as.com Ver todos los blogs >

Una vuelta rápida al mundo

El blog de Manuel Franco

El diario de viaje del enviado especial del Diario AS a los Grandes Premios de Fórmula 1.

Por MANUEL FRANCO

Categorías

Calendario

abril 2013
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.


Últimos comentarios

« Spa, al menos una vez en la vida | Inicio | Viviendo de noche en el futuro »

martes, 11 septiembre 2012

Por Manuel Franco

Monza o el espíritu del cavallino...

Cierras los ojos, rodeado de gente por todas partes y de repente el mundo desaparece... las hojas secas de los árboles del parque de Monza vuelan por al aire y de la lejanía llega un ruido, primero tenue como un silbido, después rotundo como un trueno buuuohhheeeeeeeiiiiiiiiinnnn las hojas regresan al suelo lentamente y el silencio regresa mientras Enzo Ferrari llega con sus caminar de leyenda para saludar a un piloto que baja del coche después de echar su vida a los dados del destino en un ovalo interminable, quizá sea el fantasma de Alberto Ascari que dejó aquí su corazón para siempre probando un Ferrari en 1955, quizá...Italiagp2012 001

De repente el mundo regresa y el tumulto de entrada al circuito de Monza se hace real. La pista está en el famoso Parco di Monza, un enorme parque en el que hay coches y palacios reales y el atasco para entrar es interminable como la historia. Hay un momento en el que los pilotos se mezclan con el público porque llegan con sus coches por el mismo sitio que los aficionados eligen para situarse en su grada correspondiente. Y ahí pude ver como Hamilton, el que después de la carrera era abucheado en el podio, volvía locos a los tifossi antes de empezar, aunque vistiesen de rojo Ferrari. En el túnel de acceso al paddock el enorme Mercedes del inglés, cascos de última generación en las orejas, era abordado por cientos de aficionados que apenas podían caminar por allí, detrás este periodista y nuestro amigo Víctor Seara, y el coche siguiente el de un sonriente Andrian Newey como pasajero de un Infiniti. Media hora para apenas cien metros...Italiagp2012 004

La afición en Italia es muy especial, y además hay muchos españoles que viajan hasta el circuito de los alrededores de Milán, menos esta vez por la maldita crisis, palabra a evitar si se puede, situación de la que huir, si se quiere... después del gran premio la pista se llena de aficionados que quieren jalear, o no, a los ganadores. Por ejemplo.

Monza es uno de esos sitios que si no tienes el hotel en el sitio indicado no podrás conocer como enviado especial a los grandes premios, no hay apenas tiempo y sólo si duermes en el centro histórico podrás admirar un río sin agua, calles estrechas, iglesias de portal inmenso y escaso fondo o plazas repletas de Trattorias en las que comer un tiramisú para recordar. La recomendación de esta vez es La Villeta, en la calle principal que termina en el parco de Villa Reale, un lugar en el que puedes encontrar a Horner, Brawn o Schumacher entre las mesas. ¿Caro? Un poco, pero poco. Allí estuvimos con dos aficionados a la F.1 de esos que llevan años y años viendo carreras, mucho más que yo por supuesto. Para no ir, o ir con cuidado, una pizzeria que parece un garaje donde suelen robar bandas de napolitanos con pocos escrúpulos y muy mala leche.

Italiagp2012 005

En Monza termina Europa, ya no veremos más filas de aficionados con la sonrisa del que va a ser feliz caminando kilómetros, o extraños personajes vendiendo entradas a los que no tienen, este año había menos también al tiempo que más blancos en las gradas, en Monza termina el momento de los más ricos del Viejo Continente. Allí había varios y me hizo mucha ilusión ver como se hacían fotos con Pau Gasol como niños a los que acabaran de regalar un muñeco de peluche. Monza, un lugar donde hay que viajar, al menos dos o tres veces en la vida. O más. Para cerrar los ojos y escuchar el sonido de un Ferrari y los gritos del Comendattore, y los árboles silbando y ..., perdón, tengo que dejaros, voy a limpiar mi bolsa, está llena de hojas secas.

 

Comentarios

La ortografía es lamentable, la redacción aún peor. Háganselo mirar porque son ustedes periodistas. Qué menos.

Eres el mejor Manuel, no hagas caso a este listo. Sigue así.

Posiblemente sea el próximo GP al que vaya, pero quedan 360 días más o menos, y si la palabra que no se puede o debe decir nos lo permite, mientras tanto, y como dije en el post anterior seguiré viendo los circuitos con tus letras e imaginando como son aquellos a los que tanto me gustaría ir. La siguiente parada es Singapur, mi circuito favorito..........mi cumpleaños, espero celebrarlo con otra victoria de Alonso. Por lo demás, Manuel, como siempre felicidades, que una "hache" no nos quite la ilusión de leerte despues de cada Gran Premio. Gracias y besos

Es la primera vez que te leo y el articulo me ha parecido simplemente un poema, bravo y felicidades

Es la primera vez que te leo y el articulo me ha parecido simplemente un poema, bravo y felicidades

tifosi es un con una 'S'. No has estado en Monza? No está mal el post aunque un poco repetitivo

Tu agradeces los comentarios, nosotros agradecemos tu tiempo para escribir estos maravillosos post. Gracias tio grande

No entiendo cómo este chico no escribe en un diario mejor o una revista, es bueno, muy bueno. Yo lo he visto porque me lo han recomendado, jamás pensé que en AS podría esconder una perla así. Felicidades. Has ganado una lectora.

Como todas las entradas, una maravilla.
Espero que de esto salga un libro de viajes, distinto e imprescindible para todos los que nos gusta viajar.
Tu siemprte seguidor en la sombra

Publicar un comentario

Si ya tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor identifícate.

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00