as.com Ver todos los blogs >

Una vuelta rápida al mundo

El blog de Manuel Franco

El diario de viaje del enviado especial del Diario AS a los Grandes Premios de Fórmula 1.

Por MANUEL FRANCO

Categorías

Calendario

abril 2013
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.


Últimos comentarios

« USA o la vida en una película | Inicio | Cap 3. Shanghai, el futuro vive en China »

martes, 27 noviembre 2012

Por Manuel Franco

Brasil. Esperar, de espera, de esperanza...

 

Es la una y diez de la madrugada en España, las diez y diez en Brasil, una hora indeterminada en algún lugar del cielo del Atlántico en el que me encuentro. No puedo dormir. No es novedad, suele ser una constante en mis viajes. Hay quien tiene facilidad para quedarse como un tronco en cualquier parte entre las que se incluye por supuesto la clase turista de toda aerolínea que existe. Yo no. En este caso es Iberia. Pero como si fuera otra. Pero además la gripe que arrastro desde hace varios días me hace toser como si mil ramas secas treparan por mi garganta, me duele la cabeza y a cada estornudo me arde de dolor la hernia que adorna mi ingle izquierda desde hace meses. Bonita manera de cerrar la temporada. Unos cuantos metros más adelante de mi asiento 19G, elegido a propósito claro, está Fernando Alonso con su novia rusa al lado, su fisio Borra y su manager García Abad, séquito de urgencia y gala, gente de confianza, ya saben, clan en el que sentirse admirado. Samurai. Filosofia. O algo así. Le supongo dormido.

1353848643375g-1

Unos cuantos asientos por detrás compartiendo los rigores de la turista, descansa Dani Clos en su último gran premio con HRT, la escudería española que ya no será y que puebla el avión, también van otros y otra gente a la que acompaña como un sombra un gesto de tristeza imperceptible a quien no la conoce, pero evidente para quien la aprecia. También ingenieros, mecánicos y ese cocineros que en tantos grandes premios nos ha hecho la comida. Y sus pinchos, de comunicados de prensa legendarios ¿verdad Nayra? El sueño de tener un equipo español en Fórmula 1 se desvanece, sin que ninguna institución haya hecho nada por remediarlo, sin que alguna empresa importante confíe en el proyecto, a pesar de la ayuda de la mayor parte de los medios de comunicación, a pesar del entusiasmo de tantos, del trabajo y de la lucha de los que ahora me rodean en este avión y otros que ni siquiera ya pudieron subirse a este último periplo de la temporada. Estados Unidos y Brasil.

Eran los países de la esperanza. Para un periodista es my bueno que su trabajo acabe en éxito. Verán, les seré sincero, una vez más, no es lo mismo llegar a la redacción con el Mundial en las manos que no hacerlo, los éxitos y fracasos del deportista de turno, por alguna extraña razón, se hacen tuyos y el recibimiento varia demasiado de llegar como campeón del mundo a hacerlo con la cantinela celebre, ‘no decías que era tan bueno tu amigo Alonso...’ Pues sí, muy bueno, el mejor.

Pero en determinados círculos queda mucho mejor decir que no, que bueno es, pero hay otro que ha sido mejor y por eso ha ganado y tal y tal y tal. A mi es que mi padre me enseñó a decir siempre la verdad. ¿qué quieren que les diga? Así que el asturiano ese que va delante, de novia rusa, fisio italiano y amigo madrileño es el mejor piloto de Fórmula 1 de la actualidad y uno de los mejores de la historia. Pero lleva dos títulos. Nada más. Y nada menos. 

Así son las cosas. Brasil volvió a ser gris esta vez. Suele ocurrir con cualquier país cuando llegas de Estados Unidos y sus tierra del espectáculo. La llegada a Sao Paulo desde Houston en un avión de la United Airlines en el que también venía Jenson Button, Sergio Pérez o Nico Hulkenberg estuvo a punto de no ser. ‘Está usted en lista de espera’, me dicen en la puerta de embarque. ‘Vera señora, es que este vuelo está comprado desde febrero de este mismo año y estamos en noviembre, ¿de qué espera me habla?’ Pues de la espera de esperar, la única que hay, la que me tuvo una hora y media sin saber si iba a volar ese día o tendría que esperar, de espera o esperanza, hasta la noche siguiente.

Finalmente la azafata se apiada de mi y mi cara de cordero mas ensayada y allá que entro en el avión más frío que nunca haya cogido. Resultado esperado, de esperar, primero constipado, después gripe, más tarde noches de fiebre y ahora tos y más tos en el vuelo de regreso a Madrid. ‘Qué frío’ decía Mika Salo en la fila del pasaporte ya en Sao Paulo, el finlandés también viene a Madrid acompañado de un F14, como mínimo, de carrocería rubia. Y yo tan ufano. ¿frío? ¿frío? No se yo no he sentido frío. Claro, siendo de Valdemorillo, la sierra y todo eso, ya se sabe. Pues no frío no, pero eso, noches de fiebre y falta de sueño. Y a las diez en la cama. En Brasil. Anda que no...

Clima-Sao-Paulo

Sao Paulo es una ciudad de contrastes, como suele en Brasil, aunque dicen que es la ciudad menos brasileña que existe, pero que si no conoces Sao Paulo no conoces este increíble país. Y es cierto. Pero si solo conoces Sao Paulo, tampoco. Es mi caso. Tengo unas amigas de Santander que ahora iban a Río de Janeiro en viaje de estudios. Claro, para conocer. Y ya que de conocer hablamos. En este viaje he tenido ocasión de conocer aún más a algunos a los que creía conocer tanto. Sorpresas positivas que se encuentra uno en el mundo, de risas y más risas. Por cierto que llevo un rato sin toser, ni me duele la cabeza, ni la hernia, ni nada de nada. Escribir, que me cura. 

Escribir para vosotros. Hace unos días hice una crónica previa a la carrera de Brasil, el día del milagro se titulaba. Y ahí intentaba hacer un homenaje a la afición española a la Fórmula 1 con los nombres de tantos que he ido conociendo en este año tan especial. Espero que os gustase. Porque escribo para vosotros.

Y como de eso se trata voy a intentar contar lo mejor y lo peor de Sao Paulo donde conviven espléndidos rascacielos en Morumbi con favelas en Interlagos, donde ahora cenar en una churrascaria de medio pelo sale por 80 euros por barba o sin barba igual, donde la delincuencia ha bajado en los últimos años y más en los alrededores del circuito de Fórmula 1 con Policía cada veinte metros, en cada esquina, donde los edificios parecen grises y donde está la tumba del más grande de siempre, en un cementerio que parece un prado en el que descansar después de un día de trabajo, después de un vida de lucha, ahí, donde siempre hay flores frescas que llegan cada mañana a ese trozo de piedra donde pone Ayrton Senna. Sólo por sentir la paz que rodea ese lugar merece la pena la visita paulista.

Así se llama, precisamente la avenida más grande de la ciudad, la que la parte en dos, en la que las garotas reciben miradas del mundo sin querer o queriendo, donde vive el espíritu de un país gigante que despierta al mundo. Allí vive a ratos mi amigo Pablo Rey, un auténtico figurasa, español de Montevideo, brasileño de vida libre capaz de hacerle una foto a Ronaldo que nunca olvidará o de aparecer empapado en la sala de prensa después de una carrera bajo la lluvia diciendo, ‘ya te dije yo que no llovería Franco y que Alonso no ganaba el Mundial, por poco, pero no ganaba’ después de tirarse tres días repitiendo como un mantra que esta vez sí, el asturiano regresaba a casa con el título. Eres grande pequeño. Y también tu furgoneta, vieja sí, pero nos lleva y nos trae. Eso sí hizo el Ferrari, rápido no mucho, pero llevar y traer como un tren de mercancías, menos cuando le embisten claro y se queda ahí atrapado entre sueños en Bélgica y Japón donde se perdió este Mundial que debió ser del muchacho de por ahí delante. Probablemente este Alonso que ahora intenta dormir iría dormido del todo, e incluso yo, quizá los dolores sólo sería de esos de después de una fiesta. Y es que el éxito cura. Como escribir. Último viaje. Regreso a casa. Lo que espero, de esperanza, sí que cura todo. Buenas noches. Gracias. 

Comentarios

Muy buen trabajo, deberías estar orgulloso. Tus seguidores lo estamos! Un beso desde Valdemorillo

Que buen post Manuel, increible cómo escribes y lo que escribes. Gracias por compartir todo el mundial con tus seguidores, no los de Alonso, o Vettel, o Hamilton, TUS LECTORES. Espero seguir teniendo el privilegio de leer todas tus crónicas el año que viene. Cuidaté y felicidades

Que buen post Manuel, increible cómo escribes y lo que escribes. Gracias por compartir todo el mundial con tus seguidores, no los de Alonso, o Vettel, o Hamilton, TUS LECTORES. Espero seguir teniendo el privilegio de leer todas tus crónicas el año que viene. Cuidaté y felicidades

Buenas Manuel, buenas amigo, cuesta mucho, después de leer tu post, escribir algo que refleje lo que se siente y que transmita exactamente lo que se quiere decir. Quiero, como siempre, darte las gracias por escribir como escribes. Eres periodista? si, pero para mi eres ESCRITOR, porque no nos cuentas historias, nos las haces vivir, viajo por el mundo a tu lado, no siempre virtualmente ;) y siento, huelo, oigo, veo..... Ahora mereces tu descanso, recuperarte, "llenarte" de tus chicas y coger fuerzas, nos espera otro año trepidante, esperemos con mejor final, pero siempre contigo, Gracias por dejarnos ir a tu lado y no cambies. Besos

Gran profesional y mejor persona... Manuel tu blog siempre despierta en mi, un alto grado de empatía, no sólo lo que escribes si no como lo dices, esa soltura que sólo los grandes tienen.
Espero que te mejores, y una lástima lo de Alonso todos teníamos ilusión y esperanza, se merece el campeonato y para mí es el ganador.
Te seguimos en tus viajes y a la espera de más post sobre tus aventuras x)
Te deseamos una pronta recuperación, eres el mejor analista de F1( no es peloteo)
Muchos besos!

Pues despues de recorrer el mundo entero contigo y con la Fórmula 1, poco q añadir a lo que ya te han dicho. Grande amigo, grande. Gracias como siempre por todo, y por dios, ve al médico, curate de una vez que te queremos en plena forma para el próximo año. Besos mios y abrazos del mecanico jefe.

Hola Manuel,antes de nada ,felicitarte por tu profesionalidad en tu trabajo,soy, aparte de ser un currante nato,autonomo y extremeño de pro,te queria comentar que me ha sorprendido en las alturas que os codeais a nivel mundial en automovilismo la mafia que puede existir compañero!,me gustaria felicitar en persona a Fernando Alonso por toda la que esta tragando desde que llego a Ferrari,sinceramente te digo que hay mucha ,mucha ,mucha gente que NO quiere ver un currante como Fernando ganando un campeonato del mundo con Ferrari,os mando un cordial saludo.

Publicar un comentario

Si ya tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor identifícate.

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00