403

Os voy a contar un secreto. He recibido ayuda. Antes de empezar le pedí a mi madre, que nos dejó hace menos de un año, ayuda. Le dije que me protegiera de las lesiones y las averías, que el resto ya lo pondría yo. Ella, desde el cielo, ha cumplido su parte. Yo también, aunque ha habido muchos momentos en los que he estado a punto de sucumbir…ese dolor de pies insoportable, como si me estuvieran clavando puñales, he rozado la deshidratación y las fuerzas han estado a punto de abandonarme en más de una ocasión. Y por eso estoy tan feliz. Porque he superado todos esos momentos y he logrado finalizar una de las pruebas más duras del mundo de la bici de montaña.

 

Pero, os voy a ser sincero, ha sido una curita de humildad. Venía yo crecidito, pensando que con mis cinco mil kilómetros anuales, y con mi historial en competiciones anteriores, esto iba a ser un reto más. De hecho, Edurne Pasabán fue la que me metió la idea en la cabeza cuando competimos juntos en la Andalucía Bike Race. No paraba de repetir que la cita andaluza era mucho más dura que la africana. Ya te pillaré, Edurne, porque yo aquí lo he pasado mucho peor. La ABR es mucho más técnica, lo que a mí me gusta, y más dura en el mero aspecto ciclista. Pero las condiciones en las que se disputa la Titan Desert son tan brutales que, a pesar de que el recorrido es más sencillo, resulta una paliza mucho mayor.

DSCN3933

Acaba una semana en la que he perdido mi intimidad, he compartido jaima con dos grandullones, ducha y baños con seiscientos chicos y chicas e incluso he vivido esa experiencia religiosa de estar con el culo en pompa junto a otros cinco titanes mientras los médicos (hombres o mujeres) nos curaban nuestras heridas en las partes nobles. Y ahora me preguntaréis: ¿Merece la pena? Pues sí, aunque ha habido muchos momentos en los que he renegado de mi decisión, una vez superado el reto, debo decir que sí. Conseguir esto cuando estoy tocando con la yema de mis dedos el medio siglo, pues, ¿qué queréis que os diga?, me llena de orgullo. Ha sido una prueba de superación personal. La mayor de mi vida.

 

Y espero que con ella, las dos personas a las que más quiero en este mundo, mis hijos Mónica y Nacho, aprendan la lección. En gran parte por ellos he asumido el reto. Aquel padre que pesaba casi cien kilos y no se cuidaba nada ahora es un titán del desierto. Difícil de creer cuando en 2008 desempolvé mi vieja Muddy Fox de 1988 y recuperé mi afición por montar en bicicleta. Entonces salía 20 minutos por la urbanización y llegaba que parecía que iba a morir. Ahora parezco el hijo de aquel gordito, y completo desafíos al alcance de muy pocos. Y esa es la enseñanza que me gustaría que les quedara a mis hijos, y de paso a todos los que me habéis seguido estos días en este mi rincón del ciberespacio, y que aprovecho para agradeceros vuestro interés y las incesantes muestras de apoyo y ánimo que he recibido. El que quiere, puede. Con esfuerzo y voluntad se pueden alcanzar todas las metas que uno se proponga. Yo he convivido con más de seiscientos casos como el mío.

Torero_corriendo

Como Julio Agredano, que tras sufrir un ictus escogió el camino de la bicicleta para recuperar su vida. Gracias a su iniciativa, Freno al Ictus, he encontrado una nueva familia. Porque esta semana mi familia han sido él, Julio, Óscar Higares, Iñaki de Miguel, Antonio Varas y Tomás Martín. Un ex-enfermo, un torero, un jugador de baloncesto, un pescadero, un vendedor de bicis y un periodista. Parece el inicio de un chiste, pero no. Es imposible expresar con palabras el vínculo que se ha creado en este variopinto equipo, el mejor equipo del mundo, ni lo que hemos sufrido juntos. Hoy el colofón lo ha dado Óscar, que ha enganchado la bici pinchada de Tomás a casi dos kilómetros de la meta, y ha finalizado corriendo la Titan Desert escoltado por el resto, con Julio esperando impaciente nuestra llegada en meta. Un digno colofón para una inolvidable semana. Gracias, compañeros. Gracias, amigos.

Etapa6

 

Archivado en

viernes, 01 mayo 2015

Por Pipo López

Titan solidaria

Ya se ve la luz al final del túnel. Tras cinco demoledoras jornadas y unos 550 kilómetros, tan sólo nos falta el escollo final, la última etapa de la Titan Desert, con “sólo” 65 kilómetros. Yo no me quiero confiar, porque las fuerzas andan ya muy justas, pero lo cierto es que parece ya difícil que logremos el sueño de completar una de las competiciones de bici de montaña más duras del mundo. Casi nueve horas y media hemos necesitado para cubrir los 102 kilómetros con 510 metros de desnivel que separaban el Erg Znaigui de Merzouga, a los pies de las dunas del Erg Chebbi. Para que os hagáis una idea de lo duro que es esto, hace un año competí en el Maratón de los Monegros, y cubrí 116 kilómetros con 900 metros de desnivel en 5 horas 19 minutos. Más distancia, más desnivel, y casi la mitad de tiempo.

Etapa 5-1

Etapa de navegación, sin señalización en el recorrido y, en teoría, el último gran escollo, con un paso de 2,8 kilómetros por las dunas, un palizón a principio de etapa, empujando por la arena, que a alguno le ha pasado luego factura. Aunque me he traído mi GPS, como no lo sé utilizar, opté por dejarlo guardado y confiar en la solidaridad de la Titan. Porque una de las cosas que más me están gustando de esta carrera es el magnífico ambiente que hay entre los “pobres”, los que vamos a final de pelotón. Y, como se ha corrido la voz de que el equipo Freno al Ictus somos gente muy maja, se han unido a nuestra caravana nuevos componentes. Elisa Aguilar, la jugadora de baloncesto, ayer ya terminó con nosotros y también se ha sumado al grupo. Lorena, una chica de San Sebastián que se quedó ayer sin compañero, también. Y Mar, la chica que ya os comenté el otro día que superó dos cáncer de mama gracias al ciclismo, también vino con nosotros. De hecho, gracias a ella Óscar Higares y yo pudimos encontrar el rumbo durante unos kilómetros que se dividió el grupo. En recompensa, el torero cargó con su mochila los últimos veinte kilómetros. Yo hoy he recuperado las buenas sensaciones, no sin sufrir, porque hemos llegado a 45 grados, pero he ido mejor que los dos últimos días, a pesar de que me he estrenado en los parches para el culete, que ya tiene llagas.

 

El ejemplo de la etapa de hoy es habitual en la Titan. Porque el pelotón está lleno de buena gente. Por ejemplo, Mar, tiene una iniciativa en la que explica cómo ha esculpido su cuerpo tras su enfermedad gracias al ciclismo. Es que ella es escultora. También he conocido hoy a Jesús Melero, que compite para recaudar fondos para Nacho, un chaval que sufre la Enfermedad de Dent. La Titan Desert también tiene su programa solidario patrocinado por Gaes, Repsol y la cadena de hoteles Xaluca. A la par que la competición discurre por Marruecos, ellos se encargan de solucionar problemas auditivos de la población marroquí. Lo coordina mi amigo Juan Andrade, de Repsol.

Blog 1

Y hoy he tenido celebración. Hace un año que mi MMR Kenta y yo comenzamos a cabalgar juntos. Un año en el que hemos cubierto más de cinco mil kilómetros juntos sin el más mínimo problema. Y mira que la he dado caña. Aprovecho para explicar que las biciletas de hoy en día son unos aparatos impresionantes. Hay quien se queja del precio, pero yo, sinceramente, no creo que sea exagerado si tenemos en cuenta lo bien que van. De hecho, desde hace unos años se venden más bicicletas que coches en España. Lo que me ha dejado alucinado son unos colombianos que corren con unos “hierros” de la época de mi primera Bicicross. Cuando les ves pedalear se te parte el alma pensando en la diferencia mecánica que hay entre sus cacharros y nuestras supermáquinas.

ETapa 5-3

Bueno, y como os decía al principio, mañana, en teoría, “paseo” final entre Merzouga y Maadid, la tierra prometida. Después de 609 kilómetros y 6 interminables jornadas llegamos a meta…si no pasa nada raro. Espero poder contaros cosas bonitas de mi último día sufriendo por Marruecos.

Etapa5

 

Archivado en

jueves, 30 abril 2015

Por Pipo López

Va por tí, Julio

Cualquiera nos hubiéramos cambiado por él. Porque nadie tenía más ilusión por acabar la Titan Desert que Julio Agredano, el líder del equipo Freno al Ictus. Pero un accidente se interpuso en su camino. Un choque de manillares en el kilómetro 13, el maldito 13, le hacía caerse y romperse la clavícula. Un tremendo palo, porque él es el catalizador de este gran equipo. Como el desierto no admite esperas, y siguiendo sus órdenes, una vez enjugadas las lágrimas, seguimos rumbo a las dunas del Erg Znaigui, 98 kilómetros con 585 metros de desnivel. Sin mucho ánimo, pero pensando en que eso es lo que él quería que hiciéramos.

Blog 2

En la siguiente estación de hidratación nos enteramos de su última heroicidad. Antes de arrancar el coche médico llegó un corredor colombiano con su bici rota. No le funcionaba el cambio y Julio, a pesar del momento de tremenda decepción que estaba viviendo, ni corto ni perezoso le ofreció la suya. Así es nuestro líder. Un valiente que en 2011 sufrió un ictus y gracias a la bicicleta recuperó la ilusión. Quería completar la Titan Desert para demostrar que quien quiere, puede. Y, a decir verdad, lo tenía al alcance de la mano, porque hasta su accidente estaba muy entero.

DSCN4185

Y, como ya os he dicho, nosotros seguimos pedaleando en una etapa teóricamente de recuperación, que al final fue una nueva paliza. Porque llegamos al terreno arenoso, y montar en bici por la arena de las dunas no es nada agradable. A mí me encanta conducir sobre las dunas un coche, pero con la bici es una auténtica tortura. Y nos hemos pasado el día entero superando trozos de arena que nos han torturado. La parte buena es que una nube nos ha salvado del sol durante casi toda la jornada. De lo contrario habría sido aún más dura. La mala, que el viento soplaba con fuerza, con lo que pedalear se convertía en una heroicidad. Pero hemos llegado, no sin un tremendo sufrimiento, y le hemos brindado a Julio el esfuerzo. Y mañana seguiremos sufriendo para llevar su causa hasta la meta. Va por ti, Julio.

 

Pero lo importante, lo que Julio nos quiere concienciar, es que la vida saludable y el deporte ayudan a prevenir la enfermedad que a él le dejó medio cuerpo paralizado. Con sobrepeso, el colesterol por las nubes y una vida totalmente sedentaria, sus vacaciones en Asturias se vieron interrumpidas por el ictus. Un ictus que, si hubiera llevado su vida actual, sana y haciendo deporte, con toda seguridad no le habría atacado.

 

Yo no he sufrido ningún ictus. Pero me identifico con Julio. Fumador empedernido (más de dos paquetes diarios) hasta los 33 años, a pesar de que en la juventud practiqué deporte, desde antes de los veinte lo dejé. Y no llevaba una vida nada saludable. No me cuidaba y pongo por testigo a las recepcionistas de los hoteles, que habitualmente miran dos veces la foto del DNI y mi cara. Siempre les digo: “ese es mi doble”. Y es que en 2007, cuando lo expedí, pesaba cerca de cien kilos. Y no me cuidaba nada. Por suerte, la bicicleta, que ya fue mi inseparable compañera en mis años mozos, en los que competí con algún éxito que otro en trialsin, me hizo recuperar un cuerpo “normal”, la salud, y también el “coco”. Porque aquello de “mens sana in corpore sano” es una gran verdad. Os lo recomiendo…y al que no lo crea, le enseñaré mi foto del DNI, o le presento a Julio y que le cuente.

_MG_2633

Pero esto no acaba. Mañana, etapa de navegación por las dunas que unen el Erg Znaigui con Merzouga, 102 kilómetros con 510 metros de desnivel. El problema es que no va a estar marcado el recorrido, por lo que habrá que llegar a meta siguiendo el libro de ruta y el rumbo con el GPS. Y yo no tengo ni idea de manejarlo. Menos mal que tengo un equipo excepcional, y seguro que llegamos a buen puerto. Lo tenemos que conseguir por Julio.

Etapa4

 

Archivado en

miércoles, 29 abril 2015

Por Pipo López

Héroes del desierto

Desde que me he levantado, como todos los días a las cinco y media, he sentido malas vibraciones. Algo no funcionaba y, para terminar de arreglar mi panorama, se me ha ocurrido leer la multitud de mensajes que me van llegando. Me he emocionado, pero a su vez me he sentido más presionado si cabe. Los que me conocen saben que sólo algo muy gordo me podría impedir acabar esta Titan Desert, pero saber que tanta gente me estáis apoyando desde allí supone una responsabilidad extra.

 

Y con esas hemos tomado la salida para cubrir los 113 kilómetros que separan Toughach de Lamdouare, con un desnivel acumulado de 1.128 metros. En teoría, una de las más duras, y además la primera de dos etapas maratón. Es decir, que he tenido que cargar con todo lo necesario para subsistir: saco de dormir, colchoneta, muda, jamón… Y he tardado 8 horas y 20 minutos en llegar a meta. He pasado las de Caín de nuevo con los puñales que se me clavan en el pie en una jornada en la que soplaba el viento de cara y hemos llegado a 45 grados de temperatura. Pero nada que no le haya ocurrido a casi todos los supervivientes de la caravana. Al que no le duele el culo, se le montan los gemelos o se deshidrata. Esto está lleno de héroes. Y en el equipo Freno al Ictus tenemos algunos que quiero que conozcáis.

DSCN4087

Antonio Varas, “el pesca”, es la persona más generosa que yo haya conocido jamás. Y mira que tengo amigos hasta en los últimos confines del mundo. Nos ha proporcionado jamón para toda la carrera, perfiles para colocar en el manillar, paga todas las rondas, colocó los sacos de dormir a todas las bicis…Es el mayor del equipo Freno al Ictus, y a su vez el mejor montando en bici. Y, a pesar de estar clasificado entre los 150 primeros de la general y 15 de su categoría, hoy se ha quedado atrás para ayudarnos. Y no sabéis lo que se lo agradezco. Sin él, a lo mejor aún seguiría por los desiertos. Pero no sólo me ha ayudado a mí, sino a todo el que lo ha necesitado en la ruta.

 

Tomás Martín, de Mammoth, tampoco se queda corto en generosidad. Nos proporcionó todos las equipaciones, barritas, geles, sales, herramientas…Además, a la que puede, se para a hacernos fotos, muchas de las que ilustran este blog. Y, después del “pesca”, es el segundo más competitivo del grupo. Pero tampoco se le han caído los anillos a la hora de esperarnos y ayudar a los “pobres” durante casi ocho horas y media interminables. Una eternidad en la que de nuevo el gran Iñaki de Miguel ha dejado boquiabiertos a todos con su pundonor. El que está que se sale es Óscar Higares. El primer día yo pensaba que se nos quedaba por el camino al ver la cara de dolor que le producían unas recalcitrantes molestias en el cuello. Pero un tipo que cuando le corneaba el toro y le atravesaba una vena, se quitaba la corbata, hacía un torniquete y seguía toreando no va a abandonar por un dolor de cuello. Y cada día que pasa va mejor, como un obús hoy.

DSCN4068

Pero los ejemplos de superación que se ven por aquí te ponen la carne de gallina. Por ejemplo, nuestro líder, Julio Agredano, que ha superado el ictus dando pedales y ha iniciado una cruzada para prevenir esa enfermedad. O Jon Santacana, un ciego que compite con un guía que leva delante indicándole el camino. O Juan José López, que compite con una sola pierna. O esa extraña pareja que han formado un competidor que sólo tiene un pulmón con una competidora que acaba de salir de un cáncer de mama. Se conocieron aquí y ahora ruedan juntos. O el chaval que era un gamberrete y cuando falleció su padre decidió reconducir su vida con el deporte. En fin, que queda claro que lo de mis puñales en los pies es una anécdota. Dolorosa, pero anécdota al fin y al cabo.

Jon_santacana

Os dejo, que tengo que hacer el mantenimiento a mi bici (hoy, mecánicos prohibidos), hinchar mi colchoneta y buscar un hueco en la jaima común en la que dormiremos medio centenar de valientes juntos. Mañana, en teoría, etapa tranquila. “Sólo” 98 kilómetros con un desnivel acumulado de 585 metros. Ponemos rumbo a las dunas, al Erg Znaigui. Seguro que por allí hace un fresquito de narices. A por ello.

Etapa3

 

Archivado en

martes, 28 abril 2015

Por Pipo López

El Dakar de las bicis

Si en la primera etapa tardé 9 horas y 45 minutos en cubrir 116 kilómetros, en la segunda he hecho 113 en 5 horas y 45 minutos. Muchos se extrañarán. ¿Cuatro horas de diferencia por tan sólo tres kilómetros menos? El caso es que Manu Tajada no es tan malo como lo pintan. Después del palizón del primer día, en el segundo nos ha dado descanso con una etapa que era un “paseo” entre Aknioun y Toughach. De 113 kilómetros, pero un “paseo” comparado con la primera.

Blog 1

No obstante hemos sufrido. Y es que sigue siendo una distancia considerable. Aunque sólo tenía 937 metros de desnivel, y bajamos del Atlas, desde casi 2.000 metros de altura a 110 sobre el nivel del mar, había que hacerlos. Sobre todo los finales se han hecho muy largos por el calor y el viento. De nuevo se me han clavado los puñales en los pies, aunque lo he ido controlando como he podido. También le ha pasado lo mismo a Óscar Higares, que hemos hecho buena parte de la etapa junto a Julio Agredano. El equipo Freno al Ictus sigue en pleno, con Antonio Varas “el pesca” como líder destacado, Tomás Martín “Mammoth” como lugarteniente, y el gran Iñaki de Miguel sufriendo, pero llegando. Hoy se ha quedado sin agua el hombre y ha llegado un poco deshidratado. Pero todo el mundo alucina con él y sus 2 metros 10 de altura, mucho menos que su talla personal, que es inmensa.

Blog 2

Como la etapa no ha dado mucho más de sí, hoy quiero hablar de la Titan Desert, que es como el Dakar de las bicicletas. Un montaje impresionante que mueve mil personas por los desiertos de Marruecos, con campamentos de 24.000 metros cuadrados y 33.000 litros de agua para abastecernos. La organización cuenta con cuatro campamentos independientes para dar servicio a las seis etapas. Y es que RPM, los organizadores, son socios de ASO en el Dakar, y también promotores de las World Series, Trial Indoor de Barcelona, Superprestigio Dirt Track…y un largo etcétera.

Blog 3

Y somos muchos los que desde el motor también hemos querido conocer este Dakar de la bici. Como el piloto dakariano Joan Pedrero, que acaba de fichar por Sherco. También otro dakariano, Carlos Sainz, tiene a muchos a los que seguir por aquí. Desde su sobrino Alejandro hasta su mano derecha en el karting indoor y también mano derecha de su hijo, Borja Ortiz, pasando por su fisioterapeuta, Miguel Ángel Domínguez, que es quien nos nutre de cremitas para el sol, recuperadoras y para las “partes nobles” con su empresa Madform. Yo que soy muy poco amigo de las cremas, debo decir que me están ayudando, y mucho. También andan por aquí dando pedaladas Antonio Lobato, la voz de Antena 3 en la Fórmula 1, Manuel Aviñó, presidente de la Federación Valenciana de Automovilismo o Jordi Griñó, ganador del Desafío Peugeot en 1998.

 

Y, después del “descansito” de hoy, mañana volvemos a las andadas con la etapa maratón. ¿Y esto que es lo que es? Pues nada, que tenemos que llevarnos todo lo necesario para cubrir dos jornadas, porque al llegar al bonito valle de Lamdouare, y tras otros 113 kilómetros de nada, no tenemos ningún tipo de asistencia, ni mecánica ni personal. Es decir, que tenemos que cargar con el saco de dormir, colchoneta, muda y demás archiperres necesarios para pasar dos días. Yo me he comprado un saco y una colchoneta de saldo, y así sólo cargo un día. Allí se quedarán, que seguro que a alguien le hacen más falta que a mí. Os dejo, que tengo que ingeniármelas para ver donde coloco todo para rodar lo mejor posible. Me preocupa el saco, que, aunque es pequeño, no tengo nada claro dónde voy a ponerlo. La mayoría lo van a poner en el manillar, pero a mí no me convence mucho. Ya os contaré.

Etapa2

 

Archivado en

lunes, 27 abril 2015

Por Pipo López

La primera en la frente

9 horas y 35 minutos. Ese es el tiempo que he estado hoy montado en la bicicleta. ¡Casi ná! Y es que Manu Tajada nos ha preparado una gran bienvenida en la Titan Desert 2015. Un etapón de 116 kilómetros y 2.700 metros de desnivel acumulado. La etapa reina de esta edición. La primera en la frente. El comentario general en el pelotón era que “se ha pasado”. Pero yo, sinceramente, prefiero que me metan esta paliza el primer día, cuando llego con las piernas frescas, que no pasados unos días, con los kilómetros sobre nuestras espaldas. Además, tengo la percepción de que habiendo superado este escollo he dado un paso de gigante hacia mi objetivo, que no es otro que terminar.

IMG_2529

Tenía ganas de comenzar a pedalear. El fin de semana lo pasé más pendiente del Rally de Argentina, del de Curtis del Nacional de Tierra y preparando un reportaje con las “celebrities” de la Titan Desert. Mientras el resto del pelotón se pasó dos días en la piscina, o preocupándose de los últimos de tales de carrera, yo estaba a otra guerra. Por eso, he sentido una inmensa felicidad al arrancar junto a más de seiscientos “titanes” desde Boulmalne Dades en dirección a Aknioun. 116 kilómetros de nada con 2.652 metros de desnivel acumulado de nada. Y siempre por encima de los 1.600 metros de altitud sobre el nivel del mar.

 

La jornada comenzaba con un poquito de descenso y llaneo, pero pronto comenzamos a subir hasta el kilómetro 44. Ahí arrancaba un bonito, largo y técnico descenso en el que me lo he pasado bomba. He adelantado a unos 150, aunque en la siguiente subida a mí me han pasado 175. Lo mejor empezaba a partir del kilómetro 69. ¡Gran número! A partir de ahí prácticamente no hemos dejado de subir hasta el 100. Y con temperaturas, según el navegador de un asturiano, de 43 grados. “En mi tierra esto no lo vemos ni multiplicando por dos”, decía asustado.

IMG_2261-2

Mi calvario ha comenzado en ese momento. Al igual que me había pasado en la Vuelta a Ibiza, comencé a sentir como si me estuvieran clavando un puñal en el pie izquierdo. Conseguí neutralizarlo parando y dándome un masaje, pero poco después me pasó lo mismo en el derecho. Hasta ahí iba muy bien, pero el problema con el dolor de pies, habitual según los veteranos, inició mi “via crucis” hasta al meta. He echado pie a tierra en varias rampas, y las he pasado canutas, aunque en ningún momento se me ha pasado por la cabeza abandonar. Sabía que si superaba esta etapa, tenía mucho camino andado para conseguir el objetivo. Y a cabezón no hay quien me gane.

 

Al llegar, sales recuperadoras, homenaje de jamón y lomo, duchita de agua fría y calcetines recuperadores…y a la sala de prensa a contaros mis aventuras y desventuras por Marruecos, que para eso estamos. Y, mientras le doy a la tecla, ha llegado el último representante del equipo Freno al Ictus, Iñaki de Miguel, que ha tardado 12 horas y 35 minutos. “El del coche escoba me ha dicho mil veces que lo dejara, y le he contestado todas que ni de coña”, bromeaba tras la paliza. Con más de 100 kilos de peso y 2,10 de altura, ha sido el héroe del equipo, que ha llegado a meta. Antonio “el pesca” es nuestro hombre de punta, Tomás “Mammouth” ha llegado tras él a pesar de caerse en la misma salida por estar rodando un vídeo, Óscar Higares también ha sufrido mucho con un recalcitrante dolor de cuello, pero ha llegado, y Julio, el “capo” también. Nuestra causa sigue adelante en la Titan Desert.

_MG_0358

Mañana va a ser un paseo. Porque sólo son 113 kilómetros, tres menos que hoy. Pero, ya fuera de bromas, lo mejor es que tan sólo tenemos 937 de desnivel en nuestra ruta hacia Toughach. Veremos cómo responden las piernas y el cuerpo tras el palizón, pero seguro que tan duro no va a ser. Si las fuerzas lo permiten, seguiremos contando nuestra aventura.

Etapa1

 

Archivado en

martes, 21 abril 2015

Por Pipo López

Titan Desert: el gran desafío

Todo comenzó hace un año, en la Andalucía Bike Race 2014. La reina de las montañas, Edurne Pasabán, que también competía, repitió en más de una ocasión que “esto es más duro que la Titan Desert”. Una frasecita que se quedó grabada en mi mente, y que me llevó al razonamiento lógico: “Si la Titan Desert es menos dura, y he superado la Andalucía Bike Race, pues habrá que pensárselo”.

Blog 4

Casualidades de la vida, el día que comencé a valorar pedaleando en un barrizal en Écija con Manu Tajada, el “alma máter” de la Titan Desert, mi participación en la edición 2015, recibí una llamada de mi amiga Leonor Cabrera, de Artelier Comunicación: “¿Quieres correr en la Titan Desert? Es que estamos formando un equipo para apoyar la iniciativa Freno al Ictus, y nos gustaría contar contigo”. Desde ese momento me di cuenta de que no me salvaba ni el tato del palizón.

 

Julio Agredano disfrutaba de su último día de vacaciones en Asturias en agosto de 2011 cuando sufrió un ictus. Precisamente cuando menos se lo esperaba, alejado de la ajetreada vida laboral. Pero el sobrepeso, colesterol e hipertensión fueron suficientes para darle el susto de su vida. Tras una segunda embestida de la enfermedad, decidió apoyarse en la bicicleta de montaña para superar las importantes secuelas, a pesar de que nunca antes había practicado deporte alguno. Y, cuatro años después, se atreve con el desafío de la Titan, siempre con el objetivo de concienciar sobre los peligros de esa enfermedad.

Blog 2

Y, para ayudarle en tan noble causa, nos ha “liado”. Primero, a Iñaki de Miguel, jugador de baloncesto del Estudiantes, Olimpiacos, Real Madrid y Selección Española, que en la actualidad, a través de la Fundación Marazuela de Las Rozas, apoya diversas acciones sociales. Después, al torero Óscar Higares, curtido en otras actividades deportivas como la Spartan Race. Además, completan el equipo Tomás Martín, de Mammoth, empresa que nos apoya en el reto, y Antonio Varas, el único que ya ha competido en la Titan. Tan sólo nos falta una mujer, que hubiera sido fundamental al ser el ictus la principal causa de mortalidad femenina. Pero contactamos con Marta Suria, campeona de automovilismo que también corrió en la Andalucía Bike Race, y no pudo aceptar por estar esperando un hijo, y con Cristina Pedroche, la presentadora de televisión que también es muy deportista, pero su incorporación al programa Pekín Express lo ha impedido.

 

Para aportar un poquito de experiencia a Iñaki y Óscar, que nunca habían competido, y que de hecho llegan al desierto con muy pocos kilómetros a sus espaldas, la pasada Semana Santa aceptamos la invitación de MMR a la Vuelta a Ibiza. Y superaron con nota su bautismo de fuego, completando los tres duros días de competición como si llevaran toda la vida dando pedales. También hemos realizado un curso básico de mecánica gracias a Fran, de la Escuela de MTB de Las Rozas…y con esto y un bizcocho, hasta el lunes a las ocho, que será cuando comience nuestra aventura.

Blog 3

Me voy a acordar mucho de ti, Edurne. Porque lo que no me contaste es que voy a cubrir más de 600 kilómetros en seis etapas por Marruecos, desde Boumalne Dades a Maadid, subiendo a cotas de 2.300 metros en el Atlas o pasando por las dunas de Merzouga. Tendré que superar una jornada de navegación, y dos etapas maratón en las que debo cargar con todo lo necesario para subsistir. Y todo ello durmiendo en campamentos, nada de hoteles ni las comodidades del mundo occidental que sí disfrutábamos en Andalucía. Quizás allí superamos mayores desniveles diarios y pasamos por zonas más técnicas, pero sobre la dureza global…pues tengo mis dudas.

 

Entre los 600 valientes que han aceptado el reto nos encontraremos con buena gente, como Óscar Pereiro, el ganador del Tour que también se atrevió con los rallys, que repite participación, el futbolista Roberto Solozábal, la jugadora de baloncesto Elisa Aguilar, otra participante de altura como Iñaki, o mis colegas Antonio Lobato, la voz de la Fórmula 1 en Antena 3, o Chema del Olmo, compañero de Onda Cero. Y, si las fuerzas y las comunicaciones lo permiten, espero poder contaros desde este mi rincón del ciberespacio los pormenores de la aventura día a día. Alea jacta est.

 

Archivado en

miércoles, 01 abril 2015

Por Pipo López

El maestro Sainz reanuda sus clases

Carlos Sainz regresa a la actividad docente. Tras unos años retirado de su faceta de maestro, el mito madrileño reanuda sus clases con dos jóvenes promesas de los rallys españoles, José Antonio Suárez, “Cohete”, y Pepe López. El próximo fin de semana debutan en su nuevo reto, la Peugeot 208 Rally Cup francesa, en el Rally Terre des Causses, cita del campeonato galo de tierra. Correrán cuatro de tierra y tres de asfalto y, si consiguen el título, se ganarán el paso al Campeonato de Europa.

 

Muchos dirán que es un programa muy poco ambicioso. Quizás. Pero doy fe de que Carlos ha estado negociando hasta la saciedad para conseguir que “Cohete” corriera con un Peugeot 208 R5 en el Europeo, e incluso ha intentado llevarle al Mundial. Al final no ha sido posible, y el asturiano da un paso hacia atrás para intentar redirigir su carrera deportiva. Desde luego, se ha puesto en buenas manos, al igual que Pepe, que por el momento lleva dos victorias indiscutibles en su categoría en el Nacional de Tierra. ¡Ojito con él, que es muy joven y ya va muy rápido!

Blog 1

Me hace gracia cuando algunos dicen que Carlos ha hecho poco por la promoción de pilotos españoles. O les falla la memoria, o tienen muy mala intención. Porque, que yo recuerde, pocos grandes campeones han volcado tantos esfuerzos en apoyar a jóvenes promesas. Una cruzada que ya inició cuando estaba en la cresta de la ola en el Mundial en 1998. Creó entonces el Fortuna Júnior Team, de cuya primera promoción salieron tres campeones de España, Txus Jaio, Óscar Fuertes y Esteban Vallín, y también un copiloto con el que años más tarde ganaba el Dakar, Lucas Cruz. ¡Casi nada!

Blog 2

También apoyó a Dani Sordo a dar el salto hacia el Mundial. El cántabro acudió a pedirle ayuda, y Carlos decidió retomar su faceta promocional. Tanto, que cuando le llamaron de Citroën para que regresara a la competición en Turquía tras los fiascos consecutivos de François Duval, una de las condiciones que puso fue que le dieran a Sordo una participación con el Xsara WRC (aquel año Dani corrió la júnior, que ganó). Repito: ¡casi nada! Por desgracia, esa relación se acabó. Y digo que por desgracia, porque somos muchos los que pensamos que a Sordo le habría ido mejor en su carrera si hubiera seguido bajo el paraguas de Sainz.

Blog 3

Ahora, en vez de centrarse en su trabajo en Peugeot y seguir viviendo de cerca el espectacular primer año de su hijo en la Fórmula 1, Carlos ha sacado tiempo de donde no lo hay, y se ha vuelto a arremangar para ayudar a otros dos chavales. El padre de Fernando Alonso le pidió que echara un cable a “Cohete”, y su buen amigo Teo Martín que también apoyara a Pepe. Yo sólo puede hacer una cosa ante esta nueva tentativa. Quiero agradecer a Sainz que regrese a la labor docente, porque, insisto, conozco pocos grandes campeones que hayan hecho tanto por la promoción de los jóvenes. Y, además, ha conseguido que una marca con la tradición deportiva de Peugeot, retome la actividad de competición en España. ¡Doble agradecimiento!

 

No quiero finalizar sin hacer mención al accidente sucedido el pasado fin de semana en el Rally de Navarra, del Campeonato de España de Tierra. Dos fotógrafos se colocaron en una zona perfectamente delimitada por cintas con el cartel de prohibido público. Y, por desgracia, el coche del argentino Mariano Bainotti perdió la trayectoria tras pasar un vado de agua anterior, y se los llevó por delante. Por suerte, sin lesiones de gravedad. Si ya es criticable que los aficionados no respeten las normas de seguridad, aún lo es más que lo hagan profesionales. He sido el primero que he saltado en contra de los que han aprovechado las desgracias en los rallys para atacarnos. Pero también seré el primero en criticar a los que no cumplen las normas. Si todos las respetáramos, se reducirían enormemente las desgracias, por otro lado muy escasas, en nuestro deporte.

 

Archivado en

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00