as.com Ver todos los blogs >

Una vuelta rápida al mundo

El blog de Manuel Franco

El diario de viaje del enviado especial del Diario AS a los Grandes Premios de Fórmula 1.

Por MANUEL FRANCO

Categorías

Calendario

abril 2013
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.


Últimos comentarios

« Abu Dhabi o la mentira más real | Inicio | Brasil. Esperar, de espera, de esperanza... »

martes, 20 noviembre 2012

Por Manuel Franco

USA o la vida en una película

¿Who are you? Hizo un amago de irse, pero después lo debió pensar mejor y fue justo al darse la vuelta, sombrero tejano calado, gafas de sol Randolph, placa de sheriff... ¿De doooonde sois? ¿Españaaa? ¿Allí no hay límite de velocidad? Ahora estaís en Texas, en los Estados Unidos, en America... El conductor con las manos en el volante, cara imposible de ir a misa los domingos a escuchar al revedendo y el sí señor instalado en su voz mirando de reojo al Sheriff Mckenzie. Poco antes entrábamos en la carretera que da aceso al circuito de las Américas (COTA para los amigos) y entre bromas sobre jugadores antiguos, muy antiguos del Rayo aceleramos un poco, casi en torno a las sesenta millas cuando, como en una película americana, el sheriff se da la vuelta con su coche, pone las luces y nos hace parar en una cuenta. De película. 

IMG_3218

Porque visitar Estados Unidos, al menos el estado de Texas en el que se ha disputado por primera vez un gran premio de Fórmula 1 es vivir dentro de una película, seguro que ahora aún cuando escribo estas líneas a punto de viajar a Brasil ustedes están viéndome en una pantalla del cine, si es la 25 de Kinepolis perfecto, pero quizá para este viaje sea casi mejor verlo en los cines de la Plaza de los Cubos, ¿verdad Princesa? Pero sí, la película es cierta, porque estamos todos.

Nada más llegar a Chicago después de un viaje de nueve horas en Iberia y después de conseguir gracias a un ángel de la Embajada de Estados Unidos en Madrid un visado salvador, al bajar del avión, dos policias de aduanas (seguro que actores contratados) me cogen y me dicen que hay problemas con el pasaporte. Richard Kyenzoswky se llama uno de ellos. Y cuando ven el visado ya respiran. Y hablan de F-1. Alonso es el mejor, cantinela repetida en los cinco costados de este ancho mundo, pero en este caso la razón es que el asturiano es amigo de un polaco, el tal Kubica, que viene de la tierra de sus ancestros, aquellos que emigraron a este gran país después de la Segunda Guerra Mundial. Y me cuenta su historia, que queda para un próximo post. Si puedo.

IMG_3005

Seis hora de enlace en Chicago daban para una visita a MIchael Jordan. O a la estatua que le rinde homenaje en el United Center, la cancha de los Bulls. Impresiona estar ahí, y me acuerdo de algunos amigos de la época en la que sabía tanto de baloncesto NBA como después de política internacional y ahora de nada. El mejor de siempre estuvo aquí y siempre estará dice la placa debajo del monumento en el que se ve a Air Jordan volando en su famoso mate con el que ganó el concurso contra Dominique Wilkins. Qué tiempos... Allá me lleva un taxista de nombre David Do, más americano que George Bush, padre e hijo, pese a sus ojos achinados. Hablamos de todo. Empieza contándome que el mejor equipo de fútbol son los brancos y le gusta sobre todo Casillas, pero también los rojos, con Iniesta, el que marcó el gol... de nuestra vidas. (¿Cuanto le habrán pagado a este tipo por actuar en esta película?)

 

Me devuelve a la terminal de Chicago tras un atasco infernal y de ahí en un autobus de United, sí era un avión, pero tela... me encuentro con la bella negra que parece bailar cuando se mueve  (muy bien elegida por el director quien quiera que sea) y hablamos de España, ese país en el que la gente se está matando, me dice. Me cuesta rebatir sus argumentos, pero claro al final lo hago para contar que no estamos tan mal y le enseño el vídeo aquel que puso nuestro amigo Abad en Twitter donde se ve todo lo bueno que tenemos y más. Al final se quiere venir conmigo a España. Normal. Debe ser duro estar siempre actuando.

Lo que aún no entiendo es como no me había encontrado todavia con Jim Carrey... ¿será que esto es la segunda parte del Show de Truman? 

Austin aparece como una excepción en Texas. Bonita ciudad de calles donde vive la música. En la noche de este lugar la calle sexta es un crisol de luces, sonidos y actores secundarios. De repente sale sin control un camión de bomberos, después un par de policias a caballo, más allá el que dicen es el original Coyote Ugly con sus camareras bailando en la barra, en una esquina el Bikini, donde las camareras sirven en bikini, claro...por allí caminan grupos de negras que brillan en la oscuridad, inmensos osos cultivados en hamburguesas gigantes, un par de granjeros se citan al amanecer con los porteros de una discoteca hasta que la sangre llega al río y seis policias nos pueden con el más joven de ellos, una especie de Raikkonen tejano con su gorra de plato calada hasta la cintura...

IMG_3217

Mientras las bandas siguen tocando en cada garito de la calle sexta, una especie de Sta Catherine de Montreal venida a más o a menos, según se mire. Un mejicano enano toca un extraño instrumento que podría ser una guitarra hasta que le doy un dolar, mete su bandurria en un estuche, se pone otra cazadora y se va de allí. Claro, su papel era ese, el pobre no tiene ni frase en la peli.

En el circuito grupos de animadoras saltan entre la banda de mil personas que ocupan la parrilla, las hamburguesas y los nachos se mezclan con burritos y los mejicanos con los tejanos. Increíble lugar este. Al salir caminando hora y media con hernias que destrozan la existencia un cartel advierte que puede haber reptiles por ahí. Y por la vida. Está lleno. Pero nadie avisa. Cuidado, ya os lo digo yo. 

Pero son excepciones, la mayor parte de la gente es buena, aquí, en España y en cualquier película que vivamos, gracias a todos los que me dais un beso lejano mientras yo se lo doy a mi pequeña en su tercer cumpleaños. Estas son las pocas cosas malas de viajar por el mundo de enviado especial, que es un trabajo tan especial que a veces te pierdes las cosas más especiales. Pero volvamos a Estados Unidos que esto no estaba en el guión. 

IMG_3266

Austin está lleno de hoteles, pero en pocos se puede desayunar, otro aviso. Y en Panera, un Starbucks más a la americana si se puede uno toma un capuchino con crema de cacahuete mientras al lado las chicas con las camisetas de su High School llegan desde el autobus de película amarillo, claro. Y los obreros de la construcción se toman una cerveza con mil arneses colgado de sus pantalones, buenos actores. Y las chicas de oro están un poco más allá, junto a una mesa en la que Sean Connery les hace ojitos con licencia para matar, ahora un coche aparca haciendo metal con el asfalto, es un descapotable de los 60, un Mustang y, me froto los ojos, parece Brad Pitt con su Thelma y Louise. ¿ o no son ellos? ¿Tendremos presupuesto para tanto?

Estamos en la cancha de los Spurs, viaje a San Antonio, las luces se apagan, mano al pecho. Suena el himno americano. Qué país...donde vivir una bonita película. Espero que lo hayan pasado bien en el cine. Nos vamos a Brasil, hay que ganar un Mundial...

 

Comentarios

Muy bueno Manu, me encantas, quien pudiera estar en una película contigo. Gracias por tus textos

Voy un momentito a por palomitas, que me he quedado sin ellas, porque esta película merece la pena, no me perderé la segunda parte de esta historia, que creo que se rodará en Brasil, espero que con un gran final feliz que nos devuelva lo que otros años nos quitaron.
Manuel pero que bonito escribes maestro. GRACIAS

No me cansaré de repetirtelo, me decía mi abuela, "es triste marchar, pero tan bonito volver que es preferible manchar para volver otra vez". Lo malo de esta película es que una princesa de 3 años sigue sin entender porque su papi no está el día de su cumpleaños..........!!!! Te lo aseguro porque cuando yo cumplí 7 (uuff cuanto tiempo hace) nos estaban los míos, y hoy por hoy sigo recordándolo. Mucho mejor la de indios y vaqueros, me ha encantado, un western en toda regla, si señor. Pues nada, D. Manuel, "Rumbo a Rio " o a Sao Paulo donde esperemos se nos salten las lágrimas, eso sí de alegría. Besos

Publicar un comentario

Si ya tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor identifícate.

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00