as.com Ver todos los blogs >

Una vuelta rápida al mundo

El blog de Manuel Franco

El diario de viaje del enviado especial del Diario AS a los Grandes Premios de Fórmula 1.

Por MANUEL FRANCO

Categorías

Calendario

abril 2013
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.


Últimos comentarios

martes, 06 noviembre 2012

Por Manuel Franco

Abu Dhabi o la mentira más real

A veces da la sensación de que el mundo no es real. ¿no les pasa? Y en esto de la Fórmula 1 si hay un gran premio en el que sucede es Abu Dhabi. Mujeres de esas que están sacadas de la sala de diseño de un mago, sí Newey podria valer también para esto quizá, coches de lujo de carrocerías excéntricas, un Bentley rosa la última adquisición de una niña árabe, un hotel que parece una nube de colores... y un circuito, un trazado increíble en el que suceden cosas extraordinarias. Esto es Abu Dhabi, un lugar remoto en mitad de un desierto en el que se crean islas de la nada para montar un universo irreal. Y verdadero. Porque aunque parezca mentira todo aquello es real, aunque uno crea estar en medio de un videojuego sobre el lujo de repente ves un botones del hotel Yas Viceroy que se desvanece y se lo llevan en volandas cinco de sus compañeros para intentar salvarle la vida. Por ejemplo. Abu Dhabi es, como Mónaco, una perfecta metáfora de la Fórmula 1, un mundo de cartón piedra en el que la verdad está en la pista, donde unos cuantos tipos se juegan la vida a cada décima. Como ese Alonso rozando el muro con un Red Bull acariciando su coche rojo... Por ejemplo.

 

Llegar a esta parada desde Madrid no es lo mismo que hacerlo desde India, en este caso el paso medio de la capital de nuestras España se agradece, primero por la intensidad del instante familiar, después porque el cambio no es tan brusco. Un vuelo de Emirates, mi aerolínea preferida, un buen libro, ese Nurakami que construye realidades paralelas en 1Q84, alguna película y siete horas después Dubai. Una hora y media esperando para pasar el control de pasaportes, otra más en taxi hasta Abu Dhabi y otra más esperando una habitación que no estaba.

 

A las cinco de la madrugada al fin pude irme a dormir, solo un rato antes de que la cadena SER llamara a mi teléfono. Y comenzará el jueves...

 

Hotel Al Raha Beach, una delicia árabe con una playa falsa, pero de arena y contrates de los emiratos, junto a impresionantes bellezas con biquinis minúsculos acompañando a ancianos de relojes de oro, otras mujeres sufren con varios niños y un burka negro en el calor de la piscina. No, no me gusta eso.

 

Ver como se maltrata a las mujeres de esa manera, aunque sea su cultura, no lo puedo soportar. Es indigno y más aún cuando se descubre su mirada en la ranura que deja ver sus ojos. Tristeza.

 

El hotel es uno de los mejores de allí, buen precio y habitaciones enormes de techos altos y camas para dos, una pena ser uno... Sólo la negativa total a un check out later deja mal sabor de allí, el resto casi la perfección. Amabilidad árabe, lujo árabe... Abu Dhabi. Parecía de mentira, pero era real. Un poco más allá está una de las mezquitas más grandes del planeta y aún más hacia el otro lado, junto al circuito un Ikea, aldea global. Y el parque Ferrari con su montaña rusa de sensaciones indescriptibles, de 0 1 240 km/h en dos segundos. Sí, es verdad.

 

Abu Dhabi nos regaló una carrera de sensaciones encontradas, casi todo lo que pasó pudo no ser verdad, parecía mentira, pero fue real, sí... Abu Dhabi, ese lugar de sensaciones encontradas.

Archivado en Deportes , Viajes

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00