as.com Ver todos los blogs >

Una vuelta rápida al mundo

El blog de Manuel Franco

El diario de viaje del enviado especial del Diario AS a los Grandes Premios de Fórmula 1.

Por MANUEL FRANCO

Categorías

Calendario

abril 2013
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.


Últimos comentarios

« julio 2012 | Inicio | octubre 2012 »

viernes, 28 septiembre 2012

Por Manuel Franco

Viviendo de noche en el futuro

Italiagp2012 002Uno espera ver en Singapur un avión interestelar de la Guerra de las Galaxias y que las carreras sean entre esos aparatos del futuro imaginario y no con coches... no puede ser lo mismo aquí que en Spa, por ejemplo. Pero si después de Bélgica decíamos que había que ir una vez en la vida, a Singapur hay que venir aún rompiendo todas las huchas de cerditos que nos regalaron cuando la Primera Comunión. Con escala en Dubai en la maravillosa Emirates se tarda unas dieciséis horas en llegar al aeropuerto Changi de la ciudad-estado asiática y a partir de ahí comienza la aventura de vivir de noche en el futuro...

Así conté en AS en una intrahistoria como viven los pilotos este gran premio único en el calendario:

"Las luces del Marina Bay Sands, el hotel con forma de menhir prehistórico con una piscina en el cielo que reina sobre Singapur, ya se han apagado, pero la lengua brillante del circuito permanece, como hará toda la noche. Son las cuatro de la madrugada y el universo de la F-1 va abandonando el circuito con dirección a sus hoteles. O a cenar en uno de los pocos sitios abiertos a esa hora: el restaurante del hotel Conrad es uno de ellos, su hamburguesa Oscar's es un clásico en la madrugada. Allí, Jenson Button se entrena en el gimnasio antes de irse a dormir a las cinco. En el Park Royal, Paul di Resta abandona la piscina junto a su entrenador después de unos largos y una hora de pesas y carrera. Fernando Alonso hace lo mismo en un hotel cercano. Madrugada en Singapur cuando cae la noche en Europa. Este gran premio de horario español en Asia es el único de todo el calendario en el que los pilotos se entrenan físicamente también durante los días de la prueba. Normalmente, la actividad física acaba para ellos el día antes de llegar al lugar donde se va a celebrar la carrera. Aquí no. "En esta cita se dan dos particularidades que la hacen especial desde el punto de vista físico. La primera es el horario, hay que mantener la vida a las mismas horas que en España pero en Asia; es decir, hay que hacer de noche lo que se hace de día y eso, aunque puede parecer fácil, es complicado porque el cuerpo es sabio y te indica todo lo contrario, sin luz hay que descansar. La segunda es el calor y la humedad", explica Edo Bendinelli, fisioterapeuta y amigo de Alonso. Éste es el gran premio más intenso y exigente con el cuerpo y la mente de los pilotos, si en una carrera normal pueden perder un kilo y medio o dos como mucho, aquí puede llegar hasta cinco y cuando terminan tienen fiebre. Fernando lo contaba ayer: "Es muy duro, aquí se exige mucho a los coches y a los pilotos, después de los libres medimos mi temperatura corporal y tenía más de cuarenta de fiebre". Pero al fin, después de la carrera llega el descanso. Obligatorio. "No hay buen entrenamiento sin descanso y cuando concluye este gran premio el lunes hay que descansar mucho, lo que pida el cuerpo porque esta carrera es como hacer un triatlón, muy dura", argumenta Edo. Y lo seguirá siendo, porque la organización ha renovado su contrato hasta 2017. No es de extrañar, en los cinco años que lleva el gran premio los turistas que han visitado esta ciudad-estado se han dejado más de 400 millones de euros, aquí las entradas de 120 a 3.500 euros se han vendido hace ya meses. Así que el año que viene volveremos a vivir de noche, despertar a la una, desayunar a las dos, comer a las ocho de la tarde y cenar a las tres de la madrugada para ir a la cama a las cinco. O eso, al menos, harán los pilotos..."

Italiagp2012 003

Y es que vivir de noche es lo más representativo de un gran premio en el que los horarios te vuelven loco, absolutamente loco. Y en el que las tertulias del Conrad, el único sitio civilizado en el que se puede cenar a las cuatro de la madrugada mientras los camareros preparan el desayuno, una leyenda... (CONTINUARÁ...)

Archivado en

martes, 11 septiembre 2012

Por Manuel Franco

Monza o el espíritu del cavallino...

Cierras los ojos, rodeado de gente por todas partes y de repente el mundo desaparece... las hojas secas de los árboles del parque de Monza vuelan por al aire y de la lejanía llega un ruido, primero tenue como un silbido, después rotundo como un trueno buuuohhheeeeeeeiiiiiiiiinnnn las hojas regresan al suelo lentamente y el silencio regresa mientras Enzo Ferrari llega con sus caminar de leyenda para saludar a un piloto que baja del coche después de echar su vida a los dados del destino en un ovalo interminable, quizá sea el fantasma de Alberto Ascari que dejó aquí su corazón para siempre probando un Ferrari en 1955, quizá...Italiagp2012 001

De repente el mundo regresa y el tumulto de entrada al circuito de Monza se hace real. La pista está en el famoso Parco di Monza, un enorme parque en el que hay coches y palacios reales y el atasco para entrar es interminable como la historia. Hay un momento en el que los pilotos se mezclan con el público porque llegan con sus coches por el mismo sitio que los aficionados eligen para situarse en su grada correspondiente. Y ahí pude ver como Hamilton, el que después de la carrera era abucheado en el podio, volvía locos a los tifossi antes de empezar, aunque vistiesen de rojo Ferrari. En el túnel de acceso al paddock el enorme Mercedes del inglés, cascos de última generación en las orejas, era abordado por cientos de aficionados que apenas podían caminar por allí, detrás este periodista y nuestro amigo Víctor Seara, y el coche siguiente el de un sonriente Andrian Newey como pasajero de un Infiniti. Media hora para apenas cien metros...Italiagp2012 004

La afición en Italia es muy especial, y además hay muchos españoles que viajan hasta el circuito de los alrededores de Milán, menos esta vez por la maldita crisis, palabra a evitar si se puede, situación de la que huir, si se quiere... después del gran premio la pista se llena de aficionados que quieren jalear, o no, a los ganadores. Por ejemplo.

Monza es uno de esos sitios que si no tienes el hotel en el sitio indicado no podrás conocer como enviado especial a los grandes premios, no hay apenas tiempo y sólo si duermes en el centro histórico podrás admirar un río sin agua, calles estrechas, iglesias de portal inmenso y escaso fondo o plazas repletas de Trattorias en las que comer un tiramisú para recordar. La recomendación de esta vez es La Villeta, en la calle principal que termina en el parco de Villa Reale, un lugar en el que puedes encontrar a Horner, Brawn o Schumacher entre las mesas. ¿Caro? Un poco, pero poco. Allí estuvimos con dos aficionados a la F.1 de esos que llevan años y años viendo carreras, mucho más que yo por supuesto. Para no ir, o ir con cuidado, una pizzeria que parece un garaje donde suelen robar bandas de napolitanos con pocos escrúpulos y muy mala leche.

Italiagp2012 005

En Monza termina Europa, ya no veremos más filas de aficionados con la sonrisa del que va a ser feliz caminando kilómetros, o extraños personajes vendiendo entradas a los que no tienen, este año había menos también al tiempo que más blancos en las gradas, en Monza termina el momento de los más ricos del Viejo Continente. Allí había varios y me hizo mucha ilusión ver como se hacían fotos con Pau Gasol como niños a los que acabaran de regalar un muñeco de peluche. Monza, un lugar donde hay que viajar, al menos dos o tres veces en la vida. O más. Para cerrar los ojos y escuchar el sonido de un Ferrari y los gritos del Comendattore, y los árboles silbando y ..., perdón, tengo que dejaros, voy a limpiar mi bolsa, está llena de hojas secas.

 

Archivado en

martes, 04 septiembre 2012

Por Manuel Franco

Spa, al menos una vez en la vida

Hay otros sitios, pero no te erizan la piel al ver una curva donde los héroes se juegan la vida, ni tiene cientos de miles de inmensos pinos alrededor, ni se pueden ver peregrinaciones de aficionados como si fuera la tierra prometida, ni hay una leyenda mirando el lugar donde hablaba con Dios, ni llueve en una parte y hace sol en la otra, ni hay agua roja corriendo debajo del asfalto, hay otros sitios sí, pero no son Spa Francorchamps, el circuito al que los verdaderos aficionados deberían ir al menos una vez en la vida. 

IMG_1491

Y es que Spa es diferente. Recordemos lo que escribí hace unos días sobre lo que os podéis encontrar al llegar al pueblo de Francorchamps, donde de verdad está el circuito, un pueblo que adora la Fórmula 1...

Hubo un tiempo en el que Stavelot fue un estado independiente gobernado por un obispo al que pertenecía el pequeño pueblo de Francorchamps, hoy aquí reina la Fórmula 1. Y es que este lugar de apenas 6.000 habitantes se convierte una vez al año en la centro de peregrinación de una afición capaz de aguantar horas bajo la lluvia para ver apenas unas vueltas a los pilotos en el circuito más imponente del calendario. Los hay con mejores instalaciones, China, Abu Dhabi..., incluso con más leyenda, Monza, Mónaco, pero sólo en Spa se viven sensaciones únicas. 

Desde el hotel Val de la Cascade, en la aldea de Coo, se llega de repente a Francorchamps que aparece como una visión desde carreteras estrechas entre árboles centenarios, vacas pastando y caballos que enmarcan la postal de Instagram. Y Francorchamps, a pocos kilómetros de Spa, es Fórmula 1. Aquí la mayor parte de los bares y hoteles hacen referencia a esta deporte. Podemos ver el Hotel Pit Lane, casi lo primero que se descubre al llegar a esta ciudad, enfrente en una esquina está la Pizzeria Aqua Rossa, con fotos de pilotos por todas las paredes y televisiones que muestran duelos entre Prost y Senna nunca olvidados. Bajando por esa carretera, el Racing Hotel y al lado el Bar Fórmula Uno, así con letras. Encima ya surgen las tiendas de campaña de los campings improvisados o no, la fila para comprar las entradas en una casa del pueblo y un sonido... Junto a mi Polo de alquiler pasa un Ferrari. Amarillo. Nadie es perfecto...

IMG_1488

Eso son cosas que pasan en Francorchamps, pero este lugar mágico está repleto de atractivos.

Por ejemplo en el cercano pueblo de Stavelot, que da nombre a toda la comarca, está una de las más hermosas Abadías de toda Bélgica y en los sotanos de ese templo religioso hay un museo de coches y motos históricos que no podéis dejar de descubrir.

Una recomendación para cena, la Table du terroir, en Waimess, gestionado por una dominicana que olvidó el español, su marido y una camarera experta en perfumes. Un sitio bonito y perfecto para una cena entre amigos, como la nuestra el viernes. El sábado fue en McLaren, ooohhh, como dice un amigo periodista, ese es el equipo.  

Si queréis descubrir un sitio donde el tiempo pasa lento y los coches vuelan ese es Spa. Cerca del trazado, apenas a 15 minutos está la aldea de Coo donde esta vez tenía mi hotel, un tres estrellas familiar donde lo mejor estaba fuera, el Val de la Cascade tenía la famosa cascada de Coo, que los monjes de la abadia de Stavelot construyeron para defender la aldea y allí puedes pasear durante horas, miran el río, observar com la luna se baña y soñar con cosas que se deben hacer... al menos una vez en la vida.  

Archivado en

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00