as.com Ver todos los blogs >

Sexta a fondo

El blog de Pipo lópez

Hola a todos. Me llamo Pipo López y llevo ya casi tres décadas siguiendo todas las competiciones de rallys que se disputan a lo largo y ancho del planeta. En este blog espero poder compartir con vosotros mis experiencias.

Categorías

Calendario

enero 2015
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

publicidad

domingo, 25 enero 2015

Por Pipo López

Fue bonito mientras duró

Sebastien Loeb me ha alegrado el palizón del bypass del Dakar al Rally de Montecarlo. Los aficionados a los rallys no sabremos agradecerle suficientemente su valiente decisión de regresar a los tramos cronometrados tras dos años retirado de ellos. Un nueve veces campeón del mundo con 68 victorias no tiene nada que ganar, pero sí mucho que perder en una operación así. Y sin embargo, aceptó el reto.

 

¿Os imagináis que su “gran amigo” Sebastien Ogier le arranca la cabeza desde el primer al último tramo? Y no era una posibilidad descabellada. A priori, el Volkswagen y el campeón vigente deberían haber estado en un estado de forma muy superior al de Loeb y su DS3. Pero ya desde el mismísimo shakedown se encargó el de Haguenau de demostrar que no venía a pasearse. Marcó el mejor tiempo, pero con la ventaja de que pasó el primero y se ensuciaba mucho. Vale.

Blog 1

Llegamos el jueves por la noche al primer tramo, y allí les metió a todos una enchufada de extraterrestre. Es cierto que le beneficiaba salir detrás en este caso, ya que había nieve y los de delante la iban limpiando. Vale. Pero el viernes continuó su demostración y se mantuvo en cabeza hasta que para el segundo bucle decidió salir sin neumáticos de clavos. Se equivocó, pero no se rindió. Perdía el liderato al sufrir un trompo en el penúltimo del día, pero fue en el último en el que se acabó el espectáculo, al tocar con una piedra que le destrozó la suspensión trasera izquierda. Nuestro gozo en un pozo, pero fue bonito mientras duró.

 

Ahora nuestra pena es que esta bella historia haya tocado a su fin. Porque, a pesar de las profecías de Jost Capito, el jefe de Volkswagen, que decía que Loeb iba a correr varios rallys de tierra este año aprovechando el nuevo sistema de orden de salida para ganar, tanto el piloto como el equipo juran y perjuran que no habrá más apariciones. Porca miseria. ¿Os imagináis que Loeb decide volver a los rallys, y que nos deleita con duelos como el que hemos visto en Montecarlo durante toda la temporada? Sería la leche. La salvación de la emoción en el Mundial.

Blog 2

Porque, visto lo visto en Montecarlo, el dominio de Ogier y Volkswagen va a proseguir un año más. Es cierto que el nuevo orden de salida perjudica mucho al líder, que ahora abrirá pista las dos primeras etapas, y eso puede condenarle en muchos rallys. O no. Mucho me temo que vamos a volver a vivir un dominio aplastante del binomio Ogier-Volkswagen. Creo que el nuevo orden de salida es injusto, es como si al poleman de la Fórmula 1 o MotoGP le hacen salir el último. Pero me alegro de que se haya tomado esa decisión, que abre esperanzas a algo de emoción. Y así se lo transmití a Michelle Mouton, la jefa de los rallys en la FIA. La aplaudí las últimas decisiones de cambiar el orden de salida y suprimir el envío de tiempos intermedios, pero sobre todo que hayan frenado las locas ideas del promotor, que pretendía que todo se decidiera en el último tramo. “Igual que otras veces os he criticado, ahora os aplaudo”, la dije. Hay que ser justos.

Blog 3

Dani Sordo cree que nadie va a respetar el envío de tiempos intermedios. “En Hyundai no vamos a saltarnos las normas, pero estoy convencido que los demás se han buscado la vida. Es imposible controlar eso. Se pueden enviar de mil formas”, me dijo. Yo creo que nadie se va a atrever, porque con las minicámaras interiores todo se ve, y la amenaza de exclusión del rally es clara. Y ya que hablo de Dani, qué pena su temprano accidente, porque creo que lo habría hecho bien en este Montecarlo. Pero salirse a los pocos kilómetros de comenzar le dejó con la moral tocada y, aunque remontó y se quedó a ocho décimas del quinto, su objetivo era más ambicioso. Esperemos, por su bien y el de los rallys en España, que cambien las cosas rápido, porque de sus éxitos depende que se retome el interés por nuestro querido deporte. Porque, por desgracia, a Loeb no le vamos a volver a ver por aquí.

 

 

Archivado en

domingo, 18 enero 2015

Por Pipo López

De Atacama a Montecarlo

Estaba cantado. A las seis y media de la mañana tenía los ojos como platos. A pesar de que ayer cenamos la “spanish mafia” y alargamos hasta las doce de la noche la velada (algunos siguieron, pero yo no podía con las pestañas), no he podido mantener más mi sueño. Después de dos semanas levantándome entre 4 de la madrugada y 6, durmiendo en un chalet individual muy cómodo, mi tienda de campaña, y amenizado con los mil y un sonidos de la noche dakariana, mi cuerpo no ha aguantado más que seis horas en una cama y en silencio.

 

Y, tras hacer los últimos trabajos pendientes, llega el momento de preparar la maleta y poner rumbo a Madrid para rápidamente cambiar el chip y seguir este interminable periplo rumbo al Rally de Montecarlo. Pero no quiero dar el siguiente salto sin contaros algunas batallitas de las mil y una que he vivido en estas dos semanas de locos por Sudamérica. Ha sido toda una experiencia. Un palizón inhumano, pero una gran experiencia. El Dakar es mágico, te envuelve, y te atrapa a pesar de la crueldad con la que trata tu cuerpo.

Pipo tienda

Antes de tomar rumbo a San Juan para engancharme a la caravana pensaba que me iba a dar un “saperopo”. Yo no soy de dormir en tienda de campaña, ni de utilizar servicios de esos portátiles compartidos con tres mil personas, ni de comer pasta todos los días. En lo que me permiten mis medios, intento vivir con la mayor calidad de vida. Y, de sopetón, meterme en la voraginé que me he metido. La verdad, no lo tenía claro. Y, si queréis que os sea sindero, me ha resultado mucho menos duro de lo que pensaba. Quizás el hecho de practicar deporte, mi querida bicicleta de montaña, con gran asiduidad, ayuda para soportar el esfuerzo físico. Pero todo lo demás, incluido el elevado ritmo de trabajo a que me he visto sometido, creo que lo he soportado porque el ser humano sabe adaptarse a cada circunstancia.

 

Primero, porque ves que los demás tiran “palante”, y tú no vas a ser menos. Pero también porque en el campamento del Dakar ves tantas escenas de superación personal que en el fondo te das cuenta que tu palizón es una tontería, comparado con el de los valientes que integran la caravana de participantes. ¡Cómo voy yo a quejarme si Albert Llovera llega al final de cada etapa con una sonrisa de oreja a oreja y toma rumbo al hospital para que le curen las llagas que le han salido en el trasero! Sería absurdo. Y, cada uno de los cuatrocientos que el 4 de enero partían de Buenos Aires a esta gran locura, son auténticos héroes. Lo nuestro es un chiste.

Llovera y Haro

No obstante, para superar este “chiste”, ha habido varios factores que me han ayudado mucho. Ya lo he contado en el periódico, pero no quiero dejar de repetirlo. En primer lugar, el apoyo de mis compañeros en el As, sobre todo los de la sección de motor. Raúl Romojaro, mi jefe y sin embargo amigo, Héctor Martínez, el hombre que debería haber estado aquí y que volverá en 2016, Mela Chércoles, siempre optimista y metiéndome marcha, Manu Franco, que me eleva a los altares sin merecerlo, Rafa Payá, al que doy más abrazos por teléfono del mundo, y Mónica Arias, nuestra “musa”, me han apoyado, cubierto y dado unos ánimos sin los que no había dado tanto de mí.

 

También han sido fundamentales para llevar la aventura a buen puerto mis compañeros sobre el terreno. Empezando por la competencia, Quique Naranjo, con el que he trabajado codo con codo ayudándonos aunque parezca mentira, pero también con Gorka Rodrigálvarez de El País, Sergi Andreu de Catalunya Radio, Fernando Czyz de la Agencia Efe, Jesús Cebrián y Ashley de TVE, y Santi Faro de TV3. Han sido mi familia durante dos semanas, y a ellos les debo su ayuda para ponerme al día tras mi precipitado aterrizaje, y el poder llevar con más resignación las calamidades y palizas. Gracias, amigos.

IMG_2471

También quiero agradecer a todos los pilotos, sobre todo los españoles, su simpatía y facilidades. Llegar de una etapa de mil kilómetros en la que se ha pasado del nivel del mar a 4.500 metros de altura, de 50 grados a -11, superando el fesh fesh, las dunas, la lluvia, el barro e incluso la sal, y atender a unos plastas con sus grabadoras no debe ser fácil. Y sin embargo, no nos han fallado ni una vez. Del más chico al más grande. No sólo sois unos grandes campeones y unos valientes. También sois unas magníficas personas. En nombre de los lectores de As, a los que también agradezco enormemente su seguimiento, y que son el motivo de tanto esfuerzo, un millón de gracias.

 

Por último, una vez más tengo que dar las gracias a mis dos pequeños (que ya no los son), los grandes perjudicados por mi decisión de venir al Dakar. Quiero que sepáis, Mónica y Nacho, que el esfuerzo nos va a dar grandes recompensas. Lo vamos a pasar en grande este año y tened por seguro que recuperaremos el tiempo perdido.

 

Archivado en

domingo, 04 enero 2015

Por Pipo López

Del Sáhara a Atacama

Mis vacaciones en Merzouga, en pleno desierto del Sáhara, junto al Erg Chebbi, un mar de dunas que habitualmente aprovechan los equipos del Dakar para probar sus coches, dieron un brusco vuelco la mañana del viernes 2 de enero. “Tenemos un problema. ¿Podrías ir tú al Dakar?” era más o menos el mensaje que mi jefe y sin embargo amigo, Raúl Romojaro, enviaba a mi móvil. Tras un rápido análisis de la situación, decidí que sí, que podía, a pesar de mi ubicación y la premura de tiempo. Del Sáhara a Atacama.

Blog 1

Mientras yo apuraba mi último día en Marruecos, en el periódico solucionaron los mil y un problemas logísticos y ya esa misma tarde estaba todo organizado: vuelos, acreditaciones y demás líos de un viaje tan complicado. Ayer sábado me fui a la redacción nada más aterrizar en Madrid a ultimar detalles, y rápidamente a casa, a preparar el complicado equipaje para la aventura. Una aventura que me tendrá lejos de los míos hasta el 19 de enero, justo un día antes de partir hacia el Rally de Montecarlo. Todo un palizón, pero también todo un privilegio.

 

Muchos dirán que es una locura empalmar un viaje de una semana a Marruecos con dos semanas en el Dakar en Argentina, Chile y Bolivia y otra semana más en Montecarlo. Quizás lo sea. Otros se pensarán que me voy a hacer rico con el esfuerzo. Se equivocan. La realidad es que, como gran aficionado y apasionado al mundo de la competición, el esfuerzo se recompensa con poder vivir en directo todos éstos acontecimientos. Si además puedo ayudar en el periódico en el que casi llevo trabajando tres décadas, pues mejor que mejor. Un reto más…pero no es el primero, y espero que no sea el último.

Blog 2

Y aquí estamos, con un millón de cosas esparcidas por toda la casa, intentando que entren en la maleta, esperando que se seque la colada, y con una sensación, mitad ilusión, mitad miedo a lo desconocido, que inunda mi cuerpo. Pero, alea jacta est, y ya no hay vuelta atrás. Esta noche pongo rumbo a Buenos Aires, donde hago escala camino a San Juan, final de la segunda etapa del Dakar, en la que me engancho a la prueba e inicio una nueva aventura a sumar a la ya larga lista que, por suerte, llevo acumuladas en mi ya longeva trayectoria.

 

Allí, espero, volveré a juntarme con muchos amigos. Desde Carlos Sainz, con el que he vivido tantas y tantas andanzas juntos, hasta Nani Roma, que ha comenzado con muy mala suerte este Dakar en el que defiende título. Pero también estarán Marc Coma, Lucas Cruz, Pep Vila, Albert Llovera, Alex Haro, Laia Sanz, Xavi Foj y tantos y tantos amigos con los que voy a poder vivir, disfrutar y sufrir este Dakar 2015.

Blog 3

No es mi primer Dakar, ya que cubrí el de 1988, aquel en el que robaron en Bamako el Peugeot 405 Turbo 16 del entonces líder, Ari Vatanen. Además, he tenido oportunidad de asistir a todas las salidas que se organizaron en Granada, a etapas de descanso en Nuakchot y Atar, y mi vinculación al mundo del todo terreno es muy extensa, ya que suelo acudir a la Baja Aragón e incluso llegué a participar en la última cita del pasado Campeonato de España en Guadalajara.

 

Van a ser dos semanas muy intensas, en las que intentaré manteneros informados y entretenidos desde las páginas de AS y también en la web, as.com. Quince días en los que voy a dormir en tienda de campaña (¡a mi avanzada edad!), en los que se descansará poco y se trabajará mucho. Dos semanas en las que seguro que echo mucho de menos a mis dos hijos, Mónica y Nacho, el único motivo por el que me planteé no aceptar el reto. Pero estoy seguro que ellos sabrán comprender que era mi obligación. Un gran reto, pero un bonito reto. Y es que dicen que sarna con gusto no pica…ya os diré cuando acabe mi periplo. No quiero terminar sin mandar un fuerte abrazo a Héctor Martínez. Intentaré ser un digno sucesor tuyo. ¡Mucho ánimo!

 

Archivado en

viernes, 26 diciembre 2014

Por Pipo López

Feliz Dakar y próspero Montecarlo

Mientras la mayoría de deportes del motor viven semanas de descanso, en los rallys la Navidad no resulta nada tranquila. Dakar y Montecarlo están a la vuelta de la esquina, y unos y otros andan velando armas para dos de los mayores acontecimientos del mundo del motor, la cita del desierto por autonomasia, y el rally con más nombre y fama del calendario mundialista. Por suerte, este año no coinciden en fechas, y no se solaparán como ocurrió el pasado año para desgracia de muchos. El Dakar acaba la semana anterior al Montecarlo. ¡Bravo!

 

La cita suramericana se presenta más apasionante que las últimas temporadas. Tras tres años de dominio incontestable de los Mini, que prácticamente corrieron sin oposición seria, este año llega Peugeot con su superequipo de estrellas. Mucha gente me pregunta cómo veo esta edición del Dakar, y yo les contesto que llena de incógnitas.

Blog 1

A priori el equipo Mini vuelve a ser favorito, aunque creo que pueden tener problemas internos. Al presentar dos formaciones separadas, una capitaneada por Nani Roma, el ganador de la última edición, patrocinada por la firma de bebidas energéticas Monster, y la otra con otro zorro del desierto, Nasser Al Attiyah, como jefe de filas, patrocinados por la otra marca de bebidas energéticas, Red Bull. ¿Cómo van a gestionar esa rivalidad? Ellos dicen que cada uno tiene libertad para atacar, y que no habrá estrategias conjuntas. Y yo me pregunto, ¿si gana Al Attiyah con Red Bull, como van a explicar en el equipo oficial a su patrocinador que ha ganado uno de sus coches pintado con la bebida de la competencia? Me temo que van a saltar chispas, y espero que Nani sepa salir airoso de tan complicada situación.

 

En lo referente a Peugeot, han sufrido para conseguir la fiabilidad en su 2008 DKR. Al ser un diseño tan revolucionario, han tenido que trabajar muy duro para ir solventando importantes problemas que les han surgido a lo largo del año. Hasta el último test realizado en Marruecos, lo más que se había conseguido rodar seguido eran 80 kilómetros. Pero en el ensayo final realizado en Erfoud el coche ha completado más de 300 kilómetros. Eso sí, a unas temperaturas muy inferiores a las que se van a encontrar en América, y sin rodar a las elevadas alturas por las que va a discurrir este año el Dakar. Pero el potencial de una marca como Peugeot, que lo ha sido todo en esta prueba, y con dos hombres de la talla de Carlos Sainz y Stephane Peterhansel (Cyril Despres es novato y lo normal es que esté por detrás), se puede esperar cualquier cosa de ellos.

 

Y si en coches dos de los nuestros son protagonistas absolutos, en motos también tenemos a los dos máximos favoritos, Marc Coma y Joan Barreda. Mucho me temo que entre ellos se va a jugar el triunfo en dos ruedas. Pero también tenemos a Jordi Viladoms, Gerard Farrés y Laia Sanz, entre otros, que seguro nos traen muchas alegrías. Como en coches lo harán el incombustible Xavi Foj o el campeón del mundo de los valientes, Albert Llovera, y en camiones otro clásico, Pep Vila, con su Iveco oficial.

Blog 2

Y, aunque para Montecarlo queda un poquito más, ya empezamos a tener alicientes. El primero fue cuando Sebastien Loeb anunció su regreso a la prueba en la que ha ganado en siete ocasiones. Seguro que no viene a pasearse. Además, Volkswagen, Hyundai y Citroën (que el año próximo pasará a llamarse DS) estrenan importantes novedades en sus coches. Aunque lo normal es que prosiga el dominio de los Polo y de Sebastien Ogier, ¿quién sabe?, a lo mejor los rivales se acercan a ellos y se recupera la emoción. El nuevo sistema de orden de salida y la desaparición de los tiempos intermedios pueden cambiar las cosas. Y ahí tenemos a nuestro Dani Sordo, de nuevo con un programa casi completo, que en Montecarlo siempre lo ha hecho muy bien, y al que se le ha visto muy feliz tras los test realizados con el coche con especificaciones 2015. La impresión que he sacado tras visionar los vídeos de los test es que el i20 es ahora mucho más potente, y mi percepción es que Dani lo va a hacer muy bien este año, y nos va a dar grandes alegrías. No quiero acabar este último post del año sin desearos a todos felices fiestas, y que en 2015 vuestros deseos se vean cumplidos.

 

Archivado en

lunes, 15 diciembre 2014

Por Pipo López

Carrera de Campeones: memoria frágil

Dicen que de bien nacidos es ser agradecidos. Algo que no parece ir con la Carrera de Campeones, ese evento, mitad competición, mitad fiesta, que se ha convertido en la cita final del automovilismo mundial año a año. Una “pachanga” que se creó en 1988, y en la que en la actualidad no quedan ni las raspas de lo que fue su origen. Parece que sus organizadores padecen de memoria frágil, ya que han renegado totalmente de sus raíces, hasta el punto de que en la última edición disputada este fin de semana en Barbados no había ningún piloto de rallys en activo, y tampoco ningún español. Triste.

Blog 2

Y si digo que es triste es porque la esencia de la Carrera de Campeones son los pilotos de rallys, y también porque España ha significado mucho para esta competición. Su primera edición se disputó en Montlhéry, cerca de París, en 1988. La ideó Michelle Mouton, la única mujer ganadora absoluta en rallys del Mundial, que quiso reunir a todos los campeones del mundo de la historia para buscar al campeón de campeones. Un año después trasladó la idea al circuito de Nurburgring, y ya en 1990 recaló en España por primera vez. Ese año en Barcelona, al siguiente en el madrileño Jarama y desde 1992 hasta 2003 vivió en Canarias sus mejores años. Luego ya pasó a París tres años, Londres dos, Pekín, Düsseldorf otros dos, Bangkok en 2012 (el pasado año se tuvo que anular por los disturbios sociales que vivía la capital tailandesa) y ahora en Barbados.

 

El motivo que me mueve a escribir este post es el hecho de que en esta última edición no haya competido ni un solo piloto en activo de rallys, aunque allí estaban Petter Solberg y Stig Blomqvist, y que tampoco se haya invitado a ningún piloto español. Clara muestra de que la Carrera de Campeones reniega de su pasado. Ni la especialidad que fue su razón de ser, ni el país donde se han disputado más de la mitad de las ediciones estaban representadas en Barbados. Por cierto, una bonita ubicación, pero en la que prácticamente no había público en las gradas…¡igualito que Canarias!

Blog 1

Da la impresión de que los organizadores de la competición huyen hacia adelante, sin mirar lo más mínimo al pasado. Buscan un lugar que aporte sus buenos dineritos, llevan su show y, supongo, ingresan los pingües beneficios en sus cuentas. Por lo que me han comentado varios pilotos de rallys, acabaron hastiados de la falta de rigor deportivo y la constante improvisación de la organización. Incluso algunos me han trasladado sospechas de manipulación con la competitividad de los coches. Resulta curioso que casi siempre gana el que más interesa publicitariamente. Quizás por ello no había representantes del deporte de los tramos cronometrados, que posiblemente pasan del evento.

 

Tampoco había españoles, y en este caso me temo que es porque no se ha contactado con nadie. Después de “sangrar” las instituciones y patrocinadores de España durante casi tres lustros, se olvidan de los nuestros. Y no será porque no hay representantes. Entre otros muchos, Fernando Alonso, Marc Gené, Pedro Martínez de la Rosa, Carlos Sainz padre e hijo, Nani Roma, Dani Sordo y todos nuestros campeones del motociclismo son tan importantes o más que la gran mayoría de participantes que se han dado cita en esta última edición de Barbados.

Blog 3

Me pareció bien que en su momento se abriera la participación a pilotos de otras especialidades e incluso motociclistas. También entiendo que tras tanto tiempo en España se buscaran nuevos horizontes. Lo que no me cabe en la cabeza es que no haya ni una mínima representación de los pilotos de rallys actuales, ni de los deportistas españoles, ya que ambos que han sido cruciales en la historia de la Carrera de Campeones. Quizás nadie haya explicado a los promotores aquello de que de bien nacidos es ser agradecidos.

 

Archivado en

martes, 09 diciembre 2014

Por Pipo López

Cita a ciegas

Tengo que rectificar. Si llevo unos años criticando la acción de Jean Todt al frente de la FIA en lo referente al Mundial de Rallys, ahora tengo que quitarme el sombrero por sus últimas decisiones. Frenó las locas ideas del promotor y ahora se ha cargado el envío de tiempos intermedios a los coches en los tramos. Además, ha cambiado el sistema del orden de salida para intentar contrarrestar el dominio absoluto que ha ejercido Volkswagen en las dos últimas temporadas. ¡Bravo, Monsieur Todt!

Blog 1

Tuve la suerte de asistir a la presentación del Campeonato del Mundo 2010 en París, justo cuando Todt acababa de acceder a la presidencia de la Federación Internacional de Automovilismo. Allí, en un “petit comité”, nos dijo que “yo procedo de los rallys, y os puedo asegurar que bajo mi mandato no van a morir. Es más, quiero volverlos a llevar a donde les corresponde, recuperar su grandeza”. Y la verdad es que ha tardado en dar ese golpe sobre la mesa que tanto necesitaba nuestro querido deporte. Pero lo ha hecho, y está poniendo los puntos sobre las íes a todos aquellos que quieren convertir los rallys en una verbena.

 

La última gran decisión ha sido cargarse el envío de tiempos intermedios, los “splits” como se denominan en el argot. Una medida que muy probablemente ayude a recuperar la emoción en los rallys. En cierta ocasión, no hace mucho, Dani Sordo me dijo que “yo creo que no sabría correr sin los splits”. Evidentemente no se le va a olvidar conducir por no tener esas referencias. A lo que se refería es a que en la actualidad los pilotos se han acostumbrado a tener esa referencia que les permite ir regulando su ritmo según avanza el tramo. Aquí te meto un segundo, pues ahora levanto que no me la quiero pegar ni cargarme mis neumáticos.

Blog 2

Pero, sin los splits, se van a tener que “espabilar” y cambiar su forma de afrontar los tramos. ¿Qué ritmo hago? ¿Dosifico para guardar neumáticos? ¿Si ataco mucho me saldré? Serán preguntas que surgirán a partir de Montecarlo 2015. Los pilotos del Mundial se enfrentan a una “cita a ciegas” que es muy probable que nos depare mayores emociones…aunque mucho me temo que van a seguir ganando los de siempre.

 

Eso sí, o yo tengo muchas ganas de que esto cambie, o me ha parecido que el Hyundai i20 WRC del año próximo empuja mucho más que el de 2014. En los vídeos que he visto de los test de Sordo y Thierry Neuville la pasada semana eso es lo que parecía atisbarse. Y los dos se han mostrado muy satisfechos de los avances conseguidos. Ojalá den ese paso que necesitan para poner en jaque a los todopoderosos Volkswagen, que falta le hace al campeonato un poquito de alternancia.

 

También espero con entusiasmo el regreso de Sebastien Loeb en Montecarlo. En Citroën, que el año próximo pasará a llamarse DS, también van a introducir varias mejoras en el DS3. Lo normal, después de un año fuera de los tramos cronometrados, sería que estuviera por detrás de su tocayo…pero del de Haguenau se puede esperar cualquier cosa. Y, lo que está claro, es que va a poner mucha pimienta para la primera cita del año.

Blog 3

Si a esto sumamos que el líder del Mundial abrirá pista en las dos primeras etapas de cada rally, lo que puede significar su condena en las pruebas de tierra, al tener que limpiar la gravilla a sus perseguidores, a lo mejor nos encontramos con un Mundial pleno de emoción en 2015, sin necesidad de poner en práctica esa sandez de jugarse el todo por el todo en el último tramo. Cruzaremos los dedos…

 

Archivado en

lunes, 01 diciembre 2014

Por Pipo López

ADN campeón; ADN luchador

El apellido Sainz lleva ya un cuarto de siglo inscrito con letras de oro en la historia del automovilismo. Una leyenda que comenzó cuando un chaval de Madrid decidió ponerse el mundo por montera y romper todas las barreras establecidas hasta entonces, llevándolo hasta lo más alto, en los rallys primero y el Dakar después. Ahora es su hijo el que lleva todo el camino de perpetuar la leyenda y agrandar el prestigio familiar, en su caso en los circuitos, en la Fórmula 1.

 

Es evidente que Carlos Sainz hijo (nunca más júnior) ha heredado el ADN campeón de su padre. Pero yo diría que, por encima de eso, ha heredado un ADN aún más importante, el ADN luchador. Porque si Carlos padre llegó hasta donde llegó, fue por algo más que su indudable talento al volante, su profesionalidad sin límites o su alabada capacidad de poner los coches a punto. Yo, que he tenido el honor de seguir toda su trayectoria en el mundo de los tramos cronometrados, destacaría su capacidad de lucha. Nunca, ni en los peores momentos, se rindió.

Blog 1

Y, por lo que llevo visto en la carrera de Carlos hijo, que he seguido en la distancia, pero siempre con gran atención, en eso es clavadito a su padre. Porque, aunque algunos intentan desvirtuar sus méritos por ser “hijo de”, realmente esa etiqueta le ha puesto en el punto de mira de todos los rivales desde que era un niño. Ya en el karting, todos salían a ganar al del casco que primero llevaba una bandera de España, y después dos toros rojos. Algo que se ha perpetuado hasta que hace poco más de un mes se coronaba campeón de las World Series, la antesala de la Fórmula 1.

 

Quizás por ser “hijo de” se ha llevado más golpes que casi nadie, y quizás también por esos toques su palmarés no corresponde con su calidad. Pero, al igual que el padre, nada ni nadie le ha hecho rendirse. No se dejó vencer por el desánimo cuando un piloto al que ganaba habitualmente, Dany Kvyat, pasaba a la Fórmula 1. Y tampoco cuando en las últimas semanas, cuando él ya había cumplido su parte del trato y se había impuesto en las World Series de manera magistral, convirtiéndose en el ganador más joven de la historia, primer español que lo consigue, primer piloto Red Bull que se corona en la categoría, record de victorias, siete poles, seis vueltas rápidas…parecía que se esfumaba su sueño.

Blog 2

Los últimos meses de Carlos acabarían con el más templado. Primero anuncian que un chaval sin casi experiencia, Max Verstappen, ocuparía el puesto que era para el español en Toro Rosso. Primer palo, que poco después cambiaría al anunciar Sebastian Vettel su marcha de Red Bull, dejando de nuevo el hueco para Sainz. Pero entonces Cepsa decide que quiere romper el contrato con Toro Rosso, lo que vuelve a hacer tambalear las posibilidades del hasta ahora llamado “júnior”, que de ahora en adelante ya no lo será más. Tras unos días vertiginosos, al final se ha hecho justicia y ya tiene el merecido premio: será uno de los pocos elegidos para pilotar un Fórmula 1 en 2015. Lo  contrario habría sido una gran injusticia, porque él ha cumplido su parte del trato con nota.

 

A mí lo que más me ha asombrado es que, mientras sucedía todo este culebrón que, insisto, acabaría con la paciencia del más templado, el chaval de 20 años mostraba una tranquilidad asombrosa. No se le ha borrado la sonrisa del rostro en ningún momento, ha sabido bandear la situación, dar la cara y contestar a las complicadas preguntas de la prensa con destreza y, por último, ha demostrado en el test de Abu Dhabi con el Red Bull que no se habían equivocado.

Blog 3

Y es por eso por lo que mantengo que ha heredado el ADN luchador de su padre. Algo lógico, siendo hijo de una leyenda que a sus 52 años, con la vida más que resuelta, sin nada que demostrar ya, tomará rumbo esta semana a Marruecos para intentar conseguir que el Peugeot 2008 DKR, su nuevo arma para el Dakar 2015, el siguiente reto, esté a punto para poder volver a brillar en Sudamérica. Y es que lo lleva en el ADN. Luchar, luchar y luchar…algo que ha heredado su hijo. ¡Suerte a los dos, que aún nos esperan grandes momentos…y gracias por todo lo conseguido hasta ahora!

 

Archivado en

domingo, 23 noviembre 2014

Por Pipo López

¡Viva los rallys!

El Rally RACE Comunidad de Madrid ha puesto el broche a la temporada con un éxito total a nivel deportivo y de público. Lo que hemos vivido este fin de semana en las cunetas madrileñas ha sido la demostración de lo que vengo defendiendo desde hace ya tres décadas: los rallys son un deporte de masas, posiblemente uno de los que acogen a mayor número de espectadores. Todo aquel que haya pasado por los aledaños de la carretera de Burgos a lo largo del viernes y el sábado habrá comprobado que no es un invento de este loco amante de los rallys. Por eso, una vez más entono el ¡viva los rallys!

Blog 1

A nivel deportivo no se podía pedir más. Dos pilotos, los dos eternos rivales, Sergio Vallejo y Miguel Fuster, se jugaban a cara o cruz el título. El segundo para el gallego o el quinto para el de Benidorm. Sólo medio punto les separaba, y la tensión cortaba el ambiente en los prolegómenos de la prueba. Al final eran los “lobos de Meira” los que se llevaban el gato al agua. El abandono de Fuster adelantaba el desenlace, aunque en ese momento el título ya estaba totalmente decantado hacia el lado de los Vallejo que, además, le “birlaban” el triunfo a su buen amigo Álvaro Muñiz en el último tramo. Alvarito se confiaba con las referencias que le enviaban a su copi, Francisco Lema, a través del WhatsApp, y perdía un más que merecido triunfo por menos de tres segundos.

 

Además. También estaban en liza los títulos de dos ruedas motrices, la Mitsubishi Evo Cup y la Copa Suzuki. Las dos ruedas motrices fueron para Gorka Antxústegi y su Suzuki, que se la jugaba con el Opel de Esteban Vallín, ya campeón de R2. La Evo Cup acabó en manos del ya campeón de grupo N, Joan Carchat, tras un rally de tensión, en el que Alberto San Segundo y Ángel Doménech le pusieron difíciles las cosas al andorrano, que necesitaba acabar tercero si ganaba Surhayen Pernía, como así ocurrió. En la Copa Suzuki, poca emoción, ya que Adrián Díaz se proclamó campeón antes de acabar el rally gracias a sus victorias en los tramos.

Blog 2

El ambientazo que hemos vivido este fin de semana es una buena muestra de lo que los rallys pueden dar de sí. Varias emisoras de radio emitiendo en directo la prueba. Los valientes de Rally Center que se atrevieron con una retransmisión televisiva a través de su página web. El paddock del Jarama lleno hasta la bandera. Y público, mucho público. Gentes venidas desde todos los rincones de España para vivir en directo el desenlace del Campeonato de España. Más de cien mil espectadores que se distribuyeron por las cunetas de Canencia, La Cabrera, Madarquillos y el Jarama. Y además, sin crear problemas de seguridad, algo muy de agradecer, y que demuestra que las cosas se pueden hacer bien.

Blog 3

El punto negro del fin de semana ha sido la anulación de las tres pasadas por el tramo de Robledillo. El alcalde de La Puebla es un conocido enemigo de los rallys. Desde que se comenzaron a hacer rallys por esa zona, ha estado intentando impedirlos. Y esta vez se ha salido con la suya. Y yo me pregunto. ¿No hay otras carreteras? Lo cierto es que se ha hablado mucho a lo largo del fin de semana de cambiar a Ávila o Guadalajara. Puede ser una solución. Lo que pasa es que entonces dejaría de ser el Rally RACE Comunidad de Madrid, la prueba con mayor repercusión del campeonato, una de las que tiene más público, y la ya tradicional fiesta de final de temporada. Perderíamos además el magnífico epicentro en el Jarama, y su tramo circuitero, que a unos gusta y a otros no (según el barrio, es decir, el coche de cada uno), una de las señas de identidad de la prueba.

 

Quiero dar mi enhorabuena y agradecimiento al RACE y a la Comunidad de Madrid porque de nuevo nos han brindado la oportunidad de vivir esta gran fiesta de final de temporada. Pero también insto a los unos y a los otros a que desde ya, sin esperar a que llegue septiembre de 2015, se pongan manos a la obra para elaborar un recorrido que no cree polémicas ni anulaciones sorpresivas de última hora. Un acontecimiento de la magnitud de este rally no merece algo así…y creo que no será tan difícil solucionarlo para la próxima edición.

 

Archivado en

domingo, 16 noviembre 2014

Por Pipo López

La guinda del pastel

Las cifras hablan por sí solas. Sebastien Ogier, 8 triunfos de 13 posibles. Volkswagen, 12 de 13. Los Polo han ganado 197 tramos de un total de 249, han sumado 23 podios, han igualado el record de Lancia en 1987 y 1988 de los títulos más prematuros de marcas, también han igualado el de Peugeot de ocho dobletes, conseguido en 2002, y han superado el de Citroën de 11 triunfos en una misma temporada (2005 y 2008). En dos años los vehículos de Hannover han conseguido 22 victorias y 41 podios en 26 rallys, y han ganado 345 de 486 tramos. En resumidas cuentas, no hay quien pueda con ellos.

 

En Gales han puesto la guinda a un inmenso pastel, en el que sólo ha vuelto a faltar el triunfo en el Rally de Alemania. En casa del herrero, cuchillo de palo. Y nadie en su sano juicio apostaría un euro por otro equipo que no sea el alemán cara a la temporada 2015, y quizás casi nadie apostaría por otro piloto que no sea Ogier cara al título. Eso sí, puede haber sorpresas. Tanto Hyundai como Citroën (el año que viene DS) estrenarán importantes novedades el año próximo. De hecho, Dani Sordo ya ha comenzado a probar las del i20 en Francia mientras sus compañeros luchaban contra el barro galés. Pero en Volkswagen no se duermen, y también estrenan coche para la próxima campaña. En menos de dos meses estaremos de nuevo en la brecha.

Blog1

El que ya no seguirá con nosotros surcando los tramos del Mundial es Mikko Hirvonen, que se ha despedido a lo grande en Gran Bretaña. Como él mismo deseó, ha sido el primer no Volkswagen, el primero de los “mortales”, y además ha firmado su último rally con un excepcional segundo puesto, el podio 69 de su carrera. Echaremos de menos a Mikko, un piloto que siempre ha destacado por su buen carácter, pero que también dejó su huella en la especialidad como el hombre que más difícil llegó a ponerle las cosas al intocable Sebastien Loeb. En 2009 se quedó a un solo punto de arrebatarle el título. Te deseo lo mejor en tu nueva andadura.

Blog2

Y si Ogier ha puesto la guinda en Gales, en Riolobos ha sido Amador Vidal el que se ha llevado su primer título nacional de tierra. El gallego, también al volante de un Volkswagen Polo, pero en su caso prototipo, se coronaba en la localidad extremeña tras un vibrante duelo con Jorge del Cid. Llegaban siete con probabilidades matemáticas, y la cita no decepcionó. Incluso tras el abandono de del Cid, el triunfo se decidió por sólo dos décimas a favor de Nil Solans. Pero eso era lo de menos para Vidal, un hombre que anteriormente había vivido varias veces en sus carnes lo que es perder un campeonato en la última prueba, y quizás por ello no podía ni hablar al acabar el último tramo. Si en algún momento he criticado al Nacional de Tierra por situaciones que se podían haber evitado, ahora que acaba quiero aplaudir a todos por el esfuerzo realizado, pero también emplazo a los responsables a trabajar para evitar los errores que se han cometido.

Blog 3

Y si agónico fue el final de la tierra, no menos lo va a ser el del asfalto. El próximo viernes tenemos cita con el Rally RACE-Comunidad de Madrid, en el que dos pilotos, los eternos rivales, se juegan el título a cara o cruz. Sergio Vallejo aventaja por sólo medio punto a Miguel Fuster. Es decir, el que acabe delante se corona. El gallego parte como favorito, ya que su Porsche 911 es el arma ideal para el rápido rally madrileño, que de nuevo tendrá tres pasadas por el Jarama, y también porque conoce la prueba mejor que su rival, que no ha corrido nunca. Fuster ha estado corriendo en el campeonato madrileño de circuitos con un Mitsubishi para aprender un poco mejor la pista. Al final se decidió por el Ford, a priori inferior en este rally, pero quizás la elección más inteligente. Consciente de su inferioridad al no conocer el rally, ha preferido jugar a la contra y cruzar los dedos para que llueva, nieve o hiele y su tracción total le dé alas. Se suman a la fiesta Luis Monzón con el Mini, “Cohete” Suárez (que recibió lecciones de Carlos Sainz en Ávila) con un Mitsubishi y todos los habituales del Nacional. Se juegan varios títulos (2 ruedas motrices, marcas, Mitusibishi Evo Cup y Suzuki) y Alberto Monarri hará debutar en España el Renault Clio R3. ¿Quién da más? Una cita ineludible, a la que a buen seguro acudirán muchos aficionados. Espero que la organización lo tenga en cuenta y no haya problemas con la seguridad. Nos vemos en el Jarama.

 

Archivado en

domingo, 09 noviembre 2014

Por Pipo López

Correr por 200 "pavos"

“Hola Pipo, soy Óscar Fuertes. ¿Te apetece correr este finde en el Todo Terreno de Guadalajara en regularidad? Te lo vas a pasar en grande, porque además hay previsión de lluvias y barro”. La llamada se producía el pasado martes, justo tras haber terminado una excursión en bici por Écija, también en un gran barrizal…y me dije, “¿por qué no? Esta es mi semana del barro.”

 

El bueno de Óscar, que fue campeón de España de rallys de tierra y ahora corre en Todo Terreno, era mostrarme la nueva modalidad de regularidad, que organiza su empresa, Rally Center, desde este año. La fórmula más barata para competir en el marco de un Campeonato de España, ya que por 200 euros se puede correr con un coche de serie, sólo añadiendo cascos, extintor y una eslinga, en un recorrido de 200 kilómetros. Ssangyong nos prestó un Rexton de estricta serie, calzado con neumáticos de carretera. Al verlos me entró el pánico, ya que en barro las íbamos a pasar canutas. Intentamos buscar unos más adecuados, pero ya era tarde.

Blog 3

También Óscar me consiguió la ayuda de Eduardo Izquierdo, copiloto habitual de rallys y todo terreno, que iba a ser mi compañero en la aventura. Sus únicos elementos de medición, una aplicación de teléfono móvil, GPS Trip, y un cronómetro, que fijó al salpicadero del coche con velcros…y a tirar millas. El viernes por la tarde verificamos y tomamos parte en la ceremonia de salida, muy bonita, ya que se hizo en el centro de Guadalajara.

 

El sábado amaneció soleado, lo que me tranquilizó por el tema del barro. Además, Rubén Gracia, el recién coronado campeón de España, me dijo que en la prólogo (sólo la hacían los que corrían en velocidad) no había nada de barro. Con las mismas, según nos dieron la salida tiramos hacia Tórtolas, donde empezaba el tramo de competición de 96 kilómetros. La verdad es que no había casi barro, y empecé a disfrutar de los bellos parajes alcarreños y su típica tierra rojiza arcillosa…hasta que llegamos a un par de zonas embarradas. En la primera casi me llevo un olivo, y en la segunda a punto estuvimos de acabar en unas zarzas. Pero, en términos generales todo fue bien, aunque en los primeros compases corrí más de la cuenta y penalizamos por adelanto en varios controles. Acabamos sextos la primera etapa.

Blog 1

Llovió en la noche del sábado, pero sólo hasta las doce, con lo que no parecía que fuera a estar peor el recorrido (el domingo repetíamos el mismo del día anterior). Edu y yo decidimos aplicarnos a tope con las medias de regularidad. La otra alternativa era ir dando zapatilla y pasar de las medias. Más divertido, pero no era a lo que estábamos jugando. Y la verdad es que se nos dio mucho mejor que el día anterior, ya que penalizamos la mitad y conseguimos remontar dos posiciones y acabar cuartos. Casi hacemos podio en un Campeonato de España con un coche de estricta serie calzado con neumáticos de carretera, dos tipos que dos días antes ni se conocían.

Blog 2

Y eso es lo que me ha encandilado de la regularidad en el Campeonato de España de Todo Terreno. Cualquiera con un coche de campo se puede apuntar, pagar 200 “pavos” y pasarse un fin de semana “destripando” por 200 kilómetros de caminos cerrados al tráfico, perfectamente macados, con controles horarios y un seguro que cubre cualquier incidencia. Si además quiere competir por un resultado, con una aplicación de móvil y un cronómetro, puede intentar seguir las medias que, supongo que por motivos de seguridad, no eran muy altas. Es decir, que cualquiera puede afrontar la aventura. Teniendo en cuenta la gran cantidad de usuarios de vehículos todo terreno que no pueden salir al campo por las restrictivas legislaciones locales, y también muchos que les gustaría jugar a correr el Dakar, pero creen que su poder adquisitivo no se lo permite, creo que la regularidad en el Campeonato de España de Todo Terreno es su solución para pasarlo bien por muy poco dinero. Yo, que ya llevo más de una andanza a mis espaldas, lo he pasado en grande…y creo que repetiré.

 

Archivado en

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00