as.com Ver todos los blogs >

Una vuelta rápida al mundo

El blog de Manuel Franco

El diario de viaje del enviado especial del Diario AS a los Grandes Premios de Fórmula 1.

Por MANUEL FRANCO

Categorías

Calendario

abril 2013
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.


Últimos comentarios

Inicio | julio 2012 »

miércoles, 27 junio 2012

Por Manuel Franco

La necesaria glorieta Carlos Llamas

...me van a perdonar ustedes, amigos, familiares, compañeros, gente de bien que tiene la bondad de echar un vistazo a este blog que cuenta lo que ve este enviado especial, me van, váis a perdonar que haga un parentésis en el relato de Valencia para homenajear, con toda humildad, a un maestro que se fue, pero estará siempre.

Esta mañana al levantarme después de luchar con el calor toda la noche, escuché en la SER la noticia, después en twitter Marta González Novo lo refrendaba con emociòn y más tarde la sentí casi llorar en Hoy por hoy Madrid recordando a Carlos.

 El ayuntamiento de Madrid ha acordado, con el consenso de todos (sólo lo podía lograr él), dar el nombre de Carlos Llamas a una importante glorieta de la capital, se trata de la que está al final de la calle Mequinenza, junto a La Peineta que será el estadio del Atlético de Madrid, en el barrio de Canillejas donde vivió el periodista.

Me emociona el recuerdo a un periodista de verdad, uno de esos que te tranquilizaba el alma al escucharlo, que trataba los asuntos más espinosos con esa ironía tan fina que no lo parecía, que te hacia admirar y querer este maltratado oficio, que vivía para informar, para hacer saber, para explicar las cosas que pasaban, quizá para intentar cambiar este mundo. Pero tenía la virtud de que no lo parecía. Era tan elegante, tan humilde que llegó a ser uno de los más grandes.

Llamas

Recuerdo aquella época en la que junto a compañeros como Mela Chércoles, Agustín Martín o L. J. Moñíno, íbamos a la Cadena SER a ver, entonces se podía, El Larguero, recuerdo que ellos, periodistas deportivos desde que nacieron, quería ir a las doce menos cuarto, pero yo siempre intentaba estar allí antes de las once, para ver a Carlos, para escuchar cómo se informa... uff, un informativo de la SER con el maestro ahí frente al micro, en aquella tertulia de sabios de verdad en la que estaba el inmenso Carlos Mendo, Miguel Ángel Aguilar, Carnicero... a veces los veía salir de allí y se me ponía la piel de gallina como quien observa la historia.

 Y es que a mi me gusta también ese otro periodismo de Informativos, es posible que alguien se haya dado cuenta.

No fueron muchas, desgraciadamente, pero algunas veces tuve la oportunidad de hablar con Llamas, recuerdo que siempre me regañaba porque le llamaba Don Carlos, pero es que no podía hacerlo de otra manera, quizá la educación recibida, quizá la admiración...

En cierta ocasión tuvo el ... iba a decir detalle, pero fue mucho más, de regalarme un guión de Hora 25, con sus apuntes, escrito con aquellos ordenadores del WordPerfect, con su letra señalando o tachando, me lo dio como un regalo y lo recibí como un tesoro. Aquel día me fui directo a casa porque no quería otro sabor. Lo conservo como parte de la historia de mi vida.

Cuando supe que Carlos, Don Carlos se había ido, lloré como quien pierde a un tío, a un familiar al que hubieras querido conocer más y que estaba cada día, cada noche, ahí al otro lado hablando como quien no quiere opinar pero sus palabras son recibidas como consejos.

 Ahora, cada vez que venga a la redacción desde la M40 pasaré por su glorieta y se me pondrá la piel de gallina, igual que cada vez que entro en la radio cuando poco antes he escuchado eso de 'Cadena SER, Servicios Informativos...".

No lo lograré jamás, nunca, en mi vida podré llegar a una mínima parte de lo que fue y será siempre Carlos Llamas en el Periodismo, pero si alguna vez soy recordado como persona quisiera serlo con el mismo aroma que dejó este genio que lo es sin parecerlo. Gracias por tanto aprendizaje, por ser un maestro, allá donde estés, espero que te gusten estas letras. Un abrazo desde aquí abajo D. Carlos.

 

 Regreso de Llamas a Hora 25

Madrid pone el nombre del periodista a una glorieta

 

PD. A todos ustedes, gracias por el permiso. Abrazos a tod@s

Archivado en

martes, 26 junio 2012

Por Manuel Franco

Valencia merece seguir

Octava parada. 

GP de Valencia.

Cuatro hora de viaje desde Madrid. BMW 460.

... aunque sólo sea por gratitud después de la increíble carrera que vivimos el pasado domingo, Valencia merece seguir en el Mundial. Es cierto que se plantea un debate, una discusiòn política e incluso humana, cómo es posible gastar (que no malgastar) dinero público en un evento deportivo cuando la crisis económica acucia a una comunidad autónoma, en parte por los errores políticos del pasado. Pues bien, hay que tener en cuenta también que el retorno que este año ha tenido el gran premio ha sido de casi cien millones de euros y eso hay que tenerlo muy en cuenta.

Pero más allá de datos y consensos varios hablamos de sensaciones y sentimientos, así son las cosas aquí... Y en ese sentido sólo ver las imagenes de televisión con la playa de la Malvarrosa detrás de las gradas y los coches rugiendo en la pista invitan a apoyar este gran premio. O salir del circuito y encontrarte con la Ciudad de las Artes y las Ciencias, una auténtica maravilla. ¿Qué todo esto se ha hecho con más dinero del que se debía? Es una sospecha de la que, al menos yo, no tengo certeza. Pero es sobrecogedor el cambio que ha dado esta ciudad y cómo la Fórmula 1 hace que se conozca en el mundo.  Es cierto que en cada gran premio nuestros pilotos tienen que responder a preguntas de los nuevos ricos, periodistas de Brasil o Rusia evocan nuestra pesima situación económica para quitar uno de los dos grandes premios españoles. Es verdad que la presión que está ejerciendo cierta parte de la prensa internacional es muy grande, pero hay que defender lo nuestro. Sobre todo si lo merece si es el caso. Es como cuando alguien pone a trabajar en su empresa a su primo, lo merecerá si es competente, sino no, pero en este caso el primo es un chico listo.

599301_2997941842570_628864562_n

Valencia brilla, en ocasiones en exceso, el calor que hemos soportado ha sido terrible, pero mereció la pena. El jueves con un dolor de cabeza que me quemaba decidí que tenía que comer, fue el único de los cuatro días que almorzé, así que me fui a El Saler y allí cerca de la playa comprobé como el mejor arroz a banda sigue siendo el que hace mi hermana, pero la ensalada de tomate y ajo era increible. El Saler, la playa que me recomendó mi amigo de Canal 9, Juanma Melero. Este fin de semana tuvo también el sabor del reencuentro con antiguos amigos como Melero, un tío muy grande al que se echa mucho de menos en los circuitos, no sólo yo, también los dependientes/as de medio mundo a los que hace hablar español aunque sean chinos/as. Se te quiere hermano. Por el circuito acompañada del responsable de su nuevo programa Societat Anonima apareció también, con un sorprendente pelo rizado, María José Berbegall, que ahora regala sonrisas mientra denuncia injusticias en la tele como una especie de Jordi Evole convertido en mujer. También estuvo el cámara y la productora, os hablaré de ellos, genios... Valencia no estaba tan llena de gente como aquella vez en 2009 cuando vi esta carrera por primera vez, eran otros tiemos, pero el ambiente era extraordinario y el día de la carrera se notaba que iba a pasar algo especial... (continuará)

Archivado en

Por Manuel Franco

Un sueño mediterráneo...

El abrazo que buscaba no era con él, sino con ella, pero me encontré con un genio que vivía en la felicidad...

- Nanooo, chaval

- Manuel, tío

Y el abrazo con los ojos cerrados fue de esos en los que habla la emoción.

425427_10150979674402570_2076098475_n-1



Cuando me senté en el BMW 640 supe que este fin de semana sería especial. No siempre uno puede conducir una obra de arte, pero el pasado regresó por un momento para hacerme un regalo que tenía que aprovechar. Os hablaré de esta maravilla de las tres letras alemanas pronto, pero os adelanto que me salvo la vida. Por ejemplo. Este GP de Europa en Valencia tenía brillo, sol radiante, ojos que anunciaban lagrimas de alegria.  

540991_3011351697808_423383304_n

El trabajo comenzó el miércoles, duro, muy duro fue elegir entre más de 150 aspirantes a las chicas de la parrilla del gran premio, el compromiso que tenía la agencia FG Staff con el Banco Santander y la Fórmula 1 era importante y desde aquí agradezco a Carolina y todo su increíble equipo, muy grandes Rosa y Vanesa, como suelen... la oportunidad de ayudar en esos días. El jueves ya hacía ese calor de verano recien estrenado, viento de poniente me dijeron que seca las entrañas y deja los pensamientos en las nubes. Esa noche conocí a otro artista, conversación breve como corresponde a los artistas. Hacía tiempo que quería ir al restaurante de Quique Dacosta en Dénia, pero por razones varias aún no he podido, así que tenía decidido que al menos iba a conocer Vuelve Carolina, el gastrobar que tiene el hombre que ha universalizado la increíble gamba roja de Dénia por el mundo. Allí estuve y recomiendo a todos que vayáis, se puede comer por muchos precios, pero sólo con el menú tapas os podéis volver locos de placer, matería prima excelente, detalles como el jardín vertical, servicio exquisito de esa chica de pelo corto de cuyo nombre no logro acordarme... un sitio al que se debe ir. Volveré Carolina. 

ImagesAl día siguiente madrugón después de poco sueño entre el calor y el regreso a El Larguero. Como me gusta la radio, poder hablar para cientos de miles de personas, saber que están ahí, tener al maestro de Brunete al otro lado, a toda la gente de la SER como Escorial, Gallego, David Alonso, Marta Casa, Yago... se me hace corto. Pero la mañana comezó con una nueva aventura, por primera vez iba a participar en la tertulia que Antena 3 tiene en los libres emitida por Nitro y lo haría junto a mi amigo Carlos Miquel, antiguo compañero en AS ahora en la Cope. Nada más empezar le di las gracias por tantas cosas como en aquella famosa crónica que algún utiliza para enseñar en la facultad de Periodismo, 'Gracias Carlos' le dijo Fernando cuando ganó su primer título en Brasil. Pues eso, gracias colega. Fue bonito, interesante, con el gran, gran, gran Álvarito diciéndome que mirara a la cámara, quizá demasiado para un chico que sólo sabe escribir (y regular) como yo, pero me gustó, fue guapo.

DSC_0201

El viernes terminé cenando rodeado de increíbles modelos y hablando con De la Morena en una habitación con dos bellezas. Cosas que le pasan a uno... Ya os digo que este fin de semana ha sido de sueño... (CONTINUARÁ...)

 

Archivado en

lunes, 11 junio 2012

Por Manuel Franco

El encanto de la calle de Catherine

PARADA EN MONTREAL. 

SÉPTIMA ESTACIÓN DEL CAMINO. Primera ciudad de Norteamérica

---------------

Coge su cartel, se levanta y sale corriendo como si le persiguieran los demonios. Cuarenta metros más allá vuelve a parar, se toca la barba, echa el pelo para atrás, deja caer los hombros, se sienta en el suelo, saca sus palabras mágicas escritas en un cartón, un vaso de papel y vuelve al trabajo. Good Karma.

 

 

Es la calle de Saint Katherine, la oficina de Paul, este muchacho que creer tener 25 años y que promete buenas energías a todo aquel que le eche una moneda en su cesto del burguer más cercano. En un paseo de media hora lo puedes encontrar varias veces. Y siempre te ofrece buen karma. Un buen regalo. 

IMG_0720

La calle de Catalina es una de las más mágicas del mundo, recuerda a Florida en Buenos Aires, a Shibuya en Tokio, a Preciados en Madrid, es todo eso y más, una mezcla de lugares insólitos, mil tiendas de todo tipo, locales de Striptease, sin tocar, por favor... bares, restaurantes, cafés, creperies... 

Un grupo de tres chicas acelera el paso. ¿eres ruso? No, no, español. Ahhhh, ¿estás triste? No, estoy solo. Ah, nosotras vamos contigo. Y me acompañaron hasta mi hotel sin decir ni palabra. Haciendo compañía. Cosas... que te puedes encontrar en esta calle de Montreal.

Es la primera vez que viajaba a Canadá y la primera vez en toda Norteamérica, he visitado muchos lugares del mundo, pero aquí me estrenaba, como haré en Estados Unidos. Montreal es una ciudad abierta, repleta de distintas culturas y donde puedes comer cualquier cocina del mundo, en los alrededores de Saint Catherine hay restaurantes de todo tipo, indio, suizo, francés, español, mejicano, tailandés... Pero la estrella está en una calle paralela, el bulevard René Levesque.

Ahí está le Queue de cheval, el restaurante que pasa por tener la mejor carne del planeta. Hasta allí llegué medio dormido después de dieciséis horas de viaje, entré, vi los enooormes chuletones y pensé, aquí se debe comer bien. Más me costó darme cuenta del precio. Allí estaban cenando Jenson Button y señora y Sergio Pérez con sus colegas. No los ví hasta el día siguiente que me lo dijeron. El camarero mejicano pretendía que probara la carne de Kobe australiano por (ejem...) 200 dólares la pieza. Me negué, claro y finalmente cogí un chuletón de buey de Colorado, carne deshidratada y tal según explicó el orondo, dicharachero y liante hasta la médula camarero que no se fue muy conforme con mi elección. Si le gusta la carne muy hecha es mejor este otro de los bosques canadienses. Que valía 150 dólares... No, amigo, gracias. Aún así es susto aún me dura con una factura que no se donde acabará. Mereció la pena, eso sí.

 

Al salir me fui directo a mi neoclásico hotel de olor indeterminado. Y al día siguiente comprobé que lo que había leido de las protestas estudiantiles de Montreal era poco. Caía la tarde cuando desde la habitación 1007 del Maritime Plaza vi llegar a unos pocos cientos de manifestantes en actitud festiva, con un par de coches de policía detrás y unos cuantos agentes en bicicletas. Parecía inofensiva la marcha. Hasta que llegaron a Saint Catherine. Esta calle también es el lugar donde uno puede manifestarse por cualquier cosa. En la esquina con Crescent, donde se unen dos leyendas y durante la semana del gran premio se viste de Fórmula 1. Ahí comenzó la batalla. Gases lacrimógenos, humo, ruidos, policías preparados para la guerra. Os dejaré por aquí los enlaces a las cosas que he escrito estos días sobre las protestas. 

Dos horas después aún seguían los chicos desnudos, las chicas sin ropa gritando consignas en francés con los policias esperando la señal para volver a actuar. Y los turistas haciendo fotos con sus ¿teléfonos? móviles. Los estudiantes haciéndose visibles.

Y es que Saint Catherine es para ser visto. Por la noche parece una auténtica pasarela de esperpentos espectaculares, aparecen Harley Davidson que ya no lo son porque les han dejado, casi, sólo el motor, coches de época, Ferraris, Lamborguini, enormes furgonetas, modelos que suben en marcha las suspensiones hasta el infinito y las azafatas que vuelan hasta sus stands embutidas en vestidos imposibles, corriendo sobre el asfalto con sus tacones de aguja larga mientras el mundo gira a su alrededor en protestas que no quieren. En un escaparate, Fernando Alonso con unas gafas de sol, mira el espectáculo y saluda. No poder pasear ni por una calle así a miles de kilómetros de casa es uno de los precios de ser un genio universal. Qué pena, no le pueden preguntar si está triste en Saint Catherine. ¿lo estaba? 

 

PD: Este es el primer post de una serie que será, al menos, después de cada gran premio. Aprovecho para dar las gracias a Rexona que patrocina este espacio. Espero que os guste este lado de la Fórmula 1. Abrazos y besos

Archivado en

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00