as.com Ver todos los blogs >

zona-roja

Zona Roja

Los autores de este blog son Dani Hidalgo (el grande de la izquierda) y Mariano Tovar (el melenudo que le acompaña). Uno nació en Washington y es un tipo bonachón y sin malicia; el otro nació en Pucela y es un ser retorcido y sospechoso. Son muy distintos, pero se parecen en una cosa: su pasión enfermiza por la NFL.

Calendario

abril 2014
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        

Subscríbete a RSS

Añadir este sitio a RSS

¿Que es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

ESTAMOS EN

doble cobertura

publicidad

sábado, 04 septiembre 2010

Ya estoy aquí

Acabo de llegar de Asturias y, como os conté antes de marcharme, llevo dos semanas y media incomunicado del mundo, sin radio ni televisión, ni, mucho menos, ordenador. Así que a día de hoy sólo os puedo contar que en la Sierra de Cuera sigo descubriendo parajes increíbles tantos años después; que la Huesera sigue siendo una recta infernal en la que el cuerpo sólo te pide que te bajes de la bicicleta para impedir que corones los míticos Lagos de Covadonga, pero que fue derrotada y hasta humillada; que subir a Sotres sigue siendo una experiencia inenarrable que te transporta a otra época y a otro mundo; que he descubierto un puerto memorable llamado El Mazuco, y que llegar hasta sus antenas es todo un reto premiado con unas vistas mágicas; que en Asturias se sigue comiendo mejor que en casi ningún otro lugar del mundo y que, en fin, todos podemos estar tranquilos porque el paraíso continúa en su sitio, sin cambios significativos. Ya os contaré algunas de las experiencias vividas. Tengo toda la temporada para ello.

Asturies

Ahora el tiempo se me ha echado encima. El martes tengo el draft de mi fantasy y aún no he podido preparar nada, el jueves comienza la temporada y lo único de lo que me he enterado, sobre lo sucedido en los últimos quince días, es que Favre seguirá hasta que el cuerpo aguante, y que los días de Leinart en Arizona parecen contados. De todas maneras, os pido que me concedáis el fin de semana para ponerme al día. A partir del lunes intentaré recuperar el ritmo lo antes posible.

.

Por un lado, como siempre, me entristece regresar de Asturias. Por otro, estaba deseando volver a saber de vosotros. El reto de una nueva temporada de la NFL será, un año más, una aventura formidable. Espero vivirla con toda su intensidad con todos vosotros.

.

[email protected]

.

Archivado en Pretemporada 2010

lunes, 16 agosto 2010

-------------ASÍ LOS VEO-------------

Ahora sí, me piro. Arrivederci, amigos. Ha sido un gran placer compartir con todos vosotros un intenso año de football americano, pero aquí, el menda, está, literalmente, hasta las pelotas y necesita un descanso. Como hago todos los años, estaré en Picos de Europa con mi mujer e hijos, sin ordenador, sin televisión, con un buen montón de libros y cómics, unas buenas botas de montaña, y muchas ganas de andar monte, comer queso de Cabrales y beber hidromiel de Peñamellera. Volveré a primeros de septiembre con las pilas cargadas, durante esos días en los que tenemos que vivir con un rollo de papel higiénico en las manos ante la imposibilidad de aguantarnos las ganas de que comience la temporada.

.

Dejo pendientes de contestar bastantes correos. Os prometo que lo haré en cuanto vuelva. Estos días han sido algo complicados y no he tenido tiempo para hacerlo.

.

E72f18174476475d9d613e9e8f9f83f0-0

Para haceros la espera más amena, recopilo en esta entrada los enlaces a todos los artículos que he escrito radiografiando a los equipos de la NFL. Lamento no haber llegado a las divisiones oeste. En el peor de los casos, comenzaré por ellas en 2011 si Dios quiere y seguimos aquí.

.

Cuando leáis los análisis debéis tener en cuenta que comencé a escribirlos tras la celebración del draft, así que es posible que sobre todo las divisiones Este y Norte hayan sufrido cambios significativos con los fichajes, y lesiones, de los últimos dos meses.

.

Por último, Willy Bistuer, uno de los grandes gurus del football americano en España, y un sabio de las ligas fantásticas, ha preparado un manual básico para iniciarse en ellas. He dejado programado el artículo para que podáis leerlo a partir del miércoles. Será la entrada de cabecera de este blog durante lo que resta de agosto, para que nadie se quede este año sin jugar su fantasy. Para saber más todavía, es indispensable el artículo que subió Jordi en su blog Illegal Return, y que algunos ya habéis recomendado. ¡Fabuloso!

.

AFC Este

Radiografía Buffalo Bills

Radiografía Miami Dolphins

Radiografía New England Patriots

Radiografía New York Jets

.

NFC Este

Radiografía Dallas Cowboys

Radiografía New York Giants

Radiografía Philadelphia Eagles

Radiografía Washington Redskins

.

AFC Norte

Radiografía Baltimore Ravens

Radiografía Cincinnati Bengals

Radiografía Cleveland Browns

Radiografía Pittsburgh Steelers

.

NFC Norte

Radiografía Chicago Bears

Radiografía Detroit Lions

Radiografía Green Bay Packers

Radiografía Minnesota Vikings

.

AFC Sur

Radiografía Tennesee Titans

Radiografía Houston Texans

Radiografía Indianapolis Colts

Radiografía Jacksonville Jaguars

.

NFC Sur

Radiografía Atlanta Falcons

Radiografía Carolina Panthers

Radiografía New Orleans Saints

Radiografía Tampa Bay Buccaneers

.

¡Ah, se me olvidaba! Si no hay cambios de última hora, que no tiene por qué haberlos, las retransmisiones de Digital+ se mantendrán en 2010 como siempre.

.

[email protected]

.

Archivado en Así los veo , Fantasy , Pretemporada 2010

jueves, 12 agosto 2010

-------------ASÍ LOS VEO------------- Tampa Bay Buccaneers (NFC Sur)

Los aficionados de los Buccaneers llevan meses quejándose de que ‘El Muñeco Diabólico’ Gruden les diera una Super Bowl y luego se dedicara a destrozar el equipo lentamente hasta convertirlo en un solar. Por eso, Raheem Morris se encontró, cuando se hizo cargo del equipo, con un puzzle de 10.000 piezas sin instrucciones, sin saber cual era la imagen que escondía, y en el que faltaban fichas. Yo pienso que Gruden pasó mucho tiempo buscando un QB capaz de ganar partidos después de que todos los entrenadores de la NFL hubieran descifrado su combinación de defensa agresiva con un juego insistente de pases cortos. Ese esquema de juego alcanzó su cenit en aquella Super Bowl en la que se enfrentaron los Bucs de Gruden con los Raiders que había entrenado un año antes, y que seguían usando esa filosofía. A partir de ahí dejó de tener secretos para nadie y Gruden entró en una lenta decadencia de identidad a la que arrastró a Tampa. Vale, algunos diréis que estoy simplificando algo mucho más complicado, pero a la mayoría le servirá la explicación, y a los que os parezca pobre no os hace falta que me extienda, porque conocéis todos los detalles de sobra. Si alguno quiere profundizar, tiene los comentarios para hacerlo.

.

Así que Raheem Morris tiene por delante una labor titánica, pero preciosa, construir un equipo profesional de football desde cero. Él siempre ha sido un gran especialista de defensas, pero también tendrá que trabajar a fondo en el ataque. El año pasado, como muchos de vosotros, tuve la suerte de ver a los Bucs jugar contra los Patriots en Londres, y pocas veces había tenido la sensación de ver un equipo tan pobre. Fue como ver un combate de boxeo entre un peso pesado y un peso pluma. El desequilibrio era abrumador.

Joshfreeman

Pero en ese partido también vi a un Josh Freeman que me produjo muy buenas sensaciones. Freeman será el QB titular en 2010, con el hándicap de entrar en la arena del circo con poco tiempo de formación en la NFL, sin haber contado con un buen maestro, y en un equipo que lleva demasiados años buscando a su pasador de futuro, y que está acostumbrado a descartar jugadores para ese puesto sin sufrir remordimientos. A mí, Freeman me recuerda al primer Culpepper, un jugador grande, con buena movilidad, buen brazo y muy difícil de placar. El problema, insisto, es que me temo que es un jugador aún sin formar, que no ha trabajado todo su potencial, y que tiene que jugar muchos malos partidos antes de convertirse en un QB de garantías. No tiene competencia para la posición, ni Tampa grandes ambiciones en 2010. Espero que le den tiempo, porque creo que él puede ser la joya que llevan tanto tiempo esperando.

.

En el backfield de Tampa hay romanticismo. Cadillac Williams resucitó en 2009, después de reparar un motor que parecía gripado para siempre. Muchos lamentamos no gastar nuestra ronda de sleeper en la Fantasy en un jugador que llegó a la NFL como un mito, pero que entró en una rueda infernal de lesiones que estuvieron a punto de retirarle. El año pasado demostró que ha vuelto, que sus pistones vuelven a ronronear como en los viejos tiempos, y que tiene gasolina suficiente para volver a ser un corredor desequilibrante, espectacular, fijo en los ‘highlights’ semanales. Derrick Ward es un gran segundo, con calidad para convertirse en primero, en caso de necesidad, como demostró hace dos temporadas con los Giants.

.

Volvamos a Freeman. Lo lógico sería que un QB sin formar pudiera apoyarse en un grupo de receptores experimentado, ¿verdad? Pues la realidad es que, tras la marcha de Antonio Bryan, y más allá de Kellen Winslow, un TE sensacional que llego a Tampa el año pasado, después de ser uno de los sacrificados en la eterna bacanal de los Browns, no hay en todo Tampa unas manos de garantías con experiencia en la NFL. Arrellous Benn, elegido en 2ª ronda del draft, y Mike Williams, elegido en 4ª, tienen todas las papeletas para ser los receptores titulares. Si tenemos en cuenta las tradicionales dificultades de adaptación de los receptores a la NFL, la ausencia de veteranos que ayuden a la transición, y la acumulación de petardazos de los Clayton, Reggie Brown, Maurice Stovall y compañía, podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que los Bucs arrancarán 2010 con el peor grupo de receptores de toda la NFL. ¡Toma castaña!

Kellenwinslow

La línea repite íntegramente. La forman Donald Penn, Jeremy Zuttah, Jeff Faine, Davin Joseph y Jeremy Trueblood. En la agencia libre ficharon a Keydrick Vincent (Panthers) y Donovan Raiola (Bears), que, de entrada, parecen más refuerzos de banquillo que titulares. Esta línea permitió el año pasado 33 sacks y el juego de carrera fue de los 10 peores de toda la NFL. No hace falta decir que son números claramente mejorables. Como consuelo, repiten los cinco. Tal vez la compenetración y el trabajo bien hecho multipliquen sus prestaciones.

.

A prior, y salvo milagro, los Bucs llegan a la temporada 2010 con el peor ataque de la Liga. Si en la NFL hubiera divisiones, la ofensiva de Tampa sería, sin duda, de segunda.

.

Gerald McCoy (3ª elección global del draft 2010) y Brian Price (elección de 2ª ronda) serán los DT titulares. Ambos deben resarcir a Tampa del humillante honor de haber sido la peor defensa contra la carrera de 2009. Ellos deben ser los pilares sobre los que se reconstruya no sólo la defensa, sino todo el equipo. Como DE, Stylez White seguirá a la derecha. Es un jugador excepcional, un man-eater nato, que debería mejorar sus estadísticas con la llegada de McCoy y Price. Mucho ojo con él. En la izquierda las cosas no están tan claras. Tim Crowder y Kyle Moore lucharán por la titularidad.

Barrettruud

Las elecciones de linebackers en el draft fueron muy bajas y Jon Alston, que llegó desde Oakland, es un jugador de banquillo, así que repetirán Quincy Black, Barrett Ruud y Geno Hayes. Black es el más débil de los tres, y encima jugará en la izquierda, donde tampoco hay un ‘end’ dominante, así que el agujero defensivo parece, de entrada, bastante claro. Ruud, en el centro, es un grandioso placador, un jugador de Pro Bowl que se beneficiará, y mucho, de los refuerzos en el centro de la línea. Pienso que, al contrario de lo que sucedió en 2009, correr por el centro a los Bucs se va a convertir en un trabajo muy complicado. Geno Hayes es un jugador agresivo, rápido, muy completo en todas las facetas del juego, y que aún debe crecer. Con él debe quedar bien cubierta la zona derecha.

.

La posición de cornerback se ha reforzado en el draft con la eleción en 3ª ronda de Myron Lewis que, más pronto que tarde, arrebatará la titularidad a Ronde Barber, que ya ha entrado en la cuesta abajo después de 13 temporadas en el equipo. Aqib Talib será el otro titular. En su segunda temporada realizó un trabajo magnífico. Si Lewis cumple las expectativas, los Bucs tendrán en poco tiempo una gran pareja de cornerbacks. Tanard Jackson seguirá siendo un free safety cumplidor. Sabby Piscitelli puede perder la titularidad en el ‘strong’ a manos de Sean Jones, recién llegado de Cleveland. La verdad es que ninguno de los dos emociona demasiado, sobre todo Piscitelli que no ha alcanzado, ni de lejos, las expectativas que creó cuando fue elegido en 2ª ronda en 2007. El año pasado la secundaria fue de lo poco que funcionó en el equipo y la esperanza es que la mejora de la línea, y la presunta mayor presión que ejercerá sobre los QBs rivales, repercuta directamente en sus prestaciones. Si todo marcha como Morris espera, puede ser muy complicado desarbolar a los Bucs por el aire.

.

La llegada de McCoy y Price debería provocar un ‘efecto dominó’ que devuelva a la defensa de Tampa su tradicional fortaleza. Este año el objetivo del staff técnico ha sido centrarse en crear un bloque de futuro y creo que el trabajo está muy bien hecho. Si, además, Arrelious Benn y Mike Williams adquieren la experiencia suficiente para ser en poco tiempo una pareja de receptores peligrosa, los Bucs pueden construir un bloque competitivo en un tiempo récord.

Geraldmccoy

Lo mejor:

1. Raheem Morris está construyendo con mucho criterio y paciencia.

2. Cadillac Williams. Sí ya se que no estáis de acuerdo, pero no puedo evitarlo.

3. La línea defensiva. McCoy y Price deberían blindarla.

4. Barrett Ruud, un MLB espectacular que este año puede ‘ponerse las botas’.

5. Myron Lewis y Aqib Talib pueden ser una magnífica pareja de cornerbacks.

.

Lo peor:

1. Josh Freeman está sólo ante el peligro.

2. Literalmente, no hay receptores.

3. La línea ofensiva simplemente cumple.

4. La izquierda del ‘front seven’ parece algo débil.

5. Ni Piscitelli, ni Jones, parecen safeties de futuro.

.

Objetivos:

Creo que los Buccaneers firmarían encantados ganar más de cinco partidos. Pero, en realidad, para ellos eso sería lo de menos y sólo serviría para animar a una afición fiel, pero deprimida últimamente. Su auténtico objetivo es formar a su QB y a sus receptores de futuro y acoplar una defensa, que salvo en dos o tres posiciones, ya tiene a los jugadores titulares que necesitaba. Reconstruir sin humillaciones debería ser su lema.

.

[email protected]

.

Archivado en Así los veo , Buccaneers , Pretemporada 2010

martes, 10 agosto 2010

-------------ASÍ LOS VEO------------- Carolina Panthers (NFC Sur)

Llevo mucho tiempo llorando por los Panthers. Durante el último quinquenio han sido, verano tras verano, el gran favorito de la Conferencia Nacional o, al menos, uno de los grandes gallitos, a priori. Nunca se han cumplido las expectativas. Cuando en 2003 estuvieron a punto de arrebatarle la Super Bowl a los entonces todopoderosos Patriots, con un partido memorable (sí, memorable, y lo digo yo, que siempre le critico) de Jack Delhomme, con un planteamiento maravilloso de John Fox, y con una plantilla joven y ambiciosa, pensé, como la mayoría, que sería un equipo dominante en las siguientes temporadas. Siete años después, Delhomme se ha marchado a Cleveland, después de llevarse toda la pasta del mundo y más, Fox parece un head coach sin ideas, incapaz de sacarle el jugo a una plantilla que casi siempre ha sido magnífica, y los Panthers son una decepción casi permanente. Así de simple.

.

Matt Moore es nuestro QB de futuro, decían. Una joya por pulir, afirmaban. El QB que volverá a llevarnos a la Super Bowl, pronosticaban. Ahora da lo mismo lo bueno o lo malo que sea Moore. Cuando acabe la temporada, sino antes, Jimmy Clausen le arrebatará la titularidad, como ya vimos que sucedió en San Diego con Brees y, últimamente, en Cleveland con Derek Anderson. Así que creo que lo mejor que puede pasar en Carolina es que Matt Moore dé el petardazo porque, como ya ha demostrado antes, Fox es capaz de jugar en 2011 con dos QBs titulares, Moore y Clausen, repartiéndose los drives.

Deangelo williams

Lo anterior no es una broma. Ya lleva varios años haciendo lo mismo con DeAngelo Williams y Jonathan Stewart. Cualquiera de los dos sería el número uno indiscutible, y aspirante a llegar a las 2.000 yardas, en cualquier equipo de la NFL, pero no, en Carolina juegan los dos. Uno un drive y el otro el siguiente, salvo que alguno sufra algún golpe y eso obligue a invertir el orden. En defensa de Fox hay que decir que ambos tienen una facilidad inusitada para lesionarse. En la liga fantástica que jugamos, yo tengo a Williams y Manolo Arana a Stewart. Los dos, hartos de esperar a que Fox se decida, vamos a liberarlos en el próximo draft. Al menos podremos cazar alguna ronda compensatoria si alguien pica. Nunca he entendido como Fox no ha desarrollado un plan de juego en el que pudiera sacar más partido al potencial que su equipo tiene en el backfield. La mayoría de los entrenadores de la NFL hubiera dado una pierna por contar con alguno de los dos en sus filas mientras Delhomme intentaba ganar cada partido por el aire, con el beneplácito de su head coach. Cada vez que los Panthers han puesto a funcionar su rodillo terrestre han abrumado a sus rivales. ¿Qué pasa en la banda de Carolina que aún no se ha dado cuenta de lo obvio?

.

Moore, o Clausen, o los dos alternativamente, tendrán la oportunidad de ganar también los partidos por el aire con un grupo de receptores magnífico. A Steve Smith no lo vamos a descubrir ahora, aunque en 2009 sus números se resintieron por la incapacidad de su QB. Los años no pasan en balde, pero sus manos siguen siendo milagrosas. Detrás tiene tres jóvenes extraordinarios: Dwayne Jarrett, Kenny Moore y Brandon LaFell, reclutado en 2ª ronda del draft, aseguran el futuro de la posición y pueden provocar auténticos estragos beneficiándose de las dobles coberturas a Smith. En el TE, como en el RB, y tal vez en el QB futuro, King, Rosario y Barnidge tienen el mismo protagonismo. Lo de siempre, a Fox le gustan los tres y, por tanto, los tres son titulares. En este caso creo que acierta, la alternancia convierte en peligroso a un grupo que individualmente deja bastante que desear.

.

La línea también es poderosa. Su líder indiscutible es Ryan Kalil, un joven center que será, salvo lesión, el referente en su posición durante la próxima década en la NFL y un pro bowler permanente. Sobre él pivota una línea que da tiempo a su QB y que abre auténticas autopistas a sus corredores. Jordan Gross y Garry Williams le acompañarán, un año más, por la izquierda. Jeff Otah también repetirá en el tackle derecho y Mackenzy Bernadeau se convertirá en el gard titular sustituyendo al trotamundos Keydrick Vincent.

Matt moore

Por enésima vez, los Panthers tienen un ataque potencialmente brutal con la única incógnita en la posición de QB y la eterna duda sobre la capacidad de Fox para sacarle partido a tanto armamento.

.

La defensa ha perdido a Julius Peppers, que llegó convencido, como todos, de que los Panthers podían ganarlo todo, y se ha marchado decepcionado, también como todos, por no ser capaz de entender qué es lo que no funcionó. La línea cambiará al completo. Everette Brown y Charles Johnson ocuparán los ends. A pesar de su juventud, y de que podrían ser jugadores decisivos en poco tiempo, no garantizan demasiada presión sobre el QB rival. Los tackles también han cambiado. Tank Tyler si parece el muro central que los Panthers necesitan para frenar la carrera rival, su gran talón de Aquiles, pero Louis Leonard no parece gran cosa (y no es por el tamaño) a su lado. Creo que Fox está dispuesto a sacrificar pass rush a cambio de que su línea gane poder contra la carrera. Por ahora, tendrá que conseguir que se compenetren, que no es poco.

.

La lesión de rodilla de Thomas Davis seguirá afectando gravemente a la formación de linebackers. Para empezar, Jon Beason, el alma defensiva de los Panthers, y hasta ahora MLB, parece que empezará la temporada a la derecha. Beason es una máquina de placar, un tipo que está en todas partes a la vez, un auténtico fenómeno. Dan Connor, que en un principio debía luchar por la titularidad en la izquierda con James Anderson, ocupará el centro. No es demasiado grande, pero sí rápido y fuerte. En el draft eligieron a Eric Norwood con su 4ª ronda, una elección que también pretende reforzar la defensa contra la carrera. También llegó Jamar Williams desde Chicago, pero será un hombre de banquillo. Como sucede con la línea, hay demasiadas incógnitas y Beason deberá multiplicarse para que el ‘front seven’ funcione.

Secundaria panthers

La secundaria fue extraordinaria en 2009 y deberá seguir siéndolo en 2010. Chris Gamble y Richard Marshall forman una de las mejores parejas de cornerbacks de la liga. Impresionantes en todas las facetas del juego, deberán demostrar este año que pueden seguir siendo decisivos frente a QBs que, posiblemente, tendrán más tiempo para pasar. Les espera una temporada difícil.  Sherrod Martin (FS) tendrá que ocupar el puesto de Chris Harris, que se marchó a Chicago, y Charles Godfrey (SS) seguirá siendo el titular en su posición. Ambos son jóvenes y tienen calidad, pero es posible que la formación se resienta por la experiencia que aportaba Harris. Con todo, creo que la secundaria es la parte más fiable de toda la defensa. En el draft han elegido hasta tres defensive backs, pero todos ellos en rondas muy bajas, así que, por ahora, sólo aportarán profundidad al banquillo y a los equipos especiales.

.

Demasiados cambios en la línea defensiva, y los problemas para encontrar un trío de linebackers equilibrado, pueden provocar que se resienta la magnífica protección contra el pase y no mejore demasiado la defensa contra la carrera. No veo la manera de que los Panthers puedan mantener la presión sobre los QBs rivales.

.

Creo que, definitivamente, Carolina ha decidido comenzar un nuevo proyecto deportivo, con muchos jugadores jóvenes con gran proyección y calidad. La única duda es si Fox es, de verdad, el técnico que debe desarrollar tal proyecto. Este año pueden verse lastrados por la inexperiencia en el puesto de QB y por demasiados cambios importantes en defensa. Si trabajan bien, y tienen suerte con Moore o Clausen, podrían ser contendientes en muy poco tiempo, la duda es si Fox será capaz de aguantar en la banda después de otra temporada fuera de postemporada.

John fox

Lo mejor:

1. DeAngelo Williams y  Jonathan Stewart. El mejor backfield de toda la NFL.

2. El grupo de receptores. Steve Smith está escoltado por buenísimos jóvenes.

3. La línea ofensiva es fenomenal. Ryan Kalil es un center increíble.

4. Jon Beason, uno de los linebackers más desequilibrantes de la liga.

5. Gamble y Marshall forman una magnífica pareja de cornerbacks.

.

Lo peor:

1. John Fox lleva demasiados años intentando algo... aún nadie sabe lo que es.

2. Falta fe en Moore y un QB veterano que forme a Clausen. Polémica a la vista.

3. La línea defensiva cambia por completo… y nadie mejora a Julius Peppers.

4. Con Thomas Davis lesionado el grupo de linebackers se ha quedado cojo.

5. La secundaria se puede resentir si no hay presión a los QBs rivales.

.

Objetivos:

Saints y Falcons parecen dos montañas demasiado altas para que los Panthers puedan escalarlas. Creo que ellos firmarían un récord equilibrado si terminan la temporada con la tranquilidad de haber encontrado a su QB titular para la próxima década. Conseguir que la defensa se compenetre de cara al futuro sería otro gran objetivo.

.

[email protected]

.

Archivado en Así los veo , Panthers , Pretemporada 2010

miércoles, 04 agosto 2010

NFL.com se ha lucido

Lo que comenzó siendo una certeza se convirtió en una duda y ahora, miércoles 4 de agosto, a las 4:30 de la tarde, se ha confirmado como un petardazo informativo. Según ‘Yahoo Sports’, una fuente dentro de la familia de Favre ha anunciado que Favre no se ha retirado y que aún no ha tomado una decisión firme.

.

Para zanjar el tema, al menos por ahora, lo único que parece claro es que Favre está preocupado por la lenta recuperación de su tobillo y que su retorno dependerá, fundamentalmente, de su completa rehabilitación. También parece claro que la intención del jugador es regresar.

.

También creo que NFL.com se precipitó ayer haciendo pública una información que no estaba suficientemente contrastada. Resulta ridículo que la web oficial de la NFL publique una información citando una fuente anónima de un club y que arrastre a ese club a publicar la misma noticia en su web, aunque en Minnesota supieran que era, como poco, incompleta e inexacta. Si NFL.com hubiera trabajado con la profesionalidad que se le exige a un medio de sus características, la ‘no noticia’ jamás hubiera crecido como lo hizo. Además, la falta de tacto de NFL.com ha repercutido negativamente en el jugador haciendo pública, sin tener todas las claves de la noticia, una información que, al fin y al cabo, daña la imagen de un tipo que tiene, como todos, todo el derecho a mantener con el club al que pertenece todas las reuniones que considere necesarias para discutir sobre lo que le de la gana.

Fe88e73dd0e34df393d04daa5ec33f1f-0

Una vez más, con Goodell hemos topado. Pensáis que le tengo manía, pero la NFL va de chapuza en chapuza desde su llegada.

.

Y ya que estoy, sigo con Goodell. Uno de los blog que os recomiendo desde ‘Zona Roja’ es Rudeza Necesaria. En uno de los últimos post cuenta, con asombro y decepción, que el Game Pass de NFL.com para ver completa la temporada 2010 costará 279,99 dólares. En 2009 costó 249,99 y en 2008 costaba 209,95 dólares. Si tenemos en cuenta que el Games Pass no se puede ver ni en EEUU, ni en Canadá, ni en México, se supone que es un servicio pensado para fomentar la afición en lugares donde la NFL no es popular (como por ejemplo, toda Europa). Señores, un abono para ver los partidos de la NFL en Internet cuesta hoy 70 dólares más que hace dos años. Eso es política de expansión, si señor.

.

Goodell, tú si que tendrías que jubilarte. ¿No deberías mirar si tienes también algún problema con tu ‘tubillo’? La próstata no perdona.

.

[email protected]

.

Archivado en Pretemporada 2010 , Vikings

martes, 03 agosto 2010

¡¡¡¡¡¿SE RETIRA?!!!!!

(ACTUALIZADO: 21:30)
Dani Hidalgo ha hecho una magnífica selección de las mejores reacciones a la posible retirada de Favre. No tienen desperdicio.

.

1.Jared Allen (compañero en los Vikings): "Me aferro a la quinta enmienda, pero espero que lo tengamos aquí en un par de semanas. Pero vuelva Brett o no, el sol seguirá amaneciendo cada mañana."

.

2.  Visanthe Shiancoe (TE de los Vikings):  "Te mentiría si te dijera que no fue un golpe duro escuchar la noticia y que es un paso atrás para nuestro equipo"

.

3. Jugador de los Jets (sin nombrar): "¡Eso es bull__it! ¿Cómo puede hacerle esto a los Vikings a estas alturas?"

.

4. Rex Ryan (entrenador de los Jets y rival en la semana 5): "Sólo sé que si no juega en la semana 5, estaré la hostia de contento”.

.

5. GM de los Packers Ted Thompson: “Alguién me lo dijo, pero no sé ni qué pensar”.

.

6.  Safety de los Packers Nick Collins: "Brett es Brett. Veremos. El tiempo lo dirá".

.

7. LB de los Packers Nick Barnett: "Vamos a tener la misma meta, sea Tarvaris Jackson, Jeffrey Dahmer (asesino en serie) or Norman Bates (asesino de la película Psicosis de Hitchcock) jugando de quarterback. Nosotros intentaremos hacer nuestro trabajo igual”.

.

8. LB Bears Brian Urlacher: "¿Que no vuelve Favre? Que no volverá al training camp, querréis decir”.

.

9. Ex compañero Dorsey Levens: “Me sorprendería mucho que se fuera antes de jugar su temporada 20”.

.

10. Mike Shanahan, Keyshawn Johnson, y casi el resto del planera: "Lo creere cuando lo vea con mis propios ojos”.

.

También os dejo un acceso directo a un impresionante repaso a la trayectoria profesional de Favre en fotos. Me ha encantado, sobre todo, la segunda, durante el draft day el 21 de abril de 1991.

18933_large

--------------------------------------

.

(ACTUALIZADO: 21:00)

La noticia de la retirada de Favre es ya un clamor. Tanto la web de la NFL como la de los Minnesota Vikings lo dan por hecho, pero…

.

La web de la NFL informó de la noticia alrededor de las 5 de la tarde (hora española), y la actualizó en los mismos términos tres horas y media más tarde. A pesar de ello, se cubre las espaldas con un artículo de Steve Wyche en el que dice que no se lo cree.

.

La web de los Vikings vuelca en su web informaciones en las que cita fuentes externas (están obligados a darla, arrastrados por NFL.com), pero no incluye ninguna información propia confirmando la noticia. Ningún miembro del club confirma la información de que Favre se ha retirado.

.

Brad Childress sigue negando la noticia y afirma que no la considerará cierta hasta que Favre la confirme públicamente y que él sigue contando con el jugador.

.

Como ya sabréis, la noticia surgió en la web del Star Tribune y AP la confirmó posteriormente. En la anterior actualización os hablé de Judd Zulgad. El periodista del star afirma que Favre tenía anoche tomada la decisión de retirarse, que su intención original era seguir una temporada más pero que su tobillo no se está recuperando como él esperaba. Zulgad afirma que el jugador se lo comunicó al club en la noche del lunes y que varios directivos hablaron con Favre y le convencieron de que retrasara la comparecencia pública en la que pensaba dar la noticia. Los directivos le han propuesto que se lo piense mejor y que espere unas semanas para ver la evolución de su lesión. Además, Zulgad afirma que los Vikings, aprovechando que no hay límite salarial, le han propuesto a Favre aumentar significativamente los 13 millones de dólares que iba a cobrar por jugar en 2010 para animarle a cambiar de opinión. Por fin, Judd Zulgad, periodista especializado en los Vikings del medio que hizo saltar la noticia, afirma que en estos momentos cualquiera de las dos decisiones es posible.

.

Es sorprendente comprobar cómo la mayoría de los medios publican la información con interrogantes. Mi opinión es que Favre tenía ya la decisión tomada ayer lunes pero que, en las últimas horas, pueden haberle convencido de que le de más tiempo a su tobillo.

.

Salvo que o los Vikings, o el propio Favre, confirmen oficialmente la noticia, podemos estar ante un nuevo capítulo de la interminable retirada de Favre que, como siempre, puede alargarse unos días, unos meses, unos años… 

C7120a7aeb1c4a819931fcf6f7bf3a8b-0

--------------------------------------

.

(ACTUALIZADO: 18:45) Brad Childress ha negado la noticia en una rueda de prensa celebrada a las 18:30 (hora española). “Favre no me ha dicho que se retira”. Childress ha hablado con Favre en las últimas 24 horas y aún considera la situación fluida. Los jugadores de los Vikings también han dicho que nada ha cambiado con el estado de Favre. “Seguimos pensando que estará tras nuestro center contra los Saints en la primera semana”.

.

Judd Zulgad, prestigioso periodista del Minneapolis Star, que cubre la información de los Vikings, también ha matizado la noticia y afirma que no le sorprendería ninguna de las dos decisiones. También afirma que los jugadores desconocen cualquier decisión. (Hay que aclarar que, según algunas fuentes, el origen de los rumores fueron supuestos mensajes de Favre a varios jugadores de la plantilla).

Favre

--------------------------------------

.

(ENTRADA ORIGINAL)

El rumor está corriendo como la pólvora. Parece que Brett Favre ha informado a los Vikings de que se retira. Su tobillo no se está recuperando como esperaba y esta vez la decisión es definitiva.

.

El equipo podría comunicar oficialmente la noticia a lo largo de hoy martes.

.

El año pasado ya informó de su retirada por estas fechas y terminó volviendo pero, por lo que parece, por fin puede ser el adiós definitivo.

.

Ahora los Vikings pasan, inmediatamente, de ser aspirantes al anillo a intentar salvar la temporada con Rosenfels y Tarvaris Jackson. El training camp de este año terminará el 12 de agosto y prefiero agarrarme a un clavo ardiendo y soñar con que, a mediados de agosto, el mito pueda cambiar de opinión... aunque me temo que esta vez será que no.

.

Cuando me recupere de la impresión, escribiré algo más coherente. Para que luego digan que Favre no era de los Packers; les acaba de dejar en bandeja el título de división como regalo de despedida.

.

Bobby McCray, el defensive end de los Saints, que fue cortado hace semanas y recuperado en los últimos días, ya ha entrado en la historia. En dos partidos consecutivos retiró a dos mitos de la NFL: Kurt Warner y Brett Favre.

.

Qué rápido pasa uno de estar entusiasmado a completamente abatido.

.

[email protected]

.

Archivado en Pretemporada 2010 , Vikings

¡Apóstatas!

¿Habrase visto? ¿Cómo se puede mancillar el glorioso uniforme de los Broncos pateando un balón de fútbol en pleno training camp? ¿A qué te dedicas McDaniels? ¿Tanto se te está yendo el vestuario de las manos?

Apostata 1

Tranquilos (aunque no mucho), el apostata es Britton Colquitt, punter del equipo, y el entrenamiento del día aún no había comenzado. Colquitt jugó al fútbol durante su etapa escolar y aún siente el gusanillo de hacer diabluras con los pies, si se tercia. Esperemos, por el bien de los Broncos y de McDaniels, que sea capaz de hacer las mismas diabluras con el balón ovalado durante la temporada de la NFL.

Apostata 2

Pero no terminan ahí las apostasías. Shaun Wright-Phillips, jugador del Manchester City, visitó el training camp de los Ravens. Parece ser que vio algo parecido a un melón en el suelo y no pudo contenerse. Chutó hacia portería, aunque el tiro se le marchó bastante alto. Dicen que aún está sorprendido por la ovación que le regalaron por el magnífico field goal que había anotado ¿Pero qué es lo que he hecho?

Apostata 3

Y para terminar, Trevard Lindley, aunque lo niegue, no se ha perdido un partido de España durante el Mundial de Sudáfrica. Se pasó todo el entrenamiento de los Eagles intentando emular a Iker Casillas con la esperanza de que Sara Carbonero también se fije en él. Ahora en serio, parte del entrenamiento de los cornerbacks de Philadelphia consistió en intentar capturar lanzamientos de balones de fútbol. Hay que conseguir buenas manos como sea.

.

[email protected]

.


Archivado en Pretemporada 2010

lunes, 02 agosto 2010

Training Camps

El 29 de julio comenzaron oficialmente los training camps de los 32 equipos de la NFL. Durante el próximo mes las plantillas vivirán una batalla fratricida por la supervivencia. Sólo quedarán 53 jugadores por equipo.

.

Os dejo algunas fotos para ir abriendo boca. Hay noticias para todos los gustos. Wes Welker, que hace pocas semanas parecía que iba a perderse los primeros partidos de la temporada, está en plena forma; Darrelle Revis sigue sin llegar a un acuerdo con los Jets y se ausentará de los entrenamientos hasta que se resuelvan los términos de su contrato; la mayoría de los jugadores elegidos en primera ronda ha fichado ya, y los que aún no lo han hecho, están a punto…

C227bb81e96f47b4b87a6a1d6dcc0877-0

57c3f199048e4a27a4c274e5543dc087-0
5b41d79ad54547e4ae1491754812d96a-0
74babc1b2c754736afd48bcfe7788db7-0
2010-07-29T163147Z_01_FOX07_RTRMDNP_3_NFL

Ahora sólo os queda rezar para que no se lesione ninguna estrella de vuestro equipo favorito. No olvidéis ir preparando vuestras elecciones para el draft de la liga fantástica en la que participéis. Las vacaciones también son un buen momento para desempolvar las equitaciones… si es que no las estáis usando ya.

.

Por último, yo estaré, durante los próximos días, enfrascado en el cierre de la Guía de la Liga de AS (no todo es NFL en la vida), por lo que tendré poco tiempo para actualizar el blog. Además, en cuanto acabe la revista, calculo que a mediados de agosto, me tomaré unos días de vacaciones, que yo también tengo derecho, y los que habéis seguido ‘Zona Roja’ todo el año os habréis dado cuenta de que, salvo algunos días sueltos aquí y allá, no me tenido casi descanso. Tranquilos, si Dios quiere estaré de vuelta a tiempo para el kick off del Saints-Vikings.

.

Intentaré terminar el análisis de la NFC Sur antes de marcharme, pero me temo que, salvo milagro, no llegaré ni a empezar las divisiones Oeste. Ya pensaré cómo compensaros a los aficionados de esos ocho equipos.

.

De todos modos, aunque sea en forma de flash, en los próximos días intentaré hablar sobre lo más interesante que esté sucediendo en los ‘camps’. Espero que Favre anuncie su retorno antes de mi marcha. Ya sabéis que me gusta irme a la montaña en plan Jeremías Johnson, sin aparatos electrónicos, y no quiero estar en ascuas sin saber nada sobre la vuelta del mito.

.

[email protected]

.

Archivado en Pretemporada 2010

viernes, 30 julio 2010

-------------ASÍ LOS VEO------------- Atlanta Falcons (NFC Sur)

Bueeeeeeeeeeeno, creo que ya se me está pasando la resaca Owens. Tenéis que entenderme, los cuarentones vibramos con los deportistas ‘mayores’. Es el último cabo al que nos podemos agarrar para sentir que nuestra juventud no se ha perdido del todo. Pero vamos al tajo, que aún quedan bastantes radiografías de equipos y pocas semanas para el inicio de la temporada. Además, como podréis comprender, alguna vez tendré que irme de vacaciones. No se si podré terminar todos los equipos antes del kick off inicial.

.

Me gustan los Falcons. Y ya me gustaban muchísimo en 2009. Recordad que los consideraba los grandes tapados de la Nacional. Al final no lo fueron, pero terminaron con un récord positivo a pesar de que se les acumularon las lesiones. Parecía que les había mirado un tuerto. Perdieron a infinidad de jugadores decisivos en los peores momentos. Por eso no me parecen tan desastrosos como se está diciendo ni su agencia libre ni su draft. Tened en cuenta que sus dos primeras elecciones del draft de 2009 se perdieron, prácticamente, la temporada completa. Debéis añadir a Peria Perry (DT) y a William Moore (SS) a la lista real de fichajes. ¿A que ahora no os parece que su offseason haya sido tan pobre? Este año ya no puedo considerar a los Falcons como ‘los tapados’. Creo que son auténticos aspirantes al anillo. Los Saints no se pasearán en su división.

.

Mike Smith, su ‘head coach’, ya fue elegido entrenador del año en 2008, tras hacerse cargo de un equipo que había sufrido la hecatombe Vick, junto a la hecatombe Jim Mora, y había recibido la puntilla con la hecatombe Petrino. Smith llegó a los Falcons, como un entrenador de corte defensivo, se encontró una plantilla patas arriba, devolvió el orden, se puso en manos de Matt Ryan y consiguió once victorias como debutante. Es un tipo discreto, trabajador y concienzudo. Lo que necesitaban en Atlanta después de tantos sobresaltos. Ahora le queda demostrar que es brillante.

Ryan

Matt Ryan sufrió una lesión de pie que mermó mucho su rendimiento durante el último tercio de la pasada temporada. Después de un debut meteórico, toda la NFL estaba pendiente de su trabajo en la decisiva, y maldita para los QBs, segunda temporada. Yo creo que superó la prueba con nota, pero aún debe demostrar que es, de verdad, un pasador de la élite. Estoy seguro de que puede cargar con el peso de un ataque como los grandes, además tiene el empaque de los toreros buenos. Se planta en el pocket, sin moverse un milímetro, levanta la vista y radiografía el campo con una mirada letal. Un pocket passer de los de antes, que este año, por fin, debe poner la plaza patas arriba.

.

Y tiene receptores de sobra para conseguirlo. Roddy White es uno de los nombres que casi siempre se olvidan cuando se nombra a los mejores receptores de la NFL, pero en la actualidad es uno de los grandes: letal en los profundo, rápido, inteligente y, a pesar de las críticas, con unas manos extraordinarias. Michael Jenkins es otro de los que vio mermado su rendimiento por las lesiones en 2009. Es un estupendo segundo, muy peligroso tanto en las rutas cortas como con el balón en las manos, y muy inteligente para aprovechar las ventajas que le da jugar con White y Tony Gonzalez al lado. El ex de los Chiefs sigue siendo uno de los mejores TE receptores de la NFL. Ryan no se compenetró con él el año pasado tanto como se esperaba, y los Falcons deberán pensar en un relevo de garantías en muy poco tiempo. Harry Douglas, Eric Weems y Kerry Meier, un QB blanco reconvertido a receptor y elegido en 5ª ronda del draft, aportarán juventud y profundidad a la posición.

.

Pero el otro gran eje del ataque es Michael Turner, otro de los que sufrieron lesiones importantes en 2009. El corredor fue desaprovechado en San Diego, siempre a la sombra de Tomlinson y lastrado por ser una elección de 5ª ronda del draft, pero se convirtió en un meteoro tras recalar en Atlanta. Es un corredor puro, todoterreno, rapidísimo y muy difícil de parar a campo abierto. Su único ‘pero’, la falta de manos. Que nadie le pida que recoja un pase. Los cuatro fumbles que sufrió en 2009 pueden ser sólo una anécdota, porque suele proteger el balón con eficacia. Detrás tiene a Jason Snelling, un FB reconvertido a RB que el año pasado suplió con mucho éxito a Turner. Es potente y peligroso también en el pase. Mucho ojo con él, espero que Mike Smith apueste por Snelling por encima de un Jerious Norwood que, definitivamente, se ha convertido en un fracaso.

Turner

La línea repetirá, y esa es buena noticia. Harvey Dahl, el guard derecho, y posiblemente el alma de la formación, también se perdió gran parte de la temporada pasada. Sam Baker y Justin Blalock forman una pareja muy joven y prometedora en la izquierda, Todd McClure es uno de esos center incombustibles y Tyson Clabo acompañará a Dahl por la derecha. El mayor problema del grupo era la falta de banquillo y eso se ha solucionado en el draft. Mike Johnson fue elegido en 3ª ronda y Joe Hawley en cuarta. Ambos reforzarán las posiciones centrales. Es una línea grande que protege con eficacia a un QB estático como Ryan y abre muy bien huecos a la carrera ¿qué más se le puede pedir?

.

Si no vuelven a aparecer las lesiones, los Falcons tienen un ataque impresionante. Peligrosos en todas las facetas del juego, con jugadores desequilibrantes en casi todas las posiciones y bastante bien compenetrados. Los Falcons, hasta ahora, han primado la eficacia sobre la espectacularidad, pero en cualquier momento pueden convertirse en una de las grandes orquestas sinfónicas de la NFL.

.

La defensa fue el gran problema de la pasada temporada. Faltó pass rush, no hubo blitz y la secundaria fue un coladero. Mike Smith, cuya especialidad es el trabajo defensivo, deberá cambiar muchas cosas. La línea es muy poderosa en la derecha. John Abraham (DE) es uno de los mejores cazadores de QBs de la NFL, pero el año pasado los rivales le taparon constantemente con dos o tres jugadores. Su aportación de sacks se redujo sensiblemente y Jonathan Babineaux (DT) no supo sacar demasiado partido de las ventajas que le dio la presión sobre Abraham. Por la izquierda, Jamaal Anderson es un ‘end’ forzado por las circunstancias. Muchos analistas opinan que debería ocupar un puesto en el tackle, y que Chauncey Davis debería ser el DE titular mientras se encuentra a un jugador más desequilibrante para la posición. La realidad es que los Falcons han elegido en 3ª ronda a Corey Pelers, un tackle, y recuperarán a Peria Perry (otro tackle elegido en 1ª ronda del draft de 2009 y que se perdió por lesión casi toda la temporada) así que Mike Smith tendrá que rehacer el puzzle y encontrar la manera de presionar por la izquierda para que John Abraham pueda tener más libertad por la derecha. Hay jugadores desequilibrantes, salvo en el ‘end’ izquierdo, y el ‘pass rush’ debería volver a funcionar.

Lofton

Parece lógico que la prioridad del draft fuera reforzar la izquierda del ‘front seven’. Por eso eligieron con su primera ronda del draf a Sean Weatherspoon. Es rapidísimo tanto en el blitz como en cobertura de pase y creo que Mike Smith piensa en él como el factor clave que devolverá el equilibrio a su defensa. Curtis Lofton, por el centro, es un jugador espectacular, jovencísimo, que cierra la puerta a la carrera como pocos y solo necesita más ayuda de los linebackers exteriores para demostrar todo su potencial contra el pase. Para mi gusto es de los mejores MLB jóvenes de la NFL y con los años se puede convertir en el Ray Lewis de los Falcons. Mike Peterson, a la derecha, es un veterano que aporta experiencia. Muy bueno como placador y contra la carrera, sufre para defender el pase.

.

El agujero gigante del año pasado estuvo en la secundaria. Tuvieron la quinta peor defensa contra el pase y fue ahí donde perdieron todas las posibilidades de playoff. Pienso que el criterio ha sido reforzar el ‘front seven’ para quitarle tiempo al QB rival, porque los refuerzos no son demasiado ilusionantes: Matt Giordano llegó de Green Bay y sólo es un jugador de equipo; Dunta Robinson parecía una bestia cuando fue elegido en 2004 rookie del año de Pro Football Weekly, pero nunca ha conseguido repetir esos números y encima le han perseguido las lesiones en Houston; en 5ª ronda eligieron a Dominique Franks, que no tendrá mucho protagonismo de entrada; en 6ª ronda llegó Shann Schillinger que, por ahora, difícilmente jugará fuera de los equipos especiales. Visto esto, los cornerbacks titulares serán Dunta Robinson, que deberá demostrar de una vez el porqué de su prestigio, y Brent Grimes, un CB joven con proyección. El banquillo está algo desierto y Chris Owens, jugador de segundo año, parece poca cosa en caso de que lleguen las lesiones. Las cosas están mejor en las posiciones de safety. Thomas Decoud es un free joven que el año pasado, el primero en el que jugó como titular, dejo buenas sensaciones. Erik Coleman podrá perder la titularidad en el Strong a manos de Williams Moore, que tras ser elegido en segunda ronda del draft de 2009 sólo pudo disputar dos partidos por lesión.

.

La defensa de los Falcons es, tradicionalmente, muy agresiva y necesitará recuperar la presión sobre el QB rival para funcionar. Creo que el ‘front seven’ se ha reforzado bien y tiene armas suficientes, pero en secundaria hay demasiados novatos y muy poca profundidad de banquillo, así que necesitará mucha ayuda para funcionar.

Smith

Los Falcons, a pesar de todas sus lesiones, terminaron 9-7 la pasada temporada y este año, con el regreso de sus estrellas, y los refuerzos en posiciones clave, deberían abrir la lata de los playoff. El auténtico termómetro de sus posibilidades se verá en sus dos enfrentamientos contra los Saints. Si la defensa contra el pase resiste la embestida del mejor ataque aéreo de la NFL, los Falcons estarán preparados para el asalto al anillo.

.

Lo mejor:

1.- Michael Turner. Si no se lesiona es de los corredores más desequilibrantes de la NFL.

2.- El grupo de receptores. Roddy White y Tony Gonzalez serían estrellas en cualquier equipo.

3.- Matt Ryan es, sin duda, el futuro de la franquicia.

4.- La línea defensiva debería recuperar la agresividad gracias al draft.

5.- Weatherspoon, Lofton y Peterson pueden formar un grupo de linekackers tremendo.

.

Lo peor:

1.- La secundaria. Falta experiencia y profundidad.

2.- Un draft con muchas elecciones sobrevaloradas.

3.- Tony Gonzalez está en el ocaso de su carrera y tampoco hay relevo claro.

4.- Mike Smith, un antiguo coordinador defensivo, no consigue que la defensa funcione.

5.- Las lesiones. Sigue faltando banquillo en demasiadas posiciones.

.

Objetivos:

Los Falcons deberían ser un fijo en postemporada. Tienen armas suficientes como para aspirar a todo. Su problema es el de muchos otros equipos: dos o tres lesiones en posiciones clave pueden transformarlos en un equipo sin pegada, como sucedió el año pasado. Saints, Vikings, Cowboys y Packers seguirán siendo lo máximos favoritos de la Nacional, pero los Falcons pueden jugar de tú a tú contra cualquiera de ellos.

.

[email protected]

.

Archivado en Así los veo , Falcons , Pretemporada 2010

jueves, 22 julio 2010

-------------ASÍ LOS VEO---------------- New Orleans Saints (NFC Sur)

Os confieso que hablar de los Saints me produce cierto vértigo. No sólo son los actuales defensores del título, también son unos campeones muy especiales, con una larga leyenda negra a sus espaldas que se ha diluido gracias al trabajo de Sean Payton, el último gran genio de la NFL.

.

Siempre he defendido que el football americano es un juego de entrenadores. Son como jugadores de ajedrez que configuran una plantilla de 53 fichas que, una vez comenzada la temporada, se mueven en el tablero al son que marca su director de orquesta. Para ser profesional en la NFL hay que ser muy bueno, un auténtico monstruo, y además tener mucha suerte. Cualquier jugador debe pasar infinidad de filtros tanto en su escuela como en la universidad. Cada decisión, cada lesión, cada partido, casi cada acontecimiento de su vida influyen decisivamente en su futuro. Sólo llegan los mejores y, aún esos, deben salvar muchos obstáculos antes de debutar.

.

Por eso, en la NFL hay muy pocos jugadores ‘malos’ y suelen durar muy poquito (recordad el caso Russell). Creo que son los entrenadores los auténticos responsables del éxito o fracaso de cada jugador. Un ejemplo de lo que digo fueron los Patriots que vencieron a los Rams para conquistar su primer anillo. Belichick fue capaz de convertir en ganador un equipo formado, mayoritariamente, por jugadores descartados por otras franquicias, tipos que hubieran tenido problemas para alcanzar la titularidad en cualquier otro lugar. Sean Payton llegó a los Saints en 2006 y desde entonces ha trabajado concienzudamente en un proyecto, buscando siempre formar un bloque que jugara como al él le gusta. Ese trabajo ya se valoró el año de su llegada, en el que fue elegido entrenador del año en la NFL, pero desde entonces no sólo ha demostrado que sabe mover plantillas, también ha llegado como una bocanada de aire fresco con un plan de juego muy agresivo, atractivo y que siempre encuentra el punto débil del rival. Sean Payton es un grandísimo jugador de ajedrez que estudia concienzudamente a sus enemigos, para adecuar el plan de juego a sus características, pero también es un improvisador genial. Tanto frente a los Vikings, como ante los Colts, fue capaz de darle la vuelta al partido con agresividad, valentía y, sobre todo, originalidad.

Payton

Y como Sean Payton ya consiguió reunir el año pasado al grupo que él quería, durante esta offseason se ha limitado a mantener lo que había, a pensar en el futuro, y a dar profundidad a algunas posiciones. Los Saints de 2010 se parecerán a los que ganaron el anillo como dos gotas de agua… ¿Alguien piensa que eso sea malo?

.

No se me ocurre nada nuevo sobre Drew Brees. El año pasado vivimos un intenso debate sobre si estaba a la altura de Tom Brady y Peyton Manning. Yo sigo pensando que los dos primeros están, por trayectoria, varios escalones por encima de cualquier otro jugador en activo, con la excepción de Brett Favre, pero Drew Brees, que llevaba varios años asombrando con su capacidad para dirigir un ataque aéreo letal, jugó en 2009 su temporada más madura, en la que mostró una nueva faceta más inteligente, y una increíble capacidad para controlar el tiempo de los partidos, para alargar o acortar los drives a voluntad, y, sobre todo, para compenetrarse con su entrenador y convertirse en el brazo ejecutor perfecto de todas sus genialidades. Brees está a tiempo de subir los escalones que le separan de Brady o Manning y ya toca con los dedos la puerta del olimpo de Cantón.

.

Que Reggie Bush aparezca, inevitablemente, como corredor titular de los Saints, me parece un insulto para Pierre Thomas. Mike Bell y Thomas fueron los auténticos factores que le dieron a los Saints la agresividad terrestre perdida tras la decadencia de Deuce McAllister. Ellos pueden haber sido el nuevo factor ofensivo que llevó a los Saints hasta el anillo. Ahora Mike Bell se ha marchado a los Eagles y Pierre Thomas tendrá que cargar con todo el peso mientras Reggie Bush, incapaz de ganar yardas corriendo por el centro, seguirá siendo el objetivo de los focos. Creo que la intención de Payton es darle una nueva oportunidad a Bush para que adquiera protagonismo en el backfield, pero también estoy convencido de que sólo podrá correr rutas exteriores y ante defensas con problemas en el movimiento lateral. Es posible que la marcha de Mike Bell, y no haber elegido a ningún corredor en el draft, sea el mayor problema global de los Saints de 2010.

Colston

El juego aéreo está garantizado por el mismo grupo que aterrorizó a la NFL hace pocos meses. Marques Colston, Devery Henderson, Robert Meachem y Jeremy Shockey (TE) forman un grupo inmejorable, que se entiende a la perfección con Brees, y que aún no ha llegado a su cima de eficacia. Jimmy Graham (TE) fue elegido en el draft como seguro de vida ante las habituales lesiones de Shockey.

.

La línea ofensiva volverá a ser la misma que el año pasado, y entonces ya tuvo a tres jugadores elegidos para la Pro Bowl: Jonathan Goodwin (C), Jahri Evans (RG) y Jon Stinchcomb (RT). También repiten Carl Nicks y Jermon Bushrod, que tendrá a Charles Brown, elección de 2ª ronda del draft, echándole el aliento en el cogote por arrebatarle la titularidad en el tackle izquierdo. Para ver la calidad de esta línea sólo hay que recordar cómo frenó el terrorífico pass rush de los Vikings en la final de conferencia. Fue una de las pocas líneas que pudo luchar de tú a tú contra la mejor arma defensiva de Minnesota. Tiene un único problema: no es tan eficiente abriendo huecos a la carrera. Por suerte, Thomas es un tipo paciente que sabe encontrarse huecos solito.

.

Los Saints volverán a tener un ataque imparable por aire pero necesitarán al mejor Pierre Thomas para volver a aspirar al anillo. Ya demostraron en 2007 y 2008 que no es suficiente con el brazo de Brees para ser un equipo ganador.

Vilma

La defensa es otra historia. Su mejor arma era el pass rush con Will Smith y Charles Grant, dos ‘ends’ espectaculares. El problema es que las lesiones, y las suspensiones por consumo de sustancias prohibidas, acabaron con la carrera de Grant y aún no han encontrado un DE en la izquierda que se compenetre con Smith. McCray (el que lesionó a Favre) ha sido cortado por su evidente falta de velocidad y han fichado en la agencia libre a Alex Brown (Bears) y a Jimmy Wilkerson (Bucs) (EDITO: McCray ha sido recontratado un día después de que subiera este artículo, así que luchará con Brown y Wilkerson por la titularidad). Ambos lucharán por la titularidad y asegurarán media docena de sacks, para que el pass rush de los Saints vuelva a funcionar por la izquierda. Por el centro, Sedrick Ellis y Remi Ayodele son dos montañas infranqueables. Ellis es uno de los grandes tackles defensivos de la NFL, increíblemente rápido cerrando huecos para su tamaño.

.

Jonathan Vilma es el alma de la defensa, un placador insaciable, pero no está bien flanqueado. Scott Shanle aporta experiencia pero no brillantez. Lo mismo sucedía con Fujita, que se ha marchado a los Browns. Han fichado en la agencia libre a Clint Ingram que peleará la titularidad con Jo-Lonn Dunbar, pero no parece que los cambios puedan mejorar mucho a un grupo que no es peligroso en el blitz, tiene grandes lagunas defendiendo el pase y también sufre con las carreras exteriores.

.

La secundaria se ve muy perjudicada por las carencias de los linebackers y los Saints tienen grandes dificultades para defender los pases entre líneas. Además, pienso que no tiene individualidades tan poderosas como nos han hecho creer. Los Saints tuvieron la séptima peor defensa contra el pase en 2009, y eso que sacaron petróleo de los riesgos que asumían sus rivales para aguantar el ritmo anotador de Brees y compañía. Además, Tracy Porter y Jabari Greer se beneficiaron de la increíble temporada de Darren Sharper, que culminó con la conquista del anillo, y la elección para disputar la Pro Bowl una carrera memorable. Ha renovado de milagro y este año puede perder la titularidad a favor de Malcom Jenkins, el tercer cornerback en 2009, que ahora volverá a su posición natural de free safety. Roman Harper, SS, también fue elegido para la Pro Bowl. Su trabajo fue más oscuro que el de Sharper, pero también estaba en todas partes. Sean Payton decidió elegir con su primera ronda del draft a Patrick Robinson, un CB que comenzará jugando en formaciones nickel. Creo que su elección demuestra que en N. Orleans también tienen dudas sobre el auténtico valor de su secundaria.

Brees

Los Saints son los campeones y, por eso, el equipo a batir en 2010, pero también pienso que echarán de menos a Mike Bell en el backfield y que la defensa no se ha reforzado lo suficiente como para dejar de ser la octava peor de la NFL. Un anillo sacia mucho, sus rivales se han reforzado bastante y no podemos olvidar que durante la última temporada regular ganaron demasiados partidos in extremis. Creo que los Falcons serán un duro rival divisional, pero que de cualquier manera estarán en postemporada. Una vez allí, Sean Payton ha demostrado que es capaz de encontrar la forma de ganar cualquier partido. Los Saints tienen grandes carencias, pero saben ocultarlas e imponer sus virtudes. Una victoria sobre los Vikings, en el primer partido de la temporada, puede tener un efecto psicológico muy importante para ellos.

.

Lo mejor:

1.- Sean Payton, tal vez el mejor estratega del momento.

2.- Drew Brees, que además mejora su juego cada año.

3.- El grupo de receptores. Su compenetración con Brees asusta.

4.- La línea ofensiva. El QB tiene todo el tiempo del mundo para pasar.

5.- La línea defensiva. Will Smith por fuera y Ellis por dentro.

.

Lo peor:

1.- Pierre Thomas estará muy solo en el backfield ¿podrá cargar con todo el juego de carrera?

2.- Reggie Bush se ha quedado en especialista, y punto.

3.- Vilma no está bien acompañado. Faltan blitz y cobertura.

4.- La secundaria está sobrevalorada… aunque responde en los momentos decisivos.

5.- Ya no serán una sorpresa. Sus rivales los han estudiado a fondo.

.

Objetivos:

Los Saints aspiran a ganar su segundo anillo y a seguir dando más espectáculo que nadie en cada partido. Para ellos sería un fracaso no llegar lejos en postemporada. Este año los Falcons serán un rival divisional mucho más difícil que en 2009, pero tanto Bucs como Panthers parecen víctimas fáciles. 

.

[email protected]

.

Archivado en Así los veo , Pretemporada 2010 , Saints

jueves, 15 julio 2010

-------------ASÍ LOS VEO------------- Jacksonville Jaguars (AFC Sur)

¿Ha sido la de los Jaguars la peor pretemporada de toda la NFL? Absolutamente sí. Nunca en mi vida había visto tanta obsesión por fichar líneas defensivos. Cinco en total, cuatro de ellos en un draft con seis elecciones totales. Vale, es verdad, los de Jacksonville son el único equipo que no consiguió ni siquiera una media de un sack por partido en 2009 (14 en total, ¡a 8 del segundo peor!) pero se me antoja que hay muchas otras carencias que también merecían atención.

.

Con los Jaguars sucede algo parecido (salvando las distancias) que con los Titans. Jack del Rio, que al contrario que Fisher no me ha gustado nunca, casi siempre ha conseguido, contra viento y marea, que sus Jaguars hicieran un papel digno, o al menos terminaran cada temporada salvando los muebles. La duda es si su mentalidad de equipo duro, más propia de franquicias ubicadas en zonas del norte del país con climas extremos, tiene sentido en el norte de Florida. Más aún, la gran cuestión es que pinta un equipo de la NFL en Jacksonville. El experimento de crear un Green Bay moderno en el sur del país ha sido un fracaso y, antes o después, los Jaguars deberán moverse a una zona de EEUU en la que haya mercado suficiente como para que el equipo crezca. Yo ya os conté mi propuesta: Jaguars a St. Louis y Rams a Los Ángeles. Lo de Jacksonville es una impostura que debe acabar cuanto antes.

.

Como digo, Jack del Rio, que como jugador fue un buen linebacker que ganó una Super Bowl y disputó una Pro Bowl, nunca ha sido capaz de cimentar un proyecto sólido sobre el que reconstruir unos Jaguars que sólo fueron realmente grandes con Tom Coughlin en el banquillo. Todo han sido palos de ciego y parches, en una plantilla que nunca termina de arrancar.

Davidgarrard

David Garrard, su QB titular, no es ni bueno, ni malo, sino todo lo contrario. Ni gana partidos ni los pierde, él está ahí, lanza razonablemente bien, sin tener un gran brazo ni ser capaz de encontrar esas rutas milagrosas que marcan la diferencia. No es estático, pero tampoco muy móvil. No se equivoca, pero tampoco brilla. En el fondo, Garrard es tan insípido como la mayoría de la plantilla de los del norte de Florida. El año pasado algún aficionado de Jacksonville me escribió pidiendo que le explicara cómo su equipo se mantuvo en la carrera hasta casi el final de la temporada. ¿Cómo lo voy a entender si ni siquiera dan crédito los pocos forofos de los Jaguars?

.

La única explicación posible del digno papel de 2009 está en la maravillosa temporada de Maurice Jones-Drew. Os confieso que me equivoqué con él. Siempre pensé que notaría la marcha de Fred Taylor a los Patriots, y que era un RB que brillaría de verdad compartiendo protagonismo en el backfield. El año pasado demostró que podía asumir el 100% del juego de carrera de su equipo aportando estadísticas esplendorosas y convirtiéndose en el factor desequilibrante del ataque. Jones-Drew es la gran joya de los Jaguars y, posiblemente, el único motivo por el que el barco no se ha ido aún a pique.

.

El grupo de receptores no emociona. Mike Sims-Walker sería un número dos estupendo en casi cualquier equipo, pero, aún teniendo en cuenta que tras tres años como profesional puede progresar, no parece un número uno desequilibrante. Mike Thomas es la gran promesa que la posición. Tuvo un papel digno en el año de su debut, con 453 yardas concentradas en los últimos partidos, y como retornador. Tal vez sea el receptor profundo que necesitan los Jaguars, pero aún es sólo un proyecto. Jarett Dillard y Tiquan Underwood, ambos también de segundo año, tampoco ilusionan demasiado. Muchos jugadores muy jóvenes que pueden dar la sorpresa, y terminar como estrellas, pero que también pueden naufragar en una formación sin líder claro. Marcedes Lewis, el TE titular, es otro jugador que no destaca en ningún aspecto pero que cumple y trabaja.

Mauricejonesdrew

La línea sufrió una baja importante el año pasado con la lesión de Maurice Williams, el guard izquierdo, que ya no está en el equipo. Kynan Forney y Justin Smiley, fichado de los Dolphins, lucharán por el puesto. En las demás posiciones no habrá cambios. Eugene Monroe (LT), Brad Meester (C), Uche Nwaneri (G) y Eben Britton (RT) completarán una línea. El año pasado fueron incapaces de evitar que Garrard fuera placado hasta en 42 ocasiones, y este año no hay muchos visos de mejora.

.

En resumen, los Jaguars tienen un ataque de perfil bajo que augura un futuro muy similar a lo que vimos en 2009: ‘Jones-Drewdependencia’ y un juego de pase seguro, gracias a Garrard, pero poco desequilibrante.

.

La defensa fue el gran problema en 2009. Los Jaguars necesitan de ella para mantenerse vivos. No son capaces de mantener un toma y daca anotador, pero eso es imposible si los QBs rivales tienen todo el tiempo del mundo para encontrar receptores. En toda la temporada pasada fueron incapaces de aportar un mínimo de presión defensiva. Por eso han convertido en obsesión la búsqueda de jugadores de línea agresivos. La derecha queda resuelta con Aaron Kampman, llegado de Green Bay. El DT sufrió en 2009 una lesión de rodilla, de la que aún no está totalmente recuperado, y que redujo drásticamente sus estadísticas de reputado cazador de QBs. A su lado jugará Tyson Alualu, una elección muy polémica ya que, a pesar de ser elegido como primer defensive end del draft, no estaba proyectado ni siquiera para primera ronda. Que los Jaguars le prefirieran por encima de Brandon Graham, Jason Pierre-Paul y Derrick Morgan, y que después eligieran otros dos DE en 5ª ronda, es el motivo fundamental por el que se considera que hicieron, posiblemente, el peor draft de toda la NFL. En la izquierda seguirá Derrick Harvey, pero Terrance Knighton debería perder enseguida la titularidad en el LT. D’Anthony Smith, elección de tercera ronda, será su sustituto. Austen Lane y Larry Hart, DE elegidos en 5ª ronda, darán profundidad a la línea.

Justindurant

Los linebackers también han sufrido bastantes cambios. Kirk Morrison llegó desde Oakland y será el MLB titular. A la izquierda, Daryl Smith seguirá aportando muy buenas actuaciones y, a la derecha, Justin Durant deberá seguir su progresión. Los tres forman un grupo bastante duro, eficiente contra la carrera, pero que seguirá teniendo problemas de cobertura contra el pase si la línea no ayuda más. Teddy Lehman y Freddy Keiaho llegan como refuerzo, pero difícilmente serán titulares.

.

La secundaria seguirá teniendo como CBs a Derek Cox, que en su segundo año deberá confirmar su buen debut, y a Rashean Mathis, que se lesionó mediada la temporada 2009. Los Jaguars notaron demasiado su ausencia. Ambos forman una pareja que, por calidad, debería sacar a Jacksonville del fondo de las estadísticas de defensa contra el pase. También sufren la falta de línea defensiva, ya que los QBs tienen demasiado tiempo para elegir el pase y eso destroza cualquier defensa contra el pase, por muy buena que sea. Reggie Nelson es un FS de primera ronda que aún no ha cumplido las expectativas. En su cuarto año debería confirmarse como la gran estrella que todo el mundo esperaba. Gerald Alexander, el strong, también llegó a la NFL con la vitola de estrella y tuvo un magnífico debut con los Lions. Una lesión de rodilla en la siguiente pretemporada provocó que casi la perdiera completa y que Detroit lo usara en un intercambio con los Jaguars. En su tercer año ha estado lejos de los números de su debut. ¿Ha recuperado completamente la rodilla? Este año tendrá su última oportunidad para demostrarlo.

.

Si, de verdad, los Jaguars consiguen que su ‘pass rush’ funcione, tienen mimbres suficientes como para montar una gran defensa, como le gusta a Jack del Rio. Tal vez falten grandes estrellas, pero hay jugadores muy jóvenes que sí pueden terminar por formar un bloque muy poderoso.

Jackdelrio

Lo mejor:

1. Maurice Jones-Drew. Puro espectáculo y efectividad.

2. La línea defensiva se ha reforzado ‘a lo bestia’.

3. Me gustan los linebackers, jóvenes y con futuro.

4. Una camada de muchos jugadores de segundo año, en distintos puestos, que pueden ser la base para un buen bloque de futuro.

5. No tienen presión. Salir como víctimas divisionales les permite buscar la sorpresa.

.

Lo peor:

1. Jacksonville, una ciudad sin argumentos para albergar un equipo de la NFL.

2. Jack del Rio parece enquistado en una reconstrucción que no avanza.

3. La línea ofensiva sufre para proteger a su QB.

4. Un draft y una agencia libre bastante criticables.

5. Demasiadas posiciones en manos de jugadores jóvenes que pueden fallar.

.

Objetivos:

Creo que ellos mismos terminaron sorprendidos de su récord 7-9 y de seguir con aspiraciones hasta casi la última jornada. Mi opinión es que se han metido en una partida de póker, a vida y muerte, en la que lo han apostado todo, incluso el futuro de la franquicia, a un grupo de jugadores de segundo y tercer año. Todos ellos fueron magníficos universitarios, todos prometen mucho, ninguno ha terminado de estallar en el año de su debut y, salvo milagro, la ley de la vida augura que algunos triunfarán, pero otros fracasarán. Jacksonville necesita que casi todos funcionen pero, aún si eso sucediera, parece imposible que puedan aspirar a postemporada por encima de sus tres rivales divisionales. Creo que ellos firmarían terminar con mejor récord que en 2009 y confirmando que sus jugadores jóvenes son auténticos baluartes de futuro.

.

[email protected]

.

Archivado en Así los veo , Jaguars , Pretemporada 2010

martes, 13 julio 2010

-------------ASÍ LOS VEO------------- Tennessee Titans (AFC Sur)

Desde que celebré hace meses la recuperación de Vince Young para el football americano sois muchos los que me habéis escrito desconcertados. Me decíais que os frotabais los ojos incrédulos con mi entusiasmo por Young. Os entiendo. Hasta hace muy poco tiempo he renegado, con gran vehemencia, de esos QB móviles que ni pasan, ni corren, sino todo lo contrario. Y la trayectoria personal de Young, sus depresiones, su miedo escénico, provocaron que colocara su nombre en el capítulo de exjugadores de mi agenda. Yo no se si son los años, que nos templan el carácter y liman los extremismos, o algún tipo de hipnosis, pero el juego de Young, ahora, me gusta. Estoy deseando de empiece la NFL para verlo jugar. Bueno, el anterior comentario sobra. Creo que todos estamos ansiosos de que empiece la temporada para ver jugar incluso a Jake Delhomme. Hoy nos conformamos con que el ovalado vuele, aunque sea para un viaje incompleto.

.

Pero lo que más me entusiasma de los Titans es su entrenador, Jeff Fisher. Lleva en el cargo más que ningún otro entrenador en activo y tiene la capacidad mágica de sacar petróleo de donde no lo hay. Cuando logró llegar a la Super Bowl, y no ganarla por pulgadas, con el malogrado McNair como QB, y Eddie George como RB, me rendí a sus encantos y a su capacidad para convertir sapos en princesas y villanos en caballeros. Tal vez sólo Bill Belichick es capaz de algo así. Por eso, y sin que sirva de precedente, me frustró su persistencia, durante gran parte de la temporada pasada, en apostar por un Kerry Collins que mantenía al equipo en un callejón sin salida de desidia y mediocridad, sin apostar por Young, cuyo motor sonaba en boxes con el estruendo de un fórmula 1.

.

Por eso me rehago la pregunta ¿Qué ve Fisher en Young que impide que le quite la etiqueta de sospechoso? Tal vez que intercale partidos espectaculares con actuaciones pavorosas; misiles teledirigidos con melones inatrapables; carreras inteligentes con salidas de toriles, intercepciones infantiles con genialidades imposibles… Vince Young es un caos de espectáculo y para Jeff Fisher, que esperaba formar a un nuevo McNair (la templanza personificada), ha sido, durante sus cuatro años como profesional, sobre todo, un problema. Sospecho que Fisher se encuentra en una encrucijada cuando piensa en Young. Por un lado es un jugador que desequilibra un choque, por otro, también es capaz de perder un partido él solito. La relación Titans-Young siempre ha sido de amor odio. El año pasado entró como un cohete, rompiendo los esquemas a unos rivales que se habían preparado para vérselas con Collins. ¿Qué Vince Young veremos en 2010? Al menos, hemos descubierto que es capaz de pegarse por defender los colores de su universidad de Texas… aunque sea en un bar de dudoso gusto. Pronto sabremos si siente lo mismo por los Titans que por los Longhorns. Detrás todo son dudosos. Collins ya es un espectro; Chris Simms, llegado de Denver, siempre ha estado un poco muerto; Rusty Smith, fichado en sexta ronda del draft, aún no ha debutado y ya huele a cadáver.

Chris johnson

Aunque también es un hecho que, si yo tuviera a Chris Johnson en el backfield, me pasaría el día ‘marcando paquete’. La NFL le entregó el premio de MVP de la temporada a Peyton Manning en el calentón del final de temporada pero ahora, con más perspectiva, que Johnson no fuera elegido el mejor jugador de 2009 es una de las mayores injusticias que se han cometido en la historia de estos premios. Cuando en el futuro se rememore lo que sucedió hace unos meses, la temporada será recordada no sólo como la que coronó a los Saints, sino también como aquella en la que Johnson sumó 2.006 yardas de carrera y 503 de pase. CJ es, a día de hoy, y mientras nadie demuestre lo contrario, el arma más peligrosa, el jugador más desequilibrante, la película de terror de moda en la NFL. El resto del backfield no existe. Detrás de Young y Johnson hay un insondable agujero negro.

.

Kenny Britt, un receptor elegido en primera ronda del draft de 2009, debería ser el gran líder del juego aéreo de futuro. Aún está lejos de lo que prometía y este año será decisivo para descubrir su auténtico potencial. Nate Washington, Justin Gage y, el recién elegido en 3ª ronda del draft, Damina Williams son receptores todoterreno, capaces de coger balones endiablados, como los que lanza Young, pero que difícilmente marcan la diferencia. Confieso que me parece uno de los grupos de receptores menos emocionantes de toda la NFL… pero también son jugadores que Fisher, inexplicablemente, puede convertir en un grupo peligroso. Bo Scafie, un TE de la universidad de Texas (es increíble la cantidad de Longhorns que juegan en Tennessee) lo mismo vale para un roto que para un descosido. Es otro jugador ‘para todo’ que posiblemente no tendría sitio en la mayoría de los equipos de la NFL pero que en los Titans pica piedra como el que más. La marcha de Alge Crumpler a los Patriots no debería notarse en absoluto. ¡Ah, se me olvidaba, apuntad a Chris Johnson también como receptor!, sus más de 500 yardas le avalan.

.

La línea de ataque es magnífica, entre las mejores de la liga. Pero este año echaremos a alguien de menos. Kevin Mawae, después de 16 temporadas y de ser, sin ninguna duda, el mejor center de la década, fue cortado. La edad y las lesiones no perdonan. Eugene Amano, su heredero, ha ido ganando protagonismo hasta convertirse en el auténtico titular ya en 2009. Michael Roos, LeRoy Harris, Jake Scott y David Stewart le acompañan para formar una muralla infranqueable en una dirección y que abre auténticas autopistas en la otra. Chris Johnson debe gran parte de su éxito al trabajo de ese quinteto memorable.

Vince young

Como habéis visto, más allá de la genialidad de Johnson y de la imprevisibilidad de Young, los Titans tienen un ataque trabajador, pegador, luchador, a imagen y semejanza de Fisher. Sin Chris Johnson tal vez nos parecería, nombre por nombre, el peor de toda la NFL, pero unido forma un bloque indomable capaz de derribar la defensa más poderosa.

.

Y ya que hablamos de defensas, ahí está el auténtico gran problema de los Titans. Por algo ha sido casi el exclusivo tema tratado tanto en la agencia libre como en el draft. La marcha de Kyle Vanden Bosch a los Lions, y el despido de un más que amortizado Jevon Kearse, ha obligado a fichar en primera ronda del draft a Derrick Morgan, que será el ‘end’ titular desde el primer día, y tendrá que confirmar su poderío tanto en el ‘pass rush’ como frenando la carrera. En el lado izquierdo, Jason Babin, un mercenario de mil equipos fichado en la agencia libre, será el escudero de Williams Hayes que, por ahora, sólo cumple. El centro tampoco emociona. Jovan Haye al menos no se confunde, pero Tony Brown ha terminado por desesperar a la grada. Su agresividad le convierte en una amenaza constante para los QBs rivales, pero también provoca una sucesión ilimitada de penalizaciones que terminan por echar por tierra todo su trabajo y el de sus compañeros. La marcha de Haynesworth, de triste recuerdo para mi amigo Dani Hidalgo, sigue provocando estragos en Tennessee.

.

Los Titans también tienen problemas con sus linebackers. Stephen Tullock, por el medio, es su mejor arma, pero tiene suficiente con tapar las vías de agua de la línea. En tercera ronda del draft eligieron a Rennie Curran, que debería asegurar los blitz por la izquierda y sustituir como titular a David Thornton en poco tiempo. Los analistas aseguran que es demasiado pequeño para jugar en la NFL, los Titans piensan que su agresividad le convertirá en un gigante, yo pienso que Fisher puede hacer de él un gran jugador. En la derecha, tras el despido de Bulluck, que sufrió una lesión importante, ha llegado Will Witherspoon, fichado en la agencia libre, que seguirá acumulando equipos en su trayectoria mientras aporta profesionalidad.

Secundaria titans

Si el ‘front seven’ no anima demasiado, la secundaria provoca desconsuelo. ¿Tantos jugadores buenos y tan pobre papel en 2009? Cortland Finnegan no brilló el año pasado como en 2008, cuando fue elegido para la Pro Bowl como uno de esos cornerbacks que los QBs rivales intentan evitar. Ryan Mouton y Jason McCourty son dos CB de 2º año que merecen otra oportunidad. Alterraun Verner fue elegido en 4ª ronda para dar algo de profundidad a la formación. Michael Griffin es un FS que, como Finnegan, sufrió un bache en 2009 que le alejó de su auténtica categoría de estrella. Chris Hope, el SS, también ha pasado en 12 meses de disputar la Pro Bowl a parecer un jugador lento y acabado. Es inexplicable el bajón de juego de Finnegan, Griffin y Hope en 2009. Esos tres jugadores deberían llevar a cualquier secundaria a la cima de todas las estadísticas. Robert Johnson y Myron Rolle fueron elegidos en el draft para mejorar las posiciones de safety y, aunque llegara en 6ª ronda, Rolle puede ser un jugador a seguir. Su intención de ejercer la medicina, tras una trayectoria universitaria intachable, provocó que bajara bastantes rondas en el draft, pero además de ser un estudiante ejemplar tiene madera de safety bueno.

.

Una vez más, la defensa de los Titans no ilusiona demasiado. Esta vez no puedo decir, como en otros equipos, que la mejora de una de las líneas puede provocar un avance general. Los problemas se acumulan y todos ellos deberán mejorar significativamente, a pesar de la acumulación de jugadores con poca experiencia, para evitar la sangría de 2009.

.

Me sucede lo mismo cada temporada. Miro a los Titans y, año tras año, me parecen uno de los peores equipos con diferencia, con carencias en casi todas partes. Pero luego, cuando comienza la temporada, Jeff Fischer, no me preguntéis como, consigue acoplar un bloque competitivo, ambicioso, con orgullo y ansia de victoria. Los Titans, da igual quien forme su plantilla, siempre serán peligrosos. Eso sí, una lesión de Chris Johnson les convertiría, automáticamente, en víctimas para todos sus rivales.

Jeff fisher

Lo mejor:

1. Chris Johnson, el mejor jugador ofensivo del momento.

2. La recuperación de Vince Young para la NFL.

3. Jeff Fisher, un entrenador capaz de convertir en aspirante a una plantilla del montón.

4. Los nombres de la secundaria… si recuperan el nivel de 2008.

5. La línea ofensiva, una de las mejores de la Liga.

.

Lo peor:

1. Se marchan las viejas estrellas sin que nadie ocupe su lugar.

2. La defensa es un coladero entre líneas.

3. Los receptores aseguran trabajo, pero poco más.

4. Hay muchas posiciones sin relevo de garantías en el banquillo.

5. Un detalle nostálgico. Se retiró Craig Hentrich (P) el último ‘oiler’ de la plantilla (sin contar al eterno Fisher).

.

Objetivos:

Hablar sobre los objetivos de los Titans siempre es aventurado. A mí siempre me parecen un equipo de 8-8 (como mucho) y gracias, pero Fisher me quita la razón casi cada año. Pienso que ellos firmarían ahora mismo entrar en wild card, pero para ello deberá funcionar todo lo que dejó de hacerlo en 2009 y todo lo que han fichado en 2010, y eso casi nunca sucede.

.

[email protected]

.

Archivado en Así los veo , Pretemporada 2010 , Titans

jueves, 08 julio 2010

-------------ASÍ LOS VEO------------- Houston Texans (AFC Sur)

El año pasado ya me encantaban y tengo serias esperanzas de que en 2010 se conviertan en la gran sorpresa de la NFL. Me gusta su uniforme, su juego, su estadio, su plantilla, su logo y, sobre todo, cómo han ido creciendo, poco a poco, para convertirse en uno de los equipos más atractivos de ver tanto en defensa como en ataque.

.

Lo curioso es que Gary Kubiak, su entrenador principal, un tipo que se formó como entrenador de corredores, y que fue coordinador ofensivo de los Broncos durante diez años, a las órdenes de Shanahan, no haya sido capaz de darle a los Texans un juego de carrera potente. La teórica mayor virtud de Kubiak se ha convertido en el talón de Aquiles de los Texans. Es innegable que desde su llegada en 2006 el equipo sólo ha mejorado, pero cada vez hay más aficionados que se preguntan si tiene el carácter necesario para llevarlos a la Super Bowl. Acaba de ser renovado por tres temporadas, pero si los Texans se quedan fuera de postemporada tendrá serios problemas para seguir en el cargo.

.

Donde sí se ha notado la mano de Kubiak es en la evolución de Matt Schaub. Los Texans hicieron caso a su entrenador y apostaron fuerte fichándole en 2007. Schaub fue una elección de los Falcons en tercera ronda del draft de 2004 y nunca tuvo un papel destacado en Atlanta. Los Texans pagaron por él dos segundas rondas e intercambiaron la primera de 2007. Después del fracaso de David Carr, se jugaron el todo por el todo y la operación les salió redonda. El fichaje de Schaub es, posiblemente, el mayor éxito de Kubiak como entrenador. Donde siempre se ha sentido más a gusto ha sido trabajando con pasadores y con Schaub sacó su varita mágica para convertirle, en tiempo récord, en uno de los QBs más desequilibrantes de la NFL. Su evolución ha sido impresionante y ha terminado por silenciar todas las críticas para convertirse, en 2009, en el mejor QB en número de yardas (4.770) y un top cinco en la mayoría de las estadísticas más importantes. En el pasado queda un tipo al que acusaban de no tener carácter, de acomplejarse en los momentos difíciles y de tener todas las papeletas para terminar fracasando. A Matt Schaub nadie le ha regalado nada y ha llegado desde abajo para liderar a un Texans que tienen  muchas armas ofensivas.

Andre Johnson

Y como principal arma, el mejor receptor del momento. A Andre Johnson no le impresionan las dobles coberturas ni el nombre de ningún jugador de secundaria. Él las coge, él anota, él forma, junto a Schaub, el matrimonio más peligroso desde Bonnie & Clyde. Detrás están Kevin Walter, Jacoby Jones, David Anderson… un grupo de receptores que, sencillamente, se aprovechan de los espacios que les abre Johnson. El disgusto ofensivo del año (ya sabéis que en Houston nunca se libran de los sobresaltos) es el estado de salud de Owen Daniels. El TE joven más desequilibrante de la NFL, un tipo que parecía abonado a la Pro Bowl, sufrió el año pasado una lesión de rodilla de la que aún no se ha recuperado. En el club no las tienen todas consigo y han elegido en cuarta ronda del draft a Garrett Graham, otro TE con muy buenas manos, que tiene por delante un papelón sin Daniels no se recupera. Joel Dreessen, el segundo de la posición en 2009, puede cumplir, pero no desequilibrar. En 7ª ronda también llegó Dorin Dickerson que, según algunos especialistas, es uno de los ‘robos’ del draft, tiene unas manos increíbles y es peligrosísimo con el balón en las manos.

.

Pero los Texans necesitarán encontrar el juego de carrera perdido si quieren aspirar al anillo. Kubiak intentó hacer de Shanahan en 2009 y le salio mal. Chris Brown, Arian Foster, Ryan Moats y Steve Slaton tuvieron sus oportunidades, pero ninguno estalló como gran estrella, algo que sí le sucedía al entrenador de los Broncos casi cada año. El último era el teórico titular y prometía convertirse en uno de los grandes de la NFL después de conseguir 1282 yardas en su temporada de debut. Una inoportuna lesión de codo, y la acumulación de fumbles (¡7 en 11 partidos!), destrozaron su progresión en 2009. Ahora, teóricamente, está recuperado, pero tendrá que luchar por la titularidad con Arian Foster, un jugador que ni siquiera fue drafteado en 2009 y llegó al equipo a través de la escuadra de prácticas. En segunda ronda del draft han elegido a Ben Tate que, por sus características, debería complementar perfectamente a Slaton. Todo apunta a que los Texans le darán una última oportunidad a Slaton antes de convertir a Ben Tate en un número uno. Incluso si Slaton recuperara el juego de 2008, compartirá minutos con Tate. El plan no es malo pero, vistos los antecedentes en Hosuton, podría fallar por infinitos motivos.

.

La línea ofensiva será la misma que en 2009. Duane Brown, Kasey Studdard, Chris Myers, Antonie Caldwell y Eric Winston deberían ser el quinteto habitual aunque Caldwell tendrá que competir con Mike Brisiel, más experimentado, por el puesto de guard derecho. Ninguno es una gran estrella, pero aseguran una estupenda protección a Schaub, aunque deberían mejorar en su aportación al ataque terrestre. Todos ellos son bastante jóvenes y deberían progresar, y seguir compenetrándose, hasta formar un grupo auténticamente poderoso. Por si acaso, Shelley Smith fue elegido en sexta ronda del draft, y Wade Smith llegó desde Kansas City para dar profundidad al grupo.

Schaub

El estado de Owen Daniels, y los problemas para encontrar un corredor de futuro, marcan un ataque que, a pesar de todo, volverá a ser peligrosísimo con Schaub y Andre Johnson. Con ellos, el espectáculo está asegurado.

.

La defensa está cimentada en tres nombres: Brian Cushing en la izquierda, DeMeco Ryans en el centro y Mario Williams en la derecha. El último es el líder de una línea potente, que tiene en la izquierda otra gran arma con Antonio Smith. Ambos aseguran que el pass rush de los Texans sea siempre peligroso. Shaun Cody y Amobi Okoye, en el centro, no son un cierre muy seguro contra la carrera, pero trabajan con la tranquilidad de tener detrás a Ryans. En el draft, con una tercera ronda, eligieron a Earl Mitchell que debería hacerse con uno de los puestos de titular en poco tiempo.

.

Xavier Adibi, en el lado derecho, no está, ni de lejos, a la altura de Cushing y Ryans en el grupo de linebackers. El primero se perderá los cuatro primeros partidos por sanción (consumo de sustancias prohibidas), y ese será un gran problema para toda la defensa, ya que Cushing se multiplica tanto en las coberturas de pase, como frenando la carrera y saliendo a la caza del QB rival. Su ambición le hace perder el sitio en algunos momentos pero, si supera su ‘relación’ con los esteroides, lo tiene todo para convertirse en el mejor LB de la próxima década. Para cubrir su baja en los primeros partidos, han fichado al veterano Danny Clark, que ya militó en los Texans en 2007. Es un tipo experimentado que, al menos, cumplirá. DeMeco Ryans quizá sea el mejor middle linebacker del momento y convierte el centro de la defensa en un lugar inaccesible para sus rivales mientras lidera la agresividad de todo el ‘font seven’. Darryl Sharpton fue elegido en 4ª ronda y sustituirá como titular a Adibi lo antes posible. Si Sharpton no cumple las expectativas, los Texans seguirán teniendo un problema por la derecha entre líneas, uno de sus puntos negros en 2009.

Bernard Pollard

La secundaria fue el mayor dolor de cabeza de la defensa durante la temporada pasada y se ha reforzado en el draft con Kareem Jackson, una elección polémica de 1ª ronda, porque el jugador no estaba proyectado tan arriba. También eligieron a Sherrick McManis en 5ª ronda. Los dos lucharán por la titularidad con Glover Quin y Brice McCain, ambos jugadores de segundo año. La falta de experiencia en la posición seguirá siendo un problema para el equipo, pero hay mucho talento por lo que en poco tiempo pueden formar un grupo poderoso. Eugene Wilson (FS) y Bernard Pollard (SS) forman una pareja de safeties experimentada y que a mí me gusta mucho. El primero fue titular en los Patriots campeones y el segundo es un buenísimo jugador que no terminó de explotar en los Chiefs, pero que el año pasado jugó en Houston una estupenda temporada. Para mí es uno de los mejores strong safeties de la NFL y en su momento no entendí que los Chiefs le dejaran marchar. No os olvidéis de él, es un jugador dominante, con mucho carácter, en plena progresión, que en poco tiempo puede ser un fijo en la Pro Bowl. Troy Nolan, una elección del draft de 2009, podría sustituir a Wilson en el futuro, aunque sigue siendo una incógnita, ya que se lesionó el verano pasado y se perdió toda la temporada.

.

La defensa tiene un futuro extraordinario y cuatro o cinco jugadores de primerísima fila. El problema es que también hay algún jugador en el ocaso de su carrera, o sin suficiente experiencia, y eso crea desequilibrios y, sobre todo, bajones inexplicables. Si los Colts se caracterizan en defensa por poner toda la carne en el asador en los momentos importantes, los Texans tienden a perder la concentración, e irse de los partidos, siempre en los peores momentos. Deberán corregir ese problema cuanto antes para aspirar al título.

Defensa

Casi nunca hablo de equipos especiales cuando hago estos análisis, pero aquí me gustaría destacar dos detalles. El primero es la elección en el draft de ‘La Hormiga Atómica’. Trindon Holliday es un retornador de kick off pequeñísimo pero increíblemente rápido que puede convertirse en una de las sensaciones de la temporada. El segundo es el fichaje de Neil Rackers, para mí, uno de los mejores kickers de la NFL. Por ahora está abierta la pelea por el puesto, pero espero que impere la cordura y Kris Brown, el único kicker que han conocido en la corta historia de la franquicia, termine cortado. Un equipo aspirante no puede permitirse el lujo de jugar con un tipo que en 2009 completo el 65.6% de su field goals, fallando además varios decisivos. Rackers sólo falló uno en toda la temporada pasada (aunque hay que confesar que también fue de los que hay que meter) para firmar un 94.1%.

.

Lo mejor:

1. Matt Schaub ya es un QB de la superélite.

2. Andre Johnson es el mejor receptor del momento.

3. Mario Williams, ayudado por Antonio Smith, asfixia a los QBs rivales.

4. DeMeco Ryans tal vez sea, a día de hoy, el mejor MLB de la NFL.

5. Bernard Pollard es un safety estupendo, en una secundaria que se ha reforzado mucho y bien.

.

Lo peor:

1. El juego de carrera es un auténtico desastre y Ben Tate tal vez no sea la solución.

2. La rodilla de Owen Daniels puede desmoronar su poderoso ataque aéreo.

3. Cuatro partidos sin Cushing… y veremos si vuelve tan dominante como en 2009.

4. Sharpton deberá multiplicarse, en su año de rookie, para que el puesto de LB derecho deje de ser un gran agujero.

5. Muchos cornerbacks prometedores, pero ninguno realmente dominante (por ahora).

.

Objetivos:

Os confieso que me encantan estos Texans y que, para mí, son los grandes tapados de la Americana. Dicho esto, luchar contra Colts, Titans y Jaguars es una misión de altísimo riesgo. Creo que la Sur será la división más competida de la AFC y que entrarán dos equipos con auténticas aspiraciones al título, pero entre Colts, Titans y Texans no pondría la mano en el fuego por nadie. De cualquier modo, quedar fuera de postemporada seria un fracaso que dejaría a Kubiak a los pies de los caballos.

.

[email protected]

.

Archivado en Así los veo , Pretemporada 2010 , Texans

miércoles, 07 julio 2010

Goodell, o la pela es la pela

Roger Goodell quiere que desaparezcan dos partidos de pretemporada y la temporada se alargue en dos jornadas.

.

El comisionado dice que los partidos de pretemporada no le interesan a nadie y que los aficionados verían con buenos ojos que hubiera dos jornadas más. Dicho así, sin matices, como casi todas las bombas a las que nos tiene acostumbrados Goodell, suena bien. Yo voy a matizar para explicar por qué me parece una más de las ya innumerables propuestas peregrinas del señor comisionado.

.

He llegado a la conclusión de que a Goodell no le gusta el football americano. Es más, le importa una mierda el football americano. Por eso hace propuestas ridículas como que los jugadores de línea no puedan tener tres puntos de apoyo antes del snap para evitar lesiones. Goodell no me merece ningún respeto, principalmente porque cada vez que abre la boca atenta contra un deporte del que estoy enamorado. Goodell solo quiere pasta. Goodell me tiene hasta las pelotas. Y os aseguro que esa sensación cada vez se extiende más entre aficionados y jugadores.

.

Los clubes tienen cuatro partidos durante el mes de agosto para darles minutos a los jugadores que no tienen sitio, para compenetrar a su plantilla, para hacer equipo. Señor Goodell, los partidos del verano no están para ganar dinero, están para que los equipos se acoplen y lleguen a la temporada en las mejores condiciones posibles. Si elimina el trabajo de pretemporada, o lo reduce a la mitad, los entrenadores tendrán que cerrar su plantilla con menos criterio de selección, no podrán llegar a la temporada con el equipo al ciento por ciento y bajará el nivel de la competición en las primeras jornadas, como poco. Pero a usted, señor Goodell, eso le importa un pimiento, sigue empeñado en enseñarles la pasta a los propietarios, y así asegurarse la suya. Y con su actitud ha conseguido que, a día de hoy, la temporada 2011 no se vaya a disputar.

2010-02-07T231403Z_01_SBP203_RTRMDNP_3_NFL-SUPERBOWL

Las reacciones han sido airadas en casi todos los casos. Adalius Thomas dijo sobre el tema: ¿Mi opinión sobre ello? ¡Apesta! Me pregunto el motivo de una temporada de 18 partidos. ¿Por qué? ¿Para qué? Si los propietarios quieren llorar sobre sus ingresos, que abran sus libros a una auditoría independiente, para que sepamos de verdad cuanto dinero ganan. (…)”.

.

Porque, la verdad, si el motivo fuera el espectáculo, y ganaran todos, no creo que hubiera tantos problemas para alargar la temporada varias jornadas sin reducir los partidos de pretemporada. No sería complicado irse hasta tres partidos más, con lo que cada equipo podría enfrentarse no sólo a una división completa de la conferencia contraria, sino a los tres equipos de las demás divisiones que ocuparon el mismo puesto en la clasificación divisional (en el fondo, el mismo criterio que se usa hoy en día dentro de la propia conferencia). También sería factible una segunda jornada de descanso por equipo. Incluso se podría eliminar la jornada de Wild Card. Siempre he pensado que seis clasificados de dieciséis equipos es poner muy barata la postemporada. Los cuatro mejores récords, independientemente de que hayan ganado su división, deberían enfrentarse en unos playoff más cortos e intensos, en los que se premiara de verdad a los mejores.

.

El párrafo anterior es sólo una propuesta de las muchas que seguro que se os ocurrirán y que serán tan válidas o mejores. Pensad que un equipo clasificado para wild card, y que llegue a la Super Bowl, disputa ahora mismo cuatro partidos de pretemporada, dieciséis de temporada regular y cuatro de postemporada. Veinticuatro en total. Con mi propuesta serían cuatro de pretemporada, diecinueve de temporada regular y tres de postemporada. Veintiséis. Y encima los partidos serían impares, con lo que se facilitaría la idea de la famosa jornada que se disputaría en diferentes lugares del mundo mundial. Eso sí, se perdería la jugosa jornada de repesca que tanto dinero da. Seguro que a Goodell no le gustaría.

2010-02-05T175141Z_01_FTL36_RTRMDNP_3_NFL

Pero la propuesta de Goodell es, exclusivamente, económica. Cargarse dos partidos sin audiencia, y que no reportan grandes ingresos, para hacer caja a lo grande dos semanas más y llevárselos a Europa, Asia, y cualquier otro lugar del mundo.

.

Porque el otro gran problema de Goodell es que se piensa que la NFL es un circo. La NFL ha tacañeado siempre en sus programas de expansión del football americano fuera de EEUU. La NFLEuropa sobrevivió, con muy pocos medios reales, con la ilusión de muchos europeos dispuestos a darle a la NFL mucho más de lo que ella ofrecía a cambio. Cuando murió, porque no era rentable en ningún aspecto, la NFL cerró todos los grifos, y sólo dejó un miserable goteo, en el Reino Unido, para que los entusiastas que quedaban mantuvieran abierta la cabeza de playa que luego han usado para traerse partidos de la NFL a Europa… y forrarse con ellos. México, un lugar con tantos aficionados que convertiría a una franquicia propia en la de más seguidores de toda la competición, ha sido despreciado, ninguneado y tratado con una actitud casi despectiva, cuando posiblemente sea el país más abierto a sentir el football como algo propio. La NFL ha sido incapaz de invertir en las competiciones autóctonas de otros países, de montar escuelas, de desarrollar programas ambiciosos que popularicen el football como deporte y cimenten, en una inversión a largo plazo, los ingresos futuros.

.

Y Goodell, con el beneplácito de los propietarios, quiere convertir la NFL en un circo que recorra el mundo en partidos que al principio se verán con curiosidad pero que, como pasa ahora en el anual de Londres, serán seguidos año tras año por los mismos, sin aportar un crecimiento significativo en número de aficionados, y que será visto por la mayoría como una intromisión, una curiosidad, o incluso una payasada. Si la NFL no se respeta a si misma no puede esperar ese respeto de los demás.

2009-10-25T164048Z_01_WEM02_RTRMDNP_3_NFL

Y, no os equivoquéis, no estoy en contra de los partidos fuera de EEUU, estoy en contra de cómo se están haciendo, de que no estén acompañados de una auténtica inversión cuyo objetivo final sea la expansión de la NFL.

.

Lo único bueno que podría tener la huelga de 2011 es que le costaría la cabeza a Goodell. Creo que ahí nos podríamos librar de él y, si Dios quiere, llegaría otro comisionado como Paul Tagliabue, un amante de la NFL, un tipo sensato capaz de llegar a acuerdos con los jugadores y de poner freno a las ambiciones económicas de todos, sabiendo que ganando menos todos terminarán ganando más. Y tal vez tenga lo único que le faltó a Tagliabue, el valor para apostar sin miedo por la expansión del football por todo el mundo; invirtiendo en las competiciones nacionales, fomentando el football, facilitando las becas para jugadores no estadounidenses…

.

Goodell, en tu caso no funciona lo de ‘más vale malo conocido que bueno por conocer’ la NFL necesita que alguien ocupe tu puesto y será imposible que lo haga peor que tú. Además, a ti te dará lo mismo, terminarás en otra gran empresa, del gremio que sea, que en el fondo no parece importarte, asegurando tu poltrona mientras ejerces la profesión más antigua del mundo: decirle al que te paga lo que quiere escuchar, por ridículo que sea.

.

[email protected]

Archivado en Personajes , Pretemporada 2010

viernes, 02 julio 2010

-------------ASÍ LOS VEO------------- Indianapolis Colts (AFC Sur)

Hoy toca hablar de Peyton Manning, el único hombre del mundo que tiene un equipo de football profesional para él solito. El más odiado, el que le cae mal a casi todos, el jugador perfecto y un top 5 indiscutible en todas las listas en las que se habla del mejor QB de la historia.

.

Y no me creo todo lo que están contando. Ese cambio de filosofía que pregona Jim Caldwell, su entrenador principal, es imposible. Los Colts de 2010 no serán un equipo corredor. Tuvieron el 32º juego de carrera de la NFL y volverán a estar ahí, en el fondo, mientras Manning sea su QB titular. Y más vale que lo sea durante muchos años porque hasta su llegada los Colts eran uno de los equipos malditos de la NFL y, posiblemente, tardarán mucho en recuperarse cuando el mito se jubile.

.

Los Colts eligieron a Edgerrin James con su primera ronda de 1999, a Joseph Addai con su primera de 2006 y a Donald Brown con la de 2009. James era la repera. Una mala bestia. Un jugador de ¡1.553 yardas de carrera en el año de su debut! Sin olvidar otras 586 de pase. En su segunda temporada llegó a las 1.709 de carrera y 594 de pase. Tras sufrir una lesión en 2001 bajó sus números, pero el único motivo fue que Manning adquiría cada vez más protagonismo. Estoy seguro de que James hubiera superado las 2.000 yardas en más de una temporada, algo que hasta ahora no ha logrado nadie, si hubiera jugado en otro equipo con un QB menos determinante. El ejemplo de James me sirve para explicar que tener en el backfield a dos corredores de primera ronda del draft, como sucede ahora mismo, no es la clave para que los Colts tengan un juego de carrera dominante. La clave es que Manning piense que necesita la carrera para ganar partidos.

Manning

Y Manning no está dispuesto a pasar a segundo plano en un solo snap ofensivo. No es una cuestión de soberbia, ni de egoismo. Lo que lleva a Manning a intentar ganar cada partido en cada jugada es un compromiso con el football que va más allá de la pasión. Peyton Manning ama sin condiciones este deporte. No hay nada, ni nadie, que haga sombra a esa devoción. Puede estallar una bomba en medio del estadio, que él no se dará cuenta. Estará pendiente de los movimientos de sus rivales, gritando audibles, y convirtiendo en arte cada jugada. Con una atención infinita. Con un amor sin condiciones. No se como Peyton Manning puede caerle mal a nadie. Si todos hiciéramos nuestro trabajo con ese mismo afán de superación, en cada gesto, el mundo sería perfecto.

.

Así que no me creo que Jim Caldwell consiga devolverle protagonismo al juego de carrera de su equipo por mucho que es empeñe. Los Colts de 2010 seguirán siendo Peyton Manning y otros 52 creyentes dispuestos a dar su vida por su QB al igual que él moriría por ellos. Esa ha sido la filosofía de los Colts. La que les llevó a ganar el anillo, a tener contra las cuerdas a los Saints hace pocos meses, a disputar, contra los Patriots, algunos de los partidos más memorables de la historia del football. Manning contra el mundo. ¿Quién se atreve a decir que los Colts no serán el equipo a batir en la Americana?

.

Lo dicho; al frente, el mejor QB posible. En el backfield, dos primeras rondas del draft languideciendo. A los lados, un grupo de receptores que provocan pavor a las secundarias.

Wayne

Porque no hay que olvidar que este año vuelve Anthony Gonzalez. ¿Se os había olvidado? Pues es verdad, el año pasado no estaba. Reggie Wayne y Dallas Clark cargaron con casi todo el peso del juego de pase hasta que aparecieron un tal Austin Collie y el imberbe Pierre Garcon para, insolentes ellos, poner patas arriba las defensas rivales. Imagino a Manning proponiendo a Caldwell jugar este año con cuatro receptores abiertos, además de Clark, en todas las jugadas, y en la línea, los justos. Sólo de pensar en ello le dan ataques de risa. Así que me vais a explicar cómo puede nadie convencer a Manning de que juegue más con el backfield. Él se pondrá detrás de la línea, mirará a un lado, verá a Clark, a Wayne y a Collie, mirará al otro y verá a Garcon o a Gonzalez y se pondrá como loco a cantar audibles mientras decide a cual de las infinitas rutas enviar un balón que, en su origen, estaba destinado a terminar en las manos de Brown o Addai.

.

La línea ofensiva fue la gran damnificada de la derrota en la Super Bowl. Dentro del club la señalaron como gran culpable. A mí me pareció una crítica injusta, o al menos desproporcionada. Manning tuvo tiempo para pasar y Addai y Brown intentaron correr, como habían hecho durante toda la temporada, aprovechando los espacios que debería haber dejado una defensa presuntamente abierta para cubrir el pase. No tenía mucho sentido culpar a la línea de no abrir huecos, cuando nunca se lo habían pedido, ni de sufrir ante la agresividad del ‘front seven’ de los Saints, cuando consiguieron que Manning terminara el partido sin sufrir ningún sack. El caso es que Ryan Lilja, un intocable en la alineación titular hasta ahora, fue enviado a la calle porque Caldwell quiere una línea más pesada, más capaz de abrir huecos para la carrera. Mike Pollak ocupará su lugar junto a Jeff Saturday y Kyle DeVan, para formar un centro con mucho oficio. Andy Alleman y Adam Terry fueron fichados en la agencia libre para dar peso y profundidad al banquillo mientras Charlie Johnson y Ryan Diem aseguran la velocidad en los tackles que ha sido seña de identidad de esta línea en los últimos años. En 4ª ronda eligieron al gigante Jacques McClendon, un guard que confirma el propósito de reconvertir una línea rápida en otra pesada. Seguramente los Colts seguirán manteniendo la formación con doble TE con Gijon Robinson como bloqueador, que tendrá que competir con Brody Eldridge, elegido en 5ª ronda y con fama de pared infranqueable.

.

Así que, sin ninguna duda, el ataque de los Colts será aún mejor que el año pasado. Anthony Gonzalez será un factor que no sólo dará más armas a Manning, sino que facilitará el trabajo al resto de los receptores. Me perdonaréis, pero la supuesta recuperación del juego de carrera no me la creo.

Freeney

La línea defensiva volverá a ser tremenda. Robert Mathis y Dwaight Freeney volverán a formar la mejor pareja de ends de la NFL Entre ambos deberán volver a sumar más de 20 sacks para que el pass rush de los Colts se convierta en uno de los grande dolores de cabeza para sus rivales. Además, los Colts eligieron en primera ronda a Jerry Hughes, otro end con vocación de man-eater que asegura el relevo generacional. Antonio Johnson y Daniel Muir seguirán siendo los titulares por el centro así que los Colts seguirán sufriendo para detener la carrera interior. Es curioso cómo un equipo puede ser tan inabordable en la carrera exterior y tan frágil por dentro. Me ha sorprendido mucho que los Colts no buscaran un DT en el draft hasta la 7ª ronda.

.

Los linebackers tienen las mismas virtudes y defectos que su línea. Philip Wheeler, Gary Brackett y Clint Session son tres LBs pequeños, muy rápidos, que cubren el campo de lado a lado, y magníficos contra la carrera exterior y en la cobertura de pase, pero demasiado frágiles contra corredores norte-sur. Se han reforzado en 2ª ronda del draft con Pat Angerer, que es un LB muy bueno en cobertura pero que no solucionará la falta de solidez por el centro.

.

La secundaria tiene un líder magnífico en Antonie Bethea, un free safety de Pro Bowl que es el alma del juego contra el pase. Bob Sanders es un inmejorable SS cuando no está lesionado, que es casi siempre, así que, salvo milagro, antes o después terminará jugando Melvin Bullitt, que cumple y punto. Kelvin Hayden y Jerraud Powers son los dos CB titulares. No emocionan demasiado, pero saben sacarle partido a la urgencia que tienen casi todos los QBs rivales por remontar el resultado con pases de riesgo. La mala noticia es que en tercera ronda del draft se eligió a Kevin Thomas, para reforzar la posición, pero una lesión de rodilla puede hacerle perder toda la temporada.

Bethea

La defensa seguirá siendo rápida y cazadora de QBs. Su mayor virtud en los últimos años ha sido la capacidad para apretar el acelerador en los momentos decisivos. Controlar el tiempo de los partidos seguirá siendo la clave del éxito de una formación que está acostumbrada a pasar muchos minutos en el campo. Los drives de Manning no suelen ser muy largos, ni en lo bueno, ni en lo malo.

.

Os confieso que los Colts no me encantan. Y tampoco lo hicieron el año pasado. Que llegaran a la Super Bowl, casi sin oposición, dice más de la falta de grandes equipos en su Conferencia que de su auténtico poderío. Creo que es un conjunto de baile de salón que tendría muchos problemas si la auténtica dureza volviera a la Americana.

.

Lo mejor:

1. Peyton Manning.

2. La vuelta de Anthony Gonzalez para formar un grupo de receptores increíble.

3. Mathis y Freeney, la mejor pareja de pass rushers de la NFL.

4. Antonie Bethea, el alma de una secundaria muy oportunista.

5. La mentalidad ganadora y la contundencia en los momentos decisivos.

.

Lo peor:

1. Desaprovechar a Addai y a Brown es un crimen.

2. La línea ofensiva no abre huecos a la carrera.

3. Los problemas para defender la carrera central.

4. Bob Sanders está siempre lesionado.

5. La lesión de Kevin Thomas ha dejado a la secundaria sin el refuerzo añorado.

.

Objetivos:

Los Colts volverán a aspirar al anillo pero esta vez no tendrán tan fácil llegar a la Super Bowl. Dentro de su división, los Texans y los Titans llegan con mucha fuerza y en el resto de la Conferencia Americana están surgiendo equipos muy poderosos y duros, tanto en ataque como en defensa. El vacío del que se aprovecharon en 2009 no será tal este año.

.

[email protected]

.

Archivado en Así los veo , Colts , Pretemporada 2010

lunes, 28 junio 2010

-------------ASÍ LOS VEO------------- Detroit Lions (NFC Norte)

No os puedo mentir. No recuerdo el último partido que he visto de los Detroit Lions. Por eso, la aventura de hablar sobre cómo veo a un equipo que nunca he visto se torna atrevidísima. No se si al otro lado de la pantalla del ordenador hay muchos aficionados de Detroit, lo dudo, pero sí que os pido comprensión y que hagáis en los comentarios, sin ningún miedo, todas las correcciones que creáis necesarias.

.

A partir de ahí, es innegable que Detroit, a la chita callando, a sido uno de los grandes triunfadores del draft y de la agencia libre. Los Lions se han movido incansablemente para reforzar todas las líneas, han vaciado corrales, han hecho intercambios muy provechosos y, aunque nadie parece tenerlos en cuenta, están poniendo muy buenos cimientos para ser competitivos a medio plazo. Vienen de muy abajo, y su división es demasiado dura como para pensar que puedan aspirar a algo más que un récord equilibrado, pero son un equipo muy joven, cada vez con más armas decisivas, y que sólo necesita acoplarse, y ganar espíritu competitivo. Creo que los días de los Lions en la cima del draft están llegando a su fin. Os confieso que este año sí que me gustaría ver un par de partiditos de los Lions. Me apetece mucho ver a Stafford, Calvin Johnson y Jahvid Best. El futuro es suyo.

.

De Jim Schwartz os puedo contar muy poco. Sus orígenes se remontan a la factoría Belichick, en la etapa de Cleveland del mito de los Patriots. Desde entonces siempre ha trabajado como asistente defensivo y desde 2001 a 2008 fue el coordinador defensivo de los Titans. De Belichick a Fisher, Schwartz se formó con dos de los mejores maestros defensivos del último quindenio. Tendrá mucho trabajo para conseguir convertir en un bloque decente a una defensa que lleva años siendo el hazmerreír de la competición.

Stafford

Matthew Stafford sobrevivió a su primera temporada, y eso es mucho decir vista la línea que le protegía, el patético backfield que le apoyaba y con Calvin Johnson, un receptor siempre con doble cobertura y que es un objetivo profundo, como único destino para sus pases. 20 intercepciones, un rating de 61.0, 24 sacks… Stafford tuvo un bautismo de fuego aterrador, le metieron en las batallas más duras, miró a la muerte a los ojos y aún sigue dispuesto a jugar al football americano. La letra, con sangre entra, y aunque Stafford tuvo que aprender a nadar solo en la NFL, todo el mundo espera que detrás del saco de encajar golpes haya un QB de campanillas. Peyton Manning también tuvo un inicio terrible en un equipo desastroso y ahí le tenéis. No es una comparación, pero Stafford tiene madera de torero bueno y debe empezar a demostrarlo ya.

.

Kevin Smith ha hecho un buen trabajo como lo que es, un jugador de tercera ronda. No ha roto hacia estrella, pero en sus dos años como profesional ha cumplido con creces. En su primera temporada se quedó a 24 yardas de las mil y eso es mucho. Tampoco es manco y puede recibir pases con eficacia. Pero nadie tenía ninguna duda sobre que no era el líder del backfield que estaban buscando. En primera ronda del draft, con una segunda elección recibida de los Vikings, los Lions eligieron a Jahvid Best, su gran estrella de futuro, polivalente, con buenas manos, capaz de correr por fuera y por dentro, incluso peligroso en equipos especiales, y que será mi gran objetivo en la primera ronda del draft de la fantasy en la que juego. No se si me llegará, pero lo quiero. Maurice Morris, el tercero en discordia, tuvo el año pasado más protagonismo como receptor de seguridad que como corredor.

Calvin

El grupo de receptores tiene a una de las grandes estrellas de la NFL. Calvin Johnson tiene, posiblemente, las mejores manos de la NFL, es un arma letal en el pase profundo y ha tenido la mala suerte de recaer en Detroit. En cualquier equipo medio competitivo estaría cada año por encima de las 1.200 yardas sin despeinarse y sería argumento suficiente para entrar en playoff. En los Lions es un tipo frustrado año tras año. Además, no debe haber muchos chollos en la vida como jugar de receptor junto a Calvin Johnson. Nate Burleson, recién fichado, y Bryant Johnson son dos veteranos que no conseguirán grandes números pero que deberían darle a Stafford rutas cortas sencillas que le ayuden a mover las cadenas. Lo que puede ser una bomba es la pareja de TE. Brandon Pettigrew, la flamante primera elección del draft de 2009, jugó maravillosamente… hasta que se lesionó la rodilla, y Tony Scheffler ha llegado desde Denver para demostrar que es uno de los grandes de la posición. Ambos pueden ayudar a dar solvencia a la porosa línea ofensiva pero, sobre todo, pueden convertirse en una pareja letal en las formaciones con doble TE, una de las armas que, posiblemente, más usen los Lions en 2009. Como veis, todo está pensado para que Stafford saque el QB dominante que lleva dentro. Contará con receptores para todos los gustos y rutas posibles.

.

La línea se ha reforzado, sobre todo, en el lado ciego de Stafford. Jason Fox, elección de 4ª ronda, competirá con Backus por la titularidad en el tackle y Rob Sims, un buen jugador de equipo, se hará con el guard izquierdo desde el primer día. Raiola pondrá la veteranía en el centro, Peterman y Gosder Cherilus (elección de 1ª ronda en 2008) completan una línea que debería ser más que fiable y que tendrá que dar un gran paso adelante para cimentar la evolución de todo el ataque.

.

Como veis, hay armas y juventud. Puede estallar en una orgía de buen juego o reventar en una explosión de promesas fracasadas. Posiblemente esté en manos de Stafford conseguir que todos ellos se conviertan en un ‘grupo salvaje’ en uno o dos años.

Suh

La defensa ha sido un chiste desde hace mucho tiempo y este año han trabajado mucho tanto en la agencia libre como en el draft para reforzarla. Ndamukong Suh, segunda elección global del draf, llega como DT estrella, pilar, alma, ariete, y sheriff de lo que, hasta ahora, había sido una banda. Sammie Hill, con sólo un año de experiencia, formará con el una pareja novata, pero con una proyección de futuro casi infinita. Jason Hunter deberá confirmar el buen trabajo de 2009 en el end izquierdo, y Kyle Vanden Bosch ha llegado desde Tennessee para aportar veteranía y calidad a raudales. La llegada de Suh y del ‘probowler’ Vanden Bosch debería convertir a la porosa línea defensiva de Detroit en un arma poderosa, capaz de frenar la carrera y presionar al QB rival.

.

El grupo de linebackers también se ha reforzado con la llegada de Landon Johnson desde Carolina, que luchará con Follett por la titularidad en un lado derecho que seguirá siendo uno de los puntos negros del equipo. El centro será de DeAndre Levy, que deberá mejorar los números del año de su debut tanto en cobertura como contra el juego terrestre. Julian Peterson, a pesar de su veteranía, tal vez sea el valor más seguro de la formación. Pienso que estas tres posiciones pueden ser el gran talón de Aquiles de los Lions, que no se han reforzado lo suficiente, y que tanto la línea como la secundaria pueden resentirse tanto de las dudas que despiertan los titulares como de la falta de profundidad en el banquillo.

.

La secundaria deberá estar liderada por el free safetie, Louis Delmas, que tuvo una primera temporada más que esperanzadora. Ko Simpson no ha materializado como profesional las expectativas que despertó con South Carolina. Se ha quedado en jugador de equipo y sólo es un complemento para un Delmas que sí ha demostrado ser capaz de conseguir jugadas grandes. Pero donde se ha hecho un gran esfuerzo es en la búsqueda de cornerbacks. Amari Spievey, que fue elegido en 3ª ronda, promete hacerse rápidamente con la titularidad. Chris Houston llegó desde Atlanta y también debe ser un jugador importante. Con los Falcons no ha jugado al nivel que se espera de un 2ª ronda pero en un equipo en reconstrucción, en el que tendrá protagonismo desde el primer día, debería despertar. Jonathan Wade será el tercero en discordia.

.

Toda la defensa se ha reforzado, pero sólo la línea parece suficientemente poderosa como para enfrentarse a los magníficos ataques de la NFC Norte. Los Lions tal vez necesiten un año más de buenas elecciones en el draft, y de buenos movimientos en la agencia libre, para terminar de cimentar el futuro con garantías.

Schwartz

Los Lions venían desde muy abajo, y la escalada aún será larga y complicada. Al menos, están poniendo las bases con un equipo joven y salpicado con estrellas en ciernes que, si continúan su proyección, pueden convertir a Detroit en un contendiente serio en un par de años.

.

Lo mejor:

1. El grupo de receptores, liderado por Calvin Johnson, es muy poderoso.

2. Pettigrew y Scheffler forman una pareja de TE temible.

3. Jahvid Best puede ser un corredor estelar en poco tiempo.

4. La línea ofensiva se ha reforzado bien.

5. La línea defensiva parece infranqueable.

.

Lo peor:

1. Falta tanto calidad como cantidad en el grupo de linebackers.

2. La secundaria, pese a que se ha reforzado, sigue llena de incógnitas.

3. Stafford puede quemarse en otra mala temporada.

4. Faltan veteranos con peso específico en un equipo muy joven.

5. Necesitarán crear de cero una mentalidad ganadora.

.

Objetivos:

Lo más importante para estos Lions es seguir casando las fichas del puzzle, ganar experiencia y confianza, y convertir a Stafford en el QB dominante que todos esperamos. Terminar la temporada con un récord equilibrado sería magnífico, pero aún más importante será que en el vestuario aparezcan los líderes del futuro y se cimente un bloque con fe en el proyecto.

.

[email protected]

.

Archivado en Así los veo , Lions , Pretemporada 2010

miércoles, 23 junio 2010

-------------ASÍ LOS VEO------------- Chicago Bears (NFC Norte)

Coctel Molotov. Lovie Smith y Mike Martz en el mismo equipo. Agua y aceite agitados y muy mezclados. Revoltijo, inversión astronómica en la agencia libre y ¿cambio de filosofía? Martz es inflexible a la hora de imponer sus criterios ofensivos y la ciudad del viento es inflexible a la hora de imponer sus criterios climatológicos. Dicho esto, el ataque de Chicago no puede empeorar y Martz, aunque no consiguió ni en San Francisco ni en Detroit el éxito de San Louis, siempre mejoró sensiblemente lo que se había encontrado.

.

Como veis, sobre todo estoy hablando de Martz y no de Lovie Smith. No voy a decir que el entrenador que fue capaz de llevar a Chicago a la Super Bowl, con Rex Grossman como QB titular, sea un paquete, pero sí pienso que ha superado hace tiempo su límite de incompetencia. Smith es un magnífico coordinador defensivo pero más allá de eso se convierte en vulgar. Un head coach tiene mucho de gestor, de administrador, de psicólogo, de padre, de madre, de dictador,… Lovie Smith es demasiado buen tipo como para asumir todo eso. Mientras centró sus esfuerzos en lo que sabe hacer bien, trabajar con las defensas, las cosas funcionaron. Desde entonces se ha convertido en el eterno head coach cuestionado y así es muy difícil trabajar.

.

Así que los Bears de 2010 serán un monstruo con dos cabezas. Una ofensiva y otra defensiva. En realidad habrá dos entrenadores principales. Smith será el defensivo y Martz el ofensivo. Y mirad, lo digo sin ironía, no me parece un mal plan. Los monstruos con dos cabezas a mí me dan mucho miedo. Te crees que has matado a una y la otra te está dando mordiscos en el culo. ¡Y qué narices! A mí me ilusiona que ‘The Monsters of the Midway’ sean bicéfalos. La NFL necesita que vuelva Chicago. Es una vergüenza que la gran rivalidad de la NFC norte actual sea entre Vikings y Packers. Otra muestra de que se acercan los últimos días. El mundo está patas arriba.

Cutler

Porque un equipo que tiene a Jay Cutler como titular tiene que pasar y pasar, cuanto más profundo mejor, y Martz es el profeta del pase largo. Cutler es buenísimo, pero también un tipo difícil, soberbio y poco maleable. No lo dudéis, entre él y Martz pueden saltar chispas a poco que las cosas se tuerzan. El otro problema de Cutler es su incapacidad para pasar en corto. No porque no sepa, sino porque se niega. Cutler es de esos tipos que nacieron con el cañón Berta en el brazo y que sueñan por las noches con proyectar el balón fuera del estadio. Si alguien le enseñara (y él estuviera dispuesto a aprender) que muchos pases cortos pueden ser más efectivos que uno largísimo, Cutler sería ‘un dios pasador encarnado’; mientras no aprenda seguirá siendo ‘el hombre más interceptado del mundo’, y por encima de Delhomme, ¡manda huevos!

.

Otro problema de Martz es que su sistema ofensivo no admite modificaciones y es muy complicado tanto de aprender como de ejecutar. Al genio ofensivo le da lo mismo no tener jugadores que se adapten a su sistema, lo impone y punto. Y los Bears, que quieren convertirse en un equipo pasador, no tienen receptores. Asumidlo, ¡no tienen receptores y punto! Devin Hester es su número 1 y él es el primero en decir, a quien le quiere escuchar, que ni uno, ni dos, ni tres, que él es retornador, que quiere perder protagonismo en el grupo de receptores para poder centrarse en hacer lo que sabe, que es jugar en equipos especiales, y que le dejen en paz. El segundo en discordia es Johnny Knox, que ya puede espabilar porque va a pasar de rookie a epicentro de la tormenta sin curso puente, y que, curiosamente, también saca lo mejor de si mismo como retornador. El tercero ¿tercero? Bennett es otro que tiene que espabilar si no quiere que a papá Martz le vuelva a dar otro disgusto el corazón.

.

Martz quiere que su TE bloquee, y que su RB sea capaz de moverse en el pocket con soltura, bloqueando, acudiendo a las ayudas e incluso apareciendo como receptor de seguridad. Los Bears, si algo tenían, era tight ends. Desmond Clark es un magnífico bloqueador y Greg Olsen podría ser, de estar en un equipo como, por poner un ejemplo, los Patriots, el mejor TE receptor de la NFL. Por eso, el fichaje de Manumaleuna es el más desconcertante que haya podido hacer cualquier equipo en la agencia libre. Yo sólo tengo una explicación, el ex de San Diego jugará con TE bloqueador, como le gusta a Martz, y Greg Olsen se convertirá en el Ricky Proehl de los Bears, jugará de receptor abierto y se podrá convertir en un vikingo destructor en las rutas cortas. Con todo, los Bears podrán presumir de intentar poner en marcha el juego de pase más diabólico de la NFL con el peor grupo de receptores de la competición. ¡Martz es inefable!

Martz

Yo pienso que Matt Forte tiene el perfil ideal para jugar en el ataque de Martz, pero parece que el propio entrenador no está tan convencido y ha preferido reforzar el backfield con Chester Taylor. Lo que ambos deberán asumir es que o la mente del coordinador ofensivo ha cambiado mucho o el juego de carrera perderá protagonismo. Si Marshall Faulk, que era la repera, nunca fue explotado hasta sus límites reales en los Rams, Matt Forte, que sólo ha despertado dudas desde que llegó hace dos años, y terminó la pasada temporada con una media pobrísima de 3,6 yardas por carrera, puede armarse de paciencia y asumir que se va a poner las botas a bloquear.

.

La línea ofensiva también tendrá que ponerse las pilas. El año pasado Cutler no tuvo demasiado tiempo y recibió bastantes sacks, y tal vez ellos tengan parte de culpa de la poca eficacia de Forte. No me parece una mala línea, al contrario, pero este año se le acumulará el trabajo. Chris Williams deberá dar el paso adelante que se le exige a un primera ronda, la posición de LG no parece muy bien cubierta. Kreutz, el center, es un veterano estelar y un gran líder, y Garza y Omiyale cumplen en el lado derecho.

.

Por tanto, no se que pensar de un ataque que tiene un QB tan bueno, sin receptores de garantías, dispuesto a poner en marcha un juego sofisticadísimo fundamentado en el pase, en una ciudad en la que el frío, el viento y la lluvia son el pan de cada día. ¡Viva los valientes!

.

Pero no descartéis que los Bears se planteen ganar la NFL con su defensa. Lovie Smith, como dije, va ha quedar liberado de todo el trabajo restante y le han dado los ingredientes necesarios para elaborar el bálsamo de fierabrás.

Urlacher

Aquí son puretas. 4-3 y todos dando cera. El ‘front seven’ de los Bears ha recuperado a Brian Urlacher, su líder mítico, y ha incorporado a Julius Peppers, tal vez el mejor defensive end de la última década. Pero es que el resto de los jugadores también quitan el hipo. Mark Anderson, Tommie Harris (¡cómo se va a beneficiar del retorno de Urlacher!) y Anthony Adams completan la línea. Hillenmeyer y Lance Briggs escoltarán a Urlacher. Los QBs que tengan a Chicago como rival en su calendario ya sueñan con el ‘gran oso’. Los RBs se desesperan buscando en la pizarra un resquicio por el que poder atravesar lo que parece un muro infranqueable. Lo que está claro es que el fracaso de 2009 defendiendo la carrera no se volverá a repetir.

.

Me diréis que aún no he hablado del draft de los Bears. El esfuerzo en la agencia libre no ha salido gratis y la realidad es que con elecciones tardías sólo han podido reforzar la secundaria con cierta solvencia. En tercera ronda llegó Major Wright, un free safety que competirá con Afalava, un jugador de segundo año, por conquistar uno de los grandes agujeros de la defensa de Chicago. Chris Harris, un hijo pródigo, ha llegado desde Carolina para convertirse en el strong safety titular. La verdad es que la pareja de safeties no ilusiona demasiado y provoca una pregunta evidente ¿no morirán por el ataque aéreo rival los mismos que quieren resucitar con el pase? Zack Bowman, Charles Tillman y Danieal Manning no son cornerbacks que asusten. Cumplirán con su trabajo siempre que los QBs rivales se mantengan presionados. Si el pass rush y el blitz no funcionan se puede venir abajo todo el edificio desde el primer día. La elección de Corey Wootton con una 4ª ronda parece un intento desesperado de encontrar a un comodín que pueda jugar en cualquier posición de la secundaria para tapar agujeros si se consuma el drama.

.

Por eso la defensa de los Bears tiene desequilibrios importantes. Todo funcionará a la perfección si la línea de cuatro cumple con las expectativas y Urlacher se mantiene sano como el gran general de los pegadores. Como necesiten apoyarse mucho en la secundaria se pueden colapsar sin remisión.

Lovie

Lo siento, pero no veo a los Bears compitiendo de igual a igual contra Vikings o Packers. El experimento de este año parece más una solución desesperada para volver a la élite que un plan acertado. Pienso que hubiera sido más inteligente plantear una reconstrucción a medio plazo, a partir de un genio como Cutler, con elecciones en el draft, que intentar parchear en la agencia libre con veteranos que sólo serán una solución a corto plazo. Eso sí, con Martz y Cutler nos vamos a divertir un rato.

.

Lo mejor:

1. Culter es buenísimo… si son capaces de domarlo.

2. Martz-ataque, Smith-defensa, me parece un buen plan.

3. La línea defensiva es dinamita con Harris y Peppers.

4. Urlacher ha vuelto, ¡que corra la sangre!

5. Knox y Hester ¿Cuántos touchdowns de retorno sumarán?

.

Lo peor:

1. Knox y Hester ¿Cuántos touchdowns de recepción sumarán?

2. La secundaria es flojita en todas las posiciones.

3. ¿Seguirán desaprovechando a Greg Olsen?

4. Matt Forte y un backfield con poca pegada.

5. Martz y el mal tiempo no parecen compatibles.

.

Objetivos:

Ellos hablarán de playoffs, pero creo que sería un gran éxito terminar con 9 victorias. Después tendrán que cruzar los dedos y esperar que suene la flauta de la repesca. Grandes virtudes y grandes defectos conviven en un conjunto que tendrá que pegarse, en su propia división, con algunos de los equipos más potentes, y completos, de toda la NFL.

.

[email protected]

.

Archivado en Así los veo , Bears , Pretemporada 2010

lunes, 21 junio 2010

Minnesota Vikings (NFC Norte) -------POR MANOLO ARANA-------

ARANA.

Es posible que los Vikings aún no hayan despertado de la pesadilla de haber perdido la final de conferencia frente a los Saints, más si cabe cuando deben enfrentarse a los campeones en el jueves inaugural de la temporada.

.

Aunque si el retorno de Brett Favre se concreta, los Minnesota Vikings serán el rival a batir, no sólo en su división, sino en la Conferencia Nacional. Favre fue el jugador que marcó las diferencias la temporada pasada, a la friolera de cuarenta años. Por el contrario la ausencia de Favre pondría el equipo en manos de Tarvaris Jackson. Y ésta va a ser la diferencia del éxito del equipo. Jackson sólo convence a Brad Childress, con él se estrelló en el playoff de 2009. Ante esta situación a muchos les sorprendió que los Vikings no fueran en el draft a por uno de los cinco primeros quarterback en salir, al menos cuatro podían haber escogido, pero los scouts de los Viking tenían una gema escondida. En la sexta ronda adquirieron al quarterback de Alabama-Birmingham Joe Webb. Webb que originalmente fue seleccionado como receptor, es un atleta en toda la definición de la palabra con 191 centímetros y 101 kilos de peso es capaz de correr las 40 yardas en 4’44, el látigo que parece que busca Childress tras haber sido uno de los artífices del desarrollo de McNabb en Philadelphia.

Peterson

Una de las posiciones que más controversia ha generado en postemporada ha sido la de corredor. La facilidad con la que Adrian Peterson perdía la posesión del football, además de la pérdida en la agencia libre de Chester Taylor (Chicago), ha propiciado la adquisición vía draft del corredor de Stanford Toby Gerhart y recientemente la del ex corredor de Philadelphia y Houston Ryan Moats. Los fumbles de Peterson fueron muy dolorosos, especialmente en la final de conferencia, pero que nadie olvide que estamos hablando del mejor corredor de la NFL y que será recordado como uno de los mejores de la historia. Peterson acabó anotando 18 veces y alcanzó las 1800 yardas combinadas entre carreras y recepciones. Si la temporada pasada Favre fue claramente el jugador clave del equipo, esta temporada espero lo mejor de Peterson, especialmente si Toby Gerhart le descarga de trabajo. Hablando de Gerhart, al ex de Stanford no lo veo como el “sustituto” de AP, no posee esa velocidad especial más allá de las 10 primeras yardas, ni la elusividad necesaria para romper placajes. Sin embargo su inteligencia y su capacidad de trabajo le pueden ayudar a establecerse como un back muy físico para situaciones de yardaje corto.

.

El cuerpo de receptores nada tiene que ver con aquel que formaban Cris Carter, Randy Moss y Jake Reed, pero puede que sea el mejor desde entonces. Sidney Rice ha crecido con Favre alcanzando 83 recepciones, 1312 yardas y 8 touchdowns y ha desplazado a Bernard Berrian como primera opción de pase del de Mississippi. El mencionado Berrian debe seguir aportando dada su experiencia, no alcanzará sus números de pasadas temporadas pero si se acerca a sus 55 recepciones para 618 yardas de la temporada pasada habrá cumplido de sobras. El factor X será Percy Harvin. ¿Quién lo iba a decir hace un año? De Harvin se esperaba que fuera una pieza clave para intentar desarrollar una Wildcat formation, pero en su primera temporada se mostró como un grandísimo receptor que sabe trabajar muy bien con mucho tráfico y sin el pánico de ser golpeado por defensas que le pueden doblar en tamaño. Si las piezas se mueven correctamente los grandes beneficiados del equipo serán los corredores, especialmente Adrian Peterson, que no tendrá tantos defensas pendientes de él. El tigh end Visanthe Shiancoe maravilló con sus 11 anotaciones la temporada pasada, con Favre y su tendencia a trabajar con ellos era de esperar, y Shiancoe no lo desaprovechó. Esta temporada será más de lo mismo, quedando el gran Jim Kleinsasser como H-back e incluso como fullback reserva.

Favre

La línea de ataque es la que más dudas siembra. El guardia Steve Hutchinson ha dado ya lo mejor de él, su edad y las lesiones le están limitando mucho, a pesar de de todo es imprescindible para anclar la línea y apoyar al center John Sullivan, quién debutó como titular la temporada pasada tras dejar el equipo Matt Birk, uno de los mejores center de la liga. Y no es la bisoñez de Sullivan el mayor problema, la falta de ética en los entrenamientos y partidos de Bryant McKinnie (left tackle) destrozaron el lado fuerte en el juego de carrera y propició que Favre recibiera más golpes de lo deseado, especialmente en la final de conferencia. Si a esto le sumamos la salida del equipo del guardia derecho Artis Hicks, nos deja a Anthony Herrera como única opción para la posición, y esto si que es un problema y muy grave, no solo no cumple, sino que confunde a Sullivan haciendo que los desajustes sean más habituales de lo deseado. Ésta es la gran razón por la que Adrian Peterson sólo ha sumado dos partidos de cien o más yardas. Aunque un rayo de luz entra por el lado derecho, el tackle Phil Loadholt jugó muy bien para ser su primera temporada y su crecimiento como tackle está garantizado, no sería de extrañar que en un futuro desplazara a McKinnie del lado izquierdo.

.

La defensa ha sido la protagonista de este equipo en las últimas temporadas y siempre ha respondido cuando el ataque no alcanzaba su objetivo. A pesar de los rankings, y si desmenuzamos posición a posición, el equipo tiene muchas más carencias de las que se pueden apreciar en el campo. El rendimiento que toda la unidad defensiva saca de los Williams (Kevin y Pat) es único. El muro que ambos forman es infranqueable y sin conseguir ni un solo sack la temporada pasada han seguido beneficiando a los defensive ends Jared Allen y Ray Edwards, al cuerpo de linebackers liderado por E.J. Henderson y a toda la débil secundaria por la presión sobre los quarterbacks contrarios.

Williams

Claro Pat Williams está en las últimas y además tanto él como Kevin se enfrentan a una suspensión de cuatro partidos (qué aún está en el aire) y como sustituto de fiabilidad sólo aparece Jimmy Kennedy, lo que puede ser un serio hándicap en los encuentros en los que falten los Williams. En los ends los mencionados Allen y Edwards son temibles, especialmente el primero, quien ha transformado la defensa de los Vikings desde que llegó procedente de Kansas City en la temporada 2008. Desde entonces ha sumado 29 sacks y ha forzado 8 fumbles. En el lado contrario Edwards se beneficia de la presión en el centro de los Williams y de las dobles ayudas que le hacen a Allen. Esto no significa que no sea un jugador de gran nivel, todo lo contrario, pero gracias a su compañero ha crecido como jugador y ha alejado de sí algunos de los problemas que tenía ajenos al football. Los problemas de profundidad ya han aparecido, el mejor sustituto sobre el papel es Brian Robinson (4ª ronda de 2007), que está muy lejos del nivel requerido.

.

El cuerpo de linebackers no es una excepción a la falta de profundidad, como ya se demostrara la temporada pasada tras la brutal lesión de E.J. Henderson. La recuperación total del middle linebacker es vital. La caída en picado de la unidad con el “experimento” de colocar al novato Jasper Brinkley en el centro, forzó a Chad Greenway a asegurar más y no ser tan agresivo, lo que implicaba que llegara tarde a las ayudas en el punto de ataque. En el lado opuesto a Greenway, Ben Leber garantiza veteranía en la que será su duodécima temporada como profesional. Leber es un gran jugador contra el pase y su fortaleza como pass-rusher no es nada despreciable. El quinto hombre del cuerpo debe ser Heath Farwell, que aunque su fuerte son los equipos especiales, no ha desentonado dando descanso a Greenway.

Griffin

La secundaria engaña y mucho. Creo que Antoine Winfield sigue siendo el mejor cornerback golpeador de la liga, pero sus 32 años y la plaga de lesiones que acumula han sido determinantes para que Cedric Griffin (recuperándose de una lesión) sea el número uno en la posición. Ninguno es un gran defensa en cobertura y menos lo es el primer reserva de ambos Benny Sapp. Sin duda esa es la razón de la adquisición de Lito Sheppard, quien a sus 29 años intenta retomar una brillante carrera que se comenzó a truncar en 2007 debido a las lesiones. Sheppard sí es ese tipo de cornerback que defiende muy bien el uno contra uno y que es capaz de girar el momento del partido. Además para fortalecer más aún la posición los Vikings escogieron con su primera elección a Chris Cook un cornerback de gran tamaño que podría ser reconvertido a safety o incluso ser el nickelback. El safety Madieu Williams llegó la temporada pasada procedente de los Cincinnati Bengals y ha sido una pieza importante en el equipo para apuntalar la secundaria en las ayudas a los cornerbacks, mientras que el strong safety Tyrell Johnson se mostró como de gran ayuda para los linebacker cuando se trata de poner presión en el box.

.

Los equipos especiales están encabezados por el ticker Ryan Longwell, que salvo un punto extra y dos field goals, logró convertir todo. No desmerece en absoluto el punter Chris Kluwe quien llegó al equipo en 2005 y es indiscutible desde entonces. Para retornar los punts Daryous Reynaud, un rapidísimo corredor-receptor, que incluso podría entrar en la pelea por entrar en las rotaciones del backfield vikingo. Y retornando los kickoffs, el enorme Percy Harvin, quien como demostró la temporada pasada es capaz de todo cuando tiene el football entre sus manos, ¿quién no recuerda su touchdown retornando 101 yardas frente a los San Francisco 49ers?

.

Lo mejor

1. Favre sigue marcando diferencias.

2. Peterson puede ser el jugador clave.

3. Un cuerpo de receptores muy versátil.

4. La secundaria se ha reforzado bien.

5. Los equipos especiales son muy poderosos.

.

Lo peor

1. La línea de ataque notará la marcha de Hicks.

2. Los Williams no tienen relevo en la línea defensiva.

3. También falta banquillo en el cuerpo de linebackers.

4. La mayoría de los jugadores clave son muy mayores.

5. Brad Childress y sus indecisiones.

.

Objetivos

Esta puede ser la última posibilidad para que esta generación de jugadores dispute una Super Bowl. La derrota del año pasado ante los Saints aún duele a la afición y demasiados jugadores están empezando su declive. Seguirán siendo grandes favoritos en la Nacional, y serios aspirantes al anillo, pero esta vez tendrán más competencia.

.

Archivado en Así los veo , Pretemporada 2010 , Vikings

viernes, 18 junio 2010

-------------ASÍ LOS VEO------------- Green Bay Packers (NFC Norte)

Un año más lo han hecho. Los Packers han vuelto a refugiarse en sus cuarteles de invierno. Se han escondido en pleno en esa cueva que debe haber bajo Lambeau Field para hibernar. Es increíble lo aburrida que se vuelve, año tras año, la offseason de Green Bay. Antes todavía nos quedaba Favre y sus eternas dudas, pero ahora, tras su marcha, no pasa nada; nada de nada.

.

Los Packers sorprendieron durante la temporada pasada jugando de menos a más. Mike McCarthy, su head coach, acometió el cambio defensivo de moda y decidió transformar su defensa 4-3 en una 3-4. La impresión general era que los Packers no tenían jugadores preparados para ese cambio de esquema y que la defensa de Green Bay fracasaría. Nada más lejos de la realidad. Se convirtió en la sensación de la temporada y terminó como la más eficiente contra la carrera y la quinta mejor contra el pase. El auténtico talón de Aquiles del equipo fue la línea ofensiva, que era incapaz de evitar que Aaron Rodgers fuera cazado una y otra vez, pero eso no impidió que el juego de pase de los Packers fuera uno de los más eficaces de la NFL. No quiero ni pensar los números que hubiera conseguido Rodgers si hubiera tenido buena protección.

Rodgers

Porque lo que cada vez está más claro es que la sucesión entre Favre y Rodgers puede pasar a la historia como la más espectacular desde la de Montana y Young. El viejo mito de Mississippi ha dado paso a un jugador que lo tiene todo para ser tan legendario como su predecesor. Y ya que hablamos de Favre, el nombre innombrable para cualquier aficionado de Green Bay que se precie, creo que la directiva hizo un trabajo estupendo hace dos años abriendo la puerta al jugador y convirtiendo en imposible su retorno. Rodgers no podía esperar más tiempo en la banda. También confieso que no acabo de entender que los aficionados odien tanto a quien adoraban sin condiciones. El actual QB de los Vikings tenía todo el derecho a buscarse la vida, como todo hijo de vecino.

.

Volviendo a Rodgers, ya nadie duda de su capacidad y liderazgo. Cuando un equipo de la NFL tiene un QB tan bueno como él se convierte en aspirante automático, independientemente de la calidad de todo el resto de la plantilla. Y por eso, a pesar de todas las dudas que provoca Green Bay de cara a la próxima temporada, los Packers son inevitables aspirantes.

.

Greg Jennings y Donald Driver forman una pareja de receptores peligrosísima. Son muy eficaces, se entienden bien con Rodgers y no crean problemas. Detrás, Jordy Nelon y James Jones no parecen demasiado, pero Nelson tiene ese clásico perfil de tercer receptor blanco poco mediático, pero muy práctico, que en muy poco tiempo puede relevar a Driver en el número 2. La posición de TE está maravillosamente cubierta por Jermichael Finley, un jugador joven, con buenas manos y cuyo único ‘pero’ es la facilidad para lesionarse. Como veis, el grupo de receptores no tiene ninguna super estrella, pero sí la suficiente calidad para convertirse en armas letales en manos de Rodgers. Una pregunta: ¿para qué han elegido al TE Andrew Quarless con una quinta ronda?

Grant

Lo que no me impresiona demasiado es el juego de carrera. Ryan Grant es un corredor que surgió como un meteoro, casi de la nada, en 2008 cuando los Packers no tenían otra cosa en el backfield, pero parece haber tocado techo. No tiene buenas manos como receptor, ni peligro por fuera, ni un buen recambio en la banda. La elección de James Starks en 6ª ronda del draft es toda una incógnita. Su trayectoria universitaria le convertía en una de las grandes promesas… hasta que se perdió la temporada pasada por lesión. Si se recupera y confirma lo que enseñó en sus primeros años universitarios puede convertirse en un buen jugador, pero no es una apuesta segura a día de hoy. Me ha sorprendido muchísimo que los Packers no trabajaran más en la agencia libre para reforzar un backfield que tal vez no sea suficiente para un aspirante al anillo. Aún hay rumores de que Westbrook podría terminar recalando en Green Bay, pero si nadie le ha fichado aún significa que definitivamente, no está recuperado tras sus muchas lesiones. Es verdad que la filosofía eterna de los Packers es la humildad, no pujar por estrellas, y mantener salarios lo más bajos posibles. Puede que eso haya frenado a los propietarios a la hora de pujar por el grupo de corredores de campanillas que pululaban por la agencia libre.

.

La línea ofensiva fue el gran quebradero de cabeza de la pasada temporada y se ha reforzado a lo grande con Bryan Bulaga que se convertirá, casi de inmediato, en el left tackle titular. El resto de la línea no cambiará demasiado respecto al año pasado, pero la llegada de Bulaga puede convertir en un muro el lado ciego de Rodgers. Además, muchos son jugadores jóvenes que deben mejorar, simplemente por experiencia, a los que se unirá Marshall Newhouse, una elección de 5ª ronda del draft.

.

Si Bulaga cumple con las expectativas, Rodgers debe mejorar aún más sus números y eso convertirá al ataque de los Packers en demoledor, pese a que su juego de carrera no entusiasme demasiado.

.

Johnny Jolly, Ryan Pickett y Cullen Jenkins fueron una de las grandes sorpresas de los Packers de 2009. Este año a Jolly se le acumulan los problemas extradeportivos, Pickett podría ceder muy pronto la titularidad en el NT al emergente B.J. Raji y Jenkins debe seguir siendo el más eficaz presionando al QB rival. Los Packers han fichado a Mike Neal en 2ª ronda del draft y sospecho que terminará compitiendo con Jolly por un puesto como titular aunque por ahora lo proyectan como relevo de Jenkins. En resumen, no es una línea demasiado potente en el pass rush, pero sí que cierra la puerta a las carreras interiores con una eficacia pasmosa.

Matthews

El grupo de linebackers ha perdido a Aaron Kampman, un histórico de equipo, que se ha marchado a los Jaguars a jugar como DE, su posición natural. Aún así, cuenta con uno de los mejores cazadores de QBs de la NFL. Los blitzs de Clay Matthews sembraron el pánico durante toda la temporada. La verdad es que Brad Jones y Matthews, que fue considerado en la votación el tercer rookie defensivo de 2009, se convirtieron, en su primer año como profesionales, en una pareja magnífica de LBs exteriores. Con ellos, los Packers tienen resueltas ambas posiciones para muchos años… aunque Matthews, como Cushing (el LB de Houston) también tiene antecedentes de uso de esteroides que le pueden perseguir en el futuro. También hay que pensar que detrás de Jones y Matthews hay un gran vacío de calidad que no se ha cubierto en el draft. Los LB interiores son A.J. Hawk y Nick Barnett. El primero no sólo es efectivo cerrando huecos a la carrera, sino que también destaca en la cobertura de pase. El segundo es un buen jugador de equipo que sobre todo brilla contra la carrera y entrando en blitz.

.

La secundaria fue muy criticada después del partido de wild card contra los Cardinals, pero la realidad es que durante el resto de la temporada fue  magnífica. Nick Collins fue uno de los free safeties más desequilibrantes de la NFL y Atari Bigby cumplió con creces como Strong. Morgan Burnett ha sido elegido en 3ª ronda como SS y también me parece una decisión sorprendente, salvo por la solvencia que añadirá en formaciones ‘nickel’. Tal vez se abra una batalla por la titularidad entre safeties, pero donde los Packers necesitaban refuerzos urgentes era en la posición de cornerback. Al Harris tiene una grave lesión de rodilla y no está claro que pueda comenzar la temporada, Woodson sigue siendo un fenómeno, pero la edad no perdona, y detrás de ellos sólo está Tramon Williams, que simplemente cumple. Mike McCarthy va a tener que obrar el milagro de la multiplicación de los CBs si algo se tuerce.

.

La defensa de los Packers sigue pareciendo muy poderosa, pero tal vez no tenga profundidad de banquillo en demasiadas posiciones importantes. Además, su draft de este año está plagado de decisiones cuestionables.

Mccarthy

McCarthy ha demostrado que es capaz de sacar petróleo de la nada casi en cualquier posición, pero los Packers, a pesar de ser uno de los gallitos de la Nacional, necesitarán cruzar los dedos para evitar las lesiones. Detrás de los titulares hay agujeros clamorosos y sus rivales han tenido todo el invierno para estudiar su defensa 3-4 y encontrar las grietas que parecían inexistentes en 2009. Las estrellas brillan mucho y ocupan posiciones estratégicas, pero tal vez haya algunas cosas cogidas con alfileres.

.

Lo mejor:

1. Aaron Rodgers es uno de los grandes de la NFL actual.

2. La línea ofensiva puede dejar de ser un problema con Bryan Bulaga.

3. La línea defensiva se basta y se sobra para anular la carrera rival.

4. Jones y Matthews son dos linebackers exteriores muy jóvenes y con gran futuro.

5. Nick Collins es el líder de la secundaria que querría cualquier equipo.

.

Lo peor:

1. El backfield no es poderoso. Falta profundidad y Ryan Grant no es polivalente.

2. La angustiosa falta de cornerbacks.

3. También faltan relevos para los linebackers.

4. Deben mejorar mucho en equipos especiales.

5. Su draft y su agencia libre han sido, como poco, discretos.

.

Objetivos:

En teoría son uno de los grandes favoritos de la Nacional y, para muchos, el equipo a batir en la NFC Norte. Para ellos sería un fracaso no superar la ronda de repesca en la que cayeron en 2009, pero no han tenido grandes refuerzos, en su división si que ha habido muchísimo movimiento, y los grandes equipos de la Conferencia también han crecido. Aaron Rodgers será el alma y la defensa el corazón de un proyecto muy atractivo.

.

[email protected]

.

Archivado en Así los veo , Packers , Pretemporada 2010

jueves, 17 junio 2010

Incógnitas y desgracias

El siguiente equipo de la lista son los Vikings. Como es lógico, Manuel Arana se encargará de analizarlos. Manolo me dice que ya lo tiene preparado, pero que quiere esperar unos días para ver si hay confirmación oficial de que Favre jugará un año más. Ya sabéis cómo son las cosas, las evidencias dejan de serlo cuando afectan directamente a uno.

.

Así que, mientras Manolo se convence de algo que la mayoría de los seguidores de la NFL tenemos claro, la vuelta de Favre, yo seguiré con esta especie de ‘via crucis’ analizador en el que me he embarcado, y os contaré cómo veo a los Packers. En unas pocas horas tendréis el artículo.

Haynesworthback

Dani Hidalgo también me ha dicho que va a enviarme un comentario sobre la decisión de Haynesworth de exigirle a los Redskins un trade. Decía que lo tendría esta tarde, pero cada vez que levanto la cabeza y miro a su asiento me lo encuentro llorando con la cabeza entre las manos. Los hipidos comenzaron ayer a medio día, así que supuse que era uno más de los desesperados por la derrota de España ante Suiza, pero cuando he visto cómo quemaba en su papelera una camiseta del tackle, mientras le increpaba indignado, he confirmado que las penurias van por otros derroteros.

.

En breve, los tres artículos.

.

[email protected]

.

Archivado en Pretemporada 2010 , Redskins

miércoles, 16 junio 2010

-------------ASÍ LOS VEO------------- Cleveland Browns (AFC Norte)

Os confieso que me da una pereza infinita escribir la previa de los Browns. Llevan construyendo un equipo de cero desde 1999, año de su retorno a la NFL después de tres años fuera de la Liga. Ahora, en 2010, han vuelto a empezar de la nada por enésima vez. Eric Mangini consiguió ganar el año pasado los últimos cuatro partidos para maquillar con un récord 5-11 una temporada nefasta, pero eso no ha importado. Mike Holmgren es el nuevo presidente del equipo y, para empezar, ha vuelto a ponerlo todo patas arriba. Más allá de cualquier análisis, los Brown quedarán los últimos de su división, aspirarán, con confianza infinita, al número 1 del draft, y volverán a cabrear hasta el punto de ebullición a una afición que, ya de por sí, no necesita demasiado para sujetar las botellas de cerveza por el lado contrario.

.

Y no defiendo a Mangini, a pesar de su arreón final en 2009. Lo que me ha convencido de que Holmgren fracasará en Cleveland es que haya decidido mantener en el equipo a Mangini como entrenador principal. No voy a entrar a valorar su labor técnica. Me basta con ver su trabajo humano en el vestuario, que fue más gasolina que apaga fuegos, que dejó a sus jugadores a los pies de los caballos (la prensa) una y otra vez, y que se preocupó, casi siempre, de salvar su pellejo por encima del de sus hombres.

Mangini

Antes de seguir quiero hacer una última defensa de Derek Anderson. Sigo pensando que su temporadón de 2007 convierte en inexplicable su trayectoria posterior. Es verdad que el año en que Anderson fue elegido para la Pro Bowl tenía en el backfield a un renacido Jamal Lewis, uno de los mejores corredores de la última década, pero el QB se mostró como un jugador seguro, disciplinado y muy brillante en el pase profundo. Su auténtico talón de Aquiles siempre ha sido el pase corto, pero nunca han trabajado de verdad con él para mejorar esa faceta del juego. Mediada la temporada 2008 se convirtió en el puching ball de la afición y el club nunca confió en él como QB de futuro. La llegada de Brady Quinn fue una mala puñalada, una elección innecesaria, y la puntilla a un proyecto que, como ya he dicho, en enero volvió a comenzar de cero.

.

Ahora ya no están ni Quinn ni Anderson. Han llegado Jake Delhomme y Seneca Wallace. Sí, no es una broma. Y lo peor es que quieren que Colt McCoy, su flamante elección de 3ª ronda, aprenda de ellos. ¡Que Dios le coja confesado! Ya han anunciado que McCoy no jugará esta temporada así que, definitivamente, los Browns han decidido pasar la próxima temporada sin QB en el campo. Los que lleváis tiempo leyendo el blog sabéis que me parece increíble que Delhomme siga jugando, que las circunstancias le hayan convertido en el jugador que más dinero ha ganado en el último año, y que los Brown le hayan nombrado su QB titular. Wallace, por su parte, era un mal segundo en los Seahawks y no va a ser nada distinto ahora. Colt McCoy ha ido a caer en el peor lugar posible. McCoy es un ‘Flutie’, uno de esos QBs bajitos que necesitan ponerse de puntillas para ver algo por detrás de la línea, pero que por calidad técnica, habilidad e inteligencia se pueden convertir en grandísimos jugadores. En otro equipo daría un voto de confianza por él, estando en Cleveland no tengo ninguna duda de que nunca le perdonarán que sea ‘bajito’.

.

El juego de carrera tendrá que ser, un año más, el que cargue con el peso del ataque. Jerome Harrison ya no estará solo. Montario Hardestry ha sido elegido en 2ª ronda del draft para sustituir a un Jamal Lewis que se ha retirado exprimido como una naranja hasta la última gota. Harrison y Hardesty formarán un binomio sin número 1 claro, como está tan de moda en la NFL de los últimos años. A día de hoy, forman un backfield, junto a los FB Vickers y Hillis (llegado de Denver) que de entrada no asusta demasiado. Algunos me diréis que, estadísticamente, fue el octavo de la NFL en 2009, pero si pensamos que el juego de pase ya era entonces inexistente, esos números pierden bastante valor.

.

Tampoco asustan los receptores. Os hago una pregunta ¿Cómo va a ser capaz Delhomme de hacer jugar a Massaquoi, Cribbs, Robiskie y compañía si no fue capaz de encontrar el año pasado a un genio como Steve Smith en toda la temporada? El TE titular será Bejamin Watson, descartado por los Patriots después de que nunca aportara lo que esperaban en el juego de pase. Perdón, tal vez parezca que miro a los Brown con malos ojos, pero esto es lo que hay. Si yo fuera aficionado de los Browns pasaría el verano con la bolsa de papel en la cabeza para ir calentando.

Cribbs

Se habla de que pueden darle más responsabilidad a Josh Cribbs como receptor, pero creo que eso lo único que puede provocar es que pierda frescura como retornador. Tal vez lo único grande de verdad que tienen los Browns es el trabajo de Cribbs en equipos especiales.

.

La línea ofensiva está liderada por Joe Thomas, la otra gran joya de Cleveland, y se ha reforzado con Tony Pashos, que intentará volver a ser el estupendo tackle de su etapa en Baltimore, y con Shawn Lauvao, una elección de 3ª ronda que podría ser titular en muy poco tiempo. En realidad ya era una buena línea en 2009, pero ha mejorado bastante bien su lado derecho, el más débil. Si el ataque de los Brown sueña con tener algún éxito, seguro que se lo deberá al trabajo que ellos puedan hacer en las trincheras.

Joe Haden

El año pasado la defensa fue un chiste y no creo que las cosas puedan cambiar demasiado. Se ha reforzado muchísimo la secundaria en el draft. Joe Haden (CB) fue elegido en 1ª ronda (el '5' de la foto), T.J. Ward (S) en 2ª y Larry Asante (SS) en la 5ª. El primero era el mejor cornerback disponible en el draft, el segundo es un strong safety muy agresivo que puede ayudar muchísimo contra la carrera y presionando en blitz, el último simplemente dará profundidad de banquillo en la secundaria. También hay que destacar la llegada de Sheldon Brown desde Philadelphia. Brown es un jugador veterano, con experiencia y calidad, que deberá liderar la secundaria desde el primer momento. Pero el gran problema de la defensa contra el pase en 2009 fue, sobre todo, que los QBs rivales tenían todo el tiempo del mundo para encontrar receptores. Si este año recibieran más ayuda de delante, y los pasadores rivales se vieran más presionados, seguro que se mostrarían bastante más eficientes.

.

El ‘front seven’ seguirá jugando una 3-4 con una línea formada por tres trotamundos. Shaun Rogers, Robaire Smith y Kenyon Coleman sumaron, entre los tres, cinco sacks en 2009, creo que está casi todo dicho. Detrás, el vacío. El ‘pass rush’ de los Browns será, un año más, inexistente.

.

Los linebackers se han reforzado con la llegada de Scott Fujita y Chris Gocong. El ex de los Saints llega cargado de prestigio pero, sinceramente, es sólo un jugador correcto. Ya lo dije antes de la Super Bowl, cuando analicé a los dos equipos y algunos os ofendisteis. Sinceramente, Fujita es un jugador de equipo, un gran profesional, y poco más… y encima tendrá que acostumbrarse a jugar en 3-4. Gocong llega desde Philadelphia para intentar enderezar una trayectoria atascada. Matt Roth y David Bowens acompañarán a Fujita y Gocong como LBs titulares y sólo Bowens, otro trotamundos que ha jugado, además, en casi todas las posiciones posibles, parece tener capacidad para llegar al QB rival. En resumen, salvo milagro, el ‘front seven’ de los Browns seguirá siendo incapaz de conseguir un ‘sack’. Incluso la línea de los Steelers podrá respirar tranquila cuando se enfrente a ellos.

Bolsapapel

Dudo mucho que la defensa mejore mucho respecto al año pasado. El esfuerzo de la secundaria no ha sido acompañado en las demás posiciones. Sinceramente, parece increíble. Uno mira la plantilla de los Browns y sigue pareciendo el resultado de un mal draft de expansión y no el trabajo de más de una década de seriedad y planificación. El camarote de los hermanos Marx parecería ordenado después de ver el vestuario de los Browns.

.

De todos modos, podéis estar tranquilos, dudo mucho que se televise ningún partido de Cleveland en España. Sólo habrá que sufrirlos en los resúmenes de cada jornada.

.

Lo mejor

1. Josh Cribbs. ¿Qué hace un retornador tan bueno en un equipo tan malo?

2. La secundaria se ha reforzado sinceramente bien.

3. Joe Thomas y el resto de una línea ofensiva muy seria.

4. Harrison y Hardesty podrían formar una peligrosa pareja de corredores.

5. Phil Dawson es un kicker magnífico… con pocas oportunidades para demostrarlo.

.

Lo peor

1. Jake Delhomme está acabado. Jugarán sin QB.

2. Tampoco los receptores llevan al optimismo.

3. ¿Quién va a presionar al QB rival?

4. ¿Quién va a frenar al RB rival?

5. ¿Qué hace Mangini todavía en los Browns?

.

Objetivo:

Sinceramente, creo que los Browns tienen como objetivo prioritario ganar un partido. Alcanzar las cinco victorias de 2009 se me antoja casi imposible. Ganar un duelo divisional sería para ellos casi como alcanzar la wild card. De verdad, de entrada son muy malos.

.

[email protected]

.

Archivado en Así los veo , Browns , Pretemporada 2010

lunes, 14 junio 2010

-------------ASÍ LOS VEO------------- Pittsburgh Steelers (AFC Norte)

Hablar de los Steelers provoca cierto respeto reverencial. Posiblemente, si sólo pudiera quedar un equipo de football en el mundo, la decisión final estaría entre ellos y los Packers. Os confieso que en el altar de mi casa, en el que exhibo todos mis exvotos futbolísticos, sólo echo de menos una Terrible Towel, la pequeña toalla amarilla que hacen volar los aficionados del acero para convertirse en un jugador más, tan decisiva que provoca el terror a sus rivales. (Espero que este párrafo lo haya leído alguno de mis hermanos y se convierta en mi regalazo para las próximas navidades).

.

Pero el reino del acero está patas arriba. Bill Cowher, el general indomable de Pittsburgh, hizo y deshizo a su gusto, durante catorce años, con una actitud autoritaria, casi tiránica, pero muy eficiente. Nadie se atrevía a hacer la mínima travesura sólo pensando en la posibilidad de que ‘papá Cowher’ estirara el cuello y alargara el mentón. El ‘estilo Cowher’ terminó convirtiéndose en la religión del equipo obrero y su marcha ha iniciado una lenta decadencia que comenzó mucho antes de que los Steelers conquistaran su sexta Super Bowl tras la temporada 2008.

.

Mike Tomlin no ha sabido seguir la senda de Cowher y el equipo se le ha ido poco a poco de las manos. Las polémicas se han ido acumulando, pero lo sucedido esta offseason con Santonio Holmes y Benjamin Roethlisberger es sólo la punta del iceberg de un problema recurrente. Los Steelers han visto como cada vez se les abrían más vías de agua en el barco, y hasta la lesión de Polamalu no se dieron cuenta de que estaban perdiendo su proverbial garra.

Tomlin

Tras la no clasificación para postemporada se encendieron todas las alarmas y prácticamente se ha desmantelado todo el staff técnico. Tomlin está intentando partir de cero con un equipo técnico completamente nuevo, pero no soy el único que piensa que el antiguo coordinador defensivo de los Vikings no será el hombre que rescate a este equipo del pozo.

.

No voy a entrar en el ‘regalo’ a los Jets que se convirtió la marcha de Santonio Holmes. Su pedigrí le convierte en un tipo indeseable para la mayoría de las franquicias (manda narices lo que se ha dicho siempre de TO cuando es una monja comparado con Holmes). También sabéis mi opinión sobre el asunto Big Ben. Tanto él como la NFL, y los Steelers como franquicia, han mantenido una posición bochornosa. A Art Rooney II se le llenó la boca criticando a su QB pero dejó que fuera Goodell quien cargara con el peso de la sanción y ahora, sin avergonzarse, esta en la típica postura de ‘pelillos a la mar’.

.

Pero, nos guste o no, Big Ben se perderá los seis primeros partidos de la temporada y, me vais a perdonar, Byron Leftwick no me parece un QB que pueda salvar los muebles durante ese mes y medio. Tampoco descartéis que Goodell termine el paripé que hemos vivido reduciendo la sanción. Sería la guinda final para un episodio surrealista. Viendo el calendario, y el estado de la plantilla, dudo mucho que Roethlisberger sea capaz de liderar una remontada en la clasificación dirigiendo un ataque que sigue teniendo importantes agujeros.

.

El juego de carrera recaerá sobre todo en Rashard Mendenhall. Ya no tendrá el apoyo de un Willie Parker que se ha marchado a Washington cuando ya está absolutamente amortizado. Mewelde Moore será su escudero pero quiero que os fijéis en el RB que han elegido con una sexta ronda del draft, una elección puramente ‘steeler’. Jonathan Dwyer es el heredero de Bettis, el nuevo ‘autobús’. Ni Mendenhall, ni Moore, son capaces de arrastrar defensas y Dwyer se va a convertir en un ídolo en Pittsburgh en muy poco tiempo.

Wallace

El grupo de receptores es, como poco, cuestionable. Hines Ward sigue funcionando, porque suple con su inteligencia privilegiada todas las limitaciones de su edad, pero no está muy claro quién sumará las más de 1.200 yardas que consiguió el despedido Santonio Holmes. La gran esperanza es Mike Wallace. Este año subirá su status y puede terminar por convertirse en el receptor número 1 del equipo. Wallace puede ser una de las grandes sorpresas de la temporada… y el salvador el juego aéreo de Pittsburgh. El regreso de Randle El me parece una frivolidad que no termino de entender más allá del romanticismo y Emmanuel Sanders, flamante elección de 3ª ronda, tiene que ser, rápidamente, el encargado de hacer daño con los pases profundos. El TE está perfectamente cubierto con Heath Miller que, un año más, será tan efectivo recibiendo pases como ayudando a la línea.

.

Y ya que hablamos de la línea, vamos a ella. Lleva siendo un desastre los dos últimos años, pero eso no parece importarle a Big Ben, que ganó la Super Bowl a los Cardinals pese a que durante toda la temporada recibió palizas sin parar. Una de las grandes virtudes del QB es su capacidad para mantenerse de pie por muchos golpes y placajes que reciba, pero durante los primeros partidos no será él quien reciba los blitzs. Los Steelers han reforzado la línea con su primera ronda del draft. Maurkice Pouncey lo tiene todo para convertirse en el center del acero durante muchísimos años. La duda es si este primer año jugará como center o guard. También eligieron a Chris Scott (OT) con una quinta ronda, pero parece más una elección para dar profundidad a la línea. Mientras tanto, ahí seguirán Starks, Kemoeatu, Hatwig, Essex y Colon, formando una línea porosa, insegura e irregular. ¿Será suficiente con el refuerzo de Pouncey?

.

La defensa es extraordinaria. Perdón, corrijo, la defensa es extraordinaria siempre que Polamalu se mantenga sano. Un equipo que llevó a la Pro Bowl a Casey Hampton (NT) y a Lamar Woodley y James Harrison, sus dos LBs exteriores, mantuvo su proverbial potencia en la defensa contra la carrera tras la lesión de su SS, pero se convirtió en vulgar defendiendo el pase.

.

La línea de tres es poderosísima, pero necesitará renovarse en poco tiempo. Aaron Smith, Casey Hampton y Brett Keisel han formado durante años una línea mítica, pero Smith se perdió gran parte de la temporada pasada por lesión, y los años comienzan a notarse en un grupo que necesita aportar mucha explosividad para seguir haciendo daño con el pass rush.

Woodley

Lo más poderoso de la defensa posiblemente sea la pareja de linebakers exteriores. Woodley y Harrison son dos cazadores de QBs tremendos y a mí me sorprende que los dos defensive ends elegidos en el draft (Jason Worilds en 2ª ronda y Thaddeus Gibson en 4ª) estén trabajando más como LB exteriores, posición que está maravillosamente cubierta por dos jugadores jóvenes, que como DE, posiciones que sí necesitarán un relevo casi inmediato. Espero que alguno de los expertos en los Steelers que os pasáis por el blog seáis capaces de resolverme la cuestión. Farrior y Timmons, los dos LBs interiores son magníficos en el blitz, pero el año pasado mostraron inesperadas carencias en la cobertura del pase tras la lesión de Polamalu. La posición también se ha reforzado con el fichaje de Larry Foote procedente de Detroit y la elección de Sylvester con una 5ª ronda del draft.

.

La secundaria fue el gran talón de Aquiles de 2009. Polamalu amagó lesionándose nada más comenzar la temporada y terminó por romperse pocos partidos después. Su ausencia dejó en evidencia las carencias del resto de la secundaria. Ryan Clark dio un paso adelante y realizó una de sus mejores temporadas, pero no fue suficiente. Me vais a permitir que sea pesimista, pero tengo serias dudas de que Polamalu vuelva a ser el de siempre tras su retorno. Una lesión de ligamentos en cada rodilla en la misma temporada es algo difícil de digerir, y provoca sospechas. Los Steelers han buscado reforzar la posición de CB recuperando al hijo pródigo Bryant McFadden, que se marchó el año anterior a los Cardinals, y eligiendo en el draft a Crezdon Butler con una 5ª ronda, pero tal vez no sea suficiente. Ni Taylor, ni Gay, ni Burnett son jugadores que asusten a los receptores rivales.

Polamalu

Sin duda, la defensa de los Steelers volverá a ser una formación muy poderosa a pesar de sus problemas cuando no está Polamalu. El problema será que en los primeros partidos de la temporada deberán dar un paso adelante para intentar contrarrestar las limitaciones de un ataque que no podrá contar con Big Ben.

.

Lo mejor

1. El ‘front seven’ volverá a ser uno de los más poderosos de toda la NFL.

2. El regreso de Polamalu.

3. Jonathan Dwyer, una elección de sexta ronda, puede ser el corredor percutor que buscaban para completar el backfield.

4. Pouncey es una gran elección para corregir los problemas de la línea ofensiva.

5. Pueden haber zanjado todas las polémicas del vestuario.

.

Lo peor

1. Mike Tomlin no resiste comparación alguna con Bill Cowher.

2. Big Ben se perderá los primeros seis partidos y no hay otro QB de garantías.

3. El grupo de receptores no entusiasma demasiado.

4. La secundaria seguirá siendo ‘polamaludependiente’.

5. ¿Estarán perdiendo la identidad?

.

Objetivos:

Ellos dirán que van a por todas pero, sin Roethlisberger en los seis primeros partidos, sería un éxito que terminaran con un récord equilibrado. Son un equipo poderoso y con más carácter que nadie, pero las convulsiones del esta offseason no serán fáciles de superar. Además han hecho un draft bastante arriesgado, con muchas apuestas atrevidas, que puede no tener repercusión a corto plazo o incluso terminar en fracaso.

.

[email protected]

.

Archivado en Así los veo , Pretemporada 2010 , Steelers

viernes, 11 junio 2010

-------------ASÍ LOS VEO------------- Cincinnati Bengals (AFC Norte)

Hoy os hablaré de los Bengals, el equipo de los desheredados, los problemáticos, los fichados,… Una franquicia que no tiene ningún reparo en contratar apestados sociales, como ha sucedido este año con Pacman Jones y que el año pasado vivió una resurrección inesperada y una debacle final previsible.

.

Pero antes de seguir adelante quiero devolveros a la pista de Ali Villanueva. Recordaréis que Ali es el alumno español de Army que sorprendió el año pasado con su juego como receptor y que, según bastantes analistas, podría ser un TE polivalente con gran proyección en la NFL.

.

El problema para él era que no podría jugar en la NFL hasta dentro de dos años, cuando termine el servicio obligatorio al que está comprometido por estudiar en Army. De hecho, Ali será enviado al conflicto de Afganistán en poco tiempo. Es ridículo hablar de ‘lo que hubiera pasado’, pero creo que si Ali no hubiera estudiado en una universidad militar, posiblemente hubiera sido elegido en el draft 2010 y ahora estaríamos hablando del primer español en debutar en la NFL.

Villanueva_bengals-203x300

Pues el caso es que Ali estuvo entrenando con los Bengals en su mini camp. Por lo que dicen las notas de prensa, el equipo técnico quedó sorprendido de su compromiso y calidad, y no descarta recuperar a Ali cuando termine sus obligaciones con el ejército. Supongo que sólo son buenas intenciones, que dos años son muy largos, y que las posibilidades son remotas, pero Ali Villanueva, un español, entrenó con un equipo profesional y ese ya es un hito para nuestro deporte.

.

Dicho esto, vamos al tajo.

.

Muchos se quedaron boquiabiertos cuando Marvin Lewis fue elegido entrenador del año en los prestigiosos premios de Associated Press. Incluso los aficionados de Cincinnati estallaron en lo que les pareció casi un insulto. Mientras Lewis ganaba prestigio en el resto de la NFL, en su casa era considerado un escollo para que Mike Zimmer se convierta en head coach del equipo. Zimmer es el coordinador defensivo y, posiblemente, el gran responsable de la buena temporada de los Bengals en 2009. No me atrevo a entrar en un debate sobre porcentajes y merecimientos. Yo incluí a Lewis en el grupo de entrenadores que habían tenido un papel sobresaliente y ya me criticasteis bastante en su momento. Vista la ira que provoca entre los creyentes de los Bengals, supongo que su vieja fama de tipo con muy poco carácter le sigue desacreditando.

Palmer

En lo que no puedo estar de acuerdo es en la opinión, también muy extendida entre los aficionados de Cincinnati, de que Carson Palmer está acabado tras la lesión de rodilla que le hizo perder casi por completo la temporada 2008. Es verdad que Palmer decepcionó el año pasado, que sus números estuvieron muy lejos de los que debe aportar un QB considerado de la superélite, y que tal vez fue el factor menos determinante dentro de un equipo que dio un gran paso adelante en casi todos los demás aspectos. Mi discrepancia se debe a que Palmer jugó casi toda la temporada con una lesión en la mano izquierda que le impedía recoger el balón correctamente en el snap, y sujetarlo bien con ambas manos antes del pase. Durante todo el año se repitieron las imágenes en que se veía cómo hacía un movimiento extrañísimo para poder controlar el balón. Eso afectó a su rendimiento, a su velocidad y a su confianza. Tengo toda la fe del mundo en que Palmer volverá a ser uno de los QBs más desequilibrantes de la NFL.

.

Detrás tendrá de nuevo a Ochocinco, pero este año no estará tan solo y desolado como quedó tras la muerte de Chris Henry, 2º receptor del equipo. Antonio Bryant ha llegado desde Tampa para elevar mucho el nivel del grupo de receptores. Bryant es un receptor magnífico, capaz de sumar muchas yardas por temporada, pero que nunca hasta ahora ha estado a las órdenes de un QB de primera fila. Con Palmer puede formar una pareja letal de la que se aprovechará Ochocinco para hacer daño en lo profundo. En el draft, los Benglas adquirieron a Jordan Shipley con una tercera ronda. Estoy seguro de que muy pronto será el tercero en discordia porque Andre Caldwell ha demostrado, un año más, que sus manos de mantequilla le convierten en prescindible. Dezmon Briscoe también ha sido seleccionado con una sexta ronda, pero no debería tener un impacto importante a corto plazo. Pero lo que de verdad se ha reforzado en el draft es la posición de TE. Jermaine Gresham, un jugador con muy buenas manos como receptor y mucha potencia para ayudar en la línea, ha sido la flamante primera elección de los Bengals y puede convertirse en el auténtico tercer receptor del equipo. Os confieso que lo tengo en mi lista de fantasy como objetivo prioritario.

.

En el backfield el rey será Cedric Benson. Creo que el fue el gran abanderado de la gran temporada de los Bengals en 2009. Después de ser ninguneado en los Bears, Benson llegó a Cincinnati como sustituto de Rudi Johnson y, después de una primera temporada dubitativa, se destapó como el norte-sur poderoso que los Bears no habían sabido valorar. Benson volverá a ser decisivo pero los Bengals deberán cruzar los dedos. Una lesión de Benson puede dejarles sin juego de carrera. Ni Bernard Scott, ni Brian Leonard, tienen calidad para sustituirle. La posición de fullback, con Vakapuna, tal vez sea la peor cubierta de todo el equipo.

Benson

La línea ofensiva será la misma que en 2009. Whitworth, Livings, Cook, Bobbie Williams (el jugador clave) y Smith fueron muy efectivos el año pasado tanto protegiendo a Palmer como abriendo huecos a la carrera. Todos menos Williams son jugadores jóvenes así que pueden progresar. Individualmente ninguno es una gran estrella pero están bien compenetrados y cumplen su papel. La posición se ha reforzado con dos elecciones bajas del draft.

.

En resumen, el ataque tiene mejores receptores, debería tener un Palmer al ciento por ciento, está protegido por una línea correcta, y puede apoyarse en un corredor como Benson que, si se mantiene sano, es una pesadilla para las defensas rivales. Lo lógico sería pensar que forman un bloque muy difícil de parar, pero hay demasiados factores históricos que hacen preveer que, en Cincinnati, algo pasará que lo estropeará todo.

.

La defensa no tienen grandes nombres, pero sí a Mike Zimmer, el coordinador defensivo de moda durante toda la temporada pasada. Los Bengals habían sido, en los últimos años, la nota discordante dentro de la AFC Norte, una división donde tradicionalmente se jugaba muy duro en defensa, donde el espíritu de los Steelers marcaba carácter, y donde había poco margen para frivolidades. En Cincinnati todo eso parecía darles igual. Siempre apostaban por un ataque de fantasía y una defensa que acompañara. Con Zimmer eso ha cambiado radicalmente. La defensa de los Bengals se ha convertido en una de las más agresivas de toda la NFL y fue la auténtica culpable del éxito del equipo en 2009.

.

Zimmer cimenta su defensa en una 4-3 muy agresiva y con rotaciones permanentes. La estrella en la línea es Antwan Odom, el DE derecho. A la izquierda, Geathers ha ido bajando su rendimiento en las últimas temporadas y en 2ª ronda del draft eligieron a Carlos Dunlap que más pronto que tarde le sustituirá como titular. En el centro destaca Tank Johnson y le acompañará Domata Peko que tendrá que andarse con ojo para no perder la titularidad a manos de Geno Atkins, que llegó con una 4º ronda del draft. Los linebackers también entran en un ciclo de rotaciones permanentes que les permite mantenerse siempre frescos y muy agresivos. Keith Rivers, Dhani Jones y Rey Maualuga son los teóricos titulares pero es muy probable que a lo largo de la temporada Dhani Jones vaya cediendo el centro, y el liderazgo, a Maualuga y el lado izquierdo pase a ocuparlo el novato Roddrick Muckelroy, elegido en 4º ronda del draft.

Hall

En la secundaria también son habituales las rotaciones. Gibril Wilson ha sido un buen fichaje que ha llegado desde Miami para dar profundidad al FS, donde Chris Crocker seguirá siendo el referente, y Roy Williams el SS. A pesar de todo, los Bengals deben ir pensando en rejuvenecer cuanto antes ambas posiciones. Roy Williams aún es un gran jugador, pero se le acumulan las sesiones y nunca volverá a rendir como lo hizo en los Cowboys. Chris Crocker es un jugador de equipo, pero no un tipo desequilibrante. Johnathan Joseph y Leon Hall forman una grandísima pareja de cornerbacks, tal vez una de las mejores de toda la NFL, y pienso que merecen gran parte del mérito del éxito de la defensa de Cincinnati en 2009. Creo que fueron los grandes olvidados en la última Pro Bowl. Además, este año tendrán detrás a Pacman Jones y David Jones como suplentes de lujo y terceros CB en formaciones con tres o más receptores.

.

Una vez más me ha vuelto a pasar. Termino de analizar a los Bengals y, sinceramente, me parecen un equipazo con mimbres suficientes como para aspirar a todo. Tanto su ataque como su defensa están muy bien armados. Los titulares ofensivos están, en casi todas las posiciones, entre la élite de la NFL y la defensa, aunque cuenta con menos estrellas, tiene mucha profundidad de banquillo. Tal vez sólo necesiten al Palmer de 2006 y 2007 para aspirar al anillo. Son, para mí, una de las grandes incógnitas del año.

.

Lo mejor:

1. Zimmer, el coordinador defensivo, ha construido una defensa durísima.

2. Cedric Benson si sigue en la línea de la temporada pasada.

3. Ochocinco, Antonio Bryan (ojo con él) y Gresham pueden formar el tridente de moda en 2010.

4. El ‘front seven’ es muy disciplinado y agresivo.

5. Joseph y Hall forman una pareja de cornerbacks impresionante.

.

Lo peor:

1. Si Palmer no despierta, el equipo no mejorará respecto al año pasado. Su participación es indispensable para un salto de calidad.

2. Falta profundidad en el backfield.

3. Necesitan rejuvenecer las posiciones de safety.

4. Ni Nugent, ni Rayner, son kickers para un equipo ganador.

5. La falta de compromiso, las denuncias por conducir ebrio, los positivos inoportunos, la indisciplina de un vestuario plagado de jugadores ‘marcados’.

.

Objetivos:

La batalla entre Ravens y Bengals por conquistar la AFC Norte puede ser uno de los puntos de interés de la próxima temporada. En mi opinión están un par de pasos por detrás de los Ravens, pero en 17 jornadas pueden pasar muchas cosas. Tienen armas suficientes como para aspirar a grandes cosas y posiciones cogidas con alfileres que pueden derrumbar el edificio. No superar la wild card sería para ellos un fracaso.

.

[email protected]

.

Archivado en Así los veo , Bengals , Pretemporada 2010

miércoles, 09 junio 2010

-------------ASÍ LOS VEO------------- Baltimore Ravens (AFC Norte)

Hay una palabra para definir el estado en el que se encuentran todos los aficionados de los Ravens: entusiasmo. Si me apuráis, entusiasmo próximo a la euforia. La offseason de Baltimore ha sido una de las más provechosas y hábiles de toda la NFL.

.

Los que seguís este blog desde hace un año, recordaréis que, para mí, Baltimore era el gran outsider de la AFC en 2009. Su aventura terminó frente a los Colts, en la ronda divisional, con una paliza que no hizo justicia a un equipo que supo ajustarse según iba avanzando la temporada.

.

Creo que es de justicia poner nombre y apellidos al resurgir de los Ravens en las últimas temporadas. John Harbaugh, su head coach, pasa bastante desapercibido, pero tal vez esa sea su mayor virtud. Consiguió sustituir con éxito a Brian Billick, un mito en Baltimore, y en 2008, en el año de su debut, llegó a la final de Conferencia. Cayó derrotado frente a los Steelers, pero su gesta tuvo aún más valor si tenemos en cuenta que su QB titular, Joe Flacco, también era novato.

.

El año pasado comenzó con dudas. Rex Ryan, el alma de la mítica defensa de los Ravens, se marchaba a los Jets y Greg Mattison, un entrenador sin experiencia en la NFL, se convertía en el nuevo coordinador defensivo del equipo. Los grandes líderes de la defensa parecían demasiado mayores y Mattison demasiado bisoño pese a su dilatada carrera en equipos universitarios, pero el resultado final fue sobresaliente.

.

Este año, después del trabajo realizado en la agencia libre y en el draft, creo que los Ravens han rearmado con mucho criterio sus puntos más débiles. Pero no os engañéis, seguirán siendo un equipo que trabajará en silencio, que pasará desapercibido, del que se hablará poco… y esa volverá a ser una de sus grandes armas. Los Ravens, un equipo indomable, seguirán danzando al ritmo del baile de Ray Lewis.

Flacco

El año pasado todos hablábamos de Joe Flacco, y de lo difícil que sería para él su segundo año como titular, ese momento en el que ya no eres imprevisible, los rivales han tenido tiempo para analizar tus virtudes y defectos, y sólo cuenta tu auténtico valor como jugador. Flacco terminó la temporada con nota, pero suspendió estrepitosamente en postemporada. Fue un simple espectador en la victoria de su equipo frente a los Patriots y jugó sinceramente mal contra los Colts, cuando todo su equipo le miraba, esperando que liderara el ataque. Tal vez me remonte demasiado, pero frente a Indianapolis me recordó al jugador perdido de la final de conferencia del año anterior contra los Steelers. Por eso, casi todos los analistas están poniendo el acento en el papel de Flacco, como criterio decisivo para preveer hasta dónde pueden llegar los Ravens. Flacco tiene un gran brazo, buena visión de juego y empaque en el pocket, pero no está claro que pueda con la presión en los partidos difíciles. Si en 2010 se le vuelve a encoger el brazo en los momentos decisivos, puede colgarse un ‘San Benito’ del que le costará desprenderse.

.

Harbaugh ha buscado apoyar a su QB reuniendo un grupo de receptores de primera categoría. Continúa Derrick Mason, que el año pasado completó una temporada extraordinaria convirtiéndose en el objetivo número 1 de Flacco, y también volverá Mark Clayton, que parece estancado en su progresión y decepcionó en 2009. Anquan Boldin, el eterno compañero de Fitzgerald en los Cardinals, ha sido uno de los grandes fichajes de toda la agencia libre y tiene las características ideales para encajar desde el primer día en el esquema de los Ravens. Donte Stallworth, el otro fichaje de campanillas, apurará su última oportunidad para demostrar que es un receptor de la élite. Flacco puede estar satisfecho, Mason y Boldin son letales en las rutas cortas y Stallworth debe aportar la profundidad que tanto se echaba de menos. En el draft, además, se han buscado herederos para Todd Heap. Ed Dickson (3ª ronda) y Dennis Pitta (4ª ronda) son dos TE con muy buenas manos que podrían dar dividendos desde el primer día y abren la opción de jugar con el doble TE que se está poniendo tan de moda en los últimos tiempos. En definitiva, un grupo versátil, ideal para sacar todo lo mejor de Flacco, y que debería convertir el juego aéreo de los Ravens en uno de los mejores de la NFL.

Rice

Pero la auténtica joya de Baltimore es el juego de carrera. Ray Rice se ha convertido en dos años en una de las armas de destrucción masiva de la liga. Es letal como corredor y como receptor, es capaz de cargar con todo el peso del ataque durante un partido completo y, en mi opinión, debe estar en cualquier equipo de fantasy con aspiraciones. Detrás tiene a Willis McGahee que, a sus 28 años, aporta veteranía y mucha calidad. Ambos forman una pareja letal que este año puede beneficiarse, y mucho, de las precauciones que tendrán que tomar las defensas contrarias contra el pase. El fullback, Le'Ron McClain, un fijo en la Pro Bowl, también merece una mención. Convierte en bolos a los líneas defensivos rivales y también es letal percutiendo con el balón en las manos. Los Ravens de 2010 ya no serán un equipo de baja anotación, sus rivales van a ir con el cuello estirado intentando aguantarles el ritmo.

.

La línea será la misma del año pasado, y eso es una noticia maravillosa para ellos. Matt Birk pondrá la experiencia y el liderazgo en el centro, como mandan los cánones, y Oher, Grubbs, Yanda y Gaither forman un grupo joven, poderosísimo, y que podría convertirse en una formación mítica con el paso de los años.

.

La defensa, que tantas polémicas generó en 2009, vuelve a tener el mismo problema (que también es su gran virtud) que el año pasado: la edad. Pryce, Gregg y Ray Lewis están más cerca de los cuarenta que de los treinta y además son jugadores con mucho carácter, acostumbrados a jugar con libertad apoyándose en su experiencia e intuición. El año pasado chocaron desde el primer día con Greg Mattison, que llegó con la intención de imponer una defensa muy disciplinada y ordenada. El problema entre entrenador y jugadores se fue limando poco a poco y a mitad de temporada quedó resuelto. Ambas partes cedieron y el equipo se benefició de las dos teorías. Disciplina, con chispas de genialidad, fue la bandera de una defensa que continuó jugando con la misma agresividad de siempre, pero limitando los errores que los excesos de fogosidad habían acarreado en el pasado.

Ray lewis

El esquema seguirá siendo el tradicional 3-4 con muy pocas caras nuevas. Sergio Kindle (DE) y Terrence Cody (DT) fueron elegidos en 2ª ronda del draft con la misión de tener peso específico casi de inmediato, Cody es el heredero natural de Gregg y Kindle reforzará la posición de LB exterior. Ambos aparecían en muchas previsiones como elecciones de primera ronda, así que para muchos analistas han sido dos de las mejores elecciones globales del draft 2010.

.

Tal vez Tavares Gooden o Dannell Ellerbe, como LBs centrales acompañando a Ray Lewis, sean el punto más débil de la 3-4. Uno de ellos deberá dar el paso adelante cuanto antes o los Ravens tendrán en muy poco tiempo un grave problema para mantener su proverbial potencia en el centro de la defensa. Aún así, un año más será misión casi imposible correr a Baltimore por el centro o hacerles daño con el pase entre líneas. Más bien tendrán que preocuparse de que su QB sobreviva al acecho de los man-eaters de los Ravens.

.

(CORRECIÓN: Es verdad que en el análisis no hago referencia a Haloti Ngata y a Terrell Suggs, y seguramente sea imperdonable. No es necesario que añada nada a lo que han dicho Gogor y Fern en sus comentarios).

.

La secundaria fue bastante criticada en el inicio de la pasada temporada, pero se fue asentando poco a poco liderada por un Dawan Landry (SS) impresionante. Completamente recuperado de la lesión que le hizo perder casi toda la temporada 2008, fue, sin ninguna duda, el ‘comeback player’ defensivo de 2009. (CORRECCIÓN: Fern tiene toda la razón en quejarse por mi análisis de Ed Reed, y por eso lo he eliminado. Casi siempre merece un sobresaliente como demuestra que sea un fijo tanto en la Pro Bowl como en el All Pro, y seguirá siendo una pieza clave de la defensa). El resto de los DB no son maravillosos, pero cumplen con su papel en una defensa que suele dejar muy poco tiempo a los QBs rivales para elegir rutas.

Entrenador

Os confieso que los Ravens son uno de mis grandes favoritos no sólo para ganar la AFC, sino para proclamarse campeones. Si Flacco da el paso adelante que todos esperamos, me parece inevitable que arrasen en su división, y aspiren al mejor récord de la Americana; pero incluso con un Flacco dubitativo tienen armas suficientes para ganar a cualquiera. En una Conferencia Americana que está perdiendo el paso frente a la durísima Nacional, los Ravens pueden aportar tanto la fortaleza e intensidad de los mejores equipos de la NFC como el juego de salón de los gallitos de la AFC.

.

Lo mejor:

1. Han reunido un grupo de receptores ideal para el juego de Flacco.

2. Su backfield puede ser imparable con Rice, McClain y McGahee.

3. Han renovado la defensa con grandes elecciones en el draft.

4. Dawan Landry ha regresado para ser el gran líder de la secundaria en el futuro.

5. Ray Lewis. Lo confieso, aún soy creyente.

.

Lo peor:

1. Joe Flacco se arruga en las grandes ocasiones.

2. Algunas estrellas defensivas están en su ocaso.

3. Los cornerbacks son trabajadores, pero no brillantes.

4. Billy Cundiff (¡ya era hora!) va ha perder la titularidad como kicker, pero Shayne Graham, recién llegado desde Cincinnati, tampoco emociona demasiado.

5. Boldin, por sus lesiones, y Stallworth, por sus petardazos, pueden ser, solamente, soluciones a corto plazo.

.

Objetivos:

Los Ravens lo quieren todo. Van a por el anillo y, si cumplen las expectativas, podrían acumular muchas victorias con marcadores escandalosos. No jugar la Super Bowl debería ser un fracaso para ellos.

.

[email protected]

.

Archivado en Así los veo , Pretemporada 2010 , Ravens

martes, 08 junio 2010

Washington Redskins (NFC Este) -------POR DANIEL HIDALGO-------

DANIEL HIDALGO2 .

Los Redskins afrontan una vez más una temporada enigmática, tanto por su falta de identidad, poca claridad de ideas y mala gestión (de su dueño Dan Snyder). Aunque, en esta ocasión, la hinchada de los ‘Skins‘ sólo puede ser optimista: se le podría llamar ‘milagro’ a empeorar lo logrado la pasada temporada: con un récord de 4 victorias y 12 derrotas (el peor desde 1994). Ahora en serio, el próximo ‘season’ presentará muchos cambios y, además, importantes. Analicémoslos y veamos lo que puede significar para una de las franquicias históricas de la NFL...

.

.

 La era 'Mike Shanahan'                                          

Shanahan

Llega Mike Shanahan a Washington tras firmar en enero un contrato por 5 temporadas y 35 millones de dólares. Famoso por su periplo en Denver de 13 temporadas (1995-2008), llega un entrenador con experiencia y que ya rechazó una oferta suculenta de Snyder en 2004. Perdonen mi referencia futbolera, pero este caso me recuerda mucho al de Florentino Pérez y Jose Mourinho en el Real Madrid: el primero, al igual que Dan Snyder, es criticado por sus pocos conocimientos futbolísticos, entrometerse en el proyecto deportivo y es únicamente halagado por su faceta empresarial. Después, Shanahan (Mourinho) llega con la plena confianza de Snyder y esta temporada será la primera en que supuestamente un ‘coach’ de los Skins pueda trabajar libremente y traer su propio personal. Los hechos ya lo demuestran: trae a Kyle Shanahan, su hijo, para ser coordinador ofensivo, y por primera vez en una década habrá nuevo coordinador defensivo y entrenador de linea ofensiva (se marchan Greg Blace y Joe Bugel, respectivamente). Jim Haslett (‘head coach’ de los Saints 2000-2005) coordinará la defensa y lo más importante es que cambiará el esquema de un 4-3 a un 3-4.

.

Veredicto: Acierto. Nunca me disgustó Zorn, pero nunca le dejaron trabajar y aquel proyecto ya era irrecuperable. Me gusta que Shanahan tome la rienda y que Snyder confíe en él.

.

 Defensa: Efectivos y la transición de un 4-3 a un 3-4  

Transición4-3a3-4

Aquí puede venir en mente la expresión de “no arregles lo que no está roto”. A eso le contestaría: “¿y vale convertir lo que está bien en algo aún mejor?”. La defensa de los Redskins está compuesta mayoritariamente por jugadores ágiles y versátiles, pero de menor estatura y masa (menos de 150 kgs. de peso), más aptos para ser ‘linebackers’ que ‘defensive tackles’. Cambiar a un 3-4 (cambiar un ‘tackle’ por un ‘linebacker’) hará que los Redskins puedan aprovechar más sus jugadores defensivos y tener un juego de ‘blitz’ más imprevisible.

.

Orakpo: Nuestro flamante ‘pro-bowler’ y rookie la pasada temporada ganará enteros ocupando un sitio ligeramente detrás de la línea. Su año cómo ‘defensive end’ la temporada pasada no será en vano, ya que volverá a ocupar su puesto natural habiendo ganado experiencia en otro. A André Carter, (114 kgs.) también le vendría mejor cambiar de ‘defensive end’ a ‘outside linebacker’ (su puesto cuando jugaba en los 49ers).

.

Haynesworth: Todo un problema. El grandullón no justificó la pasada temporada su fichaje récord y ser el defensa mejor pagado de la NFL (100 millones en 7 temporadas). Más bien dejó su huella lejos del campo: en diciembre se despachó contra Zorn y el resto del cuerpo técnico con unas duras críticas al sistema defensivo, diciendo que era "absurdo" y, en primavera, protagonizó otro escándalo al tener que pagar 10 millones de dólares a una 'stripper' que dejó embarazada. Lo curioso es que ahora que el cuerpo técnico cambia el sistema defensivo de un 4-3 a un 3-4, él está aún más reacio. No ha sido el cambio que él quería (aunque un estudio demostró que sus mejores actuaciones del 2009 procedieron de jugadas usando el 3-4).

.

Cierto es que en 2008, en su temporada de 8½ sacks en Tennessee, jugaba en un 4-3 y no hacía de 'nose tackle', sino de 'defensive tackle' a secas. Haynesworth está descontento: lo que le gusta es presionar al QB, algo que no entrará en sus tareas como 'nose tackle' (bloqueando más bien el juego en carrera). Pero no se le puede culpar de todo, Haynesworth ha dicho en varias ocasiones que no quiere "ser conocido como un jugador que agarró su dinero y se fue, quiero ganarme lo que gano". En su defensa, ante un contrato tan astronómico como el suyo, lo normal es que el equipo haga todo lo posible para aclimatarse a él. No sé si llegó a los Redskins bajo falsas pretensiones... Pero los Skins ahora tienen un jugador estrella infeliz e imposible de traspasar por magnitud de contrato. Sin duda, la peor noticia respecto al 2010.

.

Veredicto: Se verá en los primeros partidos, pero ojala que salga bien, porque no veo a Haslett cambiando de idea a mediados de temporada. Más que un acierto, me parece una apuesta interesante.

.

 La era 'McNabb' (sí, era doble con la de Shanahan)  

 y el adiós a Campbell   

Mariano ya mencionó lo “sobrecogedoras” que me parecieron las primeras imágenes de McNabb con el ‘burgundy & gold‘ con su tradicional ‘5’ en la espalda. Y sí, sin duda lo fueron. Aunque ahora ya me voy haciendo a la idea... Llega un QB que ha recibido una extraña mezcla de criticas y elogios a lo largo de su carrera. Muy veterano (33 años y 6 veces elegido al Pro Bowl), hasta este verano el único ‘jersey’ que se había enfundado era el de los Eagles (dato curioso: fue drafteado el año que Snyder tomó las riendas de los Redskins, 1999).

05-mcnabb

Los Skins han cambiado la política de draftear quarterbacks y hacer un Theismann marca de la casa (tras probar con Frerotte, Ramsey y Campbell). Y la verdad es que McNabb tiene todos los galones para hacerlo bien en Washington. Sus números y logros a lo largo de su carrera son irrefutables, pero me preocupan sus lesiones. Y más aún teniendo en cuenta lo mal apoyado que está: Rex Grossman, un veterano con cero potencial, y el joven Colt Brennan.

.

En cuanto a Campbell, el chollo del trade por McNabb con los Eagles (un draft pick de segunda ronda en 2010 y uno de cuarta ronda en 2011) fue contrarrestado por lo mal traspasado que fue JC a los Raiders: ¡un draft pick de cuarta ronda en 2012! Oakland se lleva un quarterback decente, capaz de hacerlo bien con una línea ofensiva sólida y buenos receptores, algo que no tuvo en Washington. Ante su negativa a ser suplente, su marcha era segura. Personalmente, sé que no era del todo su culpa, pero me harté hace tiempo de no ver pases completados de más de 8 yardas en 2009.

.

Veredicto: Sorprendente, pero muy bien hecho si McNabb no se lesiona. Creo que se podría haber conseguido algo más por JC.

.

 Ataque                                          

Running backs: Las mejores novedades del equipo están en el ‘running game’. Un Portis en declive por fin tendrá competencia y, además, por partida doble. Larry Johnson y Willie Parker formarán junto a él un ‘backfield’ de mucho caché. El primero, nativo de Maryland, llega tras 8 años en la liga, 2 Pro Bowls, 55 ‘rushing touchdowns’, y más de 6.000 yardas.

.

El segundo es un clásico de los Steelers, suplente de Bettis durante un par de temporadas, ganador de dos Super Bowls y también elegido para 2 Pro Bowls, conocido por su velocidad. Portis, preocupado por su papel en el equipo la próxima temporada, acudió al primer ‘mini-camp’ primaveral por primera vez desde su fichaje en 2004.

.


Larry Johnson le demostró a Polamalu el gran inconveniente de tener melena en la NFL.

.

Wide Receivers:  Quiero dejar claro lo siguiente: soy muy de Santana Moss. Parece que al final no le salpicará el lío de dopaje que salió a la luz hace poco por unas visitas injustificadas a un doctor canadiense. Esperemos que sea así, pese a su mala temporada 2009. Nuestra línea de receptores puede ser nuestro punto más débil en ataque (si lo de Williams en la línea ofensiva sale bien). Ahora mismo, sólo Moss, Kelly y Thomas tienen sitio asegurado en el equipo. Para los dos o tres puestos restantes, 6 jóvenes están peleando para no ser excluidos.

.

¿T.O.?

Esa es la pregunta. Durante un tiempo se habló de la posibilidad de fichar a Owens. Mariano lo veía muy claro, pero lo cierto es que Shanahan se interesó en él en 2006, teniendo en el banquillo a los veteranísimos Rod Smith y Leslie; y, aún así, pasó de él. Ahora, con 37 años y la peor temporada de su carrera (sólo 55 recepciones), dicen que no arriesgará con una personalidad tan fuerte en el vestuario.

.

Tight end y Fullback: Hay una razón por la que nuestro TE Cooley ha sido votado el jugador más popular por la afición (y eso que se rompió el tobillo el pasado mes de octubre). Cada año demuestra lo que vale y este año volverá a cubrir bien el puesto. En cuanto a Mike Sellers de FB, hay calidad, aunque el ex de los Edmonton Eskimos de la CFL esté posiblemente ante el último año de su carrera.

.

Veredicto: McNabb, una supuesta mejora en la línea ofensiva y competencia para Portis. Dicho así, ¡A+!

.

 Draft                                          

Los Redskins tenían en su poder el cuarto ‘pick’ de primera ronda del draft de 2010. El puesto que más urgía reforzar, el de ‘offensive tackle’. La única duda respeto al pick era si escogerían a Trent Williams (Oklahoma) o Russell Okung (Oklahoma State). Los Redskins se decantaron por el primero, un ‘blind-side tackle’ especialista.

2010-04-23T013427Z_01_NYK321_RTRMDNP_3_NFL-DRAFT

Jason Reid, columnista del Washington Post, hizo cundir el pánico entre los aficionados cuando decidió entrevistar a Jason Schmidt, ‘fitness coach’ de Oklahoma, acerca de Williams: “Trent tiene muchísimo talento, si se esforzara sería el mejor con una diferencia aplastante. ¿Que por qué no lo es? Se le podría definir como ‘vago’”. Fantástico...

.

Menos mal que McNabb levantó los ánimos de la hinchada al defenderle: “Con Tra Thomas y Peters, en los Eagles estuve muy bien cubierto, y seguro que con Williams, tras 4 años en una universidad como Oklahoma, también”. Habrá que estar al tanto de lo que hace Okung en los Seahawks para determinar si la elección fue buena.

.

En las demás rondas se escogió a Jarmon (DE, Kentucky), Riley (LB, Louisiana State) y Carriker (DT, primera ronda de los Rams en 2009), para ampliar los efectivos en defensa.

.

Veredicto: Previsible, pero bien hecho. Un 7,5 de 10.
.

 Temporada 2010                                          

Aquí tenemos el calendario de los Redskins. Me gusta que el ‘Bye week’ sea justo en la mitad de la temporada. Pero hay más contras que pros: me disgusta que el primer test del ‘season’ sea ante los Cowboys y, sobre todo, que según los récords del 2009, tengamos el octavo calendario más difícil de la NFL. Eso, para un equipo en plena transición de un 4-12 no promete.

.

Week 1: Sunday, Sep. 12, Dallas, 8:20 PM (EST; -6 horas que España peninsular)

Week 2: Sunday, Sep. 19, Houston, 4:15 PM

Week 3: Sunday, Sep. 26, at St. Louis, 4:05 PM

Week 4: Sunday, Oct. 3, at Philadelphia, 4:15 PM

Week 5: Sunday, Oct. 10, Green Bay, 1:00 PM

Week 6: Sunday, Oct. 17, Indianapolis, 8:20 PM

Week 7: Sunday, Oct. 24, at Chicago, 1:00 PM

Week 8: Sunday, Oct. 31, at Detroit, 1:00 PM

Week 9: Sunday, Nov 8 – BYE

Week 10: Monday, Nov. 15, Philadelphia, 8:30 PM

Week 11: Sunday, Nov. 21, at Tennessee, 1:00 PM

Week 12: Sunday, Nov. 28, Minnesota, 1:00 PM

Week 13: Sunday, Dec. 5, at NY Giants, 1:00 PM

Week 14: Sunday, Dec. 12, Tampa Bay, 1:00 PM

Week 15: Sunday, Dec. 19, at Dallas, 1:00 PM

Week 16: Sunday, Dec. 26, at Jacksonville, 1:00 PM

Week 17: Sunday, Jan. 2, NY Giants, 1:00 PM

.

Veredicto: Mi corazón dice 9-7 y a los playoffs via ‘Wild Card’; mi cabeza dice 7-9 y a conformarse con la mejoría respecto a la pasada temporada.

.

Archivado en Así los veo , Dani Hidalgo , Pretemporada 2010 , Redskins

lunes, 07 junio 2010

Paciencia

Estoy esperando con la misma ansiedad que vosotros que Daniel Hidalgo me envíe la previa de los Redskins. Me ha prometido que la terminará entre hoy lunes y mañana martes. Se que Dani está sumergido en un mar de dudas entre McNabb, la magnífica defensa, el tridente de corredores y la falta de receptores. Estoy seguro de que el resultado final será más que interesante.

.

Mientras tanto, yo estoy acabando la de los Ravens.

.

Os pido paciencia. Los análisis de los equipos dan bastante más trabajo que un artículo normal y, por otro lado, y como ya os adelanté, por estas fechas las noticias brillan por su ausencia, así que la actualización del blog no volverá a ser diaria, salvo excepciones, hasta que se aproxime el inicio de la temporada.

Ae85094ad729452faf1c98a7c2de4bae-0

Estos días he aprovechado para actualizar las respuestas a vuestros correos. Creo que he contestado todos los que tenía pendientes. Si se me ha pasado alguien, que me vuelva a escribir y le responderé encantado.

.

[email protected]

.

Archivado en Pretemporada 2010

miércoles, 02 junio 2010

-------------ASÍ LOS VEO------------- New York Giants (NFC Este)

Los Giants parecen un equipo en decadencia. Históricamente han sido rocosos, pegadores. Los tipos de azul siempre han estado entre los más duros del barrio y no han tenido inconveniente alguno para partirse la cara con quien haya osado mirarles a los ojos. No les asusta la sangre ni les atrae el juego de bailarines.

.

Así ganaron una Super Bowl. Tras una temporada ni buena ni mala, sino todo lo contrario, descubrieron en el último momento que eran capaces de plantarles cara a los perfectos Patriots. Desde ese día, que curiosamente terminó con derrota, destrozaron por orgullo, corazón y ansia a todos los gallitos de la NFL. Ese ha sido siempre el espíritu del equipo azul en su faceta ganadora. En la perdedora han sido, simplemente, una jaula de grillos.

.

No se qué tiene Nueva York que desquicia tanto a sus franquicias deportivas. Los vestuarios siempre están patas arriba, la prensa reparte estopa sin reparos, con o sin razón, los aficionados llenan el estadio pero no vibran, ni animan, como en otros equipos. Parece una grada de aristócratas que contemplan un espectáculo aburrido mientras beben cerveza con el meñique estirado.

.

Tom Coughlin llegó a la gran manzana con fama de viejo cascarrabias al que no le importaría encarcelar a sus hijos y nietos con tal de mantener el orden y el control. Yo le conocí en persona en la conferencia de prensa posterior al primer partido oficial que se celebró en Londres y os aseguro que da miedo. Siempre con la cara torcida, seco al hablar, brusco de maneras… El tipo perfecto para poner orden en un grupo problemático.

2009-11-27T042838Z_01_DEN11_RTRMDNP_3_NFL

Y Coughlin hizo su trabajo cuando llegó a NY. Aceleró la retirada de Tiki Barber, entró en el vestuario remangado y puso a todo el mundo firme al grito de “aquí mando yo”. Lo malo es que, como suele pasar con los sargentos de hierro, el efecto atemorizante tiene fecha de caducidad. Con el tiempo hay dos posibilidades, que el vestuario salte en pie de guerra pidiendo su cabeza, o que se convierta en un grupo de zombies sin alma, que van a donde les dicen sin importar el destino.

.

Creo que eso último es lo que está sucediendo en los actuales Giants. Los veteranos están saciados tras conquistar el anillo, y los jóvenes esconden la cabeza bajo la toalla aterrorizados por el entorno. Coughlin, uno de los mejores entrenadores de los últimos años, está agotado. Tiene ya muy poco que aportar. Comenzará la temporada con 65 años y su tiempo se está acabando. Más allá de su indiscutible calidad, los Giants necesitan ilusionarse con un nuevo proyecto. En Nueva York están hartos de más de lo mismo… y además, los Jets, eternos segundones, están de moda con el show de Rex Ryan. Creo que esta temporada seguiremos presenciando la lenta extinción de un viejo dinosaurio azul.

.

Miro el ataque y me canso. Eli Manning está de vuelta. Su temporada pasada fue bastante buena, a pesar de que arrastró una lesión desde el principio que le tuvo mermado. Pero en el fondo sólo es una mala copia de su hermano. A Eli le falta sangre, ambición. Cuando Peyton sufre un sack se levanta enfadado como un toro bravo. Cuando Eli recibe un golpe similar se levanta con cara de susto. Toda la garra que tenía la gastó mientras derrotaba a los Patriots en la Super Bowl. Creo que a Eli ya no le apetece demasiado seguir jugando al football. Como es muy bueno, seguirá siendo un QB desequilibrante, pero no lo suficiente como para que sus Giants vuelvan a una final.

.

El grupo de receptores es joven y muy prometedor. Steve Smith fue el segundo jugador que más pases recibió el año pasado después de Wes Welker. Rápido y seguro, es el tipo de receptor que todos los QBs quieren tener a su lado. Mario Manningham y Hakeem Nicks completan un grupo joven que sólo necesita que Eli Manning recupere su chispa para crear el pánico en las secundarias. Kevin Boss, un TE joven con la difícil misión de hacer olvidar a Jeremy Shockey, también ha demostrado ser un arma peligrosa en el juego aéreo.

942a5a2639254aeaa644106158711ff4-1

Pero después de ver a un grupo tan sugestivo de receptores volvemos a la dura realidad de un equipo cansado. Brandon Jacobs ha pasado de ser considerado el nuevo Jerome Bettis, capaz de arrastrar a toda la línea defensiva contraria durante varias yardas, a parecer un corredor veterano especializado en terceros downs cortos. Es como si hubiera perdido parte de su potencia y esa capacidad de percutir contra el muro hasta destruirlo. Tal vez Ahmad Bradshaw merezca un voto de confianza de Coughlin y deba comenzar la temporada como número 1 mientras Jacobs se reserva para los momentos en que puede hacer más daño. Lo que está claro es que el ataque de los Giants necesita, para funcionar, que el juego terrestre tenga mucho protagonismo. Jacobs y Bradshaw son, en teoría, suficientemente buenos como para asumir esa responsabilidad, pero el año pasado les faltó ese punto que hace falta para ser desequilibrantes.

.

La línea será prácticamente la misma de la temporada pasada. Y está formada por un grupo duro y veterano. Se ha reforzado en el draft con Mitch Petrus, un guard que, por ahora, chupará mucho banquillo. Los cinco titulares son casi intocables, están muy compenetrados y su único problema es que los años comienzan a hacer mella.

.

Como veis, al ataque se le pueden poner muy pocos peros. De echo, prácticamente no ha sido tocado durante la offseason y es muy similar al que ganó la Super Bowl, salvo en el grupo de receptores, que aún así tiene mucha calidad. Si los resultados acompañan, tal vez se pongan las pilas y demuestren su verdadero potencial. Lo más probable es que, como sucedió el año pasado, se dejen llevar sin dar su auténtica medida.

.

La defensa sí que ha sufrido muchísimos cambios. Tras la marcha de Antonio Pierce, todos los analistas apostaron por que los Giants irían en primera ronda a por un MLB que se pudiera convertir en el líder de la defensa en los próximos años. Sorprendentemente, los Giants se lanzaron a reforzar la línea con Pierre-Paul, un DE explosivo, y Linval Joseph, un DT que podría cerrar los agujeros por el centro que tanto daño hicieron el año pasado. Da la impresión de que Perry Fewell, coordinador defensivo, quiere suplir las carencias de sus linebackers poniendo toda la carne en el asador de la línea. Pierre-Paul, por la izquierda, y Kiwanuka, por la derecha, pueden mejorar significativamente el pass rush de los Giants mientras que Joseph puede ser, en poco tiempo, el cerrajero que necesitan por el centro.

Redskins_Giants_Football_ERU108

Philip Dillard, LB elegido en 4º ronda del draft, no parece el MLB que necesitaban para reforzar una formación que tradicionalmente ha sido temible pero que ahora está en horas bajas. Sintim, Goff y Boley son los teóricamente titulares, pero sólo Michael Boley parece tener el empaque que necesita un equipo que juega tan duro y tan intenso como los Giants. Si la línea es superada, dudo mucho que encuentre demasiada ayuda detrás.

.

La secundaria ha sido muy reforzada tanto en la agencia libre como en el draft. El FS Antrel Rolle llegó desde Arizona y Deon Grant desde Seattle, y los dos son jugadores inteligentes y con gran capacidad de anticipación, aunque el ex de los Cardinals pierde la cobertura y falla más placajes de los que debería con su prestigio. EL FS Chad Jones fue elegido en tercera ronda y el DE Adrian Tracy con la sexta. Terrell Thomas y Corey Webster formarán una estupenda pareja de cornerbacks. Thomas, sobre todo, es un jugador desequilibrante y capaz de lograr grandes jugadas, una de las joyas de ésta defensa.

.

Pienso que los Giants están muy bien armados contra el ataque aéreo, pero que dependerán demasiado de que su línea funcione. No parecen tener un grupo de linebackers dominante y tendrán que trabajar a fondo para que sus rivales no les destrocen entre líneas.

.

En resumen, los Giants deberían ser un equipo rocoso y competitivo, y posiblemente puedan serlo si creen en si mismos, pero en esta offseason no han mejorado significativamente. Los problemas de la temporada pasada pueden reproducirse si Coughlin no consigue recuperar su antigua capacidad para motivar vestuarios.

.

Lo mejor:

1. Han formado muy rápido un grupo de receptores muy competitivo.

2. La línea ofensiva es veterana y está muy compenetrada.

3. Parece que sus problemas de contención en la línea defensiva pueden haberse zanjado en el draft.

4. Su secundaria puede estar entre las mejores de la NFL.

5. Sus defensive ends pueden presionar mucho al QB rival si Pierre-Paul alcanza las expectativas.

.

Lo peor:

1. Coughlin parece haber perdido su capacidad de motivación.

2. Eli Manning sigue teniendo una moral muy frágil.

3. El backfield se ha quedado estancado en su proyección.

4. El grupo de linebackers parece lo peor del equipo.

5. La defensa carece de un auténtico líder.

.

Objetivos:

Los Giants deberían aspirar a entrar en postemporada vía wild card, pero su división se va a poner muy cara. Creo que la fragilidad mental del año pasado se volverá a reproducir, que sufrirán para terminar con un récord equilibrado, y que terminarán despidiendo a Coughlin y comenzando un nuevo proyecto que, tal vez, debería haberse iniciado este mismo año. Evitar todos esos augurios sería un gran éxito. Con todo, no sería una sorpresa que regresaran a la élite.

.

[email protected]

.

Archivado en Así los veo , Giants , Pretemporada 2010

lunes, 31 mayo 2010

-------------ASÍ LOS VEO------------- Philadelphia Eagles (NFC Este)

Os confieso que escribir sobre los Eagles me provoca cierto vértigo. Tengo camisetas de prácticamente todos los equipos de la NFL y en la espalda están escritos los nombres de muchos jugadores míticos. Pues, a pesar de todo, la que guardo con más cariño, la que contemplo con más añoranza, es la del gran Ricky Watters. El genio de Notre Dame sólo jugó tres temporadas en Philadelphia (1995-1996-1997), pero posiblemente fueron las mejores de su carrera. Los aficionados más jóvenes piensan ahora que echarán de menos a Westbrook, pero no pueden ni imaginar lo que se añoró a Watters. Pensaréis que Westbrook era buenísimo, pero no resistiría ninguna comparación con su antecesor.

.

Y ese amor sin condiciones que sentí por los Eagles en la década de los 90’, una época en la que sólo fueron competitivos mientras Watters estuvo en la plantilla, se tornó en desengaño tras la llegada de McNabb, a pesar de que el QB ha protagonizado la mejor década en la historia de la franquicia. Desde 1933 no se había vivido nada igual. Clasificados para postemporada en ocho de las ultimas diez temporadas, disputaron una Super Bowl y cinco finales de conferencia. Los Eagles estaban llamados a ser la gran dinastía de la primera década del siglo y quedarán para la historia como el Raymond Poulidor (Corregido. ¡Qué bochorno!) de la NFL. El eterno segundón, el perdedor de última hora, porque un QB de relumbrón jugó para sí mismo cuando tenía alrededor un equipo de leyenda, y empezó a jugar para los demás cuando ese equipo ya sólo era una sombra de si mismo.

2009-11-01T195844Z_01_PHL101_RTRMDNP_3_NFL

McNabb se ha marchado. Con su incapacidad para jugar en corto en un equipo en el que ese era el pilar sobre el que debía girar todo. Los Eagles, en una esquizofrenia que todos veíamos menos sus hooligans más inquebrantables, llevan años intentando jugar una west coast con un QB que sólo miraba hacia lo profundo. Fuegos de artificio que se convertían en carencias cuando llegaban los rivales duros de verdad. Estadísticas infladas que sólo acrecentaban el engaño. Un árbol gigante, imponente, que nunca dejó que se viera el bosque y, mira que me cuesta decir esto, la cobardía de Andy Reid, que nunca estuvo a gusto con McNabb, que siempre supo que con él la máquina no acababa de funcionar, pero que no se atrevió a dar el paso delante de poner al frente de su ataque a un jugador con menos nombre y carisma, pero más capaz de jugar a lo mismo que el resto de sus compañeros.

.

Y que conste que pienso que el propio McNabb ha perdido una década en Philadelphia. Con su movilidad y su brazo, podría haber deslumbrado en más de una decena de equipos ganadores que aman los fuegos artificiales. En Philadelphia siempre han sentido devoción por el valor de una yarda, de unas pocas pulgadas, por el fútbol del pasado, de cascos de cuero y piscinas de barro. El equipo en el que maravilló Ricky Watters durante sólo tres años, ha dejado que su década más gloriosa se escurriera entre los dedos por culpa de un brote de esquizofrenia.

.

Desde ahora todo será más difícil. La afición de los Eagles es la más exigente, la menos comprensiva, la más crítica de toda la NFL. Todo va bien hasta que termina el canto del ‘Fly Eagles Fly’. A partir de ese momento cada jugador pasa un examen inflexible partido tras partido. Ahora, con el listón tan alto tras los éxitos recientes, y Andy Reid en el punto de mira, el camino puede no ser sencillo.

.

En mi opinión los Eagles han soltado, por fin, el ancla que les impedía alcanzar la auténtica cima. Lo mejor de estos años ha sido que han forjado un carácter indomable que les dará un plus ante la mayoría de sus rivales. Si trabajan por fin con la coherencia sobre la west coast de Andy Reid, que es para mí uno de los grandes genios de la NFL a pesar de todas sus manías, pueden seguir en la cima otros diez años más.

.

Después de tanta digresión, vamos a concretar.

2009-09-27T203650Z_01_PHL12_RTRMDNP_3_NFL

Sí, estoy de acuerdo, Kolb tiene cara de lelo. Es el típico tío que aparece para pedir la mano de tu hija en la peor de tus pesadillas. Pero detrás de esa cara de “a este la falta un aire”, creo que hay un pasador nacido para jugar una west coast. Muchos estáis convencidos de que fracasará, pero la historia reciente de los Eagles ha demostrado que las numerosas lesiones de McNabb han sido cubiertas con solvencia por jugadores de todos los pelajes. Los Eagles deben ser un equipo de sistema y no de jugadores y eso simplificará la integración de Kolb, que además ha enseñado muchas cosas muy buenas cuando ha jugado como titular. Lo de Vick es una simple anécdota. Un ‘plan B’ innecesario e incoherente. Si tiene que jugar será muy malo para los Eagles, si no juega, cambiará de aires el año que viene y Reid colocará a Mike Kafka, un QB elegido este año en cuarta ronda del draft, como número dos.

.

Kolb tendrá, además, un grupo de receptores mejor del que nunca tuvo McNabb en los Eagles. DeSean Jackson, Jeremy Maclin, Jason Avant y el recién fichado Hank Baskett forman un grupo muy polivalente, compensado y capaz de cargar con la mayor parte del juego ofensivo, como le gusta a Reid. Riley Cooper, elegido con una quinta ronda, también tendrá sus oportunidades. Y no podemos olvidar a Brent Celek, uno de los TE más completos de toda la NFL. Es bueno como receptor pero también se convierte en un muro en la línea. Otra gran virtud es que son un grupo jovencísimo, con menos de tres años de experiencia para sus jugadores clave, que aún puede crecer muchísimo para convertirse en uno de los bloques aéreos más temidos de la NFL.

APTOPIX_Giants_Eagles_Football_PACK103

Esa juventud, que se ha convertido en seña de identidad de los nuevos Eagles, también es protagonista del backfield. Tras la marcha de Westbrook, LeSean McCoy será el corredor estrella. En su primer año no deslumbró como se esperaba, pero confirmó que tiene el perfil que busca Reid. Es un corredor ágil, y con buenas manos, capaz de salir al pase. Los jugadores como él suelen tardar más en tener impacto que un norte-sur clásico y estoy convencido de que McCoy, como ya le sucedió a Westbrook, irá mejorando poco a poco hasta triunfar en Philadelphia. Además estará escoltado por Leonard Weaver, un fullback que asombró el año pasado con una temporada impresionante y que puede terminar siendo un fijo en la Pro Bowl. Mike Bell ha llegado como seguro contra lesiones y, pese a las dudas que muestran los analistas de Philadelphia, creo que el backfield es de los más prometedores de la NFL.

.

Lo único que me ha sorprendido es el nulo esfuerzo que se ha hecho por mejorar la línea de ataque. Será exactamente la misma que el año pasado permitió 38 sacks y tuvo bastantes problemas para abrir espacios para la carrera. Es verdad que era una línea joven, y sin terminar de acoplar, pero le falta profundidad y otra lesión como la que sufrió Jamaal Jackson en enero pasado puede provocar que todo el ataque se venga abajo como un castillo de naipes. Reid siempre ha tenido una gran preocupación por que sus Eagles tuvieran una línea ofensiva de calidad, así que si él está tranquilo, como demostró a no elegir ni un solo refuerzo en el draft, a pesar de tener 13 picks, será por que él confía en ella.

.

Para terminar con el ataque, creo que es un grupo joven, modelado durante las últimas dos o tres temporadas, y que tiene muchas joyas que en poco tiempo pueden convertir a los Eagles en el referente ofensivo si Kolb cumple las expectativas.

.

Igual que Reid ha creado su nuevo ataque poco a poco durante los últimos años, creo que la defensa se ha formado a toda prisa durante esta offseason. Ya no queda casi nadie del bloque defensivo que aterrorizaba a los rivales en cada partido y llevó a los Eagles a la Super Bowl. El auténtico problema de la defensa 4-3 de los Eagles en los últimos tiempos ha sido su falta de ‘pass rush’. La línea no tenía poder suficiente para presionar al QB y todo el resto del bloque se descompensaba en las ayudas. En la NFL moderna regalarle un segundo al pasador rival es letal y eso es lo que han estado haciendo los Eagles.

.

Por eso la mayor preocupación de Reid en esta offseason ha sido reforzar el pass rush. Brandon Graham y Daniel Te’oNesheim (dos DE elegidos con la primera y tercera selección de Philadelphia) son cazamariscales con pedigrí en la NCAA. Durante el resto del draft también llegaron otro DE y un DT. Además, en la agencia libre se fichó a Darryl Tapp y el equipo cuenta con Trent Cole… Hay DE de calidad para dar y tomar y tampoco están cojos de DT con Mike Patterson y Brodrick Bunkley… Me temo que en el camp de los Eagles van a saltar chispas para hacerse con un puesto en la plantilla y que habrá algunos equipos que en septiembre taparán agujeros con los descartes de Reid.

.

También habrá muchos cambios en el grupo de linebackers. Witherspoon se ha marchado a los Titans tras completar una buena temporada y Jeremiah Trotter ha sido cortado. Ambas bajas han desconcertado a los aficionados. También deberemos estar pendientes del estado en el que vuelve Stewart Bradley tras un año en blanco por lesión. A poco que se parezca al que deslumbró en 2008, se debería convertir en el gran líder de la nueva defensa de Reid. Llama la atención el fichaje de Ernic Sims; el ex de los Lions podría ser titular desde el primer día. En el draft fueron elegidos Keenan Clayton (4 ronda) y Jamar Chaney (7ª), así que, como sucede en la línea defensiva, hay muchos jugadores y muy prometedores, pero demasiado jóvenes y sin compenetrar.

2009-11-01T201709Z_01_PHL102_RTRMDNP_3_NFL

La secundaria también necesitaba un lavado de cara urgente. Quintin Mikell es un SS buenísimo y Nate Allen ha sido elegido en segunda ronda para que forme junto a él una pareja de mucha calidad. Su mejor CB es Asante Samuel que, más allá de su prestigio, falla demasiados placajes por ambición. El problema es que faltaba un segundo cornerback de calidad y lo han buscado en cuarta ronda del draft eligiendo a Trevard Lindley y fichando en la agencia libre a Marlin Jackson.

.

Los Eagles tienen muchos mimbres y un gran entrenador para construir el edificio. Tal vez este año sea demasiado pronto, pero en dos o tres temporadas serán el equipo a batir en su división a poco que la mayoría de sus jóvenes cumplan las expectativas. Casi todos los especialistas creen que este será un año de transición para ellos pero yo pienso que en Philadephia hay armas suficientes para que nadie se acuerde de McNabb a mediados de octubre.

.

Lo mejor:

1. Tienen como entrenador a uno de los grandes maestros de la NFL.

2. Han conseguido reunir un grupo de jugadores muy jóvenes con muchísima proyección.

3. Tienen receptores para todos los gustos y todas las rutas posibles.

4. Su plantilla es amplísima. Todos los que sigan en septiembre serán factores en el campo. No habrá nadie de relleno.

5. En un equipo de sistema no son importantes las individualidades.

.

Lo peor:

1. Su afición. Como siempre, tendrá poca paciencia y el abucheo siempre en la boca.

2. Casi todo está sin ensamblar. En el ataque habrá menos novedades pero la defensa puede no parecerse en nada a la del año pasado.

3. Lindley no parece suficiente. Les falta un CB de calidad que acompañe a Samuel.

4. Si Stewart Bradley no vuelve al ciento por ciento, puede faltar un LB dominante.

5. A Kolb le podría pesar demasiado la leyenda de McNabb.

.

Objetivos:

No estoy de acuerdo con los que dicen que los Eagles deben conformarse con no terminar con récord negativo. Pienso que los Cowboys pueden ser un rival divisional muy difícil de superar, pero se verán las caras en la última jornada y a esas alturas los nuevos Eagles ya podrían ser letales. Yo creo que entrarán en wild card y que a partir de ahí nadie querrá enfrentarse a ellos.

.

Lamento que el análisis de los Eagles me haya salido algo más largo y tal vez ‘denso’ de lo normal. Es consecuencia directa de mi relación de amor-odio con Philadelphia, uno de los equipos que más me fascina de la NFL. El equipo de Ricky Watters.

.

[email protected]

.

Archivado en Así los veo , Eagles , Pretemporada 2010

viernes, 28 mayo 2010

-------------ASÍ LOS VEO------------- Dallas Cowboys (NFC Este)

Si algo no está roto es mejor no intentar arreglarlo. Parece que eso es exactamente lo que ha pensado Jerry Jones, propietario de los Cowboys, si observamos los pocos movimientos que su equipo ha realizado durante la offseason.

.

Tal vez os haya sorprendido que me refiera a Jerry Jones y no a Wade Phillips. La realidad es que los Cowboys forman parte de ese puñado de equipos en los que el head coach es, básicamente, una marioneta del propietario. Las decisiones las toma Jones y Phillips obedece. Posiblemente ese sea el auténtico talón de Aquiles del ‘Equipo de América’. Con su potencial, y un entrenador de carácter, podrían haber sido invencibles desde hace varias temporadas.

.

Para mí los Cowboys siempre han sido uno de esos equipos que exhalan pura esencia a football americano. Tradicionalmente ha sido la franquicia favorita de la mayoría de los estadounidenses y gana por goleada en el favor de la parroquia de origen hispano. También ha provocado un gran rechazo por parte del resto de los aficionados así que, en conclusión, es uno de esos equipos grandes de verdad que no dejan indiferente a nadie. Yo los odié en la etapa de Aikman, sobre todo porque prefería a los 49ers de Young en la Nacional, o a los Bills de Kelly en la Americana, pero desde la llegada de Romo, y sobre todo desde las tórridas vacaciones del QB con Jessica Simpson en México poco antes de un partido de playoff que terminó como el rosario de la aurora, siento auténtica simpatía por ellos. El equipo de la estrella solitaria tiene carácter y suele dar que hablar… justo lo contrario de lo que ha sucedido en esta offseason.

DAL05_NFL-_0822_11

El ataque lo tiene todo. Una línea de muchísima calidad, a pesar de la humillación que sufrió ante los Vikings en playoff, que además se ha visto reforzada con la elección de Sam Young en la sexta ronda del draft, un QB de campanillas pese a que algunos de vosotros discreparéis, un grupo de receptores tremendo y un backfield polivalente e imprevisible.

.

A mí siempre me ha gustado Romo. Durante su primera temporada me recordó muchísimo a Favre en su mecánica y en la forma de moverse en el pocket. Bastantes me criticasteis por esa comparación, pero poco a poco ha ido depurando su estilo y alejándose del mito de Mississippi. El año pasado Romo terminó como tercero en número de yardas y octavo en rating. Estos números tienen más valor si tenemos en cuenta que durante la primera mitad de la temporada su receptor número 1 fue Roy Williams, que sigue desconocido desde que llegó a Dallas, y que sus pases se convirtieron en un puente aéreo exclusivo hacia Jason Witten. Pero todo cambió con la aparición casi milagrosa de Miles Austin. Se convirtió en el receptor de referencia en pocas jornadas y abrió el abanico de pase de los Cowboys. Patrick Crayton también tuvo un buen final de temporada mientras Romo volvía a ser el pasador agresivo y temible que algunos vemos en él.

227403-01-07

Podéis imaginar la que se puede liar este año tras la elección de Dez Bryant en la primera ronda del draft. Roy Williams, Miles Austin y Dez Bryant podrían ser primeros receptores en muchos de los equipos de la NFL y Jason Witten es, posiblemente, el mejor TE receptor de la liga. El espectáculo está asegurado.

.

El juego terrestre también quita el hipo. Hasta ahora Marion Barber era el titular mientras que Felix Jones y Tashard Choice salían del banquillo para aprovechar sus oportunidades. Parece que uno de los cambios más importantes de cara a la próxima temporada es la posibilidad de que Felix Jones se convierta en el líder del backfield. Jones es un primera ronda escurridizo y muy difícil de placar; Barber, a sus 27 años, sigue siendo un corredor polivalente capaz de percutir o de abrirse hueco con habilidad e inteligencia, pero sus últimas lesiones dejan en entredicho su durabilidad; Choice ha aprovechado con éxito todas las oportunidades que ha tenido y, en caso de necesidad, podría ser un número 1 provisional de garantías.

APTOPIX_Cowboys_Chiefs_Football_MOCR118

La defensa es de dibujos animados. Juega en 3-4 con una línea poderosa en la que Jay Ratliff domina como nose tackle mientras Spears y Olshansky cierran el muro. Ya de por sí es una línea muy capaz de presionar al QB rival y cerrar los huecos de carrera, pero detrás hay un grupo de linebackers, liderados por DeMarcus Ware, que son literalmente imparables para la mayoría de las líneas ofensivas de la NFL. Además, en segunda ronda del draft los Cowboys eligieron a Sean Lee, un LB muy inteligente, capaz de jugar casi en cualquier posición y que también puede ser un factor para la secundaria.

.

Porque el otro talón de Aquiles de los Cowboys es su defensa contra el pase. Lo han intentado corregir eligiendo a dos CB en el draft, pero tal vez hubiera debido más práctico buscar un free safety dominante. Quizá eso sea lo único que les falta a los Cowboys para ser el equipo perfecto. Jenkins y Newman son dos cornerbacks de Pro Bowl, pero ni Ball, ni Sensabaugh, ni Hamlin están a la altura del resto de la defensa.

.

Los Cowboys terminaron enchufadísimos la pasada temporada. Cayeron humillados en playoff ante los Vikings, pero en aquel momento el equipo de Minnesota era un tornado casi imparable que destrozaba a todas las líneas ofensivas que salían a su paso. Si no hay sorpresas, o sucesos extradeportivos que empañen la temporada, el equipo de Dallas debería estar entre los dos o tres máximos favoritos para ganar la Conferencia Nacional.

.

Lo mejor:

1. Tienen un QB magnífico.

2. Tienen unos receptores maravillosos.

3. Tienen un backfield espléndido.

4. Tienen una línea defensiva demoledora.

5. Tienen un grupo de linebackers terrorífico.

.

Lo peor:

1. Tienen un entrenador que ni pincha ni corta.

2. Tienen un propietario que pincha y corta demasiado.

3. Su secundaria debería mejorar.

4. La línea ofensiva no debe acomplejarse tras la paliza que sufrió ante los Vikings.

5. David Buehler puede ser un gran kicker… o tal vez el enésimo fracaso en una posición maldita para Dallas.

.

Objetivos:

Ganar su división y disputar la final de Conferencia sería lo mínimo a lo que debería aspirar un equipo que atesora tanta calidad. Pero además hay que exigir que los Cowboys den espectáculo y que su partido se convierta en una cita obligada cada semana.

.

Ya sabéis lo que dice la leyenda: Dios hizo el mundo en seis días. En el séptimo creo el football, y vio que era bueno. Al final de ese día, Dios dijo: “Hágase un equipo que guíe al resto y que marque cual debe ser el nivel de excelencia”. Entonces Dios cogió una estrella del cielo y la colocó sobre un casco plata y azul. Y Dios concluyó diciendo: “Todos llamarán a este equipo los Dallas Cowboys”.

.

[email protected]

.

Archivado en Así los veo , Cowboys , Pretemporada 2010

lunes, 17 mayo 2010

-------------ASÍ LOS VEO------------- Buffalo Bills (AFC Este)

No tengáis ninguna duda. Los Bills serán el último equipo de la AFC este. Lo siguiente que voy a decir tal vez os parezca exagerado, pero creo que también serán serios aspirantes al número 1 del próximo draft. ¿Os acordáis del Atlético de Madrid tras la llegada de Jesús Gil? ¿La sucesión de entrenadores que entraban y salían por la puerta del Calderón? Pues desde el retiro del gran Marv Levy, que dirigió a los Bills como un maestro desde 1986 hasta 1997, los de Buffalo han tenido seis entrenadores. Eso es una barbaridad en la NFL. Los proyectos necesitan madurar. Los Bills, ni han sabido encontrar buenos directores de orquesta, ni les han dado tiempo para trabajar.

.

Chan Gailey, el coordinador ofensivo durante las últimas dos temporadas, es el nuevo entrenador principal y sus dos primeras decisiones han desesperado a los aficionados: la defensa pasará a jugar 3-4, un sistema para el que la mayoría de los jugadores defensivos de la plantilla no eran idóneos, y fichó con su primera elección del draft a un corredor, tal vez el único puesto que tenían bien cubierto. Si Gailey sale vivo de esas dos primeras apuestas, tal vez estemos, sin saberlo, ante otro genio oculto. Pero dejadme dudarlo. No creo que una mente privilegiada espere a los cincuenta y muchos para destaparse.

.

Da la impresión de que los Bills han decidido hacer un trabajo de reconstrucción en dos años. Tal vez Chan Gailey sólo sea el encargado de cimentar, y en el enero próximo llegue un entrenador con más carisma para acabar el trabajo y comenzar a sacar réditos.

.

El párrafo anterior tiene sentido si veis que casi todo el trabajo de la agencia libre, y el draft, se ha centrado en potenciar la nueva defensa 3-4. Primero fue el fichaje de Dwan Edwards (DT de Baltimore) y de Andra Davis (LB de Cleveland). Luego llegó la elección en segunda ronda de Torrell Troup, un DT que cubrirá, desde el primer día, la decisiva posición de NT de la línea de tres, y que era uno de los mayores dolores de cabeza de los Bills. Por último, y por si fuera poco lo anterior, se eligieron tres DE: Alex Carrington, Arthur Moats y Danny Batten. Alguno de los tres DE se reconvertirá a OLB con lo que, si sumamos los jugadores que ya había en la plantilla a todos los nombres nuevos, los Bills tienen multitud de opciones para darle forma a su nueva 3-4. Me ha sorprendido bastante que no buscaran en la agencia libre un linebacker interior, posición que sí ha quedado un poco coja.

Bills_Panthers_Football_NCCB106

La secundaria no se ha tocado. Sobre todo porque es la única parte del equipo que triunfó el año pasado. Terminó en el ranking como la segunda mejor de la NFL, sólo detrás de la ya mítica de los Jets. McGee, Corner, Florence, McKelvin, Byrd, Scott… tienen bien cubierta la defensa profunda. Tanto que los Bills han intentado usar a alguno de ellos como moneda de cambio en la agencia libre. También hay un ‘pero’, el año pasado los equipos no necesitaron pasar para imponerse a los Bills. Su defensa contra la carrera era tan débil, y su ataque tan inconsistente e incapaz de pasar minutos en el campo, que los ataques contrarios se dedicaban a correrles sin piedad hasta dejarles agotados. Por eso, los corredores rivales solían aprovechar el enfrentamiento contra los Bills para hinchar sus estadísticas y la secundaria de Buffalo no tuvo que enfrentarse, en casi ningún partido, a ataques necesitados de anotar con rapidez. Supongo que el próximo año sucederá algo similar. La 3-4 necesitará asentarse, y el ataque no parece haber mejorado demasiado, así que la secundaria de los Bills se podrá tomar un segundo año de vacaciones mientras sigue ganando prestigio.

.

Donde los de Buffalo incluso pueden haber empeorado es en su equipo ofensivo. Sólo tenían un arma eficaz: el backfield. Fred Jackson y Marshawn Lynch completaron el año pasado una buena temporada a pesar de que la línea de ataque no ayudó demasiado. Por eso sorprende que eligieran en el draft a D.J. Spiller, cuando la mayor urgencia del equipo era un QB o un OT de esos que lideran una línea ofensiva durante muchos años. Vale, es verdad, Spiller era el mejor corredor del draft y tal vez se convierta en el jugador franquicia del ataque de Buffalo en los próximos años, pero da la impresión de que va a debutar en las peores condiciones posibles. Además, ahora los Bills se han encontrado con que no necesitan a Marshawn Lynch y están llamando a todas las puertas ofreciéndolo en algún ‘trade’ sin demasiado éxito. A perro flaco todo son pulgas.

FBC--841172-01-06-20091206-031351

La línea ofensiva fue el año pasado un auténtico flan y no parece que el esfuerzo realizado para reforzarla sea el más acertado. Cornell Green es un OT con 34 años que ha llegado desde Oakland bastante de vuelta de todo, Ed Wang, la elección de los Bills en la quinta ronda del draft, llega con la misión de convertirse en un ‘left tackle’ sólido lo antes posible y Kyle Calloway, la última elección de los Bills, es un ‘right tackle’ que funcionará si suena la flauta o no aportará demasiado si se cumplen los pronósticos. Viejos y niños para ganar una guerra. La línea ofensiva de los Bills volverá a ser, salvo milagro, una de las peores de toda la NFL. Los corredores tendrán que buscarse la vida y los QBs ni tendrán tiempo, ni se librarán de muchos cardenales.

.

¿Qué QBs? Me diréis. Porque los Bills, posiblemente, tienen el peor grupo de pasadores de toda la NFL. Ryan Fitzpatrick y Trent Edwards fracasaron el año pasado y Levi Brown, una elección en la séptima ronda del draft de este año, no parece la solución. Los aficionados de los Bills tal vez os indignéis con lo que os voy a decir, pero creo que tanto Edwards como Fitzpatrick son mejores de lo que han demostrado. Tal vez en otras condiciones, con otra línea ofensiva, con estabilidad en el plan de juego (recordad que el año pasado los Bills comenzaron jugando sin reunión hasta que vieron que era imposible) y con confianza por parte del staff técnico, serían mucho más aprovechables.

.

Pero los entrenadores han demostrado con sus movimientos que van a dejar toda la temporada a sus QBs a los pies de los caballos. Tras la marcha de Owens su único receptor fiable es Lee Evans, un jugador que tendría problemas para ser el segundo receptor en muchos de los equipos de la NFL. Marcus Easley, su elección de cuarta ronda, no debería pasar de ser un tercer receptor en el futuro y Chad Jackson, fichado en la agencia libre procedente de los Broncos, tampoco será un factor desequilibrante.

Chan gailey

Los Bills están a día de hoy sin línea ofensiva, sin QBs de garantías y sin receptores. Con una formación defensiva 3-4 por asentar y con un entrenador con fachada de interino. A pesar de todo, da la impresión de que todo esto es, simplemente, parte de un plan a medio plazo. Si consiguen terminar la temporada con una defensa que funcione se darán con un canto en los dientes.

.

Lo mejor:

1. Sin ninguna duda, el backfield. Su grupo de corredores serían la envidia de muchos gallitos de la NFL.

2. Su trabajo para asentar la 3-4. En realidad ha sido casi su objetivo exclusivo durante la offseason.

3. Su secundaria. Pasar contra ellos volverá a ser muy complicado.

4. Que por primera vez en muchos años parecen tener un plan… o eso creo.

5. La llegada de Spiller reforzará a unos equipos especiales que ya eran de lo mejor del equipo.

.

Lo peor:

1. No tienen QB de garantías.

2. No tienen receptores de garantías.

3. No tienen una línea ofensiva de garantías.

4. La 3-4 puede necesitar toda la temporada para funcionar a un buen nivel.

5. Su staff técnico parece demasiado provisional.

.

Objetivos:

Creo que si ganan cuatro o cinco partidos estarán encantados. El año que viene tendrán muy buenos picks en el draft para reconstruir el ataque y nadie les echará en cara quedar los últimos de su división. Lo dicho, lucharán por no ser el peor equipo de la NFL.

.

[email protected]

.

Archivado en Así los veo , Bills , Pretemporada 2010

jueves, 13 mayo 2010

Me han secuestrado

Como os conté en su momento, mi auténtico trabajo en el AS es coordinar y realizar la producción editorial que tenemos más allá del periódico diario. El blog de football es una especie de ‘hobby’ dentro del trabajo. El caso es que he sido secuestrado por la colección de libros de la historia de los Mundiales que estamos publicando, la guía del Mundial que publicaremos, la Europa League, el final de la Liga, la Copa de Europa, la final de la Copa y el “sursum corda”… Estoy superado por los acontecimientos y me temo que el arreón durará al menos un par de semanas más.

2010-01-05T031132Z_01_PHX05_RTRMDNP_3_NCAA

Además, tampoco tengo hueco fuera del trabajo, porque ya hemos entrado de lleno en el calendario de carreras ciclistas y el entrenamiento se ha intensificado hasta niveles casi insoportables. Así que o estoy trabajando o pedaleando.

.

Os prometo que tengo casi acabado el análisis de los Bills desde el lunes pero no se cuando podré darle la puntilla. En cuanto encuentre un resquicio, lo subo.

.

En resumen, os pido paciencia y comprensión durante las próximas dos semanas. Os prometo que en cuanto pase el temporal volveré a estar con vosotros con la regularidad habitual.

.

Ah, y felicidades a los colchoneros.

.

[email protected]

.

Archivado en Pretemporada 2010

domingo, 09 mayo 2010

-------------ASÍ LOS VEO------------- Miami Dolphins (AFC Este)

Como os dije cuando empecé estos análisis, muchos de los equipos son para mí como un libro cerrado. Los Dolphins están en ese grupo. Me resulta muy complicado hacer un análisis correcto de un conjunto que, prácticamente, ha reconstruido la defensa desde cero.

.

Bill Parcells, más allá de ser vicepresidente de operaciones, lleva tres temporadas ‘jugando al Madden’ con los Dolphins. Él cogió el mando de la consola después de una temporada nefasta en que se rozó la temporada imperfecta y, desde entonces, y con su fiel Sparano como entrenador principal, hace y deshace a placer. Parcells siempre ha cimentado sus equipos ganadores en una defensa dominante y agresiva, por eso es fácil adivinar quién decidió que había que despedir a Paul Pasqualoni, coordinador en 2009, y quién fichó a Mike Nolan como nuevo amo de la defensa y a Bill Sheridan como entrenador de linebackers.

.

La defensa de los Dolphins fue durante todo el año pasado un cascarón espectacular con muy poca enjundia dentro. Miami terminó con un récord 7-9, pero siempre dando la sensación de equipo duro, que se mantenía en los partidos hasta el final, y que podía dar la vuelta a un marcador adverso en cualquier momento. Os confieso que nunca me pareció que los Dolphins tuvieran un agujero tan grande en defensa, la wildcat y las formaciones imaginativas me tenían hipnotizado. No veía más allá de un ataque imprevisible y de una defensa agresiva, que presionaba mucho a los QBs rivales, y con nombres ilustres como Joey Porter, Jason Taylor o Akin Ayodele, todos ellos despedidos o canjeados en las últimas semanas.

244816-01-07

Así que los Dolphins han dedicado gran parte de la agencia libre y siete de sus ocho elecciones del draft a adquirir defensas. Primero fue el fichaje de Karlos Dansby. El ex de los Cardinals se convertirá, desde el primer día, en el gran líder de una defensa en la que sólo quedan Crowder (LB) y Yeremiah Bell (S) como veteranos con peso en el vestuario. Hay que tener en cuenta que Dansby destaca, sobre todo, como jugador de cobertura así que, vistas altas y bajas, me resulta muy difícil pensar que la defensa de Miami vaya a tener este año mejores efectivos para presionar a los QBs rivales. El otro problema lo tienen en el centro de la línea. Una defensa 3-4, como la que también jugará Nolan, obliga a que los tres jugadores de la línea sean muy poderosos y móviles, capaces de hacerse cargo de varios rivales en muchas ocasiones. Antes del draft los aficionados de los Dolphins estaban aterrados ante la posibilidad de que Paul Soliai fuera el eje central de la línea hasta el final de la sanción a Ferguson. Eso se solucionó con las dos primeras elecciones del draft. Jared Odrick y Koa Misi aseguran, si juegan al nivel esperado, que la línea defensiva será muy poderosa en muy poco tiempo. También han sido elegidos dos LB, un SS, un CB y otro línea que incluso podría jugar de LB exterior así que, como podéis ver, Miami está formando una defensa con bastantes caras nuevas.

.

Por último, no hay que olvidar el factor Nolan. El entrenador fue capaz de recomponer la defensa de Denver en muy poco tiempo para convertirla en la mejor de la NFL durante la primera mitad de la temporada pasada. Es verdad que se vino abajo cuando Ravens y Steelers descubrieron que era incapaz de ajustarse ante ataques sin reunión, pero eso no evitó que Nolan demostrara que sabe conjuntar jugadores en muy poco tiempo para formar bloques agresivos y competitivos.

.

En el ataque hay cuatro grandes novedades: el fichaje de Brandon Marshall, el despido de Ronnie Brown, la llegada de Richie Incognito y la confirmación de Chad Henne como QB titular.

.

Lo de Incognito en la línea es una apuesta con dos caras. La buena es que es un guardia que intimida, de esos que darían su vida por defender a su QB. La mala es que es considerado el jugador más sucio de toda la NFL y se le suelen acumular las sanciones por acciones antideportivas. Creo que será una buena incorporación para reforzar una línea que, ya de por si, el año pasado aseguraba buenas protecciones al QB y rutas seguras para los corredores.

2009-11-08T195422Z_01_FOX05_RTRMDNP_3_NFL

El juego terrestre volverá a ser, varios años después, terreno exclusivo de Ricky Williams. Ronnie Brown fue cortado después de que las lesiones nunca le dejaran rendir como se esperaba y de que fuera arrestado por conducir bebido. Me ha sorprendido que los Dolphins no hayan buscado en la agencia libre o en el draft un corredor de futuro. Si el veterano Ricky Williams se lesiona, no hay en la plantilla ni un solo recambio de garantías. Williams sigue siendo uno de los mejores jugadores de la NFL y ya le querrían para sí muchísimos equipos, pero su historial no le convierte en una apuesta muy segura sin un plan de contingencia. (CORRECCIÓN: Ronnie Brown aún aparece en NFL.com como agente libre restringido y eso me ha despistado. En los primeros días de la agencia libre se especuló sobre la posibilidad de que los Dolphins pudieran usarlo como moneda de cambio en alguna negociación. No fue así y, como dice Alf en su comentario, Ronnie Brown sigue siendo, a todos los efectos, jugador de los Dolphins. Por tanto, este párrafo pierde todo su sentido ya que los Dolphins no sufriran cambios significativos respecto al backfield de la pasada temporada).

.

Que Chad Henne sea el QB titular se convierte en la mejor noticia para los aficionados de Miami desde hace muchas temporadas. Ya sabéis, por artículos anteriores, que pienso que es el primer QB realmente bueno con el que cuentan los Dolphins desde la marcha de Marino. Es un jugador muy inteligente, seguro en la caja, capaz de leer defensas y de llegar con su brazo a casi cualquier lugar del campo. Tal vez me esté precipitando, ya se que aún no ha demostrado demasiado, que terminó la temporada con más intercepciones (14) que touchdowns (12), pero creo que con paciencia, y sabiéndole llevar, puede convertirse en muy poco tiempo en un jugador de referencia. Además, este año no sólo contará con los Bess, Camarillo y compañía, sino que Brandon Marshall, uno de los mejores receptores de la liga, añadirá la chispa que le faltaba a un grupo muy seguro y efectivo, en el que sólo se echaba de menos un número uno estelar. Creo que con tan buenas armas en el juego aéreo, los Dolphins usarán este año muchos menos fuegos artificiales, y formaciones wildcat, y volverán a un plan de juego más clásico pero que, tal vez, les de mejor resultado.

2010-01-03T212511Z_01_MIA12_RTRMDNP_3_NFL

La defensa es una incógnita, el juego terrestre no tiene profundidad en una época en la que están de moda las parejas de corredores y el juego aéreo estará dirigido por un QB poco experimentado. Pero, con todo, estos Dolphins ilusionan. Tal vez sea un poco pronto para ellos pero, ahora sí, están poniendo las bases de un bloque que puede aspirar al todo en muy poco tiempo.

.

Lo mejor:

1. La llegada de Nolan casi asegura una defensa eficiente desde el primer día.

2. Se ha fichado muy bien en la agencia libre y se ha hecho un gran draft defensivo.

3. Chad Henne puede ser el QB que llevan años buscando.

4. Ricky Williams está volviendo a jugar como en sus mejores tiempos.

5. El equipo mantendrá el espíritu indomable que Parcells y Sparano impusieron desde su llegada.

.

Lo peor:

1. La defensa puede tener a muchos novatos como titulares.

2. La línea puede echar en falta a Jason Ferguson, que se perderá los primeros ocho partidos por sanción.

3. Falta profundidad en el backfield.

4. Deben tener paciencia con Henne para no quemarlo.

5. Tal vez sea un proyecto que necesite tiempo para asentarse.

.

Objetivos:

Muchos analistas ven a Miami como un aspirante serio a ganar su división este mismo año. Yo pienso que sería un éxito que se clasificaran para la wild card. Tienen demasiadas apuestas e incógnitas por resolver. Si todo les funcionara como quieren, algo que casi nunca pasa, sí que podrían soñar con cosas grandes.

.

[email protected]

.

Archivado en Así los veo , Dolphins , Pretemporada 2010

jueves, 06 mayo 2010

-------------ASÍ LOS VEO------------- New York Jets (AFC Este)

Rex Ryan, Moby Dick, está sembrando el terror en los siete mares y las ocho divisiones con su estilo faltón, chuleta y despiadado. No le importa darle la patada en el culo a algunos de sus pilares, como sucedió con Thomas Jones o Alan Faneca, y luego ponerse el traje de sirena y enamorar con sus cantos a Tomlinson, Cromartie, Holmes y Jason Taylor. Ryan ha llegado a los Jets como una locomotora y los movimientos de esta offseason parecen los propios de un equipo que quiere ganar ya.

.

La defensa contra el pase de los Jets fue la mejor de la NFL la pasada temporada pero Ryan, ambicioso, ha querido mejorarla con el fichaje de Antonio Cromartie, que puede formar junto a Darrelle Revis una pareja inolvidable. Superar a los Jets por el aire se puede convertir en una de las misiones más difíciles en la NFL de 2009.

APTOPIX_Jets_Raiders_Football_OAS105

Los Jets también fueron dominantes defendiendo la carrera. Sus estadísticas fueron mejorando a lo largo de la temporada. Al final, terminaron como el octavo mejor equipo en ese aspecto del juego. Su 3-4 se mantendrá casi intacta respecto al año pasado. Su línea de tres sólo ha perdido a Douglas, que fue cortado al comienzo de la agencia libre y los linebakers titulares siguen en el equipo. Además, Ryan ha trabajado mucho en la agencia libre para ganar profundidad en la posición. El fichaje de Jason Taylor, que jugará de LB externo en el esquema de Ryan provocará crisis de ansiedad en los QBs rivales.

.

Toda la defensa de los Jets sigue pareciendo impresionante, incluso mejor que el año pasado. Ya está conjuntada, los refuerzos han sido magníficos y con un genio defensivo como Ryan en la banda se puede convertir en un sudoku irresoluble para todos sus rivales. Verla jugar será todo un espectáculo.

.

El ataque también se ha reforzado significativamente. Santonio Holmes llegó proveniente de los Steelers para convertirse en el receptor número 1 a partir de la jornada 5, ya que se perderá los cuatro primeros partidos por sanción. Le acompañarán Jerricho Cotchery, Braylon Edwards, un refuerzo que llegó desde Cleveland mediada la pasada temporada y, sobre todo, un Dustin Keller que es uno de los mejores TE jóvenes de la NFL. Mark Sanchez no se podrá quejar, va a tener a su disposición un grupo de receptores con muy buenas manos, muy fiables y de esos que siempre intentan hacerle fácil el trabajo a su QB.

.

Porque Mark Sanchez es el único talón de Aquiles que pueden tener estos Jets. Las segundas temporadas de los QBs suelen ser muy difíciles de entrada, pero en este caso puede ser incluso más complicada. A mí, sinceramente, no me convenció lo que vi de Sanchez en 2009. Después de un inicio meteórico pasó un bache terrible en toda la fase intermedia de la competición. Ryan le dio más responsabilidad y él fracasó estrepitosamente. Después, cuando el entrenador volvió a cargar el peso del ataque en la carrera, el QB recuperó la confianza y jugó cómodo de nuevo. Hay que confesar que en postemporada fue tremendamente efectivo y le salió casi todo bien.

179417-01-07

¿Qué por qué no me gusta Sanchez? Es posible que mi opinión sobre él cambie, pero me parece un jugador demasiado emotivo, del estilo de Delhomme, y al que le cuesta mucho mantener la sangre fría en los partidos. Los grandes QBs parecen jugadores de póker; no cambian nunca el gesto, reflejan emociones en muy pocas ocasiones y nunca dejan que los rivales sepan lo que están pensando. Creo que Sanchez no tiene, ni tendrá, esa sangre fría nunca. Eso no impide que en manos de Ryan pueda convertirse en un gran QB de equipo. Creo que Sanchez será más efectivo cuanto menos protagonismo necesite tener.

.

El despido de Thomas Jones fue una de las grandes sorpresas de la pretemporada. Había formado junto a Shonn Greene una pareja letal en el juego terrestre. Y la sorpresa fue aún mayor cuando Tomlinson aceptó firmar por los Jets asumiendo que difícilmente será el corredor número 1. De todos modos la jugada le puede salir redonda a Rex Ryan. Greene ya cargaba con la mayoría del peso del juego el año pasado, y Tomlinson sólo conserva su eficacia letal en las últimas veinte yardas, o al menos eso es lo que pareció la pasada temporada, y será ahí donde más le exijan.

.

La única duda ofensiva llega por el sorprendente despido de Faneca. Era un jugador decisivo tanto en la protección del QB como abriendo rutas a los corredores. Todo sucedió tras la elección de Vlad Ducasse en el draft. El resto de la línea ofensiva no ha cambiado pero es posible que los Jets tengan, a estas alturas, muy pocas soluciones para mantener la calidad de la línea si llegan las lesiones. Quizá Rex Ryan se arrepienta más delante de haber tocado una línea ofensiva que el año pasado fue una de las mejores de la NFL.

.

Tampoco me gusta el fichaje de Nick Folk. El año pasado fracasó estrepitosamente en los Cowboys. Los Jets, como sucedió el año pasado, serán uno de los equipos que más field goals intenten si Sanchez no mejora su eficacia en la red zone. Un jugador de moral frágil no es el francotirador ideal para un aspirante al anillo.

2009-12-13T221724Z_01_TPA11_RTRMDNP_3_NFL

Lo mejor:

1. Rex Ryan ha revolucionado la NFL con su estilo. Ha unido una ambición sin límites a su genialidad defensiva.

2. La secundaria volverá a ser infranqueable.

3. La llegada de Taylor refuerza aún más su esquema 3-4.

4. El juego terrestre, con Greene y Tomlinson, puede seguir siendo el mejor de la NFL y se vuelve aún más imprevisible.

5. Santonio Holmes es el receptor estrella que les faltaba.

.

Lo peor:

1. El vestuario se está llenando de jugadores conflictivos. Será complicado evitar polémicas y roces.

2. Mark Sanchez tendrá que pasar el síndrome de la segunda temporada y no es muy fiable cuando le dan mucha responsabilidad.

3. La línea ofensiva se puede resentir por el despido de Faneca.

4. Nick Folk no parece un kicker fiable ahora mismo.

5. Parece un equipo hecho para ganar el anillo este año, pero ya no contarán con el factor sorpresa. Sus rivales los están estudiando a fondo y podrían desmoronarse en su urgencia.

.

Objetivo:

Ganar la División, ganar la Conferencia y ganar la Super Bowl. Si no lo consiguen, los berridos de Rex Ryan se podrán escuchar desde cualquier lugar del mundo.

.

[email protected]

.

Archivado en Así los veo , Jets , Pretemporada 2010

martes, 04 mayo 2010

-------------ASÍ LOS VEO------------- New England Patriots (AFC Este)

Antes de seguir adelante, os tengo que confesar que todos los años me pasa lo mismo: me pongo a analizar los equipos a estas alturas de la pretemporada y todos me parecen potenciales ganadores de la Super Bowl. Las directivas y los entrenadores se han volcado en cuerpo y alma para tapar todas las vías de agua que estuvieron abiertas durante la pasada temporada, o se abrieron con las bajas de jugadores y, aparentemente, la mayoría lo ha conseguido.

.

Lo que he dicho en el anterior párrafo no es para cubrirme las espaldas. Sinceramente, a día de hoy me gusta más de una veintena de equipos. Que los Jets llegaran a la Final de Conferencia es otra prueba de que algunos de los desahuciados estarán en la pelea mientras que varios de los ‘gallos’ terminarán dando gusto al caldo.

.

Mi primera intención era escribir un artículo por división pero he empezado por los Patriots y me he enrollado más de lo que pensaba. Ya veremos cómo sigue la cosa. Supongo que habrá algunos de un solo equipo y otros con dos o con tres. Veremos.

.

También quiero avisaros de que no sigo los equipos con tanto detalle como vosotros. Posiblemente, los aficionados de los Patriots pensarán que es un análisis con muchas lagunas. Mi intención, como siempre, es dar pistas a todo el mundo, así que los que sabéis más podéis aportar vuestras correcciones y conocimientos en los comentarios de cada artículo para que todos aprendamos más.

.

Sin más preámbulo, vamos al tajo:

D600d7ce702242bea04d087ab6087227-1

No puedo apostar en contra de un equipo dirigido por Belichick y con Tom Brady como pasador. Pero tampoco puedo tener mucha fe en un conjunto que, en mi opinión, fue uno de los más descompensados, y con más lagunas en la plantilla, durante la temporada pasada.

.

Su backfield sigue sin tener un jugador dominante que pueda obligar a las defensas a cerrarse. Maroney volverá a ser el número 1, y eso lo dice todo. Fred Taylor ya tiene 34 años y una tendencia proverbial a lesionarse, Kevin Faulk sólo está para sus ‘operaciones especiales’ y salvo que Belichick venda el alma al diablo (si no lo ha hecho ya) Pat Paschall, un agente libre novato fichado tras el draft, no va a ser la solución del problema. Algunos diréis que New England tuvo el año pasado el 12º mejor ataque terrestre de la NFL, pero sólo se aprovechó de que las defensas se abrían sin complejos para cubrir los pases de Brady. El año pasado el backfield fue una de sus grandes carencias y no parece que esa tendencia vaya a cambiar. ¡Por Dios, Cadillac Williams sigue sin firmar por los Bucs! ¡Bill, a qué esperas para pujar por un coche de lujo que el año pasado pasó la ITV con nota!

2009-11-23T005437Z_01_FOX09_RTRMDNP_3_NFL

Wes Welker podría perderse incluso toda la temporada según las últimas informaciones. No consigue recuperarse de su lesión y quizá tenga que volver a pasar por el quirófano. Randy Moss ha perdido la fe en ganar un anillo y en muchas ocasiones ha vuelto a caer en la desidia. Pero una de las grandes preocupaciones de los últimos meses ha sido reforzar el grupo de receptores y TE. Aaron Fernandez (TE), Rob Gronkowski (TE) y Darnell Jenkins (WR) fueron elegidos en el draft, Bryan Anderson llegó como rookie no elegido pocos días después y Torry Holt y Alge Crumpler (TE), dos veteranos de garantías, unas semanas antes. Además, los aficionados sueñan con ver a Julian Edelman convertirse en el nuevo Welker. Creo que Belichick ha decidido, definitivamente, probar el ‘sistema Colts’ convirtiendo el juego de carrera en un elemento marginal y rodeando a Brady de muchos receptores, con características muy distintas, para desconcertar a sus rivales con un concierto de mil pases y rutas diferentes. La línea de ataque seguirá siendo de las mejores de la liga y Brady, si recupera la mirada del tigre y deja atrás la mentalidad de oficinista de la temporada pasada, podría llevar a la Super Bowl hasta a los Rams.

.

La defensa fue un desastre en 2009. Aguantaba ante rivales débiles y hasta el descanso contra los gallitos, pero en muy pocas ocasiones tomaba la iniciativa y demasiadas veces terminaba los partidos completamente desarbolada. Belichick ha picoteado en el draft jugadores para añadir profundidad en casi todas las posiciones. Adaluis Thomas, un LB que llegó hace tres años con el encargo de convertirse en el nuevo líder de la defensa, ha sido cortado y, con él, el último cazador de QBs que quedaba en el equipo. Si el año pasado la defensa tenía problemas para llegar al pasador rival, no se me ocurre cómo lo van a conseguir ahora. Tal vez el LB elegido en el draft, Brandon Spikes, sea la respuesta, pero su gran virtud es la inteligencia y rapidez en la cobertura; nunca ha destacado por sus blitzs. También se ha reforzado la secundaria nada menos que con su primera elección del draft, el cornerback Devin McCourty. Es rápido y un gran retornador, pero tal vez demasiado ‘bajito’. Como no rinda al ciento por ciento desde el primer día, la defensa contra el pase se resentirá mucho.

4635d245bf934580a4dbd9a0b863e38f-0

Pienso que Belichick quiere recuperar la mentalidad defensiva que tan buen resultado le dio en los primeros años de la década. Este año, como entonces, no va a tener ningún jugador de los que marcan la diferencia, ni grandes líderes. Creo que el objetivo es crear un bloque disciplinado y obediente y que los líderes vayan surgiendo, como ocurrió entonces, con el tiempo. No hay que decir que, aunque la formación dominante será la 3-4, veremos formaciones 4-3 e incluso otras inverosímiles marca de la casa. Si Belichick consigue recuperar la solidez y agresividad defensiva, los Patriots aspirarán a todo, si siguen flaqueando en ese aspecto, los de Boston sufrirán para evitar el récord negativo.

.

Lo mejor:

1. Belichick sigue siendo un genio y controla dentro del club hasta a las señoras de la limpieza.

2. Tom Brady es uno de los dos mejores QBs de la NFL cuando juega con hambre.

3. Se ha reforzado bastante el grupo de receptores y tight ends.

4. Han continuado rejuveneciendo la defensa, reforzando todas las líneas.

5. Los equipos especiales también han incorporado jugadores interesantes.

.

Lo peor:

1. Belichick está acumulando demasiadas responsabilidades.

2. Tom Brady no es tan desequilibrante cuando juega saciado.

3. Sigue sin haber un corredor de referencia que asuste a los rivales.

4. La defensa es demasiado novata y no tiene jugadores de referencia con peso en el vestuario.

5. No parece que vayan a ser capaces de presionar a los QBs rivales ni con blitzs ni con pass rush.

.

Objetivo:

Como casi siempre, aspirarán al anillo, pero este año tendrán mucha competencia en su división con los Jets y los Dolphins. Creo que firmarían sin dudarlo un 9-7 o un 10-6 que les abriera la puerta de la wild card.

.

[email protected]

.

Archivado en Así los veo , Patriots , Pretemporada 2010

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00