as.com Ver todos los blogs >

Una vuelta rápida al mundo

El blog de Manuel Franco

El diario de viaje del enviado especial del Diario AS a los Grandes Premios de Fórmula 1.

Por MANUEL FRANCO

Categorías

Calendario

abril 2013
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.


Últimos comentarios

« Alfredo en el país de Schumacher | Inicio | Spa, al menos una vez en la vida »

martes, 31 julio 2012

Por Manuel Franco

Budapest, la ciudad de la nostalgia

GP Hungría. Budapest.

    - No pude verlo, pero aún así la historia de me deja con el alma helada. Frente al edificio del Parlamento, una de las más representativas obras arquitectónicas de Budapest, en el Danubio hay varios pares de zapatos de bronce. Es un homenaje a tantos judíos que, durante la Segunda Guerra Mundial fueron enviados a las aguas de este río de leyenda por los nazis, maridos y mujeres, hijos... Los zapatos siguen ahí, esperando a que vuelvan. Budapest es una ciudad mágica, el amor de dos mitades Buda y Pest separadas para siempre por el Danubio, pero unida por puentes como el de las Cadenas que enlaza a las dos ciudades enamoradas con sus leones de piedra enmarcando la escena.

La foto3

Budapest, donde la nostalgia de tiempos mejores está en el aire, en sus edificios históricos abandonados a su suerte, negros de suciedad algunos, relucientes los menos, algunos convertidos en hoteles como el Four Seasons que fue residencia de los emperadores austro húngaros. Aquella estancia fue de otro viaje. 

En este tuve la suerte de alojarme en el Eurostars Budapest Center, el hotel está bien situado en las cercanías del Danubio, en Pest, junto a Astoria, es moderno, elegante, habitación amplia, buena cama y buen desayuno, pero no es eso lo que le hace destacar. Para alguien que viaja por todo el mundo es un tesoro encontrar, de vez en cuando una voz amiga. Me sucedió en el Gran Meliá Shanghai, por ejemplo, pero aquí fue aún mejor. En el momento de llegar, expliqué a la recepcionista en inglés mi reserva, pero ella me miró, cogió el pasaporte y comenzó a explicarme todo en perfecto castellano. Lo siento, llegó a decir. No me extraña porque me quedé sorprendido, además de por sus palabras en nuestra lengua por su belleza, encontrar, nada más llegar a la ciudad, alguien así es algo casi mágico. Gracias Teresa. Por la sorpresa.

La foto5Además de esta catalana que trataba a todo el mundo con una amabilidad infinita, había otros españoles en recepción, Ana y Javier, dos, también el cocinero... hasta siete trabajan allí, es un hotel español e iniciativas como esta en tiempos de crisis permiten crecer mucho a estos jovenes que dejan su país para vivir, 'bien, aquí se vive bien, estoy contenta' me dijo ella... en otros mundos. Si van a Budapest, les recomiendo este hotel. Ya me lo agradecerán.

Pero esa fue solo una de las suertes de este viaje. La primera llegó en el avión, viaje en Ryanair, después de la desaparición de Malev (sí, en Hungría las cosas están como en España o peor...), estaba en Barajas intentando desayunar, otra vez, cuando me encontré con la chica de los mechones rojos, su rubia amiga y sus respectivos, que diría un castizo (¿eh Gustavo?). Viajé con ellos, como en Spa hace años, mi primer gran premio como enviado especial del AS. Después nos volvimos a encontrar, fuimos al circuito y el último día hicimos rally por las calles de Budapest para llegar deprisa, deprisa al vuelo después de una gran comida en Robinson, en el parque junto a la plaza de los Héroes, si queréis impresionar a una chica una noche, coged un avión a Budapest y llevarla a cenar allí. O a un chico ;)

Hun_jul

Fue un viaje de reencuentros, de momentos, de instantes. Budapest es una ciudad para emocionarse, una de las más bellas de Europa. Aquí tuvimos un debate con otros periodistas, unos dicen París, otros Londrés, alguno Madrid, yo digo Roma... además de Venecia, claro. Siempre Venecia, donde la luna es amarilla sobre cristal azul y nacen los mejores sueños...

Pero estábamos en Budapest, la ciudad es un poco más óscura que ayer, ahorran en luz, seguro, pero cada calle tiene algo que contar, cada paso es una historia. El Danubio, no es azul por supuesto, pero destaca sobre todo. Allí, caminando uno de esos días en los que es imposible dormir, nos encontramos con dos madrileños vestidos con su camiseta de la selección española, estaban entusiasmados con la capital hungara, tanto que llevaban toda la tarde recorriendo sus calles. Salieron 24 días antes de Madrid y han estado en 22 países, quizá ya estén en casa, terminando su viaje con el BMW X3 que les llevó por toda Europa, pero, eso sí, ellos siempre estában aquí, en Madrid... La foto6

Sólo viajando se da uno cuenta de la dimensión que tiene la Fórmula 1 en España. Comprobar como el vuelo de vuelta, de nuevo Ryanair, nos hicieron andar hasta el avión como en el Dakar, estaba lleno de gente que había venido el fin de semana a la carrera impresiona, es decir como hay muchos que se han gastado una media de 1.500 euros por persona para ver a Alonso y cia. En el regreso conocí a una pareja de aficionados que me contaron sus viajes, está bien porque a veces me creo que soy el único que viaja en el mundo, ellos incluso han estado en Madagascar y no lo olvidarán jamás. Les brillaban los ojos, aún más que el colgante con el circuito de Montmeló que llevaba ella, la que respeta su pasiòn. Felicidades.

Casi todos estaban entusiasmados, unos pocos andaban enfadados, al parecer a algún piloto le gusta demasiado jugar con el móvil durante la vuelta de pilotos en el camión, pero claro luego le vieron jugándose la vida en la pista. Y ahí todo es otra cosa. Es otro universo, la única verdad de este deporte espectáculo de coches del futuro. Hun3

En este país los hay también del pasado, de cuando esta ciudad era comunista, antes del telón de acero que muchos no saben que existió, pero ahora te puedes chocar contra un cartel del concierto de Julio Iglesias o entrar en el Metro que parece de otra época y por supuesto ver algunas de las más bellas mujeres del planeta. Sólo en Valencia se vieron mejores chicas en la parrilla de salida, pero claro, aquello era insuperable. Sobre esto de encontrar mujeres guapas por la calle hay que tener cuidado, alguno se ha pensado que, repentinamente se había vuelto atractivo, y... pero no.

Allí, en Hungría estuve en mi primer gran premio como periodista sin ser enviado especial, recuerdo que me pagué el viaje y me presenté allí con un entusiasmo que a veces echo de menos, Alonso en Renault ganando su primer título, comimos con el piloto, charlamos y me pareció un grande, una leyenda. De verdad. Un par de años antes había ganado aquí su primera carrera y todo comenzó a ser distinto. Nostalgía, sí. Budapest, ya digo.

Hun2En Budapest llovió, tuve que volver a 40 km/h desde Hungaroring hasta el hotel después de la carrera, una tormenta que podría haber sido un poco antes, para aliviar a los pesimistas, para que el chico del talento asturiano hubiera dejado casi sentenciado un campeonato al que le queda tanta vida... Nosotros lo contaremos, pero ahora es el momento del descanso, de otros sueños, de cuidar a la familia si puedo tanto como merecen, de sonreir a mis niñas y amar a mi mujer. Algún día vendremos a Budapest y después, cuando vuelva, será aún más la ciudad de la nostalgia.

Nos vemos a la vuelta. Felices vacaciones a tod@s , si me permitís un consejo, vivid cada instante como si fuera magia, amar, sonreir y no dejéis que nada os quite las ganas de soñar. Los que no podáis ir de vacaciones, seguir luchando, aprovechar para aprender aún más, para ser aún mejores. Y mucha fuerza. A todos. Gracias por llegar hasta aquí.

 

 

 

 

Comentarios

Eres genial, no puedo decir otra cosa. Gracias.

Gracias. Y saludos desde Budapest :-)

Gracias por compartir tus vivencias con nosotros,es una de las crónicas que más me gustaron....puede ser que el haber estado allí me haya hecho decantarme por esta.jejej
Lo del hotel fue una suerte, el nuestro estaba muy bien pero no hablaban ''ni papa'' de español. Así que tocó apañarse con el inglés....
Mis vacaciones se acabaron con el viaje a Budapest.... así que ahora te toca a ti disfrutar de las tuyas.
Besos!!!

Que decir, que comentar, me brillan los ojos y me tiembla la piel. Manuel escribes, no se como decirlo para expresar todo lo que siento y entiendas lo que quiero decir, escribes tan bien que llevo un rato aguantando las lagrimas. Spa fue fantástico, Budapest la maravilloso y nostálgico (como muy bien dices) el avión, las calles, las leyendas, la amabilidad de la gente, el restaurante Robinson (os juro que enamora) las prisas para regresar....creo que no podré, podremos olvidarlo y será difícil de superar, solo quiero darte una vez mas las gracias por todo. El Sr. que habla poco y yo estaremos aquí (ya se ha convertido en fan, dale tiempo y dentro de poco un seguidor mas en twitter) por favor sigue haciéndonos sentir y escribiendo así.
Pd. Fantásticas las fotos ;) Descansa con tus chicas y te leeremos a la vuelta. FELICES VACACIONES.

Nunca he estado en Budapest, pero tus palabras me han hecho sentir el olor de sus calles. Son como la luz de las fotos que he visto en los días alrededor del GP. Gracias por compartir.
Abrazos desde Ibiza.

Grandisimo post, llegarás muy lejos muy lejos Manuel.
Saludos desde Castellón.

Cuatro tópicos sobre Budapest, propios de alguien que está a lo sumo cuatro días en la ciudad. Sí, llegará muy lejos, sin duda. Los matices no se perciben a la velocidad de un fórmula uno.

Muy bien escrito, como siempre. Me haces estar en los sitios en los que tú estás. Gracias. Sigue así.

Entiendo perfectamente el sentir de tu escrito, yo también estuve por el paddock desde el jueves (os vimos varias veces pero no queríamos molestar... buena foto con Plácido :)) y han sido cuatro días fantásticos.. nostalgia

A todos los que seguis la F1 y este blog, ya habreis visto en anteriores comentarios que siempre le digo a Manuel que nos hace ver con sus letras lo que no vemos desde el sofá de casa, igual que muchos de vosotros, pero esta vez es distinto, la chica de los mechones rojos estaba alli, compartiendo con mi amiga la rubia y nuestros respectivos, muchas de las cosas que este genio de la escritura detalla en el post. A los que le conoceis poco os puedo contar, pero a los que no, deciros que este chaval de Valdemorillo es una persona muy especial, que se hace querer, que aunque en muchas ocasiones es como un "pollo sin cabeza", es esa misma cabeza en la que guarda todos los detalles de lo que ve sin apuntarlo en ningun sitio, y que luego es capaz de contarlo tal y como lo hace. Gracias Manuel, por estar ahi, por compartir tu tiempo con nosotros, por no olvidarnos en esa gran ciudad de Europa, por ser tú. A los que vayais a Robinson no olvideis pedir higado de pato, enamorareis mucho a más a quien lleveis. Feliz verano, quien sabe, Campello, Denia, San Juan, los planetas decidirán, y sobre todo predica con el ejemplo de tu consejo. Nos vemos en Spa.........!!!!! Besos. PD. Me debes un post del "inacesible mundo del paddock".

¿Para cuando un libro con tus viajes por la Fórmula 1 Manu?
Gracias por estas joyas.

Un gran post!! No pense que me gustaría tanto, al principio lo he leido un poco a regañadientes luego me ha encantado!!!

Publicar un comentario

Si ya tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor identifícate.

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00