as.com Ver todos los blogs >

Una vuelta rápida al mundo

El blog de Manuel Franco

El diario de viaje del enviado especial del Diario AS a los Grandes Premios de Fórmula 1.

Por MANUEL FRANCO

Categorías

Calendario

abril 2013
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.


Últimos comentarios

« Tokio Blues... in translation | Inicio | "Hola, hola Loca Cola" »

martes, 16 octubre 2012

Por Manuel Franco

Corea y la imaginación

     Son las cuatro de la madrugada en el cielo, el piano toca notas cadenciosas, a mi lado dos coreanas duermen como si jamás lo hubiera hecho y el avión baila entre las nubes en la noche. Me gusta escuchar a Norah Jones susurras a los corazones heridos mientras escribo en un viaje interminable que está llegando al hogar de su camino, incluso ahora que estas dos ancianas apenas me dejan sitio para moverme en el minúsculo espacio de la clase turista. Regreso a casa. Después de quince días dando tumbos por el otro lado del mundo al fin voy a poder abrazar de verdad, besar, amar... En este oficio de periodista, tan denostado por muchos y tan necesario en nuestro mundo, aún sobrevivimos algunos privilegiados que gracias a una pizca de talento, a la confianza de algunos y a toneladas de suerte podemos seguir contando las cosas que suceden en otros universos. Os seré sincero, una vez más, este rato de escribir para vosotros lo que me encuentro en los viajes, de contar cómo son otras vidas, me hace respirar. 

Firma_corea

¿Qué sería de nosotros sin el aire? Y no me refiero a ese que nos rodea sin remedio sino al que realmente nos hace vivir. Sucede en el trabajo, en la amistad, en el amor, sobre todo y ante todo. A veces alguien me cuenta que está con otra persona porque es bueno o buena o porque me trata bien, o por su belleza, o su inteligencia o quizá porque está dotada de alguna cualidad agradable, atractiva o interesante, pero nada de eso es la verdad que hace vibrar el alma. Cuando alguien es tu aire, entonces sí, has encontrado el verdadero amor. ¿Será el cansancio que me hace hablar de sentimientos? ¿O quizá un viaje complicado en el que he descubierto aún más de lo que ya sospechaba sobre el mundo de la Fórmula 1? Una vez un amigo, que a veces me pregunto si realmente lo es, me dijo que este deporte es cartón piedra, que todo es una máscara que se derriba fácilmente y detrás está la realidad. Cada día que paso en esta especie de gran hermano de mentira me dio cuenta de cuanta razón tiene. Encontrar una mano tendida en este lugar de hipocresía y discursos dobles es una utopía, por eso aún aprecio más a los amigos que tengo aquí, algunos de ellos capaces de aguantar mi mal humor, de hacer reír ante un café, de poner una tarjeta de crédito cuando hace falta, de escuchar explicaciones vanas, de preguntar a la cara ¿qué es eso que has escrito hoy, estás loco?, de enviar un mensaje por la mañana de esos qué preguntan, ¿cómo vas hoy?, o de enfadarse como una loc@ y aceptar el perdón, . Sí, en este mundo de la F-1 hay gente así, algún día os contaré quienes son... porque son pocos. La generalidad se lame sus heridas, critica sin compasión o destroza argumentos solo porque no son los suyos como si les fuera la vida en ello. Funciona mucho también el primer impulso, en este viaje he tenido que escuchar broncas y reproches hasta del señor que abría la puerta de los circuitos... así son las cosas de la vida. A veces, cuando me pasan cosas así, me preguntó si la culpa será mía, porque veo que a otros no les pasa, será que soy yo la mala persona, será que soy yo quien no hace las cosas como debe, quizá... pero intento que no.

Images

En estas estoy cuando las señoras se despiertan e intentan hablarme en coreano. Me viene bien cómo metáfora, ¿acaso no está bien claro que no tengo rasgos orientales? Confusiones... Es muy fácil confundirse en la F-1, lo realmente complicado es darse cuenta del error. Y eso vale también para los periodistas. 

Escribir una noticia con fuentes de toda solvencia, pero no poder citarlas en ocasiones puede hacer que lluevan los problemas. Pero son cosas del oficio y de escribir en un periódico con medio siglo de historia reconocido y apreciado en todo el mundo, como he tenido ocasión de comprobar. No es lo mismo escribir que el cielo está enladrillado en el AS que en la Gaceta de Fresnedillas. No es lo mismo. Ni siquiera es lo mismo escribir en el AS que hablar en una radio o una televisión, las voces se las lleva el viento, lo escrito, escrito queda. Y el prestigio hay que cuidarlo, ahora a mi tras un episodio complicado me va a tocar trabajar duro para recuperarlo, a veces se entiende lo que se quiere entender. Y más en la F-1. Y es que en este deporte tan intenso y difícil en el mundo del periodismo influyen a veces tantos factores como en una carrera. Para ganar tiene que estar todo en su sitio, todo perfecto, unas veces se consigue, las más. Otros no. 

Empiezo a despertarme, así que al fin os dejo de filosofía barata sobre el mundo de la F-1, es un poco del inaccesible mundo del paddock, donde habitan bellas y bestias. Y al que dejo, al menos por una semana, hasta que deba viajar a India...

 

Será otra aventura, como la de Japón y Corea. Sobre el sol naciente ya os conté en Tokio Blues.... ahora me despido de Corea del Sur, una especie de España oriental de los años setenta salpicada de algunos elementos del futuro, como el aeropuerto Incheon en Seúl, de los mejores del mundo sino fuera porque a las nueve y media de la noche cierran casi todo de manera precipitada como si hubiera un simulacro de incendio. Pero no es en la capital donde se celebra el gran premio sino en un inesperado lugar llamado Mokpo. Es la ciudad más cercana al circuito de Yeongam donde brilla en la imaginación los edificios que jamás se construyeron. La maqueta original del circuito estaba rodeada de rascacielos, hoteles de lujo, casinos y el mar junto a la ultima curva, ahora hay un trazado con una parte de pista convencional y otra de urbano, sin casas... contrastes coreanos. 

Llegar a Corea desde Tokio es bajar el nivel, así hay que decirlo, sobre todo porque Seúl es un espejismo en este país de Hyundai, KIA, Samsung o LG, empresas que por otra parte ya quisiéramos para nosotros. Y Lotte, menos conocida en el resto del mundo, pero omnipresente en todo el país. Desde el aeropuerto de la capital hay casi cuatro horas en tren (menos bala que el japonés) a precio asequible hasta Mokpo. Una vez allí descubrimos una ciudad portuaria que parece Algeciras, pero no lo es. Rodeada de moteles (http://www.as.com/motor/articulo/formula-amor-da-cita-mokpo/20101024dasdaimot_5/Tes)  por todas partes, es una ciudad que parece sacada de un documental sobre la vida nocturna, en el par de plazas por donde están casi toda la F-1 alojada, salvo el hotel Hyundai donde suelen estar los pilotos, ha cientos de restaurantes, karaokes, moteles, cafés, bares, pubs, discotecas y luces de colores por todos lados. Junto al mar...

Un mar desde el que se puede ver uno de los más bonitos atardeceres del mundo, es en ese instante alredeor de las seis de la tarde donde se concentra la mayor parte de la belleza que en este extraño lugar se pueda encontrar. Y donde uno puede seguir pensando y sintiendo, por ejemplo que no es lo mismo viajar con una hernia inguinal y una tendinitis que hacerlo pleno, que cuando el cansancio aprieta todo es más difícil y que es, en esos momentos, cuando se ve lo que realmente merece la pena. Como escribir sobre el país del ying y el yang, un lugar de contrastes donde echa a andar la imaginación...

Comentarios

Literatura, poco más puedo decir. Gracias

Bueno pues aunque es muy bonito recordar "la primera vez que te dijeron te quiero......", al final, como ves las palabras se las lleva el viento. Veo querido amigo que no ha sido nada fácil este largo viaje, si los que hemos estado al otro lado te hemos hecho sentirte mejor, me alegro, porque QUE SERIA DE NOSOTROS sin estos relatos. No voy a engañarte, tambien nos gusta (al menos a mi) que nos cuentes tus sentimientos, nos hace ver que nos es tan bonito eso de viajar por el mundo lejos de lo que mas se quiere, ¿no? Ya te lo dije en algún momento, y te lo vuelvo a repetir, "es triste marchar pero tan bonito volver, que es preferible marchar para volver otra vez". Del relato, poco mas que añadir, poesia......poesia eres tú. Besos

Me gustas como periodista. La profesión está podrida por dentro, carcomida por el dinero y los intereses de los que mandan, tanto escribir como callar.

Por eso valoro especialmente estas líneas que escribes a pecho descubierto, diciendo lo que piensas y sientes sin tapujos. Añoro un poco de realidad, aunque sea de la mala, entre tanta y tanta hipocresía aquí y allá.

Soy aficionado desde principios de los 90 a la Fórmula 1, y estoy seguro que nos caeríamos bien si tomáramos un café, no solo por esa afición en común, sino por otras cosas que en otros tiempos tiempos eran las importantes.

Un abrazo y sigue contándonos lo que piensas tú. No nos interesa otra cosa.

Uyuyuyyyyyy, estás mentando a la bicha, jejeje. Tranqui Manuel, estás haciendo un excelente trabajo. Esa gente de la que hablas ya empezamos a conocerla. ¿Presumen? ergo carecen. Recuerda lo que dijo Pepe Domingo Castaño en su discurso de bienvenida a la Cadena Cope: "El silencio es la mejor respuesta a la arrogancia". Firmo debajo. Mucho ánimo pues tu trabajo, aunque esté pagado en la merecida nómina, las horas de trasiego, jet lag y otras tristes historias también van en el lote y parecen no formar parte del ritual de la escritura o de la narrativa ante micrófonos. Eso se queda en un lugar oscuro del interior. Como te he dicho en el twitter, "Me gustan tus relatos en momentos donde se requiere algo de paz". Un abrazo

Me ha gustado mucho sobre todo la primera parte. Un abrazo Manu ; Chong Hu Lee

Me ha gustado mucho sobre todo la primera parte. Un abrazo Manu ; Chong Hu Lee

Publicar un comentario

Si ya tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor identifícate.

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00