as.com Ver todos los blogs >

El mundo de roncero

El blog de Tomás Roncero

Calendario

febrero 2014
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28    

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

publicidad

« noviembre 2011 | Inicio | enero 2012 »

miércoles, 21 diciembre 2011

por Tomás RonceroRedacción AS.com

Callejón debe ser 'titularísimo'

CallejonEl madridismo se ha ido muy satisfecho de vacaciones a comerse los turrones, menos duros después de dos semanas que han permitido ir cerrando las heridas dejadas por aquel Clásico de infausto recuerdo. Mourinho ha ido entendiendo el sentimiento de una afición que se identifica con su cantera por llevar el ADN madridista con un compromiso innegociable. Entre Altintop y un chaval del Castilla, el Bernabéu siempre recibirá con mejores ojos al producto de la Fábrica de Valdebebas. Por eso, la explosión de Callejón se ha tomado como un soplo de aire fresco que tiene entusiasmado al pueblo vikingo. Las portadas de AS a este chaval de Motril están más que justificadas. Este extremo-delantero está comiéndose a todos sus rivales hasta el punto de que el técnico portugués está modificando sus planteamientos tácticos para meterle en el once inicial, aunque sea con calzador. Ya en Sevilla, en un partido de máximo compromiso, dejó fuera de la escena a Kaká y Özil, a cambio de poner ahí a Di María y dejar a Callejón en el histórico carril de Michel. Los 9 goles de Callejón (tantos como llevaba Villa hasta su desdichada lesión) corroboran el acierto de la apuesta por este canterano que tuvo el orgullo de irse al Espanyol para hacer su mili futbolística y regresar a su casa hecho un hombre. Callejón se merece seguir de titular y me da que Mou va a conceder ese deseo a la afición en bastantes partidos de la cuesta de enero…   

 

Lo importante es que Mourinho parece que por fin está acordándose de verdad de los canteranos del Castilla. Es verdad que lo de Pedro Mendes en Amsterdam fue desalentador, pero que ante la Ponferradina jugasen siete chavales y que en el once inicial del final del partido hubiese cinco jugadores procedentes del Castilla demuestra que todavía hay futuro para la mejor cantera de España. No me cansaré de repetirlo. La del Madrid es la mejor que hay, pero el Barça nos gana en que Guardiola es muy inteligente y sí la utiliza. Les sale un Cuenca y lo ponen, igual que hizo Pep con Busquets y Pedro hace dos veranos. Aquí nos cuesta mucho encontrar un técnico que se atreva a ayudarles a dar el salto. Es más, todos pensamos que Carvajal (potentísimo y capacitado lateral diestro del Castilla de Toril) debería jugar algún partido como ‘dos’ para dar descanso a Arbeloa. Y está Jesé, que ahora mismo no parece menos que el afligido Özil. Lo importante es que Mou no sólo les vaya dando minutos, sino que se atreva con otros chicos como ha hecho con Callejón y les dé minutazos (O SEA, ALGÚN PARTIDO DESDE EL INICIO). La cuestión es que el Madrid tiene un presente maravilloso y un futuro cada vez más esperanzador. Si aparte de la grandísima plantilla reunida por Mourinho es capaz el portugués de dar entrada a los talentos de Valdebebas, La ecuación será perfecta. TALENTO+CALIDAD-JUVENTUD= EL MADRID DE TODA LA VIDA. Mou, no te desvíes de esa ruta, por favor. Obrigado, míster.   

 

Archivado en Real Madrid

domingo, 11 diciembre 2011

por Tomás RonceroRedacción AS.com

La pesadilla continúa

La historia se repite. Antes de nada, felicito al Barça porque es digno de un equipo grande levantarse como lo hizo tras recibir un gol a la velocidad del sonido. Si te enchufan el primero en sólo 22 segundos, lo normal es que acabes entregando las armas. Y no lo hizo, apelando a su habitual fútbol de elaboración que tanto me desespera pero que al Madrid lo altera hasta sacarle de su habitual guión de juego y comportamiento. El proyecto de Mourinho tiene un problema serio cuando se mide al Barça, excepción hecha de la bendita y recordada final de Copa en Valencia. Hay un estado de ansiedad que termina por difuminar sus verdaderos recursos. No sé si es problema de Mourinho en la preparación psicológica de estos partidos o que los propios jugadores tienen un perfil que tiende a desquiciarse cuando ven delante a los azulgrana. El Madrid llegaba al Clásico jugando como los ángeles, metiendo goles como churros y sometiendo a los rivales a correctivos durísimos propios de un equipazo que aspira a ganarlo todo. En suma, lo que siempre ha sido el Madrid. Pero anoche vi de nuevo jugadores desquiciados, muchos corriendo sin sentido en espacios enormes, demasiada excitación innecesaria y un bajón final que no terminó en goleada gracias a San Iker Casillas y la valentía de Sergio Ramos. Casi doy por bueno el 1-3...

 

Factor Cristiano. Soy un fan incondicional del portugués y seguiré a su lado porque me parece que posee un poderío descomunal, pero anoche no fue ni de lejos el futbolista desequilibrante que pugna con Messi por arrebatarle los Balones de Oro y la corona del fútbol mundial. Cristiano tuvo en su mano (mejor dicho, en su pie derecho y en su cabeza) la suerte de este Clásico. Con 1-0 disfrutó de una acción clarísima que desperdició con un remate desviado, cuando a su derecha Di María estaba solo. Y con 1-2 cabeceó mal un balón goloso sin nadie a su alrededor. Era el 2-2 y reabrir la batalla con todo por decidir. Luego llegó el 1-3. Y campana y se acabó. Frustrante, decepcionante, irritante, cargante... Esta hemorragia debe parar ya, aunque sólo sea por respeto a la afición blanca, que fue de nuevo lo mejor en una noche lluviosa, fría y desapacible. En todos los sentidos...

 

Borbalán. No voy a excusarme con el arbitraje porque el Barça jugó mejor y ya está. Pero para variar el árbitro perdonó a Messi la segunda amarilla al borde del descanso. Sólo un ingenuo se hubiera atrevido a pensar que un súbdito del Villarato iba a atreverse a echar al intocable Leo...

 

Futuro blanco. No hay que rasgarse las vestiduras porque el Madrid sigue dependiendo de sí mismo para ganar esta Liga y recuperar el crédito extraviado en esta noche de perros. Hay que ganar en Sevilla (salida dificilísima siempre) y acudir al parón navideño con tres puntos de ventaja sobre este Barça que, hay que reconocerlo, sigue siendo un grandísimo rival.

 

Orgullo vikingo. Hoy más que nunca me acuerdo de los madridistas de Cataluña, que no están solos porque saben que esto no acaba aquí y, además, siguen defendiendo el escudo del club más grande de la Historia. Llevamos cuatro años de barbecho ante el máximo enemigo y hay que admitirlo. Pero el Madrid jamás se rinde y no lo va a hacer ahora. Mourinho mostró el camino con el buen gesto que tuvo con Tito Vilanova. Así se reconstruye el Madrid que todos queremos. Ánimo, amigos.

Archivado en

viernes, 02 diciembre 2011

por Tomás RonceroRedacción AS.com

EL ‘PIQUEGATE’ ENCUMBRA AL VILLARATO

Villar and company, habéis caído en vuestra propia trampa. Se puede ser torpe, pero lo del fallo del Comité de Competición de la Federación con el caso Pique ha derivado en el desahogo más absoluto. Hasta la prensa de Barcelona había crucificado a Piqué por haber sido tan descuidado (o descarado) en esa acción premeditada, con alevosía y nocturnidad, que permitió el sainete con Pérez Lasa, uno de los dos árbitros de cabecera del Villarato junto a Iturralde (¡qué casualidad, el que pita al Madrid en El Molinón!). Villar y su gente cada vez se cortan menos y no les importa estar por encima de la ética, la limpieza moral de la competición y el justo equilibrio de las cosas bien hechas. Resulta que la acción torpe de Piqué (con la complicidad del risueño Pérez Lasa) contó con el reproché de Guardiola y el propio delegado del Barça. Hasta mi amigo Lluís Mascaró, subdirector del Sport y culé confeso, le recriminó al internacional catalán haber sido tan “tonto” (palabra textual pronunciada por mi compañero) en una acción que desde este verano está desaconsejada por conllevar un segundo partido de sanción añadido. 

El Villarato es así. Sólo concibe hacer llevadera la vida al Barça y complicársela al Madrid siempre que el guión lo necesite. Y éste era el caso. Piqué, aunque lleve una mala temporada, es un bastión de la defensa del Barça en el sistema de Guardiola. Su baja en el Clásico del Bernabéu podía haber pasado factura al equipo que cae más simpático al Régimen. Por eso, y para evitar líos, nada de intervenir de oficio (como sí hicieron con el dedo de Mourinho). Mejor respetar el acta del amigo Pérez Lasa y así todos contentos. Nos lavamos las manos como Pilatos y decimos que el acta es sagrada (menos cuando no les interesa). El Villarato está instaurado, como bien dijo Guardiola, y con el caso Piqué se ha puesto a prueba, como ya avisó Alfredo Relaño en su editorial del pasado jueves. Se veía venir. Villar y su gente se sienten tan fortalecidos en el poder que no les importa quedar señalados con el dedo (no me refiero al de Mou) ni en evidencia ante la opinión pública. Directamente, les importa un pepino lo que piense la gente. El Villarato es como los pilotos automáticos de los aviones. Va a piñón fijo y nada mi nadie le desviará de su ruta. El Barça puede seguir durmiendo feliz. La Federación sigue en buenas manos… 

Archivado en Deportes

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00